FANDOM


Tecnosacerdote Wikihammer 4 El Adepto Sabiondus, mascota del Adeptus Mechanicus, protege este saber; pues es parte del Omnissiah. Pulsa sobre él para aprender más sobre los adoradores del Dios Máquina.

El Omnissiah sabe todo, comprende todo. Tus visitas honran al Dios Máquina.

Kraken Vacio Extension Koronus Wikihammer
"Era el doble de grande que el asteroide más grande que hubiera visto jamás, todo él hecho de roca y colmillos y tentáculos, una pesadilla que nos miraba directamente a la cara. El capitán al principio dijo que sólo era una luna, pero yo ya sabía lo que era. Se lo dije, lo hice, le advertí que aquello no era una luna..."
Jefe de Cubierta Cybin Lyttle, Nave Cartista Peregrino Solitario


Los Krakens del Vacío son titánicas y terroríficas criaturas de roca y cristal que habitan en el vacío que se dice que habitan en las zonas más profundas de la Extensión de Koronus. Se dice también que recibieron su nombre a partir de las bestias mitológicas de la Sagrada Terra, aunque el origen real de dicho nombre se desconoce.

FisiologíaEditar

La mayoría de los datos referentes a la fisiología y naturaleza de los Krakens del Vacío son desconocidos. Esto es sin duda resultado directo de su rareza y dificultad para cazarlos y detectarlos ya que incluso las Flotas Exploradoras, los Capitanes Cartistas y los Comerciantes Independientes, que por obra de sus respectivas profesiones deberían ser los principales testigos de las apariciones de dichas criaturas, apenas pueden referir un puñado de encuentros confirmados. También podría deberse a que existe más de una especie de estos colosos del vacío, y a que las diferentes criaturas hayan sido confundidas como un único tipo de criatura.

Sea cual sea la realidad acerca de los orígenes de los Krakens del Vacío, existe un conjunto de datos en los que aquellos que se han enfrentado a estas criaturas sí están de acuerdo. Por lo pronto, está confirmado que se trata de criaturas basadas en el silicio, que no precisan ni sangre, ni huesos o fluido alguno para sobrevivir. En su lugar, los estudiosos de este tipo de criaturas consideran que los Krakens del Vacío obtienen su alimento de los mismos detritos espaciales a los que en muchas ocasiones se asemejan.

DimensionesEditar

Los Krakens del Vacío son monstruos de proporciones verdaderamente titánicas, algunos de los cuales llegan a crecer hasta alcanzar el tamaño de Naves de Escolta. El cuerpo principal de los ejemplares más grandes observados hasta el momento alcanzaba unos 1'8 kilómetros de longitud y 500 metros de envergadura, con tentáculos que llegan a extenderse hasta cubrir distancias de hasta un kilómetro desde el "hocico" de la criatura.

Se cree que la masa total de estos monstruos llega a alcanzar unas 7.000 toneladas, al ser esta la masa calculada para los más grandes observados, aunque no existen datos que indiquen que no puedan existir Krakens del Vacío de mayor tamaño.

En los casos en los que estos leviatanes han perseguido a aquellas naves que, por desgracia o por simple casualidad, estaban cerca en el momento en el que la criatura tenía hambre, se llegó a detectar que son capaces, de alcanzar, al menos, aceleraciones de hasta 1'3 gravedades, por lo que una nave con sus motores en buen estado o que se encuentre lo bastante lejos en el momento de la detección tiene bastantes probabilidades de escapar.

Todos los parámetros antes indicados se basan en las observaciones realizadas sobre los pocos ejemplares en libertad que ha sido posible observar, y a cuyos ataques ha sido posible sobrevivir. Nada indica, pues, que no existan monstruos de esta especie con un tamaño mayor, una tonelaje y resistencia superiores o que sean capaces de desplazarse a mayor velocidad.

ReproducciónEditar

Los Krakens del Vacío parecen ser criaturas solitarias y asexuadas que se reproducen por escisión, de una forma similar a la de las amebas y los demás organismos unicelulares. Un Kraken del Vacío arranca un pedazo de sí mismo y lo lanza en dirección a un planeta, preferiblemente uno sin aire y desprovisto de vida, en donde la cría perfora la superficie del planeta, alimentándose de la roca a lo largo de décadas, e incluso siglos, antes de emerger como un alevín de Kraken del Vacío que se lanza hacia el espacio para cazar, otro motivo por el que esta especie suele elegir pequeños asteroides o rocas con poca gravedad para criar a sus jóvenes.

Existe mucha especulación acerca de si los Krakens del Vacío realmente se aparean, y si es necesaria alguna clase de proceso de fertilización para dar origen a estas criaturas, pero hasta ahora no existen pruebas o una forma concluyente de distinguir un Kraken del género masculino de otro del género femenino, si es que de verdad existe algo así.

AlimentaciónEditar

Los Krakens del Vacío se alimentan de los minerales que encuentran en la roca, lo que explica su gran interés en las naves estelares. Los cascos de muchas naves espaciales presentan al Kraken una recopilación concentrada de metales, minerales y silicatos de los que alimentarse, un tentador y sabroso bocado para estas criaturas.

Las naves pequeñas son las que más tienen que temer de los Krakens del Vacío, ya que el tamaño y fiereza de estas bestias, en especial cuando realizan emboscadas en campos de asteroides o cerca de pequeños planetas, pueden dejar fuera de combate una nave y dejarla incapacitada para contraatacar o defenderse.

Incluso las naves de gran tamaño son vulnerables a estas criaturas, ya que en ocasiones los Krakens del Vacío atacan objetivos mucho más grandes que ellos mismos, agarrándose a ellos como una lapa. Solo el armamento de escala naval es capaz de representar una defensa medianamente eficaz contra un Kraken del Vacío, y solo si la nave detecta a la criatura con la suficiente antelación y consigue alejarla mediante andanadas con sus cañones laterales o mediante ataques con sus lanzas. De hecho, debido a su colosal tamaño, prácticamente son inmunes a todo tipo de armas, excepto a las armas navales más potentes.

Una vez que un Kraken se agarra a una nave, solo se soltará cuando la nave haya sido consumida o, si es que la nave es mucho más grande que el Kraken del Vacío, una vez que ha conseguido arrancar un pedazo lo bastante grande de su casco.

El proceso de alimentación y digestión de estas criaturas es tan lento como ellas mismas, por lo que es posible que una tripulación lo bastante valerosa pueda aventurarse a subirse al pellejo de la bestia mientras se está alimentando y colocar minas sobre ella, o intentar cortar sus tentáculos. Estas misiones están plagadas de peligros, ya que en ocasiones el Kraken del Vacío reacciona con inusitada violencia y rapidez contra aquellos "parásitos" que invaden su piel lanzando pequeños tentáculos recubiertos de colmillos para rastrillar adelante y atrás, limpiando su piel.

Ha habido casos en los que un Kraken se ha negado a alimentarse de una nave o, si ha comido bastante material de su casco, puede dejar tranquilo y abandonado el pecio. En estos casos se sabe de Kraken del Vacío que han arrastrado naves sin vida de un sistema a otro, reuniendo los pecios en torno a mundos remotos o en el espacio profundo, posiblemente para comérselos más tarde.

Supervivencia y venganza: la historia del Visión Dorada Editar

No es raro que una nave estelar antaño orgullosa llegue hasta Puerto Wander y precise de la asistencia de naves subestelares para poder llegar hasta una de las áreas de atraque por lo que, salvo los ocasionales peregrinos que no han salido nunca de sus sistemas estelares y se maravillan (o aterran) por cualquier cosa que tenga que ver con el espacio, nadie suele prestar atención a dichos sucesos. Sin embargo, hubo una llegada que hizo que hasta los Comerciantes Independientes más veteranos se abalanzaran sobre los enormes ventanales de cristacero que daban al exterior, presenciando una visión que hizo que más de uno tuviera que tragar saliva al haberse quedado con la boca seca por el terror. Esta llegada fue la del Visión Dorada.

Cuando por fin llegó a la zona de atraque, los espectadores asistieron atónitos a un horrendo espectáculo: enormes cicatrices rasgaban los paneles del casco, penetrando dichos rasgones hasta las mismas entrañas de la nave. La mayoría de la elaborada heráldica e iconografía que antes la decoraban había sido completamente arrancada de cuajo sin que se mostraran los esclarecedores signos de las explosiones causadas por los impactos y explosiones del armamento naval. Todas las macrobaterías de babor habían quedado reducidas a jirones metálicos retorcidos, con sólo unos cuantos roblones arrancados y retorcidos indicando donde se había encontrado previamente el conjunto de armas.

Costó muchos años que tanto la nave como su capitana se recobraran, pero finalmente Jyntine Kerrell guió a su nave fuera del puerto y la dirigió hacia la Fauce. Algunos dicen que sólo la promesa de obtener venganza la mantuvo con vida.

A lo largo de los muchos años transcurridos desde su partida, el Visión Dorada ha sido visto en la Extensión muchas veces, mostrando nuevos pero ahora familiares daños, mientras Kerrel sigue buscando la oportunidad de enfrentarse por última vez con la bestia que casi acabó con su nave, y devolverle el favor.

Hipótesis y teoríasEditar

Algunos estudiosos del Magos Biologis del Adeptus Mechanicus, conocedores de la amenaza de los Tiránidos, han postulado la teoría de que estas criaturas podrían ser organismos escindidos de alguna Flota Enjambre, posiblemente la Flota Enjambre Behemoth, ya que los primeros avistamientos conocidos de estas criaturas se produjeron durante la Salvación de Stonekraal, ocurrida durante la Primera Guerra Tiránida, en donde el Crucero de Asalto Mano de Gloria, perteneciente al Capítulo de Marines Espaciales de los Exorcistas, acabó con dos Krakens del Vacío que se encontraban escondidos en el exterior del sistema Stonekraal. Asimismo, es digno de destacar que algunas de las naves de las Flotas Enjambre comparten algunas características con los Krakens del Vacío, e incluso existe un tipo de bionave que recibe este mismo nombre. Ha llegado a sospecharse que pueda tratarse de alguna clase de organismo de vanguardia enviado para analizar los recursos materiales, en especial minerales, que pueda tener un sistema estelar concreto antes de ser atacado por las Flotas Enjambre.

Otros, sin embargo, tienen otras teorías. Sostienen que los Krakens del Vacío son una especie, evolucionada en el frío vacío del espacio, independiente de los Tiránidos. Estos mismos estudiosos apuntan al hecho de que ha habido avistamientos de estas criaturas en áreas tan alejadas de la Franja Este, zona de expansión actual de la amenaza Tiránida, como la Extensión de Koronus, que se encuentra literalmente al otro lado de la galaxia.

Una tercera escuela de pensamiento mantiene una opinión a caballo de las dos anteriores. Consideran que es posible que, al principio, los Krakens del Vacío fueran criaturas únicas que se encontraban por toda la galaxia, habiendo evolucionado libres y sin ataduras con ninguna otra especie. Sin embargo, en algún momento del pasado, los Tiránidos pudieron haber encontrado a una o varias de estas criaturas y, viendo su potencial, decidieran replicarlas para sus propios usos, quizá para como patrón para crear algún tipo de sus propias bionaves o Biotitanes (como los terrestres del tipo Nautilo, o los acuáticos del tipo Kraken), o quizá emplearon alguna clase de criatura parásita con la que apoderarse de las funciones cerebrales principales de estos leviatanes. Esto quizá explicaría el por qué las criaturas que se han observado libres en las profundidades del espacio parecen compartir similitudes con las que se encuentran bajo el control de los Tiránidos.

Por último, algunos eruditos versados en las leyendas de los mundos del Imperio consideran que algunas criaturas de las leyendas de estos mundos podrían guardar alguna clase de parentesco con los Kraken del Vacío, como en el caso de los Krakens de Fenris, con los que comparten la longevidad aparte de las costumbres alimenticias, ya que de las criaturas observadas en Fenris se dice que "roen las raíces del mundo".

Sea cual sea la verdad acerca de los orígenes de los Krakens del Vacío, parece ser tan escurridiza y difícil de hallar como los propios leviatanes.

FuentesEditar

  • Rogue Trader: The Koronus Bestiary (Juego de Rol).