FANDOM


Maestro Administratum 3 El Archiescriba Primuscriptor, mascota del Imperio de la Humanidad, ha marcado este artículo como propiedad del Adeptus Terra. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El conocimiento es poder. Guárdalo bien.

Psiquico

Psíquico Sancionado

"Imagina que conoces la existencia de una puerta al plano demoníaco, y que el más mínimo descuido por tu parte permitirá a sus moradores echarla abajo y hacerte pedazos. Ahora imagina que esa puerta está dentro de tu mente. Pues eso es lo que se siente al ser un psíquico."
Castus Lupa, sabio adjunto


Dentro del Imperio de la Humanidad hay una increíble variedad de personas, pero sólo a algunos el destino o la suerte les cambia la estructura de su genoma y pueden convertirse en psíquicos. Los poderes psíquicos son tanto una bendición como una maldición. Estos individuos tienen el raro talento de tomar poder de la Disformidad, la dimensión oculta del Caos que se encuentra debajo del tejido de la realidad y que puede modificar las reglas físicas de maneras extrañas y sobrenaturales. Sin embargo, el don de utilizar tales poderes conlleva un gran riesgo.

La mente de un psíquico es un faro que brilla en la Disformidad, la cual está llena de seres indescriptibles, que como animales hambrientos están a la expectativa de una presa. Esas presas son las mentes débiles y desprevenidas. Un individuo ignorante de sus poderes psíquicos puede ser fácilmente atacado, consumido o usado como portal para transportar a los Demonios hacia el Espacio Real.

Los psíquicos son vistos de diferentes maneras a lo largo del Imperio. En los planetas más primitivos suelen ser vistos como chamanes, druidas, brujos o hechiceros. En las sociedades más sofisticadas, los habitantes suelen tener conocimiento sobre las habilidades psíquicas, y se les refiere por títulos como "dotado" o "con el toque". Pero en la mayoría de los casos, son temidos por la oscuridad y el caos que pueden traer a los que los rodean. De hecho, cuando un psíquico usa su poder, la temperatura desciende notablemente a su alrededor; y los demás sienten como el aire se electriza con un sabor amargo y metálico.

Hay quienes piensan que los psíquicos representan una grotesca perversión de la Humanidad, y que son un recordatorio constante de los terribles poderes de la Disformidad. Sin embargo, los psíquicos bien entrenados son un activo valioso, costoso y en ocasiones peligroso para el Imperio. La Inquisición en especial, es la organización imperial que más uso hace de los psíquicos, en este caso para destruir a los enemigos de la Humanidad.

Cada mundo del Imperio está obligado por decreto del Administratum a controlar su población psíquica. Las persecuciones o cazas de brujas son parte de la vida diaria en la mayoría de planetas. Las mismas leyes obligan a los Gobernadores imperiales a apartar una leva de psíquicos jóvenes y relativamente prometedores para su traslado a Terra por el Adeptus Astra Telepathica. Es a través de esta leva como el Adeptus Astra Telepathica separa a aquellos que van a vivir y servir de aquellos que serán sacrificados al Emperador.

Psíquicos imperialesEditar

"El psíquico es la puerta por la que atraviesa el Caos, y solo a través de la esperanza, el sacramento y la negación, pueden aquellos tocados por la maldita visión, vivir y servir a Terra."
Liturgia de la Retribución


Dentro del Imperio hay una gran variedad de funciones que necesitan psíquicos. Algunas de estas son veneradas y respetadas, mientras que otras son evitadas a toda costa. Pero aún así, los psíquicos son una parte importante de la sociedad imperial, como la Guardia Imperial, el Administratum e incluso el mismo Emperador.

Psíquicos LatentesEditar

Hay psíquicos que desconocen sus poderes. Estos pueden venir de mundos primitivos ignorantes de su existencia, o cuando sus poderes se ponen en manifiesto son etiquetados como mala suerte o actividad paranormal. Puede ser que jamás descubran a estos psíquicos o que se conviertan en los portadores de todo tipo de corrupciones de la Disformidad. Algunos se infectan con raros parásitos psíquicos que lentamente consumen sus mentes hasta llevarlos a la locura. Otros pueden ser poseídos por Demonios o quizás sean abducidos por la Disformidad para servir como juguetes para los seres ruinosos que habitan allí. Algunos se convierten en seres con poderes psíquicos impresionantes. En cualquier caso, los psíquicos latentes son considerados peligrosos por su falta de entrenamiento para controlar sus poderes y como portales potenciales para todo tipo de horrores que se esconden en la Disformidad, por lo que los agentes de las Naves Negras no se amedrentan a la hora de cazarlos.

SacrificiosEditar

Psiquico localizado

Un agente de las Naves Negras localiza a un niño psíquico.

Las Naves Negras de la Inquisición viajan por todo el Imperio en busca de psíquicos. La mayoría de los que son obtenidos de esta manera son débiles y representan una gran amenaza ya que pueden ser poseídos o tentados por la corrupción de la Disformidad. Por este motivo son dejados al cuidado del Adeptus Astronomica, que se encargan de ayudar al Emperador para mantener operativo el Astronomicón, la gran baliza psíquica de Terra. Ofreciéndolos como sacrificio, las almas de estos mártires alimentan el Trono Dorado del Emperador, el cual manda su luz astral a través de la Disformidad. Esto provee de una referencia, permitiendo que los Navegantes puedan triangular efectivamente su posición. Más de mil psíquicos son sacrificados al Emperador diariamente. Sin embargo, esto se considera un pequeño precio a cambio de la protección y la guía del Señor de la Humanidad.

Psíquicos PrimordialesEditar

Psíquico Primordial es el nombre con el que se conoce a aquellos cuyos poderes y firmeza de carácter son suficientes para resistirse a la posesión y la corrupción demoníaca en situaciones normales. Los Psíquicos Primordiales son seleccionados para servir al Imperio únicamente si son jóvenes, inteligentes y deseosos de aprender. Después de cinco años de entrenamiento psíquico básico en la Scholastica Psykana, están ya listos para unirse a una de las organizaciones imperiales con capacidad suficiente para adaptarse a ella. Los muy jóvenes pueden ser adoctrinados en los Marines Espaciales como Bibliotecarios, y los que más talento tienen pueden convertirse en Inquisidores o Caballeros Grises. Los Psíquicos Primordiales no son invulnerables a los Demonios y demás agresores psíquicos, pero su adiestramiento les proporciona una oportunidad de enfrentarse a todos ellos, a excepción de las más poderosas de estas criaturas.

Psíquicos SancionadosEditar

Psíquico Sancionado Wikihammer

Psíquico Autorizado luchando en la Guardia Imperial

Estos psíquicos son individuos que han aprendido a controlar sus poderes y son lo suficientemente fuertes como para servir al Imperio sin ser un peligro latente. Sirven en muchas funciones, normalmente de vasallos del Adeptus Astra Telepathica, el Administratum, las fuerzas militares del Imperio, dentro de poderosas familias mercantes y hasta como parte del séquito de Gobernadores Planetarios. Los psíquicos imperiales suelen fundirse en su trabajo con una habilidad increíble. Vestidos con túnicas religiosas o bajo títulos académicos, en ocasiones suelen ser confundidos con escribas del Administratum, pero sólo hasta que deben hacer gala de sus poderes sobrenaturales.

Algunos otros sirven roles muy específicos, como los que acompañan a los Regimientos de la Guardia Imperial. Los psíquicos deben pasar por una variedad de escuelas de entrenamiento, conocidas como Scholastica Psykana. Al igual que las enseñanzas del Culto Imperial, esta varía de Sector a Sector, pero su propósito sigue siendo el mismo, entrenar a psíquicos hábiles para servir al Imperio.


AstrópatasEditar

Psiquico imperial

Astrópata

Artículo principal: Astrópata.

Los Astrópatas son seleccionados de entre el segundo grupo de psíquicos, aquellos cuyos poderes son considerables pero inadecuados para resistir los peligros de la posesión o de la corrupción demoníaca. Al igual que los Psíquicos Primordiales, deben ser jóvenes, vigorosos y deseosos de aprender. Los Astrópatas se someten a instrucción psíquica básica antes de asumir su papel de transmisores telepáticos por todo el Imperio. Se les enseña a interpretar el Tarot Imperial, a predecir los horóscopos, y las prácticas de quiromancia y los augurios de todo tipo. Una vez que han sido preparados en este sentido, se someten al ritual exclusivo de Comunión de Almas que les proporciona una parte de la fuerza del Emperador.

Son psíquicos capaces de transmitir mensajes a través de las vastas distancias del espacio. Aunque frecuentemente son inexactas, llegan muy tarde o pueden llegar a perderse, las transmisiones psíquicas son el mejor medio de comunicación disponible en el Imperio. Los astrópatas son parte del Adeptus Astra Telepathica, una organización dedicada a reclutar y entrenar psíquicos. La mayoría de los Astrópatas son ciegos, un efecto secundario del agonizante ritual de iniciación conocido como la Comunión de Almas.

NavegantesEditar

Navegante disformidad

Navegante imperial.

Artículo Principal: Navegante

Estos inusuales mutantes tienen la habilidad de navegar las caprichosas corrientes de la Disformidad con la ayuda de un tercer ojo que les permite ver a través de esa dimensión alternativa. Los Navegantes son vitales para los viajes espaciales y tienen lazos con la Flota Imperial, los Comerciantes Independientes y muchas poderosas casas nobles. La Navis Nobilite es una serie de familias de Navegantes unidas por lazos de sangre que tienen influencia sobre todo el Imperio. Muchos puritanos y fanáticos creen que los Navegantes son una aberración y deben ser eliminados como los mutantes más peligrosos, y por eso la Inquisición siempre tiene un ojo vigilante sobre ellos, sin embargo cada Navegante capaz de viajar por la Disformidad es valioso, ya que sin los viajes interestelares conectando a todo el Imperio, este simplemente dejaría de existir.

Psíquicos RenegadosEditar

"El dominio del hombre, el animal, ha terminado. El dominio del hombre, el psíquico, ¡solo ha comenzado!"
Hereje Thaylon Sol, últimas palabras


Son los psíquicos que han logrado existir fuera de las regulaciones imperiales, por pertenecer a comunidades aisladas o nacer en mundos fuera del Imperio. La mayoría de estos mueren por los peligros que les acarrea su condición, pero algunos logran sobrevivir a la plena manifestación de sus poderes psíquicos y aprenden a controlarlos. Se les conoce por muchos nombres: brujos, renegados, engendros y otros peores. Aunque estos psíquicos hayan ganado algo de autocontrol raramente pueden tener la estabilidad de los psíquicos imperiales, pero algunos llegan a ser extremadamente poderosos y son buscados por aquellos con propósitos oscuros. Un renegado cauteloso puede ser capaz de sobrevivir por un tiempo antes de que la ruina caiga sobre él y sus compañeros. Pero, de cualquier manera, los renegados viven siempre en peligro de la oscuridad que puede llegar a sus mentes.

HechicerosEditar

Psíquico del Caos Rogue Trader

Hechicero del Caos mortal.

Son psíquicos que han elegido el camino de la condenación en su búsqueda del poder. Han escuchado los susurros de presencias demoníacas que les prometen conocimientos secretos, poder y maestría sobre cosas incomprensibles para la Humanidad a cambio de sus almas.

Estos psíquicos han aceptado a los Dioses Oscuros como sus señores y maestros, realizando viles pactos para satisfacer su depravada avaricia.

Son aborrecidos y temidos por sus prácticas heréticas y demoníacas. La Inquisición reconoce a estos hechiceros como enemigos altamente peligrosos porque usualmente actúan como puertas abiertas para las entidades demoníacas.

FuentesEditar

  • Dark Heresy: Reglamento (Juego de Rol).
  • Codex Imperial (2ª Edición).

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.