Fandom

Wikihammer 40k

Teng Namatjira

7.592páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Mecanicus.png

El Adepto Sabiondus, mascota del Imperio del Hombre, protege este saber; pues es parte del Omnissiah. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El Omnissiah sabe todo, comprende todo. Tus visitas honran al Dios Máquina.

Símbolo ejercito imperial.jpg

Símbolo del Ejército Imperial

Teng Namatjira fue un Comandante General del Ejército Imperial durante la Gran Cruzada.

HistoriaEditar

El Comandante General Teng Namatjira lideró en su última etapa la 670ª Flota Expedicionaria. Fue uno de los líderes del Ejército Imperial más destacados y capaces de la Gran Cruzada, con una hoja de servicio impecable e impresionante, con ciento tres campañas exitosas a su espalda, es decir, ciento tres planetas sometidos al dominio del Imperio.

A Teng Namatjira se le describe como un líder colérico y de mentalidad fría, de cálculo y temple excepcionales. Era un hombre de gran estatura, de piel negra, y físicamente todo un ideal clásico de belleza y nobleza.

Sabemos que en su última etapa como Comandante General tenía la suprema comandancia sobre una expedición conformada por, al menos, la Geno Cinco-Dos Chilíada, el Torrente Sexto del Sind Creciente, Outremars, las Espinas de Regnault y la Legio Jerjes. También cabe destacar la pequeña fuerza de Luciferes Negros que conformaban su guardia personal.

Con la 670ª consiguió venticuatro de esas victorias, y es en 6-70-25 donde su carrera se tuerce. 6-70-25 o Nurth era un planeta de tecnología atrasada dominado por un pueblo guerrero con una clara afiliación al Caos, capaces de dirigir todo tipo de oscuros poderes contra sus atacantes, lo que les permitió resistir al Ejército Imperial durante ocho meses.

Namatjira contempló desesperanzadoramente como sus esfuerzos por conquistar el planeta fracasaban. Sus tropas eran continuamente emboscadas y los grandes conflictos armados terminaban en derrotas gracias a la intervención de los poderes del Caos, capaces de invocar tormentas de fuego y todo tipo de males para los que el Ejército Imperial no podía estar preparado.

Así la 670ª Flota Expedicionaria permaneció estancada mientras se libraba la Batalla de Ullanor y Horus se convertía en Señor de la Guerra. A raíz de su situación y de que Alpharius agradecía la oportunidad de no presentarse en Ullanor, la Legión Alfa acudió en ayuda de la 670ª Flota Expedicionaria, lo que rápidamente descogestionó la situación militar pero que profundizó en el cúmulo de misterios y medias verdades en que se había convertido Nurth.

La Legión Alfa fue advertida por La Cábala, y en concreto por su agente humano John Grammaticus, de la existencia de un artefacto llamado "Cubo Negro", un objeto del Caos que sería activado con un sacrificio de sangre: sacrificio que realizaron los Nurthenos cargando masivamente contra las líneas del Ejército Imperial, rebasándolas hasta que finalmente fueron detenidos y posteriormente aplastados por la Legión Titánica y los blindados de la Expedición.

La Legión Alfa se retiró inmediatamente y trataron de convencer a Namatjira de que pusiera a salvo la 670ª Flota Expedicionaria, pero este no se dejó convencer hasta que la destrucción del planeta fue evidente y el Ejército Imperial se perdió tardíamente con grandísimas pérdidas: La Legio Jerjes perdió a seis de sus poderosas máquinas, motivo por el cual su Princeps abandonó la Expedición. Prácticamente la mitad del grueso de las fuerzas desplegadas no pudó abandonar Nurth a tiempo, especialmente las Compañías Acorazadas.

Después de Nuth, Alpharius convenció a Namatjira de que les acompañaran hasta Hydra 42 Tertius (que alcanzaron cinco meses después), sin explicarle por qué. La Legión Alfa se reunió allí con La Cábala, y aún allí la Legión Alfa mantuvo el secretismo, lo que desquició a Namatjira hasta el punto de considerarlos traidores al verlos relacionarse con xenos, y también por mantenerle al margen cuando Alpharius le había prometido que estaría presente en un "evento crucial para el futuro imperial".

Estaba prácticamente considerando la opción de bombardear a la Legión Alfa cuando esta atacó. Inmediatamente después de la reunión con La Cábala, Alpharius y toda su Legión se volvieron contra la 670ª Expedición y la aniquilaron mediante sus dos Barcazas de Batalla, Alfa y Beta, en un primer acto de rebelión abierta.

El propio Primarca abordó la nave insignia de Namatjira para rescatar a sus agentes e interceptó a Namatjira y su escolta de élite cuando huían de la nave. Alpharius aplastó a los Luciferes Negros y mató a Namatjira personalmente.

FuentesEditar

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar