Fandom

Wikihammer 40k

Muerte Silenciosa

7.594páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Genestealer 2.png

Robagenes, mascota del Gran Devorador, patrocina este espacio hasta que la Mente Enjambre lo convierta en biomasa. Pulsa sobre él y te guiará a la categoría Tiránidos.

El Enjambre también se alimenta de tus visitas...

Tiranidos Muerte silenciosa.jpg

Un Lictor genus Muerte Silenciosa

Los Muerte Silenciosa son una cepa única del genotipo Lictor, creados por la Mente Enjambre para ser los asesinos y armas de terror definitivas. Aunque se cree que aparecieron por primera vez durante los ataques llevados a cabo por la de la Flota Enjambre Leviathan, algunas fuentes citan la existencia de unas criaturas similares durante el ataque llevado a cabo sobre Medusa V por parte de una Flota Enjambre escindida de la Flota Enjambre Kraken.

Sea cual sea su origen, su papel principal es minar la moral del enemigo, extendiendo la ansiedad y la confusión, rompiendo la voluntad del enemigo de oponerse al enjambre Tiránido.

HistoriaEditar

San CaspalenEditar

De todas las fobias de la Humanidad, el mayor miedo lo representan lo desconocido e invisible. El pio pueblo de San Caspalen descubrió ese temor debido a un único organismo Tiránido, un Lictor solitario de una eficiencia tan despiadada que muchos creyeron en aquel momento que se trataba de un demonio enviado para castigarles. Era un depredador tan hábil evitando ser detectado que lo primero y único que percibían de él sus víctimas eran sus garras al clavarse repentinamente en su espalda. Por todo el planeta desaparecían misteriosamente vigilantes y grupos de reconocimiento, que aparecían días después con sus cráneos atravesados y sus cerebros succionados. No pasó demasiado tiempo antes de que los soldados de las Fuerzas de Defensa Planetaria de San Caspalen se sobresaltaran ante cada sombra, asustados por cualquier sonido brusco y llevando a cabo sus guardias con un nerviosismo preocupante. Sus miedos se acrecentaban a marchas agigantadas debido al invisible asesino que los cazaba y a la espeluznante muestre que les aguardaba si les encontraba. La asustada soldadesca de San Caspalen, en un vano intento de alejar el terror al darle un nombre, bautizaron a esta depredadora criatura con un nombre que sólo se atrevían a susurrar: Muerte Silenciosa.

Los rumores acerca de la Muerte Silenciosa se extendieron como un incendio forestal a través de los supersticiosos habitantes del planeta, y con cada relato se acrecentaban el alcance y escala de las macabras masacres que causaba. Al no quedar claro cuál podía ser el objetivo concreto de la criatura, el temor de la población crecía y crecía. Sin embargo, aquel ser no había sido creado tan sólo con el objetivo de ser un asesino sin mente, una tarea para la que cualquier Lictor estaba más que capacitado.

El Muerte Silenciosa había sido creada por la Flota Enjambre Leviathan como arma de terror, y como tal percibió que la muerte del líder espiritual de San Caspalen, el Cardenal Salem, sólo hubiera creado un mártir ante cuyo ejemplo la gente del planeta se uniría y lucharía con fiereza cuando llegara la Flota Enjambre, por lo que se infiltró en el bunker de la catedral en el que este se encontraba y acabó con sus consejeros, destrozando a sus guardaespaldas en el proceso, solo para dejar a su presa intacto y recubierto por la sangre y las vísceras de sus ayudantes más cercanos. El Muerte Silenciosa repitió esta macabra pauta de masacres durante diez largos días, como un monstruoso depredador que jugara con su comida antes de acabar con su vida, atravesando las cada vez más reforzadas defensas y niveles de seguridad que protegían al Cardenal, para llegar justo hasta él, tenerlo al alcance de sus garras... y desaparecer de la sanguinolenta escena del crimen tan repentina y misteriosamente como había aparecido. Saber que aquel asesino Tiránido podía acabar con su vida en cualquier momento acabó por erosionar y dañar la cordura del Cardenal, provocándole ataques de paranoia y pánico y destrozando lo que quedaba de su mente, lo que a su vez destrozó la moral de las Fuerzas de Defensa de Caspelan con mucha mayor eficiencia de lo que habían hecho anteriormente los asesinatos al azar. Mientras el terror y la confusión se extendía, la Flota Enjambre Leviathan llegó al planeta y acabó con facilidad con su presa gracias a las acciones de un sólo Muerte Silenciosa.

Medusa VEditar

Lictor.jpg

Un Lictor genus Muerte Silenciosa en Medusa V.

En la oscuridad de la noche, los asustados ciudadanos de Medusa V susurraban historias acerca de un fantasmal asesino que acechaba en las Subcolmenas de las grandes Ciudades Colmena del planeta. Cada una de las Colmenas medusanas tenía su propia leyenda al respecto de las atroces, inesperadas y súbitas muertes. Aunque los detalles de dichas historias diferían entre sí, todas describían a la misma criatura: una máquina de matar de múltiples ojos y gran tamaño que aparecía de la nada, reducía a sus víctimas a jirones sanguinolentos y desaparecía en la nada. Este ser recibió el nombre de Muerte Silenciosa, ya que aquellos que lo habían visto actuar y habían sobrevivido lo describieron como una violenta fuerza de la naturaleza que "saltaba" desde las sombras. Sin embargo, no se trataba de ningún mito. Si los habitantes de las Subcolmenas hubieran sabido la verdad sobre la presencia alienígena que se encontraba entre ellos, se habrían dado cuenta de que su pesadilla no había hecho sino comenzar.

Una Flota Enjambre, escindida de la Flota Enjambre Kraken y que había evolucionado en el crisol de la guerra constante, apareció de repente y oscureció los cielos de Medusa V. Las especies que la componían se habían adaptado a luchar en densos entornos urbanos, especialmente los organismos de vanguardia Tiránidos que llegaron en primer lugar al asediado mundo de Medusa V. Una de aquellas cepas era la del Muerte Silenciosa, que no era una única entidad, sino una nueva subespecie de Lictor que había desarrollado unas habilidades camaleónicas tan asombrosas y avanzadas que dichos asesinos eran, a todos los efectos, invisibles. Teniendo en cuenta las pautas seguidas por los asesinos de las leyendas de las Colmenas de Medusa V, al menos había una de aquellas criaturas en cada una de ellas. Dichas criaturas habían alertado a sus Bio-naves progenitoras de la riqueza y cantidad de biomasa presente en Medusa V, por lo que la flota escindida se abalanzó sobre el planeta como un hambriento enjambre de langostas.

La Inquisición pronto entendió que había más en riesgo en la incursión sobre Medusa V además de la suerte de un único planeta. A partir del testimonio del Hermano-Sargento Erasmus de los Ultramarines, quien informó que una de esas criaturas había acechado y asesinado a las tres escuadras bajo su mando en el trayecto hacia la base de Gredox III, sobreviviendo él mismo a duras penas tras perder un brazo y un ojo, se descubrió que el genus de la Muerte Silenciosa era una adaptación evolutiva Tiránida que, de ser absorbida por las Bio-naves y replicada, podría hacer que todos los organismos de vanguardia Tiránidos fueran virtualmente indetectables. Cada una de las criaturas debería ser capturada y destruida por las fuerzas imperiales costase lo que costase. Si la flota Tiránida escindida llegaba a ser capaz de controlar las adaptaciones evolutivas de los Lictor de la cepa Muerte Silenciosa, los ciudadanos del Imperio perderían toda oportunidad de evitar la aparición de una amenaza Tiránida aún más letal. Y los Tiránidos estaban dispuestos a erradicar toda la vida de Medusa V, reabsorbiendo a los Muerte Silenciosa en el proceso.

Por suerte para la Galaxia, los enjambres Tiránidos que llegaron a Medusa V sufrieron una grave descoordinación, lo que hizo imposible para ellos apoderarse del planeta. Según algunos estudiosos imperiales, la presencia de tantas especies tan distintas sobre el planeta (Fuerzas del Caos, Orkos, humanos, Necrones, Eldar y Tau) contribuyó a la incapacidad de los Tiránidos de hacer progreso alguno en su parte de la invasión. Uno de los Muerte Silenciosa fue capturado por las fuerzas imperiales, pero de algún modo logró escapar del Ordo Xenos de la Inquisición a bordo de un carguero imperial, matando a la tripulación y huyendo a bordo de una segunda nave imperial que acudió a investigar. La Flota Enjambre que orbitaba el planeta quedó reducida a pecios de Bio-naves inertes, aparentemente abandonadas a su suerte por la Mente Enjambre.

Anatomía y HabilidadesEditar

Al igual que el genus Lictor del que proceden, los Muerte Silenciosa disponen de varias adaptaciones biológicas que los convierten en los maestros definitivos del sigilo gracias a su piel camaleónica, siendo capaces de desplazarse con rapidez a través de la maleza más densa. De igual modo, están armados con Garras Afiladas, afiladas zarpas, Garras Garfio y zarcillos de alimentación con placas óseas lo suficientemente fuertes como para perforar el cráneo de la víctima y que utilizan para lobotomizar a sus presas y devorar su cerebro. Así, los Muerte Silenciosa pueden absorber sus recuerdos y conocer la posición de las fuerzas enemigas o cualquier punto débil que los Tiránidos puedan aprovechar.

Sin embargo, presenta ciertas diferencias con respecto a su organismo progenitor. La principal diferencia con los Lictor es su capacidad de camuflaje, muy superior a la de estos últimos, que hace que los Muerte Silenciosa sean, a todos los efectos, prácticamente invisibles. Entre otras muchas diferencias menores pueden reseñarse las cuchillas que suelen recorrer el filo de las Garras Guadaña de un Lictor se ven sustituidas en los Muerte Silenciosa por unas garras articuladas. Aunque esta modificación reste algo de potencia perforante a los ataques de estas armas, mejoran el agarre de la presas atravesadas, evitando que puedan desasirse con facilidad. Cuenta además con dos pares adicionales de ojos, pero se desconoce el objetivo y capacidades de estos nuevos órganos, al igual que por qué los Muerte Silenciosa disponen de unas membranas interdigitales que unen las primeras falanges de los dedos de cada mano.

Los Muerte Silenciosa son rápidos y ágiles más allá de lo imaginable, siendo capaces de contorsionar su cuerpo y contraatacar a un adversario a una velocidad fulgurante. Sus fauces y zarcillos bucales están modificados para extraer muestras feromónicas y neurológicas de sus víctimas. Por ello, estas criaturas son capaces de replicar y exudar las señales feromónicas de cualquier especie que haya analizado en base al tejido neurológico devorado. Puede que esta última capacidad sea la base para los informes que indican que en torno a estas criaturas suele existir una especie de aura de miedo, quizá basada en feromonas de pánico de la especie acechada.

Trasfondo AntiguoEditar

La primera aparición del Muerte Silenciosa se produjo en la campaña de "La Caída de Medusa V" de la 4ª Edición de Warhammer 40.000, como una nueva cepa de Lictor con capacidades camaleónicas avanzadas que resultaba prácticamente invisible. En lugar de haber sido creado por la Flota Enjambre Leviathan, era la Flota Enjambre Kraken la que se dirigía a Medusa V con el objetivo de absorber la cepa de Muerte Silenciosa. El Sargento Erasmus de los Ultramarines creía que el Muerte Silenciosa era el primer ejemplo de un paso evolutivo para los Tiránidos, y se temía que si reabsorbían al Muerte Silenciosa y lo replicaban, los organismos de vanguardia Tiránidos serían indetectables. Al final de la campaña, aunque se consiguió capturar a una de estas criaturas, esta logró fugarse a bordo de un carguero, a cuya tripulación asesinó, y del que saltó para subir como polizón a bordo de una segunda nave imperial con destino desconocido.

MiniaturasEditar

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum Alemán, Lexicanum Inglés y Wikihammer 40K UK (1) y (2).

  • Codex: Tiránidos (5ª Edición).
  • The Fall of Medusa V (Libro de Campaña).

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar