FANDOM


Bulldog El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!

Los guerreros Imperiales apenas habían tenido tiempo de ver el glifo brillante, a los Astrópatas multilados y a los espectros parloteantes que se arremolinaban en torno a la cúpula embadurnada de ectoplasma. Un segundo después estaban recibiendo un aluvión de disparos.

" Cultistas ", dijo Stern por la vocorred. " En cobertura tras las camillas ".

" Hombrecillos insignificantes ", respondió Krom. " ¡Mata Dracos! " " ¡Aniquiladles!"

Una tormenta de disparos se desató a la orden del Señor Lobo. Krom y sus hermanos de batalla asolaban las galerías astropáticas con fuego. Los fogonazos consumían a los Astrópatas torturados y a los Cultistas. Las salvas de proyectiles de bólter reventaban la carne e impregnaban de sangre el techo de vidrio.

A medida que los Astrópatas ardían y explotaban, las energías que fluían hacia el sello infernal flaqueaban. La luz verde titiló frenéticamente en la cámara y pequeñas grietas se propagaron por la cúpula cristalina del coristium a causa de la presión excesiva que sufría su estructura.

" Una vehemencia digna de elogio ", comentó Stern con aprobación. " Señor Krom, mantenedles ocupados. Mis hermanos y yo nos ocuparos de esto. ¡Hermanos! ¡Rito de Anulación!."

Ahora manaba del sello una cascada de energías desatadas, el suelo de metal refulgía y bullía en torno al glifo. Los Caballeros Grises avanzaron como hombres que se enfrentan a la galerna, azotados por las energías maléficas. Mientras salmodiaban su cántico a pleno pulmón, la luz del sello se atenuaba.

Una voz estentórea respondió desde el otro extremo de la cámara. Stern reconoció las palabras de los antiquísimos y abominables Pergaminos de Magnus, alzó la mirada y vio a un Apóstol Oscuro de mirada cruel. El demagogo cruzó el sello de energía abrasadora mientras completaba las últimas palabras de su encantamiento infernal.

Un segungo después, una onda de choque psicokinética barrió a los Caballeros Grises.

Al estar concentrados en anular el glifo demoníaco, carecían de toda defensa frente a ese ataque repentino y fueron derribados.

Stern se irguió justo a tiempo para desviar un brutal golpe de la maza del Apóstol. La violencia del golpe le hizo trastabillar, al igual que los tres siguientes. El Apóstol aporreaba la guardia de Stern como un loco, estampándole la maza en el hombro al Caballero Gris con bastante fuerza como para romper sus huesos.

Stern hizo un acopio de fuerzas con un rugido furibundo y asestó un mandoble que hizo saltar la maza de la mano del Apóstol. Stern invirtió el agarre en la empuñadura de su arma y la hincó profundamente en el pecho de su enemigo, atravesándole de lado a lado.

El Apóstol cayó de rodillas, pero mientras la sangre le llenaba la boca, lanzó una carcajada agónica.

" Muy... bien. Tu Dios carroña está... orgulloso. Pero ahora, ¡mira un Dios de verdad! ¡Arrodíllate ante el majestuoso...Tzen´char!".

Fuentes Editar

  • Zona de Guerra Fenris: La Maldición de los Wulfen.