Fandom

Wikihammer 40k

Khârn

7.594páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Khorne medio sin fondo.png

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!

Khârn Devoradores de Mundos Campeón de Khorne.jpg

Khârn el Traidor de los Devoradores de Mundos, Campeón de Khorne.

"!MATA! !MUTILA! ¡QUEMA! !MATA! !MUTILA! ¡QUEMA!"
Grito de guerra de Khârn el Traidor

Khârn el Traidor es un miembro de la Legión Traidora de los Devoradores de Mundos, y el mayor Campeón de Khorne después de su propio Primarca Demonio, Angron. Blande un Hacha Sierra conocida como Destripadora (la cual, junto con su gemela Desmembradora, fue empleada por Angron durante la Herejía de Horus), cuyos filos fueron hechos a partir de los irrompibles dientes de un Dragón de Mica. Es el avatar de Khorne, personificando la rabia indiscriminada y la sed de sangre de ese Dios Oscuro. Como sus compañeros de la XII Legión, fue objeto de los cruentos procesos de psicocirugía introducidos por Angron a su llegada, y por tanto perdió todo sentido del miedo o del peligro y su excitación en y por el combate fue amplificada. Su amor por la matanza era tan grande que llegó a instalar un cuentamuertes en su casco para registrar el número de víctimas que causa.

Desde el final de la Herejía de Horus, Khârn ha sido un imparable y sangriento avatar de Khorne. Tras la Batalla de Skalathrax, en la que destruyó la unidad de su propia Legión, Khârn ha estado cazando por el Ojo del Terror al frente de una partida de guerra de Devoradores de Mundos, masacrando a cualquiera lo bastante digno de ser decapitado en nombre de Khorne. Diez mil años después, dunte la 13ª Cruzada Negra del 999.M41, su ira se desató de nuevo sobre el Imperio de la Humanidad cuando se unió a unas cuantas de las más enloquecidas bandas de Bersérkeres de Khorne para enfrentarse a las legiones de guerreros del Emperador reunidas en Cadia.

HistoriaEditar

Gran CruzadaEditar

Khârn el Sangriento Capitán Palafrenero Devoradores de Mundos Gran Cruzada.jpg

Khârn, Capitán de la 8ª Compañía de Asalto de los Devoradores de Mundos, durante la Gran Cruzada.

Khârn había sido reclutado en la XII Legión de Marines Espaciales cuando esta todavía era conocida como los Perros de la Guerra. Cuando fue seleccionado como Neófito, fue entrenado en Bodt, en la Sagrada Terra, bajo la supervisión del Centurión Gruner junto a los demás Neófitos. Veterano de las Guerras de Unificación y procedente de Jermani, el canoso Señor de los Neófitos era un formidable guerrero de la XII Legión. El torso de Gruner rebosaba de fuerza sobrehumana y mostraba un elaborado tatuaje de un depredador canino mordiendo a su presa. Aunque las cicatrices de la cirugía de conversión a Astartes aún estaban frescas en los Neófitos, fueron considerados preparados para empezar su entrenamiento como Legionarios. Gruner introdujo a Khârn en "La Competición", una antigua y bien establecida tradición de la XII Legión: se esperaba que todos los Perros de la Guerra participasen en La Competición, consistente en cosechar cráneos y alcanzar el millar antes que los demás. Cuando uno de los compañeros de Khârn preguntó sobre el premio, Gruner simplemente se encogió de hombros, pues él no lo sabía. Nadie se había acercado nunca a esa cifra. Cuando Khârn inquirió vacilantemente que de dónde se suponía que debían obtener los cráneos, el gigante tatuado estalló en carcajadas, atrayendo la atención de los demás Hermanos de Batalla y Neófitos que estaban lo bastante cerca como para presenciar la primera humillación de Khârn. Sería una lección que le acompañaría durante el resto de sus días.

Este suceso no evitó que Khârn sobreviviese a las pruebas para convertirse en un Astartes completo, y rápidamente subió de rango. Sus impresionantes talentos para el combate cuerpo a cuerpo y el asalto a cortas distancias le hicieron destacar en una Legión formada por los asesinos más salvajes, eficientes y despiadados del naciente Imperio de la Humanidad, y para cuando la Gran Cruzada redescubrió al Primarca Angron, Khârn era ya el Capitán de la 8ª Compañía de Asalto de la Legión. En esa época era descrito como un guerrero profundamente bronceado de cara alargada y noble.

La reunión de los Perros de la Guerra con su Primarca estuvo lejos de ser algo alegre, no obstante. Angron, enfurecido por su "rescate" forzado a manos del Emperador, que sentía como la más despreciable de las traiciones hacia sus compañeros gladiadores, se había encerrado en sus aposentos tras ser traído a bordo de la nave insignia de la XII Legión, la Resolución Adamantina, y en su rabia masacró, desgarró y desmembró a cualquiera que se atrevió a presentarse ante él. Khârn, convertido a causa de esto en el oficial de mayor rango de la Legión, fue también a intentar convencer a Angron de que tomase su lugar predestinado al frente de los Perros de la Guerra, y recibió una brutal paliza al negarse a pelear contra él, sin perder por ello su actitud desafiante ni pedir piedad. Con esta muestra de coraje logró atraer la atención de Angron, que detuvo su mano dándose cuenta de que los Marines Espaciales de la XII Legión no eran la chusma de guerreros indignos que creía que eran.

La ya de por sí impresionante reputación de Khârn se volvió legendaria cuando Angron le ascendió al puesto de Palafrenero personal, que combinaba los papeles de escudero, consejero y confidente personal. Sin embargo, hubo muchos tanto dentro de los rebautizados Devoradores de Mundos como fuera de ellos que, aunque respetaban la elección de Angron, dudaron de su sabiduría: el papel principal de un Palafrenero era servir como contrapunto a la personalidad de su Primarca y contrastar sus decisiones. A pesar de todas sus cualidades como guerrero, Khârn no era ni paciente ni particularmente sutil, ni tampoco un gran orador y, en lugar de guiar y templar las palabras y decisiones de su Primarca con sabiduría, a menudo seguía sus pasos en lo más duro del combate, matando a cualquiera que hubiese escapado de las Hachas Sierra gemelas de Angron. Cualquier palabra moderadora que pudiera haber pronunciado era rápidamente olvidada en la emoción de la batalla.

La primera descripción de Khârn como seguidor del Caos procede de la masacre de Leales en Istvaan III. En ella se presenta al infame Devorador de Mundos como un hombre agobiado por una "oscura locura" durante la batalla contra el Capitán Leal Garviel Loken de los Hijos de Horus. El proceso de su corrupción no ha sido detallado, salvo por la frase "Soy el camino óctuplo" que dirige a Loken, que se refiere a la filosofía de Khorne dedicada a liberar al individuo de todo apego y engaño hasta hacerle entender la verdad de todas las cosas (el ocho es el número sagrado de Khorne). Esta es la única explicación dada por Khârn sobre su repentina transformación.

Herejía de HorusEditar

Khârn el Sangriento Palafrenero Devoradores de Mundos Destripadora vs Guardia del Cuervo.jpg

Khârn el Sangriento luchando contra la Guardia del Cuervo durante la Herejía, tras recuperar la famosa Destripadora de Angron.

Antes de la Herejía de Horus, Khârn había ascendido hasta la posición de Capitán de la 8ª Compañía de Asalto de la XII Legión, y se había convertido en el Palafrenero personal de Angron, supuestamente para ser la "cabeza fría" que templase las sangrientas explosiones de rabia de su Primarca. Sin embargo, Khârn ya era conocido desde hacía tiempo como un guerrero brillante pero inestable. Durante la masacre de los restantes Astartes Leales de las Legiones Traidoras en Istvaan III, se creyó que Khârn había muerto en combate contra el Capitán Garviel Loken de los Hijos de Horus Leales, al resultar arrojado contra las cuchillas de demolición de un vehículo cercano y empalarse con ellas por el pecho. Se pensó que el golpe había sido letal, pero después se demostró lo contrario.

Seis meses después de que el Emperador aprobase la Quema de Prospero, el Capitán Menes Kalliston de los Mil Hijos dirigió a una Escuadra de sus Hermanos de Batalla a la destrozada superficie de su mundo natal para rastrear en busca de cualquier señal de supervivientes o de su Primarca Magnus el Rojo. En lugar de eso, fueron sorprendidos por una fuerza mucho mayor de Devoradores de Mundos que también estaba en Prospero por sus propias razones malignas. En la consiguiente lucha, la mayoría de los Mil Hijos murieron, y un inconsciente Kalliston fue capturado por Khârn.

Khârn interrogó a Kalliston en cuanto este despertó sobre las razones por las que habían regresado a Prospero. El Capitán de los Devoradores de Mundos le reveló que ellos habían venido por orden de Horus para recoger un colgante de hierro con forma de una cabeza de lobo aullando a una luna creciente, pues había formado parte de la servoarmadura del Señor de la Guerra y podía ser usado para contactar con él mediante un ritual hechicero. Sin embargo, Kalliston se dio cuenta rápidamente de que había otra razón por la que Khârn había acudido a su destrozado mundo. Utilizando sus habilidades innatas y sus poderes psíquicos, logró manipularle para averiguar que buscaba ciertos artefactos arcanos que le permitieran liberarse del ansia de matar que le carcomía la mente y retirar los neuroimplantes propios de su Legión. En un intento por ganárselo y rescatar al noble hombre que había sido, Kalliston le dijo a Khârn que, aunque los artefactos se habían perdido irremediablemente, él podía usar sus poderes para replicar sus funciones y curarle de su aflicción. Sin embargo, Khârn estalló de furia después de escucharle, pues tal acto de compasión hería su orgullo de guerrero. Viéndose en peligro de muerte, Kalliston se liberó y atacó psíquicamente la mente del berserker, pero no logró más que acabar con la escasa cordura que aún le quedaba. En sus últimos momentos de vida, mientras era destrozado a golpes por Khârn, previó que a partir de entonces sería una fuerza incontenible que se volvería contra cualquiera que intentase canalizarla para su propio beneficio. Nadie le podría dominar, puesto que él mismo había perdido todo dominio sobre su ser y se había convertido en la verdadera encarnación mortal de la interminable sed de muerte del Dios de la Sangre.

En algún momento de la Cruzada de Sombra, en la que la XII Legión invadió Ultramar junto a los Portadores de la Palabra, los Devoradores de Mundos se enfrentaron a los Ultramarines en el Mundo en Guerra de Armatura. Durante el brutal asalto, los Ultramarines lograron atraer a los enfurecidos Devoradores de Mundos a una trampa mientras asaltaban el barrio principal de la destrozada capital planetaria, derribando los edificios y enterrando a muchos de los Devoradores de Mundos y a su Primarca Angron bajo toneladas de escombros. Las Hachas Sierra gemelas del Primarca, Desmembradora y Destripadora, quedaron arruinadas, ya que habían perdido sus dientes durante la lucha. Tras lograr trepar fuera del derrumbe, Angron arrojó a un lado a Destripadora, pues ya no volvería a funcionar. Tras la batalla, Khârn encontró el arma y la recogió. Sabía que se arriesgaba a la ira de su Primarca, pues este sostenía que traía mala suerte heredar armas, una creencia procedente de los gladiadores de Nuceria, pero de todas formas la hizo reparar y la ha usado desde entonces.

Cuando la Herejía de Horus culminó en el Asedio al Palacio Imperial, Khârn estuvo en la primera línea de todos los asaltos de los Devoradores de Mundos. En el momento de la muerte de Horus, Khârn ya yacía muerto sobre un montículo de cadáveres Astartes frente a los muros del Palacio Interior. Sus camaradas de Legión transportaron su cuerpo de vuelta a sus naves de desembarco mientras se retiraban, y una vez a bordo descubrieron que por algún oscuro milagro del Dios de la Sangre su paladín aún vivía. Si fue Khorne el que insufló la vida de nuevo en el cuerpo del Berserker o si fue el interminable clamor de la batalla lo que revivió a su espíritu sediento de sangre sigue siendo un misterio, pero desde entonces Khârn ha sobrevivido a las batallas más sangrientas de los últimos diez milenios y nunca ha vuelto a estar tan cerca de morir. Khârn juró que los hijos de Angron no volverían a conocer la derrota, pues él no lo permitiría. Sus enemigos caerían, o ellos se ofrecerían a Khorne en su lugar.

Tras la HerejíaEditar

Azrael vs kharn.jpg

Azrael en pleno combate contra Khârn.

La historia de la búsqueda de un nuevo hogar en el Ojo del Terror para los Devoradores de Mundos es un punto clave en la historia de Khârn. Poco después de la conclusión de la Herejía de Horus, cuando las Legiones Traidoras hubieron huido al Ojo del Terror, Khârn se ganaría la enemistad de su propia Legión por sus infames actos en el Mundo Demoníaco de Skalathrax. En la Batalla de Skalathrax, Khârn se hizo al mismo tiempo legendario y odiado entre los guerreros Bersérkeres de su Legión. Los Devoradores de Mundos y los Hijos del Emperador se enfrentaron en mitad del estremecedor frío de aquel helado Mundo Demoníaco. Tras un día entero de crueles luchas, la terroríficamente gélida noche de Skalathrax comenzó. Horrorizados por unas condiciones que afectaban incluso a sus sobrehumanos metabolismos, los Marines Espaciales del Caos de ambos bandos acordaron un alto el fuego temporal, y todos se retiraron a sus refugios, pues la noche traía consigo un frío tan terrible que podía matar hasta a un Astartes en cuestión de minutos. Khârn se enfureció enormemente ante la idea de retrasar su matanza durante siquiera una sola noche, y al ver cómo sus camaradas de Legión se arrastraban de vuelta a sus refugios como cobardes, tomó un Lanzallamas y los redujo a cenizas, matando con su Hacha Sierra Destripadora a cualquiera que intentó enfrentarse a él.

Durante el subsiguiente caos, Khârn fue asaltado por tres enemigos desconocidos. Sin detenerse, el berserker saltó contra sus oponentes. Una bala perdida de Bólter golpeó a Khârn en su pectoral, lo que cambió la trayectoria de su salto y le obligó a despachar a uno de los guerreros desconocidos con un golpe improvisado de revés con su Hacha Sierra. Entonces se revolvió y hendió la Pistola Bólter del tercer asaltante antes de dejarle inconsciente al estrellarle contra el suelo. Rápidamente blandió a Destripadora a su izquierda, y el Hacha Sierra mordió profundamente en la garganta del último Astartes Traidor, haciendo saltar chorros de sangre arterial en el gélido aire. Mientras estaba de pie sobre el guerrero caído y este intentaba recuperar su arma, Khârn reconoció el rostro del Marine: era su antiguo Centurión Gruner. Apoyando su espalda en un rincón entre los cuerpos de sus hermanos caídos, Gruner habló de locura y de traición, maldiciendo a Khârn por atreverse a atacar a los Hermanos de Batalla de su propia Legión. Khârn no le escuchó, y remató a Gruner allí mismo. Como principal campeón berserker de la XII Legión, Khârn había estado en los muros del Palacio Imperial. Había sido el último en ser sacado de Terra, con su cuerpo destrozado después de matar a un millón de los lacayos del Falso Emperador en la brecha de la Puerta del León. Nadie superaría jamás su cómputo de muertes. La Competición había terminado finalmente, y él había sido el vencedor. Khârn creía que la debilidad de los demás Marines Espaciales del Caos había sido la razón por la que habían sido derrotados en la Batalla de Terra; debilidad tanto de las demás Legiones Traidoras como de los propios Devoradores de Mundos. Lleno de asco por la flaqueza de sus camaradas, el Elegido de Khorne continuó matando a Hijos del Emperador y Devoradores de Mundos por igual, ganándose el título de "el Traidor", y en definitiva destrozando la unidad de su Legión y reduciéndola a partidas de guerra dispersas e independientes de Bersérkeres de Khorne. Estos destrozados restos de las Grandes Compañías de la XII Legión nunca volverían a unirse de nuevo y permanecerían divididos y enfrentados durante los siguientes diez milenios.

Desde entonces, Khârn ha sido el imparable y sangriento avatar de Khorne, dedicándose a cazar por el Ojo del Terror al frente de una partida de guerra de Devoradores de Mundos, matando a cualquiera lo bastante digno como para morir en nombre del Dios de la Sangre. Diez mil años después, durante la 13ª Cruzada Negra del 999.M41, su ira se desató de nuevo sobre el Imperio de la Humanidad, cuando se unió a algunos de los Berserkers de Khorne más enloquecidos para enfrentarse a las legiones de guerreros del Emperador que se reunieron para defender Cadia.

Khârn el Traidor Traitor's Hate 7ª Edición ilustración.jpg

Khârn dirige el asalto del Caos al sistema Diamor durante la 13ª Cruzada Negra.

PersonalidadEditar

Antes de la Herejía de Horus, Khârn era un leal sirviente del Emperador de la Humanidad, que creía, pese a ciertos recelos, que los excesivos métodos de combate empleados por los Devoradores de Mundos eran necesarios para el éxito final de la Gran Cruzada.

Sin embargo, durante el transcurso de la Herejía degeneró en un enloquecido Berserker de Khorne que se enfurecía rápidamente cuando percibía debilidad en los demás, y que siempre estaba ansioso por matar a otros en nombre del Dios de la Sangre, sin importar si eran o no sus enemigos.

ArmamentoEditar

Khârn Devoradores de Mundos Khorne.jpg

Khârn es uno de los más letales pero inestables luchadores en cuerpo a cuerpo de la Galaxia, pues es tan probable que ataque enfurecido al enemigo que a sus aliados. Armado con una Pistola de Plasma y su antigua Hacha Sierra Destripadora, es capaz de desgarrar a través de la armadura, la carne y el hueso con facilidad. Para enfatizar que está verdaderamente favorecido por Khorne, está sujeto a la Bendición del Dios de la Sangre, y como resultado es inmune a los efectos de los poderes psíquicos.

  • Destripadora - Enorme y antigua, Destripadora es un Hacha Sierra artesanal procedente de la época de la Gran Cruzada, que fue regalada a Khârn por su Primarca Angron. Los picudos y veloces dientes de Destripadora proceden de la mandíbula de un Dragón de Mica del Mundo Letal de Luther McIntyre, y su asta está forjada con adamantium. Incluso en manos de un usuario inexperto (lo que claramente no es el caso de Khârn), el hacha puede abrir en canal a un Marine Espacial de la cabeza a los pies. En las manos del Traidor, puede descargar devastadores golpes de terrible precisión.
  • Cuentamuertes - El casco de Khârn incorpora un arcaico aparato conocido como cuentamuertes. Las antiguas letras altogóticas del cuentamuertes digital se superponen al campo de visión de Khârn y recuentan el número de las muertes causadas por el enloquecido Berserker a medida que las lleva a cabo. Khârn estaba orgulloso de este antiguo artefacto, que le fue regalado por el mismo Señor de la Guerra Horus hace mucho tiempo. En la degenerada era actual ya no se podría fabricar otro igual, debido a la lenta pero constante pérdida de conocimientos técnicos y científicos del Imperio.

MiniaturasEditar

  • 7ª Edición.
  • 2ª Edición.
  • Khârn durante la Herejía, con Destripadora (Forge World).
  • Khârn durante la Herejía, con Cortadora (Forge World).

GaleríaEditar

FuentesEditar

Extraído y traducido de Wikihammer 40K UK.

  • Codex: Marines Espaciales del Caos (Ediciones 2ª a 4ª y 6ª).
  • Index Astartes III.
  • White Dwarf 201, 227 y 230 (Edición estadounidense).
  • Dark Imperium - The Wrath of Khârn, por William King.
  • The Weakness of Others (Novela corta), por Laurie Goulding.
  • Chosen of Khorne (Audiolibro), por Anthony Reynolds.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar