FANDOM


Genestealer 2

Robagenes, mascota del Gran Devorador, patrocina este espacio hasta que la Mente Enjambre lo convierta en biomasa. Pulsa sobre él y te guiará a la categoría Tiránidos.

El Enjambre también se alimenta de tus visitas...


Tyra leviathan karte

La Flota Enjambre Leviathan es la más numerosa y mayor de las Flotas Enjambre Tiránidas que pretende invadir la Galaxia. Atacó en el 997.M41 desde el sur de la Galaxia. A diferencia de a mayoría de Flotas Enjambre previas, que habían atacado la Franja Este, la Leviathan asaltó bajo el borde galáctico y fue presionando hacia arriba a través del plano galáctico, esparciendo sus fuerzas a través de un frente ancho que cubría el Segmentum Ultima, el Segmentum Tempestus e incluso el Segmentum Solar. La estrategia de la Leviathan era formar sus fuerzas en dos tentáculos gigantescos a centenares de años luz de distancia de tal manera que extendiera la Sombra en la Disformidad sobre la vasta distancia entre los dos tentáculos, parando todo contacto psíquico entre los mundos atrapados y el Imperio así como bloquear los refuerzos del Imperio que se introdujeran en la Disformidad hacia los mundos asediados.

Tiranidos Carnifex 2

Cárnifex de la Flota Enjambre Leviathan.

Uno de los tentáculos principales de la Leviathan, que tenía una ruta proyectada directamente hacia Terra, fue parada finalmente en Tarsis Ultra. Sin embargo, la Leviathan al completo permanece imbatible y continúa su asalto a la Galaxia. Hasta ahora la Leviathan ha consumido incontables mundos. En respuesta a ello, el Imperio ha reforzado Sistemas enteros, alzando a miles de ejércitos y enviando docenas de Capítulos de Marines Espaciales a las áreas problemáticas; mientras tanto, varios Mundos Astronave Eldar están utilizando armamento destructivo para reducir los planetas a Mundos Muertos, y los Tau están desarrollando nueva tecnología y armamento para combatir a los Tiránidos. Sin embargo, la Leviathan sólo ha sido enlentecida más que paralizada por completo, y continúa asaltando toda la vida que encuentra a su paso.


HistoriaEditar

A finales del 997.M41 el Imperio primero perdió contacto con varios sistemas en el Segmentum Tempestus. El Señor Inquisidor Kryptman reconoció los signos de una invasión Tiránida mucho antes que el resto de sus camaradas del Ordo Xenos. Tras combatir a los Tiránidos durante más de dos siglos y medio, Kryptman sabía muy bien que estas criaturas tenían una capacidad estupenda para adaptarse y mutar y conocía muy bien las estrategias de las Flotas Enjambre. Kryptman implementó un gran augurio astrotelepático, que llegó a ser conocido como el Censo Kryptman, en el que de forma periódica se hacía contacto con cada planeta documentado en la franja sur del Imperio. Este censo causó la muerte de docenas de Astrópatas de alto rango, cuyas mentes se quemaron en el intento de que el Censo llegase a mundos más y más alejados con los que no se había establecido contacto en cientos de años. Pero, cuando empezaron a pasar semanas y meses y los planetas que dejaban de responder empezaron a conformar un patrón, Kryptman lo identificó confirmando el acercamiento de una nueva Flota Enjambre de tamaño aterrador.

El ataque principal de la Leviathan formó dos tentáculos de centenares de años luz de distancia. El Imperio perdió contacto con los mundos atrapados entre las dos "mandíbulas", como si esas fauces se cerraran devorando todo lo que atraparan en su interior.

Tarsis UltraEditar

Artículo principal: Tarsis Ultra.

Enjambre

Nave Enjambre Tiránida.

El planeta de Tarsis Ultra estaba directamente en el camino de uno de los tentáculos principales de la Leviathan, concretamente el tentáculo que se dirigía hacia Terra. Tarsis Ultra fue defendido por los Ultramarines liderados por el Capitán Uriel Ventris, junto con la ayuda de los Mortificadores liderados por el Capellán Astador, con base en el cercano planeta nocturno de Posul, se unió a los Ultramarines durante las preparaciones para resistir el embate de la Flota Enjambre. Apoyados por el 10º de Logres, comandado por el Coronel Octavius Rebalaq, el 933º de Korps de la Muerte de Krieg, liderados por el Coronel Trymon Stagler, y los Regimientos de FDP comandados por el Mayor Satria. El Inquisidor Kryptman estuvo allí presente para impartir su extenso conocimiento del desafío Tiránido. Se enviaron al Sector Tarsis equipos de Guardianes de la Muerte dirigidos por el propio Inquisidor Kryptman para que este pudiera aprender más de su enemigo y derrotarlo no sólo con fuerza sino con astucia. Cuando los Tiránidos llegaron al sistema, en el 999.M41 o en el 509.997.M41 dependiendo de la fuente, y consumieron el planeta Barbarus Prime, los Imperiales lanzaron un ataque espacial. A pesar de una victoria inicial al destruir una Nave Enjambre, Kryptman deseaba invocar el Exterminatus sobre el mundo Chordelis, ya que este era el siguiente planeta en el camino de los Tiránidos. Ventris se mostró completamente reacio y apoyó la solución alternativa de ralentizar a los Tiránidos haciendo que explotara una refinería de hidrógeno-plasma en el espacio para destruir otra Nave Enjambre. Sin embargo, Kryptman mintió a Ventris y con la ayuda de los Mortificadores invocó el Exterminatus indistintamente del éxito del plan de los Ultramarines. Los imperiales intentaron el mismo truco de la refinería espacial de nuevo para destruir otra Nave Enjambre, pero los Tiránidos se adaptaron a ese complot y el plan de los imperiales salió al revés, diezmando su flota y forzando los supervivientes a huir; Tarsis Ultra quedaba desprotegido del espacio, permitiendo a los Tiránidos lanzar su invasión planetaria final.
Tiranidos flota enjambre leviathan

Ataque de la Flota Enjambre Leviathan

Tarsis Ultra fue asediado durante semanas, tan solo consiguiendo resistir bajo las órdenes de Uriel Ventris y posteriormente Kryptman. El devenir de la batalla cambio de rumbo a favor de los imperiales cuando Ventris y un equipo de exterminio de los Guardianes de la Muerte capturaron a un Lictor de la oleada original de la invasión. El Magos Biologis Vianco Locard, un aventajado científico miembro del equipo de Kryptman, revirtió el código genético del Lictor para diseñar una cepa biológica que pudiera sobreestimular los procesos adaptativos de la criatura, desencadenando un frenesí de cambios evolutivos que provocaría un esfuerzo imposible de soportar por el cuerpo del ser. Si era llevado al corazón del enjambre podría destruir el tentáculo entero. Ventris se unió a un equipo de Guardianes de la Muerte para infiltrarse a los restos finales de la Nave Enjambre y transportó la toxina a la Reina Norna. De forma lenta al principio, pero aumentando la velocidad, los Tiránidos se volvieron para atacarse unos a otros. Su control sináptico había sido roto. Llegados a este punto, el resto del contigente de Marines Espaciales tanto de los Ultramarines como de los Mortificadores se había quedado reducido a solo dieciséis hombres. La mayoría de los Tiránidos supervivientes se congelaron hasta la muerte bajo las duras condiciones de Tarsis Ultra mientras que una minoría sobrevivió tomando refugio en ambientes más cálidos. Las fuerzas imperiales lanzaron una contraofensiva que destruyó el enjambre y paró la invasión. El tentáculo de la Leviathan, que iba hacia Terra, se dispersó, y los mundos que habían sido condenados ya que habían quedado entre los dos tentáculos de la Leviathan empezaron a registrar noticias imperiales de nuevo.

El Cordón GalácticoEditar

El resto de Leviathan continuaba atacando hacia el interior de la Galaxia, y Kryptman ordenó que se estableciese un Cordon Galáctico para detener el avance de los Tiránidos y dar tiempo a las Flotas de Batalla Solar y Tempestus a organizarse. El Cordón obligaba a que un montón de mundos que estaban en el camino de Leviathan fuesen evacuados o destruidos totalmente para negar a Leviathan sus bio recursos. Mundos que ya estaban bajo la invasión fueron destruidos con el Exterminatus justo cuando los Tiránidos descendian para alimentarse del planeta condenado, obligándolos a consumir bio recursos en conquistar un planeta solo para perderlo todo. El Cordón de Kryptman condenó a miles de millones de ciudadanos del Imperio a la muerte: el acto de genocidio mas grande desde la Herejía de Horus. Sus acciones fueron vistas con desprecio por muchos Inquisidores influyentes. Fue llamado un radical, un traidor y un loco y la Inquisición finalmente emitió una Carta Extremis que le retiraba su título y lo reducía a criminal. Pero su Cordón sí logro reducir el avance de los Tiranidos.

La Guerra de OctariusEditar

Artículo principal: Guerra por Octarius. A pesar de que Kryptman fue desterrado de la Inquisición, decidió desviar el Enjambre Tiránido y enviarlo contra otros enemigos de la Galaxia. Planeó usar uno de los tentáculos de Leviathan para eliminar el imperio Orko de Octarius, ya que el Imperio estaba estancado en una guerra cada vez más compleja en el Sistema de Octarius, que los Orkos estaban dominando. Kryptman lideró varios grupos especialmente equipados de los Guardianes de la Muerte a las cavernas de Carpathia en un intento de atrapar en estasis un enjambre de Genestealers vivos. La misión fue un éxito a pesar de que las fuerzas de Kryptman sufrieron fuertes bajas. Entonces plantó los Genestealers a bordo del Perdición de Fuego, un Pecio Espacial que emergió de la Disformidad en el camino de Leviathan. Cuando los Genestealers despertaron, destruyó la primera luna de Gheist para desviar la trayectoria del Pecio directamente al Imperio de Octarius. A pesar de los esfuerzos de los Orkos por aplastar la infestación de Genestealers, un tentáculo de Leviathan cambió de rumbo hacia la señal psíquica de los Genestealers e invadió el Imperio Orko. En unas semanas, una docena de mundos del Imperio Octariano se infectaron. Dependiendo de la fuente, la fecha de la invasión de Leviathan es el 989.M41 o el 999.M41.

PlanetStrike-Tiranidos

Combate entre Orkos y Tiránidos en el planeta Octarius.

Leviathan casi fue detenido por los Orkos en Ghorala. Cuando la Flota Enjambre llegó, fue recibida por cada nave Orka en un radio de doce años luz, además de extensos campos de minas ocultos en el cinturón de asteroides de Ghorala que destrozaron las bio-naves en cataclísmicas explosiones. Naves Orkas atacaron a las naves supervivientes y antes de que tengan tiempo de reaccionar, la Flota Tiránida estaba casi destruida. Sin embargo, una sola bio-nave logró pasar el bloqueo Orko y se precipitó hacia Ghorala, sin prestar atención al dolor o las heridas. Lanzó miles de Esporas Micéticas a los bordes ecuatoriales del planeta. En la superficie del planeta, el pequeño Enjambre Tiránido adapto astutamente su táctica para conseguir, de manera lenta pero segura, más biomasa para aumentar sus números. Cuando el líder Orko Skarfang fue asesinado por Lictores, los Orkos en Ghorala estallaron en luchas internas y fueron presa fácil para los Tiránidos. Cada tribu fue asolada y destruida en rápida sucesión hasta que, en unas pocas semanas, todos los Orkos de Ghorala habían sido matados. Los bio recursos del planeta fueron transformados en nuevas bio naves y la infestación Tiranida creció rápidamente y se extendió a otros mundos Orkos. La guerra finalmente llegó a Octarius, el mundo central del imperio Orko. Nunca antes el planeta había visto tanta matanza, y la guerra pronto se extendió desde el planeta a todo el Sector Octarius. Otros mundos Orkos perdidos ante los Tiránidos incluyen: Orrok, Derragon y Keltor.

La Guerra de Octarius continúa creciendo. Los últimos reportes indican que un Señor de la Horda se ha unido al asalto a los Orkos en Octarius. El plan de Kryptman de poner a dos especies xenos a luchar entre ellas pareció ser un éxito. Sin embargo el plan salió mal. Orkos de años luz de distancia se están reuniendo en Octarius, y haciéndose más grandes y fuertes debido a su dieta de conflicto. Además cada Orko devorado le da biomasa al creciente enjambre Tiránido, el cual está constantemente aprendiendo y adaptándose a nuevas maneras de vencer a sus enemigos. Kryptman inició una serie de sucesos que está haciendo a ambos bandos más fuertes. Cualquiera que gane ese conflicto, emergerá mucho más fuerte que antes.


Otros conflictosEditar

  • Tesla Prime - Una gigantesca instalación para prueba de armas del Adeptus Mechanicus. Estaba en el Cordón de Kryptman y fue evacuada. Aunque el Mechanicum intentó movilizar y retirar tanto material como fue posible, algunos de los equipos eran demasiado grandes o peligrosos para ser trasladados y fueron abandonados. Poco después de que la última nave abandonase el planeta, Zakeadores Orkos procedieron a saquear lo que se había quedado. Las explosiones de sus "experimentos" podían ser vistas con facilidad desde el espacio. Cuando Leviathan llegó, los Orkos ya habían aprendido a usar muchos de sus nuevos juguetes, lo que resultó en terribles bajas por ambos bandos y causando que el conflicto se extendiese a otros mundos cercanos. La guerra resultante demostró ser extremadamente buena para el Imperio, ya que permitió que se fortificasen o se reclamasen muchas otras fortalezas más pequeñas contra nuevas incursiones. Kryptman, que en este momento ya no era parte de la Inquisición, monitorizaba estos eventos a través de los perturbados sueños de los Astrópatas que todavía le eran leales. El descubrimiento de que ambas especies xenos se estaban ocasionando tantas bajas entre ellas, fue lo que llevó a la discusión para empezar la Guerra de Octarius.
  • Rigant - Antaño un pacífico planeta de planicies doradas y casi nada más. La guerra desde Tesla Prime se extendió a este planeta.
  • Gryphonne IV - Un Mundo Forja localizado en el Cordón de Kryptman, pero el Adeptus Mechanicus se rehusó a abandonar su planeta, uno de los principales Mundos Forja de la Galaxia, al Exterminatus. Solos en un sistema abandonado, se prepararon para la guerra. El planeta era hogar de la Legio Gryphonicus, temibles legiones de disciplinados Skitarii, y presumiblemente la mejor defensa de cualquier mundo del sur galáctico. Sin embargo, en pocos días el planeta fue aplastado por Leviathan; sus Skitarii rebasados por hordas de Gantes y su Legio Gryphonicus destrozada por Tiranofex y Hierofantes.
  • Gorgo - En 996.M41 un tentáculo de Leviathan, designado la "Garra de Gorgo" invadió este planeta. A pesar de que los Perros Suertudos del 23° de Cadia estaban guarnecidos en este planeta, cayó en una semana. El Capitán Cato Sicarius llegó a Gorgo justo cuando todo ser vivo estaba siendo convertido en bio-recursos. Lanzó una devastadora contrainvasión usando la formación de Lanza de Sicarius para atacar a las criaturas sinápticas del enjambre.
  • Forgefane - Los asaltos de Leviathan a esta supuestamente inexpugnable fortaleza de los Guerreros de Hierro consumieron el planeta en menos de una semana.
  • San Caspalen - Un Mundo Misionero que podía oponer muy poca resistencia contra Leviathan, ya que su Fuerza de Defensa Planetaria fue dejada inefectiva por las insidiosas acciones de Muerte Silenciosa, un único Lictor creado por Leviathan como el arma definitiva del terror.
  • Sector Ulik - Marines Espaciales de los Capítulos de los Manos de Hierro, los Golpeadores y el Capítulo Génesis llevaron a cabo una serie de misiones de Exterminatus en mundos del Sector Ulik antes que Leviathan tuviese oportunidad de consumirlos.
  • Batalla de la Estrella Sangrienta - El Almirante Tranker de la Flota del Segmentum Ultima finaliza su desastrosa campaña contra Leviathan después de dejar que su flota sea emboscada por dos tentáculos de Leviathan.
  • Valedor - Un mundo habitado principalmente por peregrinos y monjes. Fue consumido en cuestión de horas.
  • San Capilene - Un mundo controlado por la Eclesiarquía que peleó durante semanas gracias a las Hermanas de Batalla. El mundo cayó unos pocos días antes de que los Tiránidos fueran rechazados de Tarsis Ultra.

La guerra continúaEditar

Leviathan continúa su asalto en la Galaxia. Se sabe que dos docenas de Capítulos de Marines Espaciales están involucrados en operaciones de contención, con el Capitán Aajz Solari de la Guardia del Cuervo como Comandante general. Y desde el 997.M41 el 12º Grupo de Ejércitos de la Guardia Imperial, compuesto principalmente por fuerzas de Catachán y de Jornia, continúan manteniendo a raya un tentáculo mientras se reúnen refuerzos.

Esquema de colorEditar

Las criaturas de Leviathan muestran unos colores reconocibles de piel blanca con caparazones purpuras, y usualmente simbiontes rojos.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum.

  • Codex: Tiránidos (Ediciones 4ª y 5ª).
  • Codex: Ángeles Sangrientos (5ª Edición).
  • Codex: Marines Espaciales (5ª Edición).
  • Codex: Guardia Imperial (5ª Edición).
  • Codex: Orkos (4ª Edición).
  • White Dwarf 362 (Edición inglesa).
  • Planetstrike.
  • Guerreros de Ultramar, por Graham McNeill.
  • Planetkill (Antología).

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.