FANDOM


Bulldog El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!

Inqsello Este artículo debe ser actualizado con información de nuevos Codex y publicaciones oficiales. La información que contiene puede no seguir vigente o estar incompleta. Disculpen las molestias.
Simbolo guardianes de la muerte

Heráldica

Los Guardianes de la Muerte (Deathwatch en en inglés) forman la Cámara Militante del Ordo Xenos, la rama de la Inquisición encargada del estudio, contención y, en muchos casos, exterminio de las razas alienígenas que amenazan el Imperio del Hombre. Sin embargo, no es un único Capítulo unificado como los Caballeros Grises del Ordo Malleus.

Los Marines Espaciales de los Guardianes de la Muerte pertenecen a muchos Capítulos diferentes, los cuales tienen sagrados votos de mantenerse especializados en combatir alienígenas y dispuestos a aniquilarlos en cualquier momento. Estos guerreros se despliegan de forma conjunta para combatir la amenaza alienígena donde y cuando asome su espantosa cabeza.

Una vez en los Guardianes de la Muerte, no hay un periodo de servicio establecido y sus miembros permanecerán juntos mientras su comandante lo vea necesario. Cada Marine Espacial puede servir por el período de tiempo necesario para una misión en particular que, por sí misma, puede llevar varios años. Una vez completado el servicio, los Marines Espaciales son libres de regresar a su Capítulo, con sus votos de lealtad completados.

ObjetivoEditar

Marines Deathwach devastador

De las más lejanas esquinas de la Galaxia hasta el auténtico corazón del Segmentum Solar, existen razas alienígenas que amenazan la contínua existencia de la Humanidad.

Todos los Capítulos de Marines Espaciales y Regimientos de la Guardia Imperial están dispuestos a combatir estas razas, pero los Guardianes de la Muerte han sido especialmente entrenados para combatir a los alienígenas desde su concepción, hace miles de años. Muchas de estas razas alienígenas, como los C'tan y los Necrontyr, han permanecido durmientes desde hace miles e incluso millones de años, y los Guardianes de la Muerte permanecen vigilantes sobre sus mundos, dispuestos a combatirles si vuelven a despertar. Más peligrosos que los más violentos de los Orkos, estas razas eran antiguas antes de que los humanos se arrastraran fuera de los océanos, y su maldad está más allá de cualquier medida humana.

Para proteger al Imperio del retorno de estas razas alienígenas ancestrales, solitarias fortalezas orbitan mundos desolados en el borde de la Galaxia, donde Marines Espaciales de los Guardianes de la Muerte mantienen una vigilia constante. Además, existen bases secretas dispersas por todo el Imperio, puntos de defensa desde los cuales los Guardianes de la Muerte pueden lanzar sus misiones. Los Capítulos de los que los Guardianes de la Muerte reclutan sus miembros están siempre preparados para enviar a sus cazadores de alienígenas si son llamados por un miembro del Ordo Xenos.

Además de la destrucción de alienígenas, la Guardia de la Muerte también está a cargo de la recuperación y el estudio de artefactos y tecnología alienígena. Aunque es extremadamente desagradable, los miembros de la Inquisición están obligados a estudiar los heréticos artefactos de los enemigos que deben combatir, y no hay nadie más capaz para recuperar esos objetos que los Guardianes de la Muerte.

Marines guardianes muerte incidente nemesis

Ocasionalmente es necesario utilizar la tecnología alienígena y, aunque tal decisión nunca se toma a la ligera, utilizarla contra los propios alienígenas es una agradable ironía. El Adeptus Mechanicus está siempre ansioso de los descubrimientos de las victorias de los Guardianes de la Muerte, y las espadas fásicas C'Tan utilizadas por el templo de asesinos Callidus fueron recuperadas por miembros de la Guardia de la Muerte de un mundo Necrón muerto. En batalla, cada equipo normalmente está bajo la autoridad de un Inquisidor del Ordo Xenos, pero en algunos casos excepcionales, un Capitán o un Bibliotecario pueden tomar el mando si así lo dictan las circunstancias.

Su autoridad es absoluta y nadie se atreve a cuestionar sus órdenes. El comandante de un destacamento de los Guardianes de la Muerte puede requisar con libertad fuerzas y equipo sin que se levante ni una palabra de queja. Los Guardianes de la Muerte tienen acceso a lo mejor de lo mejor, tanto en equipamiento imperial como alienígena, y están entrenados con el más alto estándar.

HistoriaEditar

Los orígenes exactos de los Guardianes de la Muerte son inciertos en los registros imperiales actuales, pero su comienzo se puede remontar a 544.M32 y la llegada del mayor ¡Waaagh! orko visto en el Imperio desde la Cruzada de Ullanor durante los últimos años de la Gran Cruzada. Encabezada por el misterioso Kaudillo conocido sólo como La Bestia, esta invasión de pieles verdes amenazó al mismo Trono de Terra.

Durante este conflicto Koorland, el recién elegido Lord Comandante del Imperio, Capitán de Capítulo y único miembro superviviente de los Puños Imperiales, ideó el concepto de utilizar pequeños equipos de eliminación de Astartes de élite para suprimir activos estratégicos vitales de la invasión de pielesverdes y finalmente, a La Bestia misma. Aunque renuentes al principio en aceptar el plan del Lord Comandante y aprobar la creación de tal fuerza, los tiempos desesperados requerían medidas desesperadas por lo tanto, los Altos Señores de Terra aceptaron la propuesta de Koorland. Los reclutas originales para esta fuerza de élite recién creada fueron elegidos entre los supervivientes de los varios Capítulos que participaron en la invasión inicial del mundo capital de la bestia de Ullanor. Estos Capítulos sufrieron graves pérdidas durante la invasión. Así, estando en vigilia sobre sus hermanos caídos, las semillas de los Guardianes de la Muerte fueron sembradas.

El Lord Comandante Koorland llegó a un acuerdo con el Representante Inquisitorial Wienand para apaciguar cualquier recelo que surgiera del resto de los miembros del Senatorum Imperialis por lo que los Guardianes de la Muerte estarían sometidos a las órdenes de la Inquisición siendo, eso sí, un astartes el Señor del Capítulo.

Sin embargo, existen relatos contradictorios que afirman que los orígenes de los Guardianes de la Muerte ocurrieron de manera algo diferente y que fueron fundados apenas unos sólo siglos estándar atrás, no milenios atrás. Estos registros indican que un cónclave de Señores Inquisidores -el Conclave Apócrifo de Orphite IV- se reunió con el único propósito de formular una estrategia para todo el Imperio para combatir las muchas amenazas xenos que asaltaban a la Humanidad. Los miembros de este cónclave eran, en general, extraídos de las filas del Ordo Xenos, todos los cuales compartían la creencia de que algún día llegaría un tiempo en que la Humanidad sería consumida por babeantes bestias xenos, o esclavizada por criaturas de orígenes indudablemente alienígenas. Preveían una época en la que toda forma de vida extraterrestre en la galaxia, y otros más allá, se levantarían y la Era del Imperio llegaría a su fin. No tenían idea de cuánto podía tardar en llegar una época tan terrible, pero sabían con terrible certeza que seguramente lo haría por lo que determinaron que no se debía escatimar ningún esfuerzo para evitar tal fin.

El cónclave se alargó durante muchos años estándar, y un amargo debate se desarrolló entre las variadas posiciones distintas de los señores inquisidores. Algunos creían que cada rastro de vida extraterrestre debía ser purgado de la galaxia, mientras otros pocos abogaban por la formación de alianzas con algunas razas alienígenas que podían ser toleradas. Algunos hablaron de seres antiguos y semejantes a dioses que dormían desde antes de la creación de la Humanidad y que estaban despertando para esclavizar la galaxia, mientras que otros preveían que la muerte vendría completamente a través de una invasión desde otras galaxias. Mientras varios Inquisidores puritanos declararon que el cónclave en sí mismo era la admisión de la derrota por siquiera aceptar que la Humanidad no podría prevalecer contra estas amenazas, el consejo más sabio prevaleció, y finalmente se formuló una estrategia. El cónclave pediría una audiencia con los Señores de Capítulo reunidos del Adeptus Astartes, y les pediría una solemne promesa. No se sabe cuántos señores capitulares se reunieron para escuchar las palabras del cónclave, porque tal acontecimiento sólo ha ocurrido un puñado de veces en la larga historia del Imperio. Tampoco se registraron las palabras de los inquisidores para la posteridad. Ciertamente, suficientes Señores del Capítulo debieron haber respondido a la llamada, porque se reunió un quórum muy significativo. El cónclave presentó su profecía a los Señores Capitulares, evocando la amenaza galáctica de los devoradores xenos. Una vez escuchado el planteamiento de los Inquisidores, los líderes astartes, cada uno un veterano de mil campañas contra los horrores del vacío, se retiraron para considerar el asunto.

Los resultados de las deliberaciones de los Señores de Capítulo fueron entregados al cónclave al amanecer del día siguiente. Todos y cada uno de los Señores e Inquisidores realizaron juntos un juramento solemne. Formarían un nuevo Capítulo, consistente en Marines Espaciales veteranos altamente experimentados en la lucha contra los xenos. Este capítulo fue bautizado como los "Guardianes de la Muerte", porque se mantendría en guardia contra el destino predicho por el cónclave. Así, hasta el día de hoy, este juramento conjunto sigue vigente. Los Hermanos de Batalla de los Guardianes de la Muerte llevan la guerra contra el alienígena a los límites más oscuros del vacío, llevando una fuerza tal que ningún Inquisidor individual podría esperar reunir. En esta misión, el Ordo Xenos y los Guardianes de la Muerte son iguales, los inquisidores señalan a los enemigos para que los Guardianes de la Muerte los erradiquen. Mientras que ninguna de las dos partes está sujeto al mando del otro, ambos trabajan de acuerdo hacia su objetivo común, según los juramentos establecidos hace siglos. Ambos colaboran estrechamente, siempre vigilantes ante el fatídico día en que se cumplan las profecías del cónclave.

Sea cual sea la verdad, desde el inicio de los Guardianes de la Muerte en el M32, ha habido períodos en que el Imperio se ha atrevido a creer que estaba manteniendo a raya la amenaza xenos. A fuerza de innumerables martirios, esta orden oculta ha mantenido los Segmentums del dominio del Emperador seguros, hasta ahora. El Fin de los Tiempos ha expuesto lo delgada que es una línea entre el presente y el apocalipsis alienígena temido por toda la Humanidad.

Guerra al filo del abismoEditar

A medida que el M41 llega a su fin, el escudo de los Guardianes de la Muerte ha sido sacudido, resquebrajado y llevado al borde de la destrucción. Nunca antes se habían levantado tantas amenazas contra la estructura del reino de la Humanidad en un momento dado; nunca antes había tantas razas xenos poderosas tratando de tomar la galaxia por su cuenta. Mil horrores roen y desgarran el tejido del destino, enemigos viejos y nuevos emergiendo para arriesgarse a que la Humanidad sea desgarrada en su larga guerra contra el Caos.

Los Eldar luchan por un resurgimiento en el que han empleado diez milenios, sin tomar prisioneros para arder brillantemente antes del final. Sus viles primos de Commorragh, los Eldars Oscuros, tienen la intención de abarrotar sus despensas antes de que se produzca el apocalipsis, perpetrando incursiones en números nunca vistos para dejar mundos una vez prósperos vacíos de vida sensible.

Las dinastías necronas se despiertan más rápido de lo que los Guardianes de la Muerte pueden sostener: ejércitos largo tiempo enterrados vuelven a la vida mientras sus antiguos señores intentan restaurar un orden exánime en una era de violencia que celebra su despertar. Los orkos, una amenaza que durante mucho tiempo se ha enfrentado a sí misma gracias a los ataques quirúrgicos de los Guardianes de la Muerte, finalmente se unen bajo el profeta de Armageddon. Su violento tsunami verde se afianza para ahogar las estrellas. En la franja oriental, los ejércitos tecnológicamente avanzados del Imperio Tau se expanden agresivamente gracias a la invención del motor acelerador ZFR Horizon que los empuja por el Golfo de Damocles para conquistar mundos imperiales a un ritmo sorprendente.

Más lejos, derivan las innumerables bionaves del Gran Devorador. Las flotas enjambre Behemoth y Kraken empujan sus veloces zarcillos hacia el centro de la galaxia, dejando en su estela nada más que áridas bolas de roca. Otra docena de flotas enjambre invaden las fronteras del Imperio, con sus bionaves vivientes arrastrándose en el vacío en números más allá de toda consideración. Tal vez sea la Flota Enjambre Leviathan la más temida, pues sus flotas segmentadas emergen de debajo del núcleo galáctico para amenazar el Segmentum Solar, el mismo asiento de la civilización humana.

Con cada año estándar, más y más solicitudes se envían al Adeptus Astartes desde los Guardianes de la Muerte, citando antiguos juramentos para reclamar diezmo tras diezmo. Sin embargo, los mensajes astropáticos fluyen en ambos sentidos. Cientos de Capítulos están pidiendo formalmente que sus Hermanos de Batalla sean dados de alta de su Larga Vigilia y relevados, a pesar del empañamiento de su honor que eso conlleva. En este tiempo de angustia, cada Marine Espacial es vital en la guerra contra los poderes oscuros que intentan reventar la propia realidad. Que la humanidad logre sobrevivir para ver una nueva era es desconocido, pero los Guardianes de la Muerte están luchando con cada ápice de su fuerza para asegurarlo.

OrganizaciónEditar

Los Guardianes de la Muerte están organizados en pequeñas compañías de élite, muy al estilo de un Capítulo de Marines Espaciales. Sin embargo, sus números no provienen de un solo planeta natal ni de planetas fuente confiables y ricos en reservas genéticas de calidad. En realidad, la organización está compuesta por Marines Espaciales de los Capítulos que se han comprometido a ceder una parte de su fuerza a la interminable guerra contra el extraterrestre. Sus filas solo están formadas por héroes, y cada uno de ellos ya ha demostrado ser un experto cazador de alienígenas incluso antes de que comenzara su entrenamiento como agente de los Guardianes de la Muerte.

Como cámara militante del Ordo Xenos, el Guardián de la Muerte tiene la tarea del estudio y, si es necesario, del exterminio de peligrosas razas alienígenas inteligentes encontradas por el Imperio. También tienen encomendada la observación de razas alienígenas y la adquisición de su tecnología para su posterior estudio por el Adeptus Mechanicus. La tarea de recuperación y estudio de dispositivos y artefactos alienígenas es necesario a veces para usar un arma contra el enemigo que la creó, aunque esto nunca se haga a la ligera. Los Guardianes de la Muerte vigilan constantemente un presunto sabotaje en el dispositivo recuperado y aconsejan si es realmente seguro usar un arma de origen xenos. El Adeptus Mechanicus siempre está a la expectativa de la tecnología alienígena; por ejemplo, la espada de fase C'tan, utilizada por los Asesinos Callidus, se recuperó de un mundo necrópolis y se integró con éxito en el arsenal del Imperio.

Las Legiones de Marines Espaciales leales y los siguientes capítulos sucesores de la Segunda Fundación estaban obligados por un antiguo juramento hecho al Emperador a proporcionar tropas a los Guardianes de la Muerte. Sin embargo, particularmente entre algunos de los Capítulo de Marines Espaciales más radicales, esta puede ser una importante prueba de deber, especialmente para aquellos como los Ángeles Oscuros o los Templarios Negros que ven a la Inquisición como corrupta y enemiga de la legítima independencia y autonomía del Adeptus Astartes. Aunque no hay ningún Capítulo o Marine Espacial que no cumpla con el antiguo juramento, Capítulos como los Manos de Hierro, Ángeles Oscuros, Lobos Espaciales y Ángeles Sangrientos tienen una relación notoriamente tensa con la Inquisición.

No es extraño que Inquisidores radicales del Ordo Xenos reciban comisiones de servicio de tropas de los Guardianes de la Muerte a sus órdenes, facilitadas por estos Capítulos de Marines Espaciales para ayudar en contra de las maquinaciones políticas de los puritanos Inquisidores del Ordo Hereticus.

Otros Capítulos como los Ultramarines, los Puños Carmesíes y los Puños Imperiales tienen una relación mucho más estrecha con la Inquisición en general y con el Ordo Xenos mismo. Los Marines Espaciales de estos Capítulos son incorporados con mayor frecuencia y en mayor número a los Guardianes de la Muerte, aunque un equipo de eliminación pueda estar formado por cualquier variedad de Astartes, ya que los recursos de la cámara militante de Ordo Xenos están ubicados por toda la galaxia. Los Marines Espaciales que forman un equipo de eliminación pueden variar enormemente en filosofía personal, cultura y costumbre, pero están unidos por su lealtad al Emperador y su celoso odio hacia los enemigos alienígenas de la Humanidad. Un Marine Espacial permanecerá con los Guardianes de la Muerte hasta que el inquisidor que dirige el destacamento considere que se han completado las tareas necesarias para que pueda regresar a su Capítulo con honor.

Estructura del escudoEditar

Casi todas las bases de los Guardianes de la Muerte en el Imperio tienen la misma estructura central. El Comandante de la Guardia, generalmente un Capitán Astartes o incluso un Señor del Capítulo, es atendido por un equipo estratégico de Bibliotecarios, Capellanes y Dreadnoughts. Sus Tecnomarines tienen confiado el gobierno de la Armería y los Capitanes de la Guardia lideran cuatro equipos de eliminación en gran parte independientes. Aunque de forma general la estructura organizativa de una Fortaleza de la Guardia tradicionalmente se mantiene sacrosanta, los equipos bajo un Capitán de la Guardia son extremadamente flexibles. En tiempos de guerra contra una amenaza clara y determinada, algunos pueden estar especializados para combatir una raza en particular. Esto puede dar como resultado que los hermanos de batalla se muevan de un equipo de eliminación a otro. Es raro que los equipos se mantengan unidos por mucho tiempo, aunque en ocasiones la colaboración se ha extendido a lo largo de los siglos, formando lazos de hermandad tan fuertes que se cuentan entre los activos principales del Capítulo.

Cada vez que un miembro del personal de mando de una fortaleza de la guardia toma el liderazgo de uno de sus equipos de eliminación, el nombre cambia según corresponda. Por ejemplo, cuando sea dirigido por el Epistolario Galius, el equipo se convertiría en equipo de eliminación Galius durante la misión. Todos los equipos pueden adoptar configuraciones más especializadas a petición de su líder, pero cuando se desconoce la naturaleza del enemigo, es común que los equipos adopten tácticas Aquila, un patrón ofensivo de amplio espectro capaz de adaptarse para superar cualquier obstáculo. En el momento de la anomalía de Ghosar Quintus, el equipo dirigido por el famoso capellán Ultramarine Ortan Cassius se organizó en este patrón: su designación formal fue Equipo de eliminación Aquiles Cassius.

Relaciones con aliadosEditar

Deathwatch vs Biotitán

Guardianes de la Muerte enfrentándose a un Biotitán.

Hay muchas maneras en que un grupo de combate del Ordo Xenos puede entrar en acción junto a fuerzas regulares del Imperio. Puede que el equipo haya encontrado una amenaza alienígena demasiado poderosa para ser despachada en solitario, y necesite el apoyo de una fuerza mayor, más convencional. Este fue el caso cuando un equipo bajo el mando del Inquisidor Reynaard descubrió un culto de adoración al alienígena en el mundo de Mandall IV. Se creía que el culto estaba localizado en un distrito particular de la capital, pero cuando cayó la justa retribución sobre los blasfemos, toda la población de la ciudad se volvió contra el grupo de asalto. Reynaard y los Marines Espaciales escaparon por muy poco y más tarde regresaron a la cabeza de más de medio millón de soldados. Para asegurarse de la destrucción del culto, las fuerzas de Reynaard destruyeron totalmente la ciudad, borrando cualquier huella de su existencia, y matando a toda criatura viviente que se encontraba en el interior.

También puede haber situaciones en las que un ejército del Imperio ha encontrado un ejército para el que está mal preparado para combatir, y el Ordo Xenos envía un equipo de asalto para proporcionar apoyo o purgar el campo de batalla de la contaminación alienígena. La devastación de los K'nib del Sector Donoriano fueron detenidas por un equipo de asalto de la Guardia de la Muerte comandados por el mismísimo Hermano de Batalla Artemis, respondiendo a una petición de ayuda del coronel del regimiento de la Guardia Imperial de Kaslon. Artemis mató al Alcaide de los K'nib en Assumptus V y terminó con las incursiones en el espacio imperial (aunque los registros oficiales otorgan esta victoria al Regimiento Kaslon). De cualquier manera, el apoyo de un equipo de asalto del Ordo Xenos es siempre bienvenido por las fuerzas imperiales que se enfrentan a una amenaza alienígena.

AspectoEditar

ColoresEditar

Space marine deathwatch

Guardián de la Muerte de los Ultramarines

Los guerreros que tienen el honor de ser admitidos en la cámara militante repintan de manera ritual su armadura en el negro de los Guardianes de la Muerte, dejando únicamente la hombrera derecha con su color original para indicar su Capítulo de origen. Una servoarmadura de los Marines Espaciales nunca se oscurece completamente, ya que eso deshonraría al Espíritu Máquina de la armadura y ningún guerrero estaría dispuesto a aceptar el riesgo. En la hombrera izquierda se lleva con gran orgullo la ornamentada heráldica de los Guardianes de la Muerte.

Aparte de estos detalles, la armadura de un guerrero de los Guardianes de la Muerte es adornada a menudo con una combinación de sellos de pureza, iconos y símbolos únicos del Capítulo de origen del que provenga. Por ejemplo, los Lobos Espaciales suelen adornar su armadura con toda clase de runas y talismanes derivados de la cultura de Fenris, su planeta natal. Los Ángeles Sangrientos son conocidos por tener distintos pequeños iconos en forma de lágrima, mientras que los hermanos de batalla del Capítulo de los Ángeles Oscuros llevan pequeños colgantes de espadas aladas. Cuanto más tiempo sirva en los Guardianes de la Muerte, más adornado con sellos de pureza y guiones devocionales se encontrará una armadura astartes.

Habiéndose enfrentado los horrores más viles de la galaxia, el hermano de batalla sabe que, en última instancia, es la fe la que derrotará al enemigo. Aunque esté equipado con las mejores armas y armaduras disponibles, su pureza espiritual será el arma más letal que el Guardián de la Muerte poseerá para enfrentarse contra su enemigo.

Hombrera izquierdaEditar

Guardian de la muerte ordo xenos

La hombrera y el brazo izquierdo es de color plata galvanizada, pulida hasta alcanzar un alto brillo. En el centro de la placa está el icono de los Guardianes de la Muerte, la antigua "I" Inquisitorial, montado con una calavera y unos huesos cruzados.

Este icono está situado sobre la Letanía Xenomortis, pero se sabe que algunos hermanos de batalla de la Larga Vigilia graban otros también textos devocionales, incluyendo el Catecismo de los Xenos y la Tercera Abjuración de Terra.

Tales pasajes recuerdan al hermano de batalla su deber en todo momento y no es infrecuente que recite los versos de tales oraciones en la batalla, forjando su corazón y los de sus compañeros contra el mal de los xenos.

Campañas notablesEditar

  • Adoradores de los Hrud (Fecha desconocida) - El Ordo Hereticus descubrió un culto cronomántico que adoraba a los ladrones de tiempo Hrud en el planeta madriguera de Rhidl. El Ordo Xenos fue notificado mediante un comunicado astropático y los Guardianes de la Muerte fueron enviados para purgar sus túneles kilómetro a kilómetro.
  • El Primogénito (Fecha desconocida) - Los experimentos de Fabius Bilis a la hora de fusionar bioformas alienígenas para formar el organismo de ataque perfecto llegaron a un final abrupto cuando los Guardianes de la Muerte invadieron sus laboratorios, abriéndose paso a través de una docena de carnosos infiernos vivientes para sumir en llamas todo el complejo.
  • El Martillo de los Guardianes de la Muerte (Fecha desconocida) - Los prognosticadores de los Caballeros Grises detectaron una inminente brecha en la disformidad en el Subsector Endasch. En el propio subsector, dos kaudillos orkos enfrentados habían derramado ríos de sangre tan copiosos que estaban a punto de crear una grieta hacia el mismo reino del Dios de la Sangre. Incapaces de alcanzar Endasch a tiempo, los Caballeros Grises enviaron un pulso astropático a los Guardianes de la Muerte. Una docena de equipos de eliminación se desplazaron a Endasch yeliminaron a uno de los Kaudillos orkos y a su séquito usando solamente martillos de trueno y mazas y puños de energía. Golpear al enemigo hasta la muerte utilizando armas de impacto no resultó una proeza, y costó a los equipos de eliminación la mitad de sus efectivos. Sin embargo, al limitar la sangre derramada, los Guardianes de la Muerte impidieron que se produjera la brecha disforme. El Kaudillo orko superviviente condujo un ¡Waaagh! hacia las afueras del subsector. Una semana solar más tarde, los sensores augures determinaron que la ruta de la horda orka se introducía en el Ojo del Terror por lo que el asunto quedó resuelto.
  • La Perdición Sslyth (Fecha desconocida) - Las células de xenos Sslyth que adoraban al Dios del Placer Slaanesh del Sector Vensine fueron asaltadas en sus nidos cuando el equipo de eliminación Decurius descendió para salvar al planeta de su funesto destino.
  • Yddylia en llamas (Fecha desconocida) - Después que se demostrara que los ataques del Mundo Astronave Biel-Tan sobre el Subsector Garravissima eran imposible de detener, los Guardianes de la Muerte de Fort Ajax renunciaron a su persecución y cambiaron de estrategia. Tomando todo lanzallamas que pudieron reunir, descendieron al mundo virgen de Yddylia en el punto álgido de la temporada de calor y, en coordinación con un bombardeo incendiario, prendieron fuego al orbe. Los Exoditas del planeta lucharon con denuedo para repelerlos, pero los Guardianes de la Muerte se mantuvieron siempre por delante. Atraídos por las llamadas de socorro psíquico de sus aislados parientes, el Mundo Astronave Biel-Tan apareció en el cielo nocturno. En poco más de una semana solar, el Autarca de Biel-Tan fue asesinado de un tiro de bólter en el cráneo.
  • La Cámara Omega (Fecha desconocida) - Corsarios Eldar atacaron la Fortaleza Omega. Su objetivo, la enigmática talla llamada Esfera del Juicio Final, asegurada en la cámara de nulidad del complejo. Los asaltantes se encontraron que la fortaleza de los Guardianes de la Muerte se defendía mejor de lo que ellos esperaban, ya que aunque era de pequeñas dimensiones, todos sus defensores formaban parte de equipos de eliminación Venator. Cientos de asaltantes Eldar murieron antes de que el último de ellos lograra acceder la cámara, y sólo para encontrarla vacía. La Esfera del Juicio Final era un mito, desinformación extendida entre los Eldar mediante contactos mercenarios de los Escudos Negros de la fortaleza.
  • Purga de los Ur-Ghuls (Fecha desconocida) - Una migración Ur-Ghul brotó de forma imparable de los tres veces malditos zigurats de Shaa-dom. La gigantesca manada se desplazaba del espeluznante Laberinto Fragmentado hacia el Palacio Reflejado de Plenitia. Cuando los depredadores demostraron ser lo suficientemente poderosos para vencer al equipo de eliminación que los cazaba, se envió al Dreadnought Xenomortis para reforzar a sus hermanos de batalla. Meses más tarde, la máquina de guerra emergió de las ruinas del ahora vacío Palacio Reflejado con cada pulgada de su casco recubierto de sangre Ur-Ghul.
  • Los Enjambres de Psiconeuein de Syntax IX (Fecha desconocida)
  • Las invasiones Ambull en Triyix Tert (Fecha desconocida)
  • Matar a un Jokaero (Fecha desconocida) - Los Guardianes de la Muerte de Fuerte Nullifact atacaron una nave jokaero aparentemente indefensa, solo para ser recibidos por una potencia de fuego igual a la de una flota de batalla. Los astartes se retiraron hasta una distancia segura, vigilando a los simiescos alienígenas mientras se alejaban lentamente en el frío vacío del cosmos.
  • En las nieves de Atrophon (Fecha desconocida) - Cuando el planeta Atrophon se enfrentó a la devastación del ¡Waaagh! Dregsmasha, un pequeño equipo de eliminación fue enviado para asesinar al Gran Mekániko que dirigía la guerra. Un error de geolocalización dejó al equipo en el lado equivocado de un salvaje río crecido por las tormentas, atrapado en una feroz ventisca y con los pieles verdes rodeándolos velozmente. El heroísmo demostrado entonces es la definición misma de la abnegada resistencia de los Guardianes de la Muerte.
  • La Táctica Kryptman (Fecha desconocida) - Después de ver la destrucción causada por la Flota Enjambre Leviathan en su avance por el espacio Imperial, el Inquisidor Kryptman ordenó que un cordón de mundos situados en su camino fueran arrasados y esterilizados para privar a los Tiránidos de sustento. Con esta drástica Kryptman fue declarado excomulgado, con varios de sus detractores exigiendo su sentencia de muerte. Mientras tanto, sus aliados entre los Guardianes de la Muerte capturaron a toda una generación de Genestealers en estasis en el interior de un pecio espacial. Los astartes modificaron el rumbo del pecio lo enviaron hacia el Imperio orko de Octarius, un bastión orko en el camino del grueso de la Flota Enjambre Leviathan. La táctica demostró ser un éxito cuando la Flota Enjambre siguió el rastro psíquico de sus Genestealers hacia el imperio orko, rico en biomasa, ganando tiempo para que el Imperio pudiera reagruparse mientras los xenos luchaban entre ellos.
  • Extractio Extremis (Fecha desconocida) - A través de sus contactos con Comerciantes Independientes, los Guardianes de la Muerte fueron alertados de la existencia de un Capitán Marine Espacial en las sangrientas arenas gladiatoriales de Commorragh. El equipo de eliminación Aldric, tras recibir asesoramiento de la 1ª Compañía del Capítulo de los Salamandras, encontró un método de entrar en la Telaraña. Infiltrando su transporte Corvus Blackstar dentro del dañado casco de una nave corsaria Eldar, entraron en la Ciudad Oscura. Allí, los astartes se abrieron camino peleando en los hipogeos de la arena. A pesar de que la misión le costó la vida a todos los miembros del equipo, salvo al propio Aldric, el objetivo fue liberado a tiempo para escapar en la nave corsaria, sin que los eldar conocieran su presencia a bordo.
  • El Gran Usurpador (Fecha desconocida) - En el mundo oceánico de Tharsis Prime, el cambiaformas Lacrymole que había substituído al paranoico gobernador planetario Icos Blaille fue finalmente derribado tras una agotadora guerra con las tribus de mercenarios Kroot que había contratado para protegerse.
  • La Bóveda de Aza'gorod (Fecha desconocida) - Un fragmento del C'tan registrado en el Ordo Xenos como "El Destructor" fue detectado en el Sistema Gulga, ya que su sombra psíquica era tan oscura que fue recogida por decenas de coros de reverberación astropática de largo alcance. Los Guardianes de la Muerte enviados a investigar encontraron el sistema infestado de muertos vivientes, tanto mecánicos como biológicos. Tras meses de guerra que implicaron fuerzas de tres Fortalezas de la Guardia distinta, el fragmento de C'tan de Aza'gorod fue destruido finalmente mediante un sostenido bombardeo Láser de Land Raiders y Cañoneras Corvus Blackstar.
  • La Anomalía de Ghosar Quintus (Fecha desconocida) - El Capellán Ortan Cassius lideró al equipo de eliminación Áquila en el mundo minero de Ghosar Quintus, sólo para encontrar una infestación alienígena que se extendía no sólo por todo el planeta, sino también por el Segmentum y posiblemente más allá.
  • El Inquisidor Ladrón (Fecha desconocida) - Cuando el Inquisidor Gao del Ordo Xenos llegó con un bastón de datos Necrontyr al Fuerte Volossia, decretó su muerte de forma inconsciente. El Líder Supremo Zhanatar el Vengador descendió sobre la Fortaleza de la Guardia a la cabeza de un centenar de Guadañas de la Noche. Tras desatar la aplastante fuerza contra la guarnición de la fortaleza, desapareció con el bastón de datos en la mano y llevándose al Inquisidor Gao atrapado en un Laberinto teseráctico como lección de advertencia.
  • La Corona de la Bestia (Fecha desconocida) - Durante una incursión de desestabilización en el desgarrado Imperio Orko de Octarius, los equipos de eliminación del Ojo de Octos fueron testigos de una invención de los mekánikos orkos, la cual interrumpía el control sináptico que unía a los organismos tiránidos. Apareciendo con una especie de corona eléctrica, el autoproclamado Rey Mekániko Baddkrasha aniquilaba enjambre tras enjambre. Los equipos de eliminación esperaron a que los dos ejércitos xenos se diezmaran entre sí antes de atacar, matar al Baddkrasha y escapar con su decapitada cabeza para un estudio más profundo de la corona.
  • Revisión de Damnos (Fecha desconocida) - El mundo helado de Damnos, purgado de colonos humanos durante el despertar de los Necrones en 973.M41, fue objeto de una nueva invasión ultramarine, esta vez una mitad entera del capítulo. Lord Marneus Calgar y el Capitán Cato Sicarius reconquistaron la superficie del planeta mientras un equipo de Guardianes de la Muerte se infiltraba en el complejo primario de tumbas y destruía la capacidad de sus líderes para regenerarse antes de dar el golpe final.
  • Ataque a los Enclaves (Fecha Desconocida) - Cuando el Comandante Farsight y sus subordinados se unieron a la guerra de Agrellan, los Guardianes de la Muerte lanzaron un oportunista ataque contra los Enclaves Farsight causando daños incalculables en la estructura de mando de los Enclaves antes de que el Comandante Farsight regresara.
  • El Auge Alienígena (Fecha desconocida) - Los ejércitos del Imperio están desplegados ante la amenaza cada vez mayor del Caos. A lo largo y ancho de la galaxia, miles de razas xenos que se habían agazapado esperando su momento lanzan invasiones a gran escala, atacando las fronteras del reino del Emperador. Los Guardianes de la Muerte se encuentra desplegados hasta el punto de ruptura y más allá todavía.

Miembros conocidosEditar

Señores de la VigiliaEditar

CapitanesEditar

  • Bannon, del Capítulo de los Puños Imperiales.


  • Quiron Octavius, del Capítulo de los Puños Imperiales.
  • Peratos, del Capítulo de los Ultramarines.
  • Prascus, del Capítulo de los Ultramarines.
  • Tarran Cearr, del Capítulo de los Guardianes de la Tormenta.

BibliotecariosEditar

  • Andreas, bibliotecario.
  • Brytnoth, biliotecario.
  • Shaidan, bibliotecario de los Guerreros Mantis.

CapellanesEditar

  • Nolasco, del Capítulo de los Ángeles Sanguinarios.

ApotecariosEditar

  • Nicander, del Capítulo de los Ultramarines.

TecnomarinesEditar

  • Keilor, del Capítulo de las Águilas de la Perdición.
  • Kolpheus, del Capítulo de la Guardia del Cuervo.
  • MacKrentan, tecnomarine veterano de los Guardianes de la Tormenta.
  • Mac Zi Ven, del Capítulo de los Guardianes de la Tormenta.

DreadnoughtsEditar

SargentosEditar

  • Cyrus, del Capítulo de los Cuervos Sangrientos.
  • Grevius, del Capítulo de los Puños Carmesíes.
  • Ruinus, sargento devastador del Capítulo de los Guerreros Mantis.
  • Soron, sargento de asalto del Capítulo de los Guerreros Mantis.

Hermanos de batalla Editar

  • Armando, del capítulo de los Puños Carmesíes.
  • Aulus, Capítulo desconocido.
  • Cuiris, del Capítulo de los Ángeles Sangrientos.
  • Decatru, del Capítulo de los ángeles Sangrientos.
  • Dionis, del Capítulo de los Ángeles Oscuros.
  • Elwaine, del Capítulo de los Salamandras.
  • Erasmus, del Capítulo de los Cuervos Sangrientos.
  • Guilar, Capítulo desconocido.
  • Kato, del Capítulo de los Ultramarines.
  • Kruidan, del Capítulo de los Guerreros Mantis.
  • Henghast, del Capítulo de los Lobos Espaciales.
  • Jagatun, del Capítulo de los Cicatrices Blancas.
  • Janus, Capítulo desconocido.
  • Tyrian Kulak, del Capítulo de los Lobos Espaciales.
  • Kullen, del Capítulo de los Guardianes de la Tormenta.
  • Proteus, del Capítulo de los Ultramarines.
  • Darrion Rauth, del Capítulo de los Exorcistas.
  • Richter, del Capítulo de los Templarios Negros.
  • Servaisdel Capítulo de la Guardia del Cuervo.
  • SkorsaCapítulo desconocido.
  • Ignatio Solarion, del Capítulo de los Ultramarines.
  • Theclus, del Capítulo de los Hijos de Medusa.
  • Toma, del Capítulo de los Puños Carmesíes.
  • Trythios, del Capítulo de los Cuervos Sangrientos.
  • Vass, Capítulo desconocido.
  • Venters, del Capítulo de los Salamandras.
  • Maximmion Voss, del Capítulo de los Puños Imperiales.
  • Xaver, del Capítulo de los Templarios Negros
  • Siefer Zeed, del Capítulo de los Guardia del Cuervo.

GaleríaEditar

Leer másEditar

Fuentes Editar

  • Chapter Approved 2003.
  • Codex: Armageddon (3ª Edición).
  • Deathwatch (Novela Gráfica).
  • Deathwatch Core Rulebook (Juego de Rol).
  • Deathwatch: Final Sanction (Juego de Rol).
  • Deathwatch: First Founding (Juego de Rol).
  • Deathwatch: Game Master's Kit (Juego de Rol).
  • Deathwatch: Know No Fear (Juego de Rol).
  • Deathwatch: Litany of War (Juego de Rol).
  • Deathwatch: Mark of the Xenos (Juego de Rol).
  • Deathwatch: Oblivion's Edge (Juego de Rol).
  • Deathwatch: Rites of Battle (Juego de Rol).
  • Deathwatch: The Achilus Assault (Juego de Rol).
  • Deathwatch: The Emperor Protects (Juego de Rol).
  • Deathwatch: The Jericho Reach (Juego de Rol).
  • Deathwatch: The Nemesis Incident (Juego de Rol).
  • Deathwatch: The Outer Reach (Juego de Rol).
  • Deathwatch: Honour the Chapter (Juego de Rol).
  • Deathwatch: Rising Tempest (Juego de Rol).
  • Dark Heresy: Daemon Hunter (Juego de Rol).
  • Dawn of War 2 (Juego de PC).
  • Héroes de los Marines Espaciales (Antología).
  • Imperial Armour (Volumen 2).
  • Index Astartes II.
  • Inquisitor (Juego).
  • Inquisitor Rulebook.
  • Last Watch (Relato corto), por Laurie Goulding.
  • Machine Spirit (Relato corto), por Nick Kyme.
  • Omnibús Ultramarines,por Graham McNeill.
  • The Infinite Tableau (Relato corto), por Anthony Reynolds.
  • The Vorago Fastness (Relato corto), por David Annandale.
  • Victories of the Space Marines (Antología).
  • Warrior Brood, por C.S. Goto.
  • Warrior Coven, por C.S. Goto.
  • Weaponsmith (Relato corto), por Ben Counter.
  • White Dwarf Nº 247-287-306 y 317 (Edición Norteamericana).
  • White Dwarf Nº 260 (Edición Inglesa).
  • Xenos, por Dan Abnett.
  • 13th Penal Legion, por Gav Thorpe.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.