Fandom

Wikihammer 40k

Grandes Cacerías

7.596páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Bulldog.png El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!

Guardia del Lobo atacando.jpg

En el año 197 después de la derrota de Horus a manos del Emperador y el internamiento de este en la unidad de soporte vital conocida como el Trono Dorado, se celebraba en la Gran Sala del Colmillo el Festín de la Ascensión del Emperador, celebrando así la derrota del Mal.

En ese momento Leman Russ, que ocupaba su lugar en la cabecera de la mesa, se subió sobre la mesa de roble donde, siglos atrás, peleó contra el Emperador para que este se ganara su respeto y lealtad. Miles de Lobos Espaciales esperaban oír su discurso pero, tras varios minutos de tensa espera, este no se produjo nunca.

Cayendo de rodillas, reunió a sus guerreros favoritos y se fue, dejando solo atrás a Bjorn Garra Implacable, el más joven de todo su séquito. Y se fue de Fenris para no volver nunca más.

Durante siete años aguardaron a su señor, llenándole su cuerno de bebida cada uno de los siete Festines de la Ascensión del Emperador. Pero no volvió.

Se dice que al séptimo año, durante el llamado Invierno Infernal, los Señores Lobo que quedaban se reunieron y decidieron que uno de ellos debía suceder a Russ al mando de los Lobos Espaciales, y por consenso total escogieron a Bjorn Garra Implacable como primer Gran Lobo.

Este reunió a sus hermanos y dijo que el deber de los Lobos Espaciales era buscar a su señor. Y dicho esto se embarcaron en sus naves y viajaron por el Mar de las Estrellas en busca de su señor perdido, declarando así la Primera Gran Cacería. Los Lobos viajaron por muchos planetas. Acabaron con muchos enemigos, herejes, xenos, Demonios y traidores... Mas nunca encontraron a Russ.

Las victorias fueron tantas que esas sagas sólo se contaban la Víspera del largo Invierno, pero después de muchas aventuras, tuvieron que volver con las manos vacías. Tenían los relatos de sus gestas, los trofeos de sus enemigos derrotados y unas pocas profecías deprimentes pero nada de Leman Russ. La Primera Cacería acabó en fracaso. Aunque no en un fracaso rotundo, pues acabaron con muchos males que el Imperio desconocía y lo ponían en peligro.

Pero se han hecho otras Grandes Cacerías. A veces, al Gran Lobo se le aparece Russ en sueños y le dice que es la hora de otra Gran Cacería. Otras veces, también se lo comunica a los Sacerdotes Rúnicos. Es cuando se declara la nueva Gran Cacería y da comienzo una nueva época de hazañas heroicas sin parangón. Nunca consiguen encontrar a Russ, pero a cambio consiguen acabar con grandes peligros o encuentran pistas sobe su señor. Las hazañas son siempre extraordinarias.

Según los últimos registros, ya se han realizado 30 Grandes Cacerías. Las más famosas son:

  • La Segunda, donde hallaron la armadura de Russ en Rudra, un planeta en los límites exteriores del Ojo del Terror, dentro de un templo dedicado a Horus.
  • La Cuarta, donde descubrieron y acabaron con la Conspiración Coreliana, un intento de acabar con el Administratum en un sangriento golpe de estado a escala galáctica.
  • La Novena, donde limpiaron de Genestealers los mundos infestados de Gehenna.
  • La Trigésima, en la que se inician unos extraños sucesos cuando descubren que ha faltado el Gran Lobo, Logan Grimnar, a la reunión.

Hasta la próxima Gran Cacería, resonarán estas palabras en las cabezas de los guerreros de Fenris:

"Escuchadme con atención, Hermanos, porque el aliento de mi vida está casi exhausto. Llegará una era en el futuro en el que nuestro Capítulo estará moribundo, como yo lo estoy ahora, y nuestros enemigos se unirán para destruirnos.

"Entonces hijos míos, escucharé vuestra llamada, sea cual sea el reino de la Muerte en el que encuentre, y me reuniré con vosotros, lo prohíban o no las leyes de la Vida y de la Muerte.

"En el momento final estaré junto a vosotros. Para la batalla final. Para la Hora del Lobo."

El Regreso Editar

Cuando una a una las Grandes Compañías regresan al Colmillo de una Gran Compañía se inicia un protocolo a seguir, una tradición. Los hermanos de batalla de la Gran Compañía que se han quedado para salvaguardar el Colmillo forman en línea hacia los bloques de celdas y salones de entrenamiento de la montaña-fortaleza, saludando a los hermanos de batalla en su regreso.

Ningún Señor Lobo regresaría de la Gran Cacería sin un trofeo para ser mostrado en el Colmillo como símbolo de la agitación por la cacería.

Se prepara una Guardia de Honor para recibir a las Grandes Compañías que van llegando al Colmillo.

Durante una Gran Cacería era una época en la que los Lobos Espaciales debían salir de la jaula y dejar que sus espíritus corriesen libres. Los Lobos Espaciales necesitaban tiempos como estos.

El venerado Sacerdote Lobo Ulrik el Matador envía entonces misivas a cada una de las tribus más leales de los Lobos Espaciales para que traigan a un único emisario, uno de los poderosos y sabios hombres a los que se le permitía conocer las hazañas del Capítulo, a los habitantes de fuera de la fortaleza, donde un transbordador de los nidos de las águilas del Colmillo les transportaría al pico inaccesible. Allí se les llevaba para escuchar las proezas de la Gran Caza y recibir los cuentos que luego transmitirían para ser escuchados en sus respectivas tribus.

Era parte del ciclo que traía sangre nueva al Capítulo. Los guerreros más jóvenes de Fenris aprenderían de las hazañas heroicas de los Lobos Espaciales e intentarían emularles en las interminables batallas que se producían entre las tribus y las furiosas formas de vida nativas de Fenris.

El mito de los Lobos Espaciales era una parte crucial del proceso de abastecimiento de guerreros fenrisianos, y la Gran Cacería serviría para crear nuevas leyendas que crecían y se esparcían con cada nuevo relato.

El mismo Ulrik el Matador llevaba a la comitiva de sabios, jefes de guerra, adivinos y patriarcas, pertenecientes a los emisarios de las tribus al interior de la fortaleza. Allí se reúnen todos los Lobos Espaciales en el Gran Salón y escuchan las sagas de la Gran Caza. Los Señores Lobo van relatando sus hazañas en orden de llegada.

Ulrik el Matador preside el festín.

Fuentes Editar

  • Space Wolves #1: Feast of Lies, por Ben Counter.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar