FANDOM


Stryxis Carabina de Pulsos Tau Wikihammer

Un comerciante Stryxis vendiendo una Carabina de Inducción Tau

"No tengas miedo, bípedo. Nosotros, los Stryxis, no somos una amenaza para ti, solo pobres carroñeros y mercaderes, no como tú, bípedo, con tu nave y tus amigos. Son buenos amigos, ¿verdad? Buenos amigos, fuertes y de buen aspecto. ¿Están en venta? Nosotros los Stryxis también tenemos cosas bonitas: armas mortíferas, secretos, mentiras, odios y alegrías. Todas esas cosas pueden ser tuyas, bípedo. Ahora dinos, ¿qué se te ofrece?"
Sirred Fain, Maestre Mercante Stryxis


Los Stryxis son una dispersa y nómada especie xenos de vagabundos, mercaderes y guardianes de secretos, aparentemente completamente desprovistos de lo que un ciudadano imperial razonable podría considerar como lógico, y que cargan con una oscura reputación que les señala como comerciantes indignos de confianza, y en ocasiones como esclavistas y piratas.

Por naturaleza son una especie errante que pasa la mayoría de su existencia yendo de un lado para otro a través del frío y despiadado vacío, y han demostrado en muchas ocasiones ser bastante hábiles a la hora de llevar este estilo de vida. Estos xenos suelen actuar como "amistosos" comerciantes con la misma facilidad que actúan como arteros piratas, pudiendo variar su comportamiento de uno a otro extremo en cuestión de segundos.

Sus escasas apariciones suelen producirse en la Extensión de Koronus, en la frontera del Sector Calixis del Segmentum Obscurus. Suelen estar dispersos por la Extensión, viajando a través del eterno vacío en grupos nómadas que ellos denominan "Pactos", abriéndose camino entre las estrellas comerciando con todos aquellos que se encuentran, siempre en busca del próximo gran negocio. Su sociedad está basada profundamente en el comercio y en la obtención de conocimiento, aunque el valor que asignan a ciertos objetos suele dejar sin habla o totalmente confusos a los Exploradores más avezados.

Costumbres

La Humanidad sabe muy poco acerca de las costumbres de los xenos conocidos por el Imperio como los Stryxis. La infrecuencia con la que se encuentra a estos enigmáticos viajeros del vacío les ha otorgado una reputación casi mítica. Muchos creen que son nativos de la Extensión de Koronus, y más de un Inquisidor de la Ordo Xenos ha convertido en su misión personal el descubrir la ubicación de uno de los mundos habitados por los Stryxis. Por ahora, dichas misiones han acabado en sonados fracasos.

Los Stryxis han confundido a la Humanidad desde hace siglos. Sus extrañas escalas de valores, y su incluso más peculiar anatomía, los convierten en una de las especies xenos más peculiares conocidas por el Imperio. Los miembros de esta inescrutable especie casi siempre se encuentran habitando en flotas de caravanas de naves extrañamente construidas, aparentemente en un estado decrépito y apenas operacionales, conocidas como Xebecs. Sin embargo, a pesar de su aspecto, funcionan perfectamente, ya que Stryxis son conocidos por ser capaces de coger cualquier cosa que apenas parezca que pueda funcionar para viajar por el espacio y convertirlo en una nave funcional.

Sus costumbres de negociación les han dado acceso a una cantidad innumerable de bienes y reliquias, y sus extensos viajes les han provisto de una cantidad inconmensurable de información valiosa, y a veces sin precio, que envuelven en el más absoluto de los secretos y se esfuerzan al máximo por proteger. Estas astutas, y en ocasiones distantes, criaturas son expertas en hacer trueques y recopilar información, Tienen en gran estima cualquier clase de conocimiento, y son muy cuidadosos a la hora de divulgar cualquier cosa con demasiado detalle. Sus costumbres reservadas han llevado a muchos a preguntarse si la información que poseen alberga alguna clase de verdad, o si tan solo son historias fantásticas contadas por comerciantes sin escrúpulos para conseguir un mayor beneficio al negociar con sus mercancías.

Los Stryxis solo divulgan la información concerniente a especies o áreas de la Extensión de Koronus por las que no sientan un excesivo interés personal. Son especialmente protectores acerca de sus orígenes y secretos. Más de un Explorador que se ha aproximado demasiado a uno de estos secretos ha desaparecido sin dejar el menor rastro, o ha aparecido muerto sin que nada ni nadie pueda explicar el motivo del fallecimiento. Los Stryxis parecen estar interesados en sí mismos de manera extrema, y son capaces de hacer cualquier cosa para preservar sus propias vidas.

Los miembros de esta especie han sido vistos, aunque escasamente, en cualquier ubicación dentro de la Extensión de Koronus, aunque la mayoría de los encuentros con esta especie ha tenido lugar en las cercanías del Flagelo del Dios-Emperador o cerca de la vasta anomalía disforme conocida como el Cinerus Maleficum. Esto ha llevado al nacimiento de una gran cantidad de mitos relacionados con los orígenes de los Stryxis. Algunos individuos incluso han llegado a especular que su mundo natal se encuentra en la frontera más cercana al núcleo galáctico de la espectacular anomalía disforme conocida como El Caldero, y que su planeta fue engullido por dicha tormenta hace milenios.

Otros postulan que las extrañas criaturas no son sino una oleada de vigilancia o exploración de los Stryxis, y que sus orígenes se encuentran más allá de los Abismos de Hecaton, en el extremo más alejado de la Galaxia.

Por último, hay quienes creen que el planeta natal de esta especie pudo ser destruido por los Eldar, una especie xenos con la que se sabe que los Stryxis se niegan a comerciar con toda su pasión, a veces de forma violenta. Lo cierto es que ese odio irracional hacia los hijos de Isha es una de las facetas más peculiares de la cultura Stryxis. Muchos investigadores suscriben la teoría de que las dos especies xenos se odian mutuamente, pero nadie puede imaginarse bajo qué términos se inició dicha enemistad. Y de nada sirve preguntarles ni a los Stryxis ni a los Eldar, que son las únicas especies que parecen conocer cuáles fueron las razones para ese mutuo odio, ya que ninguna de ellas desea dar una respuesta a ese misterio.

Sea cual sea la verdad tras dichas historias, lo único claro acerca de los Stryxis es que siguen siendo completamente inescrutables y totalmente indignos de confianza, pero aún así suele ser generalmente rentable el establecer relaciones comerciales con ellos, siempre y cuando se mantenga una actitud cautelosa.

Anatomía

Stryxis Rostro Manos Wikihammer

Imagen de cuerpo entero de un Stryxis

El estar en presencia de un Stryxis resulta bastante desconcertante. Sus cuerpos retorcidos, extrañamente alargados y cubiertos de una membrana increíblemente húmeda, suelen hacer que hasta la persona más disciplinada pierda los nervios. Se dice que esta es la razón para su elección de vestuario, ya que casi siempre suelen verse envueltos de pies a cabeza en pesados ropajes.

Para la especie humana, una vez se mira debajo de las capas de paño rasgado de color hueso y los abalorios que siempre levan, los Stryxis son una xenoforma con un aspecto realmente asqueroso. En ocasiones han sido descritos por testigos humanos como larguiruchas criaturas de ojos múltiples que guardan una cierta semejanza con un embrión de perro despellejado y de tamaño humano, un retrato evocador, pero algo inexacto.

Los Stryxis son una especie bípeda que puede llegar a alcanzar casi los dos metros de estatura, pero debido a que suelen adoptar una postura encorvada y a que casi nunca se mantienen completamente rectos esto es difícil de apreciar. Su complexión suele ser increíblemente delgada, y cada uno de sus apéndices, dos brazos y dos piernas, acaba en tres puntas. Sus dedos son largos y en forma de garra, mientras que sus pies son rechonchos y presentan almohadillas, reforzando de nuevo su apariencia canina. Debido a la estructura de sus piernas, al andar se mueven de una forma bastante balanceante. Asimismo, son capaces de rotar sus brazos y manos por completo, girando sus articulaciones en sus cuencas. Aunque los Stryxis aparentan pesar muy poco, es bastante extraño que cualquier ejemplar pese menos de 90 kilogramos.

Los miembros de la especie tienen una cara de aspecto pendenciero, con una nariz que apunta hacia arriba similar a la de un bulldog Terrano. Su evolución les ha concedido cuatro pequeños, redondos e inquisitivos ojos, y muchos creen que ese es su rasgo más característico. Dichos ojos pueden mirar y parpadear de forma independiente, lo que les otorga una apariencia aún más alienígena si cabe. Se cree que gran parte de su comprensión y conocimiento acerca de la luz, e incluso su conocimiento acerca del viaje a través de la Disformidad, es un resultado de sus inusuales capacidades oculares. Algunos xenobiólogos imperiales han postulado la teoría de que los Strixys tienen un pobre sentido del olfato, pero este queda compensado por su mayor agudeza espacial y visual.

Existe la teoría de que mejoran sus órganos vocales mediante dispositivos alienígenas para poder disponer de un control absoluto sobre el tono e intensidad de sus voz, lo que les permite disponer de un increíble rango alcance de comunicaciones. Se cree que pueden ser los xenos con la mayor capacidad lingüística de toda la Extensión de Koronus. El casi absoluto control que tienen sobre el lenguaje parece estar también atribuido a sus inmensas ansias de conocimientos.

La anatomía física de estos seres, sin embargo, no resulta fácilmente apreciable ya que, como se ha indicado, casi siempre se envuelven con apestosas ropas rasgadas y voluminosas túnicas. Los Strixys adultos, además, se adornan con toda clase de chucherías y abalorios, en ocasiones sin tener en cuenta el significado real del adorno, o su anterior propietario.

Un dato a tener en cuenta es que prácticamente todos los Stryxis de los que se tiene noticia tenían el mismo aspecto. De hecho, el Imperio nunca ha tenido razones para pensar que los Stryxis posean rasgos distintivos de género, ya que una de las particularidades más peculiares de los Stryxis es que no parecen aparentar ni dismorfias ni rasgos característicos relacionados con el género, y tampoco existe nadie fuera de la especie Stryxis que haya visto a uno de sus jóvenes o sus cachorros. Tampoco existen evidencias físicas referentes a su método de reproducción, y los Stryxis evitan hablar de dicho asunto. A pesar del interés que pudieran despertar, tales hipótesis fisiológicas son casi imposibles de probar debido a la suma escasez de autopsias de cadáveres viables de Stryxis realizadas por el Imperio.

Los Pactos: La sociedad Stryxis

"Las ventajas son cosas muy efímeras, honorable bípedo. Sus idas y venidas pocos pueden predecir. Mejor actuar cuando la ventaja sonríe en tu dirección antes de que sonría en cualquier otra"
Drine Miir, Nómada Stryxis


Los Strixys son una especie jerárquica, aunque su forma de gobierno, sistema legal y organización social, si es que tienen tal clase de divisiones, son tan complejas que resultan incomprensibles para la Humanidad, cuando no parezcan no existir en absoluto. Se cuenta que los antiguos registros de Thule contienen muchas posibles interpretaciones de la cultura Stryxis. Estos registros indican que los grupos de Strixys que vagan por el vacío de forma nómada son conocidos como "Pactos", y que dichos "pactos" son comandados por individuos que reciben el título de Maestres. Los escasos registros apuntan a que los más reverenciados y poderosos Stryxis son conocidos como los Maestres de Esclavos, aunque muchos estudiosos consideran que este término es erróneo. Sea cual sea el caso, estos ocultos líderes tienen a su disposición vastos convoyes de naves capaces de navegar por el vacío, colmenas en asteroides y ejércitos de esclavos y trabajadores creados mediante ingeniería genética. Sin embargo, ningún investigador puede afirmar que dispone que una comprensión definida de las pequeñas complejidades de la sociedad Stryxis.

Encontrarse con un Strixys es encontrarse con un enigma hecho carne, ya que nunca se puede distinguir a primera vista si estas criaturas van a atacar o a huir. Los Stryxis son vagabundos y nómadas que se desplazan por la Extensión de Koronus en desvencijadas flotas de naves, y su oscura reputación como traicioneros negociadores, perezosos timadores, piratas y esclavistas hacen que muchos les eviten. Sin embargo, son capaces de comunicarse con aquellos deseosos de comerciar con ellos, generalmente Comerciantes Independientes, mediante un lenguaje común de avaricia, curiosidad y egoísmo. Y a pesar de su reputación como pícaros comerciantes sin escrúpulos, lo cierto es que nunca les faltan clientes, ya que hay muchos individuos que buscan negociar con ellos. Aparte de ir por toda la Extensión de Koronus comprando lo que les atrae y vendiendo todo lo demás, los Stryxis también negocian con esclavos, soldados y mano de obra criada in-vitro, a la que se refieren, tan solo, como "carne".

Los Strixys son carroñeros y acaparadores obsesivos que poseen un botín casi infinito de tecnologías adquiridas o robadas a incontables especies, y que se deleitan en el comercio, dando a las cosas un precio que dependerá del valor percibido y de la rareza de los objetos que puedan sostener con sus garras huesudas. No parecen preocuparse por cosas como la conquistas o los territorios, ni por la riqueza abstracta, ni siquiera por su propia especie, sino que se ven espoleados por la avaricia y las pequeñas intrigas viperinas. Para ellos la traición y los dobles juegos son la norma, más que la excepción, sobre todo entre los miembros de la misma especie, y es por eso que tiene una comprensión casi única de conceptos como la avaricia y la traición. El ser capaz de envolver la verdad con sutiles mentiras se considera en la sociedad Stryxis como algo de lo que estar orgulloso, y aquellos que son considerados maestros en este arte son capaces de tejer redes de mentiras en torno a un cimiento de verdad con tal habilidad que ambas resultan total y absolutamente inseparables e indistinguibles entre sí.

En caso de un encuentro, está casi garantizado que los Stryxis intentan negociar con casi cualquier especie, humana o xenos, que se encuentren en sus viajes, incluidos los adoradores de los Poderes Ruinosos ya que, casi siempre, están interesados en comerciar con todos aquellos que se cruzan en su camino. Hay que tener en cuenta que no sienten ninguna lealtad por aquellos con quienes comercian, por lo que no sentirán ninguna clase de remordimiento si han de traicionar a un antiguo compañero de confianza si eso representa obtener mayores beneficios.

Sin embargo, hay dos especies con los que jamás negociarán. Una de ellas son los Eldar, a los cuales odian con tal pasión que intentan acabar con ellos cada vez que se los encuentran. La otra especie es la de los Rak'Gol, que son temidos tanto por los Stryxis como por el resto de las especies conscientes de la Extensión de Koronus. Los Stryxis son una imagen poco común en la Extensión de Koronus, pero la marca que han dejado sobre él es innegable.

Un detalle peculiar es lo volubles que son en sus negociaciones con los humanos: el acuerdo comercial que un minuto antes era bueno y beneficioso, al siguiente minuto no es válido o es insuficiente. Este rasgo racial ha llevado a muchos enfrentamientos registrados entre los Stryxis y aquellos cuyas ofertas han considerado inaceptables. Para los Stryxis todo tiene un propósito y un valor, a pesar de que las escalas que utilicen para efectuar sus valoraciones sean imposibles de descifrar para la Humanidad. Como muchas veces se ha observado, los Stryxis tienen un concepto extraño e irreal del valor económico de los objetos, ya que son capaces de comprar baratijas sin valor como si se tratara de lingotes de platino. Por supuesto, lo contrario también es cierto. Además, en muchas ocasiones lo que paguen no tendrá nada que ver con el auténtico valor monetario que dicho bien pudiera tener para otros compradores legítimos. Una frase famosa relacionada con esta volubilidad, y que ha sido empleada durante siglos por aquellos que recorren las rutas disformes de comercios de la Extensión de Koronus, es "La basura de un hombre es el oro de un Stryxis".

Maestres Stryxis

Maestre Esclavista Stryxis Wikihammer

Maestre Esclavista Stryxis, armado con un Látigo Etérico

Para los Stryxis, pocas cosas son tan importantes como el conocimiento, ya que el conocimiento lleva a conseguir facilitar la mayoría de las tareas. De aquellos que poseen el mayor conocimiento se dice que alcanzan el rango de Maestres. Estos Maestres son considerados por muchos como los líderes de los Pactos, y existen muchos Maestres dentro de un mismo Pacto, cada uno de los cuales capitanean una nave o controla una porción de la población de una de las naves. Esto les hace estar en una posición en la que pueden actuar como las cabezas visibles y representantes del Pacto en el que residen. No es extraño que en muchos Pactos existan múltiples Maestres actuando y maniobrando en busca de más poder, y muchos postulan que existen amargas rivalidades entre aquellos que comparten el control sobre los mismos asuntos.

Estos seres son aquellos Stryxis que han recorrido las complejas redes sociales de los Stryxis empleando astucia, engaños, sobornos y adquisición de esclavos, y que han obtenido lo que parece ser el rango más elevado dentro de los Stryxis. Los Pactos difieren bastante en lo que a su aspecto externo, estructura de poder y comportamiento se refiere, pero todos sin excepción son dirigidos por estos Maestres Stryxis. Cada uno de los Maestres suele mantener junto a él antigua y esotérica información que está relacionada con un aspecto en particular de los puristas Stryxis. Un Maestre puede ser un Maestre Incursor, un Maestre Mercante, un Maestre Visiotécnico o un Maestre de las Cubas, por citar sólo algunos ejemplos. Sin embargo, los más temidos de esta élite de los Stryxis son los Maestres Esclavistas de los Pactos Siennes y Vagrae, quienes según las especulaciones controlan la mayoría de la sociedad conocida de los Stryxis. Pocos fuera de los Stryxis han visto a uno de los Maestres, ya que suelen emplear agentes cuando tienen que tratar con extraños a la especie.

Se dice que la masiva cantidad de esclavos dentro de las poblaciones de los Pactos Stryxis es uno de los principales factores detrás del control de la sociedad Stryxis que ejercen los Maestres Esclavistas. Claro que esta no puede ser la única razón, ya que los Sintenatos, que están controlados por los Maestres de las Cubas, conforman la mayoría de la población de cualquiera de los Pactos.

El vestuario de estos valorados Stryxis es mucho más refinado que el de los demás. Sus ropas están mucho más adornadas con toda clase de antiguos iconos y baratijas brillantes. Suelen llevar anillas abiertas hechas con una plétora de preciosos materiales en torno a sus delgadas muñecas, quizá como señal de posición y poder.

Maestre Incursor

Los humanos que se han encontrado con una armada de incursión Stryxis han sido universalmente el objetivo de sus tácticas de inmovilización y saqueo. Estas técnicas son empleadas con gran efecto por los cautelosos Maestres Incursores de la sociedad Stryxis. Un plan empleado a menudo por estos líderes de los Pactos con mayores tendencias hacia la piratería suele ser el utilizar varias naves de asalto, escondidas o fuera de fase en las cercanías del punto de entrada de un sistema estelar. Entonces se envía una caravana de aspecto más dócil que procede a enviar señales de saludo e intenta comerciar con las naves que aparezcan entrando en el espacio real. Una vez el objetivo se distrae, o se debilita lo suficiente como para que sea fácil atacarlo, las naves de asalto aparecen y machacan a la nave desprevenida con disparos de artillería destinados a inutilizarla. Entonces los Incursores se abalanzan sobre su presa y proceden a asaltar las cubiertas del inutilizado objetivo con masivos grupos de esclavos o Sintenatos en vanguardia, tomando tantos prisioneros y objetos valiosos como sea posible.

Las habilidades de los Maestres Incursores Stryxis están orientadas al combate, y son excepcionales en combate nave contra nave así como hábiles con sus armas a distancia y armas etéricas. Hay que tener en cuenta que, por lo general, no se enfrentan directamente a ningún adversario que pueda representar una seria amenaza.

Maestre de las Cubas

La creación de los Sintenatos es supervisada por estos increíblemente inteligentes manipuladores. Se cree que experimentan incesantemente con diferentes diseños y casi seguramente habrán obtenido pequeñas fortunas vendiendo ejércitos de Sintenatos al mejor postor. Su exposición a toda clase de productos químicos los ha vuelto resistentes a la mayoría de los intoxicantes y los venenos. Muchos Maestres de las Cubas habitan en Colmenas de Asteroide, aunque existen muchos informes de enormes Xebecs que han sido modificados de forma exhaustiva para llevar a cabo experimentos de crecimiento genético y producción de Sintenatos. Estos viles bioingenieros son por lo general los más reverenciados individuos de los Pactos Stryxis, seguramente debido a su control sobre los Sintenatos, que integran la mayoría de la población de cualquiera de los Pactos.

Maestre Visiotécnico

La tecnología Stryxis se haya celosamente protegida, y se rumorea que los Maestres Visiotécnicos están en posesión de os secretos de su misteriosa ciencia. Aunque se encuentran entre los más raros de los Stryxis, se ha dicho de los Maestres Visiotécnicos que son capaces de reparar y modificar cualquier tecnología que pueda hallarse en la Extensión de Koronus. Estos señores de la tecnología Stryxis tienen su propio lenguaje secreto, y se supone que dicho lenguaje contiene las intrincadas características de la propia tecnología de los Stryxis. Los agentes de la Ordo Xenos están peinando la región con afán buscando capturar a uno de estos Stryxis de élite, creyendo que en su conocimiento de la tecnología Stryxis pueda hallarse la clave para la destrucción de estos asquerosos xenos de una vez por todas. Ninguna expedición ha tenido éxito en la misión, al menos según se ha informado.

Maestre Esclavista

Un Maestre Esclavista es excepcionalmente hábil a la hora de crear miedo y obediencia en los esclavos y nómadas que le sirven. Es extraño encontrar a un Maestre Esclavista en total soledad, ya que siempre se hacen acompañar por grandes grupos de esclavos. Los nombres de algunos de los más infames Maestres Esclavistas Stryxis son susurrados con temor en las zonas primitivas de la Extensión de Koronus, casi como si estos seres fueran demonios. Sus tácticas de captura y fuga han desprovisto a muchos mundos de grandes masas de su población. Cuando un maestre Esclavista Stryxis está cerca, casi se puede asegurar que se intentará alguna clase de intercambio de esclavos, ya sea comerciando o por la fuerza.

Estos temibles y despiadados seres suelen llevar casi de manera universal Látigos Etéricos, los cuales parecen ser un símbolo de su estatus, según relatan aquellos que han sobrevivido para contar la historia o que han escapado de la cruel y amarga esclavitud impuesta por estos horrendos seres. Se dice que dichas armas son capaces de rasar el alma de un individuo cuando golpean, atravesando armaduras, ropas, carne y hueso con imposible facilidad.

Los esclavos Stryxis

Se dice que los Stryxis poseen enormes cantidades de esclavos, obtenidos a partir de cualquier especie a la que hayan conseguido dominar. Los esclavos más comunes suelen ser humanos, Gretchin y Kroots. Sin embargo, estas no son las únicas especies que sirven bajo los Látigos Etéricos de los Maestres Esclavistas Stryxis.

Los esclavos desempeñan una variedad de tareas en las naves y colmenas Stryxis que van desde el simple trabajo manual a tareas de mayor reputación como soldados e incluso, bajo circunstancias especiales, como guardaespaldas personales de Maestres Stryxis de categoría. Se cuenta que a alguno de estos esclavos incluso se le ha ofrecido una oportunidad de obtener su libertad si cumplen a rajatabla con las tareas para cuyo cumplimiento fueron esclavizados en primer lugar. Estos son casos muy especiales, y es más fácil que uno de los esclavos muera a que sea liberado de la servidumbre.

Los Stryxis perciben el valor de las cosas de una manera incomprensible, y un Maestre Esclavista nunca sacrifica a un esclavo a menos que el beneficio obtenido por dicha acción sobrepase las posibles pérdidas. Los esclavos son mantenidos en áreas bastante limpias, e incluso hay algunos que cuentan que sus condiciones de vida son bastante mejores que las que podría haber en una subcolmena. Al tratar con extraños e intentar comprar o vender esclavos, los Strixys se refiere a ellos con el insultante apodo de "carne".

La voluntad de un esclavo es drenada a medida que es torturado o sometido a los diversos y múltiples procesos de condicionamiento. Aunque los Stryxis tienen en alta estima a sus esclavos, nunca correrían el riesgo de tener una población esclava rebelde debido a la enorme diferencia numérica entre la cantidad de esclavos y la de Stryxis, que suele ser de al menos tres o cuatro esclavos por cada uno de los xenos en la mayoría de los Pactos, cifra que se incrementa exponencialmente en aquellos Pactos controlados por Maestres Esclavistas. Sin embargo, los esclavos saben muy bien que si no cumplen con las órdenes de sus controladores se enfrentarán a la muerte como castigo.

Dispositivos de obediencia

Los Stryxis utilizan una multitud de sistemas de restricción sobre sus poblaciones esclavas, y el Collar de Esclavo es el artefacto más utilizado. Estos dispositivos de obediencia, en esencia collares con pequeños dispositivos explosivos, pueden ser detonados a distancia o por proximidad en caso de que el esclavo no quiera obedecer, así como también detonarán si el usuario intenta quitárselo.

Otra variante del mismo dispositivo es el llamado Collar Garra, fabricado con la forma de una zarpa de Stryxis y coocada para agarras la garganta del esclavo desde atrás, y cuyo objetivo es asfixiar, estrangular y, finalmente, matar al infortunado usuario si no obedece a los Maestres.

Por último, los Stryxis pueden emplear Excruciadores para controlar a su población esclava. Estos aparatos, una vez colocados en el córtex del potencial esclavo, se conectan con el sistema nerviosa del mismo, sobrecargándolo con señales de paralizante dolor en caso de desobediencia. dadas las complicaciones inherentes al instalar estos apratos, y su alto coste, suelen reservarse para los esclavos de más valor o de mayor resistencia.

Esclavos de combate

Cuanto más hábil sea, marcialmente hablando, un esclavo a la hora de su captura, más sencillo es que acabe siendo utilizado como combatiente en las escasas ocasiones en las que los Stryxis combaten. Los Stryxis ven la utilidad de emplear esclavos para llevar a cabo peligrosas maniobras de abordaje y otras acciones de combate, por lo que están más que dispuestos a sacrificarse y admitir una pérdida de esclavos que tener que perder a uno solo de los suyos.

Los soldados imperiales, los mercenarios Kroot y todos aquellos desafortunados encontrados en mundos perdidos que tengan un brazo fuerte y una constitución resistente son los principales candidatos a cubrir el papel de esclavos de combate. Los Stryxis consideran el entrenamiento previo de estos seres como una cualidad que puede ser explotada, y no desperdiciarla en las cubiertas de trabajo de las naves Stryxis. Algunas de las batallas más famosas en las que han intervenido los Stryxis se ganaron o perdieron en base a los esclavos de combate.

Los esclavos de combate suelen ser tratados en muchas ocasiones con drogas que se les administran para incrementar su fuerza y ferocidad. Los Maestres Esclavistas no quieren dañar en exceso sus "mercancías". Las leyendas hablan de esclavos de combate que fueron finalmente liberados después de cumplir con un servicio excepcional, aunque los Stryxis pueden ser responsables de difundir estos mitos por motivos obvios.

Trato con los Comerciantes Independientes

Mercader Stryxis Comerciante Independiente Mercenario Kroot Wikihammer

Un Mercader Stryxis vende a un Mercenario Kroot a un Comerciante Independiente

Existen algunos astutos Comerciantes Independientes que ven a estos perversos mercaderes por lo que son en realidad: basureros. Los Stryxis no parecen ser especialmente escrupulosos en canto a qué recolectan. Sin embargo, en ocasiones pueden hallarse gemas entre toda la basura que acumulan, en forma de armas, objetos de valor, e incluso información. Es más o menos un secreto a voces entre los Comerciantes Independientes, al menos entre aquellos a lo que no les importa negociar con ellos, que los Stryxis son virtualmente cofres del tesoro repletos de de leyendas, información y saber oscuro acerca de la Extensión de Koronus. El infame Comerciante Independiente Sebastian Winterscale llegó a decir en una ocasión que si un comerciante Stryxis no podía conseguir un objeto, es que este no existía. Esta forma de hablar es tan cierta para las baratijas y chucherías como para los secretos que venden. Naturalmente, cerrar un acuerdo con los Stryxis es algo muy diferente a establecer un negocio con cualquier otro comerciante. Estos xenos tienen un concepto diferente de las cosas, y aplican a las cosas valores diferentes a los que les daría un humano. Un Stryxis podría pedir una baratija aparentemente sin valor a cambio de una información provechosa, o solicitar sumas desorbitadas por cosas triviales. Sin embargo, y quitando excepciones, siempre están deseosos de negociar.

Esclavitud y piratería

"Tantos ojos... tantos ojos mirando a través de mi... ¿Qué quieren de mí?"
Vocoemisión interceptada cerca de Foulstone, origen desconocido


Los Stryxis son también conocidos por sus negocios como esclavistas y piratas. Aunque son afortunadamente raros, los Stryxis que se entregan a estos desagradables negocios son sin embargo bastante influyentes dentro de la su sociedad. Desgraciadamente no hay forma de distinguir la diferencia entre un Strixis que quiere vender mercancías y otro que tan sólo quiere cogerlas por la fuerza. De hecho, muchos Stryxis alternan entre la piratería y el comercio dependiendo de las circunstancias. Sin embargo, al tratarse de una especie bastante cauta por lo general, no suelen arriesgarse a implicarse en actos de piratería a menos que tengan el éxito asegurado. Por ello, es bastante más fácil que acaben dedicándose al esclavismo.

Dependiendo de a quien se le pregunte, la línea que separa a un pirata Strixys, a un comerciante o a un esclavista es por lo general bastante borrosa. Un conocido comerciante y traficante de armas puede negociar con sus clientes un día, y al siguiente venderlos como esclavos. La única constante parece ser que hacen lo que consideran lo mejor para sus intereses según el momento, por lo que siempre es mejor negociar con los Stryxis cuando se ocupa una posición de fuerza.

Aunque los esclavistas Stryxis no tienen reparos acerca de atacar naves estelares o asentamientos en busca de esclavos, prefieren que sean otros los que hagan el trabajo, y simplemente comprar su "carne". Para los Stryxis, los esclavos son sólo otro objeto de lujo que vender y con la que comerciar. En algunos casos esto beneficia a sus víctimas: los pozos de esclavos están atestados pero también están limpios, y los supervisores raras veces recurren a medidas letales. A fin de cuentas, un esclavo muerto representa beneficios perdidos. Sin embargo, los esclavistas-comerciantes Stryxis siguen siendo vilipendiados y evitados por toda la Extensión de Koronus. Una vez que se vende un esclavo, un Stryxis no se preocupará acerca de su destino, y existen muchas historias acerca de cargamentos enteros siendo entregados a los poderes oscuros o a viles xenos para llevar a cabo sacrificios o perversiones innombrables. Del mismo modo, un Stryxis no dudará en llevar a cabo cirugías o modificaciones del comportamiento en los esclavos para hacerlos más valiosos o adaptarlos a los gustos o necesidades de un comprador. Los Stryxis comprarán y venderán a cualquier individuo de casi cualquier especie inteligente como esclavos. Las únicas excepciones notables son los miembros de aquellas especies capaces de sojuzgar sin problemas a los Stryxis, como es el caso de los Rak'Gol, o los Eldar, en los cuales los Stryxis no malgastarán tiempo en intentar eliminarlos con el mayor dolor posible.

Existe quien necesita soldados capaces de involucrarse en guerras. Para estos casos los Stryxis pueden cubrir las necesidades de su clientes con mercenarios-esclavos controlados por un solo adiestrador Stryxis. Los esclavos serán controlados por una variedad de medios que irán desde collares bomba y dispositivos excruciadores a condicionamiento mental y obediencia inculcada por drogas. A los Stryxis les entusiasma el contartar a sus soldados para tanto para enfrentamientos de alcance limitado como para campañas de larga duración, y una vez concluye el conflicto recogen a los supervivientes, si es que los hay, y se dirigen a la siguiente guerra. Los mercenarios-esclavos de los Stryxis presentan igual cantidad de desesperación que de brutalidad. Aquellos que trabajan bien y sobreviven para luchar una y otra vez son a veces liberados de su servidumbre para que se abran camino por la galaxia como deseen. Esto no pasa muy a menudo, pero esa mera posibilidad hace que los mercenarios se vuelvan completamente salvajes en combate. Sin embargo, hay que indicar que, en las raras ocasiones en las que los propios Stryxis se implican en el conflicto, no emplean a sus mercenarios-esclavos. En lugar de ello, confían en exclusiva en guerreros cultivados in vitro, quizá por preferir una lealtad férrea a la conveniencia y los costes más bajos.

Los piratas Stryxis no son en realidad muy diferentes de los comerciantes Stryxis, excepto en que suelen comportarse de forma violenta con mayor facilidad. Los piratas xenos tienden a utilizar naves-caravana mejor armadas y blindadas y a atacar objetivos de oportunidad con los que se crucen, como naves o colonias poco defendidas, en ocasiones exigiendo un tributo en la forma que mejor les convenga en aquel momento. En caso de que las desafortunadas víctimas no dispongan de aquello que deseen los enloquecidos xenos, os piratas atacarán. Si, por la gracia del Dios-Emperador, son capaces de cumplir con las insanas depravaciones de los alienígenas, entonces se contentarán con enviar un grupo a recoger los recursos solicitados y se irán para volver otro día.

Tecnología

"Le pregunté qué podía cambiar por su fascinante espada. Él tan sólo miro en dirección a mi joven heredero, que estaba a mi lado, e hizo un gesto con su zarpa..."
Valen Surbaet, Cronista


La simple ausencia de armas y equipamiento Stryxis en manos de los fieles al Emperador implica que son muy deseadas por codiciosos Comerciantes Independientes y xenógrafos, así como por los agentes de la Ordo Xenos. Sin embargo, si convencer a un comerciante Stryxis de que comparta un fragmento de información acerca de su especie es una tarea casi imposible, conseguir el mismo tipo de hazaña respecto a su tecnología es una acción todavía más compleja.

Se piensa que los Stryxis, conocidos nómadas del vacío, no poseen ninguna clase de tecnología avanzada, creyéndose que todo lo que poseen lo han rapiñado y cogido de otra parte. En la mayor parte de los casos, eso es cierto, pero los Stryxis disfrutan obteniendo ventaja del desconocimiento de las demás especies respecto de su verdadero nivel tecnológico. La apariencia de los Stryxis y de sus destartaladas flotas esconde la siniestra y compleja naturaleza de su tecnología. Como artesanos de la carne, los Stryxis combinan la tecnología y la biología para dar forma a creaciones funcionales y extremadamente elegantes, al menos para quien tiene cierta habilidad para percibir tales cosas.

Aunque los Stryxis son consumados carroñeros, suelen utilizar armas que parecen estar basadas en su tecnología nativa. Aunque los Stryxis nunca han admitido tal afirmación, algunos estudiosos apuntan a que sus armas en ocasiones poseen ciertas capacidades consistentes e increíblemente anómalas. Los Stryxis tienden a preferir las armas de energía dirigida. Su armamento a distancia suele consistir en armas láser decoradas y de aspecto arcaico, similares en muchos aspectos a las armas láser del Imperio. Sin embargo, las armas de combate cuerpo a cuerpo de los Stryxis siguen un camino completamente distinto. Las más curiosas de dichas armas son las llamadas "Armas Etéricas". Se sabe de muy pocos humanos que hayan tenido en sus manos una de estas inquietantemente hermosas y fantasmales armas, y se especula que los humanos carecen de la adecuada anatomía ocular para poder apreciar las verdaderas cualidades de tales armas.

Armas etéricas

Estas armas, excepcionalmente raras, brillan con una energía que parece provenir de otro mundo, y nadie, salvo los propios Stryxis, comprende la totalidad de sus capacidades o sus orígenes. Aquellos que aprecien la artesanía xenos podrían llegar a enamorarse de estas inquietantemente hermosas, y muy deseadas, obras de arte, que presentan una apariencia casi orgánica, no artificial, y están hechas de aleaciones gris azulado. Sus filos son unas nebulosas y parpadeantes hojas que danzan perpetuamente en el extremo del arma. A pesar de su origen alienígena, el arma es a la vez misteriosa y atractiva para todos excepto quizá para los individuos más puritanos. Sin embargo, otros las desean no por su belleza, sino por su capacidad de atravesar cualquier material como si fueran humo, y de matar sin dejar heridas. Se han presentado informes que describen el uso de muchas formas y esquemas de fabricación diferentes. Las formas más comunes son lanzas y espadas, aunque también se han visto, aunque con muchísima menos frecuencia látigos y rifles.

Algunos estudiosos del saber xenos atribuyen el origen de estas armas a los Eldar, pero otros indican que los Eldar consideran que estos artefactos y los de su misma especie son anatema y que su existencia no puede ser tolerada.

Las armas etéricas suelen ser consideradas como un mito por todo el mundo, exceptuados los comerciantes de mayor experiencia, y los escasos informes de los efectos de dichos dispositivos son en muchas ocasiones contradictorios. Los supersticiosos marineros del vacío que viajan por toda la Extensión de Koronus conocen estas armas como armas de "luz espectral", y las historias que hablan de los horrendos efectos causados por estas armas describen marineros e incluso naves enteras desapareciendo en medio de un brillo pálido y nebuloso. El filo de un arma etérica es completamente insustancial y puede atravesar sin problemas cualquier material, incluida la carne, sin dejar marcas de su paso, lo que hace muy difícil el parar o bloquear un ataque realizado con una de estas armas. No parece que ninguna clase de armadura, defensa psíquica o resistencia física puedan evitar el daño de estas armas, ya que parecen atacar a la esencia del objetivo.

Sin embargo, estas armas no dañan máquinas, objetos inanimados ni a seres demoníacos o engendros de la Disformidad, y si en alguna ocasión entran en contacto con un sello hexagramático, un intocable o cualquier clase de protección que anule los poderes psíquicos, como el campo Geller de una nave estelar, el filo parpadea y queda inutilizado durante un periodo que puede abarcar un máximo de diez días. El motivo de esta disrupción se desconoce.

En el Imperio, estas armas son conocidas como "filos fantasma", y la Inquisición estaría ansiosa de poner sus manos encima de alguien que poseyera una de estas armas.

Armas lumínicas

Estas armas son similares en aspecto a las Armas Láser estándar de los soldados de la Guardia Imperial, pero los rifles, pistolas y cañones básicos de diseño Stryxis disparan un haz continuo de energía y presentan una precisión extrema. Asimismo parecen agotar sus cargas con mayor rapidez. Por último, los usuarios humanos suelen encontrar difícil el poder emplear estas armas, debido a que están fabricadas para poder ser empleadas por manos de tres dedos, como las de los Stryxis.

Estas armas vienen en múltiples diseños y modelos, generalmente de aspecto recargado y arcaico, cada una de las cuales es fabricada por un Maestre Visiotécnico para poder disparar en un espectro lumínico en concreto. Cada diseño diferente es capaz de disparar un haz de energía enfocada que actúa en consonancia con su función de emisión espectral específica. Cada una de las funciones de emisión espectral tiene sus propias capacidades especiales. Muchos xenógrafos suelen referirse a estas armas como "rifles lumínicos" o "pistolas lumínicas". Estas armas son empleadas por la mayoría de la chusma que lucha por los Stryxis en sus infrecuentes enfrentamientos.

Aunque generalmente las armas lumínicas son ligeramente más débiles que las armas láser imperiales, algunas armas Stryxis tienen la capacidad de disparar un mortífero y poderoso haz continuo y enfocado que puede mantenerse sobre un objetivo durante un periodo extenso de tiempo. Muchas de estas armas son tan grandes y pesadas que deben ser utilizadas por una dotación de armamento, o debe ser instalada en un vehículo. Los pobres humanos que se han tenido que enfrentar a una de estas armas las llaman "cañones lumínicos incineradores", y de ellas se dice que son capaces de hacer que el metal se funda como la cera y la carne quede incinerada hasta ser solo un borroso manchurrón de color negro. Algunos informes acerca de estas armas proceden de registros obtenidos de Thule de manera ilegal, por lo que son considerados, cuando menos, imprecisos.

Se rumorea que existen otros muchos tipos de armas y modelos. Estas armas son muy deseadas por los agentes de la Ordo Xenos, así como por xenógrafos peligrosamente curiosos. Si un Explorador valeroso se hiciera con una de ellas, la recompensa sería, seguramente, sustanciosa.

Intercambiador Fásico de Realidad Personal

Los Stryxis han desarrollado una tecnología que crea una barrera que oculta todos los objetos y signos de vida que se encuentren tras ella. Esto esconde de manera eficaz lo que quiera que el campo generado por el artefacto rodee de todos los intentos de escaneo, excepto los llevados a cabo por los psíquicos más poderosos. Nadie, salvo los Maestres Visiotécnicos de los Stryxis, puede decir a ciencia cierta que entiende por completo cómo funcionan estos ejemplos de xenotecnología. Los ambiguos Maestres de la tecnología Stryxis también han creado versiones navales de estos dispositivos, aunque son voluminosas y bastante raros.

El arte de la carne: los Sinteobreros

Sintonato Obrero Stryxis Wikihammer

Un Sintenato obrero fabricado por los Stryxis

"Si, honorable bípedo, esa es un arma poderosa y fuerte. Los Stryxis te la venderán, honorable bípedo, y también guerreros. Son carne fuerte, honorable bípedo. ¡La mejor que se puede cultivar!"
Mercader de armas Stryxis


Además de sus armas y protecciones únicas, los artesanos de la carne Stryxis son capaces de hacer crecer y cultivar virtualmente cualquier tipo de criatura biológica que precisen, que después venden al mejor postor y con entusiasmo. Los estos viles xenos están entre los mejores manipuladores genéticos de la Extensión de Koronus, y son muy conocidos por el cultivo de mano de obra biológica, a la que ellos se refieren como "carne". Aunque ese término es aplicado de forma general a cualquier habitante no Stryxis de los Pactos, como las hordas de esclavos y los prisioneros que tienen bajo custodia, suele aplicarse principalmente para referirse a dichos seres cultivados mediante técnicas genéticas, que por lo general sobrepasan en número a los Stryxis a bordo de sus naves.

Las criaturas que fabrican los Stryxis son incubadas en enormes contenedores bajo las arcanas directrices de los Maestres de las Tinas, y suelen ser conocidos como Sintenatos. Existen Sintenatos de todos los tipos y tamaños, según los papeles que deban representar y las tareas a realizar para sus amos Stryxis. Algunos son creados con el propósito específico del combate, aunque otros son creados de manera específica como mano de obra muy especializada. Los Stryxis no le hacen ascos a aceptar encargos personalizados para realizar artículos de carne, y si se les paga lo suficiente son capaces de crear ejércitos enteros.

Aunque presentan innumerables formas, los Sintenatos suelen seguir casi siempre el esquema básico de cuatro extremidades y una cabeza surgiendo del torso. En algunos casos especiales, dichas creaciones se mueven a cuatro patas, o disponen de cabezas o extremidades adicionales. No está claro si dichas desviaciones de los diseños estándar son algo hecho a propósito o si se trata de experimentos que salieron horriblemente mal. Estos constructos también son conocidos por estar mejorados al incorporar implantes y herramientas que les permiten cumplir con aquellas tareas para las que fueron engendrados.

Como ya se ha indicado antes, estos sirvientes antinaturales, en muchos casos, integran la mayoría de la población a bordo de las naves o Colmenas de Asteroide Stryxis. De hecho, resulta bastante raro que un Pacto Stryxis disponga de menos del cuádruple de Sintenatos que de Stryxis propiamente dichos.

De entre la "carne", el artículo más vendido de los Stryxis es el llamado Sintengendro. Estas criaturas son masivos seres musculosos creados empleando la avanzada ciencia genética de los artesanos de carne Stryxis para cumplir con ciertas tareas. Son vagamente humanoides, pareciéndose a un protohumano con rostros lisos y sin rasgos, y con un aspecto levemente andrógino. Su nivel de inteligencia se aproxima al de un servidor monotarea, con una capacidad de pensamiento creativa casi nula. Estos seres son utilizados para cualquier tarea, desde el combate al trabajo pesado.

Naves espaciales

"¿Que nos vayamos en 60 segundos o dispararás contra nosotros, honorable bípedo? Hmmm... ¿Y si nos vamos en 180 segundos y os ofrecemos a cinco de nuestros tripulantes por una de tus preciosas y orgullosas naves bípedas? ¿No? ¿Que tal diez de nuestros tripulantes?"
Nave Stryxis no identificada, haciendo una contraoferta


Los Stryxis que la Humanidad ha encontrado en la Extensión de Koronus parecen formar parte de una especie que vive a bordo de su flota de naves espaciales, ya que no se ha identificado un posible mundo natal para la especie. Aunque no sea muy común, parecen considerar la región como si estuviera dentro de su esfera de influencia, y parecen estar muy bien informados acerca de los principales acontecimientos ocurridos desde las Estaciones de Paso hasta los Abismos de Hecaton. Los Stryxis viajan por el vacío a bordo de naves de apariencia tan destartalada como sus propietarios. Los Stryxis suelen escoger cualquier cosa que sea capaz de atravesar el vacío y le instalan motores y diversos componentes. Algunas de sus naves son asteroides huecos, viejos pecios espaciales, naves recuperadas y restos descartados que han sido "renovados" por los Stryxis para hacerlos capaces de viajar a través del vacío y del Inmaterium. A veces, los cascos de las naves recuperadas son remolcados en largas cadenas, formando masivas caravanas. El modo en el que son capaces de hacerlo sin reventar en el vacío del espacio es algo completamente desconocido.

Alguien podría mirar a una nave así y pensar que no sería un oponente digno para una nave de guerra de verdad. Y sin embargo las naves estelares Stryxis son en muchos casos tan engañosas como sus dueños. Sus destartalados cascos están recubiertos por poderosos campos energéticos de protección, y hay algo en las naves que es capaz de burlar los intentos de rastreo de hasta el más poderoso de los Auspex. Finalmente, sus naves proyectan etéreos haces de "energía espectral". Aunque no son más efectivos que los macrocañones estándar a la hora de penetrar las corazas y los escudos de vacío de las naves, tienen un desconcertante y absolutamente letal efecto en la tripulación de su interior. Los xenógrafos sospechan que los Stryxis equipan a las naves de las que se apoderan con ejemplos de su propia tecnología avanzada. De ser este el caso, daría pie a la teoría de que los Stryxis, aunque interpreten el papel de simples comerciantes, guardan para sí mismos su tecnología más avanzada.

Las naves Stryxis suelen viajar en pequeños convoyes de entre tres y cinco naves interestelares. Suelen evitar por lo general el conflicto, aunque el Comerciante Independiente Jabez Caul, quien había realizado muchos acuerdos anteriormente con los impredecibles alienígenas, ha presentado informes que aseguran que los pudo ver en una ocasión enfrentándose en una furiosa y terriblemente intensa batalla contra otros convoyes Stryxis. Los motivos para estos conflictos internos se desconocen, aunque se rumorea que las caravanas Stryxis se implican en acciones de piratería oportunista cuando se encuentran con un adversario notablemente inferior en número o potencial.

Naves Caravana

Nave Comercial Stryxis Xebec Crucero Ligero Classe Impavido Flota Imperial Destructor Iconoclasta Caos Wikihammer

Xebec Stryxis. Entre las naves observadas puede distinguirse un Crucero Ligero Clase Esforzado y un Destructor del Caos clase Iconoclasta

La inteligencia de la Flota Imperial ha intentado clasificar a las naves Stryxis más grandes como "Xebecs", mientras que las naves más pequeñas reciben el apelativo de "naves-caravana". No es muy usual el clasificar todas las naves de una misma especie xenos en sólo dos categorías, pero las naves Stryxis desafían cualquier otra clasificación. En apariencia, los Xebecs Stryxis presentan tremendas variaciones los unos respecto a los otros. Son naves caravana en el sentido más estricto del término. Cada Xebec consiste en una nave (generalmente una transporte a granel, aunque se les ha visto utilizar naves incursoras, Fragatas e incluso Cruceros Ligeros) a los que se le instalan masivos motores de plasma. Extendiéndose tras esta nave de cabeza, unidas por ciento de masivas cadenas, están los cascos desprovistos de equipo de otras muchas naves, generalmente humanas o de manufactura alienígena, que en el caso de un Xebec suelen ser cuatro o cinco. Los Stryxis parecen vivir tanto en los cascos vaciados como en la nave de cabeza, aunque se sabe que en ocasiones han vendido uno de los cascos a una parte interesada.

La Flota Imperial está particularmente perpleja por las incomprensibles inconsistencias de la tecnología Stryxis. Mientras que algunos Xebecs muestran las últimas tecnologías imperiales, otros dependen de técnicas de viaje interestelar totalmente primitivas, como el uso de la fuerza centrífuga para crear gravedad artificial. Parece que las capacidades de construcción de naves de los Stryxis no tengan ninguna clase de lógica, lo que ayuda a cimentar su reputación como mercachifles y carroñeros. Aunque los Xebecs Stryxis parecen emplear impulsores de plasma, algunos Exploradores que han tenido la oportunidad de observar a estas naves Stryxis están convencidos de que emplean fuentes de energía mucho más potentes, y que se esconden en el corazón de sus naves. Muchos observadores han especulado acerca de la manera Stryxis de viajar a través de la Disformidad. Ciertamente parece ser que viajan a través de la Disformidad, aunque no queda para nada claro cómo se las arreglan para navegar dentro de ella. Algunos estudiosos han sugerido que llevan a cabo cortos saltos sin guía y a ciegas, de una manera parecida a como lo hacen los Capitanes Cartistas, pero otros apuntan a casos de caravanas de Xebecs previamente identificadas que han aparecido en extremos opuestos de la Extensión de Koronus con solo unos meses de lapso, algo que la Humanidad sólo puede conseguir empleando Navegantes y la ayuda del Astronomicón. Cualquier intento de descubrir la verdad que todo esto esconde suele encontrarse con largas, y en muchos casos contradictorias, historias de los Stryxis, cada una de las cuales es, sin ninguna duda, mentira. Si existe una constante universal con los Stryxis, aparte de su disposición a comerciar y de su odio por los Eldar, es su universal rechazo a revelar secretos acerca de sí mismos.

Componentes

Aunque las naves Stryxis emplean dispositivos y componentes rapiñados de naves de otras civilizaciones interestelares, han dado muestras de su propia tecnología extraña. A continuación se detalla una lista de los componentes más comunes encontrados en una nave Stryxis:

  • Motor de Disformidad Xenos: Los Stryxis utilizan un tipo de Motor de Disformidad similar al empleado por las naves del Imperio, pero cuyos esquemas y modo de funcionamiento son totalmente desconocidos. Cuando se les ha preguntado, los Stryxis suelen responder "Corrientes Disformes invisibles por dos ojos", signifique esto lo que quiera significar, pero aparte de esto no suelen dar más detalles.
  • Campo Fásico de Realidad: Estos dispositivos parecen actuar como alguna forma de protección contra las incursiones de los seres de la Disformidad al mantener la nave ligeramente fuera de fase con el entorno que la rodea durante los saltos disformes, de una forma similar a como lo haría un Campo Geller en una nave imperial. Algunos agentes del Adeptus Mechanicus adorarían conseguir una muestra de esta tecnología (o matarían por ella), ya que parece otorgar una protección mucho más sólida y robusta de la obtenida por las naves imperiales con el mismo consumo de energía.
  • Arquitecto Medioambiental Stryxis: Los Stryxis respiran oxígeno, como los seres humanos, pero prefieren entornos más húmedos y fríos, debido a lo cual suelen emplear sus propios sistemas de soporte vital.
  • Escáner de Vacío Profundo "Ojo Fantasma": Los dispositivos de rastreo empleados por los Stryxis son extraordinariamente potentes. Sin embargo, incluso cuando están llevando a cabo un rastreo activo de un objetivo, son prácticamente indetectables.

Armamento Naval

Extrañamente el campo del armamento parece ser un área en la que los Stryxis no muestran ninguna clase de interés por utilizar equipos recuperados de otras especies. Casi siempre utilizan su propia e incomprensible tecnología. Los Stryxis no utilizan Lanzas basadas en láser, prefiriendo emplear armas de energía dirigida mucho más exóticas, que tienen efectos letales para las tripulaciones del interior de las naves. Estas armas han sido apodadas por aquellos que han visto sus efectos como Macroarmas de "Luz Espectral", y son odiadas por todos los marineros estelares. Existen multitud de historias acerca de pasillos llenos de una pálida luz grisácea, como una niebla al amanecer, y de tripulaciones cayendo muertas en el sitio sin que haya la más mínima señal en sus cuerpos.

Un encuentro con los Stryxis

"Fuimos "invitados" por los Stryxis después de un breve encuentro con un miembro de su menos que fiable especie mientras orbitábamos Lacristy. El líder de su caravana había prometido a Alberse montañas de productos e información esotérica si le acompañábamos a su base de operaciones y les vendíamos unas chucherías insignificantes. Yo le aconsejé que no lo hiciera... Pero Alberse ya tenía la cabeza puesta en el negocio. Dijo que sería una estupidez el dejar pasar una oportunidad así. Sin embargo, yo me temí que los estúpidos en esta ocasión íbamos a ser nosotros. El "Aureus" se dirigió a las coordenadas que nos comunicó su representante. Viajamos durante días antes de llegar a su hogar, un grupo de asteroides huecos remolcados por una nave recuperada perteneciente a alguna especie xenos desconocida. Fuimos saludados por el mismo xenos al que os encontramos la primera vez, Fai Taarn. Pidió en Gótico Bajo (hablaba nuestro idioma bastante bien, pero el gorgoteo húmedo de su voz no dejaba de recordarme su origen xenos) que mandáramos un pequeño equipo para estudiar los productos que los Stryxis querían vendernos. Tras atracar en una de las colmenas de asteroide, fuimos saludados por un grupo de las criaturas con túnica con el mismo entusiasmo y pompa con el que un humilde comerciante se dirigiría al Cardenal de la Eclesiarquía en Veneris. Fai Taarn nos envolvió en alabanzas, llamando a Alberse "estimado señor feudal de los comerciantes" entre otros muchos títulos atávicos, antiguos y arcaicos, y el resto de las criaturas se comportaron de una manera tan lamebotas que me empezaron a poner incómoda. Nos llevaron a través de un laberinto de pasillos hablando de manera excitada, deteniéndose de cuando en cuando para comprobar que se estaba haciendo en cada pasillo. Los obreros parecían Servidores imperiales, aunque su apariencia era más cuadrada y parecían estar especialmente diseñados para la tarea que estaban desempeñando. Fai Taarn mencionó de pasada algo acerca de los bienes adicionales que podía incluir en el trato si estaba dispuesta a darles mi sombrero. A pesar de la mirada que me echó Alberse, solo les dije que tomaría en consideración su oferta... después de lo cual me encasqueté todavía más el sombrero en la cabeza. Después de lo que parecieron horas de dar vueltas por complejos túneles acabamos emergiendo en un enorme espacio abierto que estaba lleno de filas de seres inmóviles y silenciosos. Estaban quietos, mirando hacia adelante, y sin parpadear. Sus caras lisas y sin rasgos no mostraban expresión alguna. La sensación que despedía aquella habitación era la de una nave-hospicio o una factoría de ingeniería genética, una impresión de esterilidad y propósito. Fai Taarn hizo un gesto en dirección a las filas de cuerpos bípedos inmóviles como dando a entender que aquel era el tesoro con el que los Stryxis querían comerciar. La cara de Alberse lo dijo todo. Él se había esperado montañas de metales y recursos preciosos, quizá algo de xenotecnología o cartas estelares, pero no unidades de trabajo biofabricadas. No tenía qué hacer con ellas, y todos lo sabíamos. Alberse empezó a decir algo acerca de que había esperado productos de una naturaleza más dinámica, y fue entonces cuando Fai Taarn preguntó con curiosidad si preferíamos revisar los fosos de esclavos. Entonces supe que mis sospechas eran ciertas y comencé a revisar nuestro entorno en busca de rutas de huída."
Archimilitante Lorayne Thornhallow, al servicio del Comerciante Independiente Tallen Alberse


Fuentes

Extraído en parte y traducido de Lexicanum Alemán, Lexicanum Inglés y Wikihammer 40K UK.

  • Rogue Trader: Core Rulebook (Juego de Rol).
  • Rogue Trader: Epoch Koronus (Enlace activo a 2013/11/14)
  • Rogue Trader: The Koronus Bestiary (Juego de Rol).
  • Rogue Trader: Battlefleet Koronus (Juego de Rol).
  • Rogue Trader: Edge of the Abyss (Juego de Rol).
  • Black Crusade: Core Rulebook (Juego de Rol).
  • Dark Heresy: The Radical's Handbook (Juego de Rol).