Fandom

Wikihammer 40k

La Senda Carmesí

7.597páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Khorne medio sin fondo.png

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!

Abaddon 3.jpg

Abaddon pretende tener éxito allí donde su predecesor Horus fracaso, abriendo en canal el Palacio Imperial y arrancado del Trono Dorado el putrefacto cuerpo del Emperador. El Saqueador esta convencido de ser, mas allá de toda sobra de duda, el campeón elegido de los Dioses del Caos, y ha pasado muchos años recurriendo a las viejas alianzas, haciendo tratos con Demonios e invocando ancestrales pactos con las Legiones Traidoras. Hilo a hilo, ha tejido un telaraña de alianzas que ha conseguido unir bajo su estandarte a los diseminados y maniacos planetas del Ojo del Terror.

Abaddon confía en que llegara el momento en que pueda aplastar por completo el Sistema Cadia y manar hacia el Segmentum Solar con una flota de naves de un tamaño sin precedentes. Sin embargo, llevar su invasión a través de las estrellas hasta la mismísima Terra ya es otra cosa, pues tal acción alzaría en su contra a tal cantidad de Capítulos del Adeptus Astartes que la cruzada entraría en punto muerto. Por muy tentadora que pueda resultar la posibilidad de una brutal guerra de desgaste, Abaddon no quiere permitir que eso ocurra.

En vez de eso, Abaddon esta lanzando toda si potencia militar contra la Puerta de Cadia. El plan consiste en que sus guerreros causen tal nivel de muerte y destrucción que sus aliados demonios lleguen a ser capaces de abrir una brecha en cualquier punto del espacio real, y puedan mantenerla abierta por tiempo indefinido gracias al nivel de masacre que ruge a su alrededor. La demolición de los extraños monolitos negros que puntean la superficie de Cadia es una prioridad, pues todos los videntes y profecías que Abaddon ha consultado sugieren que esos pilares son fundamentales para mantener abierta la Puerta de Cadia. Una vez que las legiones demoniacas empiecen a surgir del Ojo, los perímetros de protección de Cadia quedaran rotos para siempre, y los interminables ejércitos del Caos se verán libres de entrar en el espacio real como la sangre brotando de una profunda herida abierta. Dicho de forma directa: Abaddon esta intentando abrir de par en par las puertas del infierno.

Aquellas Legiones Traidoras y Capítulos Renegados que han jurado Lealtad al Señor de la Guerra forman la vanguardia de la invasión, una ancha punta de lanza preparada para insertarse en lo mas profundo del corazón del sistema Cadia. A Abaddon le preocupa poco el índice de bajas que sufran ambos bandos, lo único que quiere es que se derramen la suficiente sangre como para saturar los campos de batalla de Cadia y así poder convocar a su causa a los ejércitos demoniacos. Esta es una estrategia que Abaddon quiere repetir en un mundo tras otro, con cada invasión planetaria acercando mas y mas a los Marines Espaciales del Caos a Terra, seguidos de cerca por las huestes demoniacas.

A medida que la Senda Carmesí avanza hacia el corazón del Imperio, su devastación acumulada acabara por permitir que incluso los mas poderosos seres, como los Primarcas Demonios, entren en el espacio real y se mantengan allí alimentados por el nivel de carnicería que genera la vanguardia de Abaddon. Una vez Cadia quede reducido a ruinas, el propio Ojo del Terror empezara a sentir el irresistible empuje del Caos, desparramándose por la ruta de la 13ª Cruzada Negra hasta alcanzar el sagrado trono del mismísimo Emperador. Mientras tanto, docenas de Capítulos Renegados que acecha el Torbellino se lanzaran contra el Segmentum Solar, forzando a los Marines Espaciales leales a estirar su líneas al máximo para luchar en docenas de frentes simultáneos.

El plan de Abaddon es de una escala y ambición tan inimaginables que claramente solo podía venir de un líder tan visionario como el. Si el Saqueador tiene éxito, el Ojo del Terror se expandirá hasta Terra por la Senda Carmesí, clavando por siempre un ancla de irrealidad en el Segmentum Solar y propiciando la completa destrucción del Imperio. Los Altos Señores de Terra viven con miedo constante de que la visión de Abaddon fructifique y están enviando rápidamente a la Puerta de Cadia todas las fuerzas militares que son capaces de reunir. mientras este drama se desarrolla y alcanza su desesperada conclusión, una única cosa es cierta: solo hay guerra.

FuentesEditar

  • Codex: Marines Espaciales del Caos (6ª Edición)

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar