FANDOM


Malborus mascota guardia transparente El Sargento Marlborus Deliar defenderá este artículo con sangre, acero y fe, hasta que se quede sin lho. ¡Pulsa sobre su pictocaptura si no quieres ser su próximo "voluntario" para limpiar campos de minas!

¡Sigue leyendo! ¡Sólo los cobardes retroceden a mitad de artículo!

Macaroth

Señor de la Guerra Macaroth

"Te di el mando del aire. Es cosa tuya como lo hagas" -- Señor de la Guerra Macaroth despachando al Almirante Ornoff, 773.M41

El Señor de la Guerra Macaroth fue el sucesor de Slaydo como comandante supremo de la Cruzada de los Mundos de Sabbat en el 765.M41, después de la muerte de este en la campaña de Balhaut . Uno de los oficiales más jóvenes del cuadro de mando del difunto Señor de la Guerra, pero también uno de los exponentes militares más impresionantes de su era.

Durante la batalla de Balhaut dirigió las fuerzas en el frente de Balopolis después de que un comandante Imperial resultó herido y otros dos fueron asesinados en el espacio de tres días. Fue ascendido al rango de Mariscal por el propio Slaydo y tomó el control de todo ese frente, volviendo a lo que fue visto como una inminente derrota en una gran victoria.


NombramientoEditar

Durante la batalla por el Palacio de la alta Oligarquía, Slaydo murió en la batalla contra el arconte del caos Nadzybar y en su lecho de muerte hizo a Macaroth Señor de la Guerra de la cruzada. Hay un cuadro en el que se le ve en las horas finales del Señor de la Guerra, pero él estaba en otro frente y no es más que una metáfora. Esta decisión molestó a muchos de sus Lores militantes, como Cybon y Dravere, que consideraban a Macaroth como alguien demasiado joven y demasiado falto de experiencia para ascender a la posición de Señor de la Guerra. Un período de lucha política entre los más altos niveles de la fuerza imperial cruzada se llevaría a cabo en la mayor parte del año siguiente. Sin embargo el nuevo Señor de la Guerra los manejo hábilmente mediante la política, lo cual terminó evidenciando que tenía el talento y el temperamento ideal para el puesto. Otros oficiales del Alto Mando, simplemente aceptaron el decreto de Slaydo por el profundo afecto que tenían hacia el difunto guerrero.

El ascenso al poder de Macaroth fue notablemente rápido. Aunque era relativamente joven al momento de su nombramiento, logro una serie de impresionantes victorias, que consolidaron su posición, como su extraordinario manejo del teatro de guerra de Balopolis. Sin embargo cabe destacar que Macaroth es también considerado como idiosincrático y obstinado, atributos que en ocasiones frustran o alarman a sus oficiales. Al principio de su mandato fue descrito como "inestable y despreciable". Sin embargo a pesar de las dificultades a nivel personal, siempre mostró su intelecto intuitivo y su tenacidad en sus tácticas, las cuales son distinguidas como riesgosas, pero de cualquier manera ha demostrado su valia con creces desde su extraordinaria estrategia de persecución múltiple en la Saliente Cabal.

Desde entonces ha liderado las fuerzas imperiales a muchas grandes victorias, más notable en el mundo-fortaleza Morlond, considerado inexpugnable. También ha logrado durante su dirección en la cruzada la captura y la destrucción de muchos magisters supervivientes desde los días de Slaydo.

Impulsivo, arrogante y temerario son algunos de los adjetivos que lo califican, junto con valiente, decidido y devoto.

Cruzada de los Mundos de SabbatEditar

765.M41Editar

Macaroth sucede a Slaydo como comandante supremo de las fuerzas imperiales, después de diez años de luchas encarnizadas que alcanzaron su cumbre en la victoria de Balhaut, donde las fuerzas cruzadas lograron introducir una cuña en el corazón de los Mundos de Sabbat . A las ordenes de Macaroth, la cruzada entró en su segunda década, penetrando aún más en la región y enfrentándose a escenarios de guerra con los cuales Balhaut parecía una pequeña escaramuza.

765-770.M41Editar

Después de las victorias de Monthax y Lamacia, Macaroth condujo a sus fuerzas por los confines de los Mundos de Sabbat, para después volver y lanzarse por los famosos mundos fortaleza del Sistema Cabal, los cuales eran un objetivo vital para el éxito de la cruzada. El Señor de la Guerra envió por delante a las naves de línea de la Flota del Segmentum Pacificus en formación de tenaza para que iniciaran el asalto, mientras el reunía y organizaba a las reservas de su ejército para proceder con la invasión por tierra. Sin embargo fueron necesarios ocho meses para que la infantería pudiera reunirse en Solypsis. Se produjeron una gran cantidad de retrasos y escaramuzas menores que tuvieron que ser solucionadas durante el viaje. Los regimientos de Pragar fueron retenidos para que se encargaran de los restos de las fuerzas del Caos en Nonimax, una tormenta de disformidad obligó a las naves de las fuerzas de Samotracia y Sarpoy a permanecer en Antioch 148 durante tres meses.

Por otro lado, durante la campaña en Verghast, se descubrió que las fuerzas imperiales no luchaban contra simples hordas enloquecidas, sino contra un buscado comandante del Caos, el Heredero Asphodel, el cual había huido durante el asedio a Balhaut. Macaroth se había dado toda prisa para llegar al planeta, donde desplegó todo el poder de la cruzada: seis millones de Guardias, medio millón de tanques, escuadrones pertenecientes a tres capítulos del Adeptus Astartes y dos Legiones de Titanes. Los Marines Espaciales del capítulo de los Puños Imperiales quemaron el cadáver del Heredero que había sido eliminado por un grupo de infiltración de la Guardia Imperial liderado por Ibram Gaunt. El Señor de la Guerra firmó la orden de disolución de la Colmena Vervun, que había sido el campo de batalla. Muchos habitantes quedaron desolados, dado que lo dieron todo para la defensa de la ciudad, cuando se le comunicó esto a Macaroth, convirtió en ley un Decreto de Consolación, con el cual se le daba a los despojados habitantes de la colmena la oportunidad de unirse a la Guardia Imperial.

771-773.M41Editar

  • El Señor de la Guerra inicio sus osados asaltos sobre el Sistema Cabal. En esta fase que duro casi dos años, se puso en práctica un plan de invasión en varios frentes, concebido por el propio Macaroth. Se lanzaron asaltos simultáneos contra diecinueve planetas clave, entre ellos tres mundos fortaleza. Como resultante la estrategia golpeo duramente la determinación de las fuerzas del archienemigo que, si bien eran más numerosas, se encontraban menos organizadas. Macaroth estaba consciente de la magnitud de la jugada, si triunfaba, prácticamente garantizaría una victoria imperial generalizada, pero si fracasaba, el total de las fuerzas de la cruzada, un ejército de mil millones de hombres, quedaría arrasado. El destino de la cruzada estuvo pendiente de un hilo durante estos dos años.
  • Durante los primeros meses de 772.M41, Macaroth se esforzó por consolidar los logros que se habían obtenido con las victorias del invierno anterior. La supremacía imperial en el Sistema Cabal parecía posible gracias a las líneas de suministros que se habían abierto mediante los triunfos en Gigar, Aondrift Nova, Tanzina IV, Fantine y Urdesh. Sin embargo el mundo fortaleza de Morlond aún resistía y parecía que el Arconte Urlock Gaur se preparaba para un enorme contraataque en el Racimo Carcaradon, además la cruzada estaba encontrando una fuerte resistencia en el flanco que daba al centro de la galaxia en los combates contra las hordas del Caos que estaban bajo el mando de Anakwanar Sek, Shebol Mano Roja y Enok Innokenti, tres de los lugartenientes más capaces de Gaur. Macaroth, hizo gala de su estilo de mando instintivo y fue en contra de todos los consejos de sus oficiales del estado mayor, dividiendo las fuerzas cruzadas entre sus generales de confianza. Envió al Noveno Ejército a Enothis para romper la resistencia de Sek. Al Octavo y Sexto bajo las órdenes del General Kelso y Veegum, maestre del capítulo de Marines Espaciales de la Guardia Plateada, los redirigió al Grupo Khan para acorralar a Innokenti. El Séptimo Ejército, bajo el mando del Mariscal Blackwood, profundizó en el núcleo de la galaxia, hacia Belshiir Binaria y Alfa Madrigo. Al General Bulledin al mando del Segundo Ejército, se le encargó la protección de las líneas de suministro que llegaban hasta Urdesh. Macaroth en persona se puso al mando del Primer, Tercer y Cuarto Ejércitos para dirigir un avance reforzado hacia Morlond, que en palabras del propio Señor de la Guerra serviría para "enfrentarnos a Gaur en su propio patio trasero". Muchos presentaron objeciones ante aquel proyecto. Los comandantes de la Flota Imperial creían que Macaroth había vencido por los pelos y por pura suerte en su apuesta por el Sistema Cabal y solo veían que el Señor de la Guerra volvería a repetir esa peligrosa y arriesgada maniobra, pero ahora en una escala mayor.
  • En el año 773.M41, Macaroth aún no había logrado tomar el Mundo Fortaleza de Morlond, y mientras este planeta resistiera, la cruzada no podría avanzar hacia un enfrentamiento decisivo contra el grueso de las fuerzas del Arconte Urlock Gaur, que se encontraban estacionadas en el Cúmulo Carcaradon. Una vez más, las fuerzas imperiales se encontraban sobreextendidas de un modo desastroso y más vulnerables que nunca a un ataque por el flanco. Los magister Sek e Innokenti ya habían logrado contraataques exitosos contra la zona de avance imperial en el núcleo galáctico, y si continuaban triunfando, el ejército cruzado corría el riesgo de quedar dividido, rodeado y aniquilado. Macaroth sabía que la situación era grave y de difícil solución. No podía mantener a sus ejércitos tan extendidos, pero tampoco podía asignar más fuerzas al frente de Morlond, ya que el debilitamiento de su vanguardia la dejaría vulnerable a un contraataque de Gaur. Cualquiera de las dos opciones parecía condenada al fracaso. El Señor de la Guerra solo tenía que escoger con cual se arriesgaría, sin embargo decidió por fin dejar la situación como estaba, manteniendo a sus fuerzas extendidas al máximo e intentó tomar Morlond con un último ataque. Mientras tanto Enok Innokenti comenzó su letal ataque al flanco cruzado en el Grupo Khan, en la tercera estación del año 773.

774-782.M41Editar

  • Hacia el final del año 774.M41, el Señor de la Guerra había logrado consolidar las victorias logradas mediante años de estrategias arriesgadas. Por fin había tomado Morlond, y se dirigía hacia el Cúmulo Carcaradon y el Grupo Erinyes. Macaroth había declarado con su habitual arrogancia, que allí se libraría la fase final de la guerra contra el Arconte Urlock Gaur. Los feroces intentos de los magister habían fracasado. El ataque de Enok Innokenti contra Herodor había sido rechazado y el propio Innokenti había muerto. Los contrataques de Anakwanar Sek fallaron en Lotun, Tarnagua y Enothis. Sin embargo sus fuerzas seguían siendo una amenaza para el flanco de la cruzada. Sek se había apoderado de una franja del Grupo Khan en su retirada y se había atrincherado allí. Macaroth ordenó al Quinto, Octavo y Noveno Ejércitos que acabaran por completo con las fuerzas del magister en esa región, sin embargo el Señor de la Guerra subestimó la dificultad de esa misión. Las batallas libradas para derrotar a Sek se prolongaron por siete años y estuvieron entre las más largas y sangrientas de toda la cruzada.
  • A mediados del año 776.M41, los principales grupos de batalla de Macaroth penetraron en el Cúmulo Carcaradon y se trabaron en combate en una guerra a escala completa contra las principales posiciones del Arconte Urlock Gaur. Sin embargo en el flanco de las fuerzas del Señor de la Guerra, los grupos de batalla secundarios estaban librando unos combates igualmente crudos y sanguinarios. El Quinto, Octavo y Noveno Ejércitos intentaban expulsar al magister Anakwanar Sek del flanco del Grupo Khan.
  • Para el año 777.M41, la cruzada vio un periodo de fortuna renovada para los principales grupos de batalla del Señor de la Guerra Macaroth. Con decisivas victorias en Cabal Alfa, Gerlinde y Zadok, las fuerzas imperiales lograron un vigoroso avance en el disputado Cúmulo Carcaradon y enviaron a las fuerzas de Urlock Gaur a batirse en retirada. La intención de Macaroth era destruir a desorganizadas fuerzas enemigas antes de que pudieran formar una línea de resistencia en el Grupo Erinyes. Mientras tanto el segundo frente de la cruzada continuaba rezagado, el Quinto, Octavo y Noveno Ejércitos continuaban con sus esfuerzos para expulsar a Sek del Grupo Khan. El grupo de batalla secundario estaba gravemente debilitado por problemas de moral y logística, además del hecho de que el grueso de sus fuerzas venían de regimientos recién fundados e inexpertos, por la decisión del Señor de la Guerra de tomar a los más veteranos para formar su línea de frente de la cruzada. Para empeorar las cosas, las fuerzas imperiales del segundo frente se encontraban en desventaja contra las profesionales y bien entrenadas tropas de Sek. Macaroth se hubiera enfurecido ante la situación si no hubiera estado ocupado en sus propios objetivos. Sin embargo, el General Van Voytz del Quinto Ejército hacía lo imposible para acelerar el paso, promoviendo una serie de acciones para liberar mundos previamente calificados como "causas perdidas". Su propósito era el de restaurar el orgullo de las fuerzas del segundo frente, purgando sistematicamente mundos que, hasta entonces, parecía que permanecerían para siempre en las manos del archienemigo. La estrategia tuvo el efecto deseado, a pesar de la vasta cantidad de recursos necesarios, que fueron cuestionados después por el Munitorum.
  • En el 778.M41, las fuerzas principales de Macaroth avanzaron a través de las fronteras del Cúmulo Carcaradon, persiguiendo a las tropas del Arconte Urlock Gaur. Las fuerzas enemigas parecían fracturarse ante los sucesivos asaltos imperiales, sin embargo en realidad se estaban retirando para establecer un cordón defensivo en el Grupo Erinyes. En el segundo frente, los combates contra las fuerzas del magister Anakwanar Sek continuaban, intentando expulsarlo de los límites del Grupo Khan y los numerosos Mundos Fortaleza del Sistema Cábal.
  • En 780.M41, después de un prometedor periodo de avance, las fuerzas imperiales se encontraron inesperada y totalmente detenidas en las fronteras del Grupo Erinyes. Urlock Gaur había logrado retirar a sus fuerzas del Cúmulo Carcaradon con suficiente eficiencia como para construir una robusta posición defensiva en los bordes de Erinyes. Macaroth no podía pedir ayuda al segundo frente, que se encontraba ahora formado por el Quinto, Séptimo, Noveno y Décimosegundo Ejércitos y estaba situado en su retaguardia. Los grupos de batalla secundarios se encontraban todavía tratando de dislocar las legiones de Anakwanar Sek. El Arconte y su Magister habían creado una línea desafiante que frustraba a ambos extremos de las fuerzas del Señor de la Guerra. Macaroth, en un intento por romper esta situación, intentó establecer un tercer frente, que terminó en desastre con la perdida del Segundo Ejército en Helice, bajo el mando del Mariscal Aldo.

Citas célebresEditar

  • "Las acciones materiales y resultados a lo largo de la vida de un hombre nunca igualan la ambición de sus sueños, pero un hombre debe aún así permitirse soñar con los objetivos más dulces y queridos. Si se conformara con unos límites modestos en sus sueños, cojea en los prospectos de lo que conseguirá en su vida, antes de que haya empezado a vivir".1

FuentesEditar

  • La Cruzada de los Mundos de Sabbat, libro de trasfondo de Dan Abnett.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar