Fandom

Wikihammer 40k

Matanza Golgothana

7.816páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios0 Compartir
Bulldog.png El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!

Tecnosacerdote Wikihammer 4.png El Adepto Sabiondus, mascota del Adeptus Mechanicus, protege este saber; pues es parte del Omnissiah. Pulsa sobre él para aprender más sobre los adoradores del Dios Máquina.

El Omnissiah sabe todo, comprende todo. Tus visitas honran al Dios Máquina.

Orkanova orko mascota transparente.png El Kapitán Orkanova ze pide ezte artíkulo p'a zakarle laz tripaz y guardarlo en zu Piedro Kongelao, porke azí ze zaka unoz piñoz p'a komprar máz dakka. ¡Dale a zu foto p'akzeder a la Kategoría Orka zi no kierez ke zuz Chikoz te uzen para praktikar puntería!

¡Allá vamoz, allá vamoz, allá vamoz! ¡Waaagh!

Devoradores de Mundos Esquema.jpg

Esquema de los Devoradores de Mundos tras la llegada de Angron.

La Matanza Golgothana fue la primera batalla de la Legión Astartes de los Devoradores de Mundos tras su reencuentro con el Primarca Angron.

HistoriaEditar

Desde sus primeros días bajo el mando de Angron se fijó el destino y el rumbo de la Legión de los Devoradores de Mundos. El primer objetivo conocido en sufrir su ira fue el desierto estelar del Sector Golgothano, localizado cerca del núcleo galáctico bajo la maligna luz de la vasta Fisura Disforme conocida desde tiempos antiguos simplemente como el Torbellino. Este turbulento vórtice arrojaba una gran sombra en la Disformidad de su entorno, proyectando mareas impredecibles y tempestades de fuerza tanto en el espacio irreal como en el real. La navegación cerca de sus límites era traicionera en el mejor de los casos, y el tiempo y el espacio se convertían en un horror retorcido en sus garras. Los muchos mundos atrapados por su influencia estaban sometidos a fenómenos de pesadilla y a desastres fuera de la escala de la razón humana. Ninguna Flota Expedicionaria se había internado en sus profundidades y regresado jamás. Incluso fuera de su alcance directo las regiones cercanas como Golgotha eran desiertos de estrellas moribundas y mundos contaminados, refugios para horribles xenos, insignificantes imperios abhumanos y locos corrompidos por la Disformidad. Hasta el momento la Gran Cruzada había rodeado y evitado el desierto estelar, contentándose con ignorar los pocos mundos humanos "recuperables" que estaban atrapados en sus traicioneras profundidades en favor de objetivos mejores y más urgentes, pero Golgotha resultaba cada vez más un vecino cancerígeno y una amenaza para los mundos sometidos del creciente Imperio de la Humanidad

Fue a los Devoradores de Mundos de Angron y a los restos de lo que había sido la 13ª Flota Expedicionaria bajo su mando a quien el Emperador ordenó acabar con esa amenaza en una campaña que fue registrada en los anales imperiales como la Matanza Golgothana. La guerra que seguiría duró once años estándar y en ella no menos de cuarenta y ocho planetas y puestos avanzados fueron arrasados por los Devoradores de Mundos, y siete especies xenos peligrosas distintas fueron extinguidas mientras su flota abría un tajo de destrucción a través de los desiertos de Golgotha e incluso se aventuraba en los peligrosos bordes del propio Torbellino. Pero a pesar de estas muchas victorias, el primer gran enfrentamiento de la campaña fue la ruptura del Asedio de Sarum, donde también Angron dirigió a toda su Legión a la guerra, y sería lo que entraría rápidamente en las leyendas de los Devoradores de Mundos e indicaría mucho de lo que aún estaba por suceder.

Ruptura del Asedio de SarumEditar

Sarum era un mundo estación del Mechanicum situado en el borde del Torbellino, fundado durante la Era de los Conflictos y aislado desde hacía mucho de cualquier apoyo. Durante siglos había estado sometido a las privaciones de incursores y enemigos que los rodeaban, y los Tecnosacerdotes que habían resistido solos durante los años de conflicto habían fundado su propia secta belicosa y centrada en la supervivencia del Culto a la Máquina, llamada Redjak en honor a su fundador. Estos sacerdotes carmesíes del Dios Máquina solo habían podido mantener un contacto intermitente con el distante Marte y con el mundo forja de Anvilus, solicitando una ayuda que hasta ahora jamás había conseguido llegarles, y ahora estaban bajo asedio directo por parte del imperio abhumano conocido como la Hermandad de la Ruina, que deseaba apoderarse de los secretos tecnológicos del Mechanicum. En respuesta los Redjak se retiraron bajo la superficie de Sarum, un planetoide sin atmósfera compuesto principalmente por hierro y otros metales, y libraron una resistencia decidida contra los deformados ciborgs abhumanos y las huestes de mercenarios Orkos que la Hermandad había reclutado con pagos sustanciosos de armas y municiones.

Devoradores de mundos vs orkos.jpg

Devoradores de Mundos en plena batalla contra los orkos

Pero ni el tiempo ni los números estaban a favor de los Redjak y ahora la superficie de Sarum estaba inundada de atacantes con trajes de vacío y máquinas taladradoras, como un cadáver cubierto de gusanos. Sus enemigos intentaban abrirse camino a sangre y fuego al interior de sus refugios, y una vasta flota de guerra flotaba en el espacio en torno al planetoide bloqueando cualquier oportunidad de escapar. El plan de Angron era simple, quebrar el asedio y liberar Sarum para usarlo como la principal base de operaciones de su flota en la región, pero esta sería una hazaña más fácil de decir que de hacer. La limitada información aportada por los Redjak mostraba que el sistema en torno a su objetivo estaba lleno de naves de guerra, y que cientos de miles de guerreros bien armados e inhumanos les aguardaban en una batalla que tendría que tener lugar en el ambiente más letal posible: el vacío espacial. La estrategia de Angron consistía en un único asalto en masa para dispersar y destruir al enemigo. Sería una operación altamente peligrosa y costosa en el mejor de los casos, y algunos dirían que suponía un riesgo irracional dado el desconocimiento de las fuerzas y la disposición del enemigo, pero era un plan que los Devoradores de Mundos aceptaron con fanático fervor, ansiosos por demostrar a su recién hallado padre su valía en combate.

Orkos crucero matamaz wikihammer.jpg

Kruzeroz Matamáz de los Orkos.

Obligando a sus Navegantes a poner en peligro de destrucción en la Disformidad a su flota de guerra, Angron ordenó a sus naves que formasen una sola formación dirigida contra el sistema Sarum y estas irrumpieron en el Espacio Real con la furia de un huracán desatado, cayendo sobre los sitiadores a máxima potencia. Los primeros navíos centinela de la periferia fueron pillados desprevenidos y en inferioridad numérica, con lo que la flota de los Devoradores de Mundos los quemó de proa a popa antes de dejarlos atrás como una estela de cenizas. Recuperándose rápidamente de la sorpresa del ataque, la Hermandad de la Ruina respondió, enviando una oleada de Kruzeros Matamáz y cañoneras Orkas respaldadas por sus propios cruceros-factoría para enfrentarse a la flota invasora. Los Devoradores contaban con casi doscientas naves, cerca de la mitad de las cuales eran de clase Capital, pero aunque el enemigo que se les oponía tenía pocas naves al nivel de los Grandes Cruceros y Barcazas de Batalla del Imperio, disponía de millares de naves menores, superando dramáticamente en número, potencia de fuego y volumen en general a la 13ª Flota Expedicionaria.

En respuesta la flota de Angron adoptó una formación cerrada y se estrelló a través de la nube de naves enemigas con sus escudos de vacío brillando bajo el fuego como diminutos soles, atropellando a su paso a cualquier nave menor que se interponía en su camino como una avalancha de acero y fuego atómico. Con la línea de defensa quebrada, la flota de los Devoradores de Mundos, aún humeante y ardiente por el castigo que había recibido en el proceso, se abrió camino hasta la órbita del planetoide y liberó enjambres de cañoneras y Cápsulas de Desembarco sobre su superficie. Quince mil Devoradores de Mundos, cuya armadura brillaba en la débil luz del hinchado mundo de Sarum y cuyas hachas sierra giraban sin ruido en el vacío sin aire, emergieron de sus Cápsulas de Desembarco ansiosos por probar su valor ante su nuevo señor, y cayeron sobre los sitiadores. Ahora comenzó la auténtica matanza. Habiendo desatado su letal cargamento, la maltratada flota de los Devoradores de Mundos rompió su formación cuando el enemigo se volvió una vez más contra ellos, buscando envolverles con sus fuerzas superiores e impedir su huida, pero Angron y su Legión no tenían ningún deseo o pensamiento de escapar, sino que querían sangre. Dispersándose como una tormenta de relámpagos de acero, la flota de los Devoradores de Mundos se separó de tal forma que cada nave se clavó por su cuenta en la armada enemiga, arrasándola desde tan cerca que los disparos de sus enemigos impactaban tan a menudo en sus propias naves como en las imperiales, mientras que las tripulaciones artilleras de la Legión disponían de objetivos por todos los ángulos. Los Torpedos de Abordaje y los Arietes de Asalto surgieron aullando de las cubiertas de vuelo y se estrellaron en los cascos de los Kruzeros Matamáz y las naves abhumanas, regurgitando Devoradores de Mundos llenos de rabia imparable e inhumana, convirtiendo los navíos enemigos en osarios de cuerpos cortados y quebrados, extremidades mutiladas y placas cristalinas de sangre que se helaba rápidamente flotando en el espacio cuando las naves heridas desperdigaban a sus tripulaciones por el vacío.

Devoradores de Mundos Gran Cruzada Warhammer 40k Wikihammer.jpg

Devorador de Mundos combatiendo en un mundo sin atmósfera.

En la superficie de Sarum, un cataclismo casi silencioso de violencia se desarrollaba mientras, atrapados por el asalto desde las alturas, los ciborgs abhumanos y sus lacayos Orkos morían a miles, incapaces de coordinar una defensa frente a este ataque lanzado desde un flanco imprevisto. Los dientes de sierra y la munición Bólter se burlaban de los trajes de vacío mientras los Legionarios revestidos de servoarmaduras se abrían camino a golpes a través de sus desordenados oponentes y los Dreadnoughts lanzados a la carga desgarraban los módulos atmosféricos como si fueran casas de papel, condenando a sus ocupantes a morir asfixiados. Las máquinas termita, pilladas inactivas y expuestas en la superficie, resultaron ser una presa igual de fácil, explotando en bolas de llamas cuando las bombas de fusión eran estampadas en sus flancos o los disparos de cañón láser alcanzaban los núcleos de sus reactores. Pero tan pronto como el ataque inicial se afianzó, los Orkos, nacidos para la guerra por naturaleza, empezaron a contraatacar con dureza, superando muchas veces a los Devoradores de Mundos, y por cada veintena que perecía, un Devorador caía a su vez, mientras que los abhumanos de la Hermandad que sobrevivieron al choque inicial se retiraron tan bien como pudieron y organizaron su propia defensa desde sus bastiones blindados, lanzando disparos de morteros de plasma y cañones autómatas, sin preocuparse de si acertaban a amigos o enemigos.

La batalla rugió durante horas y los cielos de Sarum se llenaron de fuego y relámpagos que surgían de los navíos de guerra moribundos y destruidos de la órbita mientras escombros ardientes caían en una lluvia indiscriminada de meteoros metálicos. En el planeta los Devoradores de Mundos habían sufrido bajas horribles, pero seguían luchando en un paisaje mudo de cadáveres y maquinaria destrozada mientras sus armaduras perforadas y rajadas perdían aire y sangre coagulada, con sus armas agotadas pero sin disminuir la furia de sus hojas. Los caudillos abhumanos de la Hermandad de la Ruina, sintiendo al fin que la batalla se inclinaba a su favor, habían llamado a refuerzos de todo el planetoide para que les ayudaran a expulsar a los invasores de su trofeo. Huestes de brutales soldados de infantería Orkos, imponentes cañones robóticos de artillería y tanques de flancos elevados convergieron sobre las zonas de desembarco de los Devoradores de Mundos para un aplastante contraataque final. Fue entonces cuando un falso amanecer brilló rojo como la sangre en los cielos desnudos. Segundos después una andanada de torpedos ciclónicos se estrelló en la superficie en torno a los Devoradores de Mundos que seguían luchando, quebrando y sacudiendo la superficie de mineral ferroso de Sarum, y haciéndola resonar como una poderosa campana. Tras ellos llegó una rasgada flota de cientos de cañoneras y arietes, chamuscados y marcados por impactos de metralla: era la segunda oleada de los Devoradores de Mundos, y con ella venía Angron como un dios de la ira. Detrás de ellos venían diecisiete grandes cilindros metálicos negros, cada uno del tamaño de un bloque de habitaciones, en cuyas bases ardían al rojo vivo unos propulsores de freno para ralentizar su caída.

Angron Poster Istvaan III Betrayal.jpg

Angron dirige a su Legión durante la Herejía. Los Clavos del Carnicero aparecen introducidos en su cráneo por detrás de su frente.

La batalla espacial había sido ganada y el desembarco inicial había cumplido su propósito: había agitado el nido de insectos y atraído al enemigo, disponiéndolo para la matanza. Las cañoneras escogieron sus objetivos y desataron un infierno de misiles y disparos de fusión mientras miles de Devoradores de Mundos, ya ensangrentados por sus batallas en las alturas y ahora rearmados para esta nueva lucha, estrellaron sus botas de ceramita en el polvo oxidado de Sarum. Los poderosos cilindros negros se abrieron y las imponentes deidades máquina de la Legio Audax marcharon al frente con las armas ardiendo.

Lo que siguió fue una cruda masacre: los Orkos, desmoralizados y enloquecidos, se volvieron los unos contra los otros y contra sus antiguos amos intentando escapar, mientras que los Devoradores de Mundos asaltaban los tanques con su Primarca a la cabeza, destripando los vehículos blindados y sacando a sus deformes pilotos para descuartizarlos. Los colosales cañones-autómatas de la Hermandad de la Ruina compararon su poder con los Lobos de Ascuas y perdieron, quedando superados en potencia de fuego; sus cascos ardieron hasta fundirse, y sus motores de pensamiento blindados reducidos a brillantes fragmentos por las salvas de fuego de megabólter. La muerte estaba en todas partes y la destrucción reinaba en Sarum cuando el suelo se abrió y los Redjak, viendo encarnada la ira del Omnissiah, cargaron al combate. Los colmillos de acero de los sacerdotes carmesíes rechinaban hambrientos en sus máscaras de calavera mientras sus propios autómatas de batalla arácnidos atravesaban al enemigo en retirada con arpones con púas y los arrastraban de vuelta para que sus amos los desgarrasen. La matanza continuó y continuó hasta que no quedó nada que matar, y los Devoradores de Mundos y su Primarca de manos ensangrentadas consagraron su unión con la muerte de decenas de miles. El asedio de Sarum había sido roto.

En los meses siguientes los Devoradores de Mundos hicieron de Sarum su base avanzada de incursión. Mientras tanto, los sacerdotes carmesíes se apresuraron a recuperar lo que había sido suyo, añadiéndole las millones de toneladas de escombros de la batalla y las dañadas pero prácticamente intactas naves-factoría de la Hermandad a sus recursos, poniéndolos todos ellos al servicio del suministro de sus salvadores. El cúmulo de mundos que había pertenecido a la Hermandad de la Ruina, despojado ahora de sus caudillos y de sus mayores armas, fue el siguiente objetivo de la ira de los Devoradores de Mundos y fue pasado a cuchillo rápidamente. No fueron más que los primeros en una campaña de once años de masacres que acabaría con la amenaza de los Desiertos de Golgotha para el Imperio, y que confirmó el rumbo sangriento de los Devoradores de Mundos que su Primarca había fijado para ellos.

FuentesEditar

  • The Horus Heresy I.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar