Fandom

Wikihammer 40k

Kor Megron

7.594páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Khorne medio sin fondo.png

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!

Kor Megron.jpg

Kor Megron, el Asesino de Rhodax.

Los Portadores de la Palabra son conocidos por su inquebrantable dedicación a los Dioses Oscuros y a su fanática adoración a cada uno de los panteones del Caos. Durante los oscuros días de la Herejía de Horus, los Portadores de la Palabra rechazaron adorar al Emperador de la Humanidad, y empezaron a adorar y alabar a una fuente más meritoria.

Los pactos demoníacos y los acuerdos infernales que realizaron cuando se embarcaron en su mayor traición no se relatan aquí, pero el resultado es claro. Cuando el Señor de la Guerra enseñó su mano y declaró que la Galaxia debería arder en llamas, los Portadores de la Palabra fueron los primeros que se le unieron, atacando el Imperio con un fervor y un rencor tan aplastante como inesperado. Los guerreros de élite que una vez habían alabado al Emperador como la luz de la Galaxia y el salvador de la Humanidad, de su boca ahora salían blasfemias y sacrilegios por todo lo largo y ancho del Imperio.

Entre toda esta multitud maldita que traicionó a la Humanidad estaba Kor Megron, un guerrero poderoso que había conseguido muchas victorias en nombre del Imperio. Cientos de alienígenas habían encontrado la muerte en sus manos y las civilizaciones perdidas habían vuelto a crecer a su voluntad. Durante milenios después de la derrota de Horus, Kor Megron intentó deshacer todo lo que se había creado como Astartes Leal, y lideró a sus camaradas de los Portadores de la Palabra en una cruzada sangrienta por toda la Galaxia.

Fue en el Mundo Catedral de Rhodax donde Kor Megron perpetró su mayor trabajo. Durante tres meses, sus guerreros combatieron en las calles repletas de cadáveres de Rhodax contra guerreros del Imperio, que se habían reunido a toda prisa. Cuando su bólter se quedó sin munición, no dudó en combatir con su antigua Espada de Energía. Cuando las células de energía que alimentaban al arma se acabaron, y la espada se rompió en la espalda de un Ogrete, luchó con sus puños.

Junto a su unidad, asaltó las escaleras de la Basílica de Petch, un Santo imperial muy querido al que ahora piden la salvación. Dos mil guerreros del 14º Regimiento de Cadia irrumpieron en las escaleras de mármol, pero los Portadores de la Palabra les hicieron retroceder. La munición era escasa y muchos Marines Espaciales del Caos fueron heridos, aunque seguían luchando. Cada una de las heridas que recibían era una bendición del Caos, una promesa de lealtad a los Dioses Oscuros.

Kor Megron Portadores de la Palabra.jpg

Kor Megron y sus tropas atacando a la Guardia Imperial.

Mientras sus hombres seguían luchando, Kor Megron derribó la enorme estatua de 12 metros del Santo Petch, y apiló los cuerpos de los cadianos muertos a su alrededor formando una blasfema montaña de cadáveres sobre el suelo de la consagrada Basílica. Pero la Guardia Imperial atacó una vez más, apoyada por los agentes de la Inquisición. Sin embargo, Kor Megron se colocó sobre su macabra ofrenda al Caos y ofreció su devoción a los Dioses Oscuros. Con ello, los Dioses de la Disformidad obsequiaron su lealtad. Su cuerpo se desgarró con la energía del Caos, se extendió y retorció con la energía disforme. Su piel se oscureció y unos enormes cuernos salieron de su cabeza. El Marine Espacial del Caos orgulloso y fuerte se convirtió en un enorme y todopoderoso Príncipe Demonio del Caos.

Los guerreros que rodeaban a Kor Megron se exaltaron con su transformación y combatieron con un vigor renovado, y más incluso cuando su líder empuñó la espada de mármol del Santo Petch con sus garras. La energía del cambio fluyó en la espada, retorciendo y corrompiendo la reliquia y convirtiéndola en un arma de destrucción letal. Así, Kor Megron cruzó la Basílica y consiguió una vez más la victoria en nombre de sus oscuros amos.

Rhodax es ahora un Mundo Muerto, una ruina proscrita por la Inquisición. No hay ningún tipo de vida, un testigo silencioso de la furia y el desdén de Kor Megron y del odio eterno de los Portadores de la Palabra.

A finales del M41, dirigió su partida de guerra, conocida como Los Desertores, junto a muchos otros aliados del Caos en el Asalto a Eydolim. Casi obtuvo la victoria, pero fue expulsado a la Disformidad tras ser apuñalado en el pecho por la Espada de Energía del Capitán Cato Sicarius de los Ultramarines.

FuentesEditar

Extraído y traducido parcialmente de Lexicanum Inglés.

  • Warhammer 40,000: Reglamento (6ª Edición).

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar