Fandom

Wikihammer 40k

Nurgle

7.592páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Khorne medio sin fondo.png

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!


Caos dios del caos nurgle.jpg

Nurgle, Dios del Caos

Nurgle es uno de los cuatro grandes Poderes Ruinosos. Recibe los títulos de Señor de las Moscas, Gran Corruptor, Amo de la Pestilencia y Señor de la Putrefacción (traducción de su nombre en la Lengua Oscura, Nurgh-leth), y representa la morbidez, la enfermedad y la corrupción física.


Visión generalEditar

De los cuatro Dioses del Caos, se dice que Nurgle es el que más se implica en el sufrimiento de los mortales. Aquellos afligidos por sus enfermedades a menudo se entregan a su servicio para escapar del dolor. El aspecto físico de Nurgle es descrito como gigantesco e hinchado de corrupción, con un pellejo correoso y necrótico de horrible color.

Nurgle también puede ser visto como el Señor de Todo, pues todas las cosas, sin importar su aparente solidez o perdurabilidad, están sujetas a la degradación física:

"En verdad, el propio proceso de construcción y creación vaticina la destrucción y la corrupción. El palacio de hoy es la ruina de mañana, la doncella del alba es la vieja del anochecer, y la esperanza de un momento no es más que el cimiento del arrepentimiento eterno."

Todos los Dioses del Caos son la manifestación de las esperanzas, miedos y otras emociones fuertes y conceptos generados por las razas mortales. En el caso de Nurgle, la fuente de su poder es el miedo de los vivos a la muerte y a la enfermedad, y su respuesta inconsciente a ese miedo, el "poder de la vida", el motor de la Humanidad y otras razas.

Nurgle y sus Demonios, en constraste con su apariencia pútrida, poseen una actitud jovial y amistosa. Sus demoníacos sirvientes y sus adoradores mortales suelen mostrar una extraña alegría y disfrute por la pestilencia que inflige, viendo las plagas como regalos y los gritos de sus víctimas como gratitud más que como agonía y sufrimiento. Esto tiene su ejemplo más claro en el Mundo Demoníaco de Bubonicus, donde una infinita cadena de enloquecidos adoradores rodean el ecuador del planeta en una danza sin fin. A menudo sus adoradores le llaman Abuelo Nurgle, Padre Nurgle o Papá Nurgle, debido a su paternal naturaleza.

El mayor enemigo de Nurgle es Tzeentch, el Señor del Cambio, porque sus poderes provienen de fuentes opuestas. Tzeentch representa la esperanza y la ambición, mientras que Nurgle es la desesperación absoluta.

AdoraciónEditar

Estandarte de Nurgle
Como los demás Dioses del Caos, Nurgle posee una multitud de seguidores por toda la galaxia, procedentes de todas las especies mortales.

Los adoradores de Nurgle a menudo se enzarzan en complejas intrigas políticas contra los de Tzeentch, intentando siempre entorpecer sus planes de cambio con recalcitrantes conservacionismos y pueblerinos intereses personales. Su influencia a menudo logra frustrar los proyectos de Tzeentch, sabiendo que todo lo que sobreviva a la caída en la entropía pasa a ser suyo.


La iglesia del Señor de las Moscas siempre está abierta a todos.

DemoniosEditar

Los Demonios de Nurgle tienen una apariencia pútrida y enfermiza. Su piel está llena del febril calor de la corrupción, sus entrañas se escapan por las lesiones de su pellejo, y sus cuerpos rezuman una baba putrefacta. Sin embargo, a menudo son seres animosos y alegres que muestran una actitud extrañamente amistosa, mostrando jovialidad en su labor y un gran orgullo por sus logros.

  • Grandes Inmundicias - Son los Grandes Demonios de Nurgle, enormes e hinchados portadores de enfermedad, que a menudo llevan un arma conocida como Espada de Plaga a la batalla. Se dice que estas inmensas y oxidadas hojas son sumergidas en el horrible e infecto pus de la base del trono de Nurgle. Las Grandes Inmundicias se distinguen de los Grandes Demonios de los otros Dioses en que, mientras que estos son simplemente siervos increíblemente poderosos, aquellas son copias idénticas del propio Nurgle, tanto en la forma física como en la personalidad. En otras palabras, cada Gran Inmundicia es al mismo tiempo Nurgle. Así, sus seguidores a menudo las llaman "Papá", "Nurgle" o "Padre Nurgle". A pesar de su aspecto totalmente hinchado y putrefacto, su carácter nunca es oscuro ni mórbido. De hecho, es todo lo contrario, y se mueven por todos los entusiasmos triviales que mueven a los vivos. Son gregarios e incluso sentimentales, y tienen un gran aprecio por sus seguidores, llegando hasta a llamarlos sus "Hijos" y enorgulleciéndose claramente por su aspecto y su actitud.
  • Portadores de Plaga - Son los Demonios comunes de Nurgle, y poseen una apariencia vagamente humana con un único ojo ardiente. Suelen ser llamados los "Contadores de Nurgle", pues siempre intentan contar todas las enfermedades, y representan la necesidad de la Humanidad de imponer orden en un universo caótico e inmisericorde. Un simple arañazo provocado por sus oxidadas espadas es suficiente para provocar una plaga que envía al infectado al reino de Nurgle. Tienen habilidades especiales de combate que les permiten herir a los enemigos sin importar lo duros que sean, e infectarlos con la Putrefacción de Nurgle.
  • Nurgletes - Son los sirvientes demoníacos de Nurgle. Parecen representaciones en miniatura de Nurgle, con rostros amistosos y maliciosos. Son gregarios, ágiles y constantemente activos. Atacan al enemigo en grandes oleadas, aplastándolo por su superioridad numérica. Suelen ser vistos siguiendo a los Campeones de Nurgle o reunidos en hordas alrededor de las Grandes Inmundicias. Cuando atacan, usan sus garras infectadas con plagas y enfermedades, para derribar a los enemigos más grandes y entonces usar sus mordiscos venenosos.
  • Bestias de Nurgle - Son criaturas enormes y felices parecidas a babosas, que se arrastran por el campo de batalla dejando tras de sí un rastro de babas. Encarnan la generosa excitación del Señor de las Plagas, y muestran una naturaleza amistosa totalmente opuesta a las letales consecuencias de su avance.

Máquinas DemoníacasEditar

Una Máquina Demoníaca es un vehículo en parte tecnológico y en parte demoníaco. Aquellos dedicados a Nurgle incluyen:

Fuerzas dedicadas a NurgleEditar

Simbolo nurgle.jpg

Marca de Nurgle

Marines Espaciales del CaosEditar

Renegados y CultosEditar

Siervos destacadosEditar

  • Scabeiathrax - Una de las Grandes Inmundicias más poderosas.
  • Ku'Gath - Una poderosa Gran Inmundicia.
  • Typhus - Un antiguo Capitán de la Guardia de la Muerte, ahora el Campeón mortal favorito de Nurgle.
  • Ignatius Grulgor - Principe Demonio, vivo desde los tiempos de La herejía de Horus.

DonesEditar

Como todos los Dioses del Caos, Nurgle a menudo recompensa a sus seguidores favoritos con dones y bendiciones especiales. Los dones de Nurgle pueden tomar muchas formas, incluyendo mutaciones físicas, armas demoníacas o enfermedades particularmente terribles.

El Jardín de NurgleEditar

Caos Jardin de Nurgle.jpg

Jardín de Nurgle

El Jardín de Nurgle es el reino de Nurgle en el interior de la Disformidad, este malsano dominio es el hogar de todas las enfermedades y sufrimientos imaginables, y está cubierto por el hedor de la podredumbre. Este "jardín" no es un desierto yermo, sino un macabro paraíso de muerte y pestilencia. Una espesa capa de zumbantes enjambres de moscas negras y peludas mancha el cielo, y ramas retorcidas y pútridas enredadas con lianas cubren el mohoso suelo, bajo una capa de hojas infestadas de insectos. Hongos, tanto normales como extraordinarios, sobresalen sobre la hojarasca y el mantillo del suelo del bosque, escupiendo viles nubes de esporas. Ríos de barro se arrastran por el abotargado paisaje. La Mansión de Nurgle, de vigas podridas y paredes rotas, se encuentra en el centro del jardín, decrépita y antigua, pero a pesar de todo eternamente fuerte en los cimientos. Es en el interior de estas paredes caídas donde Nurgle trabaja en su caldero, un recipiente lo bastante grande como para contener todos los océanos de todos los mundos de la galaxia, donde crea todas sus plagas.

Nurgle mantiene a la Diosa Eldar Isha atrapada en una jaula del jardín, en un rincón de la sala donde guarda el caldero. Al ser una diosa de la curación, Isha puede curarse a sí misma de todas las enfermedades de Nurgle. Nurgle se aprovecha de esto, obligándola a tomar su última creación para ver cuánto le lleva a la diosa superar sus efectos. Si le complace el resultado, libera la nueva plaga sobre algún mundo inocente, si no, vuelve a empezar, trabajando en su caldero hasta que tiene algo nuevo que dar a su "compañera". Mientras está ocupado trabajando, no obstante, Isha se aprovecha de su distracción para susurrar a los mortales cómo librarse de las enfermedades del Señor de la Plaga.

Cuando el poder de Nurgle crece, el Jardín florece, extendiéndose por las tierras de los demás Dioses del Caos. Los enemigos de Nurgle contraatacan, y los Portadores de Plaga toman las armas para defenderlo. Aunque el Jardín volverá a retroceder, se habrá alimentado bien de la esencia de los que cayeron en esas guerras, y descansará hasta que esté listo para florecer de nuevo.

EtimologíaEditar

La inspiración para Nurgle proviene del dios babilonio llamado Nergal.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum Inglés.

  • Realm of Chaos: The Lost and the Damned.
  • Codex: Marines Espaciales del Caos (2º de la 3ª Edición).
  • Codex: Demonios del Caos (5ª Edición).
  • Imperial Armour VII.
  • White Dwarf 121 (Edición inglesa).

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar