Fandom

Wikihammer 40k

Sor Talgron

7.596páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Khorne medio sin fondo.png

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!

Sor Talgron Capitán 34ª Compañía Portadores de la Palabra.jpg

Sor Talgron, Capitán de la 34ª Compañía de los Portadores de la Palabra, antes del estallido de la Herejía de Horus.

Sor Talgron fue un Apóstol Oscuro de la Legión Traidora de los Portadores de la Palabra. Era un nativo de Colchis, hogar de Lorgar, Primarca de la XVII Legión. Durante la Batalla de Terra, al final de la Herejía de Horus, Talgron fue derribado por los defensores leales del Palacio Imperial. Quedó internado en el interior del sarcófago blindado de un Dreadnought del Caos, y se convirtió en el Belicista. Encontró su destino final 10.000 años después, en el 41º Milenio, durante la batalla de Boros Prime, en donde fue responsable de acabar con la vida del Líder Necrón conocido como el Inmortal.

HistoriaEditar

Gran CruzadaEditar

"Tenía el rostro cuadrado y duro. Brutal. No era la cara de un erudito o un estadista. Toda una vida de batalla había aplastado sus rasgos, y una fea cicatriz atravesaba su cara y cuero cabelludo. Su propio papel en el universo no podría estar menos equivocado. Era un guerrero, un soldado, un asesino."
Auntigua descripción de un Rememorador de Sor Talgron

Primeros años Editar

Sor Talgron nació el Colchis, el Mundo Natal de la XVII Legión, los Portadores de la Palabra y su Primarca Lorgar Aureliano. Fue reclutado para la Legión en su juventud, ascendiendo a través de sus filas durante la Gran Cruzada y convirtiéndose en miembro del Capítulo de la Espiral Perpetua, un capítulo de la Legión dedicada a servicios de guarnición y guardia de honor. Dentro de la XVII Legión, su mentor era un oficial nacido en Terra, Volkhar Wreth, un firme creyente de la divinidad del Emperador. Talgron era una figura adusta, fría y pragmática, con poca consideración por la religiosidad de sus compañeros legionarios y que siempre llevaba una Servoarmadura Mark III Hierro. A pesar de su falta de fe en la divinidad del Emperador, estuvo presente en la amonestación de la XVII Legión en la ciudad de Monarchia, del planeta Khur, por el Emperador en el 964.M30. Allí el Emperador reprendió a Lorgar y toda la XVII Legión por su lentitud en llevar los mundos al sometimiento imperial y sus violaciones de la Verdad Imperial mediante la difusión de su fe equivocada en la divinidad del Emperador. Cuarenta años estándar después, en el 006.M31, el dolor de aquella humillación aún ardía dentro de él, a pesar de que nunca había sido un alma devota.

Cuarenta y Siete - Dieciséis Editar

Sor Talgron tomó parte de la campaña imperial para someter al planeta Cuarenta y Siete-Dieciséis poco después de que la Legión recibiera una reprimenda del Emperador de la Humanidad en el planeta Khur.

Los humanos de aquel mundo parecían adorar a un colosal Titán conocido solo como el "Señor de las Tormentas". La XVII Legión no tenía ni el tiempo ni las ganas de convertir a los ignorantes paganos a la Verdad Imperial, y ya que sus profanas creencias chocaban frontalmente con las ateas doctrinas de la Verdad Imperial, el mundo Cuarenta y Siete-Dieciséis quedó condenado. Los Portadores de la Palabra no podían negarse una segunda vez a cumplir las órdenes del Emperador. 24 horas más tarde, el 98% de la población planetaria había sido purgada por la fuerza de las armas. Solo una ciudad, la capital del gobierno planetario y el centro de sus blasfemas creencias, sobrevivió al bombardeo orbital continuo de 12 horas. El profano templo-palacio del planeta estaba protegido por una burbuja de energía destellante. Cinco Compañías completas de la XVII Legión fueron desplegadas en la superficie planetaria para acabar con el trabajo. Encabezando el asalto estaba Sor Talgron y su 34ª Compañía. Batallando contra las masas de máquinas guiadas por inteligencia artificial que defendían el templo, Sor Talgron y sus Portadores de la Palabra acabaron por lograr abrirse paso hasta el interior del edificio.

Dentro de las cúpulas del templo estaban reunidos centenares de supervivientes humanos del bombardeo imperial, así como los líderes políticos del pueblo de Cuarenta y Siete-Dieciséis. Sor Talgron habló con el sacerdote en jefe y descubrió, para su sorpresa, que aquella gente adoraba al Emperador como si fuera un dios, y que querían unirse al Imperio, Sor Talgron quedó profundamente afectado por la culpa causada por el genocidio que había cometido su Legión a causa de un simple malentendido. Tras informar a su Primarca de lo ocurrido, el Primer Capitán Kor Phaeron y un grupo de 100 Exterminadores se teleportaron a la superficie, materializándose dentro de la cúpula con sus armas apuntadas hacia los adoradores humanos. Entonces se materializaron Lorgar y el Primer Capellán Erebus, y se identificaron como lo que eran. El Primarca desdeñó el hecho de que la gente del planeta ya adorara al Emperador como a un dios, de forma similar a como lo hacían los Portadores de la Palabra, y al hecho de que dispusieran de alguna forma de una copia del Lectio Divinitatus escrito por el propio Lorgar. Lorgar informó a Talgron que había estado pensando e ideando una nueva obra maestra, algo que haría que todo el mundo olvidara el Lectio Divinatus. Dicha obra se convertiría en lo que conocería como el infame Libro de Lorgar. Las gentes de Cuarenta y Siete-Dieciséis seguían estando igualmente condenadas, ya que la ignorancia no era excusa para las falsedades y las supersticiones. El Primarca explicó a su Capitán que, en ocasiones, hay que hacer sacrificios, y con una señal a su Primer Capitán, los supervivientes de Cuarenta y Siete-Dieciséis fueron masacrados en una granizada de disparos de Bólter de Asalto. El Capitán Talgron obedeció al final las órdenes de su Primarca, aunque al principio se mostrara reluctante a cumplirlas.

El favor del Primarca Editar

Tras los acontecimientos de Cuarenta y Siete - Dieciséis, Lorgar tomó un interés especial en el Capitán Talgron. Talgron fue convocado regularmente a la Fidelitas Lex en los meses siguientes. El favor del que disfrutaba Talgron dolía a su superior, el Señor del Capítulo de la Espiral Perpeptua, Balas Silak. Al darse cuenta de esto, Lorgar decretó que Talgron se llevaría aproximadamente a la mitad del Capítulo, incluyendo la mayor parte de la 34ª Compañía, como guarnición a Terra. Esto fue visto por algunos Rememoradores como sólo un gesto político hacia Talgron,"pues ya conocido por su desprecio a la excesiva religiosidad de la Legión hacia el Emperador, era la prueba viviente de que los Portadores de la Palabra se habían tomado muy en serio las preocupaciones expresadas con tanta fuerza en Monarchia".

Como parte de la guarnición en Terra, Talgron se familiarizó positivamente con un miembro de la Legio Custodes, Tiber Acanthus. También llegó a conocer al oficial de los Puños Imperiales Archamus, señor del séquito Huscarl de Rogal Dorn. Mientras que él respetaba al primero inmensamente, pensaba que este último era demasiado pomposo. Durante su estancia, sin saberlo, se ganó el respeto del mismísimo Rogal Dorn. La tarea guarnición de Talgorn era una tapadera eficaz para las auténticas órdenes del Capitán. En el Sistema Solar, él y su compañía ejecutaron actos de sabotaje, orquestados en parte por el Capellán de su Compañía, Jarulek y realizadas en su mayoría por su sargento de reconocimiento, Loth. La 34a plantó cargas explosivas especiales en una serie de lugares que resultarían en el aislamiento del Astronomicón del resto del Imperio. También se comunicaron con los aliados de Lorgar en el Mechanicum de Marte. Finalmente, en los últimos dos meses solares de su deber, llevaron a cabo un acto insidioso en el monumento Imperial a las Guerras de Unificación conocido como el Santuario de la Unidad, que sería visto cuando el santuario, situado en un cometa, volviera a entrar en el Sistema Solar varios años más tarde, en la culminación de la Herejía de Horus. El propósito principal de la Compañía, sin embargo, fue frustrado en el 006.M31 cuando Talgron fue convocado para reunirse con Rogal Dorn. Dorn ordenó a Talgron y la 34ª unirse a la flota punitivo de 8 legiones en ruta hacia Istvaan V para castigar la traición de Horus Lupercal y sus aliados, revelada por Nathaniel Garro. La hoja traidora en la órbita de la capital del Imperio que eran la 34ª y su Crucero de Ataque fueron apartados, pero sus objetivos de sabotaje en el Sistema Solar estaban cumplidos. Como acto final, un Demonio fue creado en Terra usando al mentor de Talgron, Volkhar Wreth, ahora miembro de la Hueste Cruzada, devuelto en secreto por Dorn a la custodia de Talgron. Talgron y la 34ª dejaron Terra y se reunieron con el resto de la XVII Legión, pero a pesar de su apariencia de lealtad al Emperador y su respeto por los hombres como Dorn y Tiber Acanthus, el Capitán y su Compañía se unirían a sus hermanos en su fatídica rebelión.

Herejía de HorusEditar

Captain of the Perpeptual Spiral Editar

Caos portadores palabra Sor Talgron.jpg

Sor Talgron, Capitán de los Portadores de la Palabra, durante la Herejía de Horus.

Después de que la traición del Señor de la Guerra Horus en Istvaan III fue igualada por la revuelta de otros cuatro Primarcas, entre ellos el de Lorgar, los Portadores de la Palabra proclamaron su lealtad a la causa de Horus. Mientras los Portadores de la Palabra hacían pública su adoración a los Dioses del Caos, Sor Talgron siguió al frente de la 34ª Compañía en la Cruzada Sombría, la campaña militar conjunta y planificada en secreto contra el Reino de Ultramar por los Primarcas Lorgar Aureliano de los Portadores de la Palabra Legión y Angron de los Devoradores de Mundos. Las dos Legiones Traidoras procedieron a arrasar el imperio de bolsillo de los Ultramarines en la Franja Este de la galaxia, destruyendo veintiséis mundos en rápida sucesión. Finalmente Talgron encabezó una campaña contra el Sistema Percepción, encabezando a sus tropas de tierra en el planeta. Lo que debería haber sido una campaña rápida se prolongó por la enconada defensa de este por el 17º Capítulo de los Ultramarines. Eventualmente el Señor del Capítulo de los Ultramarines, Aecus Décimo, procedió a utilizar phosphex para ganar una victoria de tierra quemada contra los Portadores de la Palabra. Una nave superviviente de la XIII Legión en órbita, la Furia Justa, desató veinticuatro misiles atmosféricos clase Modalis en Percepción antes de su destrucción final a manos de la nave Santificada de la XVII Legión. El frío fuego se deslizó a través del planeta, consumiendo a los defensores y atacantes que quedaban. Un total de dos tercios de la 34ª Compañía del Capítulo de la Espiral Perpeptua se perdieron en el planeta, incluyendo a Talgron, que fue quemado más allá de lo reconocible antes de ser salvado por dos Cataphractii, sólo uno de los cuales, un joven Sargento de nombre Kol Badar, sobrevivió.

Capitán - Apóstol Editar

A causa de sus terribles heridas por el phosphex en la superficie de Percepción Primus, el Capitán Talgron murió; no sin antes pedir amargamente no ser encerado en un Dreadnought. Sin embargo, los ritos que había realizado con Jarulek dos años solares anterior para transformas a Volkhar Wreth en un Demonio le permitieron sobrevivir incomprensiblemente a la muerte al tomar el corazón de Wreth del éter. Su cadáver, quemado más allá de lo recuperable, abrió la boca y habló. Posteriormente, los miembros de su Capítulo construyeron un nuevo cuerpo para él; uno de biónico, con pistones, engranajes y órganos sintéticos. Todo lo que quedaba del viejo Talgron era su rostro carbonizado y roto, con nuevos ojos biónicos, realzados por sus propias oraciones, exhortaciones y bendiciones oscuras.

Así, Talgron abrazó la fe oscura de la XVII Legión. El Libro de Lorgar fue colocado en el peto, mostrando letanías y catecismos de corrupción. Llevaba un casco con la imagen de un cráneo lasciva Y un Crozius gigante, así como un frasco de Disformidad que contenía el corazón de Wreth que le había salvado de la muerte. Talgron creía que había ganado un nuevo sentido de claridad y propósito tras su muerte en Precepción. Talgron y los restos del Capítulo de la Espiral Perpeptua continuarían su asalto contra las fuerzas del Imperio, luchando junto a su legión durante la épica Batalla de Terra, sitiando el Palacio Imperial en el clímax de la Herejía. Sería aquí donde Talgron sufriría graves heridas que le devolverían al borde de la muerte, requiriendo esta vez si su internamiento dentro del sarcófago de adamantium de un Dreadnought. Aunque su cuerpo fue destrozado por completo, estaba destinado a vivir en el seno de su nuevo cuerpo, llegando a ser conocido como "El Beligerante".

Tras la HerejíaEditar

Dreadnought Portadores Palabra.jpg

Dreadnought de los Portadores de la Palabra.

Mientras que los demás Dreadnoughts del Caos de la Legión sucumbían lentamente a la locura y a la furiosa pérdida de cordura que suele afectar a los devotos del Caos encerrados dentro del cuerpo de un Dreadnought, el Beligerante retuvo gran parte de su cordura. Como dijo en una ocasión el Primer Capellán Erebus, fueron su fe en los Dioses Oscuros y la fuerza de voluntad que esta generaba lo que impidieron que el Beligerante se precipitara en los oscuros abismos que habían reclamado a tantos de sus compañeros.

No obstante, durante el combate, el Beligerante olvidaba el lugar y el momento en el que estaba peleando, y comenzaba a revivir los momentos del asedio al Palacio Imperial, en los que creía estar luchando junto a su Primarca durante la Herejía de Horus. El beligerante halló su fin en la batalla de Boros Prime, cuando consiguió acabar con el Líder Necrón conocido como el Inmortal, aunque la explosión posterior a la muerte del Necrón también acabó con el ya dañado Dreadnought. El sarcófago del Beligerante pronto acogió la forma destrozada del Portador de la Palabra Burias Drak'Shal, poseído por un Demonio.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Wikihammer 40K UK.

  • Cuentos de la Herejía (Antología).
  • The Purge (Novella), por Ben Counter.
  • Apóstol Oscuro, por Anthony Reynolds.
  • Herejía de Horus - Visiones de Muerte.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar