FANDOM


Khorne medio sin fondo

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!

Caos demonio menor incinerador

Incinerador de Tzeentch

"Los Incineradores no tienen personalidad ni alma, y el único propósito de su existencia es extender las llamas transmutadoras por toda la creación. No se les puede engañar ni distraer, pues no hay una conciencia que que obnubilar. Tampoco poseen órganos vitales, lo que obliga al atacante a poco menos que despedazar a la bestia para salir triunfante. Tal abominación debería de ser combatida fuera del alcance de sus llamas, siempre que la situación lo permita. Si debes luchar con un Incinerador a corto alcance, asegúrate de que tus golpes sean certeros, pues solo con toda la fuerza de tu arma Némesis podrás abatir al Demonio antes de que sus llamas te condenen."
Supremo Maestre Janus. Grimorio Purgatus, Vol. XIII


Los Incineradores (Flamers en inglés) son un tipo de Demonios Menores de Tzeentch.

DescripciónEditar

Los Incineradores están entre los Demonios Menores más raros y perturbadores de Tzeentch, y sus absurdas fisionomías son más de lo que pueden soportar los mortales. A pesar de su aspecto torpe y antinatural, los Incineradores son criaturas ágiles. Se desplazan saltando por los aires de una manera inquietante que desafía la gravedad, lo que puede parecer divertido a un observador incauto, pero rápidamente se convierte en terrorífico cuando los Incineradores se aproximan con una velocidad inesperada y las llamas disformes multicolor que brotan continuamente de sus brazos estirados rugen como un soplete al atacar los Demonios.

No se trata de fuego normal, es uno de pura magia y cambio; nada que los mortales hayan visto en sus mundos natales, donde las leyes de la naturaleza tienen vigencia. Los efectos de los fuegos del cambio son tan impredecibles como devastadores y provocan incontables mutaciones en un abrir y cerrar de ojos. Las energías mágicas pueden tornar la carne en hielo, o el metal en madera y al instante volver a mutarlo en piedra que se desmorona, cenizas ardientes o cera fundida. Conforme las llamas disformes crepitan y sisean, fuegos mágicos menores caen al suelo e imitan formas. Esta marioneta siniestra imita cualquier cosa que haya alrededor de un modo sarcástico y perturbador. Los Incineradores a menudo ignoran estas pequeñas parodias de la realidad, pero en ocasiones les exasperan sus quejidos y destruyen a los simulacros antes de buscar nuevas presas.

Una víctima puede sufrir muchos miles de transformaciones antes de que las energías mutadoras de las llamas disformes se extingan totalmente. A veces el ataque de un Incinerador no deja una marca en el cuerpo sino que abrasa el alma con corrupción espiritual. Ocasionalmente se han dado casos de llamas psíquicas que han curado y regenerado heridas letales, revitalizando a quienes han sido bañados por el brillo irisdiscente, para sorpresa de todos los presentes. Este tipo de sucesos siempre causan incontrolables estallidos de risa y muchas chanzas entre los Horrores Rosas cercanos.

Los Incineradores son perfectos para encabezar asaltos contra posiciones defensivas; no hay fortificación capaza de proteger de sus humeantes nubes de magia. Los Incineradores tienen mentes rudimentarias e instintivas, pero muy ligadas a los pensamientos de los Grandes Demonios de Tzeentch, pero dominan con facilidad las mentes de sus esbirros. Los Señores de la Transformación consideran a los Incineradores algo intrascendente, y los usan como tal: grandes oleadas se lanzan contra los muros de fortalezas hasta que aplastan con su número lo que no pueden destruir sus llamas disformes.

MiniaturasEditar

  • 6ª Edición.
  • 3ª Edición.
  • 2ª Edición.
  • 1ª Edición.

Galería Editar

FuenteEditar

  • Codex: Demonios del Caos (6ª Edición).

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.