Fandom

Wikihammer 40k

Reliquias sagradas de la Eclesiarquía

7.594páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Mecanicus.png

El Adepto Sabiondus, mascota del Imperio del Hombre, protege este saber; pues es parte del Omnissiah. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El Omnissiah sabe todo, comprende todo. Tus visitas honran al Dios Máquina.

Emblema Eclesiarquía Adeptus Ministorum Wikihammer.jpg

La historia de la Eclesiarquía se remonta casi a la creación del Imperio de la Humanidad hace más de diez mil años. En todo este tiempo han existido muchos héroes y heroínas santos que han derrotado a los enemigos de la fe verdadera. Los artefactos dejados por estos grandes individuos han recibido el estatus de símbolo sagrado, objetos de un gran poder y rodeados de algún que otro misterio.

En el Imperio existen muchos miles de reliquias, algunas de las cuales pueden trazar su origen hasta Santa Constantina de Alamar, el Cardenal Gherick, y el Confesor Dolan. Otras poseen un pasado mucho más incierto, y los miembros mas cínicos de la Inquisición afirman que si se juntasen todos los huesos de Sebastian Thor que hay esparcidos por el Imperio, la Eclesiarquía quedaría conmocionada al descubrir que su santo más eminente fue un gigante de dos cabezas, con muchos brazos muy largos y con varias articulaciones...

A pesar de todo, muchos templos y Catedrales albergan inmensos museos de reliquias sagradas, incluyendo trozos de la armadura del Emperador de diferentes épocas de la Gran Cruzada, y pelo, uñas y huesos de casi todos los Santos del Imperio (por ejemplo, el templo de Hallen XX sostiene la improbable afirmación de que posee el cráneo de San Decesio, cuya nave quedó desintegrada mientras dirigía una Cruzada contra los Orkos de Gado). Se considera un gran honor y una demostración de fe el llevar estas reliquias, cayendo mil desgracias sobre el alma de cualquiera lo suficientemente imprudente para perder una de ellas. Estos objetos son (supuestamente) irremplazables.

En el templo de cada Cardenal existen gigantescos volúmenes que registran su historia y su localización actual.
Incluso si por su cuenta no poseen poderes místicos, el efecto que estas reliquias tienen sobre los creyentes del Culto Imperial puede ser casi mágico. Con una reliquia de la fe a la que seguir, las fratrias se lanzan al combate con aún más ferocidad, muchos ejércitos de la Guardia Imperial han sido reforzados por un Confesor que portaba un artefacto sagrado, reforzando su determinación y demostrando que "el Emperador protege".
Algunas reliquias son elementos de arcanotecnología, que datan de la fundación del Ministorum, cuando el Adeptus Mechanicus cooperaba con la Eclesiarquía: en la actualidad, estas atesoradas reliquias son fanáticamente preservadas y conservadas tan bien como es posible. Si se estropean o son dañadas, la Eclesiarquía debe pagar las exorbitantes tarifas del Adeptus Mechanicus para que sean reparadas, pero es tal la leyenda y poder de estas reliquias, que los cofres se abren rápidamente si es necesario.

Fuentes Editar

  • Codex: Guardia Imperial (3ª Edición, 2º Codex).
  • Codex: Adepta Sororitas (6ª Edición).

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar