Fandom

Wikihammer 40k

Templo Culexus

8.127páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios0 Compartir
Maestro Administratum 3.jpg El Archiescriba Primuscriptor, mascota del Imperio de la Humanidad, ha marcado este artículo como propiedad del Adeptus Terra. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El conocimiento es poder. Guárdalo bien.

Culexus assassinorum.jpg

Asesino del Templo Culexus enfrentándose a un Hechicero del Caos.

"Lo que es desconocido o invisible es lo que inspira el mayor miedo."
Lema del Templo Culexus


El Templo Culexus es el más siniestro de los Templos de Asesinos. Incluso en las más altas esferas del Oficio Asesinorum se mira a este Templo con extrema cautela. La razón no es la forma en la que operan los Asesinos Culexus, o en sus sucios métodos de asesinar a sus víctimas. Es por los propios Culexus. Los Asesinos que forman el Templo Culexus no son elegidos por su salvajismo, sus habilidades de combate o su devoción, aunque sin duda son requisitos básicos. Primero y más importante, un Asesino Culexus potencial es elegido porque posee un raro defecto genético, creando algo que es definitivamente único y aborrecible por el Imperio.

Cada ser viviente tiene su presencia en la Disformidad, desde donde el alma entra en el Espacio Real. Para los no psíquicos esto será poco menos que una chispa. Para los psíquicos, sin embargo, su alma brilla, como un faro luminoso que puede ser visto por otros psíquicos y las criaturas que moran en la Disformidad. Cuanto más poderoso sea un psíquico, más brillará su esencia en la Disformidad. Los Asesinos Culexus son especiales porque no tienen, o no parecen tener, presencia en la Disformidad. Carecen, a todos los efectos y propósitos, de alma. Este defecto extremadamente raro ocurre por alguna razón inexplicable en uno de cada millar de millones de individuos, y muchos lo encuentran inquietantemente horrible. Esta extraña mutación se conoce como Gen Paria.

Sin embargo, en los últimos años ha surgido la evidencia de que el gen Paria fue diseñado por los ancestros de la Humanidad hace millones de años, por los C'tan y sus sirvientes Necrones para que la humanidad pudiera usarlo como un arma contra las especies psíquicas como los Eldar y los Orkos que los Ancestrales habían creado para defenderse de los C'tan. Es por esta razón que los Necrones capturan humanos con el gen Paria y los transforman en los espantosos parias Necrones. (Nota del traductor: este último párrafo corresponde al trasfondo antiguo, que fue abandonado a partir de la 5ª edición).

Incluso para un humano normal, encontrarse en la presencia de un Paria es extremadamente perturbador, pero el efecto es más pronunciado sobre psíquicos, que encuentran a los parias auténticamente terroríficos, como si mirasen fijamente a un agujero en el Universo cuando usan sus poderes. . Aquellos que tienen este defecto son conocidos por el nombre de Parias o Intocables, y encontrarse con uno es algo que ningún ser vivo puede olvidar. Su mirada fría y calculadora atrae toda tu atención; sus ojos son pozos de oscuridad que parecen absorberte hacia un vacío absoluto. No es raro que los Parias sean tratados como forajidos o leprosos, rechazados por sus padres y expulsados de los asentamientos. Las supersticiones locales advierten que simplemente tocarlos trae mala suerte. Muchos Parias se resignan a su destino y llevan simples vidas alejadas de los demás, marchándose de las áreas más pobladas. La Inquisición encuentra a los Parias que se han convertido en ermitaños, o han sido reducidos al vagabundeo en el subsuelo de alguna Ciudad Colmena.

Todos los psíquicos y las especies intrínsecamente psíquicas como los Eldar considerar un ser como un asesino Culexus una abominación absoluta. Incluso monstruosidades como los Tiranos de Enjambre no pueden resistirse ante la perspectiva de perder de manera severa y permanente sus habilidades psíquicas y la Mente Enjambre. Los asesinos culexus causan un terror absoluto sobre todos los psíquicos, por lo que son realmente útiles para el Imperio.

Historia Editar

Imperio asesino culexus oficio asasinorum.jpg

Cuando las Hermanas del Silencio capturaron y transportaron un gran número de Parias de vuelta a Terra durante la Gran Cruzada, la humanidad tuvo la primera revelación inquietante del potencial de estos extraños mutantes. Como grandes grupos de Parias eran llevados a Terra, empezaron a formar una sombra en la Disformidad, bloqueando el Astronomicon, el vital faro psíquico empleado para guiar a los cruceros a los confines del Imperio.

Otras ramas dentro del Imperio de la Humanidad, especialmente aquellas que dependían de la habilidad de los psíquicos, estaban horrorizados por la existencia de los Parias. Varios miembros del Consejo de Terra buscaron que los parias estuviesen completamente fuera de la ley como los otros mutantes peligrosos, encomendando a las Hermanas del Silencio el exterminio despiadado de cualquier Paria que encontrasen de la misma forma que eliminaban a los psíquicos renegados que representaban una amenaza para la humanidad. Un número de miembros del Consejo de Terra, incluyendo al Enviado Paternoval de la Navis Nobilite fueron castigados por el Emperador de la Humanidad por emitir un decreto oficial para deshacerse de los mutantes anti-psíquicos del Imperio que amenazaban la existencia de muchos Adepta.

Afortunadamente, el Emperador nunca tuvo que emitir un decreto oficial, ya que por mandato del Sigilita, el Adeptus Mechanicus anunció el fin del Proyecto Paria, haciendo un gran espectáculo al cerrar sus laboratorios y ejecutando a muchos de los "especímenes" que habían sido probados allí. Convencidos de que ninguna otra acción era necesaria, los burócratas del Consejo de Terra centraron su atención en asuntos más importantes que tenían entre sus manos.

Sin embargo, un estudio más detallado de los incompletos registros imperiales de la época revela que el número de ejecuciones no coincide con el número de Parias que había en los laboratorios del Mechanicus. Trabajando en secreto con el Officio Assassinorum, el Adeptus Mechanicus secuestró a los Parias más prometedores encerrándolos en una fortaleza especialmente escondida en Terra, más allá del alcance o el conocimiento de los más fervientes adeptos, que eventualmente se convertirían en el Adeptus Terra después de la Herejía de Horus. Fue allí donde el Templo Culexus, originalmente conocido como Clado Culexus, nació en su forma moderna bajo la dirección de su primer Director Primus, un individuo conocido solamente como Sire Culexus. Los Culexus realizaron un juramento junto a Malcador y los otros cinco Directores Primus del recién nacido Officio Assassinorum para derrotar a todos los enemigos del Emperador sin importar dónde o cómo buscasen esconderse de la justicia imperial. Los asesinos Culexus se convertirían en una pieza importante de este juramento.

La Fortaleza de los Desalmados Editar

A la mayor parte de los otros antiguos templos del Officio Assassinorum se les concede cierta cantidad de autonomía, permitiendo que el funcionamiento del día a día, entrenamiento y a veces la asignación de las misiones sean atendidos por los ancianos y más experimentados lores asesinos. Sin embargo, el Templo Culexus es gobernado directamente por los oficiales de mayor rango del Officio Assassinorum. El templo como tal no se localiza sobre la Sagrada Terra, sino dentro de un complejo fortificado localizado sobre una luna muerta, fuera del alcance del Astronomicon en los lejanos confines de la galaxia. Esta es la Fortaleza de los Desalmados, un eco, una fortaleza acorazada que se encuentra siempre bajo una asfixiante cortina de terror. Todos los Parias y asesinos Culexus son mantenidos dentro de esta fortaleza a menos que estén de servicio activo. Si alguna vez se les permite salir, es siempre bajo un velo de secreto y con los máximos niveles de seguridad. No cabe duda que el Templo Culexus ha demostrado ser un valor incalculable para el Imperio en incontables situaciones. Aún así, hay facciones dentro del Imperio que querrían ver a todos los Parias ejecutados y el Templo Culexus totalmente destruido.

Operaciones Editar

Asesino culexus.jpg
"Esta cosa es realmente en asesino de brujas sin parangón, lucha con una ferocidad que envidio y un fervor que admiro. Sin embargo, es una pena con que frecuencia tengo que reemplazar los acólitos asignados a velar sobre ella. Se podría pensar que uno se ha acostumbrado a esto antes de volverse loco a esta altura."
Inquisidor Havelock Blackheel


Los Asesinos Culexus son empleados principalmente cuando se atenta contra poderosos practicantes de los poderes mentales, como psíquicos descarriados o alienígenas con poderes similares, ya sean Videntes Eldars o Patriarcas Genestealer. La existencia de tales seres es conocida también por las demás razas, aunque sea sólo a través de las leyendas. Que un psíquico se vea repentinamente frente a la personificación de su pesadilla más horripilante es suficiente como para paralizarle el tiempo necesario para que el Culexus lleve a cabo su tarea sin temer un contraataque.

Los Parias pueden anular los poderes psíquicos, y si están cerca de sus objetivos su porpi existencia drena la fuerza de los psíquicos. Los asesinos Culexus se especializan por lo tanto en la caza de psíquicos, más notablemente Videntes Eldar y psíquicos humanos renegados. Los asesinos Culexus también son adiestrados para ser útiles en combates contra demonios, puesto que los demonios son seres compuestos enteramente de energía psíquica proveniente de la Disformidad y solo se manifiestan en el espacio real solamente mientras mantenga un nexo con el Inmaterium. Un asesino Culexus no lleva pistolas o armas cuerpo a cuerpo, ya que no las necesita y podrían distraerle. Una vez en el campo de batalla los custodios elegidos del asesino o pondrán el libertad. El gran ojo en el Animus Speculum se abre y solo entonces toda la intensidad de las horribles capacidades anti-psíquicos del asesino inundan el campo de batalla.

Los asesinos Culexus atacan usando sus habilidades innatas mejoradas tras años de entrenamiento, ejercicios mentales y equipo arcano. El asesino se escabulle entre las líneas de batalla y los guardaespaldas, su aura negativa confunde la mentes de las tropas convencionales, permitiendo al asesino caer sobre sus objetivos. Flechas de energía negativa disforme hacen estallar la mente de los psíquicos enemigos y los despojan de sus poderes antes de que pueda reaccionar, minando la fuerza vital de sus cuerpos.

Equipo Editar

  • Animus Speculum: un casco de batalla exclusivamente diseñado, el Animus Speculum puede amortiguar o enfocar el poder del Culexus según las necesidades del asesino. Solo cuando un agente es desplegado se le desactivan todas sus amortiguadores contra-psíquicos, dejando que se desate todo el terror de su alma nula. El casco es solo parcialmente eficas incluso cuando está activado, puesto que la mayoría de las personas apenas pueden soportar estar en la misma habitación que un Paria. Al mismo tiempo, la grotesca lente localizada en la placa frontal del yelmo puede extraer y enforcar energía psíquica en forma de rayo devastador. De esta manera, el Asimus Speculum permite al Culexus devolver los poderes psíquicos de sus enemigos en su contra, con espeluznantes resultados. El Animus dispara rayos de energía psíquica negativa, y puede drenar la conexión con la Disformidad de psíquicos cercanos para incrementar su poder. Cada asesino Culexus es acompañado por un custodio, quien maneja el Animus Speculum y asegura que el asesino continúa bajo su control, no levantando sospechas entre las otras fuerzas imperiales aliadas que luchan en la campaña.
  • Granadas Anti-Psíquicos: los asesinos Culexus también usan exóticas granadas anti-psíquicos, un arma usada exclusivamente por el Templo Culexus y los Cazadores de Demonios del Ordo Malleus. Estas poderosas armas contienen contenedores presurizados de partículas psicoreactivas que se expande en forma de nubles chisporroteantes cuando la granada explota. Estas extremadamente peligrosa sustancia es solamente producida como un subproducto metabólico del Trono Dorado del Emperador en Terra. Dicha sustancia, similar al polvo, está fuertemente impregnada con energía psíquica negativa siendo esto muy extraño. Cuando es recogida, los mejores armeros de todo el Imperio usan el polvo para construir granadas anti-psíquicos y balas para cañones psi. Para la mayoría de las víctimas atrapadas en el colapso de la explosión de estas partículas, todo pensamiento consciente es expulsado de sus mentes. El efecto es mucho peor para los psíquicos, al mismo tiempo que su poder es fracturado y tornado hacia dentro para desgarrar su psique.
  • Traje Sintepiel: el traje sintepiel de los asesinos Culexus incorpora una capa ganglionar llamada Eterium. Esta extraña tecnología reposiciona al portador desfasándolo con la realidad, haciéndolo parecer insustancial, como si fuese un fantasma. Con el Etrerium activado, un agente se convierte en una imagen fantasmal, parpadeando hacia el enemigo como si fuese proyectado por una cámara defectuosa. Cuando lo requiere, un Culexus puede simplemente desvanecerse completamente, merodeando entre sus enemigos y reapareciendo solamente cuando con ello va a cosechar la mayor cantidad de terror. Esto, combinado con las innatas habilidades anti-psíquicas de los asesinos Culexus, significa que los ataques psíquicos pasan a través de él como si fuese invisible. Otro aspecto importante del Eterium es la Matriz de Fuerza, los numerosos conductos psíquicos que se encuentran dentro del Eterium del asesino. La Matriz de Fuerza está hecha con un material similar al empleado en las armas de energía. Cuando los psíquicos acceden a la Disformidad, no son siempre completamente eficientes usando toda la energía que pueden abseover: una gran cantidad de exceso de energía es simplemente disipada en el espacio circundante. La Matriz de Fuerza actúa como un conductor, absorbiendo este exceso de energía y proveyendo al asesino Culexus, que es incapaz de interaccionar directamente con la Disformidad, de una fuente de energía para mejorar sus habilidades. Cuanto más cerca esté el asesino Culexus de los psíquicos, más energía absorverá la Matriz de Fuerza.

Asesinos Culexus conocidos Editar

  • Sire Culexus: el fundador y primer Directos Primus de su Clado, Sire Culexus fue el tocayo y fundador de la organización que eventualmente se convertiría en el Templo Culexus. él es presuntamente el primero de su clase, y poseía el Gen Paria. Él, junto con los otros fundadores de varios clados que eventualmente se convertirían en los Templos Asesinos, estuvo presente en el Montre Venganza. Él y sus colegas juraron en un pacto a la sombra de la Gran Cruzada, un juramento que dio vida a la creación del Officio Assassinorum. Los recientemente creados clados dieron caza al los enemigos del Emperador, a través del sigilo y el subterfugio, estableciendo el hecho de que no había un lugar seguro en la galaxia para esconderse de la justicia del Emperador.
  • Iota: Iota fue una mujer miembro del Clado Culexus durante la época de la Gran Cruzada y la Herejía de Horus. Iota fue designada como Protipage, ya que ella no era totalmente humana, en el sentido estricto de la palabra; ella era un clon, o como eran conocidos en el Imperio, un replicante. Creada por los biologicanos del Emperador, Iota fue concebida a partir de células que habían sido combinadas en el tubo de ensayo dentro de un laboratorio. Como agente del Clado Culexus ella era un ser sin alma, más próximo a un xenos que a su propia especie. Ella fue enviada con la primera Fuerza Ejecutora imperial que estaba compuesta por un asesino imperial de cada Clado, quienes intentaron asesinar al Primarca traidor Horus sobre el mundo de Dagonet. Finalmente, el intento de asesinato falló y todos los asesinos fueron eliminados por los traidores.
  • Lady Syncella: fue una Gran Maestra del Templo Culexus que participó en la fuerza de castigo contra el renegado Templo Maerorus. Durante la contienda fue asesinada por Legienstrasse.
  • Dranos: Dranos fue un asesino Culexus del Officio Assassinorum. En el 990.M32 fue enviado para asesinar al hechicero Xantaka antes de pudiese invocar algún demonio más de la Disformidad. Siendo casi invisible para los demonios y los guardaespaldas rúbrica, Dranos simplemente se acercó a Xantaka y quemó su cerebro con una explosión de energía negativa.
  • Vaedrex: es un asesino Culexus que en el M41 mató al poderoso Señor del Caos y después Príncipe Demonio Malfecius.
  • Revoker: fue un asesino Culexus del Officio Assassinorum. En el 353.M41 el asesino aniquiló un grupo entero de psíquicos renegados conocidos como los Gestalt.
  • Noctus Kord: fue un asesino Culexus seleccionado para formar parte de la Fuerza Ejecutora encargada de acabar con el Hechicero del Caos Severin Drask de los Masacre Carmesí.

Miniaturas Editar

  • 7ª Edición.
  • 3ª Edición.

Galería =Editar

FuentesEditar

Extraído y traducido de Warhammer 40K Uk.

  • Codex: Asesinos (2ª y 3ª Edición).
  • Codex: Caballeros Grises (5ª Edición).
  • Codex: Necrones (3ª Edición).
  • Rogue Trade: The Navis Primer.
  • Assassinorum Executioner Force: Rulebook (7ª Edición).
  • Dataslate: Officio Assassinorum.
  • Némesis, por James Swallow.
  • Seventh Retribution, por Ben Counter.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar