Fandom

Wikihammer 40k

Relato No Oficial Guardia Imperial: Masacre en Constantinius

7.594páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Inqsello.png Por orden del Ordo Wikia de la Santa Inquisición, este artículo se considera fuera del Canon Imperial. Se declara carente de toda veracidad y blasfemo; y todo el que lo lea sufrirá purga inmediata. Si usted es el autor, diríjase a las autoridades competentes para someterse a la penitencia pertinente.

Atención: Material No Oficial sin Sello de Calidad Wikihammer

Comisario Venen, últimamente las cosas han estado muy calladas por aquí, ¿No cree?

El comisario dio una larga calada a su puro, y luego soltó el humo, el cual fue desvaneciéndose lentamente, dando un poco mas de zozobra a aquella oscura noche.

Últimamente soldado, en los poblados cercanos, se han encontrado cuerpos desmembrados, con signos de tortura, tanto física, como psicológica-El comisario dio la ultima calada al puro y luego lo tiro al frió suelo - Esto, por supuesto, me huele muy mal, se que los orkos atacaron a escala planetaria pero, ¿No se le hace extraño que no hayamos visto ni uno solo en estos últimos días?, y las muertes, no son causadas por orkos, éstas son mas viles y crueles, algo mas siniestro y oscuro, la maldad soldado, se puede percibir últimamente en este maldito planeta. Hay demasiado silencio en estos lugares, me temo que algo anda exageradamente mal...

Una tenue brisa hace despegar de un árbol marchito la ultima hoja que quedaba para terminar cayendo lentamente hacia la nieve.

El soldado Shannow, abrazo de forma compulsiva su rifle láser, el frió cada vez se hacia mas intenso, y a su vez, el ambiente se hacia mas pesado. El hombre sentía como era acosado de forma visual, casi palpable. Era como si le espiasen. Saco aquellos pensamientos de su cabeza, carecía de todo sentido común lo que pensase, no había nada, se encontraban solos en aquel bosque desierto, con arboles sin hojas, vestidos solamente con madera negra putrefacta a causa de los años, y la blanca nieve, tan tranquila como siempre.

El soldado Shannow pertenecía un pelotón de reconocimiento, desplegado por aquellos lares hace un par de meses, nunca habían visto nada fuera de lo común, o nada que sobresaliese. Los demás hombres que se encontraban en aquel pelotón, eran en total como 70, demasiado pocos, si los pieles verdes les atacaran en masa seria un masacre de proporciones titánicas.

El comisario Venen, que se encontraba al frente de los hombres, hizo un gesto con la mano, diciendo que se pararan, obviamente, significaban malas noticias, algo fuera de lo normal, quizá tan graves como haber visto por fin a los dichosos orkos.

El soldado Shannow se vio obligado a apretar la mandíbula a causa del miedo, y a prensar con sus manos el rifle láser reglamentario. Sabia que algo andaba mal, el miedo recorrió su médula espinal.

Venen bajo la mano, minuciosa y lentamente, y recito las siguientes palabras.

Ha sido una falsa alarma chicos, creí haber visto algo, creí, fue como una clase de alucinación casi vivida, pero se movió tan rápido que por ende fue una alucinación.

Shannow, en un intento de liberarse de su terror, se aproximo a donde se encontraba el comisario, que aun miraba a donde había tenido su "Alucinación", quería hablarle sobre aquella inquietud, aquella sensación de sentirse observado.

Señor-Dijo Shannow de forma pasiva- Aquí hay algo maligno, algo nos observa.

¿Usted también lo ha sentido soldado?

Si señor, algo nos acecha, quiere aterrorizarnos, y luego decapitarnos, como si fueramos animales.

¿Que aconseja soldado?, esta extraña sensación, la he denotado desde hace unas horas atrás, ¿Acaso nos emboscaran, o serán simples sospechas?

Un ruido hecho con todas las intenciones del mundo, como si tratase de llamar la atención, se escucho de una serie de arbustos llenos de nieve, los hombres se alertaron, y comenzaron a mirarse unos a otros, perplejos, herméticos, prestándose aquella situación a que el medio se apoderara de ellos.

Como si de una voz metálica se tratase, el comisario Venen rugió, alertando de que cualquier signo de cobardía, se pagaría con la misma vida, este, desenfundo su pistola láser de alto calibre, y la espada de energía.

¡Estad alerta, aquí hay algo siniestro, que nos atacara y nos decapitara en el momento que nos descuidemos!

Todo los hombres tomaron el rifle láser, e hicieron posiciones de combate rápidamente, ayudándose mutuamente, y cubriéndose con una serie de rocas, lo suficientemente grandes como para proteger a 5 hombres.

A Shannow le comenzaron a temblar las manos, y sintió como la adrenalina se apoderaba de cada parte de su ser, fuese lo que fuese, lucharía con esa amenaza. Vio a un joven que se encontraba casi llorando del miedo, en mascullaba algunas palabras, y sus manos temblaban de una forma casi enfermiza.

El sargento Martel, se puso de pie, y miro a donde se encontraban una serie de arboles disecados, y luego se tiro al suelo como si hubiese visto al mismísimo Horus.

¡Zafarrancho de guerra, estén atentos, acabo de divisar múltiples figuras!

Tras eso, una serie de cristales morados comenzaron a llover, en la primera oleada de disparos, cayeron 4 hombres, gritando de dolor, suplicando que se les ejecutara. En la segunda, un ácido callo sobre el sargento Martel. La piel comenzó a corrompersele y luego quemarsele, los gritos de agonía se sintieron por todo el lugar, y los hombres entraron en pánico.

Una vez mas sonó la voz metálica de Venen, esta vez, seguida de un disparo a la cabeza de un hombre que comenzó a correr despavorido, sesos y pedazos de cráneo se regaron sobre el suelo.

¡Malditos infelices, moriréis aquí, para mayor gloria del Emperador si es lo que el dicta, disparad a mi señal perros inmundos, demostradle a esta escoria de lo que somos capaces!

De todos los lugares comenzaron a salir siniestras figuras negras, disparando aquellas extrañas armas, que esporádicamente acertaban a alguien, quizá, y a causa de las ganas de masacrar que tenían, disparaban de forma frenética.

El plan era simple y original, disparar de forma frenética para segar y suprimir a las tropas imperiales, hasta que las tropas de combate cuerpo a cuerpo llegasen a su destino.

Y ya había surtido efecto, dado que los Eldar Oscuros comenzaron a saltar a combate cuerpo a cuerpo a las defensas provisionales de los imperiales.

La primera muerte la logro Shannow, sacando una fuerza mas de terror que de valor, enterrando la bayoneta en el cuello de uno de los humanoides.

Pronto, se dieron cuenta de que se encontraban totalmente rodeados. Ahora todo se resumiría en un sangriento combate cuerpo a cuerpo.

Una granada salió desperdigada hacia un grupo de guardias, y esta estallo. Los hombres comenzaron a gritar y disparar a sus propios camaradas, inducidos por pesadillas e impuras visiones, estos creían que el verdadero enemigo eran sus camaradas.

El comisario Venen, de un espadazo corto el brazo de uno de los eldar y luego disparo en su rostro, trastabillo al sentir un golpe muy duro en el pecho, de un grito salio de su estado de dolor y decapito otro humanoide, para terminar arrancandole la pierna a otro de un sablazo. Un incubo literalmente grande se acerco corriendo con castigador en mano, y si bien logro solo rozar a Venen, esto fue mas que suficiente para que cayera arrodillado al suelo, chillando de dolor, como si de un cerdo se tratase.

El incubo se acerco lentamente a Venen, y pateo su espada y pistola. Venen se encontraba arrodillado, chillando de dolor, llorando, solo el omnipresente emperador sabría que veneno tendría la afilada hoja de aquel destructor.

Venen, al ver al incubo, posándose frente de el, le miro, su vista de hacia turbia y se desvanecía, pero pudo ver la mascara que aquel ser llevaba, le causo un terror mas que horrible, y su vejiga se descargo sin su consentimiento.

Se había meado encima, sintió un poco de pena y cerro sus ojos. Acto seguido el incubo le decapito, y su cuerpo fue cayendo lentamente a la nieve, la sangre se mezclo con la de sus camaradas caídos.

El incubo, comenzó a reír de forma siniestra, y se mofaba de aquellos hombres, había decapitado al comisario, y no había nada que ellos pudiesen hacer al respecto.

Shannow, aun siendo un soldado, sin rango alguno, grito de forma instintiva "¡Retirada!"

Los hombres comenzaron a correr de una forma esporádica y con horror, mas que una retirada bien organizada, se había trasformado en una parodia, una desbandada. Los soldados corrían, y sin importar si había o no heridos, pasaban por encima de ellos, muchos conocidos, pero pese a todo, el instinto de salvar la vida propia, era mas indispensable que cualquier otra cosa.

Tras correr unos cuantos metros, los guardias se dieron cuenta de que estaban completamente rodeados, y por ende, no habría escapatoria o salvación alguna. Unos, optaron por dispararse a la cabeza, otros, se tiraron al suelo a suplicar perdón, y a llorar, meándose y cagándose encima a causa del miedo.

Shannow, respiro profundamente, su fin había llegado. Se pregunto si su pelotón seria encontrado alguna vez o bien, en todo caso los restos, se pregunto como se encontraría su madre, su familia, sus hermanos pequeños, como estaría su planeta natal, y se maldijo una y otra vez a si mismo por en listarse en el ejercito del santo emperador. Tras unos minutos de meditar que era lo mejor que podía hacer, y ya preparado para morir, tomo su rifle láser, y se apunto a la cabeza, jalo el gatillo... Nada ocurrió, se habría quedado sin disparos. Comenzó a reírse de forma histérica, en un tono de voz extremadamente alta, y luego se tiro al piso en posición fetal, riéndose y llorando de una forma desagradable.

El incubo que había acabado con Venen con suma facilidad se acerco a donde se encontraba Shannow, y con una sola mano le levanto hasta la altura de su cara, y le dijo:

Bienvenido al infierno guardia, tu alma sera devorada por mil demonios. Es obvio, que la patética guardia del Emperador, ni siquiera pudo con la malicia de los Eldar Oscuros, es obvio que nuestra superioridad siempre se hace notar, os hubiéramos dado la oportunidad de vivir si no hubieseis corrido como cobardes-El Eldar, comenzó a reír de forma desquiciada, se quito la mascara, y con una sonrisa malévola, enterró el Destructor en el estomago de Shannow, lo tiro a un lado de forma cruel, y le dejo allí sufriendo hasta su inevitable muerte , luego, ordeno ejecutar a todos los supervivientes.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar