Wikia

Wikihammer 40k

Inquisidor

Discusión0
5.649páginas en el wiki

Mecanicus

El Adepto Sabiondus, mascota del Imperio del Hombre, protege este saber; pues es parte del Omnissiah. Pulsa sobre él para ir a la categoría Imperio de la Humanidad.

El Omnissiah sabe todo, comprende todo. Tus visitas honran al Dios Máquina

Lord Inquisidor Tyrus Ordo Hereticus Inquisitor
Inquisidor del Ordo Malleus.
XV8 CrisisAñadida por XV8 Crisis

Un Inquisidor es un miembro de la Sagrada Inquisición Imperial, la organización responsable de investigar y acabar con las amenazas que se ciernan sobre el Imperio y la Humanidad. Los Inquisidores son legendarios a lo largo de los Mundos Civilizados del Imperio, una combinación de santos inspiradores y horrores de pesadilla usados usualmente para asustar al ciudadano desobediente. Para un Inquisidor, el fin siempre justifica los medios: solo ellos pueden entender completamente lo que hace peligrar la existencia humana por lo que en ocasiones hacen uso de medidas drásticas para asegurar la supervivencia de la especie. No tienen ninguna piedad cuando se trata de combatir a brujos y herejes, además de poseer una lealtad incuestionable.

Son conocidos como Cazadores de Brujas, torturadores y ejecutores, y por supuesto que son esto y muchas cosas más. Sin embargo, es más común que usen sus habilidades como investigadores que la fuerza bruta para desenmascarar sectas secretas, corrupción, la influencia de alienígenas, manifestaciones del Caos e infestaciones demoníacas.

La Senda del InquisidorEditar sección

Interrogador Crane
Interrogador Crane.
GreatboredAñadida por Greatbored

Como con todos los aspectos de la Inquisición, el asunto del reclutamiento no es una tarea centralizada, y el poder de investir a otros en sus filas recae sobre los Inquisidores. Algunos no reclutan en absoluto, pasando sus años persiguiendo a sus enemigos y dedicándose a sus tareas a lo largo de su vida. Otros creen que es su tarea el educar y crear a la siguiente generación de Inquisidores que continuarán la batalla en la que todos ellos luchan.

Los Inquisidores suelen depender tan sólo de su propio juicio para todos los asuntos, estando sujetos tan sólo al escrutinio de sus iguales, y lo mismo se aplica a la tarea de reclutar nuevos Inquisidores. Muchos Inquisidores dejan tales asuntos al azar o quizás al destino, escogiendo un candidato o candidatos válidos de entre aquellos individuos que se cruzan en su camino. Otros Inquisidores son más rigurosos en su búsqueda de aprendices. Invierten gran parte de su tiempo buscando candidatos válidos, quizá entre las filas de otras organizaciones imperiales.

No existen criterios consistentes de edad o condición física exigidos para ser considerado para ser alistado en la Inquisición. Los requisitos fundamentales suelen ser tener una inteligencia y lealtad probadas, aunque en ocasiones estos aspectos del carácter de una persona no pueden ser juzgados adecuadamente hasta un momento posterior de sus vidas. Puede ocurrir que unas circunstancias extraordinarias obliguen a un Inquisidor a reclutar a un chico o una chica aún en edad adolescente si demuestra una habilidad excepcional, pero esto no es una práctica común.

En conjunto, los Inquisidores suelen tomar nota de aquellos individuos que demuestran libertad de pensamiento, y que poseen una fuerza de voluntad, una determinación y unos principios inflexibles. Si encuentran a una persona aceptable, quizá esta pueda servir durante un tiempo en un puesto de menor escala y responsabilidad mientras el Inquisidor continúa con su evaluación. Aquellos que demuestran su valor trabajando con el Inquisidor suelen acabar disponiendo de un mayor grado de confianza por parte de su señor o señora.

Después de muchos años, el aprendiz aprenderá todo lo que pueda del conocimiento del Inquisidor y, con el tiempo, podrá realizar varias tareas. Algunos Inquisidores se refieren a estos individuos semicualificados como Interrogadores, aunque también se les conoce como Novicios, Neófitos o Aprobadores, o por cualquiera de un centenar o más de distintos títulos, de acuerdo con los deseos del Inquisidor. Tales individuos podrán llevar a cabo misiones por su cuenta, o controlar operaciones en concierto con el Inquisidor, pero seguirán siendo subordinados hasta que su señor o señora decida otorgarles el título.

Normalmente se requiere el consentimiento de otros Inquisidores para poder otorgar poderes plenos a un Inquisidor y hacerle entrega de un Sello Inquisitorial, aunque ha habido ocasiones en las que esto no ha sido necesario, o la situación inmediata ha dictado que el aprendiz adoptara plenos poderes y responsabilidades inquisitoriales de forma inmediata. Esto suele ocurrir si un Inquisidor es asesinado: el aprendiz heredará su Sello Inquisitorial y podrá cumplir con las tareas y deberes de un Inquisidor, con su cargo sujeto a derogación por otro Inquisidor en caso de hacerse necesaria tal derogación. Los Interrogadores pueden pasar de manos de un Inquisidor a las de otro según lo dicten el destino y la necesidad. Es en este periodo en donde los ideales de un Inquisidor son heredados y se extienden, y a través de este crecimiento generacional, las facciones e instituciones que conforman la Inquisición se propagan a lo largo de los siglos. Al igual que su filosofía, el estudiante también aprenderá lo que su tutor supiera acerca del funcionamiento interno de la Inquisición, o bien aquellos hechos que el Inquisidor considere correctos y adecuados para ser transmitidos. Es una importante tradición entre los Inquisidores que cada uno de ellos se gane su propio conocimiento, así como el respeto de sus iguales. Tal sabiduría no puede ser entregada de manera gratuita ni adquirida sin ninguna clase de esfuerzo, porque ello devalúa el propio conocimiento. Como reza el dicho: "El conocimiento es poder; guárdalo bien".

Equipo de CombateEditar sección

Inquisidor 3
Inquisidor del Ordo Xenos.
Sepe1978Añadida por Sepe1978

En apariencia, los Inquisidores no tienen un uniforme estándar, sino que sus ropajes son tan variados como los mundos en los que operan. Sus edades van desde fieros jóvenes zelotes a experimentados veteranos que han luchado en la oscuridad durante muchos siglos. Algunos portan túnicas ostentosas y símbolos de su alineación ideológica, y aquellos que vienen de familias nobles mantienen sus caros ropajes y abrigos, mientras que la mayoría utiliza servoarmaduras altamente decoradas o camufladas debajo de otras prendas.

Un Inquisidor puede cargar una amplia gama de armamento y equipo de combate, por lo que están bien preparados para enfrentar cualquier amenaza que aparezca en su camino. Muchos favorecen una combinación de pistola y espada, desde elegantes sables y Pistolas Bólter, hasta pesadas falcatas a dos manos y pistolas de fusión. Además, los Inquisidores cargan con todo tipo de accesorios tales como granadas fotocromáticas o infra-contactos, Armas Digitales, campos de fuerza personales, protecciones contra sustancias químicas y radiación, detectores de movimiento, implementos para tortura e interrogación, y muchos otros tienen ojos biónicos y órganos artificiales tanto para mejorar sus habilidades como para reemplazar partes del cuerpo que han sido dañadas durante décadas de conflicto.

Algunos utilizan armas mucho menos convencionales que han sido arrebatadas de los cuerpos sin vida de sus enemigos, por lo que se pueden encontrar agentes con armas alienígenas, armamento poseído por Demonios, escudos de distorsión y otras piezas exóticas de tecnología. Los Inquisidores más puritanos consideran tal equipo como blasfemo y herético, sin embargo otros creen que para vencer a sus enemigos deben utilizar sus propias armas contra ellos.

Los Inquisidores que pertenecen a una de las grandes Ordos tienen acceso a equipo especializado para sus misiones, tales como los cañones y granadas psíquicas del Ordo Malleus o las agujas tóxicas del Ordo Xenos. El conjunto de armas y la vestimenta de los Inquisidores puede revelar a un observador experimentado cuales son sus alineaciones y creencias.

Séquito InquisitorialEditar sección

Inquisidor y sequito (2)
Inquisidor y su séquito en un Mundo Colmena.
Amanuense mottAñadida por Amanuense mott

Artículo principal: Séquito Inquisitorial.

Aunque algunos Inquisidores prefieren trabajar solos, es común que la mayoría se rodee de individuos excepcionales. A muchos de estos individuos se los encuentra en su inacabable cruzada para proteger a la Humanidad, pero de todas formas, la autoridad de la Inquisición es tan grande que cualquier ciudadano del Imperio podría ser reclutado bajo su mando. De vez en cuando el Inquisidor necesitará la ayuda de un Astrópata para cifrar, descifrar o recibir una información, o la ayuda de un guerrero experimentado en el campo de batalla. Aquellos que sobresalen en su trabajo pasarán a formar parte permanentemente del séquito del Inquisidor. Los archivos imperiales constatan que, en un momento dado, el Gran Inquisidor Torquemada Coteaz llegó a tener más de trescientos seguidores, aunque diseminados por todo el Segmentum. Un Inquisidor tendrá, por lo general, un pequeño séquito de aquellos personajes más útiles, de los que se hará acompañar a través de incontables años en su interminable persecución del Caos y en su deseo de llevar la luz del Emperador a todo lugar que permanezca en tinieblas.

Querubin
Querubín.
GinnobushiAñadida por Ginnobushi
  • Acólitos (Interrogadores, Explicadores) - Un Inquisidor puede tomar aprendices y enseñarles todo lo que saben para que algún día puedan ser Inquisidores de pleno derecho como su maestro.
  • Cirujanos (Torturadores, Escoriadores, Hermanas Hospitalarias) - Miembros de las Órdenes Hospitalarias, o aquellos entrenados en la tortura y el castigo, pueden ayudar a un Inquisidor interrogando prisioneros o curando las heridas sufridas por el Inquisidor en la batalla.
  • Familiares (Querubines, Servocráneos, Ciberáguilas) - Son, de largo, los más extraños entre los secuaces. Potencian los poderes psíquicos del Inquisidor o le proporcionan una mayor capacidad de percepción.
  • Hierofantes (Castigadores, Sacerdotes, Exorcistas) - Miembros apasionados de la Eclesiarquía, potencian la fe de los Cazadores de Demonios a los que sirven y recitan exorcismos y plegarias que pueden causar agonía a los Demonios cercanos.
Coro astropatico
Coro Astropático realizando una comunicación para un Inquisidor.
Amanuense mottAñadida por Amanuense mott
  • Penitentes (Psíquico Comprometido, Bruja Penitente, Paria) - Cuando un Cazador de Brujas hace que un psíquico hereje se arrepienta de sus pecados (un caso notablemente raro), éste podría convertirse en lo que se podría llamar un "psíquico pararrayos", que absorbe los ataques psíquicos de otros psíquicos herejes y protege al Inquisidor y a sus secuaces.
  • Forajidos - Habituales de los bajos fondos de la sociedad, con habilidades de lo más variadas a la par que útiles.

Personajes famososEditar sección

FuentesEditar sección

  • Inquisitor - The Thorians (Juego de Especialista).
  • Codex: Cazadores de Brujas (3ª Edición).
  • Codex: Inquisición (6ª Edición).

Spotlights de otras wikias
Solicita el tuyo aquí

Wiki aleatorio