FANDOM


Maestro Administratum 3 El Archiescriba Primuscriptor, mascota del Imperio de la Humanidad, ha marcado este artículo como propiedad del Adeptus Terra. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El conocimiento es poder. Guárdalo bien.

Bulldog El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!

Mapa sistema ultramar

Reino de Ultramar actual

El área que rodea a Macragge se denomina Ultramar, el imperio estelar de los Ultramarines. Ultramar está situado en la parte más al sureste del Segmentum Ultima, y es único entre todos los cuarteles generales y dominios de los Marines Espaciales.

Reino de los UltramarinesEditar

Mientras la mayoría de los Capítulos tienen una sola base de operaciones, normalmente un planeta (aunque a veces utilizan una base construida en un asteroide, o una Fortaleza-Monasterio solitaria, o mundos aislados), los Ultramarines controlan no menos de ocho sistemas completos y cercanos a su mundo natal, Macragge. Cada uno de estos mundos tiene su propio gobierno, fuerzas armadas y cultura individuales, pero todos son completamente leales al Capítulo de los Ultramarines.

Ultramar

Reino de Ultramar durante la Herejía de Horus.

Fue muy sospechosa la forma en que el Capítulo extendió su control sobre tal cantidad inusual de planetas. Tal "construcción del Imperio" sería un fracaso bajo una doctrina imperial convencional, pero tal deseo no existe entre los Ultramarines. Los mundos que rodean a Macragge tienen una naturaleza inmensamente industrial, aunque no están llenos de polución ni son tierras yermas saturadas de veneno, como Necromunda y Armageddon. Esto es debido en gran medida a las habilidades organizativas y visionarias del Primarca legendario del Capítulo, Roboute Guilliman. Bajo su guía, estos mundos fueron revolucionados y convertidos en prósperos y productivos planetas donde la honestidad y la virtud eran recompensadas y la población florecía como nunca antes. Los habitantes de estos mundos son trabajadores disciplinados y ciudadanos que demuestran de forma intensa que son leales al Imperio. A diferencia de otros planetas del Imperio, a estos mundos no se les requiere pagar tributos imperiales. Cuando necesitan defenderse cada mundo descansa en la protección de los Ultramarines, pero como era de esperar, cada uno se hace cargo de sus propias tropas. Estos mundos no requieren enviar tropas a la Guardia Imperial ya que tal es la prosperidad y naturaleza tan organizada del Reino de los Ultramarines que mantiene a cientos de regimientos operativos y dispuestos para el combate, y cuando sean requeridos, a través de la galaxia. Además de su propia defensa, los mundos de Ultramar proporcionan reclutas para los Ultramarines y es fuente de fiero orgullo en una familia que uno de sus ancestros lograse convertirse en un Marine Espacial.

Hace más de diez milenios, en los gloriosos días de la Gran Cruzada del Emperador, los mundos que rodean a Macragge proporcionaron a la XIII Legión centenares de nuevos reclutas, materias primas, suministros y todo tipo de apoyo. Tras la ruptura de las viejas Legiones de Marines Espaciales en los Capítulos que hoy conocemos, esta tradición ha continuado a través de los milenios. Lazos estrechos se han mantenido entre Macragge y sus planetas circundantes, y no es sorprendente que muchos de estos mundos compartan en común el lenguaje, la cultura, la arquitectura y los estilos de gobierno.

No se debería pensar que estos mundos son idénticos. Cada uno tiene su propia personalidad particular.

Ultramar está localizado en Segmentum Ultima, en el sureste galáctico, donde hay pocas y concentradas estrellas en una única división galáctica que sube en espiral en dirección a Segmentum Solar y a través de Tempestus hasta el exterior del espacio galáctico y más allá del alcance del Astronomicón. No hay asentamientos navales importantes en el subsector. La estación naval más próxima e importante es la de Bakka. En verdad, antes de las incursiones Tiránidas, Ultramar no necesitaba asentamientos navales. Tempestus tiene más problemas fruto de las incursiones que de las invasiones a gran escala o Cruzadas Negras como las que sufren los sectores desafortunados por hallarse próximos a imperios Orkos o de otros xenos, y los incursores lo bastante valientes o enajenados para lanzarse sobre Ultramar tienen que enfrentarse a la ira de los Ultramarines.

Crónicas de UltramarEditar

M30-M31 Amanecer del ImperioEditar

  • Destinado a liderar: El Emperador encuentra a Roboute Guilliman en Macragge, reconociéndole como uno de los Primarcas perdidos y maravillándose ante el ordenado reino que ha establecido. La Legión de los Ultramarines es puesta bajo el control de Guilliman, y su base de operaciones es trasladada a Macragge. El Primarca asimila rápidamente las muchas maravillas del Imperio, y adopta su nuevo papel con diligente vigor.
  • Victorias sin número: Dirigidos por su increíblemente eficiente Primarca, los Ultramarines registran más triunfos y liberan más mundos que ninguna otra Legión. Aquellos planetas capturados por los Ultramarines se benefician del genio de Guilliman para establecer un sistema de defensa y gobierno autónomo, asegurándose de que la industria y el comercio prosperen.
  • Destrucción de Monarchia: Siguiendo las órdenes del Emperador, los Ultramarines destruyen la ciudad idólatra de Monarchia como advertencia al Primarca Lorgar de que su fanatismo religioso no sería tolerado.
  • Batalla de Calth: Alejados de Terra por las maquinaciones del Señor de la Guerra, los Ultramarines se están reuniendo en Calth, un mundo clave del Reino de Ultramar destinado a ser una escala importante en la purificación de la Franja Este, cuando son atacados por sus supuestos aliados, los Portadores de la Palabra. La Legión Traidora destroza los astilleros orbitales de Calth y pone en marcha un desastre que provoca que el sol del sistema emita letales tormentas solares que arrasan los planetas cercanos. Los combatientes se ven obligados a trasladar la batalla resultante en Calth bajo tierra, a las extensas cavernas del planeta. La lucha sigue rugiendo durante muchos años y en docenas de escenarios de guerra distintos.
  • La Cruzada Sombría: Tras la traición en Calth, los Ultramarines libran una prolongada campaña por toda Ultramar contra las fuerzas traidoras dirigidas por las Legiones de los Portadores de la Palabra y los Devoradores de Mundos.

M31-M33 La Era del RenacimientoEditar

  • Campañas de Venganza: Tras la Herejía de Horus, es el consumado estratega Roboute Guilliman quien dirige la mayoría de los contraataques para rechazar a las traidoras fuerzas del Caos. Los Ultramarines son la más numerosa de las Legiones leales en este momento, mientras que las demás están gravemente desgastadas, y el propio Guilliman está en todas partes, arengando a los defensores imperiales y reforzándolos con sus propios guerreros antes de avanzar a la siguiente zona de guerra. Los Marines Espaciales no dan nunca un solo paso atrás, tal es su fe en el Imperio, el Emperador y el Primarca de los Ultramarines.
  • Creación del Codex Astartes: Roboute Guilliman crea su obra maestra, el Codex Astartes, que se convertirá en el libro sagrado de la organización militar, la estrategia y las tácticas de los Capítulos. El proceso de división de las Legiones leales tarda años en completarse. Así comienza la Segunda Fundación.
  • Las Hordas Verdes de Talassar: Una gran horda de Orkos arrasa Talassar, amenazando con destruir por completo todo rastro de civilización en el único continente, Glaudor. Poniendo a prueba su Codex Astartes, Guilliman despliega a su ejército sin guiarlo apenas de forma directa. Sus fuerzas siguen el protocolo con una serie de ataques rápidos que les llevan a la victoria.
  • Cae una leyenda: El Primarca de los Ultramarines sufre una herida mortal a manos de su traicionero hermano Fulgrim, Primarca de los Hijos del Emperador, durante la Batalla de Thessala. El monstruoso y serpentino Fulgrim, dotado de grandes poderes por el Dios del Caos Slaanesh y elevado al rango de Príncipe Demonio, apuñala a Guilliman en el cuello con una de sus muchas cuchillas envenenadas. La pérdida es devastadora para los Ultramarines, que se llevan a su padre fundador de la batalla y lo encierran en un campo de estasis en el templo más céntrico de la Fortaleza de Hera, en Macragge.
  • Reunificados: La pérdida de los Primarcas deja un vacío indeleble en el liderazgo del Imperio, lo que lleva a un periodo de conflictos internos y, en ocasiones, a guerras abiertas. Esta discordia es sofocada por Agnathio, Señor del Capítulo de los Ultramarines, que reúne a más de cincuenta Capítulos de Marines Espaciales y llega a Terra. Agnathio se reúne en concilio a puerta cerrada con los contenciosos “gobernantes” de Terra. Nunca se ha revelado lo que se dijo allí, pero cuando las flotas de los Marines Espaciales regresan a sus mundos natales, vuelve a haber doce Altos Señores de Terra, y la unidad del Imperio está restaurada.

M34-M40 Ultramar AscendienteEditar

  • El Reino de Guilliman se expande: Los disturbios del Interregno de Nova Terra que se extienden desde el Segmentum Pacificus tienen escasos efectos en el Segmentum Ultima. De hecho, aunque los Ultramarines libran guerras constantemente durante este periodo, el Reino de Ultramar crece en fuerza e importancia. Prácticamente libre del control de la Eclesiarquía que se está imponiendo en la mayoría de los mundos de la Humanidad, y guiada por las enseñanzas de Guilliman en defensa del pensamiento racional sobre la superstición, Ultramar escapa a gran parte de la agitación de las luchas de poder y conflictos civiles del Imperio.
  • Las campañas de la Franja Este: Grandes incursiones de Demonios azotan los sistemas estelares adyacentes a Ultramar, incluyendo Tartella. Aunque tres Señores del Capítulo caen sucesivamente durante las batallas que se libran durante décadas, la corrupción es frenada antes de que penetre en Ultramar.

M37-M38 La Era de la RedenciónEditar

  • La Cruzada de la Justicia: Una Compañía de los Ultramarines actúa para acabar con el tiránico gobierno del déspota Ullrex, que ha usurpado el control del sistema Phoebes. No obstante, tras el megalomaníaco líder se descubre un rastro de corrupción. La subsiguiente Cruzada arrasa nueve sistemas estelares, y culmina en una batalla final sobre la fortaleza flotante de Xentar, en la que todo el Capítulo de los Ultramarines dirige a un ejército de más de una docena de Capítulos de Marines Espaciales para derrocar al opresor.
  • La Guerra por Thrax: Marneus Calgar dirige a su Capítulo contra el mundo forja corrompido por Demonios de Thrax.
  • Un nuevo poder emergente: Los Ultramarines empiezan a fortificar los límites orientales de su reino ante las fuerzas emergentes del advenedizo Imperio T’au.

M41 Los Tiempos del FinEditar

  • La Batalla por Macragge: Los Tiránidos entran en la galaxia y comienzan las Guerras Tiránidas. La Flota Enjambre Behemoth desciende sobre el Reino de Ultramar, arrasando varios planetas. Solo mediante el valor y la determinación de los Ultramarines se acaba la amenaza de Behemoth, aunque el coste es elevado.
  • Batalla del Sepulcro de Orar: Por primera vez en más de un siglo, Calgar dirige a todo su Capítulo a la guerra, decidido a proteger el Sepulcro de Orar en el planeta Commrath de los Aeldari de Alaitoc e Iyanden.
  • Los Asaltos de M’kar: Piratas del Caos dirigidos por el Príncipe Demonio M’kar el Renacido se apoderan de varios mundos deshabitados en las fronteras de Ultramar. En una batalla decisiva en la Fisura Halamar, el Capitán Sicarius destruye gran parte de la flota pirata, pero M’kar el Renacido escapa a la Disformidad. Más de cincuenta años después M’kar regresa al frente de Demonios para hacerse con el control del fuerte estelar Indomable. Bajo el mando de Marneus Calgar, los Exterminadores de la 1ª Compañía de los Ultramarines abordan el fuerte estelar. M’kar cae a manos del Lord de Macragge.
  • Ultramar asediada: Ultramar es objeto de un renovado asalto de las fuerzas del Caos. M’kar el Renacido, de nuevo revestido de carne mortal, dirige el ataque contra Talassar. Quintarn es invadido por los ejércitos de los Nacidos de la Sangre, mientras que Calth es asediada por los Guerreros de Hierro, y otros caudillos del Caos atacan Espandor y Tarentus. Llamando de vuelta a todas las fuerzas Ultramarines para defender Ultramar, y despachando una Compañía de Batalla reforzada a cada planeta amenazado, Calgar vuelve a enfrentarse a M’kar, esta vez destruyendo al Demonio para siempre.
  • El Retorno del Hijo Diligente: Roboute Guilliman es revivido de su estasis justo a tiempo para rechazar la fuerza de ataque de la Legión Negra enviada a impedir su resurrección. Mientras la galaxia se oscurece bajo tormentas disformes cada vez más ominosas, el Primarca retornado de los Ultramarines emprende un peligroso viaje a Terra para presentarse ante el trono del Emperador y buscar la guía de su padre.
  • La Gran Fisura: La galaxia, desgarrada por las tormentas disformes, queda partida por la Gran Fisura. La Noctis Aeterna cubre Ultramar. El último mensaje enviado desde Macragge a cada uno de los planetas cercanos les ordena prepararse para lo peor y defenderse por sí solos.
  • Las Plagas de Ultramar: El norte galáctico de Ultramar, los seguidores del Dios del Caos Nurgle establecen su dominio sobre las Estrellas Azote. Desde ese nido de corrupción, los ejércitos de Demonios marchan al combate, acompañados por la traidora Legión de la Guardia de la Muerte y renegados y cultistas sin número. Tres repugnantes puntas de lanza penetran en Ultramar, atacando en un centenar de frentes y portando consigo pestilencias antinaturales. Los defensores de Ultramar luchan con bravura, pero pierden terreno. Los Ultramarines de la Fundación Ultima acuden para reforzar a sus hermanos, pero solo pueden ralentizar a los atacantes.
  • Guilliman regresa a Ultramar: Por toda Ultramar, los defensores imperiales se desgastan en docenas de campañas terrestres, mientras que una Flota de Plaga destruye sistemáticamente la flota de defensa y las fortalezas estelares del reino. Guilliman regresa de la Cruzada Indomitus, y sus hábiles maniobras defensivas ganan tiempo para lanzar el contraataque de la Lanza de Espandor. Los ejércitos combinados de la plaga acaban por ser llevados a un punto muerto en las ruinas de Iax antes de que el Primarca Demonio Mortarion de la Guardia de la Muerte escape bajo la cobertura de una bomba vírica.
  • Hacia la oscuridad: En un breve respiro, Guilliman ordena la reconstrucción y descontaminación de Ultramar, así como el establecimiento de nuevos procedimientos para crear más Ultramarines. No pasa mucho tiempo antes de que nuevas cruzadas reclamen al Lord Comandante del Imperio lejos de Ultramar y este vuelva a salir a la oscura galaxia.
  • Las Campañas de Venganza: Los Ultramarines dirigen una coalición de Capítulos sucesores y Casas de Caballeros hacia los sistemas estelares vecinos. Mientras intenta liberar siete mundos de la esclavitud demoníaca, el Señor del Capítulo Calgar organiza simultáneamente una campaña de golpes y retiradas para quebrar una vasta horda Orka antes de que pueda alcanzar el mundo forja de Metalica. Usando ataques rápidos, los Marines Espaciales ganan cientos de batallas, pero solo logran ralentizar a las violentas hordas pieles verdes al centrar la mayoría de sus esfuerzos en las legiones demoníacas. Tres de los siete planetas objetivo son salvados, pero el grueso del sistema Tartella permanece en manos de señores demoníacos.

Planetas de UltramarEditar

Marneus Calgar GW Ultramarines

Marneus Calgar, Regente de Ultramar.

Ultramar consta de ocho sistemas mayores habitados que comparten una herencia cultural común con el mundo primario Macragge. Se considera que es uno de los lugares más felices y mejor gobernados de la galaxia. Los mundos de Ultramar son bastante inusuales en lo que refiere al sostenimiento del equilibrio ecológico, pues no se caracterizan por la típica desolación industrial común al resto del Imperio. Los Ultramarines reclutan a sus tropas de los ocho sistemas habitados para disponer de un gran potencial de reclutas y así asegurarse la mayor calidad posible de sus candidatos.

Todos los mundos de Ultramar pueden clasificarse como "mundos civilizados" dada su gran infraestructura tecnológica aunque, por otro lado, son bastante distintivos. Son autosuficientes en productos básicos y alimenticios y, además, los comerciantes mantienen entre los sistemas un negocio floreciente basado en especialidades y manjares exquisitos.

MacraggeEditar

Macragge

Macragge.

Artículo principal: Macragge.

Macragge es un planeta montañoso, protegido por numerosas defensas orbitales y dos inmensas redes de defensa ubicadas en los polos del planeta. Es sobre este planeta, en las áridas e inhóspitas montañas, que los Ultramarines tienen su Fortaleza-Monasterio, la Fortaleza de Hera, que alberga el Templo del Gran Primarca. Aquí el cuerpo del Primarca, Roboute Guilliman, se mantiene en un campo de estasis y es un lugar de gran peregrinaje para todos los ciudadanos del Imperio. Tres cuartas partes de la tierra están compuestas por roca desnuda y páramos. La Fortaleza de Hera se encuentra en el centro de este continente, cimentada sobre granito y rodeada por una cadena montañosa negra, impenetrable y dividida. En el corazón de la Fortaleza de Hera hay un templo gótico de mármol y adamantio, considerado uno de los lugares más sagrados del Imperio. El techo del edificio lo compone una bóveda de vidrio multicolor que es la mayor jamás creada por manos humanas. En el interior del templo está la capilla de Roboute Guilliman. El Primarca se sienta sobre un trono de mármol en el interior de una cámara de estasis y así mantiene sus restos mortales a través del tiempo con la sangre fresca de las heridas de su garganta. Los peregrinos llegan de todas partes de la galaxia para rezar ante su trono y muchos sacerdotes afirman que las heridas mortales de Guilliman están curándose lentamente, algo del todo imposible en un campo de estasis.

Los Ultramarines veneran la Fortaleza de Hera como el corazón de su feudo y el segundo lugar sagrado más importante del Imperio después de la Sala del Trono Dorado de Terra. La fortaleza alberga en su interior el cuartel general de los Ultramarines y el Monasterio principal; el Almirantazgo Ultramarine y Primus Signalis también tienen su base en este lugar. La población civil de Macragge vive en ciudades bastante pequeñas, de unos cincuenta millones de personas a lo largo de las costas del continente y en las islas mayores.

CalthEditar

Calth

Calth antes de la Herejía de Horus.

Artículo principal: Calth.

El segundo planeta más importante de Ultramar es el mundo forja de Calth. Se trata de un planeta sin aire, con una superficie de roca metálica congelada de color azul e iluminado por los mortíferos rayos de una estrella azul. La mayor parte de la población vive en cavernas enormes excavadas bajo tierra. Son tan inmensas que tienen su propio clima interno. Los alimentos básicos se cultivan en cubas nutrientes y en cantidades que bastan para mantener a la población, aunque los alimentos naturales son un lujo y se importan del vecino Iax. Calth es el centro principal de construcción de Ultramar. Es famoso por sus astilleros que construyen y prestan servicio a las flotas de naves de Ultramar, tanto mercantes como naves de los Marines Espaciales. Estos muelles resultan bastante insólitos por estar localizados en la superficie de un planeta carente de aire en lugar de en una órbita. La inhóspita superficie del planeta es perfecta para naves estelares. Los astilleros son protegidos por altos torpedos de superficie y baterías de cañones que disparan un potente plasma. Las estaciones de combate armadas flotan en órbita geosincronizada.

IaxEditar

Artículo principal: Iax.

Iax es conocido como el Jardín de Ultramar, ya que se trata de un mundo agrícola verde y fértil. Es un modelo de como un mundo agrícola puede gestionarse y es uno de los planetas más productivos en todo el Imperio. Su escasa población está dividida en dos ciudades pequeñas salpicadas de campos y zonas verdes. La única ciudad es la antigua ciudadela de Primer Aterrizaje. Esta fortaleza de adamantio está protegida por grupos de mega-láseres y un destacamento de Ultramarines. Iax también es famoso por sus rápidos sistemas de transporte hidráulico que conectan las ciudades comerciales con Primer Aterrizaje.

TalassarEditar

Talassar

Talassar

Artículo principal: Talassar.

Talassar es un planeta de océanos, ya que el 90% de su superficie está compuesta por aguas oceánicas en las que abunda la vida marina. Talassar es un mundo agrícola con ricos campos de plancton y lechos de algas marinas. Las aletas de los peces luna gigantes se consideran uno de los mayores manjares del Imperio. Hay un pequeño continente, Glaudor, donde está localizada su capital. Aquí tuvo lugar una famosa victoria Ultramarine sobre los invasores Orkos poco después de la Herejía de Horus. La mayor parte de su modesta población vive dispersa en las islas rocosas.

Tres Mundos (Quintarn, Tarentus y Masali)Editar

Quintarn

Posición galáctica de los Tres Mundos.

Artículos principales: Quintarn, Tarentus, Masali.

En completo contraste con Talassar están los llamados Tres Mundos (Quintarn, Tarentus y Masali), que orbitan sobre un centro común de gravedad. Se trata de extensos mundos agrícolas desiertos. Sin embargo, son un centro agrícola mayor entre los mundos poblados de Ultramar. El suelo es fértil y los alimentos se cultivan en enormes granjas equipadas con condensadores de agua en los tejados, que les sirven para el abastecimiento de las reservas del subsuelo. Bóvedas similares rodean las ciudades de los Tres Mundos, que son famosos por sus parques y jardines exuberantes. Las posibilidades de la formación natural de un planeta establo triple son infinitamente bajos y los miembros de la Inquisición suelen especular que los Tres Mundos son construcciones artificiales de una poderosa raza xenos ya desaparecida y de la que no ha quedado rastro.

PrandiumEditar

Artículo principal: Prandium.

Prandium tiene el ecosistema planetario biológicamente más diverso de todos los mundos de Ultramar. El asentamiento en él fue posterior, poco después de la Herejía de Horus, obra de colonizadores procedentes del propio Macragge. Prandium se denomina la Joya de Ultramar debido a su amplia variedad de biohabitantes y subsecuentes desconcertantes especies. Los alojamientos de caza para los ricos exteriores salpican los despoblados de Prandium. Ahora desgraciadamente no es más que una esfera estéril ya que fue arrasado por las Flotas Enjambre Tiránidas que invadieron Ultramar durante la Primera Guerra Tiránida.

EspandorEditar

Artículo principal: Espandor.

El último mundo colonizado es Espandor, que también fue conquistado desde Macragge. Espandor está compuesto principalmente de zonas boscosas. Su historia comenzó cuando una flotilla de comerciantes fue arrastrada por una tormenta de Disformidad en la Era de los Conflictos y después quedó varada debido a posteriores tormentas de Disformidad. Tiene dos continentes enormes: el del Este es una reserva natural de fauna y el del Oeste está escasamente habitado.

Otros planetasEditar

Fuentes Editar

Extraído y traducido de Lexicanum Inglés y Wikihammer 40K UK.

  • Chapter Approved (2003).
  • Codex: Ultramarines (2ª Edición).
  • Codex: Marines Espaciales (Ediciones 5ª y 7ª).
  • Codex: Tiránidos (5ª Edición).
  • The Citadel Journal nº 41.
  • The Horus Heresy V.
  • Warhammer 40,000: Reglamento (5ª Edición).
  • White Dwarf nº 306 (Edición inglesa).
  • Unremembered Empire, de Dan Abnett.
  • Deathfire, de Nick Kyme.
  • El Honor del Capítulo, de Graham McNeill
  • Defenders of Ultramar (Novela Gráfica), de Graham McNeill.
  • Eye of Vengeance (Audio relato).

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.