Wikia

Wikihammer 40k

Purificadores

Discusión0
6.073páginas en el wiki
Bulldog El Sgt. Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. Pulsa sobre él y te acompañará a la categoría Marines Espaciales.
Castellano Garran Crowe Caballeros Grises

Castellano Garran Crowe, campeón y Gran Maestre de los Purificadores.

Los Purificadores son una orden aparte de los Caballeros Grises, distanciados de sus Hermanos de Batalla tanto por naturaleza como por tradición. Vigilan el mal latente que mora en las Cámaras de Pureza situadas en lo profundo de la Fortaleza-Monasterio, a la entrada de las antiguas y sombrías bóvedas del Monte Anarca. Los Grandes Maestres del Capítulo son los únicos que pueden entrar en estas salas sin tener que dar explicaciones a nadie. A lo largo de los siglos, dicha norma ha demostrado ser un goloso desafío para muchos Neófitos: algunos de ellos han sido apalizados por los propios Purificadores (que han demostrado no confiar ni siquiera en sus Hermanos de Batalla a la hora de proteger los secretos de las Cámaras de Pureza), mientras que otros simplemente han desaparecido de forma misteriosa, sin dejar el menor rastro de su paradero.

Al igual que los Paladines sirven como ejemplo del ideal guerrero de los Caballeros Grises, los Purificadores ejemplifican la pureza de intenciones del Capítulo. Se trata de personajes adustos y taciturnos, cuyos ojos arden con un fuego negro que raya el fanatismo. No existe ningún régimen de entrenamiento ni proceso fijo por el cual un Caballero Gris pueda unirse a las filas de esta orden: llegar a formar parte de los Purificadores no se consigue mediante demostraciones de habilidad, de valor ni de sangrienta furia guerrera. De hecho, un Caballero Gris puede servir con distinción durante siglos, y aun así ver cómo le deniegan este último honor. Esto es así porque los Purificadores sólo reclutan a sus aspirantes entre los Hermanos de Batalla cuyas almas se consideran más puras, incorruptibles y resistentes a las tentaciones de la Disformidad (incluso para los elevados estándares de los Caballeros Grises). El proceso de selección es tan cuidadoso que el Capítulo cuenta apenas con un puñado de Purificadores; y sin embargo, nunca se les ha pasado por la mente relajar lo más mínimo las restricciones de acceso, pues creen que si lo hicieran la santidad de la orden se vería comprometida.

Por fortuna, el limitado número de Purificadores siempre ha sido más que suficiente para cumplir con la labor que tienen encomendada. Es imposible decir si esto se debe a algún extraño giro del destino o a las maquinaciones de algún poder superior. Quizás simplemente forme parte del orden natural de las cosas el hecho de que exista un pequeño puñado de guerreros incorruptibles, cuyo propósito vital sea combatir a los Demonios en todas sus formas y asegurar que el fuego de la victoria nunca se extinga. Esto posiblemente sea poco consuelo para los Purificadores, que inevitablemente forman la punta de lanza del Capítulo en estos tiempos oscuros. Sin embargo para ellos igual que para todos los Caballeros Grises, el deber se encuentra por delante de la supervivencia personal. El espíritu intachable de los Purificadores no es simplemente una de las características que los definen, sino que también es su mayor arma. Combinada con el formidable poder psíquico de los Caballeros Grises, esta pureza de mente y corazón puede ser transformada en una llamarada purificadora que no queme el cuerpo de sus enemigos, sino su alma. Se trata de una forma de ataque que pocas criaturas son capaces de resistir, pues todas ellas tienen alguna que otra zona oscura en su corazón (ya sea simple mezquinidad o gélida malevolencia), que servirá para alimentar las llamas. Lo que empieza como un simple refulgir de chispas se expande hasta convertirse en una imparable conflagración, en la que nadie está a salvo, excepto los Purificadores, sus armaduras de alabastro reluciendo mientras despachan en combate cuerpo a cuerpo a sus achicharrados enemigos.

CitasEditar sección

"Al justo le llevamos esperanza. Al corrupto le llevamos fuego."
Garran Crowe

FuentesEditar sección

  • Codex: Caballeros Grises (5ª Edición).

Spotlights de otras wikias
Solicita el tuyo aquí

Wiki aleatorio