FANDOM


Khorne medio sin fondo.png

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!

Icono de esbozo Por orden de la Sagrada Inquisición este artículo debe ser mejorado para adaptarse al Código de Estilo del Círculo de Terra so pena de crucifixión para su autor. Si usted es el autor, por favor, no se mueva de la terminal en la que se encuentra, un acólito del Ordo Hereticus se dirige a su posición.



"¿Quién prometió su lealtad? El Señor de la Guerra. ¿A quién servimos fielmente? Al Señor de la Guerra. ¿De quién tomamos nuestro nombre? Del Señor de la Guerra. ¿Quién nos fue negado? El Señor de la Guerra. Pero, ¿a quién vamos a rehacer? Al Señor de la Guerra. ¿Y quién nos conducirá a la victoria? El Señor de la Guerra."
Catecismo de la Legión Negra


La Legión Negra (Black Legion en inglés), originalmente conocida como los Lobos Lunares (Luna Wolves en inglés), y luego renombrada Hijos de Horus (Sons of Horus en inglés), fue la XVI Legión de Marines Espaciales creada por el Emperador para la Gran Cruzada. Durante la Herejía de Horus, siguieron a su Primarca Horus, Señor de la Guerra, en la rebelión contra el Imperio, convirtiéndose en Marines Espaciales del Caos. Siempre se reúnen en gran número cuando su actual Señor de la Guerra, Ezekyle Abaddon el Saqueador, lo desea.

HistoriaEditar

La Legión Negra fue antaño conocida como los Lobos Lunares, la Legión del propio Horus, el favorito del Emperador. En honor de las hazañas de Horus, el Emperador le nombró Señor de la Guerra, y decretó que su Legión sería renombrada Hijos de Horus. En algún momento tras su derrota en la Herejía y exilio, la Legión se renombró a sí misma "La Legión Negra".

Herejía de HorusEditar

No mucho tiempo después de ese primer cambio de nombre, Horus fue herido en la luna de Davin por Eugan Temba, un antiguo subordinado bajo la influencia del Dios del Caos Nurgle. Horus se recuperó en el Templo de la Logia de la Serpiente, una logia guerrera y sanadora del planeta. Durante su convalecencia, participó en la ceremonia de introducción de la logia. En los días siguientes, algunos oficiales notaron un cambio de carácter en su Primarca. Ahora se cree que en realidad la logia era un culto al Caos, que de algún modo logró engañar al Señor de la Guerra, supuestamente gracias a un plan diseñado por Lorgar, Primarca de los Portadores de la Palabra.

Ya había una logia guerrera similar en su propia Legión, creada tras la primera visita de los Lobos Lunares a Davin: esto era un ejemplo de la práctica habitual del Primarca de desarrollar lazos con las poblaciones locales, pues los nativos salvajes eran más fáciles de reclutar y atraer al Imperio si los "Guerreros de las Estrellas" se habían hermanado con ellos. Se cree que Horus utilizó dicha logia para corromper más fácilmente a sus subordinados. La lealtad de Horus había cambiado, y su Legión llegó a creer que había sido poseído por un Demonio. Tanto si esto era verdad como si no, lo cierto es que ahora estaba aliado en cuerpo y alma a los Poderes Ruinosos, y que tenía una nueva visión del Imperio con él mismo a la cabeza.

Caos legion negra wikihammer.jpg

Marine traidor de la Legión Negra

La mayoría de los Hijos de Horus, ya de por sí ferozmente leales y orgullosos de su Señor de la Guerra, no dudaron un momento en renunciar a sus juramentos al Emperador, y empezaron a adorar a Horus y a sus nuevos dioses. El resto de la Legión, leal al Señor de la Humanidad, fue traicionado y arrasado por sus hermanos en el mundo de Istvaan III, pero no antes de que estos revirtieran a su nombre original de Lobos Lunares. El único Hijo de Horus leal superviviente, Iacton Qruze, no estuvo presente en Istvaan III, pero del mismo modo renunció a Horus e incluso a la iconografía de los Lobos Lunares tras los eventos de la Huida de la Eisenstein.

Fuera de la Legión, la corrupción de Horus se extendió a todas las organizaciones con las que se relacionaba, incluyendo una división del Mechanicum, y con ella parte de los Collegia Titanica y de la Legio Cibernetica. Además, Horus conocía a los demás Primarcas como a hermanos, y apelando a su orgullo, su habilidad marcial y su valor mientras jugaba con los agravios y favores pasados, el Señor de la Guerra logró que la mitad de las Legiones Astartes le jurara lealtad. La guerra que se desarrolló a continuación fue la más terrible de la historia del Imperio, y estuvo a punto de destruirlo por completo. Marine Espacial se enfrentó a Marine Espacial, y Titán a Titán cuando Terra fue invadida, y el propio Palacio Imperial fue asediado y penetrado.

No obstante, al final fue Horus el que murió a manos del Emperador, y con él cayó la rebelión. Fue un golpe traumático y devastador para los Hijos de Horus.

Tras la HerejíaEditar

"Una nueva legión. Forjada a nuestro antojo, no como esclavos de los designios del Emperador ni forjada con la imagen de sus primarcas fallides. Unidos bajo la lealtad y la ambición, no la nostàlgia y la desesperación. No contaminada por el pasado. No seremos más los hijos de nuestros malogrados pedres"
Abaddon, ante los Capitanes que formarían el Ezekarion


Legionhorus.png

Esquemas de la Legión Negra.

El surgimiento de la Legión Negra es la historia de las almas perdidas que se unieron en nombre de Abaddon formando nuevos lazos de hermandad, vínculos compartidos por guerreros que habían visto desmoronarse y desaparecer cualquier rastro de honor en sus antiguas legiones, que no sentían ya ningún aprecio por sus respectivos primarcas, convertidos estos en Príncipes Demonio y que no vislumbraban ningún objetivo en su futuro.

La muerte de Horus destrozó la moral de los Hijos de Horus, y fueron la primera de las Legiones Traidoras en retirarse del Asedio de Terra, un acto que les haría ser odiados por todas las otras Legiones Traidoras. La Legión se reagrupó en el planeta Maeleum dentro del Ojo del Terror. Allí construyeron una fortaleza-tumba llamada Lupercalios para salvaguardar el cadáver del Señor de la Guerra, e incluso después de muerto siguieron tratándolo como su Comandante. Nadie fue nombrado líder de la Legión en su lugar, y los Capitanes ofrecían sacrificios y rezaban pidiendo consejo en su santuario.

Los Hijos de Horus fueron inicialmente los más agresivos contra el Imperio, como si quisiesen corregir su cobardía en el Asedio de Terra. Los astartes no se consagraron a ningún Dios del Caos en particular, sino que cambiaban constantemente de patrón según les convenía. Los Marines se entregaban voluntariamente a la posesión demoníaca, pero con cada cambio de lealtad, los Demonios del Dios rechazado abandonaban sus cuerpos dejándolos vacíos de vida. La antaño gran Legión disminuyó constantemente de tamaño, hasta que casi se extinguió. Finalmente, la experimentación e investigación de los Bibliotecarios-Hechiceros de la Legión dio con un método de posesión que no destruía el cuerpo anfitrión, salvando así la Legión.

Las distintas legiones traidoras que se refugiaron en el Ojo tras el fallido Asedio de Terra se enzarzaron en las llamadas Guerra de las Legiones, un atroz conflicto que habría hecho palidecer a la Herejía de Horus y que fue impulsada por los Hijos del Emperador.

El detonante que inició todo el proceso de creación de la Legión Negra fue la caída de Lupercalios, la fortaleza de los Hijos de Horus con más relevancia en el interior del Ojo del Terror. Conocido como “El Monumento” por los Marines Espaciales traidores, albergaba el mausoleo de Horus Lupercal, el lugar donde se enterró el cuerpo del Señor de la Guerra tras morir a manos del Emperador y huir de Terra.

Los Hijos del Emperador, a la cabeza de una flota de naves de guerra de todas las demàs legiones traidoras, atacaron la fortaleza y la destruyeron, robando el cadàver de Horus en el asalto. La intención de los hijos de Fulgrim, y en especial de Fabius Bilis, su Apotecario jefe, era clonar al Señor de la Guerra, un sacrilegio para los Hijos de Horus.

La historia de la Legión Negra comienza con el asalto a Ciudad Cántico, base de los Hijos del Emperador en el Ojo del Terror. Allí fue cuando los hijos de varias legiones lucharon juntos contra lo que consideraban una blasfemia que no debía existir. Fue la última vez que marcharon a la guerra con los colores de sus antigues legiones.

Falkus Kibre, escapando de la destrucción de Lupercalios a bordo del navío Ojo Aterrador, decidió encontrar la Espíritu Vengativo, la nave insígnia de la XVI Legión perdida desde el final de la Herejía, y utilizarla para atacar Ciudad Cántico y recuperar el cuerpo del Primarca. La mayoría de partidas de guerra habían intentado encontrar la nave desde su exilio en el Ojo del Terror però esta parecía evitar ser encontrada y se había volatilizado sin dejar rastro.

Falkus recibió información de su posición a través de Sargon, un joven Apóstol Oscuro de los Portadores de la Palabra enviado en secreto por el propio Abaddon para reunir a sus fieles aliados a su lado.

Enfrentados a un enemigo infinitamente superior en lo que a número de enemigos se refiere, Abaddon y sus aliados utilizaron la titánica capacidad de resistencia de la Espíritu Vengativo para acercarse lo máximo posible al planeta base de los Hijos del Emperador y desde la órbita lanzar el crucero de combate Tlaloc como proyectil gigantesco contra Ciudad Cántico. La velocidad de caída del crucero anuló la capacidad defensiva de las baterías orbitales por lo que impactó directamente sobre la base enemiga. La explosión resultante de los motores del crucero y sus depósitos de combustible destruyó completamente la ciudadela dejando un cráter de kilómetros de diámetro.

Decenas de naves intentaron huir de Ciudad Cántico durante la aproximación de la Espíritu Vengativo, entre ellas la Pulcro, la nave laboratorio de Fabius Bile. Abordándola inmediatamente, las fuerzas de Abaddon derrotaron a las aberrantes tropas del Apotecario y se enfrentaron al clon vivo del Señor de la Guerra. Fue el propio Abaddon el que le atravesó el pecho con la antigua arma del primarca, la Garra de Horus.

En este punto Ezekyle Abaddon, Capitán de la 1ª Compañía (de quien se rumoreaba que también era un clon de Horus) apodado El Saqueador, se erigió como comandante. Bajo su mando, los Hijos de Horus renegaron del nombre de su Primarca y pintaron su armadura de color negro, tomando el nuevo nombre de la Legión Negra.

Caos abaddon puente mando legion negra.png

Abaddon el Saqueador, Comandante de la Legión Negra

Desde ese día, han saqueado tanto el Imperio como el Ojo del Terror.

Acciones notablesEditar

  • Maldición de Corona - Como parte de la Segunda Cruzada Negra, Abaddon tejió un terrible maleficio sobre una serie de planetas cercanos al Ojo del Terror, sembrando la corrupción de los Dioses Oscuros. Comandando una pequeña banda de sus guerreros de élite, atacó la base de la Armada Imperial en Belis Corona.
  • Profanación de Gerstahl.
  • Muerte del Kromarca.
  • Purga de Elysia.
  • La Locura de Drecarth.
  • Inanición de Cancephalus.
  • Conflicto de Helica.
  • Perdición de Relorria.

ReclutamientoEditar

[En construcción, disculpen las molestias.]

Doctrina de combateEditar

Una de las grandes fortalezas de la Legión Negra es que la guerra no guarda para sus miembros misticismo alguno. Luchan porque tiene algo por lo que vale la pena luchar, no porque se esfuercen en una contienda fanática a cambio de la promesa de gloria intangible a los ojos de los Dioses Oscuros.

La guerra es algo mundano para ellos, es trabajo, y la desempeñan con la concentración y la fuerza de la veteranía. Sus virtudes marciales no se miden en el número de cráneos que puedan recopilar o en los planetas que tiemblan ante su nombre. Su orgullo reside en su capacidad de concentración y en su despiadada eficiencia a la hora de ganar cada batalla sin importar el precio que cueste.

Organización Editar

La Legión sufrió mucho durante los primeros años de exilio, cuando carecía de líder, aunque desde el ascenso de Abaddon ha recuperado un sentido de disciplina y propósito. La doctrina favorita de Horus, "arrancar la garganta del enemigo" eliminando su alto mando con un veloz ataque, sigue siendo muy utilizada.

Todos los líderes de la Legión Negra, desde los veteranos supervivientes de la Herejía de Horus, a los más recientemente ascendidos, son tan astutos como feroces. Las tácticas de la Legión han sido moldeadas por su falta de superioridad numérica, y los comandantes buscan utilizar sus tropas de la mejor forma posible.

Tras la muerte de Horus, la estructura de mando por escuadras y Compañías se desintegró, y su posterior dispersión en varias naves fragmentó aún más la Legión. Actualmente, se pueden encontrar partidas de guerra de cualquier tamaño siguiendo a los Campeones de la Legión (antiguos oficiales o nuevos líderes que han ganado importancia mediante violentas hazañas). En ocasiones, estas partidas se reúnen bajo el estandarte de un Campeón mayor o incluso del propio Abaddon, para realizar un ataque o invasión mayor al odiado Imperio. Sin embargo, la lealtad hacia los distintos Dioses del Caos a menudo provoca discusiones internas y conflictos. La posesión demoníaca sigue siendo muy bien vista, y muchos Legionarios buscan el honor de servir como anfitriones a los Demonios del Caos.

La creencia absoluta de la Legión antes de la muerte del Señor de la Guerra era la superioridad definitiva tanto de Horus como de ellos mismos. Buscando demostrar que eran la mejor Legión, lograron incorporar enormes cantidades de mundos al Imperio antes de la Herejía. Su derrota y exilio fueron un durísimo golpe para el ego de la Legión. Ha hecho falta toda la fuerza de carácter de su nuevo Comandante, Abaddon el Saqueador, para restaurar el orgullo de la Legión y volver a concentrarse en su objetivo definitivo: derribar todo lo que el Emperador de la Humanidad levantó.

Partidas de guerra de la Legión NegraEditar

Caos legion negra hombrera.jpg

Hombrera con el símbolo de la Legión Negra

La Legión Negra es la mayor de todas las Legiones Traidoras que habitan el Ojo del Terror, superando ampliamente en número incluso a sus rivales más cercanos. Siempre que un guerrero esté dispuesto a inclinarse ante Abaddon el Saqueador y pronunciar el juramento de obediencia, puede unirse a la Legión Negra. Durante los siglos de sangrienta guerra y amargos actos de venganza que siguieron a la Herejía de Horus, Marines Espaciales de docenas de otras Legiones y Capítulos se han unido al Saqueador, y ahora la Legión Negra presume de incluir caudillos y partidas de guerra de casi todas las variantes de adoraciones al Caos, doctrinas depravadas y fes ruinosas.

Normalmente, estas partidas trabajan en solitario, asaltando planetas y saqueando el Imperio en el nombre de su amo, pero persiguiendo en general sus propios objetivos. Sin embargo, cuando Abaddon llama, las bandas se reúnen. Sus juramentos al Señor de la Guerra les obligan a dejar a un lado sus odios y disputas para luchar unidas junto a la Legión. Aun así, no se puede negar que la Legión Negra sigue siendo una alianza de Traidores, cuyos señores están constantemente maquinando contra sus rivales, compitiendo por la prominencia y la gloria, y socavando los logros de sus contrincantes, incluso cuando no están batallando abiertamente entre ellos. Solo su miedo colectivo al Saqueador les obliga a soportar la cooperación; el miedo y el escalofriante recuerdo del destino de aquellos que le han hecho enfurecer.

Perros de AbaddonEditar

Entre las filas de la Legión Negra hay miles de devotos de Khorne. Estos Marines Espaciales del Caos siempre están en el frente de los asaltos, cargando entre aullidos a la lucha. Los Perros de Abaddon se regocijan en el combate cuerpo a cuerpo, donde pueden derramar la mayor cantidad de sangre para su dios, usando Hachas Sierra afiladas como cuchillas, retorcidas Garras Relámpago o incluso sus propios colmillos.

Aunque los Perros no son una partida de guerra unificada dentro de la Legión Negra, son dirigidos por Urkanthos, comandante de la Flota Negra. Urkanthos reclama la obediencia de todos los seguidores de Khorne dentro de la Legión, y los dirige según la voluntad de Abaddon.

Legión Negra Perros de Abaddon Khorne.jpg

Esquema de los Perros de Abaddon.

Hijos del TormentoEditar

Cientos de seguidores de Slaanesh han jurado lealtad a Abaddon y se han unido a la Legión Negra. Bajo la guía de caudillos como Devram Korda, el Tirano de Sarora, y Zagthean el Roto, forman incontables partidas de guerra dentro de la Legión, conocidas colectivamente como los Hijos del Tormento.

Estos Traidores se han aliado con el Saqueador a fin de poder revolcarse en la angustia que extiende y alimentarse de la borboteante sangre de sus víctimas. Aunque abrazan los excesos de Slaanesh, los Hijos del Tormento son despreciados por los Hijos del Emperador, que los ven como traidores hacia Fulgrim y marionetas de Abaddon.

Legión Negra Hijos del Tormento Slaanesh.jpg

Esquema de los Hijos del Tormento.

Hijos del CíclopeEditar

Los Hijos del Cíclope son quizá la más pequeña de las partidas de guerra dedicadas a un solo Dios del Caos. Consistentes en seguidores de Tzeentch, Hechiceros y sus Marines Rúbrica, los Hijos del Cíclpe poseen una desproporcionada cantidad de poder dentro de la Legión Negra. Esto se debe al favor que Abaddon dispensa a sus caudillos, psíquicos como Zaraphiston e Ygethmor el Embaucador. Dotados videntes y adivinos, conforman el núcleo de los consejeros de confianza de Abaddon, observando el futuro por él y guiando sus Cruzadas Negras.


Portadores de la DecadenciaEditar

El Dios de la Plaga tiene muchos seguidores en la Legión Negra, y su pútrido toque se hace evidente en esos guerreros. Bajo la dominancia de Skyrak Nacido de la Masacre, los nurglitas han convertido a muchos a su causa.

En combate, los Portadores de la Decadencia son los portadores de plaga y los heraldos del contagio de Abaddon, a menudo apareciendo ante otras partidas de guerra para sembrar la infección y la enfermedad. Esta podría ser también la razón por la que muchas otras partidas procuran no tener tratos con los Portadores, repugnados por las bendiciones del Dios de la Plaga que portan, y por el penetrante hedor que les sigue.



Los AtormentadosEditar

Los Atormentados funden sus almas con Demonios, invitando a entidades de la Disformidad al interior de su cuerpo y bebiendo profundamente de su corrupto poder. Desde sus orígenes en Maeleum, la hueste de los Marines Espaciales del Caos Poseídos de la Legión Negra ha crecido lentamente en número, fuerza e influencia.

Cada Hermano de Batalla de los Atormentados posee un reflejo oscuro en la Disformidad, la conciencia gemela del Demonio que comparte su mente. Estos Demonios tienen sus propios planes y los pondrán en práctica cuando surja la oportunidad, haciendo a los Atormentados impredecibles pero horriblemente crueles en combate.


Juramentos RotosEditar

Aquellos que traicionan a Abaddon el Saqueador rara vez viven lo suficiente para lamentar su error, o si lo hacen es en abyecta agonía. Los Juramentos Rotos no son auténticos traidores del Señor de la Guerra, y por ello pasan inadvertidos para él, sino que son aquellos que han fallado en combate o han resultado incapacitados por graves heridas.

Sin las bendiciones de los Dioses Oscuros para restaurar sus extremidades o cerrar sus heridas mediante la mutación, los Juramentos Rotos fabrican sus propios reemplazos: cuchillas cosidas a muñones, apéndices xenos acoplados a las articulaciones y armaduras parcheadas con los materiales que el Ojo del Terror se digna a proporcionar.

Los Traidores Tres Veces MalditosEditar

En las largas y oscuras décadas tras la muerte de su Primarca, los Hijos de Horus se fragmentaron. Cuando Abaddon se autoproclamó amo de la Legión en las ruinas de Maeleum, hubo algunos que dieron la espalda al Saqueador. Estos Legionarios o bien siguieron siendo fieles al recuerdo de Horus o rechazaron tener amo alguno, antes de desvanecerse en las profundidades del Ojo del Terror. La mayoría desaparecerían para siempre de la historia, pero algunos retornaron para retar a la Legión Negra, o con el tiempo unirse a sus filas. Son conocidos en la Legión Negra como los Traidores Tres Veces Malditos:

CreenciasEditar

[En construcción, disculpen las molestias.]

Semilla genéticaEditar

La semilla genética de la XVI Legión siempre fue de una pureza fiable, asociada a un carácter inmisericorde e independiente y a una agresividad abrasiva en combate. Muchos de los antiguos Lobos Lunares mostraban un gran parecido físico con su Primarca Horus, ganándose el apodo de "hijos de Horus" y ascendiendo generalmente más rápido que otros Hermanos de Batalla.

Tras su caída al Caos, los Hijos de Horus entregaron sus cuerpos a los Demonios, provocándose numerosas mutaciones. Tales deformaciones son vistas en la actual Legión Negra como una marca de favor de los Dioses del Caos y son mostradas con orgullo, pero Abaddon ha encargado a Fabius Bilis que tome los pasos necesarios para asegurar la supervivencia continuada de la Legión frente a los efectos potencialmente desastrosos de esta relación simbiótica. Utilizando la semilla genética robada por los Guerreros de Hierro en Hydra Cordatus, Fabius ha garantizado al Saqueador y a su Legión que pronto serán superiores incluso a los antiguos Astartes.

AparienciaEditar

[En construcción, disculpen las molestias.]

Elementos conocidosEditar

MiembrosEditar

NavesEditar

Partidas de guerraEditar

Leer másEditar

Lista de Ejércitos de Marines Espaciales.

Lista de Legiones Traidoras y Capítulos Renegados.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum Inglés.

  • Index Astartes IV.
  • Realms of Chaos: Slaves to Darkness.
  • Codex: Marines Espaciales (4ª Edición).
  • Imperial Armour VII.
  • Suplemento: Legión Negra (6ª Edición).
  • La Garra de Horus, de Aaron Dembski-Bowden.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar