Fandom

Wikihammer 40k

Halcones de Fuego

7.594páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Bulldog.png El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!

Halcones de Fuego
Desconocida
150px-Fire Hawks Livery.jpg
Detalles
Antecesor Probablemente Ultramarines
Señor del Capítulo Desconocido
Mundo Capitular Anteriormente Zhoros
Fortaleza-Monasterio La Rapturous Rex
Especialidad Desconocida
Grito de Guerra Desconocido
Capítulos Sucesores
Ninguno
Esquema de Color
Firehawksmarine.jpg
"Quemadlos a todos. El Dios-Emperador reconocerá a los suyos"
Stibor Lazaerek, Señor del Capítulo de los Halcones de Fuego, durante el bombardeo incendiario de Sacristan

Los Halcones de Fuego son uno de los Capítulos de Marines Espaciales leales creados en el M36 durante la 21ª Fundación Maldita. Mientras que los Halcones de Fuego siempre han mantenido que se crearon a partir de la semilla genética de los Ultramarines, los hijos de Roboute Guilliman nunca han reconocido ningún parentesco, lo que alimenta las sospechas sobre su verdadera ascendencia. Tienen el dudoso honor de ser uno de los pocos Capítulos del Adeptus Astartes que han perdido no uno sino dos mundos natales. Después de haber sido casi llevados a la extinción durante la Guerra de Badab, la Fortaleza-Monasterio móvil de los Halcones de Fuego, la antigua Fortaleza Estelar Rapturous Rex se perdió en la Disformidad junto con toda la flota del Capítulo en el 963.M41. Ahora se cree que los supervivientes de este desastre se convirtieron en los Astartes malditos conocidos como la Legión de los Condenados.

Los Halcones de Fuego eran un Capítulo basado en su flota, aunque han poseído en el pasado al menos dos mundos natales. Hoy, sin embargo, estos mundos son desiertos destrozados, consumidos por las guerras de la Era del Imperio. Aunque no existe ningún rastro de la cultura original del Capítulo entre los ahora reclutados, algunas de sus tradiciones feudales siguen vivas en los ritos y el carácter del Capítulo. Los Halcones de Fuego participan en la costumbre del duelo por honor, a menudo usando armas calentadas sobre braseros ceremoniales para resolver las disputas y acabar con las rivalidades. No hace falta decir que el perdedor de uno de tales combates probablemente acabe con cicatrices horribles, y la muerte no es un resultado infrecuente. Otra tradición que se remonta a la cultura perdida está en los títulos concedidos a los líderes del Capítulo. Términos caballerescos se combinan a menudo con títulos Astartes que cumplen los estándares del Codex Astartes, surgiendo individuos con una amplia gama de rangos, como Capitán de Armas, Caballero-Sargento o Hermano-Alférez.

En cuanto a su carácter, los Halcones de Fuego son muy belicosos. Sus tácticas de batalla están casi enteramente relacionadas con la aplicación de una fuerza abrumadora para provocar la destrucción total e inmediata del enemigo. A pesar de su enfoque brutal hacia la guerra, los Halcones de Fuego no son berserkers descerebrados y nunca malgastan sus vidas tratando de lograr objetivos imposibles. Pese a que algunos aliados han denunciado a los Halcones de Fuego por esta actitud, algunos quedándose cerca de llamarlos traidores, tiene su origen en su abrumadora sensación de superioridad y autoestima. Los Halcones de Fuego simplemente se niegan a sacrificarse salvo por las causas más altas; y cuando entran en batalla, el resultado es la destrucción total de todos los que hubieran osado hacerles frente.

Los Halcones de Fuego son algo inusuales también en otro sentido. Cuando la Era de la Apostasía llevó a todo el Imperio a una época de guerra civil y anarquía, la mayoría de los Capítulos del Adeptus Astartes se centraron en sus propias misiones y se negaron a tomar partido. Los Marines Espaciales consideraron toda participación en las innumerables guerras internas de la fe, y en la maníaca opresión desatada por el Alto Señor Goge Vandire sobre los mundos del Imperio, como una traición a sus funciones. La gran mayoría observaba desde la seguridad de las regiones próximas a sus mundos natales o continuaba con largas guerras contra antiguos enemigos xenos. Los Halcones de Fuego, sin embargo, llegaron a estar involucrados en las guerras de la época. El Capítulo luchó por la causa del gran reformador Sebastian Thor, y desde ese momento ha tratado de mantener el status quo que se estableció en la galaxia después de su victoria sobre el loco Alto Señor.

A día de hoy, los Halcones de Fuego han sido incansables en la persecución de cualquier enemigo cuyas acciones podrían poner en peligro al Imperio, lanzando sus contundentes ataques contra Gobernadores Planetarios renegados, jerarcas apóstatas y señores militares rebeldes. En muchos casos, los líderes del Capítulo han asumido esas causas antes de que cualquier otro organismo les haya suplicado ayuda, considerando la derrota de esos traidores como una cuestión de honor. Sólo cuando se mata al demagogo, sus ejércitos están dispersos, sus ciudades destrozadas y su gente en la indigencia, los Halcones de Fuego consideran el asunto zanjado.

Historia

Los Halcones de Fuego son un Capítulo de Marines Espaciales leales que tuvo un final desastroso. Este Capítulo ha sido durante mucho tiempo sinónimo de devastación e ira. Varias fuentes los clasifican como pertenecientes a la 21ª Fundación Maldita del 36º Milenio. El propio Capítulo siempre ha reclamado ser descendiente de los famosos Ultramarines, aunque ciertos defectos y variaciones en las muestras genéticas del Capítulo conservadas en los depósitos del Adeptus Terra lo desmienten, y los Señores de Macragge nunca han reconocido públicamente su parentesco con ellos. Independientemente de su verdadero linaje, la organización y estructura de los Halcones de Fuego siempre ha estado adherida al Codex Astartes solo en los aspectos más generales, y en ocasiones han sido objeto de profundas sospechas por parte de otros Capítulos que obedecen sus principios a rajatabla. Los Halcones de Fuego, a diferencia de casi todos los demás Capítulos de Marines Espaciales, también han sido seguidores especialmente estrictos del Culto Imperial; creyentes en la divinidad del Emperador y en el derecho divino de la Humanidad a dominar las estrellas. Este Capítulo ha tenido su justa parte de victorias y triunfos, pero también más que su justa parte de tragedia. Los Halcones de Fuego son uno de los pocos Capítulos conocidos de los que se sabe que han sobrevivido a la destrucción de dos mundos natales distintos, y que han sido empujados al borde de la extinción en numerosas ocasiones, sólo para levantarse como el proverbial ave fénix de las cenizas.

Desaparición

El infame destino final de este Capítulo sigue siendo incierto y rodeado de oscuros rumores a día de hoy. Lo que se sabe con certeza es que la Fortaleza-Monasterio móvil de los Halcones de Fuego, la Rapturous Rex, y cinco naves de línea; con una dotación total de unos 800 Hermanos de Batalla y unas 2.000 personas más, desaparecieron en la Disformidad en el 963.M41 tras dejar el Sistema Piraeus hacia el Subsector del Mundo del Cuervo, y el Capítulo fue declarado finalmente perdido en la Disformidad. Algunos creen que parte de los Halcones de Fuego supervivientes se convirtieron en la fantasmal Legión de los Condenados.

En lo que respecta a la Legión de los Condenados, todo lo que se sabe sobre ellos está en manos del Adeptus Administratum en Terra y de los propios Halcones de Fuego. Se ha confirmado que los miembros de la Legión son, o eran, Halcones de Fuego que hicieron el salto de Disformidad en 963.M41, aunque el origen de sus habilidades aparentemente sobrenaturales y de sus intervenciones misteriosas a favor de las fuerzas imperiales asediadas siguen siendo un misterio.

Hasta la fecha se han recuperado una serie de objetos relacionados con la Legión de los Condenados. En 987.M41, una nave de patrulla del Subsector Maran evitó por poco chocar con una nave espacial en el punto de salto de Cift. El patrullero estaba entrando en el Sistema Cift del que la nave no identificada justamente se iba. Alertada por el súbito encuentro, la tripulación escaneó toda la zona de salto y descubrió dos objetos cilíndricos dentro de la trayectoria de vuelo prevista del intruso. Fueron llevados a bordo y resultaron ser ataúdes espaciales estándar sin marcas de identificación. Estos ataúdes fueron enviados de vuelta a Terra y cuidadosamente abiertos por el Adeptus Mechanicus. Los dos ataúdes contenían una serie de elementos interesantes que arrojan algo de luz sobre el destino final del Capítulo de los Halcones de Fuego.

Los bultos de dos restos acorazados de Marines Espaciales muertos estaban en el interior de cada uno, ambos en un avanzado estado de descomposición. Los números de serie de sus servoarmaduras correspondieron con los del equipo originalmente enviado por el Adeptus Mechanicus al Capítulo de los Halcones de Fuego. Los cuerpos de dentro eran humanos, pero una mayor identificación resultó imposible debido a su avanzado estado de descomposición. Otros elementos, como el retorcido estandarte del Capítulo de los Halcones de Fuego, se encontraron un año después en 988.M41, con el lema en Alto Gótico in dedicato imperatum ultra articulo mortis ("Por el Emperador más allá de la muerte") inscrito sobre él. También se recuperaron otros objetos de interés incluyendo diversos artículos sellados y un registrador de vuelo digital. El registrador de vuelo fue identificado como parte de la Absoluto, la principal Barcaza de Batalla del Capítulo perdido. El registrador de vuelo reveló poco en la investigación de lo que había sucedido en la Disformidad, sólo que la flota había sido devastada por una catastrófica Tormenta Disforme de tremenda potencia tras su salto de Disformidad. Aturdido por la intensidad de la tormenta, el Capítulo se vio obligado a soportar los ataques de las poderosas entidades de la Disformidad cuando sus campos Geller empezaron a fallar. Tras esto, nave tras nave fueron destruidas y absorbidas por la Disformidad. Sólo una nave consiguió resistir, y ejecutó una audaz maniobra de salida de la Disformidad. La nave logró irrumpir en el Espacio Real, surgiendo en el este galáctico, miles de años luz fuera de su rumbo y más allá incluso de la luz psíquica de Astronomicón del Emperador.

Acciones notables

  • Gran Purga Malagantina (770-791.M38) - La Gran Purga Malagantina fue una operación militar llevada a cabo por 5 Capítulos de Marines Espaciales denominados colectivamente Manus Irae, que desató la ira del Emperador de la Humanidad sobre el herético Sector Malagant del Segmentum Tempestus. Los detalles de esta operación se han mantenido en secreto para todas las organizaciones imperiales, incluyendo la Inquisición, con los registros de la campaña sellados profundamente de las Bóvedas Celarno de Terra. Lo que consta en los fragmentarios registros imperiales es que los Manus Irae recibieron órdenes de los Altos Señores de Terra de la época de "no perdonar a nadie y establecer un sangriento y terrible ejemplo al reino de la Humanidad". Se cree que la cifra de muertos producida por los Manus Irae en el transcurso de esta campaña de 21 años fue enorme y que costó cientos de miles de millones de vidas. Mundos enteros fueron pasados a cuchillo por los Astartes o fueron limpiados de toda vida por órdenes de Exterminatus que desataron al virus Devorador de Vida sobre sus habitantes. En reconocimiento a su exitosa participación en esta campaña, los Altos Señores concedieron a los Halcones de Fuego el Mundo Feudal de Cousteau XI como propiedad. Sin embargo, debido a su gusto por llevar a cabo tales exterminios sin piedad de población civil cuya culpabilidad no estaba clara, los Halcones de Fuego serían rechazados en el futuro por muchos de sus compañeros de los Capítulos Astartes. Los Fragmentos Negros del Cardenal Bloch el Vilipendiado, una de las pocas fuentes heréticas supervivientes que contienen información sobre la Purga de Malagant, explican que los Manus Irae consistieron en 5 Capítulos pero se mencionan sólo tres por su nombre: Los Halcones de Fuego, los Cráneos Plateados y la Guardia del Osario.
  • Castigos de Golgotha (228.M40-902.M41) - Después de que su segundo Mundo Capitular fuese declarado inhabitable, los Halcones de Fuego se encontraron una vez más relegados a ser un Capítulo basado en su flota. Los Halcones de Fuego se comprometieron a realizar repetidas operaciones de castigo en toda la región espacial de los Páramos de Golgotha. Esto consistió en una serie de Cruzadas Imperiales (un total de 13 operaciones de castigo) entre 228.M40 y 902.M41 en esta zona oscurecida y devastada por la guerra. La última terminó justo antes de la Guerra de Badab.
  • Guerra de Badab (901- 908.M41) - Los Halcones de Fuego fueron uno de los primeros Capítulos Leales que se involucraron en la Guerra de Badab después de que una de sus naves, el Presagio Rojo, fuera atacado y capturado por los Secesionistas Guerreros Mantis en el 904.M41 después de intentar determinar por qué tantas naves imperiales habían desaparecido en la Zona del Torbellino. Los Halcones de Fuego se vieron envueltos rápidamente en el conflicto, con casi toda la fuerza de su Capítulo y su potente flota comprometidos en el esfuerzo de guerra contra los Separatistas. A pesar del poder de su flota, los Halcones de Fuego sufrieron terribles pérdidas en los primeros años del conflicto, tanto en términos de personal como de naves espaciales. La fuerza de combate total del Capítulo se redujo a un 22% del total en el tercer año de guerra. Los Halcones de Fuego fueron relegados a un segundo plano para que no corrieran el riesgo de extinguirse. El Señor del Capítulo Stibor Lazaerek solicitó con éxito a los Altos Señores de Terra que su Capítulo pudiera participar en los años finales de la guerra; con la Rapturous Rex, la nave de guerra más poderosa de la Zona del Torbellino, como pieza clave en el bloqueo de Angstrom.

Línea cronológica

M36

  • Fundación.

M38

M40

  • 228.M40 - Primer Castigo de Golgotha.

M41

  • 902.M41 - Decimotercer Castigo de Golgotha.
  • 906.M41 - Interrogados por la Inquisición para establecer la culpabilidad por la guerra; son declarados inocentes.
  • 907.M41 - El Capítulo queda reducido al 22% de sus fuerzas debido a las bajas sufridas en la guerra, y es retirado a misiones de retaguardia durante el resto del conflicto.
  • 912.M41 - Conclusión de la Guerra de Badab.
  • 963.M41 - El Capítulo al completo salta a la Disformidad, y no reaparece.
  • 983.M41 - Los Halcones de Fuego son declarados oficialmente perdidos.

Organización

Se sabe que los Halcones de Fuego sólo se rigen nominalmente por los dictados del Codex Astartes en la división táctica y logística de sus tropas, ya que sus insignias y estructura de mando varían ligeramente. En particular, sus costumbres sobre los títulos y las nomenclaturas son muy diferentes respecto al Codex. Los rangos heráldicos feudales que se originaron en el Mundo Capitular de Zhoros tradicionalmente se unen a la nomenclatura de la estructura de mando de los Halcones de Fuego. El Señor del Capítulo de los Halcones de Fuego, por ejemplo, era conocido como el Gran Maestre. El Gran Maestre del Capítulo debía otorgar estos títulos en reconocimiento de actos de coraje y la habilidad de armas realizados por Hermanos de Batalla individuales. Esto dio lugar a títulos como "Caballero-Capitán", "Preceptor-Sargento", etc., siendo comunes entre ellos. Sin estos reconocimientos y sin la adquisición de la gloria individual por esta vía, la promoción dentro del Capítulo no era posible.

Servicio entre los Guardianes de la Muerte

Mientras que los Halcones de Fuego no se han desplegado en la Cuenca de Jericho en gran número, se sabe que cierto número de Hermanos de Batalla originarios del Capítulo han servido su Larga Vigilia en la región. De estos individuos, un Tecnomarine llamado Solus Phen fue objeto de un desafortunado incidente relacionado con la Cámara Omega en el corazón de la Fortaleza de la Guardia Erioch. Es normal que la cámara se abra para permitir a una persona entrar y recuperar un objeto de su interior. Sin embargo, cuando el hermano Phen entró, el portal se cerró inmediatamente tras él y la próxima vez que se abrió, todo rastro de él había desaparecido. Huelga decir que los Hermanos de Batalla del Tecnomarine Phen están dispuestos a averiguar su destino y descubrir el significado de este acontecimiento portentoso.

Doctrina de combate

La doctrina táctica de los Halcones de Fuego siempre ha estado orientada hacia el uso de tácticas de choque, el combate a corta distancia y, sobre todo, la aplicación brutal de fuego concentrado y abrumador para arrasar al enemigo. Este Capítulo también era dado a desplegar en batalla a la mayoría de su élite de la 1ª Compañía de Veteranos como Veteranos de Vanguardia cuando un asalto con Exterminadores no estaba justificado. Incluso las Escuadras Tácticas y las de Devastadores de los Halcones de Fuego preferían disparar a quemarropa siempre que era posible. También eran conocidos por utilizar un amplio stock de la antigua servoarmadura Mark III Ferrum, especialmente para abordar naves. Los Halcones de Fuego también favorecieron el uso de versiones del Land Raider, como el Redentor y el Cruzado; así como Vindicators, versiones de Rhino y baterías de artillería móvil para hacer brechas en cualquier defensa, permitiendo a los Halcones de Fuego combatir cuerpo a cuerpo contra sus enemigos. También fue observado por los historiadores imperiales que los Halcones de Fuego evitaban la guerra defensiva, despreciando la naturaleza "sin gloria" de los bombardeos continuados o los tiroteos de largo alcance; considerándolos no decisivos y desaconsejables para el honor de un guerrero Astartes.

El Capítulo también se negaba vehementemente a utilizar camuflaje (incluso patrones aprobados por el Codex Astartes) llamándolo la "librea de los perros", porque creían en el honor de portar valientemente la librea elegida por su Capítulo como señal de la destrucción y la purga que traen a sus enemigos; una heráldica, por lo tanto, sangre carmesí y amarillo fuego, los colores sagrados del Capítulo. Entre las altas esferas del Capítulo, el uso de calaveras y otros símbolos de supervivencia contra todo pronóstico, y el desprecio hacia el miedo a morir, eran también bastante comunes. Los Astartes de los Halcones de Fuego también eran conocidos por personalizar su armadura a su antojo, decorando su placa de ceramita con su heráldica personal con el propósito de mostrar sus logros en batalla, así como las batallas en las que habían participado.

Los Halcones de Fuego fueron una fuerza basada en una flota muy bien equipada, tanto con naves de guerra principales como con Naves de Escolta; y sus Compañías de Batalla estaban permanentemente separadas en despliegues a bordo de estas naves de combate, mientras que sus Compañías de Reserva, la Primera Compañía de élite y los altos mandos del Capítulo estaban establecidos en la gigantesca Fortaleza Estelar Rapturous Rex. La importante flota del Capítulo haría necesaria una cantidad muy por encima de la normal de siervos de Capítulo y servidores para servir de tripulación regular y realizar tareas de apoyo. Los Halcones de Fuego exigían obediencia absoluta a este gran número de sirvientes y también los consideraban totalmente desechables.

A pesar de ser reconocidos defensores del Imperio, de su celo religioso y de su fuerza de voluntad, una sombra se ha mantenido siempre sobre el Capítulo y a menudo se les ha denunciado por uso excesivo de fuerza contra la población civil, al igual que han sido acusados por sus aliados de deserción ante el enemigo. En numerosas batallas se les ha visto retirar sus fuerzas de situaciones en las que sus filas podrían agotarse innecesariamente por desgaste, o donde una ventaja táctica ha sido claramente perdida en favor de un devastador contraataque posterior. Este desprecio por lo que les ocurra a los demás los ha hecho menos populares entre sus aliados, como uno puede imaginarse, y en una de esas ocasiones la decisión de retirarse de lo que los Halcones de Fuego consideraban una situación insostenible fue la causa de tres siglos de larga enemistad con el Capítulo de los Manos de Hierro. Esta disputa sólo terminó con la muerte del Comandante de la Fuerza de los Halcones de Fuego de la batalla disputada a manos de un campeón de los Manos de Hierro en un combate singular celebrado para resolver el asunto. Este desprecio hacia los demás puede ser la razón por la que la Legión de los Condenados busca ahora proporcionar apoyo a otras fuerzas imperiales bajo ataque siempre que sea posible, en un intento de expiar su conducta anterior.

Creencias

Los Halcones de Fuego, a diferencia de la mayoría de los Capítulos de Marines Espaciales, eran muy estrictos seguidores del Culto Imperial, de la creencia en la divinidad del Emperador y del destino manifiesto de la Humanidad de dominar las estrellas. Por ejemplo, a principios del M36, tal era el fervor de su fe que se involucraron profundamente en las guerras de la Era de la Apostasía mientras que muchos otros Capítulos se quedaron al margen de esta feroz guerra civil religiosa; pagando con sangre sus convicciones en apoyo de los reformistas Thorianos. Los Astartes de este Capítulo también fueron rígidos defensores del status quo establecido en el Imperio de la Humanidad, y tuvieron un interés especial en la destrucción de Comandantes Imperiales renegados, Cardenales apóstatas y otros señores imperiales díscolos, condenando periódicamente a las llamas a ciudades y colonias enteras para lograr sus objetivos. El Capítulo ha estado mejor considerado entre los Altos Señores de Terra y sus agentes que entre muchos de sus otros aliados de guerra, sobre todo entre otros Astartes. Debido a esto, se sabe que varios Capítulos de Marines Espaciales consideran a los Halcones de Fuego como oscuramente contaminados, demasiado orgullosos y carentes de sentimiento de fraternidad, y algunos van tan lejos como para sugerir que han sido corrompidos por algún fallo en la psique colectiva del Capítulo o en su semilla genética, aunque ninguno niega su efectividad en combate. Una vez más, pueden ser precisamente estos defectos los que la Legión de los Condenados ahora intenta remediar con su penitencia.

Los Halcones de Fuego son un Capítulo famoso por concentrarse en las proezas individuales en la batalla y el orgullo marcial de sus guerreros. Los duelos de honor con espadas tradicionales y las marcas de hierro al rojo se alentaron activamente entre las tropas cuando no estaban movilizadas en campaña; tanto por honor como forma de solucionar conflictos entre Hermanos de Batalla; y en ocasiones estos duelos se luchaban a muerte. Se cree que esta tradición tiene su origen en los rituales de las castas guerreras de su primer Mundo Capitular de Zhoros, y que ha sido deliberadamente conservada por el Capítulo, arbitrada por sus Capellanes.

Miembros conocidos

  • Caballero-Comandante Stibor Lazaerek - Al comienzo de la Guerra de Badab en el 904.M41, el Caballero-Comandante Stibor Lazaerek era el Gran Maestre de los Halcones de Fuego y contaba con más de 600 años terranos de edad, y con una mala salud debido a las numerosas heridas de guerra acumuladas a lo largo de una larga y gloriosa carrera. Era considerado amargado y arrogante por las autoridades imperiales, aunque era sin duda un comandante competente con un insuperable valor personal. Los historiadores imperiales señalan que existe una amplia evidencia que sugiere que durante el mandato de Lazaerek como Gran Maestre este llevó a su Capítulo a varias disputas tanto con Comandantes Imperiales como con otros Señores de Capítulo Astartes. De particular interés es que Laezerek albergaba una acritud especial contra los Garras Astrales, que tenían su origen casi un siglo antes en la campaña de la Fisura de Lycanthos. Lufgt Huron había sido proclamado líder de batalla por sus compañeros comandantes Astartes en la campaña de Lycanthos dejando de lado al más veterano Laezerek, para gran disgusto del Gran Maestre. Esta mala sangre entre los dos Señores de Capítulo fue un factor que más que probablemente contribuyó a que los Halcones de Fuego participasen en los últimos compases de la Guerra de Badab, convirtiéndola una guerra civil imperial en toda regla. Lazaerek, junto con la totalidad de su Capítulo, fue declarado oficialmente "Perdido en la Disformidad" y muerto cuando la flota de su Capítulo intentó un salto disforme desde el Sistema Piraeus, a 120 años luz del Subsector del Mundo del Cuervo en el 963.M41.
  • Capitán-Caballero Elam Courbray, "El Joven Señor" - Elam Courbray era el guerrero más poderoso del Capítulo de los Halcones de Fuego. Capitán de la 8ª Compañía, la reserva de Asalto del Capítulo; la arrogante confianza de Courbray en su propia habilidad y la posesión de la antigua Espada de Energía Excellus le hacían el supuesto heredero al puesto de Señor del Capítulo de los Halcones de Fuego. Durante la Guerra de Badab, la imprudente furia de Elam Courbray creció junto con su odio hacia los Secesionistas, y fue el único Capitán Halcón de Fuego que mantuvo ese rango y sobrevivió para ver el final del conflicto.

Reliquias conocidas

  • Hierro Incandescente - Después de la destrucción del Mundo Capitular de los Halcones de Fuego en la Era de la Apostasía, se dice que uno de los principales Armeros de la Fortaleza de la Guardia Erioch, un Halcón de Fuego, se volvió loco de dolor y no abandonó su forja; hasta que finalmente incluso su constitución sobrehumana le falló, y la tensión del agotamiento y el hambre lo mataron. La Espada de Energía que forjó es conocida como Hierro Incandescente, y arde con la furia demente de su creador, supuestamente el origen de este trágico suceso. El generador de energía del Hierro es muy potente pero peligrosamente inestable, y la hoja del generador se ha roto en varias batallas, sólo para ser cuidadosamente reforjada.

Flota conocida

La flota capitular de los Halcones de Fuego contiene las siguientes naves, entre otras:

  • Rapturous Rex (Fortaleza Estelar Móvil).
  • Estrella del Sacrificio (Crucero de Asalto).

Apariencia

El esquema de colores del Capítulo de los Halcones de Fuego consiste en una servoarmadura de naranja descolorido, adornada con llamas amarillas y hombreras igualmente amarillas.

La insignia del Capítulo es un ave fénix que renace de las llamas. La servoarmadura de la Legión de los Condenados es negra y marcada con símbolos de muerte y condenación: cráneos, huesos y llamas.

Conflicto de Canon

El esquema y el símbolo de los Halcones de Fuego han cambiado desde su primera aparición en el trasfondo: ahora hay más rojo que amarillo, y el emblema de la explosión nuclear ha sido sustituido por uno más acorde con el nombre del Capítulo.

Además, el libro de la Guerra de Badab sitúa el Segundo Asedio de Terra en el 378.M36, casi 100 años después de la fecha que el Codex: Cazadores de Brujas deja ver (hacia el 287).

Galería

Leer más

Lista de Ejércitos de Marines Espaciales.

Lista de Capítulos Leales.

Fuentes

Extraído y traducido de Wikihammer 40K UK.

  • Imperial Armour IX-X.
  • Codex: Ultramarines (2ª Edición).
  • Warhammer 40,000: Compendio (1ª Edición).
  • Codex: Asesinos (3ª Edición).
  • Index Astartes: Legión de los Condenados.
  • Ordo Malleus Dixit (2004).
  • Deathwatch: Honour the Chapter (Juego de Rol).
  • White Dwarf 99, 101 y 260 (Edición inglesa).

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar