Fandom

Wikihammer 40k

Honsou

7.594páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Khorne medio sin fondo.png

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!

Caos Honsou ex guerrero de hierro.jpg

Herrero de Guerra Honsou.

Honsou es un Herrero de Guerra de los Guerreros de Hierro. Actualmente tiene bajo su control un ejército de 38.000 efectivos, formado por Marines Traidores, Xenos y Renegados.

Hydra Cordatus

Honsou era originalmente un Campeón del Herrero de Guerra conocido como el Forjador de Armas y controlaba uno de los tres segmentos de su gran ejército. Ni siquiera este puesto era suyo oficialmente, ya que el anterior señor de su Gran Compañía, Borak, había muerto 200 años antes y el Herrero de Guerra no había nombrado sucesor oficialmente, dejándola en manos de Honsou.

Era despreciado por sus compañeros Marines, debido al hecho de que su semilla genética era una fusión de la de los Guerreros de Hierro y de la de los Puños Imperiales. Se referían a él a menudo como "mestizo" en términos peyorativos.

Tomó parte en el asedio de la fortaleza del Adeptus Mechanicus en Hydra Cordatus de forma brillante; ejecutando acciones de forma lógica y con buena visión táctica donde otros solamente derramaban sangre. La fortaleza era importante a causa de las grandes cantidades de semilla genética allí almacenadas, pertenecientes al Capítulo de los Puños Imperiales, los enemigos jurados de los Guerreros de Hierro. El sitio fue un éxito, elevando al Forjador de Armas a la categoría de Príncipe Demonio. Honsou fue elevado a la categoría de Herrero de Guerra al haber muerto sus más cercanos competidores.

Luego regresó a Medrengard con la semilla genética capturada de la fortaleza.

Retorno a Medrengard

Honsou, en su fortaleza de Khalan Ghol, utilizó la semilla genética capturada en un nuevo sistema de fabricación de Astartes inusual, el Daemonculati, lo que le permitió crear nuevos Guerreros de Hierro.

Sin embargo, el Daemonculati estaba lejos de ser perfecto, y muchos de los candidatos nacían con graves deformidades y eran expulsados y desechados como basura. Muchos no sobrevivían y aquellos que lo hicieron eran bestias horriblemente mutadas llamadas los "Sin Piel".

A continuación, condujo a sus guerreros a una guerra civil contra dos Herreros de Guerra rivales, los Señores Toramino y Berossus, ya que no cumplió con la promesa de compartir con ellos el robo de la semilla genética.

Durante la guerra, el Capitán exiliado de los Ultramarines Uriel Ventris, junto a su fiel Sargento Pasanius, comandó a un grupo de Marines Espaciales renegados y se infiltró en la fortaleza de Honsou con la misión de destruir la Daemonculati, a fin de cumplir su Juramento de Muerte.

Fueron capturados y llevados ante Honsou, que pensó que eran mercenarios que actuaban en nombre de Toramino.

A Ventris lo introdujeron en una de las matrices de las Daemonculati para usar su semilla genética (lo que inevitablemente produciría la muerte del Ultramarine) y por otro lado Honsou se interesó en el brazo de metal biónico del Sargento Pasanius y después de torturarlo mandó cortarle el brazo para implantárselo a sí mismo.

Guerrero de hierro.jpg

Guerrero de Hierro.

Ventris, Pasanius y un grupo de renegados consiguieron escapar de la fortaleza de Honsou.

Mientras se producían todos estos hechos, los ejércitos de Toramino y Berossus habían sitiado la fortaleza de Honsou. Berossus, en un esfuerzo final, se las arregló para asaltar con éxito Khalan Ghol y se enfrentó a Honsou en duelo. Sin embargo Honsou derrotó a Beroso y convenció a los hombres de éste que se unieran a su bando contra Toramino. Durante esta batalla, Ventris se infiltró nuevamente en la fortaleza pero esta vez dirigiendo a una hueste de guerreros mutantes “Sin Piel”.

Ventris destruyó la Daemonculati lo que puso en libertad al “Corazón de Sangre”, un poderoso Demonio capturado por los Guerreros de Hierro, que había actuado como una barrera psíquica contra los hechiceros enemigos. Cuando el Demonio se liberó, las defensas psíquicas cedieron permitiendo que las fuerzas de Toramino asaltaran la fortaleza con ataques psíquicos. Honsou regresó al interior del castillo y acorraló a Ventris y a Pasanius antes de que se dieran a la fuga, pero antes que el séquito de Honsou tuviera la oportunidad de matar a los Ultramarines, los “Sin Piel” mataron a los Guerreros de Hierro y Ventris hirió a Honsou en la cabeza cuando éste huía de la batalla. Honsou llegó a las mazmorras y descubrió al Demonio “Corazón de Sangre” desplomado en el suelo, agotado tras ganar su batalla anterior contra su rival, el Daemonium Omphalos. Cuando este despertó Honsou pasó a dirigir el Corazón de Sangre contra el ejército de su rival Toramino. Gracias al poder del Demonio consiguió ganar la guerra contra Toramino. A pesar de la pérdida de la Daemonculati y de muchos de sus hombres, Honsou consolidó su poder y comenzó a reconstruir su ejército. Su última acción conocida en Medrengard fue reclutar a las fuerzas renegadas restantes que sobrevivieron para su ejército. También se reveló que dentro del séquito de Honsou se incorporó un nuevo guerrero, un clon de Uriel Ventris creado por la Daemonculati antes de ser destruida, el "Recién Nacido".

Tarsis Ultra

Tiranidos rippers.jpg

Devoradores Tiránidos.

Un furioso Honsou, vencedor de la contienda contra los Herreros de Guerra Berossus y Toramino, pero también derrotado por el Ultramarine Uriel Ventris, se dispone a llevar a cabo su venganza.

A través de la Disformidad llega a la estación espacial en órbita sobre Tarsis Ultra. Una vez abordada, algunos soldados de la estación espacial deciden unirse al ejército de Honsou y una vez tomado el control de la estación y con ayuda de sus nuevos guerreros masacra a la tripulación.

Mediante las armas de la estación orbital, Honsou bombardea varias de las ciudades del planeta con torpedos múltiples armados con la Cepa Heraclitus. Esta cepa experimental fue robada por Honsou del Complejo Golbasto, un laboratorio imperial que experimentaba nuevos métodos de crecimiento acelerado para augmentar las cosechas de los Mundos Agrícolas.

La Cepa Heraclitus desencadenó una aceleración en el crecimiento de las esporas larvales de los Tiránidos que existían en la superficie de Tarsis Ultra tras la Tercera Guerra Tiránida. Su posterior desarrollo exterminó a toda la población del planeta, convirtiéndo Tarsis Ultra en una roca estéril.

Los Ultramarines encajaron duramente la destrucción de Tarsis Ultra en su honor, ya que habían jurado proteger el planeta. El Magos Locard aterrizó con unas pocas escuadras de Skitarii, tratando de investigar lo sucedido, y juró que haría pagar al autor de semejante atrocidad por sus actos.

La Cosecha de Cráneos

Huron 2.jpg

Huron Blackheart.

Honsou viaja al Torbellino en busca de reclutas y la Cosecha de Cráneos parece ser una manera ideal de aumentar su ejército. Su objetivo es crear una fuerza letal para arrasar Ultramar hasta los cimientos.

La Cosecha de Cráneos es un evento anual, organizado por Huron Blackheart, e implica que poderosos Señores de la Guerra desplacen a sus partidas de guerra hasta el planeta Nuevo Badab. Honsou establece un campamento con su compañía de Guerreros de Hierro y se dispone a participar en el evento, el cual se basa en que quien mata al líder de una banda puede reclamar a dichos guerreros como suyos.

Honsou envía al Recién Nacido y a un ex-miembro de la Guardia del Cuervo para luchar contra los campeones de otros jefes guerreros. Ambos logran vencer a sus rivales y aumentan el ejército de Honsou hasta los 9.000 hombres. Al final del torneo tan solo quedan tres contendientes: Honsou, un campeón del Dios del Caos Khorne llamado Pashtoq y un campeón del Dios del Caos Slaanesh llamado Noshta.

Pashtoq odia profundamente a Honsou, sobre todo porque Honsou mató a uno de sus campeones más poderosos con la ayuda de su brazo biónico, y por el hecho de que Honsou es un mestizo. Noshta se rinde ante Honsou y por orden de este el Recién Nacido le perdona la vida. En el duelo final de Honsou contra Pashtoq, Honsou destroza el arma demoníaca de su contrincante pero Pashtoq ordena a uno de sus campeones que le entregue otra nueva. En respuesta, el campeón (que secretamente es aliado de Honsou) traspasa el pecho del Señor de la Guerra demoníaco con su espada. Honsou a continuación le corta la cabeza, ganando la Cosecha de Cráneos. Noshta impresionado decide jurarle también lealtad y Honsou regresa con su ejercito.

Una vez finalizada la Cosecha de Cráneos Honsou tiene bajo sus órdenes a 23.000 guerreros.

Antes de irse, Huron Blackheart le aconseja a Honsou que una vez sus campeones ya no le sean útiles, los mate, ya que así evitará posibles motines. Sus palabras finales a Honsou antes de abandonar Nueva Badab fueron: "Recuerda siempre: los más fuertes son más fuertes si están solos".

Guerra en Ultramar

Honsou Guerreros Hierro Marines Caos.jpg

Honsou

Utilizando a Morianna, la vidente condenada del Saqueador, Honsou pudo liberar al Príncipe Demonio M'kar, un antiguo enemigo de los Ultramarines que había sido aprisionado en el fortín espacial Indomable por el Señor del Capítulo Marneus Calgar. Con su ejército listo, Honsou desató su plan para vengarse de Uriel Ventris: la completa destrucción de Ultramar. Atacando primero Tarentus, Honsou hizo que M'kar lanzase su ejército demoníaco sobre la capital del planeta, destruyendo a todos sus habitantes. Sólo después de esto se dio cuenta de que M'kar se había equiparado a él en autoridad sobre el ejército (al que el Demonio llamaba "los Nacidos de la Sangre"), una situación que ninguno podía tolerar por mucho tiempo.

Más adelante, Honsou llevó a Grendel, Vaanes y al Recién Nacido a Calth, el mundo natal de Ventris, con instrucciones de M'kar de destruir la Tumba de Ventanus, un famoso Capitán Ultramarine que había muerto defendiendo el planeta de los Portadores de la Palabra durante la Herejía de Horus, pues el Demonio no podía acercarse a Calth. Antes de ser aceptado en los Ultramarines, Ventris había descubierto la tumba, y su localización era algo que el Recién Nacido sabía. Vaanes fue capturado en la batalla inicial por la Puerta de Guilliman, pero Honsou, Grendel y el Recién Nacido lograron hallar la tumba.

Mientras se preparaban para destruir el mausoleo, Honsou investigó el sarcófago de Ventanus, hallando la Astilla de Erebus, un athame ritual de gran poder enterrado con el Capitán. Honsou asumió que, dado que M'kar temía acercarse a Calth y al armamento de Venatus, el cuchillo podía herir al Príncipe Demonio.

Entonces, llegó Ventris con su escuadra y un grupo de Guardias del Cuervo. Grendel y los bailarines de las espadas murieron al inicio del combate. Honsou ordenó al Recién Nacido que matase a Uriel Ventris, pero éste pudo con su clon. Estalló una refriega, durante la cual Honsou hirió de muerte a Vaanes, pero no obstante los Guerreros de Hierro fueron derrotados por lo que parecían ser los fantasmas de los Ultramarines enterrados. Con sus guerreros muertos, Honsou activó el detonador de las bombas de la tumba, enterrando a Ventris y a sus aliados.

Aunque Ventris, Pasanius y la mayoría de los Astartes presentes sobrevivieron a la explosión, nunca se encontró el cuerpo de Honsou. Sin embargo, la máquina excavadora que había llevado a los Guerreros de Hierro a la tumba también desapareció, indicando que Honsou podría haber escapado.

Fuentes

Extraído y traducido de Lexicanum Inglés.

  • Tormenta de Hierro, por Graham McNeill.
  • Cielo muerto, sol negro, por Graham McNeill.
  • El Legado del Capítulo, por Graham McNeill.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar