Fandom

Wikihammer 40k

Ordo Malleus

7.594páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Mecanicus.png

El Adepto Sabiondus, mascota del Imperio del Hombre, protege este saber; pues es parte del Omnissiah. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El Omnissiah sabe todo, comprende todo. Tus visitas honran al Dios Máquina.

Malleus icon.jpg

Simbolo del Ordo Malleus

"Debes enfrentarte a la verdad de frente y sin apartarte de tu deber. Nuestros enemigos han dejado de ser mortales. Compadecerse de ellos resultaría quimérico, el autoengaño es su único aliado. Dedica esta arma, que te ha sido otorgada por el Emperador, a su destrucción. Utilizarla es tu único cometido: vives tan solo para administrar el fuego purificador. Toma tu cetro y tu arma, tu armadura y tu cañón psíquico y ve"
Galbus Heer, Lecturas al Ordo Malleus

La Ordo Malleus (lit.: Orden del Martillo en Alto Gótico) es una de las tres Ordos principales de la Inquisición. Sobre ella recae la responsabilidad de investigar y destruir a las manifestaciones físicas del Caos, los Demonios y otras criaturas de la Disformidad, que aparecen de cuando en cuando en el Imperio.

Los miembros de la Ordo Malleus, conocidos coloquialmente como Cazadores de Demonios, son individuos de extraordinaria fuerza de voluntad, capaces de enfrentarse cara a cara con los agentes del Caos sin retroceder. La Ordo Malleus no sería lo que es de no ser por estos extraordinarios individuos, que han mantenido una guerra constante desde hace diez mil años contra las fuerzas del mal que amenazan a la Humanidad.

Cada uno de los Inquisidores que sirve a esta Ordo ha jurado defender al Imperio con su vida, dedicándose por completo a desenmascarar y destruir lo demoníaco allí donde se encuentre. Al tener a toda la Humanidad a su disposición, un Inquisidor no sentirá ningún remordimiento por reclutar tropas o civiles cuando lo crea oportuno, llegando incluso a poder solicitar, que no exigir, la ayuda de los mismísimos Marines Espaciales del Adeptus Astartes.

Debido a la naturaleza altamente confidencial de su misión y a la gran fuerza mental necesaria para enfrentarse con éxito a las fuerzas del Caos, la Ordo Malleus es, de lejos, la más pequeña de las Órdenes de la Inquisición. No obstante, el poder de los Inquisidores de la Ordo se ve reforzado por el brazo armado de la misma, los Caballeros Grises.

HistoriaEditar

Inquisidor con servoarmadura vs mutantes y herejes varios.jpg

La Ordo Malleus está considerada como el corazón mismo de la Inquisición y una de sus divisiones más antiguas y veteranas, ya que fue fundada días después de que Horus, en la Batalla de Istvaan III, se enfrentara a las Legiones Leales con las cuatro Legiones Traidoras que ya habían caído presas de la corrupción del Caos y se habían declarado abiertamente fieles a su causa: los Hijos de Horus, los Hijos del Emperador, los Devoradores de Mundos y la Guardia de la Muerte.

A petición del mismísimo Emperador, antes de su ascensión al Trono Dorado de Terra y poco después de que la tripulación de la nave imperial Eisenstein diera noticias acerca de la traición de Horus, el regente Malcador el Sigilita buscó hombres y mujeres de lealtad probada que quisieran buscar y eliminar a las amenazas contra el Imperio, tanto las interiores como las exteriores.

Finalmente, Malcador consiguió reunir a 12 individuos, que presentó ante el Emperador: 4 eran lores imperiales y administradores con una cierta vena inquisitiva, y los 8 restantes eran Astartes de las Legiones Traidoras que se habían mantenido fieles al Emperador, a pesar de la caída del resto de sus Legiones en las tentaciones del Caos. Esas 12 personas constituirían el núcleo de lo que posteriormente sería llamado la Inquisición.

Algunas fuentes citan que en las horas finales de la Herejía de Horus, justo después de la derrota del Señor de la Guerra Horus, el Emperador tras valorar el grave estado de sus heridas, tomó la decisión de que otros debían cumplir con su papel como defensores de la Humanidad frente a la Disformidad y como adalides que deberían frustrar los planes de los Dioses del Caos. Se cuenta que dijo:

"Ellos serán Mi martillo, la espada en Mi mano, el guantelete en Mi puño, la perdición de Mis enemigos y el terror del traidor. Cuando nadie se atreva a pelear a su lado, lucharán. Solo los más grandes entrarán en sus filas, pues les confiaré la senescalía y vigilancia de las Puertas del Infierno"
Emperador de la Humanidad

Los historiadores y eruditos marcan dicha declaración, conocida como la Comendación del Malleus, como el momento de creación de la Ordo. Sin embargo, según otras fuentes, la Ordo Malleus no fue creada oficialmente hasta el 32º Milenio, cientos de años después del final de la Herejía de Horus. En cualquier caso, el documento está escrito en oro sobre el Último Portal de la Fortaleza de la Ordo Malleus en Titán, y cada miembro del Malleus que asciende al rango de Inquisidor hace el mismo juramento.

La Ordo Malleus fue una de las dos Ordos originales de la Inquisición, siendo la otra la Ordo Xenos. Mientras que los Inquisidores de la Ordo Xenos se concentraron en defender al Imperio de las múltiples amenazas que las razas xenos constituían para el dominio de la galaxia por parte de la Humanidad, los Inquisidores de lo que poco a poco se fue conociendo como la Ordo Malleus se concentraron en la misión original de la Inquisición, esto es, frustrar las amenazas del Caos y de los Demonios de la Disformidad, a la par de vigilar los pensamientos y obras del Imperio, es decir, se le asignó la tarea de velar por la pureza de la misma Inquisición.

Se sabe que durante la Gran Cruzada las fuerzas imperiales se encontraron con muchos mundos en los que se adoraba a las fuerzas demoníacas como a dioses. Esos mundos fueron purificados o arrojados a la Disformidad, aunque en algunos casos bastó con encerrar a los Demonios de un planeta tras salvaguardas psíquicas. Para proteger dichos mundos prisión, la Ordo Malleus creó la Hermandad de los Vigilantes.

En el 034.M38, los Maestres Secretos de la Ordo Malleus descubrieron el verdadero nombre del Príncipe Demonio Kernax Voldorius, y siete de los suyos cayeron ante su espada. Durante la conocida Exculpación de Nexxas, en el 561.M40, la Ordo se vio envuelta en una lucha en contra de una incursión de los Legionarios Traidores de los Hijos del Emperador, a los que se enfrentaba un ejército de la Guardia Imperial. El cuerpo del ejército imperial consiguió vencer en la batalla, pero fueron aniquilados por el bombardeo orbital de las naves de guerra de la Ordo Malleus, que buscaban eliminar a todo aquel que se hubiera enfrentado a las fuerzas del Caos. Los registros imperiales posteriores fueron alterados para mostrar que los responsables de la destrucción de la unidad imperial había sido una facción renegada de los Eldars.

PapelEditar

Inquisicion cazador de demonios.jpg

Cazador del Ordo Malleus

Al tratarse de una división dentro de la Inquisición, la Ordo Malleus consiste en excepcionales individuos envueltos en una guerra encubierta para asegurar la continuada supervivencia de la Humanidad, tarea en la que han estado implicados durante los últimos diez mil años. Cada Inquisidor ha hecho juramento de defender al Imperio de sus enemigos jurados, lo que en el caso de la Ordo Malleus significa eliminar a las manifestaciones corpóreas del Caos. Han prometido dedicar su existencia al descubrimiento y eliminación de toda amenaza demoníaca, donde quiera que se encuentre. Para ayudarles, tienen a su disposición a todos y cada uno de los ciudadanos del Imperio, por lo que no dudarán en solicitar la ayuda de tropas locales de hacerse necesario. Actúan, dentro de los niveles más altos del Imperio, como un colegio secreto cuyas actividades y existencia están envueltas en el más opaco de los secretos. La Ordo suele llegar tan lejos como sea necesario para esconder la existencia del Caos y de sus sirvientes a las masas ignorantes de la Humanidad, ya que el Emperador y sus consejeros temen el peligro inherente a que dicha noticia fuera de ámbito público. Por ello, cada vez que la Ordo Malleus es mencionada, suele ser mostrada como el perro guardián de la misma Inquisición, aunque el propósito real de los Cazadores de Demonios de élite del Imperio es bastante más sombrío y serio.

Dentro de la Inquisición, la Ordo Malleus existe como una orden secreta con un papel muy específico: actuar como cazadores de Demonios. Como tales, es su deber sacar a la luz y desarraigar toda fuente de actividad demoníaca, combatiendo contra dichas fuerzas tengan el aspecto que tengan. Por ello, solo los Inquisidores más fuertes físicamente y más resistentes mentalmente son capaces de llevar a cabo tal cometido. Sus misiones pueden obligarles a enfrentarse a sus adversarios en combate cuerpo a cuerpo, o luchar contra ellos en la arena de los poderes psíquicos, lo que exige que dispongan de habilidades y poderes especiales. La mayoría de los Inquisidores de la Ordo Malleus son psíquicos, y los que no lo son hacen gala de una gran voluntad y fuerza de mente. Ya que actúan por lo general de forma secreta, las identidades de los Inquisidores de la Ordo Malleus se mantienen en el más estricto de los secretos, aunque no es tarea fácil hacerlo cuando se lucha contra Demonios. Cuando los miembros de la Ordo deben hacer acto de presencia durante el transcurso de sus investigaciones, se les permite usar uniformes y vestiduras que les permitan ocultar sus rasgos y mantener sus identidades en secreto.

Solo el Emperador y los ciberbibliotecarios de la Ordo Malleus tienen una recopilación exacta de los acontecimientos que se produjeron durante la Herejía de Horus. Entre los objetivos de la Ordo se incluyen los grupos de incursores de las Legiones Traidoras, los cónclaves de adoradores del Caos y los Sensei, que también son vistos como una amenaza para el Imperio. Se sabe que algunos Inquisidores de la Ordo Malleus han obtenido permiso para entrar en la Biblioteca Negra del Caos, siendo escoltados y vigilados de cerca por Arlequines.

El poder y la autoridad de la Ordo Malleus se extiende más allá de las fronteras nominales de la Inquisición. Dicha extensión jurisdiccional recibe el nombre de la Autoridad del Malleus. En casos de grave emergencia en la que estén involucrados los poderes demoníacos, un Inquisidor del Malleus puede exigir los servicios y recursos de cualquier servidor u organización imperial, petición que no puede ser rechazada bajo pena de muerte. Incluso los Altos Señores de Terra y los Astartes deben seguir la Autoridad del Malleus sin dudarlo un momento.

En circunstancias normales, la Ordo Malleus suele enfocar sus investigaciones en dos áreas concretas de amenaza:

  • El Demonio Exterior: Demonios que se han manifestado físicamente en el Espacio Real, o mortales dedicados al servicio al Caos.

Los Inquisidores de la Ordo Malleus están permanente apoyados por las fuerzas militares de Cadia, debido a la proximidad de los mundos de dicho Sector al Ojo del Terror, lo que hace susceptibles a la influencia del Caos a sus habitantes.

OrganizaciónEditar

Commodus Vok inquisidor ordo malleus.jpg

Commodus Vok, inquisidor del Ordo Malleus

Dentro del cuerpo regente de los Cazadores de Demonios están los Maestres Secretos de la Ordo Malleus. Al contrario que en el resto de la Inquisición imperial, la Ordo Malleus tiene una estructura jerárquica mucho más rígida y formalizada. Está controlada por un consejo de 169 Maestres, cada uno de los cuales tiene permiso para solicitar audiencia personal y directa con el Emperador. Su autoridad procede de los Representantes Inquisitoriales que, en el pasado, fueron juzgados y ejecutados por los Maestres del Ordo. Por debajo de los Maestres están los Próceres y los Próceres Menores, que son responsables y directores de una Cámara de la Ordo. Las Cámaras reciben el nombre del Prócer que la fundó, y sirven como unidad básica de la Ordo Malleus. Los Inquisidores Ordinarios llevan a cabo las tareas de las Cámaras, aunque existe una organización paralela, las "Cámaras de lo Teórico e Histórico", que consisten en Inquisidores Históricos. Estos últimos son los miembros de más edad de la Cámara, que no pueden continuar con su servicio debido a su mala salud o a su edad, y que siguen dando servicio encargados de proyectos de investigación y recopilación en las Bibliotecas del Administratum. Dentro de las Cámaras, el número de Inquisidores Ordinarios e Históricos pueden variar de ser solo un puñado a ser centenares de miembros. Las Cámaras de lo Teórico e Histórico disponen solo de unos cuantos miembros que siguen implicados en tareas de investigación directa, mientras que las Cámaras Prácticas disponen de cientos que son responsables de las instalaciones y misiones de la Ordo Malleus.

La Ordo Malleus trabaja directamente bajo el Permiso Imperial, por lo que tienen carta blanca en sus misiones. Esto significa que un Inquisidor Ordinario de la Ordo Malleus puede disponer de aquello que precise para cumplir con su misión sin tener que dar explicaciones de ninguna clase. Cualquier sirviente del Imperio que se encuentre con un Inquisidor Malleus deberá obedecer cualquier orden que le dé. La demanda más común consiste en tropas para apoyar sus operaciones, aunque estas casi nunca sobreviven al servicio y misión de un Inquisidor Ordinario. Sin embargo, las unidades que se asignan a la Ordo Malleus suelen recibir honores en caso de muerte.

Los miembros de la Ordo suelen emplear uniformes sencillos aunque siniestros, con hábitos negros amplios sobre sus armaduras, con grandes capuchas que permiten ocultar sus rostros. Los electrotatuajes gráficos suelen ser un añadido tradicional aunque no oficial a su uniforme, ya que suelen resultar perturbadores para los ajenos al culto. Por tradición, los Inquisidores de la Ordo Malleus suelen llevar un electrotatuaje por cada miembro de un cónclave que han descubierto y purificado, aunque no es extraño que algunos se recubran con elaborados diseños por todo el cuerpo. Las ilustraciones de los electrotatuajes han sido los mismos a lo largo de los milenios, siendo variaciones de las imágenes de los enemigos de la Ordo Malleus, es decir, Demonios. El símbolo de la Ordo consiste en un águila imperial sosteniendo una vara y un hacha, y suele ser llevado en el hombro o sobre el pecho derecho. Los Maestres y los Próceres son siempre psíquicos que llevan varas de fuerza como símbolo de su autoridad, aunque en combate suelen emplear hachas de potencia.

Fuerzas militaresEditar

Los ejércitos de la Ordo Malleus son pequeños, ya que la Inquisición solo ha confiado conocimientos extensos sobre el Caos a unos pocos de sus miembros. Las fuerzas de asalto de los Cazadores de Demonios suelen consistir en un Inquisidor de la Ordo Malleus, el séquito personal del Inquisidor y tantos Caballeros Grises como sea posible.

En batalla, la principal ventaja de las fuerzas del Malleus reside en el armamento santificado y especializado que tiene a su alcance. Empleando técnicas y metalurgia perdidas para el resto del Imperio, los estudiosos del Malleus y los Tecnosacerdotes crean y mantienen armas y armaduras increíblemente poderosas creadas específicamente para combatir a lo demoníaco.

Además de su equipamiento, la Autoridad Imperial permite a cualquier grupo de asalto de Cazadores de Demonios requerir refuerzos por parte de unidades del Adeptus Astartes, la Guardia Imperial y el Officio Assassinorum.

Se espera que, durante su servicio a la Ordo Malleus, solo sobrevivan los miembros de los Caballeros Grises. Todas las demás tropas son sacrificables (y, de hecho, suelen morir) para cumplir con el deber de la Ordo. La razón para una tasa de muertes tan alta dentro de las unidades militares asignadas a los Cazadores de Demonios es la exposición a lo demoníaco. El motivo es salvaguardar uno de los secretos mejor guardados del Imperio, esto es, la existencia del Caos y los Demonios. Ya que su deber es esconder dicha amenaza al resto del Imperio, la Ordo Malleus ejecuta a cualquier soldado superviviente tras una batalla o campaña. Los ejecutados reciben honores tras su eliminación. Por ello, todo regimiento y cuerpo de ejército asignado a la Ordo Malleus se considera como sacrificable, ya que será borrado del mapa en cuanto acabe su misión.

La excepción a esta política de secreto por ejecución son las unidades del Adeptus Astartes, y solo por el desperdicio de medios que representaría la ejecución de un Marine Espacial. A los Astartes que colaboran con la Ordo Malleus se les borra la memoria para eliminar cualquier recuerdo de la existencia de la Ordo. Solo a los Caballeros Grises se les permite retener los recuerdos de sus misiones, ya que tras siglos de servicio han demostrado que son capaces de proteger el secreto de la guerra oculta contra las demoníacas fuerzas del Caos.

Los Caballeros GrisesEditar

Justicar caballero gris.jpg
Hay momentos en los que la infestación demoníaca es tal que hasta los Inquisidores más poderosos tienen que pedir ayuda para desempeñar su tarea. La distracción más ligera en la vigilia constante que debe ejercerse sobre la Humanidad puede permitir que los Demonios rasguen el plano material y entren en él, hambrientos de almas de los inocentes. Solo existe una fuerza en toda la Galaxia que puede detener a los Demonios, los Caballeros Grises.

El misterioso Capítulo Astartes de los Caballeros Grises está entrenado intensivamente y encargado con la misión de combatir contra las demoníacas entidades de la Disformidad y contra todos aquellos que empleen el corrupto poder de los Dioses del Caos. Para cumplir con dicha tarea, los Caballeros Grises tienen conocimiento pleno de la naturaleza del Caos.

Son el arma más poderosa que posee la Ordo Malleus, incluso más que un Exterminatus, y solo pueden ser utilizados por orden de un Gran Maestre de la Ordo Malleus, ya que la vida de un solo Caballero Gris es un recurso infinitamente valioso, debido sobre todo a que, al contrario que los Marines Espaciales normales, todos y cada uno de los Caballeros Grises son poderosos psíquicos, y al rumor de que en los 10000 años de existencia de la historia imperial ni uno solo de entre sus filas ha sido corrompido por los Poderes Ruinosos del Caos.

Sus Armaduras Aegis, creadas hace milenios, están inscritas con invocaciones que protegen los cuerpos y las almas de los Caballeros Grises contra los ataques físicos, psíquicos o demoníacos. La fe de los Caballeros Grises, unida a sus innatos talentos psíquicos, es tan pura que puede causar daño físico y dolor a los demonios, debilitando sus lazos con el mundo material. Todo ello, unido a su gran experiencia y conocimiento, les permite ser capaces de acabar con infestaciones demoníacas imposibles de vencer de otra forma.

Con el arsenal de los Caballeros Grises, Bólteres de Asalto triplemente bendecidos, sus Armas Némesis y una inquebrantable fe en el Emperador, no hay peor enemigo para los Demonios. No hay duda de que sin la protección constante de los guerreros del Ordo Malleus el Imperio habría caído hace milenios.

Miembros notablesEditar

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum Inglés y Wikihammer 40K UK.

  • White Dwarf 260 (Edición australiana).
  • Los Caballeros Grises, por Ben Counter.
  • El Adeptus Oscuro, por Ben Counter.
  • Martillo de Demonios, por Ben Counter.
  • Horus Heresy – Volume IV: Visions of Death, por Alan Merrett.
  • Codex: Caballeros Grises (5ª Edición).
  • Codex: Cazadores de Demonios (3ª Edición).
  • Realm of Chaos: Slaves to Darkness.
  • Trilogía de Eisenhorn, por Dan Abnett.
  • Codex: Ojo del Terror (3ª Edición).
  • La Caza de Voldorius, por Andy Hoare.
  • Codex Imperialis.
  • Codex: Eldar (2ª Edición).
  • La Inquisición (Libro de Trasfondo).
  • Dark Heresy (Libro de Reglas).

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar