Fandom

Wikihammer 40k

Sepheris Secundus

7.591páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Mecanicus.png

El Adepto Sabiondus, mascota del Imperio del Hombre, protege este saber; pues es parte del Omnissiah. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El Omnissiah sabe todo, comprende todo. Tus visitas honran al Dios Máquina.

Sepheris Secundus
Imperio de la Humanidad
Sepheris Secundus.jpg
Detalles
Segmentum Segmentum Obscurus
Sector Sector Calixis
Subsector Cuenca de Golgenna
Sistema Desconocido.
Tipo Mundo Minero / Mundo Feudal
Población 12,000,000,000

Sepheris Secundus es un Mundo Minero Feudal perteneciente al Imperio de la Humanidad.

Datos planetariosEditar

  • Posición Galáctica: 52/34/CS/NNE.
  • Órbita Solar: 34.88 Unidades Astronómicas.
  • Gravedad de Superficie: 1.12G.
  • Temperatura Media: 3º Celsius.
  • Satélites: Tres lunas, todas ellas deshabitadas. Además, varios muelles y astilleros orbitales.
  • Economía: Esquirlas y Trozos. En las minas y poblaciones de Sepheris Secundus la vida gira en torno a las inacabables tareas mineras, hasta el punto que las esquirlas y trozos de mineral son empleados en ocasiones como moneda por defecto.
  • Principales Exportaciones: Sepheris Secundus es el planeta del Sector Calixis con la mayor cantidad de exportaciones. Sin sus masivas exportaciones de minerales, metales y combustible, el comercio en el Sector Calixis se detendría. También exporta Escudos Espejo. Estos dispositivos de forma rectangular, de suficiente tamaño como para cubrir dos terceras partes de un objeto de tamaño humano, están formados por capas de cristal teñido, un material empleado en grandes cantidades por los barones de Sepheris Secundus. El material da al escudo un efecto de espejo capaz de repeler disparos de Armas Láser a baja potencia. Este escudo suele ser empleado por los Flagelos Reales de Sepheris Secundus.
  • Principales importaciones: Sepheris Secundus depende de las importaciones de comida procedentes de los Mundos Agrícolas del Sector.
  • Reclutamiento de la Guardia Imperial: El gran número de habitantes del planeta lo convierte en un proveedor potencial de reclutas para la Guardia Imperial, aunque solo una pequeña cantidad de la población sería apta debido a la mala salud general, además del riesgo que supondría para las autoridades planetarias exponer a las masas subyugadas a la posibilidad de vivir fuera de las minas.

DescripciónEditar

Sepheris Secundus es un planeta que dispone de una enorme riqueza mineral, de minas del tamaño de ciudades, de hordas de siervos que se cuentas por miles de millones y de la separación más clara entre las élites y las masas de ciudadanos de todo el Sector Calixis. Es un lúgubre páramo nevado y crepuscular, lleno de mutantes salvajes y de gente cuyas vidas son consumidas por las agotadoras tareas que han de llevar a cabo bajo tierra. El ansia del Imperio por explotar los vastos recursos de Sepheris Secundus es tal que es a la vez el planeta más rico y el más pobre del Sector.

El clima de Sepheris Secundus es frío y tormentoso. Su superficie se ve oscurecida por un perpetuo manto de nubes. No dispone de océanos o grandes masas de agua, exceptuados los pequeños mares polares, por lo que la humedad atmosférica procede del interior de la corteza planetaria, expulsada al exterior por las obras mineras fallidas o por los geiseres naturales que salpican la superficie planetaria como si fueran pústulas. La superficie del planeta está repartida entre las profundas cicatrices abiertas en la corteza por las enormes minas a cielo abierto y los densos bosques nevados, interrumpidos solo por las ruinas de reinos fallidos que intentaron reclamar para sí Sepheris Secundus en el pasado. El planeta Sepheris Secundus podría no haber pasado de ser un mundo de retaguardia, atrasado y sin ninguna importancia, de no haber sido por la enorme riqueza mineral que se esconde bajo su superficie.

Contacto con otros mundosEditar

Existen rutas disformes estables desde, y hacia, Sepheris Secundus a Scintilla, Iocanthus, Fedrid y Ganf Magna. Sepheris Secundus es uno de los planetas en la ruta de La Misericordia.

Ciudades ImportantesEditar

Sepheris Secundus Capital Wikihammer.jpg

Eisholm, capital de Sepheris Secundus.

Eisholm es la capital de Sepheris Secundus. Está ubicada entre varias escarpadas montañas, sobre la Mina Gorgónida. Gracias a una serie de enormes espejos situados en las cumbres, que concentran su luz en Eisholm, el reflejo de la luz en las torres de cristal coloreado de la capital hace que esta quede envuelta en una luz sobrenatural, como si fuera una corona brillante. La parte principal de la ciudad cuelga de miles de cables gruesos y cadenas anclados a tres altos picos, y son cientos los edificios que cuelgan de esta estructura. Se cree que el diseño único de la ciudad se originó con la construcción de una nave de guerra durante la Cruzada de Angevin, que fue alterada y reconstruida hasta quedar irreconocible.

El palacio de la reina se encuentra en la zona más alta de Eisholm. El salón del trono está hecho de hielo perenne y, gracias al reflejo de la luz en los vidrios coloreados de las torres y a los mosaicos que glorifican a los antiguos reyes del planeta, es una vista espectacular. Los barones más importantes viven en el resto de las torres de la ciudad, aunque la mayoría de los individuos que habitan allí son siervos y funcionarios vitalicios que sirven a la reina o a la aristocracia.

La Mina Gorgónida es una de las minas más rentables y grandes del planeta, situada en las cercanías de Eisholm, aunque no se diferencia demasiado de las demás minas del planeta.

La Mina Brassensund es un asentamiento minero excepcional. En la mina, hay un lago sobre el que flotan balsas y barcazas de madera unidas en una estructura llamada "Flotsam". Los barones viven en mansiones que cuelgan de cadenas enormes en el borde de la mina.

La Grada, un lugar situado un poco más de 1000 kilómetros al este de la zona de la Mina Eisholm, tiene importancia por haber sido el escenario de un acontecimiento sin precedentes, la reforma de caridad por el barón Ulbrexis de hace algunos años, que acabó desembocando en una masiva revuelta contra el orden establecido. La organización clandestina conocida como "[[Las Cadenas Rotas]" surgió en ese entonces, y ha plagado Sepheris Secundus hasta hace poco.

El Reino SufrienteEditar

Reina Lachrima Sepheris Secundus Cuenca Golgenna Wikihammer.jpg

Reina Lachryma III de Sepheris Secundus.

Aunque todo el Imperio es un imperio feudal, el feudalismo es extremo en Sepheris Secundus. Cada individuo nacido en el planeta tiene un amo y señor al que ha de pagar nueve décimas partes de todo lo que produce, lo que para muchos ciudadanos implica al mineral que consiguen arrancar de las paredes rocosas de las minas del planeta. La reina Lachryma III, la monarca absoluta del planeta, está en la cúspide de este sistema feudal. Los derechos al trabajo de los miles de millones de siervos corresponden a los barones asignados por la reina, o a familias nobles y consorcios empresariales que han adquirido dichos derechos de manos de la corona. El amo y señor de la reina es el Imperio, al cual entrega en el diezmo planetario una cantidad asombrosa de minerales, metales y combustible. El diezmo cobrado a Sepheris Secundus es el más alto del Sector Calixis, ya que sin la inmensa afluencia de materias primas que procede del planeta, la economía de todo el Sector estaría en la cuerda floja.

Existen dos fuerzas principales que mantienen el sistema feudal de Sepheris Secundus. El primero es el peso de la tradición: cada siervo que trabaja en las minas hace lo que su padre, su abuelo y todos sus ancestros hicieron en el mismo lugar en el que trabaja. La segunda fuerza es la violencia física. Una de las razones por las que la cultura de Sepheris Secundus es tan primitiva según tantos estándares es que la corona monopoliza todas las tecnologías del planeta, en especial la armamentística. Los Flagelos Reales de la reina están equipados con Pistolas Láser, granadas y Espadas Sierra, lo que contrasta con sus llamativas y extraordinarias armaduras de cristal tintado. Aunque son pocos, la ventaja tecnológica que poseen dichas tropas es la suficiente como para poder acabar con la mayoría de los levantamientos producidos en las minas de Sepheris Secundus, y la historia del planeta está plagada de masacres en las que miles de sirvientes cayeron abatidos por descargas de láser.

Una parte importante de la sociedad de los siervos de Sepheris Secundus la conforman los mutantes, cuyo trabajo es esencial para la economía del planeta. Los productos químicos y toxinas liberados a la atmósfera y las aguas por la industria minera provocan una tasa de mutación por encima de la media en el planeta. Los mutantes que no son asesinados al nacer son capaces de vivir en aquellos lugares del mortal, contaminado, radiactivo y deteriorado medio ambiente en los que nadie podría sobrevivir. Aunque los miembros del supersticioso Imperio tienden a quemar a cada mutante encontrado tan pronto como es posible, los siervos de Sepheris Secundus les dejan en paz, ya que los mutantes no buscan el contacto con los siervos. Existen de hecho algunas comunidades de mutantes que viven mucho mejor que los siervos, y muchos mutantes extraen minerales de las profundidades del planeta que intercambian por comida con los siervos menos supersticiosos.

Presencia imperial en Sepheris SecundusEditar

Sepheris Secundus ha llamado la atención de varias facciones de la propia Inquisición. El Culto Recongregacionista considera a Sepheris Secundus, debido a su importancia económica, como uno de los mundos más valiosos del Sector.

Los Monodominantes han estado minando la autoridad de la corte real debido a la presencia de mutantes dentro de la sociedad del planeta, aunque no han actuado en contra de dichos elementos de la sociedad debido a la importancia que poseen como fuerza de trabajo y parte vital de la economía del planeta.

Quitando las intervenciones antes mencionadas, la presencia de los demás Adepta del Imperio es bastante escasa, si exceptuamos a algunos Clérigos del Adeptus Ministorum y al bastión de los Adeptus Arbites de la capital.

HistoriaEditar

Las reformas y caída del Barón UlbrexisEditar

Havalir Saerton Ulbrexis Sepheris Secundus Cuenca Golgenna Wikihammer.jpg

El barón Havalir Saerton Ulbrexis.

A finales del octavo siglo del M41, el barón Havalir Saerton Ulbrexis, regente de la región minera de la Grada, quiso poner en marcha un programa de reformas sin precedentes en la historia del planeta, facilitando la educación a sus siervos y adquiriendo maquinaria de extracción del Adeptus Mechanicus para incrementar la eficiencia de sus minas, mejorando las condiciones de vida de sus siervos.

Aunque al principio se burlaron de él, pronto ese escarnio se convirtió en sorpresa cuando entregó a la reina el diezmo más grande de toda la historia del planeta. Tan beneficioso era el plan de Ulbrexis para ayudar a los siervos que pronto empezaron a surgir dudas acerca del sistema feudal que había estado en activo durante milenios, lo cual se vio agravado por los rumores de que Ulbrexis, un pariente lejano de la reina, podría ganar suficiente poder en poco tiempo como para poder deponer a la reina y aspirar al trono del planeta.

Debido al consejo de los nobles, la reina se distanció del barón, y envió a sus Flagelos Reales para arrasar su feudo y acabar con la "herejía de los siervos educados".  Los bien armados y leales siervos de Ulbrexis consiguieron frenar a las tropas reales, pero poco después tuvieron que retroceder y huir. Establecieron una organización subterránea y secreta llamada "Las Cadenas Rotas", que comenzó a atacar a las demás explotaciones mineras, afectando a los impuestos que el planeta debía pagar al Imperio, lo que permitió mostrar al mundo exterior las inhumanas condiciones de vida en el planeta a la par que ayudó a extender la ideología del barón. A pesar de los enormes daños causados a las instalaciones mineras, nadie resultó herido por exigencia directa de Ulbrixis.

La organización empezó a sufrir debido a una mezcla de problemas internos y externos. Mientras que los nobles comenzaban a confiar en los Adeptus Arbites, cuyas batidas para erradicar a la organización terrorista causaron el suicidio de muchos de sus integrantes al verse acorralados, los Cadenas Rotas comenzaron a fracturarse desde el interior debido al conflicto existente entre aquellos que abogaban por las soluciones no violentas de Ulbrixis y aquellos que deseaban emplear métodos más directos y violentos, encabezados por el mutante Assod Morirr.

Morirr puso en marcha un plan que causó el colapso de una docena de minas y la muerte de millones de siervos y de algunos nobles. Tras el agravamiento de las tensiones internas dentro de la organización, Morrir acabó con la vida del barón en el 805.M41 antes de ser capturado por el Adeptus Arbites. La propaganda imperial anunció que él era el responsable de todas aquellas muertes, además de un hereje, y anunció su ejecución. Sin embargo, la verdad es que fue encarcelado en el Bastión Serpentis de la Inquisición, ubicado en una de las lunas de Scintilla. Las Cadenas Rotas sobrevivieron en la clandestinidad, volviendo a aparecer bastante tiempo después.

El noveno siglo del M41Editar

Assod Morirr Cadenas Rotas Sepheris Secundus Wikihammer.jpg

Assod Morrir, líder de los Cadenas Rotas.

Tras lo ocurrido en el 807.M41, se agravó la situación de descontento en la Mina Dionides de Sepheris Secundus. El levantamiento fue tan masivo que la mina fue destruida con armas nucleares, a pesar de la pérdida económica que dicha acción representaba. En la purga subsiguiente todo lo ocurrido en la Mina Dionides fue silenciado y los siervos que tenían alguna relación con el asunto fueron ejecutados.

En el 808.M41 desapareció un enorme cargamento de valiosos minerales. El Adeptus Arbites lo interpretó como la primera señal de la reaparición de los Cadenas Rotas, creyendo que habrían robado el cargamento para venderlo al mejor postor y financiar sus actividades terroristas.

En el 812.M41, el Inquisidor Glavius Wroth denunció a muchos de los supuestos radicales conocidos como la Asociación de Golgenna. Una instalación de la Schola Progenium en Sepheris Secundus fue cerrada después de que los huérfanos de la institución, conocidos como los Progena Mancillados, se vieran influidos por los radicales.

El año 813.M41 señaló el retorno de los Cadenas Rotas, aunque esta vez fueron mucho más violentos, empleando tecnología xenos y mancillado equipamiento contaminado por la Disformidad y matando sin piedad a gente inocente. En los siguientes dos años fueron atacadas catorce minas, tres de las cuales fueron dañadas tan gravemente que su reparación tardaría más de un siglo. Se cree que el líder de los Cadenas Rotas era el supuestamente muerto Assod Morirr.

En el 815.M41, los Flagelos Reales, viéndose superados por los actos terroristas de los Cadenas Rotas, solicitaron la ayuda de la Inquisición. Un grupo de Acólitos llegó a Sepheris Secundus tras una serie de ataques de los Cadenas Rotas, a los que dieron fin tras la captura del barón Ulbrexis. A pesar de su apoyo a la Inquisición, Ulbrexis fue ejecutado.

En 815.M41 la Inquisición tuvo que lidiar con la aparición de Demonios en el interior de los profundos y peligrosos túneles laberínticos de la Mina Gorgónida. Años antes habían desarraigado un culto del Caos en Sepheris Secundus, compuesto principalmente por obreros y siervos a los que se les había prometido ser liberados de la perpetua servidumbre y del helado planeta. El santuario del culto fue arrasado, pero no quedó destruido del todo. Algunos siervos, interesados en los valiosos recursos existentes en los túneles, cayeron bajo la influencia de un libro blasfemo que les hizo idear un plan con el que acabar con la terrible esclavitud a la que estaban sometidos, lo que atrajo sobre su planeta toda la ira del Imperio. Estos siervos fueron los fundadores de la organización terrorista Hermandad de la Malicia.  En uno de sus ataques a una de las factorías de la Mina Gorgónida, el Imperio envió a una unidad de soldados de la Guardia Imperial para enfrentarse a los rebeldes. Aunque los renegados fueron destruidos, varias Compañíasdesaparecieron en la red de túneles. Tras dos días de lucha, los rebeldes fueron derrotados, pero en las profundidades de la fisura les aguardaban los horrores de los Cultistas del Caos. El Comisario Nihilus ordenó la retirada, dejando atrás tanto a las unidades amigas como a las enemigas. La entrada a la fosa fue clausurada por orden del Lord Inquisidor Anton Zerbe del Ordo Hereticus.

En algún momento del 815.M41 aparecieron durante unas excavaciones en la Mina Brassensund unas Joyas Espirituales Eldar. Ya que nadie sabía lo que eran ni de dónde venían, cayeron en manos de un noble menor de la corte real de Eisholm. Poco después aparecieron unos Exploradores Eldar en busca de las Joyas Espirituales. Poco después comenzaron a producirse enfrentamientos con los siervos, extrañas muertes en palacio y sueños de antiguas civilizaciones entre los nobles. Todo ello indicó a la Inquisición la presencia de una mano xenos en Sepheris Secundus.

Sistema legal y criminalidadEditar

La Ley en Sepheris SecundusEditar

Existen varias jurisdicciones en Sepheris Secundus. Aunque hay leyes universales, como que un siervo que se atreva a atacar físicamente a su amo será ejecutado, o que vestir de color rojo está reservado solo para la reina y sus damas de compañía, cada barón hace su propia ley dentro de su territorio. A algunos les importan poco los disturbios, mientras que otros hacen salir a sus tropas a la calle para patrullar las minas, controlando y castigando con severidad hasta las desviaciones más mínimas de vestuario o peinado, o el hecho de escupir en la calle. En la capital, Eisholm, la justicia de la reina es aplicada por los Flagelos Reales.

Cultos y Sociedades SecretasEditar

Olion Sepheris Secundus Cuenca Golgenna Wikihammer.jpg

Uno de los mutantes de Sepheris Secundus

Entre las muchas sociedades secretas y cultos existentes en Sepheris Secundus hay tres a destacar:

  • Los Transgresores se alquilan como asesinos para compensar la miseria que ha llenado sus vidas. Se cuenta que si te cortas un dedo y se deja en un lugar concreto, se recibe una visita de una persona de contacto con quien se puede establecer un acuerdo de asesinato contra alguien a quien se deteste.
  • La Cruzada de los Huérfanos investiga en secreto a aquellas personas que manifiestan habilidades extraordinarias, como lectura de mentes o precognición, y las hacen desaparecer antes de que las tropas de los barones se hagan con ellas. Los agentes de grises capuchas de la Hermandad suelen vigilar los pozos de pelea y los hospitales.
  • El Escudo de Granito es una organización de mutantes cuyo símbolo, un ojo cegado, está grabado en los caminos que llevan a la Mina Gorgónida. Esta organización es fruto de leyendas a lo largo y ancho de Sepheris Secundus, y nadie conoce la veracidad o falsedad de dichas historias. De acuerdo con los rumores, el Escudo de Granito agrupa a los más poderosos líderes mutantes, que se esconden en los yacimientos más profundos y antiguos.
  • Se dice que en el pasado la Hermandad de la Oscuridad Cornuda estuvo presente en Sepheris Secundus.

Cultura y ReligiónEditar

TradicionalismoEditar

El tradicionalismo extremo es una de las piedras angulares de la sociedad de Sepheris Secundus, existiendo muchas referencias cruzadas entre su sociedad y su folklore, cosa que se ve acrecentada por las contribuciones de los Predicadores Imperiales. Hay varias tradiciones generalizadas en el planeta, aunque según las localidades pueden existir diferencias:

  • El matrimonio entre los siervos requiere la aprobación de sus barones. Para demostrar que pierden el derecho a los hijos legítimos, los futuros cónyuges se cortan un dedo y se lo envían a su barón.
  • El cadáver de un siervo pertenece, tras su muerte, al barón, como una señal de que la deuda de la servidumbre nunca puede ser completamente eliminada. La mayoría de los barones intentan deshacerse de los cadáveres, enterándolos bajo escombros, aunque otros alimentan a sus perros con los cadáveres de sus siervos.
  • Los siervos están sujetos a llevar a cabo ciertas demostraciones públicas en el caso de que se produzcan acontecimientos importantes en la vida de los barones, como por ejemplo el nacimiento de un niño. Los siervos han de realizar un baile o verbena una vez que se les notifica el feliz acontecimiento. Muchos barones se toman esa costumbre muy en serio, por lo que en muchas ocasiones los siervos y transeúntes comienzan con las celebraciones antes incluso de que reciban la noticia.
  • El día en que un esclavo recibe su primer sueldo, por lo general al inicio de la pubertad, se conoce como Día Central. El Día Central se celebra tras tres días de duro trabajo ininterrumpido, señal de que el siervo ha se ha ganado el sueldo. Hay tradiciones diferentes acerca de dicha festividad, pero todas tienen que ver con la humillación o el dolor, lo que puede ir desde recibir un par de golpes a obligar al siervo a correr desnudo por el campo.
  • En el Día de Gracias, una fiesta recurrente de Sepheris Secundus, se permite a los siervos conmemorar a sus muertos o plantear quejas acerca de cosas prohibidas o mal vistas. Como dicha acción podría tener repercusiones, los celebrantes del Día de Gracias llevan máscaras rituales, se maquillan o se congregan en mitad de la noche.

La religión imperialEditar

No hay muchos predicadores de la Eclesiarquía en Sepheris Secundus. Los sermones diarios laicos suelen ser dados por Adeptos de la Eclesiarquía. Sin embargo el dogma de la Eclesiarquía no se respeta por completo. Por ejemplo, los barones y la reina son vistos como santos investidos del poder del Emperador.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum Alemán y Lexicanum Inglés.

  • The Calixis Sector.
  • Guía del Sector Calixis.
  • Dark Heresy: Reglamento (RPG).
  • Dark Heresy: Manual del Inquisidor (RPG).
  • Dark Heresy: Discípulos de los Dioses Oscuros (RPG).
  • Dark Heresy: Manual del Radical (RPG).
  • Dark Heresy: Criaturas Anatema (RPG).
  • Dark Heresy: Libro 1 del Legado de Haarlock - Esperanzas Rotas (RPG).
  • Dark Heresy: Purgad a los Impuros (RPG).

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar