FANDOM


Bulldog El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!

Los Carcharodones son un Capítulo Leal de Marines Espaciales de la 23ª Fundación de ascendencia desconocida (se especula que la Guardia del Cuervo o los Guerreros Aguila). Los Carcharodones participaron en las últimas fases de la Guerra de Badab. Estuvieron basados en su flota hasta que en recompensa por su papel en la Guerra de Badab recibieron el control del territorio de los Guerreros Mantis en la Zona del Torbellino del Segmentum Ultima, un grupo de Mundos Salvajes y Feudales llamado Cúmulo de Endymion. Los Carcharodones podrían ser de hecho el Capítulo conocido como Tiburones Espaciales, siendo Carcharodones la versión en Alto Gótico de su nombre.

No obstante, a pesar de su registro oficial en el Imperio como progenie de los Guerreros Águila, la información sobre la Fundación de este Capítulo sigue envuelta en las nieblas de la antigüedad. Esto en sí no es algo muy notorio, pero el misterio de los Carcharodones no ha hecho sino crecer en los últimos siglos. Ahora, el mismo nombre de este Capítulo se ha convertido en sinónimo de las oscuras y frías profundidades del vacío y de los hambrientos depredadores que acechan en su interior.

HistoriaEditar

Los Carcharodones son un Capítulo misterioso y enigmático, que se ha forjado una oscura y sangrienta leyenda en las mentes de aquellos que sobrevivieron al conflicto conocido como la Guerra de Badab. Regresando del negro vacío del espacio más allá de los lugares más lejanos de la Galaxia como extraños tanto para amigos como para enemigos, los Carcharadones se unieron a los Leales contra aquellos que desafiaron al Imperio del Dios-Emperador.

Los orígenes exactos de este infame Capítulo son difíciles de ubicar en los archivos imperiales debido a que los Carcharodones no han dejado registros de sus actividades en la historia reciente. No aparecen en ninguno de los registros imperiales abiertos, y asimismo el Capítulo no ha registrado oficialmente honores de batalla. Además, el Capítulo es a menudo confundido con otros Capítulos menos conocidos que emplean nomenclatura y heráldica similar (por ejemplo: "Los Segadores del Vacío", "Tiburones Sangrientos", etc.). Sin embargo, algunos registros sellados y verificados de los archivos de la Inquisición podrían arrojar alguna luz acerca de los verdaderos orígenes del Capítulo. El más viejo de estos antiguos tratados sobre las guerras del Imperio de la Humanidad puede encontrarse dentro de las páginas del Mythos Angelica Mortis escrito por los eruditos escribas del Secretariado Militum de Terra a finales del M35. Existen referencias, en este a menudo vago e incompleto tratado, a un Capítulo de Marines Espaciales identificado como "Carcharodon Astra". Fueron enviados a "...la oscuridad más allá... en un viaje sin fin... para devastar a los enemigos de la Humanidad" y a "...poner fin al Traidor, al alienígena y al Renegado, y acosarles en sus puntos fuertes". Este texto tiene sus orígenes en un escrito aún más antiguo, ahora perdido, que data de la era desconocida cercana a las Guerras Astrópatas de finales del M32 y principios del M33. Aquella fue una época envuelta en mitos y alegorías, y su verdadera naturaleza ha sido purgada de la historia imperial tan meticulosamente que se sabe menos de ella que de la Herejía de Horus o la Gran Cruzada. Otros registros le dan a este Capítulo variaciones en el nombre o título, tales como Tiburones Espaciales, pero todas las versiones son consistentes en ciertas similaridades de iconografía y operación, y en su descripción de la bestial, pero calculada ferocidad de los Carcharodones en combate. A este Capítulo se le dio el sagrado e interminable deber de viajar por la noche interestelar más allá de las fronteras del Imperio para localizar y destruir a los enemigos de la Humanidad antes de que pudieran penetrar en el espacio imperial.

Las únicas otras pistas tentadoras sobre los orígenes de este Capítulo proceden de aquellos pocos siervos del Imperio que han tenido el dudoso honor de encontrarse en persona con los enigmáticos Carcharodones. En su mayoría, estos individuos habían sido enviados a explorar los límites más externos de la Galaxia: Exploradores, Comerciantes Independientes y gente por el estilo. Sin embargo, aparte de los registros de estos escasos encuentros conservados en cámaras de datos fragmentadas, la única información disponible sobre los Carcharodones son las historias de sus a menudo sangrientas hazañas por toda la Galaxia.

Campañas notablesEditar

Marines Tiburón espacial
  • 7ª Cruzada Negra (811.M37)- La 7ª Cruzada Negra fue una de las Cruzadas Negras lideradas por el infame Señor del Caos Abaddon el Saqueador y su Legión Negra, lanzada desde el Ojo del Terror en el 811.M37. Cuando el Capítulo de Marines Espaciales de los Ángeles Sangrientos luchó contra la horda en Midian, Abaddon les atacó con furia implacable. Dirigió en persona una banda de Berserkers de Khorne hacia las posiciones de los Devastadores de los Ángeles Sangrientos. Ni siquiera las Escuadras de Asalto de los Ángeles Sangrientos lograron desalojar a la frenética banda y recuperar los cuerpos de sus camaradas. Pero hay una oscura referencia a cómo los Ángeles Sangrientos fueron salvados por un Capítulo de Marines Espaciales sin identificar de origen misterioso. Dentro de El Cántico de Cassandria Lev – Vol. CVI, un relato altamente mitificado e indirecto de las guerras de la 7ª Cruzada Negra que recibe su nombre por la Hermana Canonizada, existe una mención a un Capítulo de Marines Espaciales "ataviados de gris" que vinieron de "la noche exterior" para ayudar al Imperio y cuyas "fauces dentadas devoraron las estrellas..." y su "...negra mirada reflejaba el vacío del olvido". En el curso del cántico las naves de este Capítulo se abalanzan sobre las fuerzas de Abaddon después de la desastrosa derrota y retirada de los Ángeles Sangrientos en Midian y atacan a las fuerzas perseguidoras, como escribe Santa Lev: "... cayeron sobre los sirvientes del dios calavera con gran furia desde la oscuridad, sin ser vistos como la bestia que acecha bajo las aguas negras, muerte por muerte, sangre por sangre... así fue que los Hijos de Sanguinius obtuvieron descanso, volviendo a enfrentarse a sus perseguidores y así los malditos Traidores de los falsos dioses llevados a la ruina". Algunas imágenes de estos eventos pueden ser encontrados sobre las murallas del Mundo Cripta de Hypasitis, creado para que reposaran los honorables muertos de esta guerra, representados en frescos en los que, curiosamente, las caras de los Marines Espaciales participantes están oscurecidas con discos de obsidiana negra. Dada la mayoritariamente desconocida historia del errante Capítulo de los Carcharodones, la historia de sus actividades solo puede ser reconstruida a partir de incidentes históricos y registros fragmentados de acontecimientos en los que se cree que intervinieron los Carcharodones después de revisar las pruebas. Este notable encuentro es considerado por los eruditos imperiales como un "[Especial] Encuentro Probable/Registro de Avistamiento" de este notorio Capítulo.
  • Guerra de Badab (910.M41-913.M41) - Llegando sin previo aviso en el 910.M41, la repentina aparición de la flota del Capítulo de los Carcharodones causó alarma tanto en las fuerzas Leales como en las de los Secesionistas que operaban dentro de la Zona del Torbellino. Un Crucero de Asalto ennegrecido por los impactos de múltiples explosiones se identificó empleando antiguos, aunque todavía válidos, protocolos de autorización imperial. La fuerza de Marines Espaciales no identificada había llegado para ofrecer su ayuda a la causa Leal contra los Secesionistas, y afirmaban haber venido en respuesta a una petición procedente de la propia Terra. Se identificaron a sí mismos y a su Capítulo como los "Carcharodon Astra", utilizando la antigua forma del Alto Gótico de su nombre (en Bajo Gótico el nombre sería Tiburones Espaciales), y solicitaron formalmente el permiso de las fuerzas Leales para entrar en la zona de guerra y derramar sangre. Tras su llegada, el Comandante de los Carcharodones, Tyberos, se presentó ante el Inquisidor Delegado encargado de controlar el conflicto de Badab con Patentes Informativas proporcionadas al Capítulo que afirmaban los derechos y títulos que les habían asignado varios Inquisidores y Altos Señores de Terra ya fallecidos. Tyberos incluso se presentó voluntario para sondeo mental y realización de pruebas genéticas. El Inquisidor Delegado respondió por los Carcharodones. El Alto Lord Comandante, Carab Culln de los Escorpiones Rojos, Magister Militum y supremo comandante de todas las fuerzas Leales, aceptó la entrada de los Carcharodones en su orden de batalla, aunque seguía un tanto preocupado por sus lealtades y por sus desviaciones respecto del Codex Astartes que habían sufrido durante su largo viaje más allá del espacio imperial. Los Carcharadones fueron desplegados inicialmente, tras su regreso al espacio imperial, en el Cúmulo de Endymion, el territorio controlado por el Capítulo Secesionista de los Guerreros Mantis, en lugar de desplegarlos en el Sector Badab. Los Carcharodones continuaron arrasando de forma sistemática todo planeta del Cúmulo que se supiera que había acogido a los Guerreros Mantis en el pasado, forzando al Capítulo Secesionista a dejar de emplear sus tácticas de ataques furtivos contra las fuerzas Leales, obligándolos a concentrar a sus efectivos para defender sus mundos. Dicha estrategia les ahorró a los Carcharodones el tener que perseguirles a lo largo y ancho del Cúmulo a lugares en los que sus enemigos tenían la ventaja del apoyo local y del conocimiento del área. En el 913.M41, durante la batalla final de la Guerra de Badab, en Badab Primaris, planeta natal del Capítulo Renegado de los Garras Astrales y de Lufgt Huron, el Tirano de Badab, los Carcharadones sabotearon los antiguos reactores atómicos y geotermales que abastecían de energía a las baterías de defensa planetaria y a las Ciudades Colmena de Badab. Esto provocó un desplazamiento tectónico a nivel planetario, que causó que sectores enteros de las Ciudades Colmenas se colapsaran y cayeran hacia abismos aullantes abiertos justo bajo sus pies, siendo reemplazados por océanos de lava ardiente. Tras la destrucción de Badab Primaris, los Secesionistas restantes de los Capítulos de los Garras Astrales, los Ejecutores, los Guerreros Mantis y los Lamentadores fueron llevados a juicio ante un tribunal especialmente convocado entre sus pares del Adeptus Astartes. Antes de abandonar la Zona del Torbellino, la flota del Capítulo de los Tiburones Espaciales regresó al Cúmulo de Endymion. Allí, con el acuerdo y connivencia de los Halcones de Fuego, atacaron el Sistema Tranquility, que había sido el área primaria de reclutamiento y entrenamiento del Capítulo de los Guerreros Mantis. En dichos mundos cosecharon a una generación completa para reponer sus pérdidas en combate, forzando a los elegidos a luchar a muerte para probar ante los Carcharodones que eran dignos de ser aceptados entre sus filas. Tras recibir dicho pago en sangre, la flota de los Carcharodones partió, siendo vistos por última vez por una sonda augur de los Exploradores del Adeptus Mechanicus, que les rastreó siguiendo una ruta por la Disformidad que les alejaba en vertical del plano de la Galaxia en dirección a la oscuridad de los vacíos exteriores. Se desconoce cuáles son el paradero y las actividades actuales de los Carcharadones.
  • Masacre Corcyrana - Lo que se registraría en los archivos imperiales como la Masacre Corcyrana salió a la luz en el 910.M41, cuando una patrulla de la Flota Imperial descubrió los restos de una base de contrabandistas asentada en los polvorientos páramos del abandonado planeta Corcyra II. Dentro de la instalación encontraron una pesadillesca escena de carnicería y destrucción a una escala raramente presenciada anteriormente por el género humano. Se había librado una sangrienta batalla entre fuerzas de tamaño inferior al de una Compañía, pertenecientes a los Capítulos de Marines Espaciales de los Ejecutores y de los Carcharodones. Las unidades de ambos Capítulos, infames por su salvajismo y sus inamovibles posturas hacia sus enemigos, habían luchado hasta su mutua aniquilación. La base que se elevaba a su alrededor había quedado destrozada, y sus anteriores habitantes yacían desmembrados y destripados, pudriéndose y quedando reducidos a poco más que polvo. Muchos de los cuerpos de ambos bandos mostraban señales de haber seguido peleando a pesar de las horrendas heridas, los miembros arrancados y los masivos daños y traumas que habrían acabado hasta con un Astartes. Muchos de ellos fueron hallados trabados en mortales abrazos con sus adversarios, cubiertos de entrañas y atacando a sus enemigos con sus últimas fuerzas. No se sabe a qué Capítulo perteneció el último superviviente capaz de reclamar la amarga victoria al final del enfrentamiento, y ninguno de los Capítulos ha admitido la existencia de ningún superviviente a la masacre que pueda explicar qué pasó en Corcyra II.

OrganizaciónEditar

Como se ha mencionado anteriormente, los pocos registros que existen sobre los Carcharodones sugieren que están basados por completo en su flota, lo que a su vez sugiere que poseen diferencias fundamentales respecto a la mayoría de Capítulos de Marines Espaciales más convencionales. Su largo aislamiento también podría haber tenido un efecto sobre el equipo militar del Capítulo. Las pocas naves vistas al servicio de los Carcharodones eran enormemente variadas en diseño e incluso en la era de construcción, lo cual indica que probablemente el Capítulo utiliza cualquier astronave que encuentra, y que realiza extensas modificaciones y reparaciones a fin de mantenerlas en funcionamiento tanto como pueden.

Esto se aplica también a los Hermanos de Batalla individuales. Aquellos Carcharodones que han sido avistados a menudo muestran armas de antigua procedencia. Es muy probable verles llevando armamento como el Bólter Modelo Phobos R/107 o la servoarmadura modelo Mark V Herejía de hace diez mil años, junto con otras armas y piezas de equipo fabricadas a lo largo de todos esos diez milenios. Una vez más, es probable que esto sea consecuencia de la autosuficiencia forzosa del Capítulo.

Estas actitudes parecen aplicarse a la organización general del Capítulo. Aunque pruebas anecdóticas indican que los Carcharodones se rigen aproximadamente por las doctrinas tácticas y de escuadras del Codex Astartes, esto no se traslada a su estructura de mando ni a la de las Compañías. En lugar de eso, los Carcharodones parecen dividir su Capítulo en varias Compañías de Batalla diseñadas para operar independientemente. Cada una posee una fuerza auxiliar aumentada de Exploradores para misiones de reconocimiento y evaluación del enemigo, y una punta de lanza de Veteranos Exterminadores que actúan como la guardia personal del Capitán. Parece probable que los Carcharodones carezcan por completo de Compañías de Reserva.

Tiburones espaciales 2

Marine de los Tiburones Espaciales

Aquellos registros que afirman referirse a los Carcharodones indican que a menudo parecen haber abandonado los símbolos e insignias prescritos por el Codex Astartes para indicar el rango y la asignación en una Compañía de Batalla. En su lugar, los Hermanos de Batalla emplean una amplia variedad de marcas personales y totémicas, que se corresponden con sus tendencias primitivistas. Esto no son más que conjeturas, no obstante, pues una vez más, los Carcharodones son bastante reticentes a discutir los pormenores de la organización de su Capítulo. Se ha visto que emplean Capellanes y Bibliotecarios, con pocas desviaciones respecto a los de otros Capítulos. Sin embargo, los Apotecarios y los Tecnomarines rara vez aparecen fuera de la flota nómada de los Carcharodones. Es muy probable que los Carcharodones reconozcan el vital papel que estos Marines Espaciales juegan en la preservación y mantenimiento de la misma existencia de su Capítulo, y los mantengan a mano siempre que les es posible. Estos dos últimos cuerpos podrían haberse mantenido en reserva en la flota del Capítulo, una práctica nada extraña en Capítulos basados en su flota y que pasan largos periodos aislados. Esta estructura pone la fuerza efectiva de cada Compañía en torno a unos 100-120 Iniciados y 20-30 Exploradores Neófitos, aunque el tamaño y la disposición exactos del Capítulo de los Carcharodones al completo siguen siendo desconocidos.

Equipo del CapítuloEditar

Durante la Guerra de Badab el Capítulo de los Carcharodones mostró varios rasgos y adornos muy característicos que le distinguieron del resto de sus hermanos en ambos bandos del conflicto. Se observó que su equipamiento era muy antiguo. Gran parte de sus armas, vehículos, equipo militar y otros elementos eran de diseños y modelos que procedían de todas las épocas de la historia y las regiones del Imperio. Algunos ejemplos son el Bólter Phobos R/017 y el uso extendido del modelo Mark V Herejía de servoarmadura entre los Hermanos de Batalla del Capítulo. Este, asimismo, parecía poseer un contingente inusualmente grande de Armaduras de Exterminador, de las cuales muchas parecían altamente modificadas o mejoradas de formas poco ortodoxas a fin de mantenerlas a punto para el combate.

BibliotecariosEditar

Como muchos de los demás Capítulos, se ha visto que los Carcharodones usan Bibliotecarios entre sus filas, con pocas diferencias en sus funciones respecto a las de los otros Capítulos. La mayoría de Capítulos entrenan y prueban a psíquicos selectos siguiendo las antiguas guías del Codex Astartes. Los Bibliotecarios de los Carcharodones también son entrenados así y, con unas pocas diferencias mínimas, han sido enseñados a vivir según la palabra del Codex. Los Bibliotecarios Carcharodones tienen varias habilidades psíquicas que solo emplean ellos, entre las que se incluyen:

  • Desde las Profundidades - El Bibliotecario nubla las mentes de sus adversarios con una agobiante oscuridad mental, amplificando su miedo y su sorpresa para paralizarlos. Sus mentes se retuercen con imágenes de profundidades acuosas de frío insensibilizador y de culebreantes formas marinas, dejándolos vulnerables a los ataques.
  • Mandíbula Desgarradora - El Bibliotecario invoca al avatar de un gran depredador oceánico cuya mandíbula surge del mismo suelo que hay bajo los pies del enemigo. Las mismas piedras y la tierra se transforman en la forma de unas mandíbulas y dientes que se cierran de golpe, consumiendo todo lo que atrapan en una lluvia de sangre.

Doctrina de combateEditar

Marine carcharodones hacha sierra

Tácticamente, durante la Guerra de Badab, los Carcharodones operaron casi de forma exclusiva como una fuerza de asalto rápido, desdeñando cualquier tipo de enfrentamiento prolongado siempre que fuera posible, prefiriendo enfrentarse a sus objetivos ya fuera con una velocidad extrema o de forma sigilosa, lo que les permitió atacar, siempre que fue posible, con el elemento sorpresa de su lado. En combate, se esforzaron por encajonar rápidamente a sus enemigos, dejándolos sin espacio para maniobrar, y enfrentarse a ellos ya fuera en combate cuerpo a cuerpo, o dando rienda suelta a su potencia de fuego a distancia o a quemarropa. Por esta razón, cada Marine Espacial de los Carcharodones, independientemente de si formaba parte de las Escuadras de Devastadores del Capítulo o de las de Asalto, siempre era visto portando una gran cantidad de bayonetas, armas de filo y Armas de Sierra, además de sus armas normales, siendo por ello capaces de entrar en combate cuerpo a cuerpo de una manera feroz y sangrienta.

Semilla genéticaEditar

Nadie sabe de qué Primarca procedía la semilla genética empleada en la creación de los Carcharodones. Las oportunidades de estudiarla han sido extremadamente escasas, y los propios Carcharones son singularmente reticentes en este aspecto. Las únicas pistas sobre su origen que poseen los Guardianes de la Muerte proceden de una extracción de semilla genética realizada a un Hermano de Batalla muerto, recuperado del escenario de una masacre. El cuerpo, supuestamente, pertenecía a un Carcharodón. El Apotecario que llevó a cabo la extracción informó posteriormente de que la semilla parecía incorrupta, aunque sujeta algunas degradaciones a largo plazo. Más interesante es el hecho de que la semilla genética incluía algunas marcas reminiscentes a la línea de sangre de la Guardia del Cuervo. Esos marcadores son poco comunes, y un lazo con la Guardia del Cuervo explicaría también algunos otros detalles de los Carcharodones.

La apariencia de todos los Carcharodones comparte algunos rasgos singulares. Todos ellos poseen una piel pálida y grisácea, con un tono casi cadavérico. Algunos de los Carcharodones más ancianos y venerables tienen ojos negros y líquidos, sin iris ni esclerótica. Aparte de esto, no obstante, no se han detectado genotipos comunes entre los Carcharodones avistados. Esto sugiere que los Carcharodones reclutan de una amplia variedad de fuentes, y que su color de piel y la mutación de sus ojos es un resultado de su semilla genética. Estos rasgos son parecidos a algunos típicos en la Guardia del Cuervo. Sin embargo, incluso si el Capítulo reconociera a Corax como su progenitor, milenios de deriva genética probablemente habrán desarrollado grandes diferenciaciones con la rama original.

Mundo natalEditar

Marines tiburones espaciales vs amos noche rapaxes

Los Tiburones Espaciales se enfrentan a Rapaxes de los Amos de la Noche

Los fragmentados registros de los Carcharodones indican que el Capítulo no posee un mundo natal fijo. Esto no es algo extraño entre los Capítulos de Marines Espaciales: por ejemplo, los renombrados Templarios Negros solo operan desde su enorme flota de guerra como parte de una Cruzada permanente. Sin embargo, los Carcharodones no parecen seguir el patrón operativo de los Capítulos Cruzados, dependiendo en su lugar de una estrategia operativa mucho menos habitual, conocida como el patrón "Nómada-Depredación". El patrón Nómada-Depredación surgió en algunos Capítulos y flotas de Comerciantes Independientes que operaban más allá de los límites del Imperio durante periodos extensos, y permite a los ejércitos ser completamente autónomos y mantenerse sin ningún tipo de apoyo imperial. Una flota Nómada-Depredación puede contener tantas naves de apoyo como verdaderas naves de guerra, o astronaves capaces de realizar reparaciones tanto de combate como de mantenimiento. Esta segunda posibilidad podría ser más probable en el caso de los Carcharodones: dada la belicosidad del Capítulo, parece poco probable que tolerasen naves incapaces de defenderse por sí solas entre sus filas.

Una flota Nómada-Depredación viaja sin un destino final definido, deteniéndose solo para identificar y enfrentarse a sus enemigos. Debe elegir a sus objetivos cuidadosamente, seleccionando aquellos que puede destruir sin amenazar a la viabilidad de la flota como fuerza de combate. Una vez ha decidido cuáles son las víctimas más apropiadas, puede descender sobre ellas rápida y salvajemente, encarando y destruyendo amenazas potenciales o lanzando ataques de saqueo contra enemigos demasiado numerosos como para enfrentarse a ellos en combate directo. La flota obtiene recursos del enemigo derrotado antes de desvanecerse, a salvo de cualquier venganza potencial.

Aunque no se puede estar seguro de que esta es la forma en la que operan los Carcharodones, estas táctica parecen encajar perfectamente en su estilo de guerra favorito. Si este es el caso, es casi seguro que los Carcharodones también reclutan nuevos miembros del mismo modo que los otros Capítulos que siguen el patrón Nómada-Depredación: diezmando potenciales iniciados entre los jóvenes de los supervivientes a sus asaltos, siempre que estos sean humanos libres de la corrupción de la Disformidad. Estos iniciados deberán ser sometidos a un intenso hipnocondicionamiento y a otros duros procesos diseñados para eliminar cualquier antigua lealtad y reemplazarla con la voluntad y las actitudes del Capítulo.

Miembros conocidosEditar

  • Tyberos, la Estela Roja - Tyberos era el Comandante de la fuerza de Carcharodones que intervino de forma inesperada y salvaje en la Guerra de Badab. A menudo dirigía en persona a sus hermanos Exterminadores de la 1ª Compañía en una serie interminable de asaltos sangrientos, abriendo un camino de cadáveres mutilados de las fuerzas rebeldes de la campaña de Badab.

FlotaEditar

La flota de los Carcharodones, aunque extensa, no tiene un aspecto característico o definido, ya que en su línea de batalla existen numerosos modelos de naves muy antiguas, recuperadas o extensamente reparadas. Muchos Capítulos de Marines Espaciales basados en flota utilizan el patrón de Capítulo Cruzado convencional (que conscientemente busca imitar el ejemplo de las antiguas Legiones de Marines Espaciales). Sin embargo, los Carcharodones siguen una estructura organizativa más peculiar y rara, llamada "Nómada-Depredación", que solo es empleada por los Capítulos que deben operar durante mucho tiempo fuera de las fronteras del Imperio, en calidad de fuerzas autónomas que operan sin recurrir en absoluto al apoyo del Imperio. Estos tipos de flotas viajan de forma continua, deteniéndose sólo para atacar objetivos que puedan destruir sin poner en peligro su viabilidad como una fuerza de combate efectiva.

  • Nicor (Barcaza de Batalla) - Es a la vez el buque insignia de los Carcharadones, la nave más famosa que usaron durante la Guerra de Badab y la Fortaleza-Monasterio móvil del Capítulo. Esta antigua Barcaza de Batalla se basa en la superestructura modificada de un Gran Crucero clase Charibdys, un tipo de nave rara vez observado en las organizaciones de flota de la Armada Imperial desde los primeros tiempos de la Gran Cruzada, hace más de 10,000 años estándar.
  • Scylior (Fragata) - La Scylior es una nave de guerra conocida, aunque poco vista, en la Cuenca de Jericho. Tiene aproximadamente el mismo tamaño y forma que una Fragata, con un diseño parecido al de la clase Espada. Contiene poderosísimos motores de plasma, capaces de propulsarla a velocidades impresionantes, y parece haber sustituido algunas de sus Baterías de Armamento por hangares más amplios en los que transportar Cañoneras Thunderhawk. El resto de macrobaterías parecen ser una mezcla variopinta de armas, variando desde las tradicionales Armas Láser que se ven a bordo de una Fragata clase Espada arcaicos macroproyectores de energía y magnocarronadas. La Scylior nunca ha permitido a personas ajenas a los Carcharodones subir a bordo, y solo se identifica por su nombre, nunca por su Capítulo. Que pertenezca a los Carcharodones es simplemente una conjetura. En cualquier caso, la nave ha sido avistada al menos dos veces en Jericho Reach desde el inicio de la Cruzada de Achilus. Unas patrullas de largo recorrido de la Armada Imperial informaron de haber visto un navío que se correspondía con su descripción enfrentándose en el Arrecife Negro a dos Naves de Escolta clase Kir'qath del Imperio Tau. Aunque era superada en número, la Scylior logró incapacitar a una con disparos de sus macrobaterías y embestir y abordar a la otra, con los resultados esperables de una acción de abordaje de los Marines Espaciales. Incluso cuando su misión solo es de transporte, parece que la Scylior es reticente a dejar pasar una oportunidad de derramar sangre. Recientemente, la Inquisidora Adrielle Quist desenterró cierta información en las cámaras de datos de la Fortaleza de la Guardia Erioch relativa al posible origen de la Scylior. Una nave que se corresponde con su descripción, llamada Merodeadora, fue avistada acosando las rutas espaciales del Sector Jericho hace muchos milenios. Según la desmoronada cinta de datos, la Merodeadora desapareció junto con otras naves piratas durante una década de "misteriosas desapariciones" de saqueadores que amenazaban a las naves imperiales.

AparienciaEditar

Los colores del Capítulo de los Carcharodones son principalmente grises. En muchos casos, los emblemas más convencionales del Imperio se encuentran junto a las marcas típicas del Capítulo, a menudo imágenes y objetos abstractos o descriptivos relacionados con fauces dentadas, calaveras, depredadores oceánicos y heridas sangrientas.

La insignia del Capítulo de los Carcharodones es un gran tiburón blanco en un campo gris oscuro.

Notas/Conflicto de CanonEditar

Antes del Imperial Armour Volumen Diez - La Guerra de Badab - Segunda Parte, se indicaba que se había otorgado a los Tiburones Espaciales el dominio sobre el mundo natal de los rebeldes Guerreros Mantis. Asimismo, se indicaba que hicieron un uso intensivo de los asaltos mediante Cápsulas de Desembarco contra las Ciudades Colmena de Badab, y que desconfiaban, desde tiempos inmemoriales, de los Guerreros Mantis y de los Lamentadores.

Otro conflicto de canon procede de que en las fuentes más antiguas se cita que la semilla genética de la que proceden los Carcharodones pertenece a los Guerreros Águila. Sin embargo, fuentes más recientes, en concreto el complemento Honour the Chapter para el Juego de Rol Deathwatch, estipulan que la procedencia de dicha semilla genética podría ser la Guardia del Cuervo teniendo en cuenta las características físicas de los Astartes de Capítulo de los Carcharodones.

Leer másEditar

Lista de Capítulos de Marines Espaciales.

Lista de Capítulos Leales.

GaleríaEditar

FuentesEditar

Extraído y traducido de Wikihammer 40K UK y Lexicanum Inglés.

  • Imperial Armour X.
  • White Dwarf nº 107 (Edición inglesa).
  • Warhammer 40,000: Compendio.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar