Fandom

Wikihammer 40k

Jena Orechiel

7.594páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Mecanicus.png

El Adepto Sabiondus, mascota del Imperio del Hombre, protege este saber; pues es parte del Omnissiah. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El Omnissiah sabe todo, comprende todo. Tus visitas honran al Dios Máquina.

Jena Orechiel Inquisidor Jericho Wikihammer.jpg

Dama Inquisidora Jena Orechiel.

Lady Jena Orechiel era una Inquisidora del Ordo Xenos, famosa en las filas de la Inquisición por su flagrante uso de armamento xenos. Era la hija de un divorciado Gobernador Planetario, fue acólita del séquito del Inquisidor Dargasto antes de su muerte, y dio a luz a Kal Jerico.

BiografíaEditar

En su juventud entró en la Schola Progenium de Ophilla, en donde estuvo siempre metida en líos debido a su extremada cabezonería y sus fieras convicciones. Un Abad Entrenador, Belphus Meere, un Sargento retirado de Mordia, incluso hizo de la tarea de doblegarla la tarea de su vida, aunque resultó inútil ya que nada hizo que flaqueara su voluntad. A pesar de estar lista para ser transferida a la Hermandad, la Schola Progenium consideró que Jena "no estaba preparada" y la retuvo. Tiempo después llegó un agente de la Inquisición para valorarla como posible recluta, y estuvo de acuerdo con las recomendaciones del Abad en Jefe de que la inquebrantable determinación y esfuerzo por mantenerse a flote eran rasgos dignos de un Inquisidor, aunque también estuvo de acuerdo en considerar que "no estaba preparada", señalando que su juventud y orgullo eran grandes obstáculos que necesitaban ser superados. Esta reunión cambió la vida de Jena, ya que tras ella se lanzó a los estudios con un vigor renovado.

Una vez Jena hubo madurado y alcanzado la edad suficiente, fue admitida en el séquito del Inquisidor Dargasto, quien también sentía una marcada fascinación por las especies y culturas xenos. Ascendió al grado de Inquisidora de pleno derecho tras la muerte de Dargasto en un tiroteo contra un Magos y su séquito de Tecnosacerdotes durante la búsqueda de un artefacto alienígena que pudo haber desencadenado el despertar de los C'tan. Uno de sus primeros actos como Inquisidora fue regresar a la Schola Progenium en la que había sido admitida en su juventud y adquirir a su viejo amigo Belphus Meere para su séquito.

En las décadas posteriores, la Inquisidora Orechiel se labró una notable carrera y una buena reputación al abatir a los enemigos del Imperio. Sin embargo, acabó enfrentándose en más de una ocasión con las facciones más puritanas de la Inquisición debido a su uso abierto de armamento xenos y a los rumores de su asociación con los Eldar, lo que le forzó a tener que cambiar de nombre varias veces.

En años recientes, se acercó bastante a desentrañar los misterios de los divinos C'tan. Sin embargo, su viejo amigo Belphus Meere tuvo que morir para conseguir tal conocimiento. Su paradero actual es desconocido, pero se cuenta que se embarcó en su misión más peligrosa e importante.

Heleana JericoEditar

Para mantener despistados a sus enemigos (tanto dentro como fuera de la Inquisición) para que le perdieran la pista, Jena Orechiel tuvo que cambiar varias veces de nombre, empleando una serie de alias y apodos aristocráticos que le permitieron moverse con libertad por los círculos de nobles y sangreazules del Imperio, precisamente la gente que en tantas ocasiones acababa atrayendo la atención de la Inquisición.

Dichas relaciones eran ocasionalmente algo más que fugaces encuentros sociales, y Jena empleó en más de una ocasión su hermosura como ventaja para poder cumplir con sus objetivos. Mientras se encontraba en Necromunda haciéndose llamar "Heleana Jerico" (un anagrama casi perfecto de Jena Orechiel), y tras su relación con Lord Gerontius Helmawr, el Gobernador Planetario, se convirtió en la madre de Kal Jerico. Posteriormente describió el asunto como "solo una de las muchas cosas desagradables que hay que hacer por el bien general del Imperio".

Al regresar muchos años después a Necromunda con la intención de reclutar a su hijo, puso a prueba sus habilidades con el cronogladiador Krieger 'Krash' Thrax, y ordenó posteriormente a Vanyan Kloss que dispusiera un asalto de purificación por parte de los Arbites para hacerlos salir de su escondite y dirigirlo hacia donde se encontraba el séquito de la Inquisidora, en donde fue sometido por el ciber-mastín Wotan. Llevando a Kal a la Torre, le explicó que quería contratar sus servicios para una misión y, tras convencerle, dejaron Necromunda, seguidos por una nave de Helmawr, para esperar la llegada del Pecio Espacial Kronos, en donde se dijo a Kal que esperaban encontrar algunos de los ejemplos de tecno-conocimientos perdidos más valiosos que se pudiera esperar.

Tras encontrase con los cadáveres de algunas expediciones previas, peor equipadas, el grupo (la Inquisidora Orechiel, su hija Merelda, Kal, Vanyan Kloss, el mercenario Kroot Mordak, el Magos Tarren y un cierto número de servidores) fueron atacados por una horda de parásitos carroñeros mutados por la Disformidad, de los que se libraron rápidamente, demostrando con ello la habilidad de Kal al equipo, que ya era escéptico después de perder a tantos pistoleros anteriormente contratados por la Inquisidora. Al atravesar el pecio y superar las muchas trampas que les esperaban, encontraron varios cadáveres pertenecientes a las tropas de Helmawr. Siguiendo el rastro de cuerpos se encontraron al resto de las tropas siendo atacadas por una gigantesca cabeza voladora alienígena, carente de cuerpo. El séquito inquisitorial destruyó a aquel ser y, mientras la Dama Inquisidora ordenaba bajar las armas a las tropas de Necromunda, apareció un grupo de guerreros Necrones. Los dos equipos lucharon contra los Necrones, perdiendo al Magos Tarren y a todos los necromundanos excepto a dos, tras lo que avanzaron aún más rápido hacia su objetivo tras enterarse de la llegada de una Nave Negra de la Inquisición que transportaba a bordo a un Equipo de Eliminación de Marines Espaciales de los Guardianes de la Muerte de la Ordo Xenos que perseguían el mismo objetivo.

En lugar de seguir el camino de un día de duración seguido por el séquito de la Inquisidora Orechiel, los Guardianes de la Muerte se abrieron paso hasta el pecio mediante un torpedo de abordaje. Al irse acercando a su objetivo, Dama Jena le contó a Kal la historia de los C'tan y los Necrontyr, explicándole que el pecio era la tumba de uno de los más poderosos sirvientes de los C'tan, y que estaban allí para acabar con él, dando por falsas las anteriores promesas de antigua tecnología de valor incalculable. Al abrirse paso hasta la misma tumba, Vanyan Kloss traicionó a la Inquisidora, amenazándola con su Bólter Pesado y manteniendo que creía que la Inquisidora había perdido el juicio, ya que los Guardianes de la Muerte estaban acompañados por el Inquisidor Malva, para el que Kloss había trabajado hacía bastante tiempo. Malva dio a los Guardianes de la Muerte órdenes de desmantelar el Sarcófago, llevándoselo de vuelta a su nave, pero el Capitán de los Guardianes de la Muerte no estuvo de acuerdo, diciendo que no era eso lo que se había acordado y que el Sarcófago debía ser destruido según dictaban sus órdenes originales. Malva prometió destruirlo lo antes posible, pero la Inquisidora Orechiel imploró al Capitán que no le creyera, diciendo que Malva quería emplear el poder del artefacto para su propio beneficio, y que ella si estaba de acuerdo en destruirlo. Mientras seguían discutiendo, una masiva descarga de energía atravesó la cámara y sus despertados habitantes comenzaron a revivir, incluyendo la gigantesca forma del Setekh, una de las más poderosas armas de guerra del arsenal de los Necrontyr.

Consciente de que su descanso se había visto interrumpido y de que su tumba había sido invadida, el enorme Necrón comenzó a aniquilar a los Guardianes de la Muerte que le rodeaban. Lady Orechiel dijo a su equipo que, mientras se estuviera recuperando de la hibernación, el Setekh estaría extrayendo su poder del Sarcófago, y que aunque destruir el artefacto sería imposible hasta para un Capítulo completo de Marines Espaciales, destruir el Sarcófago bastaría para debilitarlo. Merelda, temerariamente, se lanzó al ataque, gritándole a Kal que le siguiera, pero fue abatida por Kloss, quien protegía el artefacto como un recurso valioso del cual aprender. Con lágrimas en los ojos, Lady Jena ordenó a Mordak y Kal que fueran contra él, lo que acabó con el Kroot desarmándole mientras que Kal empleaba su estilo de combate exclusivo de la Subcolmena contra el ex-Arbitrador en venganza por intentar matar a su hermanastra. Los dos huyeron cuando el Setekh se acercó y mató a Kloss. Siguieron luchando contra las filas de Necrones hasta reunirse con el resto del equipo, que ahora se encontraba rodeado, mientras que el Setekh acababa con la vida de varios Guardianes de la Muerte.

Entretanto, el Inquisidor Malva ordenó a su Crucero Negro que le teleportara a bordo. Tras darse cuenta, la Inquisidora Orechiel ordenó a Kal que le detuviera. Cuando el brazo con el que Malva sostenía la baliza de teleportación le fue arrancado de un disparo, el Inquisidor fue arrojado a la Disformidad en lugar de ser teleportado a la seguridad de su nave. Cuando la Inquisidora Jericho alcanzó el aparato, dio órdenes de que les teleportaran a todos a bordo, justo cuando el Setekh se lanzaba sobre ellos para destruirlos. Tan pronto como subió a bordo de la nave, la Inquisidora tomó el mando de la misma y dio órdenes de emplear para destruir el pecio los torpedos ciclónicos destinados a misiones de Exterminatus que había a bordo. El Kronos, ardiendo, fue expulsado y regresó a la Disformidad.

Cuando Lady Jena y Kal fueron a visitar a Merelda, que todavía estaba convaleciente por el disparo recibido, Merelda le dijo a Kal que quería darle a su ciber-mastín Wotan, ya que se había ganado su respeto. Al volver a Necromunda, Kal declinó la oferta de seguir con el séquito de su madre, excitado por las posibilidades que le ofrecía su nueva mascota en la Bajocolmena.

SéquitoEditar

La Inquisidora Orechiel heredó la partida de guerra del Inquisidor Dargasto tras su muerte. A continuación se detallan los miembros pasados y presentes de su séquito.

Banda de DargastoEditar

  • Un anciano Astrópata de la Banda de Guerra de Dargasto, que ya no está en servicio.
  • Un mercenario Kroot de la Banda de Guerra de Dargasto, que ya no está en servicio.

Antiguos miembrosEditar

  • Belphus Meere - Fallecido. Era un Sargento retirado de Mordia, así como un Abad Entrenador en la antigua Schola Progenium a la que asistió Orechiel antes de ser aceptado en su séquito.
  • Un Eldar (que estuvo a su servicio en una ocasión).
  • Cuatro pistoleros, tres de los cuales murieron en su primera batalla.

Durante la exploración del KronosEditar

  • Vanyan Kloss - Antiguo Arbitrador a su servicio durante casi treinta años. Falleció a bordo del Kronos.
  • Merelda - Hija de la Dama Inquisidora.
  • Mordak - Otro Kroot, que estuvo a su servicio durante varios años antes de ser recuperado en un duelo a muerte por su anterior dueño.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum Inglés.

  • Exterminatus nº 8.
  • Warhammer Monthly 54, 56-59, 64-68 y 75.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar