Fandom

Wikihammer 40k

Guerreros Trueno

7.594páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Mecanicus.png

El Adepto Sabiondus, mascota del Imperio del Hombre, protege este saber; pues es parte del Omnissiah. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El Omnissiah sabe todo, comprende todo. Tus visitas honran al Dios Máquina.


Pre imperio guerrero del trueno.jpg

Guerrero Trueno

Los Guerreros Trueno fueron los guerreros de Terra creados mediante ingeniería genética por el Emperador de la Humanidad para unificar el mundo natal de la raza humana bajo su mandato en el M30. Fueron los primeros guerreros genéticamente mejorados creados por el Emperador y sirvieron como precursores para los modernos Marines Espaciales. Destinados a ser armas vivientes, los Guerreros Trueno eran conocidos por ser físicamente más fuertes, más salvajes y más potentes que los futuros Astartes, a pesar de que no vivían tanto.

Las crónicas imperiales sostienen que el último de los Guerreros Trueno murió heroicamente durante la última batalla de las Guerras de Unificación a finales del M30 que reunificaron Terra bajo el mando único del Emperador y forjó el gobierno que se convertiría en el Imperio del Hombre.

La verdad del hecho es muy diferente, porque el destino de los Guerreros Trueno estuvo unido al terrible precio que el Emperador demostró estar dispuesto a pagar para asegurar un mejor futuro para la Humanidad.

HistoriaEditar

La Era de los ConflictosEditar

GuerreroTrueno1.jpg

Guerrero Trueno de las Guerras de Unificación.

Durante la turbulenta época conocida como Era de los Conflictos o la Vieja Noche en Terra, el Sistema Solar y los demás Sistemas Estelares cercanos que habían sido colonizados por la Humanidad durante la Era Oscura de la Tecnología fueron aislados por completo de todo viaje interestelar o comunicación astropática entre sí, debida a las enormes Tormentas de Disformidad que barrían la galaxia mientras el Inmaterium era perturbado por la milenaria gestación del Dios del Caos Slaanesh y la turbulencia que marcó la decadencia del reino Eldar antes de la Caída. Durante los cinco mil años de anarquía, miedo y violencia que marcaron este periodo, el antaño unificado gobierno planetario de la Vieja Tierra se derrumbó por completo y se dividió en docenas de naciones que luchaban entre sí. Una guerra continua rugió por la superficie de Terra durante dos milenios y medio, empezando a finales del M27. Poco quedó de la antiguamente sofisticada civilización del glorioso pasado de la Vieja Tierra, pues los caudillos tecnobárbaros y sus hordas de guerreros mejorados genéticamente luchaban constantemente por el planeta, el cual se había convertido en poco más que un enorme campo de batalla para sus apocalípticas guerras de desgaste milenario.

Fue durante estos oscuros tiempos cuando el Emperador de la Humanidad desarrolló los primeros guerreros mejorados genéticamente que servirían en sus ejércitos, los proto-Astartes, que fueron creados, como las posteriores generaciones de auténticos Marines Espaciales, a partir del material genético de los veinte Primarcas, la sobrehumana progenie genética del Emperador que había sido creada en los laboratorios bajo el Himalaya y robada en sus cápsulas de gestación por los Poderes Ruinosos. El Emperador diseñó a estos proto-Astartes para que fueran más rápidos, fuertes y poderosos que cualquiera de los salvajes y bárbaros genoclanes guerreros que servían a los distintos Estados-nación tecnobárbaros. Eran soldados mejorados genéticamente para arrastrar a su mundo fuera de la anarquía en la que había caído. Fue con este trasfondo con el que el misterioso salvador que sólo sería conocido como el Emperador se reveló, y el estandarte del águila y el relámpago marchó orgulloso ante los imparables ejércitos de sus Guerreros Trueno.

Las Guerras de UnificaciónEditar

GuerreroTrueno2.jpg

Guerrero Trueno en Servoarmadura Mk. I Trueno completa.

Emergiendo de la anónima oscuridad a finales del M30, el Emperador tomó un papel directo y público en el futuro de la Humanidad por primera vez en su historia, conquistando a las distintas facciones guerreras del mundo natal de la Humanidad y estableciendo su gobierno sobre Terra a lo largo de las Guerras de Unificación. El Emperador aceptó las muertes de muchos inocentes que resultaron de esta conquista con gran remordimiento, a fin de lograr el bien mayor de unificar a la Humanidad y protegerla de las depredaciones de la Disformidad y los xenos que acechaban en la galaxia.

Durante la Unificación se libraron batallas inconmensurablemente grandes, que duraban semanas, cuyos cadáveres resultantes se contaban por millones, y que partían montañas y continentes enteros. Los futuros estudiosos imperiales considerarían después estas victorias como hipérboles morbosas, negándose a creer que semejantes choques pudieran haberse producido, pero de hecho ocurrieron así. Las crónicas históricas imperiales cuentan la última batalla de las Guerras de Unificación, conocida como la Batalla del Monte Ararat, que se luchó en el Reino de Urartu. Durante esta última batalla los Guerreros Trueno que quedaban fueron destruidos hasta el último hombre. Las crónicas recogen que el famoso Guerrero Trueno Arik Taranis, conocido como "el Portador del Relámpago", alzó el Estandarte del Relámpago en la declaración definitiva de la Unidad, que establecía el gobierno del Emperador sobre toda Terra, antes de morir a causa de sus heridas. Que todos los Guerreros Trueno hubiesen muerto para ganar la última y mayor victoria del Emperador era una muestra de su heroico sacrificio.

La MatanzaEditar

Pre imperio guerrero del trueno 02.jpg
Desafortunadamente, esta heroica versión de los hechos era totalmente falsa. Los Guerreros Trueno no habían muerto todos en la última batalla de las Guerras de Unificación. Habían sido brutalmente eliminados de la existencia por los propios sirvientes del Emperador, siguiendo sus órdenes directas. Los Guerreros Trueno habían sido traicionados por su propio creador, un terrible secreto habilidosamente ocultado al pueblo del Imperio durante más de 10000 años terranos.

Para llevar adelante sus planes para la Humanidad, el Emperador aceptaba que tendría que llevar a cabo algunas acciones que eran en esencia inmorales para lograr el bien mayor para toda la Humanidad. En los años que vendrían, el Emperador necesitaba que el pueblo de Terra estuviese unido tras un único líder dominante con el fin de comenzar la futura reconquista de la galaxia durante la Gran Cruzada que pretendía desatar después. Para comenzar su leyenda, y unir a toda la Humanidad bajo su mando como un líder iluminado e invencible, el registro oficial tenía que indicar que el Emperador había ganado en gran parte la guerra y reunificado Terra por sí solo. Desafortunadamente, esto significaba que no podía permitir a sus Guerreros Trueno sobrevivir al conflicto para cuya lucha habían sido creados. De otro modo, el pueblo de Terra podría no tener el suficiente respeto y reverencia hacia el Emperador que harían falta si iba a motivarlos a enfrentarse a los sufrimientos necesarios para forjar una nueva era dorada interestelar para la Humanidad.

Así, la eliminación de los Guerreros Trueno tuvo lugar tras la victoria en la última batalla de la Unificación. No se sabe quién llevó a cabo esta masacre, aunque los únicos guerreros en las fuerzas imperiales del momento capaces de la hazaña eran los guardaespaldas personales del Emperador, el Adeptus Custodes. Aunque algunos Guerreros Trueno escaparon con éxito, la gran mayoría de los supervivientes a las Guerras de Unificación murieron a manos de sus propios aliados.

CaracterísticasEditar

Thunder Warrior Captain.jpg

Capitán de los Guerreros Trueno.

Los Guerreros Trueno eran los precursores de los modernos Marines Espaciales, que fueron creados tras el exitoso final de las Guerras de Unificación. Aunque los proto-Astartes eran superiores en todos los aspectos a los Marines Espaciales posteriores, sufrían un fallo que los Astartes definitivos no tenían: sus vidas eran extremadamente cortas. Los Guerreros Trueno no fueron creados para vivir más allá de la Unificación, así que este fallo genético podría haber sido inscrito deliberadamente en su ADN durante su creación para asegurarse de que, una vez su utilidad hubiese desaparecido, estos guerreros dejarían de existir.

Los Guerreros Trueno fueron creados para ser un espadón, a diferencia del escalpelo que representarían los Astartes posteriores. A diferencia de la mayoría de Marines Espaciales, los Guerreros Trueno eran asesinos despiadados de sangre fría. Al ir terminando las Guerras de Unificación, el Emperador sabía que aún necesitaría las habilidades superiores de los guerreros modificados genéticamente para conquistar la galaxia, de modo que pasó a desarrollar soldados superiores en todos los aspectos al humano medio: no sólo físicamente, también moral, espiritual e intelectualmente. Estos perfeccionamientos del patrón se convertirían en los primeros Marines Espaciales auténticos de las Legiones Astartes.

Los Astartes de hoy día no serían rival para los Guerreros Trueno en el dominio del combate puro y duro. Sin embargo, aunque los Guerreros Trueno eran más fuertes, resistentes y duros que los Astartes posteriores, su legado genético nunca fue pensado para durar más allá de la Unificación de Terra. Los proto-Astartes eran un medio para un fin, la conquista de un solo mundo, mientras que sus sucesores genéticos debían conquistar una galaxia entera.

EquipoEditar

GuerreroTrueno3.jpg

Marine Espacial Ultramarine equipado con Armadura Trueno.

El primer modelo de servoarmadura creado para los proto-Astartes y los primeros Marines Espaciales fue la servoarmadura Mark I Trueno, aunque el nombre fue puesto más adelante, y en su momento sólo se la llamaba "servoarmadura". Fue desarrollada a partir de las servocorazas vestidas por los tecnobárbaros a finales de la Era de los Conflictos. Fue usada sólo durante la campaña del Emperador para reconquistar y unificar el Sistema Solar antes de la Gran Cruzada. En ningún modo fue exclusiva de los primeros Marines Espaciales, pues de hecho los guerreros tecnobárbaros también la utilizaban, al igual que los Guerreros Trueno que hubo antes de la creación de los Astartes definitivos.

Sin embargo, debido a que estaba pensada para luchar en un entorno terrestre, no está sellada por completo, y no ofrece ninguna protección a su portador frente al vacío. Sólo la mitad superior tiene servomotores, debido en parte a que durante la Unificación era difícil producir armas de disparo por falta de tecnología, y por tanto la fuerza del guerrero en su torso y brazos era el factor más importante.

Toma su nombre del símbolo del trueno y el relámpago que usaba el Emperador durante la Unificación, antes de adoptar el Aquila Imperial durante la Gran Cruzada. El emblema da a la Servoarmadura su nombre más común actualmente: Armadura Trueno.

Esta armadura primitiva era producida de forma totalmente local. No había un diseño estándar, las distintas panoplias variaban mucho y sus diseños exactos eran a menudo cosa del gusto personal. La parte principal de la armadura era el enorme servotorso que protege el pecho y los brazos. Cables de energía enrollados bajo la armadura transmitían energía desde el generador de la mochila a los brazos, aumentando drásticamente la fuerza física del guerrero. Puesto que las luchas en Terra durante este período eran principalmente cuerpo a cuerpo, la fuerza del pecho y los brazos de un guerrero era de una importancia vital.

Las piernas no estaban potenciadas de ninguna forma, pero estaban protegidas por duras grebas acolchadas, aunque a veces también se usaban simples placas de acero. Aunque era raro, los guerreros mejor equipados a veces vestían grebas y botas blindadas. Sin embargo, este antiguo modelo de Servoarmadura era bastante más ruidoso que los posteriores, quizás debido a las piernas sin potenciar, haciendo casi imposible realizar operaciones de infiltración vistiéndola.

Los Guerreros Trueno estaban equipados con un modelo arcaico, aunque grande y poderoso, del Bólter Astartes estándar.

Guerreros Trueno destacadosEditar

Thunder Warrior Standard Bearer.jpg

Arik Taranis portando el Estandarte del Relámpago.

Arik Taranis, Portador del Relámpago - Arik Taranis fue un Guerrero Trueno cuyo nombre era famoso por todo el Imperio y llegado a ser admirado hasta por los Astartes modernos debido a su resonancia histórica. No hay un solo Marine Espacial en todo el Adeptus Astartes que no conozca el nombre de Arik Taranis, las batallas que ayudó a ganar, los enemigos que mató y los grandes honores que obtuvo luchando en los ejércitos del Emperador durante las Guerras de Unificación.

Arik Taranis era la historia personificada: Vencedor de Gaduaré, Último Jinete, Carnicero de Scandia, Asesino de Tronos... estos y otros cien honores de batalla ganados por este guerrero están dispersos por las historias escritas sobre la fundación del Imperio. Todos estos relatos culminan en el fin de la vida de Taranis sobre una montaña antaño inundada durante la última batalla de las Guerras de Unificación. Taranis recibió el título de Portador del Relámpago tras la Batalla del Monte Ararat en el Reino de Urartu. Las crónicas imperiales recogen que murió, sucumbiendo al daño causado por sus heridas, una vez cumplido el singular honor de alzar el Estandarte del Relámpago del Emperador en la declaración final de la Unidad planetaria de Terra. Taranis y todos sus Hermanos de Batalla habían sido masacrados en esta última batalla, muriendo para poner fin al conflicto y establecer el nuevo Imperio de la Humanidad.

La verdad, sin embargo, era muy distinta, pues Arik Taranis sobrevivió a la Batalla del Monte Ararat, y también sabía que el Emperador había fundado su Imperio traicionando a los hombres que habían luchado tan ferozmente por él. Sorprendentemente, Taranis no guardaba ningún rencor hacia su creador por su monstruosa traición, pues entendía mejor que nadie que los Guerreros Trueno eran un medio para un fin. Él y todos sus hermanos habían sido desechados por el Emperador en favor de la base genética de las Legiones Astartes por el bien de la Humanidad. Arik fue uno de los muy pocos que lograron escapar de la matanza.

Aun así, Taranis había aprendido lo que había podido de su creador en los años de la Unificación, y llegó a dominar mucha de la antigua ciencia genética que el Emperador había usado para crear a los Guerreros Trueno. Desafortunadamente, Taranis no poseía conocimientos suficientes para detener su propio deterioro, sólo lo suficiente para aferrarse desesperadamente a la vida como un señor del crimen en la Ciudad de los Suplicantes de Terra el tiempo suficiente para un día tener un último papel en la historia del Imperio durante la Herejía de Horus.

En este sentido, tras los acontecimientos descritos en Los Muertos Exiliados, se descubre que Taranis consigue extraer la semilla genética de un Marine Espacial voluntario de los Lobos Lunares tras el combate librado en el Templo de la Ciudad de los Suplicantes, por lo que quizá sí se encontrara en disposición de detener su progresivo deterioro corporal, e incluso de clonar este órgano para poder crear algún nuevo Guerrero Trueno (en el libro se menciona que tenía un "aprendiz" o jamadar llamado Ghota).

FuentesEditar

Extraído y traducido de Wikihammer 40K UK.

  • Warhammer 40,000: Recopilación.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar