Fandom

Wikihammer 40k

Jarulek

7.592páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Khorne medio sin fondo.png

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!

Dark Apostle by kunkka.jpg

Jarulek, Apostol oscuro.

Jarulek, también conocido como Jarulek el Glorificado o Jarulek el Bendecido, fue uno de los más formidables Apóstoles Oscuros de la Legión Traidora de los Portadores de la Palabra. Fue considerado uno de los siervos favorecidos del Primarca-Demonio Lorgar, un verdadero portador de la palabra de los poderes de la oscuridad. Combinando su extrema devoción al Caos Absoluto, una furiosa pasión y fiera oratoria trajo incontables millones a la verdad del Camino Óctuple. Millones más que decidieron permanecer en la ignorancia y resistirse a la fe verdadera cayeron por sus órdenes. Jarulek fue asesinado en el planeta Tanakreg por un Líder Necrón despertado, después de recuperar con éxito un potente artefacto de la tumba de estasis de los Necrones.

HistoriaEditar

Como todos los Astartes de la Legión de los Portadores de la Palabra, Jarulek nació en el planeta Colchis y participó en la primera guerra santa del Primarca Lorgar, donde su facción aplastó a los devotos de la Vieja Fe y conquistaron su mundo, uniendo a las masas dispares al servicio de la secta monoteísta de Lorgar llamada El Pacto. Jarulek estuvo allí desde el principio, inspirado por las reverentes palabras del bienaventurado Urizen, siguiéndole a la rebelión mientras derrocaba a los seguidores de la Vieja Fe. Después de que el Emperador llegara a Colchis y se reuniera con su hijo perdido hace mucho tiempo, incorporó a Lorgar al redil imperial y le dio el mando de la XVII Legión de Marines Espaciales, creada a partir de su código genético. Jarulek fue uno de los primeros candidatos colchisianos hallado digno de unirse a las filas de los Marines Espaciales de la XVII Legión. El Primarca se inclinó en una reverencia a los deseos de su padre, llevando a la población de su mundo al regocijo y adorar al Emperador como el único y verdadero Dios de la Humanidad. Pero pronto descubrirían que su fe estaba muy errada.

Gran Cruzada Editar

Durante la Gran Cruzada, Jarulek alcanzó el grado de Capitán a través de sus actos de valor y fe extrema en los principios y creencias de la Legión. Aunque los Portadores de la Palabra ya estaban enfrascados en la lucha contra la amenaza de los Orkos en la Nebulosa Chairak, el Primarca despachó al Capitán Jarulek y 2000 Astartes para traer al planeta recalcitrante de Fortrea Quintus a la sumisión imperial. Tenía órdenes explícitas del Primarca de pacificar Fortrea Quintus en un plazo de 3 meses. Tras establecer rápidamente posiciones en el planeta, Jarulek y los Portadores de la Palabra despertaron a la pobre y adormecida población con discursos conmovedores y una oratoria explosiva a levantarse contra una monarquía corrupta y despiadada que había engordado con su sudor. Los pueblos oprimidos de Fortrea Quintus se unieron a Jarulek hasta que su ejército llegó a tener a más de un millón de personas. Sólo un mes después de aterrizar, Jarulek y sus fieles seguidores lanzaron un ataque masivo contra el último bastión de los regentes planetarios. Las bajas sufridas por la población eran horribles; miles de personas morían cargando hacia los muros fuertemente defendidos con poco más que pistolas y lanzas. Usando esto como una distracción, los Portadores de la Palabra lanzaron un ataque de flanqueo pilló a los defensores con la guardia baja, mientras ellos avanzaban hacia el corazón del palacio. El mismo Jarulek capturó al gobernante del planeta y lo arrojó a una multitud sedienta de sangre para ser destrozado. Casi el 90% de las personas que se habían unido a la marcha de Jarulek habían muerto, mientras que las bajas de los Portadores de la Palabra fueron ínfimas. Cuando las autoridades imperiales llegaron para inculcar a la población la Verdad Imperial quedaron horrorizados por el uso inmisericorde de Jarulek de la población, pero encontraron a una población tan leal al Imperio como la de cualquier mundo ya conquistado. Más tarde, durante la Herejía de Horus, la población de Fortrea Quintus se levantó y mató a sus líderes imperiales, aliándose con el Señor de la Guerra Horus. El planeta fue luego purificado por la Legión de los Ángeles Sangrientos, debido a la profundidad de la corrupción caótica encontrada entre su gente. Ahora los eruditos imperiales creen que los Portadores de la Palabra corrompieron a la totalidad de la población de Fortrea Quintus, enmascarándolo con el sometimiento imperial.

Herejía de Horus Editar

Cuando Horus traicionó a su padre y promovió el conflicto galáctico conocido como la Herejía de Horus, los Portadores de la Palabra fueron una de las primeras legiones en declarar su lealtad al Señor de la Guerra, y ninguno fue más ferviente en esta decisión que Jarulek. Para entonces Jarulek se había convertido en el Primer Acólito del Apóstol Oscuro Sor Talgron, que más tarde se convertirá en el Dreadnought del Caos conocido como El Beligerante. En los últimos días de la Herejía, Jarulek participó en la Batalla de Terra y luchó ante las puertas del Palacio Imperial. Después de la Herejía, cuando su señor fue encerrado en el sepulcro de un Dreadnought por las heridas recibidas en Terra, Jarulek fue elevado a la estimada y codiciada posición de Apóstol Oscuro, tomando el control de su propia hueste de Portadores de la Palabra. Más tarde servirá como el Coryphaus del Primer Capitán Kor Phaeron.

Destino Oscuro Editar

Antes del final de la Herejía de Horus, Jarulek fue dotado con una profecía calamitosa por los Dioses Oscuros que escribieron en su propia carne. Diez mil años después esta profecía se convirtió en realidad cuando su hueste de Portadores de la Palabra invadió el mundo imperial de Tanakreg. El Apóstol Oscuro comandaba la 34ª Hueste, cuyas filas crecieron el siglo anterior, cuando los guerreros de otro Apóstol Oscuro se unieron a sus filas después de la muerte de su líder en batalla. Las ceremonias de luto duraron semanas, pues la Legión honró el fallecimiento de uno de sus padres religiosos. Jarulek, por supuesto, ordenó la ejecución de todos los capitanes de las compañías de la hueste sin líderes por haber permitido tal sacrilegio. Desde el Consejo Oscuro en el Mundo Demoníaco de Sicarus, el hogar espiritual de la Legión de los Portadores de la Palabra y el mundo trono del bienaventurados Primarca-Demonio Lorgar, se consideró que Jarulek debía tomar el mando de la hueste, pues tenía un aprendiz, el Primer Acólito Marduk, que pronto estaría listo para asumir el manto de Apóstol Oscuro. Cuando, y si, el Primer Acólito fuera merecedor del título de Apóstol Oscuro, entonces Jarulek dividiría una vez más la hueste en dos.

La invasión de Tanakreg progresó tal y como Jarulek había previsto. Aunque el planeta poseía una red de defensa aérea formidable que lo protegía de un ataque orbital y un gran número de las Fuerzas de Defensa Planetaria (FDP), que sumaban aproximadamente 200.000 soldados, fueron sistemáticamen asesinados por los Portadores de la Palabra. La hueste de los Portadores de la Palabra sólo sufrió bajas mínimas, pues habían sembrado el planeta antes de su invasión con un gran número de Cultos del Caos y luego les ordenaron a levantarse contra sus amos imperiales cuando comenzara la invasión. Este cáncer se extendió a las altas esferas del FDP de Tanakreg, cuyos miembros sabotearon la red de defensa aérea del planeta para que los Portadores de la Palabra pudieran realizar un asalto planetario en profundidad. Con la conquista exitosa de Tanakreg, Jarulek esclavizó a la población restante y los obligó a construir un obelisco masivo conocido como Gehemehnet. Esta estructura estaba diseñada para canalizar la energía disforme directamente en el planeta, transformándolo en un Mundo Demoníaco. Jarulek utilizó el Gehemehnet para canalizar la energía suficiente para romper la corteza del planeta, exponiendo un Monolito Necrón bajo su superficie. Acompañado por su Primer Acólito Marduk, el Apóstol Oscuro se abrió camino hasta las profundidades subterráneas y logró recuperar un poderoso artefacto de la tumba de estasis de los Necrones. Este artefacto era conocido como el Acuerdo de Nexus; un dispositivo Necrón capaz de crear prodigiosas Tormentas Disformes y campos de estasis que podrían engullir y aislar sistemas enteros, dejando a los usuarios del artefacto libre para lanzar una invasión y conquistarlos a placer. Tal dispositivo sería una potente arma en manos de los siervos del Caos. Cuando los dos Portadores de la Palabra llegaron al centro de la tumba, Jarulek traicionó a su primer acólito y trató de matarlo, a fin de cumplir su profecía, pero mientras el par de Portadores de la Palabra luchaba entre sí, un Líder Necrón despertó y destrozó a Jarulek. Marduk tomó el artefacto, el Crozius Maldito de su antiguo señor, y logró escapar.

AparienciaEditar

Como fiel servidor de los Señores del Caos, la devoción de Jarulek era tal que escribió las sagradas palabras de su Primarca-Demonio en cada centímetro de su expuesta piel pálida. Era, literalmente, el libro de Lorgar andante. La pequeña e intrincada escritura colchisiana fue inscrita a la perfección en su carne. Letanías y catecismos corrían simétricamente a cada lado de su pálida cabeza sin pelo, y sus mejillas, barbilla y cuello estaban cubiertos con pasajes y maldiciones. No había un lugar en él donde un lápiz óptico de datos pudiera ser colocado y no toca las palabras sagradas del Urizen. Devociones, súplicas y oraciones se extendían sobre los labios de Jarulek, dentro de las mejillas y en la lengua. Ni siquiera sus ojos se habían salvado, pues citas de venganza, odio y adoración fueron inscritas en la jalea suave y glutinosa de esos orbes.

Fuentes Editar

Extraído y traducido de Wikihammer 40K UK.

  • Dark Apostle (Novela), por Anthony Reynolds.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar