FANDOM


Ronda 1: Comienza el Conflicto.

Bernat ataca Xyquine II. Defiende Pablo.

Cuando la flota rebelde salió de la velocidad de la luz y los escáneres y radares volvieron a cobrar vida, el personal del puente de Yavaris dejo escapar exclamaciones de consternación y sorpresa.

- ¡Contactos imperiales! ¡Seis naves! ¡Dos son Destructores! - Informó, no con menos temor, el oficial de sensores levantando la vista hacia el puesto del capitán.

El General Dodonna correspondió a la mirada con calma, asintió y alzó la voz dirigiéndose a los distintos suboficiales.

- Señor Intels, que salgan todos los escuadrones. Señor Hotham, rechace comunicaciones y envie nuestro vector al resto de capitanes. La flota pasa a zafarrancho de combate. Alférez Hoad, prepare a los marinos para el combate y deje un destacamento protegiendo el puente.

Jan Dodonna impartió liderazgo rapidamente haciéndose dueño de la situación. El puente comenzó a bullir de actividad frenética y el General escuchó distraidamente los informes de los escuadrones de cazas, reconociendo la voz del Comandante Skywalker al mando de ellos, mientras mantenía la vista fija en su panel de datos con la situación táctica actualizándose al momento.

Su pequeña fuerza de dos Nebulon B y dos corbetas del tipo corelliano formaba para enfrentar a tres Incursores Imperiales acompañados por dos Destructores de la Clase Destructor. Era la primera oleada: Un Destructor Victoria, enorme en la comparación con el resto de la flota, se acercaba inexorablemente dominando el espacio galáctico.

Esa nave no tenía rival en aquel campo de batalla, y cuánto más tiempo pudieran mantenerse alejada de ella más posibilidades tendrían.

Su flota no iba a ser capaz de soportar mucho tiempo contra esos Gladiadores, en cualquier caso. El peso de combate lo llevarían los Ala X de Luke y la pequeña agrupación de ases rebeldes desplegados con sus respectivas unidades.


Xquine 1

Ambas flotas se enfrentan en una dura refliega bajo la atenta mirada del Almirante Motti destacado en su Victoria.

El encarnizado combate naval no tardó en comenzar y la Batalla por Xyquine II se recordaría por la brutalidad del intercambio de fuego y el vuelo temerario de sus capitanes al atravesarse ambas flotas, hincándose las fragatas entre las formaciones de combate como cuchillos, en una frenética lucha cuerpo a cuerpo.

Xquine 2

La Rebelión se lleva la peor parte, y Dodonna no tiene más remedio que comenzar la retirada.

El Almirante Motti asintió al oficial que le traía personalmente el último informe y siguió observando la batalla desde el ventajoso puente del Destructor Victoria. El Imperio reconocería pérdidas menores y una dura victoria contra la Rebelión.

- Teniente, abra comunicaciones. En abierto. - Motti carraspeó y se tomó la licencia de colocarse mejor el gorro y las insignias de almirante de la flota imperial para la transmisión. Cuando le confirmaron que estaba retransmitiendo, sonrió con suficiencia.

- Escoria terrorista. La rebelión es fútil, el Orden Imperial domina la Galaxia y salvaguarda las libertades y seguridad de su gente. Rendíos ahora y tendréis un juicio justo, no un juicio de guerra.

Dodonna apagó la imagen holográfica del Almirante con un gesto iracundo y parpadeo para despejar la vista tras el chisporreteo cercano de un terminal sobrecalentado que explotó en el último enfrentamiento tras un impacto de iones. Suspiró antes de dar la orden.

- Señor Intels, que la flota salte al hiperespacio.


Victoría imperial.

Eric ataca indiscriminadamente el indefenso e inocente Corfai. Víctor defiende.

El Almirante Terrinald Screed endureció el gesto cuando en el panel táctico del Destructor Imperial Clase II se empezaró a dibujar el tamaño de las naves rebeldes. Sabía que encontrarían resistencia en Corfai, y el Emperador les había enviado a dar una... lección al insidioso planeta.

Pero el gran crucero Mon Calamari y la fragata de asalto que la escoltaba estaba muy por encima de la pequeña escaramuza y operación de castigo que esperaban acometer.

Frunció aún más el ceño cuando la Teniente Stoker se le acercó y saludó. Le notificó algo que había pasado por alto.

- La nave de escolta ha cometido un error de cálculo y ha saltado fuera de la formación. Su capitán informa de que comienza maniobras para corregirlo.

- Vuelva a su puesto, Teniente. Diganle al Capitán Sax que su negligencia no será olvidada. - Respondió Screed con fría ira, aplazando la idea de la reprimenda para después de la batalla. Todos tenían presente que ese era el tipo de error que ponía fin a la carrera de un oficial prometedor bajo el mando de Lord Vader. 

Por suerte para Jax, Screed no era el Lord Sith.

En contraposición a la abrupta y ordenada aparición de la flota imperial, a excepción de su Arquitens interferida por espias rebeldes, la flota de la Alianza de Planetas Libres bajo el liderazgo de Garm Bel Iblis respondía encarando a la amenaza.

Una flotilla de contrabandistas y transportes se dispersaban y comenzaban a saltar, o a ocultarse en la superficie de Corfai, tras los grandes buques rebeldes ¿Qué clase de operación había interrumpido Screed?

- ¡A todos los capitanes, preparados para el combate! - Comandó energicamente Garm Bel, inclinando el cuerpo en tensión hacia el comunicador. - ¡Ganaremos tiempo a nuestros aliados para su retirada, y nos llevaremos ese Destructor Imperial por delante! 

- Cazas fuera. - Ordenaron ambos almirantes a la vez, y la Batalla por Corfai comenzó.

Corfai 1

Las flotas se posicionan y encaran. El Destructor de Screed avanza imparable imponiendo su presencia, mientras que Garm Bel protege a su flota interponiendo su crucero 'Emancipación'

La firme y experimentada voz de Screed dominaba el puente del Destructor. Los hombres respondían con brio y eficiencia, animados por estar bajo el mando de un hombre que destacaba por el favor del mismísimo Emperador.

- Concentrad el fuego sobre esa fragata de asalto. - Ordenó Screed calmadamente. - Escuadrones defendedme. Coronel Jendón, tome los TIE Defensores y castiguen ese crucero ¡Capitán Dax, reincorporese a la formación inmediatamente! 

Dax y su Arquitens se estaban quedando sin tiempo mientras que la flota rebelde avanzaba para ocultar los tejemanejes que estaban operando en la órbita de Corfai: Las grandes naves comenzaron a intercambiar disparos.

Los artilleros del Destructor Imperial, bajo la directriz de Screed, demostraron su entrenamiento y valía. De una salva sobrecargaron los escudos del Lucero, y una segunda ráfaga de los láseres atravesó su blindaje abriéndose hueco directamente hacia el reactor de la Mark II.

La fragata de asalto estalló partiéndose en mil pedazos convertida en una nube de gases y restos, aniquilada toda su tripulación sin posibilidad de evacuación. De un plumazo el Imperio demostró quién tenía las más poderosas armas de la Galaxia.

Corfai 2

Los cazas avanzan y se posicionan un instante antes de perder el apoyo de 'Lucero'. Los TIE Defensores castigan el avance de Garm Bel Iblis. Los primeros cazas entran en contacto y comienzan las dogfigths.

- ¡Wedge hazte cargo de esos Avanzados! - Rugió Hera Syndulla abordo del Espíritu sorteando el fuego sostenido de las defensas automáticas del Destructor con pericia. - ¡Todos los escuadrones disponibles, concentrad el fuego conmigo sobre ese Destructor Imperial antes de que nos haga pedazos a todos! 

Los escuadrones comenzaron a tomar protagonismo en una serie de escaramuzas e incursiones entre todas las naves capitales. Screed, confiado de su victoria, continuó sobrecargando sus baterías de armamento castigando al Emancipador con la ayuda de los escuadrones de Defensores y el Destructor Clase Gladiador. El Mon Calamari respondió con sus propias baterías manteniéndose estoicamente en su posición. Garm Bel no iba a ceder mientras aún pudiera dar batalla.

La Clase Pelta y los cazas castigan fuertemente los escudos del Destructor de Screed, y su tripulación pasó un momento de apuro cuando los primeros torpedos de protones comenzaron a dañar su blindaje exterior, resistiendo.

Aunque los cazas rebeldes estaban ganando, demostrando la calidad y pericia de sus pilotos dirigidos por la combinación de Wedge Antilles y Hera Syndulla, sin Lucero la flota rebelde estaba condenada.

Corfai 4

Indómito, el clase Pelta rebelde, volatiliza la flotilla de Gozantis y atraviesa los restos de la misma en una embestida temeraria que la deja en duelo contra el 'Demoledor'.

La caída de un mamparo a causa de que una biga estructural del puente cedió a la presión de los impactos causó una lluvia de chispas en el puente del Emancipador, cayendo cables sueltos y restos del propio mamparo que aplastaron un marino Mon Calamari y dos operarios se carbonizaron horriblemente al entrar en contacto de forma directa con la electricidad liberada por el cableado roto.

Era una señal más que suficiente para Garm Bel Iblis para saber que había llegado al límite de su resistencia. La última pasada del Demoledor había destrozado toda su proa hasta deformarla en un estado irreconocible de blindaje aplastado y desintegrado dejando expuestas al vacío las secciones interiores. 

Ya había perdido bastantes hombres y no podía defender el resto de su flota más tiempo. 

- Flota Liberación, saltamos ¡Retirada, a todas las naves, retirada! - Ordenó por último antes de que el Emancipador evadiera el combate y huyera a la velocidad de la luz.

Los rayos láseres que debían de destruir el gran crucero pasaron inofensivamente a través del espacio, ahora vacío, y la maldición de Screed consiguiente debió oirse en Corfai.

- ¡Reagruparos a mi posición! - Gritó Wedge, trabado y eliminando a los últimos TIE Interceptores de la Armada Imperial. Sólo el grupo de ataque de Jendón y sus Defensores sobrevivía a la contienda, y se lanzaban en su persecución tanto protegiendo al Clase Gladiador como intentando cazar a los rebeldes en retirada.

Los transportes GR-75 comenzaron maniobras de retirada buscando desesperadamente la ruta de salto especifica para ponerse a salvo ellos y su importante carga, Leia Organa. Sin embargo, el Indómito del Capitán Wermex desoyo la orden de retirada y encaró al Gladiador. 

Los escudos del Destructor estaban debilitados tras el enfrentamiento con el Almirante y los cazas: era el momento de cobrarse una pieza antes de que el Destructor Imperial y la Arquitens tuvieran tiempo de maniobrar y alcanzarlo.

Haciendo caso omiso de los avisos y las órdenes del resto de la flota aún operativa, el Indómito concentró el fuego sobre el Demoledor sobrepasando sus escudos y cargando su lateral de profundas cicatrices, unas dolorosas marcas en el casco que penetraron en las cubiertas inferiores y causaron el pánico y graves daños entre su tripulación.

Pero fue insuficiente, y Wermex pagó su error cuando la andana de respuesta del Gladiador destrozó su puente por completo y dejo la nave descabezada y a la deriva a la merced del Imperio.

Corfai 5

El 'Demoledor' atraviesa los restos de la Pelta mientras los últimos cazas rebeldes se debaten a su alrededor para saltar al hiperespacio y los GR-75 se ponen ya a salvo.

- Y ahora, comencemos la pacificación de Corfai. Estos rebeldes aprenderán a temer al Imperio. - Screed ni siquiera prestó atención a la finalización de la batalla. Antes de que la última nave rebelde escapara, el Destructor Imperial ya estaba sobre el planeta y las primeras Lambdas y naves de desembarco comenzaron a descender sobre el planeta para llevar los soldados de asalto, y la paz, a Corfai.


Victoría imperial.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar