Fandom

Wikihammer 40k

Legión Omega (No Oficial)

7.594páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Inqsello.png Por orden del Ordo Wikia de la Santa Inquisición, este artículo se considera fuera del Canon Imperial. Se declara carente de toda veracidad y blasfemo; y todo el que lo lea sufrirá purga inmediata. Si usted es el autor, diríjase a las autoridades competentes para someterse a la penitencia pertinente.

Atención: Material No Oficial sin Sello de Calidad Wikihammer

Legión Omega
Fundación Desconocida
300px-Omega Legion symbol.jpg
Detalles
Antecesor Legión Alfa
Señor del Capítulo Aloran el Primero y Omaris el Último
Mundo Capitular Desconocido
Fortaleza-Monasterio Desconocida
Especialidad Asaltos múltiples, asesinatos, manipulaciones
Grito de Guerra ¡Golpea el primero, golpea el último, golpea siempre! o ¡Por las Hidras Gemelas!
Capítulos Sucesores
No se conocen
Esquema de Color
Esquema Legión Omega No Oficial.jpg

La Legión Omega es una partida de guerra de Marines Espaciales del Caos procedentes de la Legión Alfa. Como su Legión fundadora, parecen servir al Caos aunque sus auténticas motivaciones se desconocen, y adoran a sus dos Primarcas. Son famosos por el sigilo con el que invaden los planetas, y por su habilidad para unificar a los Cultos del Caos locales y atraer a su bando a las fuerzas de la Guardia Imperial y las FDP a su bando. Son aliados de Bevid el Cráneo y forman parte de la Orden de los Leales Oscuros.

Historia

Orígenes

No está claro cómo o cuándo se formó esta partida de guerra, aunque las pruebas sobre su procedencia de la Legión Alfa son sólidas.

La única fuente posiblemente útil sobre ellos se encuentra en los archivos de los Dragones Gamma. Durante los primeros años de la Fundación de este Capítulo, Farl, primer Gran Dragón y antiguo Capitán Leal de la Legión Alfa, creyó que su Primarca se había unido al bando de Horus por el Imperio. Ya no importa cómo ni por qué, pero tenía la esperanza de que quizá alguno de sus otros hermanos no hubiera sido corrompido por el Caos y aún fuese Leal. Si podía encontrarlos, aumentaría las probabilidades de supervivencia del legado de su Legión.

Sabiendo que su Capítulo podría valerse bien sin él, Farl tomó un Crucero de Asalto y a un destacamento de antiguos Legionarios Alfa. Se aseguró de que nadie conociera sus planes, pues seguramente condenarían a su Capítulo como Renegado.

Pronto encontró una Barcaza de Batalla dañada marcada con el símbolo de la Legión. Los archivos se vuelven confusos a partir de aquí por la pérdida de parte de los datos. No se puede descifrar quién estaba al mando de la nave, pero se cree que era Aloran, Capitán de la 4ª Compañía. Debió negarse a escuchar a Farl y trató de matarle. Sin embargo, la dañada Barcaza de Batalla no fue capaz de vencer a un Crucero de Asalto a pleno rendimiento, y Aloran tuvo que retirarse rápidamente a la Disformidad. Lo sucedido a continuación tampoco está claro.

Después Aloran se encontró con otro de sus hermanos, Omaris. Se cree que este formaba parte de la Escuadra de Infiltración Effrit, dirigida originalmente por el segundo Primarca de la Legión, Omegón. Omaris afirmó que había sido enviado por Omegón, el cual según él aún estaba vivo pero no reveló su localización. En ese momento dirigía un pequeño grupo de Legionarios Alfa y cultistas del Caos, algunos de los cuales habían sido oficiales imperiales de alto rango.

Se reunieron en el Mundo Colmena de Jarulim, que hoy día es un Mundo Muerto. Omaris tomó el mando, habiendo diseñado ya un plan para derrotar a las fuerzas planetarias. Los cultistas empezarían lanzando incursiones y ataques contra estructuras importantes. Esto obligaría a las FDP y al Adeptus Arbites a tomar las armas, pero los Legionarios Alfa, infiltrados, acabarían con sus oficiales superiores, causando confusión e insubordinación. Al ver esto, el Gobernador solicitaría la ayuda de los regimientos de la Guardia Imperial, algo que encajaba perfectamente en el plan de Omaris.

Usando a oficiales imperiales corruptos, convencieron a las pandillas de las Colmenas de atacar a los Guardias Imperiales mediante múltiples asaltos rápidos seguidos de retiradas que permitían a otras fuerzas atacar desde otro flanco. Esto hizo que los oficiales Leales perdieran prestigio, y los corruptos ascendieran a puestos más elevados desde los que extender su nuevo propósito.

Omaris finalmente ordenó a los cultistas, las FDP traidoras, los Arbitradores corruptos y los pandilleros de las Colmenas realizar un ataque con todas sus fuerzas, obligando a la Guardia Imperial a movilizarse por completo. Con los oficiales corrompidos manejando los hilos, solo las últimas fuerzas Leales fueron al frente, mientras que las Traidoras se quedaron en la base. Pronto los Legionarios Alfa se mostraron, masacrando fácilmente a todos los Guardias Imperiales Leales.

Poco después, la partida de guerra, reforzada ahora con más cultistas, otros Traidores y, de algún modo, nuevos Astartes, abandonaron este planeta. Cambiaron su nombre y el patrón de color de sus armaduras para honrar a Omegón, pero mantuvieron los mismos colores, la doctrina y las tácticas de combate en honor a su Primarca Alpharius. Ahora eran la Legión Omega.

Ataque a Ultramar

Unos pocos años después de aquel suceso se dirigieron hacia el Reino de Ultramar. Ninguno de ellos podía negar la necesidad de vengar la muerte de su Padre Alpharius a manos de Roboute Guilliman, Primarca de los Ultramarines, así como sus insultos durante la Gran Cruzada.

Doctrina de combate

La partida de guerra sigue usando las mismas estrategias que la Legión Alfa, aunque se centra más en los ataques desde dentro hacia fuera. Siempre que se preparan para invadir, se aseguran de ocultarse, alejándose de las áreas pobladas. Después envían una pequeña fuerza de Astartes y cultistas del Caos a unificar a los Cultos planetarios o a corromper a gran parte de los delincuentes locales sin atraer la atención de las autoridades.

El grueso de la partida de guerra empieza entonces a lanzar incursiones y ataques contra las ciudades, obligando a las fuerzas planetarias a salir a campo abierto mientras los infiltrados siguen saboteando, aumentando sus propias fuerzas y enviando nuevos Cultos y pandillas al frente. Estos ataques son aleatorios y no guardan conexión aparente.

La mayor parte de este capítulo comenzaría con incursiones y ataques a las ciudades, obligando a las fuerzas del planeta a participar en defenderse en estos ataques mientras que su fuerza interior sigue sabotenado instalaciones o aumentando sus propias fuerzas y enviar bandas de cultistas para realizar ataques desde la retaguardia. Los ataques son al azar y nunca tienen conexión aparente entre sí.

También se utiliza el asesinato para eliminar oficiales superiores y familias nobles a fin de causar más confusión y desorganizar al Alto Mando planetario. Progresivamente, sus ataques se vuelven más rápidos y brutales, hasta que el enemigo se rinde o es aniquilado.

Cuando se trata de lanzar meras incursiones, lanzan rápidos asaltos para atraer a la mayor parte del enemigo a campo abierto, donde es masacrado por los Legionarios Omega y saqueado.

Creencias

La dedicación de la partida de guerra al Caos es cuestionada por determinados actos ocasionales. Parece ser que siempre que un Astartes recibe un favor desmesurado de uno de los Dioses del Caos, o se dedica por completo a uno de ellos, es asesinado sin tolerancia alguna. También ocurre igual con cualquier Culto del Caos que se centre en un solo Dios.

Aunque emplean Demonios, aún no es seguro si la partida adora al Caos Absoluto o a nada en absoluto. Si esto último fuera cierto, significaría que de algún modo aún son Leales al Imperio, o que no sirven a ninguno de los dos bandos.

Colores y Símbolos

La Legión Omega aún conserva el esquema de color de la Legión Alfa, aunque han escogido tonos más claros. Su emblema es una doble Omega plateada, representando a la vez a Omegón y a los ataques por dos flancos de la partida.

Miembros

  • Omaris el Último - Omaris es un Campeón del Caos y el líder de la Legión Omega. Afirma que Omegón le dio unas órdenes específicas que cumplir, aunque nunca ha revelado cuáles son. Aunque contactó con Bevid el Cráneo cuando el Señor del Caos buscaba aliados y le ofreció de inmediato sus servicios, Bevid aún siente un aura incómoda en torno a él por algún motivo. Omaris ha demostrado en múltiples ocasiones su rechazo a los Astartes y Cultos del Caos que solo adoran a un único Dios del Caos, llegando a matarlos personalmente. Va armado con una Pistola Bólter y una antigua Hacha de Energía llamada Partidora, capaz de cortar a través de cualquier cosa; algunos dicen que incluso a través del alma. Es temido como genio táctico y ha llegado a derrotar a algunas de las mejores mentes militares del M41. Su epíteto, El Último, se refiere a la vez a la letra Omega y a que él es la última cosa que sus enemigos ven antes de morir.
  • Aloran el Primero - Aloran era el Capitán de la 4ª Compañía de la Legión Alfa. Se mantuvo leal a su Primarca durante la Herejía de Horus, y ahora es el co-líder de la partida de guerra junto a Omaris. Ambos hermanos se han esforzado por igualar el aspecto de sus rostros, a fin de mantener las costumbres de la XX Legión. Actúa como líder de la fuerza infiltrada en las invasiones, manipulando a otros para atraerlos a su bando y unificando y coordinando a los Cultos locales. Va armado con una Espada Sierra y con una Pistola Bólter demoníaca que dispara proyectiles ácidos altamente mortíferos. Siente un gran odio hacia los Ultramarines y sus Sucesores. Su apodo, El Primero, se refiere a que él es quien inicia las operaciones de la partida de guerra.
  • Merrasu - Es un Hechicero del Caos con habilidades muy útiles para la partida. Concentra su poder en enviar visiones a sus enemigos, enloqueciéndolos hasta que traicionan a sus camaradas. Omaris también le ha hecho crear agentes durmientes en las otras partidas de la Orden de los Leales Oscuros por si acaso.

Aliados

  • Hijos de Horus - Los Hijos de Horus también forman parte de la Orden de los Leales Oscuros y por tanto se llevan medianamente bien con la Legión Omega. Ambos son odiados por la Hermandad de los Fieles, que ha jurado destruirlos.

Enemigos

  • Ultramarines - Aunque no están claros los sentimientos de la partida de guerra hacia el Imperio, han demostrado muchas veces su odio hacia los Ultramarines. Los insultos y comparaciones denigrantes de Roboute Guilliman hacia la Legión Alfa, por no hablar del asesinato de Alpharius, son más que suficientes para ellos para sentir una profunda ira hacia la XIII Legión. La Legión Omega ha intentado en muchas ocasiones conquistar o destruir el Reino de Ultramar, sin éxito aunque cobrándose un alto precio en vidas de los Ultramarines y sus aliados. La partida también ha atacado a varios Capítulos Sucesores de los Ultramarines, destruyendo a algunos. Todo esto hace que los Ultramarines guarden rencor a la Legión Omega.

Fuentes

Extraído y traducido de Wikihammer Fanon UK. Escrito originalmente por Primarch11.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar