FANDOM


Bulldog El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!


- "¡Devorador de Almas!" - rugió Stern, apuntando con su espada a modo de advertencia. Un segundo más tarde, el inmenso Demonio se abría un camino hacia la cúpula, aplastante, a través del mamparo que se encontraba más al sur.

El Demonio se dirigió directamente hacia el Hermano-Capitán, revoloteando sobre las cabezas de la horda demoníaca y aterrizando con estrépito entre sus filas. Aullando, el Devorador de Almas aplastó Diablillas y Horrores por igual antes de agitar con estrépito su mayal de sangre.

Pegado hombro a hombro con sus hermanos, esforzándose para resistir a las mareas de Demonios que había frente a él, Stern no pudo evitar el golpe. El martillo de latón le golpeó directamente en el pecho, mellando la armadura plateada y agrietando el caparazón negro que había bajo ella. Fue toda una prueba de la increíble fortaleza de Stern el que, aunque se tambalease por el impacto, no llegase jamás a caer al suelo. Aún así, la sangre goteó de entre las comisuras de sus labios, y su respiración se tornó en jadeos sibilantes mientras que recuperaba el equilibrio y disparaba en respuesta su bólter tormenta.

El Demonio bufó sonriente, ignorando los casquillos de bólter que impactaban contra su piel, dura como el hierro. Sacudió su mayal de sangre sobre su cabeza, preparándose para lanzar un nuevo golpe, y Stern apretó sus dientes para resistir al impacto.

Fue en ese momento cuando un grito Fenrisiano sonó con potencia a través de su dispositivo de vox.

- "¡Caballeros Grises! ¡Estamos llegando! ¡Sujetaos fuerte!"

Sin pensarlo a propósito, Stern fijó magnéticamente sus botas a la cubierta de metal y se preparó para una detonación. Al segundo siguiente toda la muralla oeste de la cúpula implosionó, los misiles y explosiones de láser aniquilando el cristal de vidrio a prueba de radiación en racimos de afiladas llamas.

Inmediatamente, el grito de la atmósfera esfumándose llenó la cúpula. Aunque los Caballeros Grises se habían anclado en sus posiciones, los Demonios no poseían tal protección contra el vacío. Stern contempló con asombro cómo, lamentándose y aullando, sus enemigos se fueron tambaleando a través del atrium, absorbidos más allá de la grieta de escape y hundiéndose un centenar de pies más allá, en las rojizas arenas que había debajo. El Devorador de Almas fue el último en ser absorbido, batiendo furiosamente sus alas intentando contrarrestar la succión del vacío. Pero aún así también fue expulsado, golpeando con virulencia sanguinolenta el mellado plastiacero de la grieta antes de rodar a lo lejos con un apagado aullido de furia.

Stern - con su yelmo fijado para evitar la succión del vacío - contempló sin palabras cómo un trío de aeronaves de los Lobos Espaciales se mantuvieron sobre sus posiciones en el exterior de la brecha, y sus salvadores saltaban de sus compuertas hacia el atrium, empuñando sus armas.

Fuentes Editar

  • Zona de Guerra Fenris: La Maldición de los Wulfen.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.