Fandom

Wikihammer 40k

Legio Cibernética

7.592páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Mecanicus.png

El Adepto Sabiondus, mascota del Imperio del Hombre, protege este saber; pues es parte del Omnissiah. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El Omnissiah sabe todo, comprende todo. Tus visitas honran al Dios Máquina.


Mechanicum simbolo legio cibernetica.jpg

Símbolo de la Legio Cibernética

"¡No Permitirás que una Máquina Piense! Pues la Ruina Será su Propósito y Maldita la Obra."
Archimagos Takashi Ludd, Castigos sobre el Logistica Corpus

La Legio Cibernética es la rama robótica del Adeptus Mechanicus y una de sus más antiguas, remontando su historia a los primeros tiempos del Imperio e incluso más atrás todavía.

Una de las Legiones Militantes más temidas y poderosas del Adeptus Mechanicus, la Legio Cibernética carga con la onerosa y terrible responsabilidad de usar los Autómatas de Batalla en combate, así como el desarrollo, propagación y mantenimiento de estas terroríficas máquinas bajo los sacros mandamientos de los Acuerdos Carmesíes de Marte. Estos sagrados acuerdos fueron una de las piedras angulares de la ley doctrinal creada durante la fundación del Mechanicum durante la Era de los Conflictos, y prohibieron para siempre la creación de las abominables y desalmadas inteligencias conocidas como Silica Animus, condenando a muerte a las que siguieran existiendo y a aquellos que buscasen o sirviesen al propósito de fabricarlas, sin importar su rango.

Estos acuerdos, sin embargo, permitieron la supervivencia y fabricación de las "obras menores y justas" de vida sintética consideradas sagradas, las llamadas Bestia Mechanica, y entre ellas, los ingenios robóticos diseñados para la guerra y la matanza fueron puestos bajo el control de la recién fundada Legio Cibernética.

HistoriaEditar

Adeptus mechanicum.jpg

Tecnosacerdote y Robots de la Legio Cibernética

El servicio de la Legio Cibernética en el campo de batalla estaba incluido en el tratado de unión del Mechanicum con el Emperador, y un gran número de Cohortes fueron transferidas de la defensa de los Mundos Forja y el servicio de las grandes facciones y sectas del Mechanicum como regimientos mendicantes en la Gran Cruzada, luchando en todo campo de batalla imaginable y sirviendo a muchos amos. Aunque sus Autómatas de Batalla eran difíciles de construir y mantener, el saber arcano de los Magos de la Legio Cibernética y los éxitos que obtenían en combate aseguraron que varios miles de Cohortes estuvieran activas cuando estalló la Herejía de Horus. Las Cohortes de la Legio Cibernética eran muy apreciadas por las fuerzas de la Gran Cruzada y sirvieron hombro con hombro junto a muchas de las Legiones Astartes, Comerciantes Independientes Militantes, Casas de Caballeros y regimientos del Ejército Imperial, aunque otros las temieron y rechazaron recordando los horrores de la Vieja Noche. Algunos de sus miembros ganaron fama, como Gergerra Rei, que lideró dos Cohortes completas de mecanoides de combate en numerosas batallas junto al Señor de la Guerra Horus y sus Lobos Lunares.

Cuando llegaron las guerras de la Herejía de Horus, la naturaleza independiente de las Cohortes de la Legio Cibernética hizo que se dividieran según los amos a los que habían servido, en muchos casos, durante largo tiempo. Otras Cohortes, recordando sus juramentos de lealtad al Emperador o temiendo una caída en la anarquía, vieron a los Traidores como viles renegados que destruir, mientras que otras abrigaban ambiciones de liberarse de los Acuerdos Carmesíes, y vieron la guerra de Horus omo una oportunidad para llevar a cabo ritos y experimentos largo tiempo prohibidos. Tras el estallido de la Herejía de Horus en el Sistema Istvaan y el inicio del Cisma de Marte, las bases corruptas de la Legio Cibernética en el Planeta Rojo fueron asaltadas de inmediato por los Leales.

Quizás una de sus acciones más famosas durante la Herejía tuvo lugar en el Sector Industrial Este de Ciudad Myrdinn durante la Purga de Entessian, cuando una fuerza pequeña pero bien programada de robots Traidores mantuvo a raya a un destacamento menor de Titanes de la Legio Atarus apoyados por Dreadnoughts y otros autómatas durante casi una hora, causando graves problemas al flanqueo previsto.

Tras la derrota del bando Traidor en la Herejía, las Cohortes deshonradas de la Legio también huyeron al Ojo del Terror, donde permanecen hasta hoy día. Desde la muerte de Horus, la Legio Cibernética ha vuelto a jurar lealtad al Imperio, pero sus miembros ahora hacen juramentos mucho más terribles que los de cualquier Capítulo de Marines Espaciales.

EstructuraEditar

Mechanicum legio cibernetica manipulo.jpg

Manípulo

Temiendo el poder que estas máquinas asesinas podrían tener si actuasen bajo una dirección única (suficiente para derribar imperios, como ya habían hecho en la Vieja Noche), se decretó desde el principio que la Legio Cibernética se dividiría en pequeñas unidades independientes conocidas como Cohortes, limitando así el poder de cualquier Magos que controlase una. En el cénit de su poder la Legio se organizaba en varios miles de Cohortes. Cada Cohorte está dividida a su vez en entre treinta y cien manípulos de entre uno y cinco Autómatas de Batalla, dirigidos por un Tecnosacerdote. Las Cohortes se unían a formaciones mayores, como Cruzadas imperiales, y repartían sus fuerzas para apoyar a las distintas unidades. Es raro que las Cohortes desplieguen todas sus fuerzas (excepto en las titánicas batallas de la Herejía), ya que normalmente solo implican a cuatro o cinco manípulos.

Cada una de las Cohortes está gobernada por un sacerdote de alto rango del Culto Mechanicus en el que reside el conocimiento de la cibernética, y bajo él hay un cónclave de Magos Dominus encargado de gobernar a las máquinas en medio de los combates, Myrmidones juramentados al servicio de la cohorte y sus propios Visioingenieros, servidores y Tecnosiervos dedicados a atender las necesidades de la Cohorte dentro y fuera del campo de batalla. Las Cohortes también tienen sus propias redes de apoyo, talleres móviles, transportes, vehículos de combate, naves de desembarco y, en algunos casos, hasta naves espaciales, pero tienen prohibido fundar sus propias forjas o capillas, lo que las hace depender de las redes de vasallaje, suministro y patronazgo establecidas en torno a los grandes Señores Mecánicos del Adeptus Mechanicus y sus Mundos Forja para sobrevivir y prosperar a largo plazo.

Además la organización está dividida en varias sectas, como por ejemplo la Secta Kapekana.

El CortexEditar

"De la debilidad de la mente, sálvanos Omnissiah. De las mentiras del Antípata, presérvanos circuito. De la rabia de la Bestia, protégenos hierro. De las tentaciones de la Carne, purifícanos sílice. De las devastaciones del Destructor, escúdanos anima. De esta pútrida jaula de biomasa, libéranos Dios Máquina."
Cantos del Artesano, verso III/w

Este es un artefacto verdaderamente arcano y una maravilla de las artes del Adeptus Mechanicus, que contiene el centro de control del raciocinio y el Espíritu Máquina que animan a un Autómata de Batalla.

Consiste en una carcasa blindada que contiene una compleja masa bioplástica de la que brotan tentáculos grises como nervios y se conectan al cuerpo del chasis robótico en el que se aloja, dotándolo de una extraña falsa vida. Muy superior en capacidad a un simple cogitador, no está ni verdaderamente vivo ni es inteligente como los temidos y antiguos “Silica Animus”. En vez de eso, es similar a una red primaria de instinto belicoso, guiada no por una conciencia y raciocinio propios, sino por un marco programado de comportamiento codificado que incluye simples instrucciones y órdenes. El resultado es un arma superior y guiada por sí misma, un depredador mecánico que buscará activa e instintivamente a sus enemigos y actuará con cierto grado de sentido táctico y autopreservación mejor que el de cualquier servidor, pero sin el peligro de rebelión ni de desarrollo de Inteligencia Abominable; o al menos eso afirma la Legio Cibernética.

CiberteurgiaEditar

"No hay verdad en la carne, solo traición. No hay fuerza en la carne, solo debilidad. No hay constancia en la carne, solo desgaste. No hay certeza en la carne, salvo la muerte."
Credo Omnissiah

Los Magos Dominus de la Legio Cibernética conocen muchos antiguos secretos de la Era Oscura de la Tecnología, un tiempo en el que las falanges no-vivas de las creaciones de la Humanidad quebraron imperios alienígenas olvidados para forjar su primer imperio estelar. Aunque mucho de este saber se ha perdido o ha sido expresamente prohibido, lo que se sigue usando permite a los Magos fabricar y mantener un pequeño pero potente cuerpo de Autómatas de Batalla para el Imperio. Tal es la naturaleza de los oscuros secretos de la Ciberteurgia, no obstante, que no carece de riesgos, pues lo que es despertado puede liberarse del control de su amo con desastrosas consecuencias.

Se conocen los siguientes ritos ciberteúrgicos:

  • Rito de la Celeridad - Aumenta su velocidad.
  • Rito de la Eternidad - Aumenta su resistencia.
  • Rito de la Furia - Aumenta su capacidad de combate cuerpo a cuerpo.
  • Rito de la Destrucción - Aumenta su potencia de fuego.
  • Rito del Terrible Castigo - Se utiliza para dañar Autómatas enemigos.
  • Rito de la Inmolación - Desactivando los protocolos de seguridad y los sistemas de autopreservación del núcleo reactor del Autómata, el ciberteurgo puede obligarle a autodestruirse. Si algo saliera mal, no obstante, el Autómata se rebelaría automáticamente contra sus amos y aliados.

Aportes bélicosEditar

Mechanicum legio cibernetica.jpg

Robot de la Legio Cibernética en acción

Las cohortes de la Legio de vez en cuando son asignadas a las fuerzas de campaña de un capítulo de Marines Espaciales, tal como ocurrió durante la Operación Cartago (la Segunda Pacificación de Isstvan V).

Cuando el Capítulo de Leones del Desierto tomó las fortalezas de defensa planetaria fueron acompañados por una cohorte completa de la Legio. Los Robots habían sido programados para avanzar de una manera al parecer estúpida, y se convirtieron en objetivos fáciles para los defensores. Sin embargo, los Leones del Desierto aprovecharon la oportunidad para atacar las posiciones de los defensores usando ataques de flanqueo y aprovechando los puntos ciegos de sus defensas. En el subsiguiente asalto de los Leones sólo tuvieron siete bajas. Los robots supervivientes entraron a formar parte del capítulo con sus condecoraciones y marcas de honor correspondientes como una señal de respeto y reconocimiento.

La Inquisición también ha usado a las cohortes de la Legio y son muy apreciados ya que son incorruptibles. Su programación, de base no biológica, los hacen tropas perfectas para usar contra mutantes y otras poblaciones contaminadas. El terror que causan los Robots cuando son usados contra tropas no preparadas y/o desarmadas no ha pasado inadvertido por la Inquisición. Ésto, combinado con su inherente lealtad, ha hecho de ellos tropas valoradas en la armería de la Inquisición. Cohortes incluidas en las fuerzas de la Inquisición por lo general son manejados por personal técnico del Ordo, más que por tecnoadeptos de la Legio.

Los robots pueden ser puros e incorruptibles, más los hombres no. Ésto fue evidente durante la Herejía de Horus, cuando muchas cohortes de la Legio se rebelaron, comandadas por Horus, primarca de los Lobos Lunares. Las cohortes habían sido colocadas bajo el mando del Señor de la Guerra en preparación para una nueva cruzada. Cuando Horus ordenó a su fuerzas avanzar contra el Emperador, las cohortes a su disposición estaban entre ellas. En la lucha que se desató a continuación muchos más del Adeptus Mechanicus se unieron a Horus en su rebeldía. Después de la derrota y el destierro de las Legiones de traidores, las cohortes Legio deshonradas también escaparon al Ojo del Terror, lugar donde todavía permanecen.

Desde la derrota de Horus, la Legio Cibernética se ha comprometido de nuevo con el Imperio. Sus miembros ahora toman juramentos obligatorios de lealtad más terribles que cualquier juramento de los Capítulos de Marines Espaciales. Despues de milenios de subordinación han recuperado el respeto y la admiración del resto del Adeptus Mechanicus, la Guardia Imperial, y el Adeptus Astartes.

VentajasEditar

Los manípulos requieren menos espacio de transporte que unidades estándar militares ya que los Robots pueden ser llevados en el espacio abierto sin sufrir daño alguno, no necesitan alimento, y necesitan menos apoyo en el campo de batalla porque, por lo general, llevan su propio apoyo pesado. Muchos Robots usan armamentos estándar, reduciendo la necesidad de provisiones especializadas, y pueden intercambiar partes con los Dreadnoughts. Todo esto los hace sumamente populares entre los Comandantes de campo del Imperio.

Algunas de las cohortes más viejas de la Legio Cibernética se remontan, en parte al menos, a la Primera Cruzada del Imperio e incluso antes. Pueden tener alguna validez, ya que los robots son a menudo "canibalizados" para proporcionar repuestos para su dañados hermanos. Considerando las vidas útiles de las tecnologías Imperiales, tales reclamaciones de antigüedad se hacen razonables. Esto hace posible que la pierna de aquel robot o aquel otro blindaje, han estado en casi constante empleo durante más de diez mil años.

Como un Dreadnought, un Robot es el producto de ancestrales tecnologías que han producido su blindaje, su músculo artificial y sus servos, sus interfaces de entrada/salida y sensores, etc... Los tecnosacerdotes cuentan que muchos de sus Robots vienen de diseños extraídos de antiguas PCE. Los modelos Kastelan y Cruzado, por ejemplo, son conocidos por haber luchado a ambos lados durante la Herejía. Los diseños han permanecido prácticamente inalterados desde aquellos tiempos, con quizás leves variaciones.

Al ser tan parecidos los Robot a los Dreadnoughts, ésto simplifica mucho la logística y el mantenimiento. Muchos robots han sido desmantelados para poder reparar Dreadnoughts.

Modelos de RobotsEditar

Modelos antiguos (1ª Edición)Editar

Robots.jpg

Modelos de Robots de la Legio Cibernetica

La Legio Cibernética ha fabricado multitud de diseños distintos a lo largo de los milenios. Algunos fueron un fracaso, como el desastroso Castigador, un robot tan pesadamente blindado que era más lento que las tropas para las que había sido diseñado dar cobertura. Otros, en cambio, fueron un acierto. Hay cinco modelos que han jugado un papel mayor en la larga historia del Imperio.

  • Coloso - Robot de asedio. Equipa un martillo de asedio válido tanto para derribar fortificaciones como para aplastar enemigos. Otro armamento consiste en un bólter y un cañón de fusión. Esta protegido por un escudo de energía. Sus armas pueden ser reemplazadas por cañones automáticos, bólters pesados y puños de combate.
  • Catafracto - Robot multipropósito, con blindaje pesado. Esta armado con un cañón láser, un bólter y un lanzallamas y protegido por un escudo de energía. Puede reemplazar sus armas y optar por montar o un cañón automático, un martillo de asedio, un bólter pesado o un puño de combate. Su versatilidad lo convierte en la elección habitual para ser desplegado, aunque algunos comandantes se refieren a el como bueno-para todo-bueno-para nada.
Mechanicus robot Catafracto.jpg

Robot Catafracto (1ª edición)

  • Castellano - Robot diseñado para destruir vehículos ligeros y como arma de asedio. Es un robot de asalto útil para desempeñar un gran abanico de papeles en el campo de batalla. Está equipado con puños de combate gemelos y un bólter pesado, y protegido mediante un escudo de energía. El bólter pesado puede ser sustituido por un cañón láser, un cañón de fusión o un tercer puño de combate, mientras que los puños principales pueden ser sustituidos por un martillo de asedio, cañones automáticos o un lanzallamas.
  • Conquistador - Es un robot particularmente adecuado para dejar fuera de combate vehículos blindados o Dreadnoughts. Esta pesadamente blindado y dotado de escudo de energía. El armamento habitual consiste en bólter pesado, cañones automáticos y un puño de combate que pueden ser sustituidos por un cañón láser, lanzallamas, cañones de fusión y bólter.
Mechanicus robot Conqueror.jpg

Robot Conquistador (1ª edición)


Modelos actuales (Forge World y 7ª Edición)Editar

Equipo Editar

  • Controlador de Córtex - Este dispositivo de control y señalización utiliza un ingenio de datos para controlar a los autómatas de batalla equipados con sistemas de córtex cibernético, permitiendo que el portador visualice el campo de batalla a través de los propios sentidos de los autómatas y pudiendo supervisar su estado y tener un control preciso sobre sus acciones. Sólo los tecnoadeptos más experimentados y específicamente mejorados del Adeptus Mechanicus y los Señores de la Forja de las Legiones Astartes pueden albergar la esperanza de comprender el uso de estos complicados dispositivos e interpretar con éxito el torrente de datos enviados por sus metálicos subordinados.
  • Reactor explosivo - La mayoría de autómatas de batalla poseen en su interior como fuente de alimentación el núcleo de un reactor compacto que late como un verdadero corazón, bombeando fluidos vitae con carga eléctrica desde el córtex hacia todo el cuerpo, algo que les brinda la capacidad de autorrepararse y reaccionar de forma más parecida a los seres vivos que las máquinas inertes. En el caso que el reactor sufra una brecha, puede ser detonado a distancia con una sola orden, consumiendo los restos del autómata de batalla en una violenta explosión.
  • Blindaje Atomántico - Ciertos diseños de autómatas de batalla incluyen poderosos núcleos de reactor atománticos diseñados para aportar energía a los generadores de campos defensivos instalados en sus placas de blindaje exteriores y a sus sistemas de combate.
  • Mechanicum Protectiva - Este término abarca una gran variedad de campos de energía y proyectores de escudo defensivo ideados por los Magos del Adeptus Mechanicus para protegerse, tanto en el campo de batalla como de intentos de asesinato por parte de sus rivales. Por esta razón, la frecuencia y modulación de cada dispositivo es un secreto muy bien guardado por su propietario.
  • Matriz de Objetivos mejorada - Ciertos autómatas de batalla están equipados con cogitadores esclavos y espíritus máquina incunables (subrutinas artificialmente inteligentes) dedicados al rastreo ininterrumpido y localización de cualquiera amenaza potencial en su perímetro.
  • Espada de Energía - Montada en uno de los brazos del autómata, este arma de energía en forma de sable utiliza un campo de disrupción molecular alimentado por el nucleo de energía del robot. Es una arma de combate cuerpo a cuerpo.
  • Infravisor - Este sencillo visor permite al usuario acceder a una amplia gama del espectro electromagnético. Equipado de este modo podrá ver, en condiciones de luz ténue, mucho mejor de lo que un ser humano vería con luz solar òptima.
  • Arma de Relámpagos - Este arma tomaba la forma de una carabina de diseño barroco y estaba conectada a un microrreactor o, en el caso de los soldados de asalto Thallax del Ordo Reductor, a su propio núcleo de energía cibernético. Disparaba un rayo láser ionizando que generaba una potente descarga electromagnética, sienda igual de efectiva para electrocutar letalmente a un ser vivo como para sobrecargar un objetivo mecánico.
  • Cargas de Choque - Se utilizan para aumentar el poder de combate de los autómatas de batalla. Estos dispositivos amplifican la fuerza de sus golpes mediante descargas electrostáticas de gran alcance que detonan como truenos al golpear al objetivo.
  • Bólter Máximo - Un Bólter rotatorio relativamente compacto con recámara reducida. Este arma es capaz de proporcionar un índice de fuego mucho más alto que un Bólter estándar pero su elevado peso y potente retroceso significa que sólo puede ser utilizado por usuarios altamente mejorados como servidores Karkinos o los miembros del Auxilia Myrmidon.
  • Cañón Bólter diseño Torturador - Arma de apoyo montada sobre ciertos autómatas de batalla en las formaciones de tecnoguardias Skitarii. Estos barrocos y voluminosos cañones automáticos se diferencian del resto de bólters pesados únicamente en el calibre ya que el Torturador utiliza unos casquillos sustancialmente más largos y densos. Esto obliga a que el arma que los dispara sea proporcionalmente más grande para manejar la fuerza del disparo. Los secretos de estas poderosas armas son guardadas celosamente por el Mechanicus de Marte.
  • Armas de Impulsión de Fotones - Los arcanos secretos de estas letales pero inestables armas de rayos son celosamente guardados por los Adeptos que las custodian, incluso a sus propios hermanos dentro del Adeptus Mechanicus, lo que ha llevado a algunos a pensar que la tecnología es de origen xenos. Cuando se dispara, desatan aullantes haces de total oscuridad, delgados como agujas, capaces de perforar la materia más densa, atravesando blindajes corporales y maquinaria como una cuchilla de afeitar y dejando a su paso pulsantes ondas de oscuridad. Las exóticas fuentes de energía de estas armas sobrenaturales son extremadamente inestables y un fallo catastrófico conducirá a que su tirador sea consumidos por atroces llamas negras hasta que sólamente quede polvo.
  • Dechado de Metal - Si bien cada autómata de batalla de la Legio Cibernética es en sí mismo el producto de una poderosa y ya casi olvidada era de la Humanidad, y su forma y función es un milagro de artificio tecnológico, producto de innumerables y arcanos secretos, siguen existiendo entre ellos máquinas de guerra con facultades y capacidades más allá de sus pares. Ya sea por haber sido bendecido de alguna forma por la mano del Omnissiah, por ser el producto del genio inigualable un Magos excepcional o por haber recibido la influencia más oscura de lo prohibido, un Dechado de Metal es una máquina de guerra casi imparable (aunque tal vez una máquina no sea de fiar, incluso para su señor).
  • Suspensor - Considerado en parte como un símbolo de estatus, así como una funcional herramienta por muchos Magos de alto rango del Mechanicus, un Suspensor es un tipo general de medio de transporte en el que los implantes augméticos del conductor y sus sistemas de soporte vital están conectados directamente mediante una vinculación biónica, de manera que vehículo se convierte en una extensión de su propio cuerpo. Muchos de los Magos Dominus de rango superior de la Legio Cibernética y del Ordo Reductor prefieren acceder al campo de batalla montados en Suspensores equipados especialmente que a menudo toman la forma de un estilizado trono o van encerrados en un armazón que los asemeja a un escarabajo. Sus principales ventajas son que sus campos supresores magnéticos permiten desplazarse con facilidad por el campo de batalla más desgarrado posible y que su chasis de soporte vital blindado mejora en gran medida la capacidad de supervivencia del que lo está usando.

Unidades destacadasEditar

  • Cohorte Carthage, Noveno manípulo - unidades clase Cruzado Sanguíneo y Alizarino, unidad clase Catafracto Bermellón y unidad clase Conquistador Púrpura. Guerra de sometimiento del planeta Cuarenta y Siete Dieciséis como unidades de apoyo a la Legión de los Portadores de la Palabra durante la Gran Cruzada.

Miembros destacados Editar

FuenteEditar

Extraído y traducido de Lexicanum Inglés y Wikihammer 40K UK.

  • The Horus Heresy II y III.
  • Horus Heresy: Collected Visions.
  • Realm of Chaos: Slaves to Darkness (1ª Edición).
  • Warhammer 40,000 Compendium (1ª Edición).
  • White Dwarf Nº 104 (Edición inglesa).
  • El Primer Hereje, por Aaron Dembski-Bowden.
  • Los Mil Hijos, por Graham McNeill.
  • Némesis, por James Swallow.
  • The Talon of Horus (Novela), por Aaron Dembski-Bowden.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar