Fandom

Wikihammer 40k

Garviel Loken

7.923páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios0 Compartir
Bulldog.png El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!

Retrato Capitán Garviel Loken Lobos Lunares.jpg

Garviel Loken, Capitán de la 10ª Compañía de los Lobos Lunares

"Es el Emperador de la Humanidad, y ha guiado estoicamente a su gente a través de la espantosa época de las tormentas de Disformidad, durante la Era de los Conflictos, manteniendo con firmeza el gobierno y la ley del hombre. Es lo que se espera de él. Ha mantenido la llama de la cultura humana encendida durante el penoso aislamiento de la Vieja Noche; ha preservado aquel fragmento precioso y vital, y lo mantuvo intacto, hasta que llegara el momento en que la desperdigada diáspora de la humanidad volviera a establecer contacto. Me alegra que tal momento sea inminente ya. Mi alma da brincos al ver cómo las naves huérfanas regresan al corazón del Imperio. Todo está listo y aguardando. Todo se ha conservado. Acogerá a los huérfanos en su seno y entonces se iniciará el gran proyecto de la reconstrucción, y el Imperio de la Humanidad se extenderá de nuevo por las estrellas, como es su derecho inalienable."
Garviel Loken, sobre el Emperador


Garviel Loken fue el Capitán de la 10ª Compañía de los Lobos Lunares (más tarde Hijos de Horus) durante los últimos días de la Gran Cruzada hasta la Batalla de Istvaan III, la cual inició la Herejía de Horus. Acostumbraba con sus hermanos de batalla a relatar como Horus mató al Emperador, cuidadoso de asegurar que su audiencia comprendiera la ironía de sus historias. La tragedia de la muerte del Emperador, Loken siempre quería que sus oyentes la apreciaran. A pesar de ello, la historia de la muerte de Hastur Sejanus era la que fijaba la atención de sus camaradas.

Loken se convirtió en uno de los líderes de las facciones leales reunidas en Istvaan III de entre las Legiones de los Lobos Lunares, los Hijos del Emperador, los Devoradores de Mundos y la Guardia de la Muerte que rechazaron traicionar al Emperador de la Humanidad y servir a los Poderes Ruinosos del Caos.

Más tarde, fue reclutado en las ruinas acechadas por los no muertos de la Ciudad Coral por el Capitán de Batalla Leal Nathaniel Garro, anteriormente miembro de la Legión de la Guardia de la Muerte, para servir como uno de los Caballeros Andantes de Malcador el Sigilita.

Personalidad y amistadesEditar

Fue un Marine Espacial muy poco usual debido a su comportamiento pensativo, calmado y racional, al que Horus llamaba "el callado del Mournival". Aunque no era un hombre de muchas palabras, solía sorprender a aquellos que le rodeaban con la profundidad de su mente y su personalidad, algo inusual en alguien criado para la guerra. Igual que muchos miembros de su Legión, Loken nació en Cthonia, el antiguo Mundo Minero cercano a Terra donde Horus fue encontrado por el Emperador de la Humanidad en los primeros años de la Gran Cruzada. A diferencia de sus compañeros Astartes, Loken pasaba gran parte de su tiempo leyendo y estudiando antiguos escritos que le traía su amigo el Iterador imperial Kyril Sindermann del vasto Librarium de la Barcaza de Batalla Espíritu Vengativo. Fue el conocimiento obtenido de este estudio lo que le permitió reconocer la corrupción del Caos en Horus y en la mayor parte de su Legión. Fue su devoción a la verdad sobre todas las cosas, y su lealtad al Emperador, lo que al final le hizo oponerse a los que siguieron a Horus a la oscuridad.

Loken tenía muchos amigos dentro de la XVI Legión así como fuera de ella en los días anteriores al inicio de la Herejía, una cualidad muy poco usual para un Astartes, ya que los Marines Espaciales de los Lobos Lunares rara vez se daban cuenta de la presencia de los hombres y mujeres normales, a los que solían tratar despectivamente como "mortales". Se hizo amigo de los Rememoradores Mersadie Oliton e Ignace Karkasy. Oliton, una escritora, seguía a Loken y a menudo se reunía con él en su armería personal para recopilar sus experiencias en combate. Ignace Karkasy era un poeta que, después de tener problemas con el Ejército Imperial y ser apaleado casi hasta la muerte por expresar abiertamente su opinión acerca de la potencial inmoralidad de la conquista de mundos humanos por la Gran Cruzada, llamó la atención del Capitán. Loken lo respetaba por su inusual deseo de decir siempre la verdad, incluso cuando estaba en desacuerdo con sus propias conclusiones, y el Lobo Lunar lo patrocinó para que se quedase con la 63ª Flota Expedicionaria. Garviel Loken lo protegió aun cuando su poesía empezó a criticar abiertamente a los Astartes.

Otra figura importante en la vida de Garviel Loken fue el Iterador Kyril Sindermann, era miembro del cuerpo de propagandistas imperiales que acompañaban a cada una de las Flotas Expedicionarias de la Gran Cruzada para llevar a cabo la incorporación cultural de los mundos conquistados al Imperio extendiendo la Verdad Imperial (que, irónicamente, era realmente una mentira diseñada por el Emperador con el objetivo de debilitar el poder del Caos). Loken solía mantener profundos debates con él sobre una amplia variedad de temas intelectuales, incluyendo la religión, que había sido rechazada como una mera superstición por el racionalismo de la Verdad Imperial. Esta asociación, junto a la mantenida con Ignace Karkasy, le llevó a un conflicto con Horus y con el nuevo confidente del Señor de la Guerra, el Primer Capellán Erebus de la Legión de los Portadores de la Palabra, ya que el Primarca, a menudo manipulado por el corrompido Erebus, se volvió contra todos los Rememoradores que acompañaban la 63ª Flota Expedicionaria, creyendo que eran de poca utilidad en su guerra contra el Emperador, en especial cuando empezaron a difundir la verdad sobre la corrupción inducida por el Caos.

HistoriaEditar

640px-TheMournival.jpg

El Mournival

El coraje y la fuerza del Capitán Loken le hicieron convertirse en uno de los oficiales más importantes de los Lobos Lunares. Su amigo íntimo, el Capitán Tarik Torgaddon, fue su mentor en varios aspectos de su vida marcial y acabó por ser el responsable de que se convirtiese en un miembro del Mournival, el grupo de consejeros informales de la XVI Legión que servían a Horus como sus compañeros más cercanos. Fue introducido en el Mournival después de finalizar con éxito la campaña en Sesenta y Tres-Diecinueve. Loken también tuvo la distinción de ser el único miembro del Mournival que no era un "Hijo de Horus", es decir, no compartía rasgos faciales con el Señor de la Guerra. Como miembro del Mournival, adquirió el papel de "negativista", ofreciendo siempre contraargumentos hacia aquellos planes de Horus que consideraba que tenían alguna falta, y debería ser un consejero de naturaleza calma e imperturbable. Durante este período de tiempo disfrutó de una posición privilegiada dentro del círculo interior del Primarca.

Conflicto armado en 63/19 Editar

"Y así, guerreamos con nuestros hermanos, tan perdidos en la ignorancia."
Garviel Loke, Capitán de la 10ª Compañía de Lobos Lunares


Cuando los Lobos Lunares estaban realizando una misión de Acatamiento Imperial en el mundo de Sesenta y Tres-Diecinueve al final de la Gran Cruzada, una extraña voz apareció en los canales de comunicaciones usado por los Lobos Lunares, que en realidad pertenecía a un Demonio del Caos. Las barreras entre el Materium y el Inmaterium eran inusualmente finas en la región del planeta donde las últimas fuerzas rebeldes locales se habían atrincherado, aunque las fuerzas imperiales habían sido mantenidas deliberadamente ignorantes de la existencia del Caos o de los terribles peligros demoníacos del Inmaterium por el Emperador y sus Primarcas. La voz solo se identificó como "Samus" y advirtió en contra de la invasión de los Lobos Lunares. Estos rastrearon la fuente de la voz hasta una región montañosa del planeta. Mientras la Legión atacaba el bastión rebelde, el Sargento Xavyer Jubal, de la Escuadra Hellebore de la 10ª Compañía, fue poseído por Samus y transformado en lo que fue descrito por los testigos como un monstruo que atacó a sus hermanos Astartes. Después de un feroz enfrentamiento, el Capitán Loken fue capaz de derrotar y, en última instancia, aniquilar la mutada y degradada forma de Xavyer Jubal. Esta confrontación provocaría en Loken el principio de una profunda inquietud sobre si tal vez la Verdad Imperial estaba equivocada, al igual que todo lo que se le había enseñado sobre que la religión y lo sobrenatural no eran más que supersticiones justamente abandonadas por la Humanidad.

Refuerzos en Muerte Editar

Después de los terribles acontecimientos en Sesenta y Tres-Diecinueve, los Lobos Lunares fueron enviados a reforzar a la Legión de los Hijos del Emperador en un planeta posteriormente conocido como Muerte en el Imperio, debido a la terrible ferocidad de los Megarácnidos que lo habitaban. Los Hijos del Emperador habían acudido a Muerte para investigar la desaparición de una Compañía de los Ángeles Sangrientos. Fue en Muerte donde Garviel Loken y Tarik Torgaddon conocieron al Capitán Saul Tarvitz de los Hijos del Emperador, con el cual crearon un fuerte lazo de hermandad.

La relación entre Garviel Loken y el Primer Capitán Ezekyle Abaddon fue siempre tensa, ya que la calma y reflexiva personalidad del Capitán de la 10ª chocaba constantemente con el temperamento volcánico y la ruda naturaleza de Abaddon. A pesar de esto, fueron juntos al lado de Horus mientras dirigía un ataque contra las fuerzas imperiales rebeldes de Davin. Cuando el Señor de la Guerra fue herido de muerte en combate por Eugan Temba, el antiguo Gobernador de Davin corrompido por Nurgle, que usó el Anatham Kinebrach para envenenar a Horus con una toxina de Nurgle que ni su sobrehumano sistema inmunológico podía superar. Loken se opuso completa y abiertamente a la idea de llevar a Horus a un templo davinita, conocido como el Templo de la Logia de la Serpiente, para que lo curasen unos chamanes que esencialmente eran Hechiceros del Caos. Mientras que Abaddon y Horus Aximand se opusieron a él en su desesperación por salvar a su Primarca por cualquier medio, Tarik Torgaddon se mantuvo de acuerdo con Garviel Loken pensando que una violación total de la Verdad Imperial solo llevaría a un daño mayor que la muerte del Señor de la Guerra. La división en el Mournival sobre este asunto casi llegó a las armas, pero al final Loken cedió a los deseos de la mayor parte de la Legión y decidió esperar y ver el resultado.

Esta actitud le costó la confianza no solo de dos de sus hermanos del Mournival, sino también del propio Horus, quien emergió de su sanación a manos de los Cultistas del Caos de la Logia de la Serpiente como una nueva persona, empujada por la envidia, el egoísmo, el odio hacia su padre el Emperador y el ansia de poder absoluto: un hombre que había entregado su alma a los Dioses del Caos a cambio de los poderes de la Disformidad. Fue en esta época, después del duelo de Horus con la muerte, cuando los Lobos Lunares fueron renombrados como los Hijos de Horus para reforzar claramente la autoridad del Señor de la Guerra sobre todos sus hermanos Primarcas. Ahora que había caído bajo la seducción del Caos, Horus escogió Istvaan III como el lugar donde deshacerse de todos aquellos miembros de los Hijos de Horus, los Hijos del Emperador, los Devoradores de Mundos y la Guardia de la Muerte que no podía confiar en que le seguirían o servirían a los Dioses del Caos en su nuevo objetivo de destronar al Emperador y gobernar él mismo la Galaxia. Garviel Loken y Tarik Torgaddon, así como alrededor de un tercio de los Astartes de las cuatro Legiones, fueron juzgados como Leales al Emperador y enviados a la superficie de Istvaan III con el pretexto de sofocar una rebelión contra el Imperio de la Humanidad encabezada por un Gobernador corrompido por Slaanesh, solo para ser masacrados por un bombardeo vírico lanzado por la flota en órbita del Señor de la Guerra. Una advertencia de último minuto sobre la inminente traición, llevada a cabo por su amigo el Capitán Saul Tarvitz de los Hijos del Emperador, proporcionó a parte de las fuerzas Leales el tiempo suficiente para buscar refugio y así sobrevivir a la consiguiente plaga vírica y a la tormenta de fuego que la siguió, matando a los ocho mil millones de habitantes del planeta. A pesar de la advertencia de Tarvitz, al menos un tercio de los Leales no llegaron a tiempo a los refugios, o salieron demasiado pronto de ellos creyendo que el ataque había concluido y murieron en la ignición de los nocivos gases liberados por los cuerpos de las víctimas del virus.

Loken vs abaddon Istvaan herejía.jpg

Abbadon y Loken enfrentándose en las ruinas de la Ciudad Coral

Con la traición de Horus, los supervivientes Leales de la XVI Legión, bajo el mando de Loken y Torgaddon, tomaron de nuevo el nombre de Lobos Lunares para simbolizar su ruptura con los Hijos de Horus, al tiempo que luchaban abiertamente contra las Legiones Traidoras del Señor de la Guerra. Combatieron usando una estrategia defensiva con la intención de desangrar a los Traidores durante meses y permitir que la noticia de la traición de Horus llegase al Emperador. Consiguieron resistir en Istvaan III durante casi dos meses antes de la batalla final, en la cual Horus Aximand y Abaddon viajaron a la superficie para enfrentarse a sus dos antiguos hermanos del Mournival cara a cara. Garviel Loken luchó valientemente contra Abaddon, pero fue herido de gravedad y abandonado en el bombardeo bombardeo orbital final del planeta por la flota del Señor de la Guerra, la cual puso fin a la resistencia Leal.

De todas formas, ya fuera por algún giro del destino o por la voluntad del Emperador, Garviel Loken no murió durante el bombardeo. Meses más tarde, mucho después de que la flota de Horus se marchase para enfrentarse a las tropas Leales en la Masacre del Desembarco en Istvaan V, donde cuatro Legiones más declararon abiertamente su alianza con el Caos y Horus, Loken consiguió salir de los escombros de la Ciudad Coral, la capital de Istvaan III. Desgraciadamente, la mente del antiguo Capitán había sido destrozada por el trauma de la traición y por sus heridas, con lo que perdió su memoria y su identidad. En su lugar, tomó una nueva personalidad y se llamó a sí mismo Cerberus, como el perro guardián del Inframundo de las antiguas leyendas terranas, ya que pensaba que la muerte lo había rechazado. Durante un año estuvo dando caza a los últimos supervivientes de la traición entre las ruinas de Istvaan III (quienes le tomaron por un "monstruo"), pensando que era el último Marine Espacial Leal de la Galaxia.

Garviel Loken Nathaniel Garro Caballeros Andantes Malcador Neil Roberts ilustración.jpeg

Loken, Caballero Andante de Malcador.

Esto cambió cuando el Capitán de Batalla Nathaniel Garro, antiguamente miembro de la Legión de la Guardia de la Muerte y en ese momento un Marine Leal en servicio especial al Emperador, regresó al planeta tras su huida en la Fragata imperial Eisenstein, con la intención expresa de buscar a Garviel Loken y reclutarlo para la organización que Malcador el Sigilita tenía intención de fundar bajo las órdenes del Emperador, la cual se convertiría más tarde en la Inquisición. Encontró unos cuantos supervivientes que hablaron de una bestia que los cazaba. Decidido a acabar con eso, Nathaniel Garro fue a la guarida de la llamada bestia de Istvaan III, donde descubrió el viejo cadáver de Tarik Torgaddon y fue atacado por el desastrado y casi psicótico "Cerberus". Después de una larga batalla, durante la que Cerberus consiguió escapar, Garro y sus compañeros descubrieron que los humanos "supervivientes" al bombardeo vírico eran en realidad anfitriones demoníacos que habían sido transformados en Zombies de Plaga de Nurgle cuando la oleada de muerte había debilitado las barreras entre el Immaterium y Istvaan III, permitiendo que la influencia del Señor de la Plaga se extendiese sin oposición. Garro y los Astartes Leales consiguieron derrotar a esas horribles criaturas con la ayuda de Cerberus, pero una vez los no-muertos fueron destruidos, Garro y Cerberus volvieron a enfrentarse en un combate mortal.

Durante esta batalla final, Garro logró atravesar la amnesia y la conciencia fracturada de Cerberus hasta alcanzar el núcleo del buen hombre que permanecía en lo profundo de su psique, recordándole quién era realmente, y que el Emperador todavía tenía un uso para él en la erradicación de la corrupción que manchaba el Imperio. Consciente de su verdadera identidad una vez más, Garviel Loken se unió a Garro y a su equipo. Con el equipo ahora completo, Garro y Loken dejaron Istvaan III para recibir su primera misión de Malcador el Sigilita.

ArmamentoEditar

Garviel Loken solía ir armado con servoarmadura con halo de hierro, una espada modelo con filo de sierra, y granadas de fragmentación y perforantes.

MiniaturaEditar

  • Forge World.

GaleríaEditar

FuentesEditar

Extraído y traducido de Wikihammer 40K UK.

  • The Horus Heresy I.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar