Fandom

Wikihammer 40k

Rogal Dorn

8.125páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios0 Compartir
Bulldog.png El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!

Retrato Rogal Dorn Horus Heresy III Extermination.jpg

Retrato de Rogal Dorn en el Speculum Historiae de Carpinus.

"No me pidáis que me acerque cuidadosamente, ocultándome entre las sombras, o que me aproxime en silencio a mis enemigos al abrigo de la oscuridad. Soy Rogal Dorn, un Puño Imperial, un Marine Espacial, Paladín del Emperador. Dejad que mis enemigos se estremezcan ante mi avance y que tiemblen sólo con verme."
Rogal Dorn


Rogal Dorn fue el Primarca de la Legión de Marines Espaciales de los Puños Imperiales y uno de los mayores héroes de la historia del Imperio de la Humanidad. Dorn construyó las defensas del Palacio Imperial en la cordillera terrana del Himalaya que serían tan dolorosamente puestas a prueba por las fuerzas del Caos durante el clímax de la Herejía de Horus, la terrible Batalla de Terra. Supuestamente, Rogal Dorn murió luchando a bordo de una nave de Marines Espaciales del Caos a finales del M31, tras atacar a la flota de la 1ª Cruzada Negra con un ejército ampliamente superado en número. Viendo la importancia de atacar a la flota enemiga mientras aún se estaba preparando para invadir el espacio imperial, basó su estrategia en ataques de guerrilla hasta que llegasen sus refuerzos. Se cree que Dorn fue eliminado a bordo del Acorazado del Caos clase Saqueador Espada de Sacrilegio tras dirigir un ataque desesperado contra su puente de mando, pero de hecho los Puños Imperiales y sus Capítulos Sucesores creen que Dorn aún está vivo en alguna parte y que aún puede que regrese cuando el Imperio más lo necesite.

HistoriaEditar

JuventudEditar

Se sabe muy poco de la juventud de Rogal Dorn. Se cree que fue criado en el frígido Mundo Helado de Inwit, en el Sistema del mismo nombre, por un nativo de la casta del hielo de las Colmenas de Hielo del planeta. El patriarca del clan que lo crió se convirtió en un abuelo adoptivo para él, y le enseñó mucho sobre tácticas, estrategia y diplomacia. Incluso después de descubrir que no tenía lazos de sangre con su "abuelo", Dorn mantuvo en gran estima su recuerdo: conservaba una túnica ribeteada de piel que le había pertenecido y dormía con ella sobre su cama cada noche.

Finalmente, el propio Rogal Dorn se convirtió no solo en el líder de su clan sino del planeta entero y la región colindante del espacio, gobernando el Cúmulo de Inwit como Emperador de la Casa de Dorn.

La llegada del EmperadorEditar

Rogal dorn by lathander1987-d5hgrzd.jpg

Cuarenta años después de la muerte de su abuelo, las naves imperiales periféricas de la Gran Cruzada por fin llegaron a las Colmenas de Hielo de Inwit. Dorn saludó al Emperador desde el timón de la enorme nave espacial Phalanx, construida durante la Era Oscura de la Tecnología, y que había descubierta dentro de la región espacial de Inwit. Dorn se convirtió en el séptimo Primarca. El Emperador dio la bienvenida a Dorn como su hijo perdido, y le otorgó la Phalanx, convirtiéndose esta en la Fortaleza-Monasterio móvil de la VII Legión de Marines Espaciales, los Puños Imperiales, de la cual, todos los Astartes habían sido creados usando su propia semilla genética.

Dorn fue extremadamente leal al Emperador desde el primer momento, cuando se conocieron en el puente de la Phalanx, y ni una sola vez buscó favor alguno de su padre. Dorn encarnaba la búsqueda humana de la verdad, y era incapaz de pronunciar una mentira, incluso aunque esta hubiera ayudado a su causa. Debido a esta cualidad, la estatua de Dorn se erige como una de las cuatro únicas erigidas en Macragge, junto a la de Roboute Guilliman, Primarca de los Ultramarines.

Dorn asumió el mando de la VII Legión y de las Flotas Expedicionarias con una devoción y un genio militar sin par. Se solía comentar que poseía una de las mentes militares más brillantes de entre todos los Primarcas, predispuesta al orden y la disciplina, pero aún así con destellos de entusiasmo e inspiración. Sus logros durante el período de la Gran Cruzada fueron innumerables, hasta el punto de que el propio Horus comentó que si en algún momento llegara a darse el caso de que los Puños Imperiales, grandes maestros de la guerra defensiva, tuvieran que resistir un asedio de sus Lobos Lunares, maestros en el ataque, el conflicto resultante desembocaría en una espiral de empate eterno.

Gran CruzadaEditar

350px-Rogal Dorn by slaine69.jpg

Cuando el Emperador regresó a Terra para construir una capital digna de gobernar un millón de planetas, Dorn fue con él. Siempre había destacado en la construcción de fortalezas, y fue el encargado de diseñar las defensas del Palacio Imperial. Estas resultarían ser magníficas, y serían puestas a pruebas en los años siguientes, cuando la tormenta de la Herejía de Horus cayó sobre el Imperio.

El Primarca Fulgrim preguntó una vez a Rogal Dorn si pensaba que el Palacio Imperial podría resistir un asalto de la Legión de los Guerreros de Hierro, y la respuesta afirmativa de Dorn enfureció al Primarca Perturabo, de los Guerreros de Hierro, hasta el punto de que casi se destruirían el uno al otro en combate años después durante la Herejía de Horus.

Dorn y toda la Legión de los Puños Imperiales fueron redesplegados en Terra para ocupar puestos de guardia allí hasta casi el final de la Gran Cruzada.

La Herejía de HorusEditar

Antes de que los Puños Imperiales, con todos sus efectivos y equipamiento, llegaran a Terra, fueron alcanzados por los acontecimientos de la Herejía de Horus. Varados durante un tiempo considerable por severas tormentas de Disformidad, la flota imperial finalmente descubrió la muy dañada Fragata Leal Eisenstein, de la Guardia de la Muerte, y así se enteró de la traición de Horus. A pesar de que Dorn no creyó al principio al Capitán de Batalla Nathaniel Garro, y casi lo mató cuando dijo que su hermano Horus era un traidor al Imperio y al Emperador, Rogal Dorn quedó convencido finalmente tras escuchar los relatos de varios miembros de los supervivientes de la masacre de Istvaan III, sobre todo el Capitán Garro, Iacton Qruze de los Lobos Lunares y a la Rememoradora convertida en Santa Euphrati Keeler, de que sus hermanos Primarcas Horus, Fulgrim, Mortarion y Angron habían organizado una rebelión a gran escala contra el Emperador. Dorn envió el grueso de su Legión al Sistema Istvaan en pie de guerra. Él volvió a Terra con sus Compañías Veteranas para llevar la noticia de los terribles acontecimientos personalmente al Emperador de la Humanidad.

Defensa del Palacio ImperialEditar

Primarca Rogal Dorn Wikihammer 40k.jpg

Primarca Rogal Dorn

Dorn fue el encargado de reforzar aún más las defensas del Palacio Imperial contra la venidera tormenta de Marines Traidores, y supervisó las obras personalmente. Dorn construyó grandes bastiones armados con millones de cañones de artillería, y añadió planchas de acero a las torres y los muros del palacio. Sentía que estaba estropeando la perfección y la belleza de la estructura existente al hacer esto, y se arrepentía, a pesar de que era necesario.

Su Legión también atacaría Marte, asegurando armas vitales, armaduras y municiones del Adeptus Mechanicus Leal, incluso cuando el planeta cayó en el Caos, contaminado por el Mechanicum Oscuro, aunque la fuerza de los Marines Espaciales de los Puños Imperiales al mando del Capitán de la 3ª compañía Camba-Diaz tuvo terribles bajas en el ataque para asegurar los suministros críticos. Este material demostraría ser esencial en el asedio de los Traidores al Palacio Imperial.

Las fuerzas de su Legión que Dorn había tomado consigo lucharían en el Asedio de Terra, guarneciendo las defensas del Palacio junto con la Legión de los Ángeles Sangrientos. Cuando Horus bajó los escudos de su buque insignia, Dorn y sus veteranos de más confianza, vestidos con algunas Armaduras de Exterminador aún funcionales, se teleportaron directamente a combatir con Horus en esa nave. Desafortunadamente, Dorn y sus Marines escogidos aparecieron lejos de la posición de Horus, y tuvieron que abrirse camino a través de casi toda la longitud de la Barcaza de Batalla. Esto significó que llegaron demasiado tarde para participar personalmente en la batalla con Horus. Dorn sería quien encontrase los cuerpos del Emperador, del Primarca de los Ángeles Sangrientos Sanguinius, y el de Horus. Él fue también quien escuchó las indicaciones del Emperador, fatalmente lisiado, sobre cómo reconstruir el Imperio; y llevó personalmente el cuerpo de su padre destrozado a su lugar de descanso en el Trono Dorado del Palacio Imperial, donde residiría, ni vivo ni muerto, durante los siguientes diez milenios.

Tras la HerejíaEditar

Después del internamiento del Emperador en el Trono Dorado, Dorn se hundió en el dolor. Sintió que la casi desaparición del Emperador era por su culpa y dirigió a su Legión en una cruzada de penitencia en todo el Imperio. Fue llamado de nuevo a Terra cuando Roboute Guilliman anunció la adopción de su Codex Astartes, convirtiendo las Legiones de Marines Espaciales en los más pequeños Capítulos de 1.000 hombres. Dorn se indignó inicialmente por esta propuesta, por la sensación de que el Imperio lo culpaba (y con razón, pensó) de la caída de sus hermanos Marines. Sin embargo, al darse cuenta del daño que otro conflicto interno podría hacer a la frágil paz del Imperio, Dorn finalmente cedió y aceptó la Segunda Fundación. Este fue un período oscuro en la vida Rogal Dorn: había fallado tanto al Emperador como a su Legión, y ahora vacilaba sin la luz de la guía del Señor de la Humanidad.

Rogal dorn by noldofinve-d4yhf9g.jpg
Dorn quedó sacudido hasta la médula, sorprendido de que el Imperio ya no confiara en él ni en su Legión y que ahora, después de la pérdida del Emperador y el fracaso de la Gran Cruzada, la hermandad de la Legión se pudiera separar también. Sin una batalla en la que concentrar a los Puños Imperiales, se asomaba al abismo, inseguro de su futuro. Dorn, desesperado, no había visto la evolución del Imperio mientras cazaba Traidores.

Dorn, Leman Russ de los Lobos Espaciales y Vulkan de los Salamandras se negaron a seguir los dictados del Codex, y el Imperio parecía a punto de desmoronarse en la guerra civil de nuevo. Incluso se abrió fuego contra el Crucero de Asalto Ángel Terrible de los Puños Imperiales por parte de la Flota Imperial, al considerarse a los Puños como supuestos herejes. Fue en este momento cuando los Guerreros de Hierro lanzaron un reto claro que Dorn no podía rechazar: la construcción de una inmensa fortaleza, un desafío a la audacia de los Puños Imperiales para atacarlo.

Existe cierta controversia sobre los siguientes acontecimientos de la vida de Rogal Dorn. Lo que está claro es que los Puños Imperiales no podían ser divididos en Capítulos tan fácilmente como, por ejemplo, los Ultramarines. El compromiso total con toda la Legión era enseñado a cada Marine, y muchos no deseaban formar sus propios Capítulos Sucesores. Dorn encontró la respuesta a este problema en la meditación a través del dolor autoinfligido, utilizando un dispositivo conocido como el Guantelete del Dolor. La visión inducida por el dolor le reveló que su Legión tenía que ser redimida a ojos del Emperador, y que el camino a la salvación era a través del dolor y el sacrificio. Dorn estuvo meditando durante siete días completos con el Guantelete del Dolor hasta que tuvo una visión del Emperador. Se dio cuenta de que el Emperador no estaba muerto y que todavía cuidaba de ellos desde el Trono Dorado. Decretando que los Puños Imperiales, como Legión, entrarían en un Guantelete del Dolor y emergerían como Capítulo, simbólicamente renacidos, Dorn dirigió a sus fanáticos guerreros en un asalto contra la fortaleza de los Guerreros de Hierro. Dorn decidió que el "dolor colectivo" necesario para limpiar sería el asedio a una fortaleza de los Guerreros de Hierro, la Fortaleza Eterna. La batalla, conocida como La Jaula de Hierro, ha pasado a la historia como una gran tragedia, y es recordada con remordimiento por los Puños Imperiales, no solo porque fue un desastre, sino que también marcó el fin de la Legión.

La Jaula de HierroEditar

Rogal Dorn Primarca Puños Imperiales.jpg
La batalla conocida solo como "La Jaula de Hierro" ha pasado a la historia como una de gran tragedia y remordimiento para los Puños Imperiales. No obstante, algunos sospechan que Dorn sabía de antemano el resultado cuando lanzó a su Legión al asalto. Algunos creen Dorn sabía que muchos de sus fanáticos guerreros nunca aceptarían la disolución de la Legión y la necesaria adopción del Codex Astartes, y que al lanzarse al asalto suicida en la Jaula de Hierro por lo menos se les concedía una muerte honorable, que es exactamente lo que muchos de ellos obtendrían.

La Jaula de Hierro era en realidad una trampa defensiva establecida por la Legión Traidora de los Guerreros de Hierro en el mundo de Sebastus IV, que fue conocida como la Fortaleza Eterna y que era una pesadilla sacada directamente de las profundidades del infierno. Los Guerreros de Hierro eran maestros en el arte del asedio y la defensa, y de hecho los escritos de Perturabo sobre el tema habían sido recogidos por el Primarca Roboute Guilliman en el Codex Astartes.

Pero Dorn era igual que Perturabo y, furioso por la actitud desafiante de los Traidores, los Puños Imperiales lanzaron un asalto total directamente al corazón de las defensas de la Fortaleza Eterna de los Guerreros de Hierro, enfurecidos porque el enemigo se hubiera atrevido a levantar sus banderas heréticas sobre otro mundo imperial. Sin ningún tipo de planificación o estrategia, los Puños lucharon con celo, paciencia y agallas; saliendo de todas las trampas, luchando a través de cada emboscada y atravesando todas las defensas que se interpusieron en su camino. Dorn lideró el ataque, un coloso que volvía de nuevo con cada asalto.

Aunque la batalla debería haber favorecido a los Guerreros de Hierro en su red de trincheras y reductos, los Puños Imperiales respondieron a la astucia de los Guerreros de Hierro con fría furia. Los hermanos lucharon contra los hermanos en medio de las zanjas inundadas, matándose mutuamente con cuchillos y espadas Sierra cuando toda la munición se gastó, sin dar ni esperar ninguna tregua.

El Primarca Perturabo de los Guerreros de Hierro había construido las fortificaciones para burlarse de los Puños Imperiales, y Dorn dirigió a sus más acérrimos seguidores en un asedio que duró varias semanas. Los Guerreros de Hierro, ahora retorcidos Marines Espaciales del Caos, afirman que los Puños Imperiales sufrieron una aplastante derrota, y que Dorn y su Legión habrían sido aniquilados si Perturabo no hubiera prolongado el sufrimiento de Dorn el tiempo suficiente como para permitir que los Ultramarines lograran intervenir. Sin embargo, los registros imperiales de la batalla indican lo contrario. Los Puños Imperiales eran desde siempre maestros en el asedio, y aun sin preparación y en desventaja lucharon como leones. Dorn se mostró como un gigante en medio de ellos, con la mente clara y con propósito después de años de dudas y culpa.

Con el tiempo se hizo evidente que a pesar de que los Puños Imperiales habían sufrido pérdidas terribles, los Guerreros de Hierro no podían acabar con ellos, ya que carecían de la fuerza necesaria para hacer el último sacrificio para lograr la victoria. Durante una pausa en los combates, Roboute Guilliman y sus Ultramarines intervinieron en la lucha, evacuando a los maltratados Puños Imperiales y dejando escapar a los Guerreros de Hierro. Guilliman pensó que la destrucción de los Guerreros de Hierro no valía la muerte de Rogal Dorn, y por lo tanto había llegado con la totalidad de sus Ultramarines para acabar con el brutal combate y expulsar a los Guerreros de Hierro.

Tras su purificación en los fuegos del combate de la Jaula de Hierro, los Puños Imperiales se retiraron a la reclusión, dejando que sus Capítulos Sucesores llevaran la delantera en su lugar. Durante dos décadas, los Puños Imperiales se reorganizaron. Bajo la dirección de Dorn, el Capítulo absorbió los principios del Codex Astartes, y en el momento en que volvió a aparecer en los campos de batalla del Imperio, su adhesión al Codex estaba solamente por detrás de la de los propios Ultramarines.

MuerteEditar

Rogal Dorn supuestamente murió luchando a bordo del Acorazado del Caos clase Saqueador Espada de Sacrilegio a finales del 31º Milenio, después de atacar la flota de la 1ª Cruzada Negra, que le superaba ampliamente en número.

Viendo la importancia de atacar a la flota enemiga mientras aún se preparaba para invadir el espacio imperial, realizó ataques de guerrilla hasta que los refuerzos pudieran llegar. Dorn fue acorralado junto a sus hombres en el puente del Acorazado. Ninguno de sus acompañantes sobrevivió para contar el glorioso relato de la última batalla del Primarca. Según una visión que tuvo el Primarca Konrad Curze al conocer a su hermano Rogal en la Gran Cruzada, este moriría a manos de un centenar de asesinos en un corredor oscuro, pero no está claro si llegó a hacérselo saber jamás. Sea como fuere, el Bibliotecario Jefe del Capítulo encontró el cuerpo de su padre genético en una escalofriante réplica del hallazgo del Emperador herido en la Espíritu Vengativo, y se lo llevó antes de que la dañada nave de guerra escapara a las profundidades del Ojo del Terror.

Según otras fuentes, los Puños Imperiales recogieron una cápsula de salvamento de una de sus propias naves, que contenía los efectos del Primarca cuando iba a bordo de la nave y un solo puño esquelético del Primarca. Donde está el verdadero Rogal Dorn o su cuerpo, es algo que nadie sabe todavía.

Según otra fuente más apócrifa, el esqueleto de Dorn, sin sus manos, está encerrado en ámbar claro, con la forma del cuerpo del Primarca. Los puños esqueléticos de Dorn se mantienen dentro de dos santuarios, y los huesos están grabados de forma intrincada con la heráldica de todos los Señores del Capítulo de los Puños Imperiales posteriores. Solo el Señor del Capítulo actual tiene derecho a grabar su nombre sobre los huesos.

Incluso con una escritura minúscula, diez mil años de historia han dejado los huesos cubiertos de nombres, dando una lista de los más grandes héroes del Imperio. Cada hueso corresponde a varios ex-comandantes. En la mano izquierda, en el primer metacarpiano están Abermort Bronwin, Thane Maximus, Kalman Flodensbog; en la primera falange del pulgar, Ambrosian Spactor, etc.

Capítulos SucesoresEditar

Las tropas restantes de los Puños Imperiales fueron divididas en Capítulos durante la Segunda Fundación, separados según sus tácticas favoritas o su ideología. El propio Dorn entregó a cada uno de los Capítulos Sucesores de los Puños Imperiales una de sus reliquias sagradas personales, un símbolo tanto de respeto como de favor hacia ellos. Incluso habiéndose visto obligado a dividir su amada Legión, se aseguraría personalmente de que cada Marine recordara de qué Primarca descendía, y de que cada uno recibiera una prueba personal de que Dorn no abandonaba a sus hijos.

ArmamentoEditar

Rogal Dorn vestía una armadura artesanal conocida como la Armadura Áurica, hecha a partir de la misma aleación que la empleada en la del mismísimo Emperador. Su principal arma era una enorme espada sierra conocida como los Dientes de la Tormenta, creada en Inwit antes de la venida del Emperador, y para disparar a sus enemigos empleaba el enorme Bólter Voz de Terra, un regalo de la Legio Custodes por su nombramiento como Pretoriano de Terra. Durante la Herejía de Horus iba al combate a bordo del Ætos Dios, una cañonera altamente personalizada por los Magos Telluria.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Wikihammer 40K UK.

  • Herejía de Horus (Antología).
  • Index Astartes II.
  • Marine Espacial (Novela), por Ian Watson.
  • Marine Espacial (Libro de Trasfondo).
  • The Dark King - The Lightning Tower (Audiolibro), por Dan Abnett y Graham McNeill.
  • Deathwatch: Rites of Battle (Juego de Rol).
  • Sombras de Traición - Príncipe de los Cuervos, por Aaron Debmski-Bowden.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar