FANDOM


Inqsello Por orden del Ordo Wikia de la Santa Inquisición, este artículo se considera fuera del Canon Imperial. Se declara carente de toda veracidad y blasfemo; y todo el que lo lea sufrirá purga inmediata. Si usted es el autor, diríjase a las autoridades competentes para someterse a la penitencia pertinente.

Atención: Material No Oficial sin Sello de Calidad Wikihammer

Bienvenidos a esta guía diseñada para los que quieran armar en papel modelos de Warhammer. En primer lugar, y aunque resulte un poco chocante decir esto al comienzo, vamos a olvidarnos de Warhammer por ahora. Este tutorial está pensado para los que desean iniciarse en el mundo del papercraft, aunque si no sois neófitos o bien deseáis pasar directamente a lo que expongo sobre el paperhammer saltad a la sección correspondiente, justo después del paso 10. No olvidemos que “paperhammer” no es más que una denominación para los papercrafts de Warhammer 40K (también del Fantasy, aunque hay muchos menos). Del mismo modo podríamos llamar “papermarvel” a las figuras de superhéroes Marvel en papel, por poner un ejemplo ¿Queda claro? Papercraft para novatos, así que vamos allá. Por cierto, perdonad tantos paréntesis pero es que me ha salido así.

Nota: salvo que indique lo contrario, todas las fotos son de papercrafts montados por mí. Estos en muchos casos llevan (en mayor o menor medida) añadidos y/o modificaciones que no incluye el original.

Empezar es lo que más cuesta, simple y llanamente porque no sabemos qué hacer. Si consultamos foros o guías por Internet obtendremos mucha información, y eso puede suponer un problema en este caso. Cada uno dice/recomienda una cosa, y debido a esto podemos acabar más confusos e indecisos que antes ¿Solución? Pues un tutorial rico en detalles y basado en la experiencia propia, pensado para que el lector quede suficientemente informado sobre todo cuanto necesita saber. Si seguís las indicaciones y consejos que ofrezco os garantizo que conseguiréis resultados satisfactorios. Tal vez lo veáis un poco largo, pero es porque está explicado despacio y además ni siquiera viene todo sobre lo que podría tratar. Leedlo completo antes de hacer nada, para así tener una visión de conjunto que no os vendrá mal. Es para nivel novato (más o menos), y por tanto he preferido no sobrecargarlo con cosas que por el momento es mejor que no abordéis. Si tenéis algún conocimiento sobre papiroflexia u origami/kirigami no os vendrá mal, aunque realmente no es necesario pues se diferencia mucho del papercraft (por no decir que es casi el concepto contrario) Yo empecé prácticamente a ciegas, con dos consejos y medio que vi en una guía y poco más, pero al cabo de no mucho tiempo ya voy camino de usuario avanzado (y espero que algún día experto) usando unos medios un tanto precarios. Descubrí que esto se me daba bien, y para saber si vosotros estáis en el mismo caso basta con probar.

¿De acuerdo? Pues iniciemos la travesía.

PapercraftEditar

1. MentalizarseEditar

El papercraft es una actividad que requiere en especial de muchas horas de trabajo y paciencia. Otras cosas que nos vendrán muy bien son un firme pulso, buena vista de cerca, dedos pequeños, ingenio, ser perfeccionistas y estar dispuestos a rascarse el bolsillo (entre otras). Si pensabais que era una simple cuestión de paciencia o un hobby barato me temo que es más complicado (y caro) que eso. Al margen del modelo que construyamos, en buena parte la cosa depende de hasta donde queramos llegar, del nivel de calidad que queramos conseguir. En mi caso desde el principio busqué la calidad máxima que pudiese alcanzar, y así es como voy a enseñaros en la guía.

¿Seguro que queréis seguir el viaje? Vale, avisados estáis.

2. EquiparseEditar

Aparte de nosotros mismos, ¿qué necesitamos? Pues como poco varias cosillas, concretamente las de esta lista.

  • Una silla y una mesa mediana o mejor grande - Lo ideal es que esté junto a una ventana que nos obsequie con mucha luz del día. En caso contrario o cuando no haya luz por tiempo nublado/noche empleamos eléctrica. Un flexo, lamparita o lo que sea, pero necesitamos abundante e intensa luz SIEMPRE, porque vamos a forzar un poco la vista. La silla y mesa han de proporcionarnos cierta comodidad, porque también forzaremos la espalda manteniéndola encorvada mucho rato.
Mesa de trabajo

"Me encanta el olor del cianocrilato por la mañana"

  • Un recipiente para depositar la basura que generemos y otro para las piezas del papercraft - El primero con una simple bolsa de la compra va que chuta, pero el segundo desde luego no. Ha de ser una caja amplia, alta y de superficie completamente lisa, para que meter/sacar las piezas de ella sea bien fácil. Yo uso una fuente grande de cristal, de esas de horno. No se me ocurre nada mejor.
  • Marcador - Lo usaremos para marcar las líneas de doblez y de este modo poder doblarlas luego con precisión y facilidad. En mi opinión lo mejor es una pluma/boli que ya no pinte y sea de punta fina. Hay gente que marca con una cuchilla que no corta (dando la vuelta al mismo cutter) o usa un punzón, algo más indicado para papel que sea de escaso grosor. También se puede emplear directamente la cuchilla de manera muy suave, pero esto no lo hagáis si sois novatos.
  • Una superficie sobre la que cortar - Como estamos empezando podéis usar revistas viejas o algo parecido, pero que sean al menos de tamaño A4 y de papel liso. Conforme vayamos cortando varias piezas habrá que ir quitando las hojas, porque como es natural se quedarán hechas trizas. Alguna gente usa tablas de madera, pero en mi opinión eso es algo duro para la cuchilla. Más adelante, y si definitivamente os gusta el hobby, podéis compraros una tabla de corte de esas que se “regeneran” solas y además facilitan el deslizamiento de la cuchilla (sin duda la mejor opción).
  • Tijeras y cutter/cuchilla de modelismo - Las tijeras mejor que tengan punta y buen filo. Yo uso unas largas de costura, aunque he leído que las pequeñitas van mejor. En cuanto al cutter vale cualquiera, siempre que la cuchilla sea muy fina y podáis cogerlo con comodidad. Si aprendéis a utilizarlo bien sabed que se pueden hacer cortes muy precisos y en cualquier forma, ya sea recta o curva. Cuando estéis un poco más sueltos podéis dar el paso hacia la cuchilla de modelismo, que se agarra diferente y tiene un filo más alargado y puntiagudo.
  • Pegamento - La elección de este importante elemento depende en buena parte del tipo de papel que vayamos a utilizar. Yo he trabajado bastante con papel couché mate (fotográfico), que es como cartulina lisa. En base a esto empleo un pegamento especial para manualidades con cartulina. Concretamente hablo de la marca Ceys, y debo decir que me parece un pegamento excelente para el papercraft. También nos conviene tener un tubo de pegamento en barra para superficies grandes (este ya no es tan bueno, pero hace el apaño), así como uno extrafuerte tipo super glue 3 (o sea cianocrilato) para ciertas uniones pequeñas y arreglos.
  • Palillos de dientes - Los necesitaremos para expandir el pegamento por las lengüetas, o incluso depositar directamente una pequeña cantidad sobre ellos para las zonas de menor tamaño. Este elemento es absolutamente imprescindible, pues no sólo lo usaremos para aplicar el adhesivo sino también para empujar piezas, así que nada de usar la boquilla del tubo de pegamento para untarlo en el papel. Yo utilizo los redondos y funcionan bien, aunque hay gente que usa pincel para esto. Por cierto, tampoco está de más una caja con alfileres para cuando queramos meter una pizca de pegamento en un sitio muy estrecho.
  • Bolsa de plástico pequeña - Como los palillos de dientes acaban manchados por el pegamento necesitamos un sitio donde limpiarlos (así no estamos cogiendo uno nuevo cada dos por tres), y depositar el exceso del mismo. Una bolsita de plástico mediana usada a modo de trapo nos servirá perfectamente.
  • Lima/lija - La usaremos para rebajar partes de las piezas que sobresalen debido a un corte impreciso por nuestra parte. Yo uso una lima de uñas corriente y con eso me vale.
  • Fixo/cinta adhesiva - Si rompemos algo (cosa fácil dado el material que manejamos) podemos intentar arreglar el destrozo con un poco de fixo. También nos puede valer en ocasiones para sujetar piezas sin tener que tirar de pegamento.
  • Palo largo - Nos será útil para alcanzar zonas de difícil acceso del interior de los modelos. Podemos usarlo para aplicar pegamento o empujar una parte que se hubiese metido hacia adentro durante el manejo del papercraft. Un palillo de comer de los chinos va perfecto, y además nos puede valer para dar forma a las piezas cilíndricas estrechas (o sea los rulos)
  • Perfiladores - Al unir las piezas nos daremos cuenta de que unas molestas líneas blancas hacen acto de presencia. Tenemos que disimularlas con rotuladores de color o pintura a pincel. Yo utilizo cajas de rotuladores Carioca, que están tiradas de precio y cumplen bastante bien (diversos colores, punta no muy gruesa y sueltan buena cantidad de tinta). Para el color blanco o tonos más específicos uso las pinturas de las miniaturas (Citadel y Vallejo). Al igual que con el palo largo también podemos usarlos para hacer rulos, aunque una buena opción es disponer de una antena de radio plegable (así tenemos varios grosores en uno).
Tigre

Tigre de una sola pieza ¡Ojo que muerde!

Bueno, más o menos eso es todo. En realidad pueden hacer falta más cosas (pinzas, linterna, foami, gomaespuma, barniz, plastilina…), pero estamos en nivel novato así que con lo de arriba es suficiente. Tened en cuenta que para iniciarse en esta actividad artística no hace falta disponer de un material caro y de mucha calidad. Lo importante es que los medios que usemos se adapten lo mejor posible al trabajo que vamos a hacer. Un magnífico pegamento o un excelente tipo de papel pueden ser completamente inapropiados para nuestro modelo. Todo depende de qué y cómo vayamos a actuar, y para esto lo mejor es conocer bien la teoría (que no es escasa en el papercraft). Para terminar esta sección os diré que si no he mencionado algunas herramientas habituales es porque no recomiendo su uso. Sin ir más lejos la regla o usar cola blanca son cosas que desaconsejo rotundamente. Más adelante explico por qué.

3. Elegir el modeloEditar

Esta es una decisión importante, ya que si escogemos mal podemos mandar a tomar viento este hobby, y no es esa la idea. Hay que empezar por algo muy facilito, punto. Yo me inicié con un modelo que si bien no era complicado tampoco era coser y cantar. El caso es que me salió bien, pero echando la vista atrás creo que debí escoger algo un poco más básico. Como no quiero que os pase lo mismo voy a intentar guiaros.

Tenemos dos opciones, un modelo de paperhammer o bien otro que no lo sea. Los paperhammer suelen ser como mínimo de nivel intermedio, así que si queréis empezar por ahí debéis seleccionar uno de los pocos modelos básicos disponibles. Lo más sencillo diría que son los “minis”, que son como cubecrafts. También hay Vypers eldar facilitos, un rhino y cápsula de desembarco ultramarine (básicos) así como una nave de los necrones muy simple. En caso de que no empecéis con paperhammer podéis decantaros por los antes mencionados cubecrafts o modelos sencillitos de animales (de perros hay varios bastante básicos). La cuestión es que el modelo debe tener muy pocas piezas (unas 10 máximo para empezar), porque si son muchas, pequeñitas y encima con un montón de lengüetas mejor no lo intentéis. Yo descartaría a priori los vehículos y armas de cualquier clase, ya que suelen ser complejillos.

Perrito-0

"Nada de flashes, por favor".

No lo elijáis en función de si os gusta mucho o no. Probablemente uno que os encante sea bastante complicado, así que debéis bajar el listón. Yo mismo hice un par que no me interesaban demasiado a modo de práctica, para luego ponerme con uno del mismo tipo pero más complejo que sí me agradaba. A continuación os pongo algunos links con páginas de papercraf/paperhammer y modelos concretos con los que empezar. En caso de problema al no incluir instrucciones con fijarse en una foto del modelo terminado debería bastar.

Páginas papercraft:

http://www.manualidadesaraudales.com/

http://cp.c-ij.com/es/

Modelos papercraft:

Cubecrafts (todos son fáciles)

http://www.manualidadesaraudales.com/descargas/cubeecraft/

Animales

Conejo blanco

http://cp.c-ij.com/es/contents/3157/rabbit_saito/downloads/rabbit_saito_e_a4.pdf

Periquito

http://cp.c-ij.com/es/contents/3157/budgerigar/downloads/budgerigar_e_a4.pdf

Tigre (este lo hice yo porque me pareció simpático)

http://cp.c-ij.com/es/contents/3157/tiger_saito/downloads/tiger_saito_e_a4.pdf

Páginas paperhammer:

Gran variedad pero por desgracia muchos no están disponibles para descargar

http://www.papercraftsquare.com/topics/warhammer-40k-free-paper-models-collection-topic

Aquí sí funcionan los enlaces. Modelos indicados por fotos

http://vk.com/album-28784290_147338158

En ésta puestos por su nombre

http://vk.com/topic-7722144_26422979

Posiblemente la conozcáis

http://palacioslaanesh.blogspot.com.es/search/label/PapelHammer

Modelos paperhammer (muy básicos):

Minis variados

https://archive.moe/po/thread/513745/#513755

En esta web rusa le dáis al link de debajo de los minis para que os salgan en PDF

http://www.warbrush.ru/modeli-iz-bumagi/


Night Scythe (necrones)

http://vk.com/doc-7722144_202207379?hash=0e0028002454568bc8

Rhino Ultramarines

https://data.archive.moe/board/po/image/1407/72/1407726017951.pdf


Esqueletos

Aún no he hecho ninguno, así que os pongo un ejemplo de diorama que seguramente conocéis (este lo pienso montar).

Bueno, esto son simplemente recomendaciones para empezar. Hubiese puesto alguna más de estas facilitas pero los links han muerto, y ya comenté que en el paperhammer son casi todos de dificultad media para arriba. A poco que busquéis por Internet salen cientos y cientos de modelos, así que escasez no hay. No obstante es buena idea ir bajando los que nos interesan para hacerlos en el futuro, por si quitan los enlaces. En vuestros inicios los papercrafts -aparte de fáciles- deben incluir las instrucciones, al menos una foto del modelo acabado y que las piezas sean en color (lo de pintarlas a mano o con programas de diseño es otra historia).

Respecto a los tipos de papercrafts no sé si hay una clasificación oficial, pero los tipos principales que me vienen a la mente (aparte de los estándar) son los cubecrafts, los dioramas (representaciones con escenografía, un Belén por ejemplo) y los autómatas (con un mecanismo de papel que les da algún movimiento). De éstos últimos voy a poneros algunos videos con fin meramente ilustrativo ¡Ni se os ocurra intentarlo siendo novatos! Ya me gustaría hacer alguno de estos, pero aún es pronto para mí. Vedlos enteros porque desde luego son todo un espectáculo.

Domador de leones:

https://www.youtube.com/watch?v=zaO0SzFeNd8

Piloto:

https://www.youtube.com/watch?v=IdMlXv6mGw0

El artista (algo increíble). No, no es un fake:

https://www.youtube.com/watch?v=BqBn3BYnZSs

La prueba de que era cierto:

https://www.youtube.com/watch?v=sEO3KIFQXtg

Sabed que los hay más complicados, pero sus creadores deben ser como poco una mezcla de ingeniero y artista nato. No obstante los de muchísimo nivel (algunos expuestos en museos) suelen ser de materiales más sólidos que el papel.

Estación espacial

Bah, no es tan difícil. Si me pongo en un par de tardes lo acabo y me queda hasta mejor ¿Verdad?

Para saber cómo es de difícil/laborioso un papercraft/paperhammer suele decirse que depende del número de piezas y su tamaño (ejem, y también si tiene o no unas buenas instrucciones). Muchas piezas y pequeñitas es sin duda difícil, pero yo diría que depende más de su forma (pueden ser complicadas de recortar o doblar) y número de lengüetas. Un montón de piezas chiquitas, pero sin líneas de doblez ni lengüetas, no tienen dobleces ni casi perfilado que hacer, además se pegan fácil y de una sola vez pues van directamente sobre otras. En cambio menos piezas de mayor tamaño, pero con un montón de lengüetas y líneas de doblez cada una… Pues es más difícil y trabajoso aunque sean menos, no hagáis números.

4. Elegir el tamaño, el papel y la impresiónEditar

Seguro que estáis deseando empezar ya, ¿verdad? Bien, pues poneos cómodos porque hay lectura para rato. Lo siento, pero si queremos hacerlo bien esto del papercraft es complicado, porque hemos de conocer los pros y contras de los diferentes materiales y técnicas.

La elección del papel depende del modelo y como queramos nosotros hacerlo. Normalmente suelen estar pensados para tamaño A4 o bien el tamaño carta (casi iguales), pero como es lógico pueden hacerse perfectamente en A3. Yo he hecho algunos que en A3 que me salieron demasiado grandes, y otros que fue un acierto no montarlos en A4. Un truco que uso es ajustar el tamaño de la página en el monitor hasta que sea como un A4 (pego un folio blanco a la pantalla para comprobar si coincide), y de esa manera sé que tamaño tendrán las piezas impresas. Si no las hay demasiado “enanas” pues A4, y si no A3. No obstante tened en cuenta que aunque A3 es el doble, no os saldrán las piezas justo el doble de grandes (por los ajustes de página y eso). Pueden ser sólo un 40% mayores o algo más, depende de la configuración al imprimir.

Titan paperhammer

"Sí, soy de papel". Este no es mío, pero ya lo intentaré (que va a ser que no).

Por lo general a menor tamaño es más difícil armarlo, y se ha de emplear un papel más fino. Si es grande es más sencillo pero el papel a de ser más grueso y resistente. Esto no significa que hacerlo enorme esté “chupao”, ni mucho menos. La piezas pequeñas dan problemas a la hora de manipularlas (coger, doblar, enrollar), pero es que las grandes por su parte dan otros (más trabajo de corte y perfilado con rotulador, mayor peso para la estructura, más tendencia a deformarse). El tamaño medio es sin duda lo más sencillo.

En cuanto al grosor del papel éste se expresa en gramos por metro cuadrado, y se denomina gramaje. Pero en realidad no define el grosor sino el peso, ya que hay tipos de papel con las fibras muy prensadas (el fotográfico sin ir más lejos) que son más finos y sin embargo pesan más que otros de mayor grosor pero más ligeros (la cartulina escolar es un ejemplo). De todas formas para entendernos usaremos el gramaje como referencia para lo grueso o delgado que sea el papel. Por dar una cifra sabed que el fotográfico de 300 gramos tiene unos 0,4 milímetros (un folio corriente será 0,1 o así).

Lo normal es que cuanto más pequeño sea el modelo más fino debe ser el papel, ya que facilitará su manejo a la hora de doblarlo. Cuanto más grande el papercraft pues papel más gordo, porque al ser las piezas mayores éstas necesitan consistencia para que no se comben/abomben debido al peso/presión de sus compañeras (o simplemente hay superficies llanas grandes, como pueden ser paredes, plataformas, espejos, escudos, etc…). De hacho hay modelos en los que deben usarse distintos gramajes, pero ya andaréis con eso más adelante.

Perro

¿Es a mí? Digo... ¿guau?

Otra cosa a tener en cuenta es la forma del modelo. No es igual un tanque pequeño (piezas rectas y dobleces con ángulos generalmente de 90º) que un hipopótamo pequeño (piezas curvas y con dobleces de ángulos más bien grandes). Si el papel usado es muy grueso el hipopótamo dará más problemas que el tanque, pues dar la adecuada forma curva a las piezas será más difícil, especialmente en las patas que son más chicas. Eso sí, con los ángulos rectos de doblez del tanque el papel gordo se rasgará más.

Precisamente ahora voy a hablar sobre el detalle de las molestas líneas blancas al hacer las dobleces. Cuanto más fino menos se rasga, y cuanto más grueso más se rompe y nos toca perfilar con rotulador. Sin embargo la cosa no es tan sencilla, pues no depende únicamente del grosor sino también del tipo de papel e impresión. Cuanto más liso y brillante (fotográfico por ejemplo) más “salta” la tinta impresa incluso sin llegar a rasgarse, y cuanto más poroso y mate pues menos tiende a desprenderse. A este efecto la impresión láser se desprende más que la de inyección de tinta (especialmente en papel liso y brillante), pero yo creo que da más calidad. Por otro lado en el papel liso el pegamento agarra algo menos que en el rugoso (el marcado de líneas igualmente cuesta un poco más), cosa que es buena para rectificar la posición mientras se pega pero mala cuando se ya ha secado (unión algo menos fuerte). Ah, y la inyección de tinta no es adecuada para papel muy liso (ésta se corre), ni la impresión láser para el demasiado rugoso (pérdida de calidad), aparte de que más bien rugoso no es estéticamente recomendable para el papercraft, a no ser quizás que lo vayamos a pintar en vez de imprimir a color. Con impresión de eyección de tinta creo que a mayor grosor más tinta coge el papel, o sea que saldrían tonos algo más intensos y oscuros. En la pantalla del PC siempre vais a ver los colores más claros y brillantes que una vez impresos, pero el resultado final en papel tampoco debe ser mucho más oscuro (si ocurre es que la impresión no es la adecuada a mi entender).Otra cosa sobre el papel fotográfico es que no es tan blanco como el folio corriente, y además a la luz del flexo (según el ángulo) brilla más, cosa que puede molestarnos un poco.

¿Qué intento deciros con todo esto? Pues es evidente. No hay un tamaño, papel o impresión idónea y universal. Si fuese así no harían falta explicaciones, se usaría lo que resulta mejor y ya está. Todo aquí tiene sus ventajas e inconvenientes. Tamaño grande, en papel grueso, fotográfico, brillante e impreso a láser equivale a un modelo impactante que refulge, con gran calidad visual de contornos y colores, además de bastante sólido. Pero claro, aparte de que imprimirlo es costoso tendrá líneas blancas a tutiplén que habrá que disimular, y además cortar sus piezas nos llevará más tiempo y también será unos gramos más pesado. Si lo hubiésemos hecho pequeño, en papel mate, más rugoso e impreso con tinta nos saldría más barato, aparte de ahorrarnos trabajo de corte. No habría tanta línea blanca, pero no sería brillante, visualmente ofrecería algo menos de calidad y resultaría más frágil.

Puzzle Halloween 1

Parezco fácil de resolver, pero prueba y verás.

Tenemos que elegir, así de “simple”. Yo os recomiendo para A3/A4 el papel couché fotográfico mate (que tiene algo de brillo) de 120 a 180 gramos máximo e imprimir a láser en una imprenta especializada. No es barato (ni tan fácil de hallar suelto) y la tinta va a saltar sí o sí (de todas formas siempre hay que perfilar los bordes de corte, del rotulador no nos libramos) pero en mi opinión merece la pena por el resultado que se consigue. No obstante podéis usar papel bond (folios corrientes creo) pero mejor que sean de un gramaje más alto. El estándar es 80 gramos (muy flojito) y yo veo mejor de al menos 100 gramos en adelante. También está la cartulina escolar (cuidado, fijaos que sea delgada) y la opalina, que por cierto no he podido encontrar suelta. Salvo que tengáis en casa una impresora literalmente cojonuda sigo recomendando ir a una imprenta, sobre todo si los dibujos/texturas del modelo son de notable calidad. Tened en cuenta que es algo a lo que le vamos a dedicar bastante tiempo y esfuerzo. No merece la pena ahorrar en esto, es mi opinión.

Ah, se me olvidaba los de los archivos para imprimir. Tenemos los típicos PDF o imágenes JPG. Si podéis escoger es mejor el PDF ya que posiblemente las líneas sean vectores en vez de dibujadas. Esto significa que si aumentáis la imagen tropecientasmil veces las líneas seguirán igual de rectas, porque no están formadas por una cantidad concreta de píxeles sino que el PDF las genera como el vector que son. Igual ocurre con las texturas y dibujos (son colores y rectas que se crearon con un programa), de modo que siempre dará más calidad que una simple foto que posee una resolución concreta, especialmente si imprimimos en grande. No olvidéis el tema de ajustar a la página a la hora de imprimir. Si no es necesario porque haya margen no ajustéis, pero de lo contrario hacedlo o tendréis piezas “cortadas de antemano” (y sin usar cuchilla). Ahora bien, no podéis ajustar en unas paginas sí y otras no según convenga, pues la escala debe ser idéntica. También podemos retocar el modelo (grosor de líneas, cambiar colores, tamaño de escala) con programas de edición como photoshop o adobe illustrator (o el inkscape si el documento está protegido), pero como me meta en eso no acabamos nunca. Simplemente sed conscientes de esta vía para el futuro. Por cierto (y sólo para que os suene), podemos mover las piezas con ellos a efectos de no tener que hacer ajuste de página, como he comentado antes.

Puzzle Halloween 2

¡Sorpresa! Tengo dos caras, para que no te aburras.

Ojo si es un archivo PDO, sencillamente olvidadlo. Es un modelo realizado con el pepakura, un programa japonés para que los usuarios creen sus propios papercrafts. Hay cientos por la red y suelen ser complejos (¡a veces no tienen ni líneas de doblez!). Para más adelante, de momento estamos aprendiendo a andar.

Antes de pasar a la siguiente sección aquí va un resumen sobre el tamaño del modelo y tipo de papel.

Papercraft grande vs. pequeñoEditar

  • Trabajo de corte - el grande supone disponer de más espacio en la mesa, así como más tiempo de corte y perfilado. También generamos más basura (papel sobrante) El pequeño por el contrario conlleva más dificultad pues sus pequeñas piezas requieren más precisión, especialmente las que poseen muchas curvas cerradas.
  • Dobleces - cuanto más grande más difícil es doblar las lengüetas, sobretodo las que son estrechas y largas, que resultan ser las más complicadas.
  • Coste - el grande tiene mayor coste de impresión, más gasto de pegamento (además de palillos) y tinta al perfilar.
  • Dificultad de ensamblado - el pequeño es más difícil de montar dado el menor tamaño de sus piezas, en especial cuando hay que acceder a zonas internas y estrechas del armazón del papercraft (no nos cabe la mano o ni siquiera los dedos) o hay que montar piezas muy chicas (además hay que tener cuidado de no perderlas).
  • Peso - el pequeño obviamente pesa menos, lo cual es bueno para la estructura pues sufre menor presión, y por tanto es menos propensa a deformarse.
  • Simetría - centrar bien las piezas en un papercraft grande es más complicado ya que tienen más extensión. De este tema hablo más adelante.
  • Solidez - depende más bien del grosor del papel. Un modelo pequeño realizado con un papel muy grueso es bien robusto, mientras que uno grande hecho con papel fino es muy endeble. Por otra parte el papel grueso permite aplicar pintura sin que éste se deforme, y hace los modelos más aptos para manipularlos (si es frágil mejor dejarlo en exposición permanente).
Cangrejo

Tal vez debería empezar a entrenar la pinza izquierda.

  • Vistosidad - esto va en función tanto del modelo como de quien lo mira. Unos quedan mejor en pequeño y otros en grande. En cualquier caso nunca debe ser tan “chiquito” como para que ciertos detalles casi no se vean (tranquilos, porque eso no es nada fácil). Yo he observado que si son de papel grueso y con brillo se asemejan un poco más a los modelos de plástico. Lo del acabado brillante también va en función de si al modelo realmente le pega (no es igual un reluciente coche deportivo que un peludo león).

Papel fino vs. gruesoEditar

  • Trabajo de corte - obviamente el grueso nos costará más y ocasionará un mayor desgaste de la cuchilla. Además a la hora de separar la pieza ya cortada de la plantilla, habrá que repasar más a menudo zonas en la que el corte no fue bastante profundo.
  • Dobleces - cuanto más delgado más fácil, pues el marcado actúa mejor y el papel cede con mayor facilidad. Además es menos probable que se rasgue ante un estrecho ángulo de doblez. Eso sí, al ser más endeble el marcado debe ser bastante “profundo” como para permitir hacer la doblez sin ejercer mucha fuerza, o de lo contrario el papel no aguantará la presión y se abombará en vez de doblarse por donde marcamos.
  • Coste - el fino es por lo general más barato.
  • Dificultad de ensamblado - trabajar con el grueso es más engorroso, pues ofrece más resistencia al doblado (en especial haciendo rulos y con piezas chicas) y pegado, aparte de que se agrieta más que el fino. Por otro lado su grosor hará que al formar piezas tridimensionales pequeñas (un cubito, por ejemplo) éstas queden un poco desniveladas al superponerse las uniones (y por ende al pegarlas a la superficie de otras piezas), porque se añaden unas fracciones de milímetro más a la longitud por culpa de su espesor. Además cuando hay partes de las piezas que van tan sólo superpuestas a otras (en vez de pegadas), se nota más la línea blanca del corte al ser más gruesa. Sin embargo su robustez permite presionar y desplazar lengüetas/piezas antes pegadas con menos probabilidades de rotura/deformación que el fino. En general el grueso es más fácil de arreglar cuando se rompe, o incluso si hemos de despegarlo por haber cometido un error.
  • Peso - como es lógico el grueso -o mejor dicho el de más gramaje- pesa más. El peso suele ser un enemigo del papercraf, sobretodo si el modelo es grande y tiene partes delgadas sobre las que recae mucho (tobillos, muñecas, soportes). Ahora bien, si hay zonas que inevitablemente han de soportar cierto peso y usamos papel delgado tenemos un problema.
Rana-0

El caso es que yo moscas de papel no veo ¿Andandarán?

  • Simetría - en este caso no importa mucho, pero es mejor el fino porque abulta un pelín menos y nos da mayor control a la hora de formar las piezas y pegarlas entre sí.
  • Solidez - indiscutiblemente el grueso da mayor seguridad. Sirve para modelos grandes o pequeños/medianos que queramos manipular, o hasta para jugar incluso. Como mencioné antes proporciona mayor fiabilidad a la hora agarrar el modelo (es más difícil que se nos “abolle”) y corregir fallos. El grueso también es más indicado cuando vamos a pintar encima o incluso por detrás. Para esto último el fotográfico viene bien, ya que es medio impermeable y no se manchará la otra cara.
  • Vistosidad - ya he dicho antes que a mi juicio el grueso brillante (y quizás en modelos tirando a grandes) es más realista, pero necesita de un correcto perfilado (recordad que se agrieta y salta la tinta) que no precisa tanto el fino. Lo expliqué antes y lo repito, elijamos lo que elijamos hay pros y contras, es cuestión de decidir.

5. Marcando y cortandoEditar

¿Ya habéis escogido? Bien, pues llegó la hora de la verdad. Tenemos delante las plantillas y todo lo necesario para armar el modelo, sólo falta hacerlo (qué rápido y fácil se dice). Bueno, antes de empezar un par de cosillas. Las instrucciones si podéis tenerlas impresas en blanco y negro al lado (no hace falta que sean en color) tanto mejor, así no hay que andar mirándolas en el PC cada dos por tres. En cuanto a la planificación es mejor cortar dos o tres piezas y unirlas, o como mucho todas las de una página. Esto va en gustos, pero tened en cuenta que el corte es la parte más pesada y cansina del proceso, así que alternarla con el ensamblado (pegar las piezas), marcado (líneas de doblez) o perfilado (pintar bordes) nos la hará más llevadera, además de darle un respiro a nuestros ojos y espalda.

Antes de cortar vamos a marcar las dobleces internas de las piezas y sus lengüetas. Usad como dije un boli fino que no pinte y apretad con una intensidad media. Yo recomiendo marcar una pieza y cortarla, porque si os ponéis a marcar todas se os puede pasar algún trazo. Para saber si una línea ya la habéis marcado o no (no siempre es fácil de ver) moved la plantilla para que la luz la haga brillar y se muestre (o no) el surco. Un truco que yo uso es pasar suave y perpendicularmente la punta del boli. Si estaba marcada notaréis al tacto el saltito, y en caso duda sobre otras os permitirá comprobarlas todas en un santiamén sin mover la plantilla. Un detalle es que usar punzón o cuchilla para marcar en papel fino que sea liso y brillante (fotográfico), viene mejor porque se hace un delgado corte y al doblar la tinta salta menos.

Clank

¿Habéis visto a un lombax por aquí?

Ahora sí, ya podemos coger nuestra hoja asesina de papel, o sea el cutter cartonero (vale, dicho así no impresiona tanto). Lo primero es recortar el trozo de plantilla donde está la pieza en cuestión, así no andaremos girando toda la hoja con cada corte (sería absurdo). Luego usamos la punta de la cuchilla y cortamos la pieza despacio y con firmeza, por el borde de la línea negra (suele ser negra, aunque no siempre). Podemos empezar a cortar por donde queramos, es indiferente (yo tengo la costumbre de elegir una lengüeta grande). Un truco que empleo para colocar al inicio la punta (un momento clave del corte) es apoyar el dedo índice de la otra mano en el cutter. Así la colocación es más precisa. En cuanto “arranquemos” quitamos ese dedo y seguimos cortando. La mejor forma a mi entender es poner la cuchilla oblicua hacia fuera, porque así podremos ver mejor la línea a cortar. Esto desde luego provocará un corte oblicuo en el papel, pero salvo que sea muy grueso (como de medio milímetro) no importará ni se notará a efectos de montaje. Por supuesto procurad tener buena luz y que ninguna sombra incida sobre la parte que estáis cortando. Hemos de ver bien y procurar ser precisos. A todo esto, ¿cómo andáis de pulso?

En mi caso tengo la mano bastante firme pero imagino que no a todo el mundo le pasará igual ¿Servirá tomarse una tila? Fuera de coñas os aseguro que con la práctica se gana precisión. Yo antes usaba la lima para rebajar excesos, y ahora casi ni la cojo. En cuanto al empleo de una regla como ayuda para marcar/cortar perfectamente recto es algo que desaconsejo, y explico por qué.

En primer lugar os conviene cortar todo mano para coger práctica. La regla hace cortes perfectamente rectos, pero colocarla debidamente lleva un poco de tiempo (con la cuchilla ya estaríamos cortando) y si no lo hicimos bien obtendremos un amplio corte ladeado (muy recto, eso sí), y nos tocará cortar de nuevo con mucha precisión o tirar de lima. Mi consejo es que marquéis y cortéis siempre a mano, pues las rectas largas salen perfectamente si el pulso es firme. Si os empeñáis en utilizar una regla que al menos sea metálica, porque la cuchilla daña las de plástico.

Cuando cortéis los bordes de las lengüetas podéis ser menos precisos, ya que no se van a ver al ir por dentro. No obstante esto no es excusa para cortar “echando hostias”, con perdón. Recordad que debéis adquirir práctica. Simplemente prestadles un poco menos de atención que a los bordes de las piezas, pero ya está (o sea, que las recortéis bien).

Loritos

Hola guapa ¿Tú estudias o trabajas?

En ocasiones veréis piezas que muestran una línea de corte “básica”, en comparación a lo que sería su corte adecuado (más complejo) Por ejemplo el arma de un mini, que podemos recortar con más detalle y realismo del que nos indica su línea de contorno. Recortad en plan realista en esos casos, siempre quedará mejor.

Lo más chungo sin duda son las piezas circulares, sobretodo si son grandes, tienen muchas curvas y además bastante cerradas (por ejemplo plantas, tentáculos o la cornamenta de un ciervo). Aquí se trata de inclinar mucho la cuchilla para adaptar el movimiento de corte al trazo, e ir girando la pieza conforme la vamos cortando. Con algo de práctica se puede recortar un círculo grande o un estrecho palito de punta redonda de forma realmente precisa, de modo que ni siquiera parezca que haya sido cortado a mano. Si no es veis capaces optad por las tijeras (que también son mejores para cortar material un poco duro), pero si hago énfasis en que practiquéis con la cuchilla es porque os vendrá muy bien.

A veces veréis piezas que van por las dos caras, ambas están colocadas simétricas dentro de un cuadrado/rectángulo (por ejemplo las dos hojas de una espada). La idea es recortar esa superficie, doblarla justo por la mitad, aplicar pegamento y recortar un lado. De ese modo con un solo recorte y pegado obtendremos la pieza completa. Pues en tres palabras, no lo hagáis. Es mejor recortar por separado y unir después. Doble de trabajo pero sin duda mejor resultado. Si lo hacéis en un único corte podéis mirar el papel al trasluz del flexo, para aplicar el pegamento y más o menos ver que coinciden con exactitud los bordes de las piezas, por si acaso la doblez no fuese exacta (aunque si es papel un poco grueso no veréis nada). Ya aviso que por muy perfecto que lo hagáis luego el corte no saldrá excesivamente bien, a no ser que cortéis completamente en vertical (más difícil que en el habitual sentido oblicuo) Otra cosa es cuando de un lado hay una pieza/s y del otro una simple zona de color, que es para que el reverso tenga ese tono en vez del blanco del papel. Aquí lógicamente sí debemos doblar, pegar y hacer el corte, ya que la pieza/s no coincidirá con otra. Por otra parte en ocasiones habrá piezas a las que deberemos añadir un relieve de cierto grosor. Consiste pegar el trozo de plantilla a otro de papel/cartón/cartulina/o lo que sea (lo importante es el grosor) y después recortar la pieza. Se hace para que las piezas que van pegadas sobre otras sobresalgan más.

Una vez la pieza está recortada hay que sacarla de su trozo de la plantilla. Despacito y buena letra señores, nunca forcéis demasiado (especialmente con papel fino) o acabaréis cogiendo el fixo (ya me entendéis). Tirad poco a poco por zonas y sujetando siempre pieza y papel sobrante. Si no se desprende recortar de nuevo dicha línea pero sutilmente, no vayáis a saliros y cortéis por donde no queréis. Si se arrancó un poco de papel y quedan restos emplead la lima, que para eso está. Repasad en especial las esquinas estrechas internas de las piezas, que son esas partes en las que la lengüeta va pegada justo al lado de donde está (como la lima no cabrá podéis usar el filo de la propia cuchilla).

Acuario

Y se quejan de los pisos de 20 m²¿No podías habernos hecho el acuario más grande?

La cuchilla hay que cambiarla regularmente, no cuando tengáis ya que usar las dos manos para seguir cortando. Si veis que al cortar se levantan siempre virutas de papel es que ya la teníais que haber renovado, y si alguna vez se os rompe la punta desechadla ipso-facto. Otro detalle si usáis tabla de corte es que no viene mal ir cambiando la zona. Moved o girad la tabla de vez en cuando para no castigar siempre el mismo sitio. Cuando peguéis las piezas colocad un cartón o lo que sea sobre la tabla para evitar mancharla, porque bastante tiene ya con los cortes como para que encima le endoséis pegamento.

Por último un consejo de seguridad. El cutter/cuchilla de modelismo es algo que no sólo corta papel, de modo que cuidadito con tener un accidente ¿Sabéis cuándo hay peligro aunque parezca que no? Pues precisamente cuando no lo estamos usando, cuando no lo tenemos en la mano. Pensad que es una herramienta que cogemos y soltamos muchísimas veces, de forma que con una que la agarremos mal ya tenemos herida para varios días. Acostumbraos a dejarlo siempre en el mismo lugar de la mesa y en la misma posición, o de lo contrario podéis cogerlo al revés sin daros cuenta y llevaros un feo corte (si lo sabré yo).

6. Doblando y perfilandoEditar

Ya tenemos nuestra primera pieza recortada en la mano, ¿y ahora qué? Pues lo primero es ir haciendo las dobleces que previamente hemos marcado. Nada de usar regla, ni el borde de la mesa, ni nada parecido. Todo a mano chavales, esa es mi recomendación.

Conviene empezar por las dobleces grandes y luego seguir con las más pequeñas, ya que de hacerlo al revés las pequeñas ya dobladas pueden chocar con ciertas partes de la pieza al doblar luego las grandes. Debéis saber que hay dos tipos básicos de dobleces, las de montaña (doblamos hacia adentro, dando al borde forma de pico saliente) y las de valle (doblamos hacia fuera, dando al borde forma de hendidura profunda). La mayor parte son de montaña, pero algunas son de valle. En las instrucciones debe venir indicado cuales son unas y otras en función del color de la línea. También están las que no se doblan nada, ya que sólo indican la zona donde va el pegamento o hasta donde se superponen con otra pieza.

Sea cual sea el tipo de doblez no seáis brutos, nada de doblar 180º (el máximo posible, pues ahí choca el papel contra sí mismo). Aconsejo que dobléis con un ángulo cercano al recto, o sea en torno a los 90º, pero para las dobleces de lengüetas. Mejor no doblar de más una línea del modelo que luego va a ir muy poco doblada, porque aparte del deterioro perderemos firmeza. Id dando leves pellizquitos con las yemas de los dedos en las que sean muy largas o simplemente no se hayan doblado uniformemente. Si hay que doblar más ya lo haréis cuando tengáis que pegar la pieza o lengüeta. El motivo es simple, cuanto más dobléis más se estropea el papel y salta la tinta, aunque sabed que en las de valle esto ocurre menos (la rotura es por el lado blanco). Eso sí, antes de pegar una lengüeta aseguraos de que está lo suficientemente doblada como para que no haga fuerza hacia fuera, pues de lo contrario al pegar nos abombaría un poco las superficies, las cuales deben estar bien planas (salvo que sean curvas, claro) antes y después del pegado. Fijaos en bien en esto o el aspecto final del papercraft no será el que debe ser, especialmente en vehículos con superficies rectas como los tanques.

Prestad atención a las piezas que se vea claramente que son rulos. No marquéis -y mucho menos dobléis- su lengüeta ya que de hacerlo el rulo no saldrá tan perfecto como debiera. Si la marcasteis por accidente no ocurre nada, sencillamente no la dobléis ¿Ya la habéis doblado? Pues entonces aplicad una fina capa de cianocrilato (super glue) en torno a la línea de doblez y como es lógico por dentro (la parte blanca). Este truco devolverá la rigidez a esa zona pero permitiendo su curvatura. Y hablando de rulos, para darles forma usad elementos cilíndricos (rotuladores, botes) que se ajusten al tamaño en cuestión, o usad vuestras manos si tenéis maña y confianza con el papel. La clave para esto último reside en la curva que demos al papel al inicio del enrollado. Luego es cuestión de enrollar el papel sobre sí mismo.

Una vez hechas todas las dobleces nos toca perfilar. Siempre podemos dejar esto para cuando las piezas estén ya pegadas a otras o incluso el modelo esté terminado, pero así será más difícil. No tendremos tan buen ángulo ni espacio para perfilar, y además cuando toque hacerlo sobre pegamento que sobresale (este error suele pasar) no funcionará bien porque no absorbe la tinta (hay que usar pintura). Lo mejor es perfilar con los rotuladores la pieza suelta, y sin haberla ensamblado siquiera en caso de que sea tridimensional (un cubo o una pirámide, por ejemplo).

Gina

Papercraft de mi perra Gina (más o menos) Hecho a partir del de un beagle modificando los colores.

Para hacerlo damos pasadas rápidas y precisas (no es tan fácil, pero es cuestión de practicar) por las dobleces que lo necesiten, evitando así depositar más tinta de la necesaria. Ojo con mancharnos demasiado las manos, que luego esa tinta va a las piezas y si son claritas se va a notar mucho. Procurad en la medida de lo posible tenerlas limpias de tinta y pegamento.Luego si queremos rematar lo mejor posible, damos el mismo tratamiento al contorno blanco de la pieza, o sea por donde la cortamos. Probad a usar justo la punta o el borde que pinta del rotulador según convenga. Por ejemplo para repasar una línea que sobresale dad con el borde, y si es una zona plana usad la punta (pintar con rotulador también tiene su técnica). En caso de que os paséis por accidente con la tinta probad a raspar un poco con la cuchilla, a ver si disimuláis un poco el fallo.

7. AlmacenandoEditar

Pues nada, simplemente depositamos nuestra pieza doblada y perfilada en su recipiente. Podéis tener uno para la piezas ya montadas si queréis, pero no es necesario realmente. Lo que sí recomiendo es colocar las piezas que sean iguales (o casi) cerca unas de otras en la caja (o lo que uséis). Así están más ordenadas y es fácil localizar una en concreto. Tampoco viene mal numerarlas con lápiz por dentro, para saber si pertenecen al lado derecho o izquierdo (o donde sea).

Nunca, repito, jamás de los jamases tengáis sobre la mesa piezas que no vayáis a utilizar de inmediato, en especial si son pequeñas. Es fácil perderlas, y como resulta obvio ni se os ocurra poner un ventilador mientras trabajáis con ellas. No, la ventana abierta tampoco es recomendable, de modo que si tenéis mucho calor ajo y agua. Bueno, ajo no pero agua probablemente sí.

8. Siguiendo instrucciones, pegando y centrandoEditar

Ahora es cuando la cosa se pone seria, esta es sin duda la parte más compleja y decisiva del proceso. Antes de empezar (ya sé que voy más lento que el caballo del malo, pero es mejor así) tenemos que echar un ojo a las instrucciones, o más bien los dos.

Zealot papercraft

Cosas como esta me dañan la vista. Si perfilas "se nota, lo notan".

Debemos seguir el diagrama de montaje al pie de la letra, pues nos dirán no sólo como pegar las piezas, sino también el orden en que debemos hacerlo (esto es muy importante). Las dichosas instrucciones pueden ser de distintos tipos. Planos dibujados en blanco y negro, simples fotos a color o sencillamente habladas. En cualquier caso dedicad el tiempo que necesitéis a estudiarlas, y cuando las comprendáis bien entonces pasad al montaje. Por desventura tarde o temprano descubriréis que las instrucciones (cuando vienen) o los propios planos (me refiero a las piezas) no siempre son correctos. Errores en los números, piezas que faltan o piezas que sobran son algunos fallos que se dan de vez en cuando. Eso sin contar con ciertas partes cuyo diseño no es precisamente el idóneo. No es habitual, pero que tampoco os sorprenda.

Vamos ahora con tres herramientas fundamentales. La pieza/s (obvio), el pegamento (aún más obvio) y el mondadientes (no tan obvio). Ya hablé antes sobre el pegamento Ceys, pero por si no empleáis ese voy a explicaros las características que debe tener aquel que escojáis. Ante todo NO debe ser de secado rápido como algunos recomiendan. Debe tener un tiempo de secado normal (tampoco muy largo) y ser de textura resinosa/gomosa al empezar a secarse para lograr uniones flexibles (una vez seco del todo debe quedar duro). Esto nos permitirá rectificar, cosa que haremos constantemente. Por otra parte su potencia no debe ser alta, pues estamos pegando papel y no ladrillos. Así en caso de error tenemos la posibilidad de despegar una lengüeta, o al menos intentarlo. Aparte de esto si es incoloro e inodoro mejor aún, y que no sea excesivamente líquido, no amarillee y resista el agua/humedad (el Ceys cumple todo esto, y perdón por ser tan pesado). La única pega es que tanto húmedo como seco se ve brillante (no como el super glue 3, que es más opaco al endurecerse), y se notará un poco si le da la luz. La solución (aparte ir con cuidado para que no rebose) es darle con un poco de barniz mate. Al armar un modelo medianamente complejo tarde o temprano se mete la pata, por mucho cuidado que tengamos, así que seamos previsores y elijamos un pegamento que nos ayude en tal caso.

Bien, aclarado esto ya podemos dar el primer paso de montaje, pegar. Puede ser unir una pieza a otra o armar una que se pegue a sí misma en ciertas partes, da igual. Aplicamos el pegamento desde la boquilla a la lengüeta, a lo largo de la misma y en MUY POCA cantidad ¿Entendido? P-o-q-u-i-t-o, no más. Luego lo esparcís con el palillo redondo de manera uniforme, procurando que haya pegamento en el borde pero en una capa muy fina (de lo contrario sobresaldrá al unir por culpa de la presión). Al aplicarlo no tengáis problema en retirar el exceso y limpiar el palillo con la bolsa de plástico. Si habéis echado de más retirad lo que sobra antes de unir, pues usar la cantidad justa de adhesivo es primordial. Por otro lado depositar adecuadamente el pegamento en el borde es la clave para una correcta unión.

Una vez esparcido unimos con cuidado y dedicamos unos segundos a comprobar que la coincidencia es exacta. Debéis tirar o empujar levemente para poder ver si os pasasteis en la unión (si os quedasteis cortos eso se ve en el acto), y por tanto rectificar. Cuando tengáis la posición correcta apretad con firmeza (pero cuidado, no tanta como para mover la lengüeta) y soltad. Si rebosa algo de pegamento (¿no os dije que echaseis poco?) entonces retiradlo con el palillo de dientes procurando no manchar otra zona. Algo muy bueno del pegamento resinoso es su virtud de poder despegarse de la tinta impresa sin dañarla (probad con cianocrilato a ver si podéis). En caso de no poder retirar nuestro pegamento podemos aplicar un poco de barniz mate para apagar su brillo y disimular la imperfección.

Papa Noel con regalos

¡Ho, ho, ho! ¿Qué tal me sienta el papel fotográfico?

Si la zona es más bien pequeña aplicad el pegamento directamente en el palillo, incluso meted la punta del mondadientes por la boquilla para coger una minúscula cantidad. Acostumbraos a cerrar el bote de pegamento cada vez que lo apliquéis, o casi cada vez. Ya sé que es un coñazo, pero mejor eso que darse cuenta de que la última vez que lo usamos se quedó abierto y por tanto nos toca comprar otro. Tampoco viene mal limpiar de vez en cuando la boquilla con la bolsa de plástico, más que nada para que le entre bien la rosca (lo usaremos tanto que puede llenarse de restos hasta ese punto).

El palillo de dientes nos valdrá también para empujar y mover las partes/lengüetas pequeñas mientras el adhesivo aún no está seco. Imaginad que es como un sexto dedo pero muy fino, así que no lo empleéis sólo para untar el pegamento.

Más cosas, las lengüetas de una en una, ¿está claro? Ante una pieza con muchas de ellas puede ser tentador pegarlas de dos en dos o de tres en tres, o de cuatro en cuatro… No, no y rotundamente no . Salvo en casos muy concretos (donde no queda más remedio) las piezas por lo general se pegan una a una, y más si somos novatos. Por supuesto antes de empezar a pegar las uniones de una pieza que va encajada en otra comprobamos que efectivamente se acoplan bien (de no ser así toca arreglar antes de pegar). Esto puede ser de lo más difícil a la hora de pegar, las piezas que van insertadas en otras.

Al armar piezas con muchas lengüetas planificad un poco el orden de pegado de las mismas, para evitar problemas del tipo “debí pegar primero todas las de un lado en vez de ir alternando, ahora no tengo espacio”. Lo habitual es ir haciendo las uniones de dentro hacia fuera, dando prioridad a las más grandes y pegando por lo general en una línea seguida más que ir alternando. Tenéis que manipular antes la pieza “en seco” para saber como será mejor pegarla luego. Más vale perder algo de tiempo en esto que lamentar después el no haberlo hecho.

Procurad guiaros por los dibujos del papel cuando sea posible. Si además de fijaros en el límite de las lengüetas hacéis coincidir las líneas que conforman lo dibujado en las piezas, más precisa será la unión.

A la hora de armar una pieza tridimensional (un cubo, una pirámide) tened presente que empujar es más fácil que tirar. Esto significa que si por ejemplo nos falta pegar la tapa del cubo para cerrarlo y nos quedamos cortos al hacerlo, basta con “achuchar” un poco más la pieza y listo. Ahora bien, si nos pasamos y la metemos hacia adentro, ¿cómo tiramos de ella? Lógicamente lo ideal es evitar que ocurra, pero dado el caso introducid el palillo o un alfiler por un hueco y usadlo como gancho para tirar hacia fuera. Opcionalmente podéis pegar un trozo de fixo a la cara de la pieza para tirar de ella, pero si ofrece demasiada resistencia no os valdrá. Este truco se usa más bien para zonas del modelo que han quedado combadas hacia dentro al manipularlo, y no hay por donde empujarlas. Por el contrario en otros casos será más fácil tirar de una lengüeta que empujarla, ya que si el papel es fino su rigidez cederá antes que la resistencia que ofrece el pegamento, y no la moveremos (pero sí podemos deformarla). Todo esto ya lo iréis aprendiendo a base de hacer papercraft, pero no está mal que os vaya sonando.

Para pegar superficies grandes emplead el pegamento en barra, pero si usáis cola cuidadito con la cantidad. Pueden formarse grumos y si el papel es fino quedar bastante arrugado. Para empezar mejor el de barra, aunque no es muy buen pegamento como ya dije. De todas maneras no lo usaréis mucho al principio.

Si os equivocáis al pegar intentad despegar (genial consejo). En caso de no poder intentadlo metiendo la cuchilla, y si tampoco cortad la lengüeta por la unión y usad fixo para pegarla luego donde deba ir (ojo, que no es tan simple usar el fixo con precisión, y menos a escala pequeña). Si el error es tal que el arreglo resultaría muy complicado planteaos si merece la pena. Cuando surgen problemas en el papercraft (que por desgracia no son sólo al pegar las piezas) entra en juego nuestro ingenio para resolverlos, y así ver si estamos especialmente dotados o no para esto.

En ocasiones advertiréis que una lengüeta va pegada a posteriori sobre otra. No pasa nada. Sin embargo si os dais cuenta de que dos o más lengüetas van a chocar, y por tanto dificultarán el ensamblado de la pieza al pegarlas, usad las tijeras para recortarlas y que ya no se toquen. No tengáis miedo en hacer esto porque a veces es conveniente.

En realidad hay más trucos, técnicas y consejos en lo referente al pegado de piezas, pero con lo dicho tenéis suficiente. Ahora vamos con algo que acompaña siempre a la unión de lengüetas y sobre lo que no se suele hablar mucho, el centrado. Atentos a esto chicos, porque ni es sencillo ni tiene poca importancia.

Cuando hayamos pegado una pieza a otra debemos asegurarnos de que su ángulo de colocación con respecto al modelo es el correcto. No basta con que las uniones sean precisas, hay que comprobar que la pieza está bien nivelada. Para esto debemos observar dicha parte desde todos los ángulos. No desde uno o dos, desde t-o-d-o-s. Vista desde una perspectiva puede parecer bien centrada, pero miramos desde otra y nos damos cuenta de que nanay de la China. Comparad sobretodo piezas gemelas (brazos, patas, alas), para aseguraros de que efectivamente reina la simetría en el modelo. De no ser así no tengáis reparos en forzar un poco las piezas (siempre con cuidadín) para moverlas hasta donde queden bien. Aquí un papel grueso nos vendrá mejor que uno fino, y si el modelo es grande el centrado será siempre más difícil ¿Recordáis? Otro aspecto del centrado es como queda el modelo con respecto a la repisa o donde sea que finalmente lo pongamos. Procurad que todas las patas/pies toquen el suelo y que ofrezca un aspecto nivelado, y si lleva su propia base (suele ser un trozo plano de papel) que ésta se vea plana y sin partes levantadas. Lógicamente depende mucho del modelo, pero ya os digo que hacer un papercraft perfectamente simétrico requiere mucha observación e hilar bien fino.

Papa Noel en trineo

Con esto de la crisis sólo puedo permitirme un reno. De los duendes mejor ni hablamos.

Para terminar este asunto nos queda el tema de las piezas que, debido a su simetría, “da igual” como se coloquen. Error, ese caso no se da casi nunca. La idea es colocar la pieza de manera que se vea lo menos posible su parte más imperfecta, así como la zona/s donde ésta se cierra (unión/es). Supongamos por ejemplo que hemos de colocar el cañón de un tanque, que resulta ser un alargado cilindro. La mejor forma sería con el largo borde/filo horizontal que sobresale puesto hacia abajo, y orientado en dirección contraria a desde donde habitualmente miraremos el modelo. De esta manera el molesto borde del papel ni siquiera se verá. En caso de que debamos poner varias piezas iguales situad primero y en mejor lugar aquellas más perfectas. La idea está clara, rara vez dará lo mismo colocar con una u otra orientación las piezas. Buscad siempre el modo que más beneficio estético otorgue al modelo.

9. FinalizandoEditar

Buf, pues ya está terminado el modelo. Si acaso le damos algún repasito de perfilado en las zonas que lo necesite, tal vez y forzamos un poco alguna zona para mejorar el centrado, pero poco más ¿Hemos acabado entonces? Pues la respuesta es depende. ¿De qué? De nosotros mismos, en gran medida de hasta donde queremos llegar como mencioné al principio. Podemos dejar el papercraft tal y como dictan los planos o continuar para mejorarlo. Esto obviamente ya no es para novatos, porque aparte de meternos en un laberinto más complejo ya no tendremos siquiera instrucciones que nos guíen. Hay bastantes caminos a seguir que claro está van en función del modelo. Articularlo, magnetizarlo , iluminarlo (con leds), añadir piezas extra (incluso partes en relieve o contrapesos de ser necesario), calcomanías, pintarlo o añadir escenografía son ejemplos de las mejoras más habituales. Eso sí, tened en cuenta que siempre que será mucho mejor y más fácil planificar las mejoras antes de finalizar el modelo. Una sencillita que a veces puede aplicarse consiste en imprimir ciertas partes dos veces, para recortarlas y pegarlas entre sí evitando de este modo que un lado sea blanco (patas de animales en modelos básicos, por ejemplo). Hay que fijarse en que estas partes sean simétricas o al darles la vuelta no encajarán. También podemos imprimir por la otra cara en un color plano en vez de pintar después (por ejemplo en rosado, para la otra cara de las piezas que formen la boca de un animal).

Sin bien en vuestros inicios bastante tendréis con acabarlos de manera decente, nada os impedirá en el futuro retomar vuestros viejos papercrafts y mejorarlos un poco, dentro de lo posible claro. Si como dije antes ya están hechos del todo realizar ciertas modificaciones sería complicado, o imposibles de llevar a cabo sin "abrirlos". En cualquier caso conservadlos bien y que no se os pierdan, porque quizá les metáis mano de nuevo.

10. ColocandoEditar

Se acabó, ya no voy a seguir con este papercraft. Lo doy por terminado, o al menos por por el momento. Ahora toca admirarlo pero, ¿dónde lo pongo?

Esto puede parecer un tanto irrelevante, ya que podéis pensar algo como “pues lo pondré donde me dé la real gana, a ver si encima me vas a decir tú en qué lugar de mi casa he de colocarlo”. Cierto es que podéis ponerlo donde os plazca, pero no da igual un sitio que otro. Debemos buscarle un acomodo donde se vea lo mejor posible, y eso depende fundamentalmente de la iluminación.

Nunca he sido partidario de situar objetos de adorno en vitrinas expositoras. Tenemos un cristal delante (sí, se puede abrir la puerta), siempre la misma luz eléctrica (sí, podemos cambiar la bombilla) y no vemos el modelo por detrás (sí, le podemos dar la vuelta). En mi opinión el mejor lugar es aquel que nos brinda una buena luz del día (y también de la luna), así como una adecuada luz eléctrica y espacio para movernos entorno al modelo. De esta forma lo veremos de distintas maneras y será un mejor deleite para nuestros ojos. Esto es mi opinión personal, pero si podéis colocarlo directamente en un sitio así o fabricar un soporte en tal zona no creo que os disguste como se verá.

PaperhammerEditar

Ahora sí, después de tooooodo lo anterior por fin voy a hablar del paperhammer, como corresponde a esta web. Vamos a ver, ¿qué modelos hay de paperhammer? Pues muchísimos, pero la verdad es que no están demasiado bien “repartidos”. El grueso está compuesto por vehículos y naves, principalmente de la guardia imperial y el adeptus astartes (muchos tanques y muchas aeronaves). Pese a la variedad de miniaturas de cada raza del universo WH40K lo cierto es la mayoría cuentan con pocos modelos. Los tiránidos y demonios del caos no tienen casi ninguno (comprensible, pues para que el diseño fuese bueno serían más complicados que los vehículos), y los eldars, tau, necrones y eldars oscuros tampoco andan muy sobrados aunque de éstos hay más. El imperio de la humanidad acapara casi todo lo que hay, seguido de los orkos que tienen unos cuantos tanques y latas asesinas, siguiendo en tercer lugar los marines del caos con unos pocos blindados y servoarmaduras pesadas. También hay algunas armas de mano como bólters y slugga.

Necrons minis

Mucho cuidao porque semos peligrosos ¿Fale?

Los que habitualmente diseñan todo esto se centran como he dicho en tanques y naves. El más popular es un ruso llamado Eli Patoroch, que ha hecho docenas de modelos, aunque debo decir que no siempre pone las instrucciones el puñetero, y desde luego hacen buena falta. Otro algo menos conocido es Gopoxot, un tipo más constante con el tema de las instrucciones pues no las pone casi nunca (algunas flechitas indicativas por lo general). También está un tal Jim Bowen, que hace diseños más sencillos pero resultones (igualmente tacaño con los planos de montaje).

Total, que si bien no hay modelos de todo existen muchos. Es cuestión de echarles un vistazo y decidirnos por unos en particular.

¿Para qué sirve el paperhammer?Editar

Bueno, no es algo relevante para este tutorial pero voy a dedicarle al tema unas palabras. La función más práctica es la de montar estos modelos en papel para no tener que gastarse los cuartos en las miniaturas de Games Workshop. Así podemos probar unidades sin necesidad de comprarlas, y si vemos que funcionan o simplemente nos gustan pues ya veremos si adquirimos las oficiales o no. Esto no pocas veces va acompañado de polémica. Jugadores que se quejan durante las partidas porque ven el paperhammer como algo cutre e indigno. Además ellos se han gastado la pasta y el otro no (aunque quizás no ven el gran tiempo y esfuerzo empleados), y eso les ofende. No voy a entrar ahora en ese debate, y menos un servidor que no está excesivamente interesado en la parte jugable de WH40K (bueno, tal vez un poco los videojuegos). Me llama el trasfondo y la estética de este universo, o sea la literatura y las minis principalmente, pero no sus juegos de mesa o rol ¿Por qué hago paperhammer entonces? Pues como decoración, simple y llanamente para admirar los modelos.

Tau minis 1

Ser o no ser... de plástico. He aquí el dilema.

En mi opinión que el paperhamer sea algo cutre o no sobre la mesa de juego depende en gran medida del nivel que tenga. Un modelo de tanque de papel simplón y con un montaje penoso pues obviamente es cutre para jugar, pero igualmente lo es el mismo tanque oficial de plástico con las piezas mal ensambladas y pintado de espanto. No es el qué sino el cómo. Un paperhammer de los complejos, bien hecho y con un tamaño adecuado (más o menos semejante al original) no creo que sea indigno de luchar junto a las miniaturas de plástico. Pero cuidado, si no es bien robusto mejor será que sólo lo manipule su dueño, o puede recibir “daños de batalla” no deseados. Si no desentona al ponerlo junto a las miniaturas es que tiene calidad. Además el paperhammer no es la única alternativa extraoficial, pues existen las miniaturas clonadas y los proxys (minis de otros juegos). Obviamente es cuestión de hablarlo antes con quien vayamos a jugar, pero si se trata de un campeonato de GW creo que va a ser que no.

Resumiendo, nada es cutre si se hace bien, o al menos es lo que pienso yo. Eso sí, los soldados de paperhammer (exceptuando los minis) son simples recortes en 2d. Me temo que ahí por mucho que queramos estar a la altura…

Montando paperhammerEditar

Para hacer un modelo de papel de este fascinante universo básicamente hemos de considerarlo un papercraft y obrar en consecuencia. No obstante hay ciertas pautas que viene bien seguir a la hora de afrontar este reto manual.

Tau minis 2

Jamás hemos visto a ningún enemigo. Deben tenernos un miedo atroz.

Lo primero es analizar el modelo y sus instrucciones. Si es muy complicado y para postre no hay indicaciones/esquema de montaje pensadlo bien, pensadlo muy bien porque no va a ser ningún paseo campestre. En caso de empeñaros tenéis que buscar sí o sí toda la información posible a modo de instrucciones. Fotos del modelo terminado desde distintos ángulos, así como también de la miniatura de plástico oficial (aunque no sea exactamente igual nos puede valer). Incluso buscar fotos de las piezas de plástico en sus matrices puede ayudarnos (mirad en la web de Games Workshop), o bien indagar un poco a ver si alguien hizo unas instrucciones por su cuenta, sean como sean. Otra opción consiste en ver si hay otro modelo parecido que sí lleve instrucciones, ya que puede orientarnos un poco. Si os digo todo esto es porque yo mismo he tenido que hacerlo con algún paperhammer, y ya estoy escarmentado. Piezas parecidas que pueden ir en un sitio u otro, ángulos que no vemos y por tanto no sabemos como montar esas zonas, desconocimiento de si hay partes que deben tener mayor grosor porque van en relieve… Salvo que sea un paperhammer básico carecer de las instrucciones lo complica bastante. Si no lo creéis haced la prueba.

"¡Este! ¡Este me gusta y tiene instrucciones detalladas! Creo que es uno del Patoroch ese."
Aprendiz ilusionado


Rhino Ultramarines

No os burléis de mi sencillez. Sabed que la belleza está en el interior (que es blanco).

Ok, entonces puedes proceder, pero cautelosamente. Primero examina las instrucciones para comprender lo que te indican. Vendrán palabras en ruso que te sonarán exactamente a eso. Bueno, lo importante más bien son los símbolos y números. Si viene indicado el papel a utilizar, este ruso recomienda imprimir en A4 (o al menos nosotros usaremos habitualmente éste, de todos modos a veces pone las dimensiones que debe tener el modelo) con gramaje en torno a 160gr y luego pegarlo en otro cartón/cartulina A4 de unos 0,5 mililímetros de grosor. Francamente no comprendo bien eso de pegar lo impreso a un cartón gordo (aparte de para dar más solidez, digo yo), y menos siendo modelos más bien pequeños. Personalmente recomiendo imprimir directamente en una cartulina más gruesa y punto (0,5 máximo), aunque debo decir que a la hora de pegar ciertas piezas que van en relieve éstas sobresaldrán menos. No obstante sigo considerando mejor un solo papel y añadir aparte ese grosor extra a las piezas que lo necesiten. Si lo hacéis como indica Patoroch cuidado con lo que usáis para pegar el papel al cartón, no sea que os lo arrugue (si es cola dad a pincel una capa bien finita). Haced una prueba antes por si las moscas.

Veréis a veces un símbolo en espiral que significa que hay que hacer un rulo con la pieza, otro menos en espiral cuando sólo haya que curvarla y alguno que indica doblez de valle, pero el verdaderamente importante es el asterisco. Las que lleven uno es porque necesitan un grosor extra de 0,5 mm, y las que muestren dos asteriscos de 1mm nada menos. Una buena forma de afrontar esto a la hora de cortar es olvidarse por completo de estas piezas. Recortamos todas las que no llevan asterisco en la hoja, luego pegamos las que quedan al papel extra y por último las recortamos. Usar goma eva para esto puede ser buena idea, ya que tiene el borde negro (o del color que queramos), pesa poco, hay de diferentes grosores, es flexible y blandita. No obstante no es la solución perfecta, ya que dada su falta de rigidez recortarla con el cutter no es aconsejable (mejor las tijeras), no ofrece solidez (que puede hacernos falta según que caso) y yo por lo menos no encuentro de menos de 1mm. Si no la veis bien para vuestro modelo tirad de cartulinas de 0,5 y 1mm, o tal vez menos si notáis que sobresaldrá demasiado. Tened en cuenta que dependerá del grosor del papel impreso y del tamaño del modelo (si lo hacéis en A3 al ser más grande debería haber más relieve).

Monolito Necron

¡Ups! Fallo en el teletransporte, esto no es Terra ¿O sí?

Puede llegar un momento en el que no sea recomendable “soltar” sobre la mesa una pieza, o el mismo paperhammer ya medio hecho, El motivo es que podría dañarse dada su peculiar forma (puede ser una pieza con salientes por varios lados), así que mejor será buscarle un sitio adecuado. Una buena solución es fijar horizontal o verticalmente (a un mueble o donde sea) un palo fino y largo para poder “ensartar” ahí la pieza. Si no tiene zona hueca entonces siempre podemos pegarla al palo con un poco de fixo. En fin, como sea pero que permanezca a salvo. Una vez terminado seguro que lo podremos poner encima de la mesa.

Sobre el pegamento nada más que añadir a lo dicho anteriormente. Cuando se trate de uniones difíciles como lengüetas muy chicas o que ésta simplemente sea el borde de la pieza, podéis usar cianocrilato o similar. Eso sí, procurad hacerlo bien a la primera.

Después de las piezas a color en el documento pueden venir las mismas pero en blanco y negro. Esto lógicamente es por si queremos pintar nosotros mismos el paperhammer, pero existe la interesante opción de “pintarlo” a través del PC. Si no os convencen algunos o bien ninguno de los colores que lleva una nave, tanque o lo que sea podéis cambiarlos mediante programas y quedará tan perfecto como con los tonos originales (normal, esos se pusieron también con un programa). El adobe illustrator o el inkscape os pueden valer, pero no me pongo a explicar nada de eso porque entonces no acabaría nunca.

¿Cuáles son fáciles y cuáles difíciles?Editar

Ultramarine Terminator

Con tantas armas me han puesto imanes hasta en el... Vamos, que tengo muchos.

Vamos a ver, paperhammer fáciles, lo que se dice fáciles en realidad no hay, al menos entre los que tienen un nivel de detalle mediano como poco. Más bien se trataría de diferenciar entre los de complejidad normal, alta, bastante alta y por último elevadísima (que los hay, y un buen puñado).

Los land speeder y ciertos vehículos pequeños eldar como el ravenfighter o el vyper son ejemplos de paperhamer de nivel estándar. En los tanques varía mucho la cosa, pues los hay desde dificultad media hasta la leche de complicados (algunos con montaje del interior y todo). Las aeronaves suelen ser generalmente más bien difíciles, en especial si son tirando a grandes como un thunderhawk o el marauder. Luego están los dreadnoughts (imperiales o del caos) y titanes que llevan instrucciones para cada parte de su cuerpo, o sea que montarlos es toda una odisea. Normalmente todo está en formato PDF, aunque algunos vienen en JPG o incluso PDO, el formato del Pepakura (en esto tampoco me voy a meter que bastante largo es el tutorial ya)

Si son un montón de hojas, con un montón de piezas, con un montón de lengüetas y encima sin instrucciones, no hace falta ser un lince para darse cuenta de que salvo que seamos expertos es mejor no intentarlo. El papercraft/paperhammer puede llevarnos sólo unas horas o más de un mes, según el modelo que elijamos. ¡Hay muchísima variación de dificultad!

Nuestro toque personalEditar

Ya lo mencioné antes cuando hablaba del papercraft. Una vez acabado el modelo, por muy perfecto que nos haya quedado, siempre podríamos haberlo hecho mejor. Os pongo algunas mejoras concretas que se pueden usar en paperhammer.

ImanesEditar

Esto nos vendrá de perlas para cuando tengamos varias armas intercambiables, como pueden ser las de un marine exterminador o un tanque imperial. Al principio yo pensaba que el tema de los imanes era fácil, pero luego me di cuenta de que no lo era tanto.

Necron Destroyer 1

Seré de cartulina, "pero la tengo más grande".

Necesitamos planchas de imanes flexibles con adhesivo por la otra cara (aunque podéis probar con los imanes pequeños que se usan en las minis), como esos que se pegan al frigorífico. No demasiado potentes ni gruesas (deben pesar poco), y que se puedan recortar fácilmente. La idea es poner un imán en la pieza que se mantendrá fija (la muñeca de un astartes, por ejemplo) y otro en la que será de quita y pon (el arma/accesorio que sea). Lo ideal es ponerlos por dentro de las piezas para que no se vean, pero esto implica planificar el pegado del imán antes de cerrarlas. Además habrá quizás que pegarlos por la parte no adhesiva y debemos tener en cuenta que la fuerza de atracción magnética ha de atravesar el papel. Si es uno muy grueso y pesado tal vez no quede otra que poner los imanes por fuera (o recortarlos muy grandes, que no es plan).

Antes de pegar los imanes en donde sea que vayan del modelo debéis unirlos solos primero. Acopladlos en el punto de unión más fuerte posible (notaréis que éste cambia si los desplazáis sólo un poco) y entonces recortad de nuevo ambos unidos para que queden iguales. Esto último es lo normal, pero a veces uno será más pequeño por falta de espacio y querréis hacer el otro más grande para ganar algo de fuerza en la unión. Tomad cuidadosa nota de donde van a ir y con qué orientación, u os llevaréis más de un chasco cuando estén pegados, en especial si van por dentro. En esto hay que prestar mucha atención, porque a diferencia de las piezas se trata de simples trozos negros cuadrados/rectangulares/circulares que pueden ir de cualquier manera, y deben ir de una en concreto.

ArticuladosEditar

Aquí no se trata de quitar y poner como hacemos con los imanes, sino de hacer móvil lo que es fijo. No hace falta ser muy listo para darse cuenta de que esto puede ser complejillo. Hay que estudiar el modelo para ver como y donde enfocar el asunto, en función de si tiene extremidades, puertas, armas que deban girar o lo que sea. Podemos hacer las articulaciones con cilindros de papel si tenemos margen y necesitamos robustez, o bien alfileres/palillos cuando sean piezas pequeñas. El pegamento fuerte nos vendrá bien para estos menesteres. No puedo aconsejar más sobre esto porque aparte de que no he articulado muchos papercrafts es algo que depende sobretodo del modelo en cuestión. Si os sentís capaces adelante, todo es probar.

Calcomanías y pinturasEditar

Necron Destroyer 2

Y otra de repuesto, mucho más larga.

Si estas pegatinas son adecuadas para las minis de plástico de GW ,¿por qué no han de serlo para sus equivalentes de papel? Sí, podéis usar las calcomanías esas que os sobran (o simplemente no quisisteis poner) en vuestros paperhamer sin ningún problema (huelga decir que si es de papel fino y poroso empleéis poquita agua). Como las calcomanías suelen ser más bien adecuadas para vehículos, y éstos abundan mucho en el paperhammer, sería absurdo no aprovecharlas. El que no quiera que no las ponga, no es obligatorio, pero sabed que quedan bien.

Desde luego pueden ser calcas de otra procedencia, si no son de warhammer pero no desentonan en el modelo pues adelante. Para el que no lo sepa las calcomanías tienen su intríngulis. Modos de aplicarlas (dedo, pincel), productos específicos (microsol, microset), uso de barniz brillante y mate (o sólo mate) para disminuir su reflejo,… Pero bueno, aquí no creo que haya que complicarse tanto. Agua del grifo y buen pulso chicos.

Stormtalon front

A ver cuando me limpias los cristales ¡Que están completamente grises!

Como es evidente las pinturas que usamos para dar más vida a nuestras minis de plástico también pueden aplicarse a los paperhammer, y no sólo cuando los imprimamos en blanco y negro. Pueden valernos para cuando no dispongamos de el tono necesario en rotulador, queramos disimular una parte con exceso de pegamento (recordad que ahí la tinta no agarra bien) o simplemente pintar una zona grande o difícil de cubrir con el rotulador por su ubicación. Una forma muy sencilla y realista es pintar de negro (yo uso abaddon black) el interior de los cañones y propulsores (en estos podéis pintar el efecto de fuego al fondo), lo cual quedará siempre mejor que usar papel negro. Igualmente podéis dibujar símbolos a color si se os da bien.

Tampoco es mala idea combinar las miniaturas de plástico con los modelos de papel, añadir escenografía y así obtener dioramas. No está prohibido mezclar ambas cosas, y si se hace bien el resultado puede ser convincente. Experimentad, id más allá de lo que indican los planos o las normas habituales ¿Qué os impide probar?

Volumen, relieve y añadidosEditar

Stormtalon back

Y dale también un repasito al interior de las toberas, porque se ven ya más negras que el alma de Slaanesh.

Se trata de modificar ciertas zonas del modelo, por ejemplo para hacer en tres dimensiones aquello que sólo tiene dos. Ruedas, brazos o patas que sean lisas pueden dotarse de relieve y ganar vistosidad a la par que realismo. Nos tendremos que “buscar la vida” para ello, lo que implica fabricar nosotros mismos las piezas y pensar como montarlas. Esto puede ser un poco difícil, pero en otros casos simplemente daremos relieve a algunas (recortando otra igual y pegándola encima) o añadiremos otras que por ejemplo vienen en la miniatura oficial pero no en el modelo de papel. Ojo, es altamente recomendable pensar todo esto antes de montar el paperhammer, de lo contrario nos resultará más difícil o incluso paradójicamente tendremos que medio romperlo para mejorarlo. Una forma simple y efectiva de hacer las peanas de papel es buscar por internet fotos con buena calidad de diferentes tipos de suelo (rocoso, desértico, nevado), para luego imprimirlas y recortarlas como deseemos. Si es una nave para el soporte usad algún recipiente pequeño y alargado de plástico transparente, o bien recortar vosotros mismos las piezas de ese material.

Algunos truquillos resultones son utilizar puntas de alfileres como remaches, plastilina/masilla moldeada (e imprimada, pintada y barnizada si queremos) para simular las cabezas de misiles y otras piezas redondeadas imposibles de hacer en papel,o aplicar una gota de barniz brillante en los focos/lentes/ojos para dar brillo y relieve a la vez. Pero atención, he dicho que son trucos resultones, no que sean "facilones".

Para llevar el resultado a otro nivel, alguna gente emplea pvc o plasticard para los modelos (que deben pintar después), quizás en conjunción con el papel para algunas partes que serían difíciles de realizar con materiales sólidos. Así pueden obtener un resultado más cercano al de las miniaturas oficiales de plástico, y además sabed que bastantes modelos de paperhammer ni siquiera existen en el catálogo de GW o FW (mundo forja). Igualmente pueden añadir piezas de plástico transparente que simulan los cristales de las ventanas (para la carlinga, por ejemplo), o colocan leds en el interior de tanques y aeronaves para emular las luces de los faros y la cabina (algo que se aplica también a las minis)

Necron Triarch Stalker front

Tau: Bueno ¿Qué opinas? Marine: Psé. No lleva tripulante, pero pué valer pá jugar.

Como podéis ver lo lejos que lleguemos (o seamos capaces de llegar) casi depende más de nosotros que del modelo en concreto, como ya dije. Esto tampoco significa que podamos convertir cualquier modelo sencillito en una auténtica maravilla, pero sí mejorarlo sensiblemente. Quizá optemos por emplear nuestro tiempo en mejorar mucho uno concreto, o dejarlo tal cual en pos de fabricar otros, según veamos qué merece más la pena. Cuando se pintan miniaturas puede hacerse a nivel estándar o, si podemos/queremos hacerlo, hasta nivel eavy metal que es como las pinta un equipo de GW. Pensad que hoy en día no es como hace treinta años, pues con esa fuente de información llamada internet (y el ilustrativo youtube) tenemos fácil alcance a todos los datos necesarios para hacer lo que queramos. No me convencen las excusas del tipo “es que soy muy torpe” o “es que no tengo tiempo”. Actualmente y con toda la información a disposición nuestra si se quiere se puede, punto. Seguramente no todo lo que nos gustaría o seríamos capaces de lograr (por falta de tiempo o medios económicos), pero desde luego sí una parte. Yo aún no he montado ningún papercraft/paperhammer de los realmente complejos, pero más tarde o más temprano daré el paso. Como se suele decir todo es ponerse, pero hemos de querer y por consiguiente hacer. Si prosperáis en este hobby, llegará un momento en que ya sólo querréis armar modelos complicados ¿A que eso suena bien?

Comprar y vender paperhammerEditar

Necron Triarch Stalker back

Acechante necrón de Eli Patoroch. Articulado y con diversas modificaciones.

¿Se pueden comprar estos modelos de papel? ¿Y venderlos? Las respectivas respuestas son “sí, pero …” y “no”. Podemos comprar modelos de papel por Internet, pero son digitales. O sea que nos toca a nosotros imprimir, recortar y pegar las piezas. Se pueden comprar ya impresos y adaptados al tamaño que queramos (en mercadolibre y aliexpress suele haber), pero no dudéis que el montaje corre de nuestra cuenta. Obviamente no están a la venta todos los modelos que pululan por Internet, pues muchos de ellos (especialmente el paperhammer) son “free models”, detalle que aparece bien clarito en la primera hoja. Además luego estaría el tema del envío. Aparte de que protegerlos con un adecuado embalaje sería bastante difícil de hacer, ¿os imagináis algo tan delicado en manos de los funcionarios de correos?

Precisamente el que sean gratuitos ya nos da la pista de que el papercraft/paperhammer ya hecho no se vende. No somos el diseñador que hizo los planos ni tan siquiera pagamos por ellos (salvo la impresión), así que no podemos vender estas queridas manualidades. Algunos PDF vienen protegidos para que no puedan modificarse, y además en cierta pieza (suele ir boca abajo, para que no se vea mucho) aparece escrita su web de procedencia y/o autor. Da igual que los modifiquemos, legalmente me parece que no podemos venderlos ya que no poseemos el copyright ni autorización alguna. Para eso tendríamos que diseñar personalmente los planos y montarlo, además de elegir algo que no posea de ningún modo derechos de autor. Por poner ejemplos un barco vikingo (genérico por si acaso) o un animal salvaje valdrían, pero no un pato Donald o un tanque vindicator pues son diseños de Disney/GW. Creo que todo esto es así, pero puedo estar equivocado en algo, así que tampoco lo toméis como la verdad absoluta. Es más bien para orientaros un poco.

Existen numerosos papercrafts de diversa índole a la venta, pero paperhammer no sé si habrá, al menos legalmente. No os va a quedar más remedio que hacerlos vosotros mismos chicos.

Fin del TutorialEditar

Bueno, creo que eso es todo cuanto tenía que exponer. Espero que os resulte de ayuda esta guía y que sirva para enriquecer vuestra experiencia con esta fascinante vertiente del modelismo. Los ejércitos de WH40K siempre están en guerra, y por tanto necesitan ser provistos sin descanso de muchos vehículos. Así que ya sabéis, coged una cuchilla y empezad a fabricarlos. Bien por el Emperador, un Dios del Caos, los Eldars, los Tau o quien diablos sea, ¡pero fabricad!

A ver cuantos usuarios leen esta guía
 
18
 

La encuesta fue creada el 19:44 30 abr 2015, y hasta ahora 18 personas votaron.
¿Qué opinas del paperhammer?
 
31
 
8
 
1
 
0
 
2
 

La encuesta fue creada el 19:44 30 abr 2015, y hasta ahora 42 personas votaron.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.