Fandom

Wikihammer 40k

Surgimiento de la Bestia

7.743páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir
Orkanova orko mascota transparente.png El Kapitán Orkanova ze pide ezte artíkulo p'a zakarle laz tripaz y guardarlo en zu Piedro Kongelao, porke azí ze zaka unoz piñoz p'a komprar máz dakka. ¡Dale a zu foto p'akzeder a la Kategoría Orka zi no kierez ke zuz Chikoz te uzen para praktikar puntería!

¡Allá vamoz, allá vamoz, allá vamoz! ¡Waaagh!


Waaagh orkos warhammer 40k wikihammer.jpg

¡Waaagh! orko

El Surgimiento de la Bestia fue la mayor invasión de Orkos al Imperio de la Humanidad. Tuvo lugar en el 544.M32, y superó en tamaño incluso a la horda de Urrlak Urruk derrotada durante la Gran Cruzada en la Batalla de Ullanor por el Emperador y el futuro Señor de la Guerra Horus.

HistoriaEditar

AntecedentesEditar

A mediados del M32, el Imperio se encontraba en un estado de relativa paz y prosperidad. Habiéndose recuperado de la devastadora Herejía de Horus, las Legiones Traidoras todavía no se habían podido recuperar de su derrota, las razas xenos se encontraban arrinconadas en las fronteras del espacio imperial y el estancamiento y la decadencia que definiría al Imperio un milenio más tarde, todavía no se había instaurado. Confiando que la Humanidad había soportado su máximo desafío, se subestimó a los orkos y se juzgó que, desde la Cruzada de Ullanor, ya no suponían una amenaza. Bajo el mando del Alto Lord Almirante de la Armada Imperial Lansung, la mayoría de flotas de batalla fueron destinadas a las fronteras del espacio imperial, muy alejadas de Terra.

Subestimar a los pielesverdes fue desastroso para el planeta Ardamantua, situado en el Segmentum Solar y a solamente seis semanas de viaje disforme de Terra. Allí, el Capítulo de los Puños Imperiales se encontraba luchando contra los Chromos, alienígenas insectoides que parecía que huían de una amenaza todavía peor. El planeta se vio alterado rápidamente por tormentas gravitacionales y disturbios geológicos mientras los Chromos realizaban su último y desesperado ataque contra las lineas imperiales. La fuente de los disturbios se reveló a sí misma cuando un gigantesco planetoide orko empezó a materializarse en la órbita de Ardamantua, provocando la devastación de la flota astartes.

Phalanx terra.jpg

La Phalanx.

Dándose cuenta que el desastre se encaraba hacia Terra, se organizó y envió una misión de rescate, liderada por el Lord Comandante Militar de la Guardia Imperial Heth y casi la totalidad del Capítulo de los Puños Imperiales, a bordo de la propia Phalanx, su fortaleza-monasterio móvil.

En Ardamantua los Puños Imperiales, bajo el liderazgo del Señor del Capítulo Cassus Mirhen, del Segundo Capitán Koorland y sus aliados de la Guardia Imperial, libraban una lucha desesperada contra los despavoridos Chromos y contra el aumento de anomalías gravitacionales que el planetoide orko producía mientras alcanzaba la total materialización.

Cuando la expedición imperial se trasladó al sistema quedó dispersada, debido a las tormentas gravitacionales, y aniquilada por la colosal flota orka que emergió de la Luna de Batalla, la cual había llegado de algún modo desde lo que los imperiales apodaban “Subespacio”. Tras enviar un mensaje en el que se comunicaba que el Imperio se enfrentaba a una amenaza nunca vista, la flota de Heth fue aparentemente destruida junto a la totalidad del Capítulo de los Puños Imperiales. El Imperio estimó que el siguiente movimiento de la Luna de Batalla sería la propia Terra.

DesastreEditar

Orkoz cruzeros disparando espacio.jpg

Kruzeroz orkoz

Durante los siguientes meses se hizo evidente que existía más de una Luna de Batalla orka. Estas soltaban hordas inusualmente grandes y destructivas de pielesverdes en todo el Segmentum Solar, engullendo de una sola pasada sistemas estelares enteros. En poco tiempo subsectores, y finalmente sectores enteros, cayeron ante el avance de los hediondos xenos, muriendo en el proceso billones y billones de ciudadanos imperiales. Las tormentas psíquicas y gravitacionales producidas por el ¡Waaagh! y la proximidad de sus lunas de batalla a las órbitas planetarias condujo a la locura a millones de personas. Otros fundaban cultos dedicados a la adoración de la propia Bestia, pensando quizá en una vía para salvarse pero dicha esperanza se desvanecía en el momento de ser asaltados ya que el hecho de rendirse no detuvo los atroces golpes y disparos de los orkos.

Enfrentados a la imparable marea, los Altos Señores de Terra discutían entre ellos y no mostraron ningún tipo de liderazgo ante la crisis. El Alto Lord Almirante Lansung rechazó cooperar con la Guardia Imperial y reunió a la mayor parte de su flota en el Golfo Glaucasia por razones desconocidas. Mientras el Gran Maestro de los Asesinos Drakan Vangorich intentaba contrarrestar la influencia de Lansung en el Senatorum Imperialis y descubría lo que el Mechanicus escondía respecto a los pielesverdes, el Mariscal Bohemond de los Templarios Negros iniciaba una búsqueda para reunir a todos los dispersos capítulos sucesores de los Puños Imperiales. Koorland finalmente promulgó el protocolo “Muro Final”, el cual tenía como objeto reunir a dichos capítulos sucesores y formar de nuevo una Legión si la propia Terra se veía amenazada. El plan se llevaría a cabo a pesar de los deseos de los Altos Señores y su estructura se determinó en una reunión entre Koorland, los Templarios Negros, los Puños Imperiales, los Puños Ejemplares y los Excoriadores.

La Batalla de Puerto SanctusEditar

Flota vs orkos daños imperiales.png

Naves orkas castigando duramente a un crucero imperial

Mientras tanto, las luchas internas de los Altos Señores continuaban obstaculizando los esfuerzos de guerra. Finalmente, la Representante Inquisitorial Wienand logró forzar al Alto Lord Almirante Lansung a tomar medidas al acentuar las rivalidades de los Almirantes Price y Acharya. Aprovechando el ansia de gloria de este último, los agentes de Wienand fueron capaces de convencerle para que intentara mover su porción de la flota de Lansung anclada en Lepidus Prime y atacar el asedio orko sobre Puerto Sanctus. No deseando mostrar incapacidad de mando sobre sus propias fuerzas, el Alto Lord Almirante Lansung partió con una parte de la Flota de Batalla Solar para dirigir personamente el ataque. Sin embargo, tras la partida de Lansung, el puritano Lord Inquisidor Veritus ejecutó un golpe de estado político en el seno de la Inquisición, forzando a Wienand a fingir su muerte y ocultarse. Convirtiéndose en el nuevo Representante Inquisitorial, Veritus estaba decidido a obligar a los Altos Señores a someterse a los deseos de la Inquisición. El Gran Maestro de los Asesinos sospechaba que, a pesar de parecer tener planes contradictorios, el Alto Lord Almirante Lansung y el Inquisidor Veritus estaban asociados de alguna manera.

En Puerto Sanctus, un contingente de naves equivalente a la mitad de una flota de todo un Segmentum, liderado por Lansung y los Almirantes Acharya y Price, lanzaron un desesperado ataque contra la luna de batalla orka y la flota que asediaba los astilleros imperiales. Tras semanas de ataques contra asteroides fortificados orkos y naves incursoras a lo largo y ancho del sistema Sanctus quedó claro que la flota imperial estaba siendo superada y en una batalla campal sería finalmente derrotada. Particularmente grave fue la habilidad orka de teletransportar guerreros al interior de naves imperiales desde pequeñas naves incursoras incluso cuando los escudos de vacío se encontraban levantados. Sin embargo, quizás por su característica ausencia de disciplina, la flota orka empezó a disiparse persiguiendo de forma individual a navíos de la Armada Imperial. Percibiendo la última posibilidad de destruir la luna de batalla o morir en el intento, la flota imperial lanzó una desesperada carga final contra la estación.

El casi suicida ataque contra la luna de batalla salió caro a las fuerzas imperiales ya que el poder gravitacional de la gigantesca estación destruyó escuadras completas de cruceros y acorazados con cada descarga. Afortunadamente, las andanadas sostenidas de las naves imperiales colapsaron los escudos de vacío de la luna orka, permitiendo a la Armada Imperial combinar su potencia de fuego con un ataque suicida de aeronaves de ataque directamente al interior de la estación. Cuando los generadores gravíticos fueron destruidos, toda la estructura estalló, destruyendo con la explosión muchas naves imperiales que habían sobrevivido. El asedio a Puerto Sanctus quedó neutralizado y la primera luna de batalla orka destruida.

Lansung volvió a Terra en un desfile triunfal, pero su victoria duró poco ya que otra luna de batalla orka se materializó directamente sobre el mundo natal de la Humanidad.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum inglés .

  • Reglamento Warhammer 40.000 (6ª edición).
  • I Am Slaughter, de Dan Abnett.
  • Predator, Prey, de Rob Sanders.
  • The Emperor Expects, de Gav Thorpe.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar