Fandom

Wikihammer 40k

Ferrus Manus

7.792páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios0 Compartir
Bulldog.png El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!

Primarca Ferrus Manus Manos de Hierro Bosquejo Legiones Astartes Gran Cruzada Wikihammer.jpg

Primarca Ferrus Manus

Ferrus Manus, también conocido como la Gorgona, fue el Primarca de la Legión de Marines Espaciales de los Manos de Hierro, y un maestro herrero conocido por sus armas capaces de inspirar admiración en cualquiera que las viese.

Ferrus forjó una espada única, Filo de Fuego, para su hermano Fulgrim, Primarca de los Hijos del Emperador, el cual forjó un martillo de guerra que entregó a Ferrus: Rompeforjas.

Ferrus forjó también una pistola bólter para Vulkan, Primarca de los Salamandras, de la que se dice que tenía un cañón diseñado para parecerse a las fauces abiertas de un dragón.

Las manos de Ferrus estaban cubiertas de la sustancia conocida como metal viviente y por tanto no necesitaba ni martillo ni fuego para la metalurgia, usando sólo sus excepcionalmente poderosas manos para moldear y dar forma al metal fundido. Ferrus creó un fuerte lazo de amistad con su hermano Fulgrim, pero su relación acabó en tragedia después de que Fulgrim fuese seducido por las promesas del Caos al inicio de la Herejía de Horus. Durante la Masacre del Desembarco en el planeta Istvaan V, Fulgrim decapitó a Ferrus con una espada demoníaca, acción que condenó a la esclavitud del Primarca de los Hijos del Emperador a las órdenes de un Gran Demonio del Dios del Caos Slaanesh.

JuventudEditar

Ferrus Manus fue raptado por los Dioses del Caos a través de la Disformidad, arrancado de los laboratorios genéticos del Emperador ubicados en las Montañas del Himalaya en Terra y junto con el resto de sus hermanos Primarcas fueron esparcidos por la Galaxia.

Ferrus pasó sus primeros años en el planeta Medusa. Medusa era un planeta duro e inhóspito, habitado por un pueblo resistente y estoico. Ferrus no se uniría a estas tribus, como muchos de sus hermanos hicieron. En vez de eso, buscó desafíos físicos, para hacerse más fuerte y resistente. Estas pruebas terminaron con su batalla contra Asirnoth, la Gran Sierpe de Plata, un constructo metálico Necrón inmune al daño. Ferrus tuvo que ahogar a la criatura en el magma para matarla. La necrodermis fundida de la Gran Sierpe se fusionó con la carne de Ferrus, dándole las manos de auténtico metal viviente que más adelante elegiría su Legión de Marines Espaciales como su propio nombre. Ferrus regresó entonces a las tribus de Medusa y comenzó a enseñarles cómo fabricar y emplear tecnología. Los clanes avanzaron a un ritmo impresionante y Medusa prosperó. Pero Ferrus procuró mantener la rivalidad y las luchas entre los clanes sin tomar jamás partido, pues veía que la competencia entre ellos era saludable y buena.

Finalmente el Emperador llegó a Medusa, y Ferrus Manus se probó a sí mismo contra él, en una batalla cataclísmica que se dice que arrasó montañas enteras. Finalmente después de haber encontrado a alguien que era su igual, Ferrus aceptó al Emperador de la Humanidad como su maestro y tomó el mando de una Legión de Marines Espaciales para unirse a la Gran Cruzada.

La Gran CruzadaEditar

Primarca Ferrus Manus Wikihammer 40k.jpg

Primarca Ferrus Manus

Una vez que Ferrus Manus tomó bajo su control a su Legión emprendió una fulgurante carrera. Miles de planetas cayeron bajo los Manos de Hierro, implacables mediante el liderazgo de Ferrus. Los eslabones más débiles de la cadena iban a ser purgados para que la Humanidad se hiciera más fuerte. Los estudiosos hacen referencia a la ola de piedad y de fe que se extendió ante el avance de los Manos de Hierro lo que provocaba que muchos planetas buscasen por sí mismos la aceptación cuando se enteraban de que los Manos de Hierro se acercaban.

Se dijo que no había un vínculo más estrecho durante la Gran Cruzada que el que había entre los Primarcas Fulgrim y Ferrus Manus, y por tanto entre sus Legiones. A menudo lucharon codo con codo durante la Gran Cruzada, complementando sus estilos de combate para cubrir las debilidades de cada uno. La relación entre ambos Primarcas acabó trágicamente cuando Fulgrim sucumbió ante las promesas envenenados del Caos y del Señor de la Guerra Horus.

Horus encomendó a Fulgrim la tarea de convencer a Ferrus Manus que se pasase a su bando contra el Emperador dada la buena relación que mantenían ambos Primarcas. Pero Fulgrim había subestimado el compromiso de Ferrus Manus con la Cruzada y su devoción por el Emperador, y el mero hecho de que Fulgrim hubiera pensado que se podría haber aliado contra Terra encendió la ira del Primarca de los Manos de Hierro. Fulgrim fracasó en convencer a su hermano de unirse a una rebelión abierta. Es más, los Primarcas iniciaron una dura refriega dentro de los aposentos de Ferrus Manus, la llamada Forja de Hierro, lugar donde había tenido lugar la reunión. En dicha titánica confrontación, la espada que Ferrus forjó para Fulgrim, Filo de Fuego, quedó destruida. El final del primer combate entre ambos dejó a Ferrus Manus inconsciente sobre el suelo de su alcoba. Al marcharse, Fulgrim se llevó el martillo que antaño forjara y regalara a Ferrus.

En su huida para ponerse a salvo, Fulgrim ordenó a su flota disparar contra las naves de los Manos de Hierro dejando la flota de combate de Ferrus Manus incapacitada. No obstante, Fulgrim, descorazonado porque su hermano más cercano no se uniría a él y a Horus, no fue capaz de decidirse a matarlo.

Herejía de HorusEditar

Lucha Fulgrim vs Ferrus Manus en la Ferrum.jpg

Fulgrim deja inconsciente a Ferrus en el puente de la Ferrum al inicio de la Herejía.

Los Manos de Hierro fueron una de las Legiones Leales al Emperador llamadas a derrotar a las Legiones Traidoras en el mundo de Istvaan V. Habiendo reparado su flota, Ferrus Manus tomó las naves más rápidas de la Legión y partió para Istvaan V.

En órbita sobre Istvaan V ya se encontraban las fuerzas de las Legiones de la Guardia del Cuervo y de los Salamandras.

Ansioso por vengar la afrenta sufrida a manos de Fulgrim, Ferrus Manus hizo caso omiso a las órdenes que llegaban desde Terra y que indicaban que la legión debía esperar a las Legiones de refuerzos que estaban en camino.

Un contingente de tres Legiones Leales atacó a las fuerzas traidoras: Ferrus Manus y diez Compañías de Morlocks por el centro en cabeza de los Manos de Hierro, la Legión de Corax por el flanco derecho y la de Vulkan por el izquierdo.

Mientras tanto, el resto de fuerzas que debían apoyar el ataque fueron llegando a la órbita: Los Portadores de la Palabra, la Legión Alfa, los Guerreros de Hierro y los Amos de la Noche. Dichas Legiones debían asegurar la zona de desembarco y relevar a las legiones que ya luchaban para iniciar una segunda oleada de ataque. Una vez coordinaron sus movimientos, las Legiones recién llegadas descendieron sobre Istvaan V.

Ferrus Manus vio el descenso de las miles deThunderhawk, de Stormbirds y de Cápsulas de Desembarco y rugió de satisfacción al ver tan cerca el final de los traidores. Sus hermanos Primarcas Corax y Vulkan, observando también a los refuerzos recién llegados aconsejaron al señor de los Manos de Hierro que se retiraran para reabastecerse y que las Legiones que acababan de aterrizar se ocupasen de los rebeldes.

Viendo tan cerca su posible venganza sobre Fulgrim, Ferrus Manus animó a sus veteranos Morlocks para continuar el ataque. A continuación se produjo el tremendo choque de dos guardias de honor enfrentadas, la Guardia del Fénix contra los Exterminadores Morlock. El duelo había comenzado.

Ferrus Manus se encaró a su hermano en el mismo momento que las Legiones de la Guardia del Cuervo y de los Salamandras llegaban a la zona de desembarco donde las Legiones de los Portadores de la Palabra, los Amos de la Noche, los Guerreros de Hierro y la Legión Alfa habían aterrizado y se habían atrincherado mediante búnkers prefabricados y murallas de ferrocemento unidas a una velocidad asombrosa.

Las Legiones recién llegadas abrieron fuego contra los Leales en cuanto estos se encontraban tan cerca que casi se podían mirar a los ojos. La magnitud de la traición dejó anodadado momentáneamente a Ferrus el cual veía ahora que la victoria que tan cerca había tenido se le escapaba inexorablemente entre los dedos.

Dicha traición se conoce desde entonces como la Masacre del Desembarco en Istvaan V.

La Muerte de FerrusEditar

Duelo Ferrus Manus Fulgrim Istvaan V Forge World.jpg

El Fénix y La Gorgona se enfrentan a muerte en la Masacre del Desembarco en Istvaan V.

Algunos dicen que Ferrus sobrevivió a Istvaan V y que ahora reside en Marte, pero los Manos de Hierro lo niegan con vehemencia. La verdad del asunto es que Ferrus se enfrentó a Fulgrim en las oscuras arenas de Istvaan V y tras una titánica pelea Fulgrim decapitó personalmente a Ferrus utilizando la espada demoníaca infectada por el Caos que había encontrado en el templo de Slaanesh en el mundo de Laeran (de hecho, la hoja fue la responsable última de la propia caída de Fulgrim al Caos).

Fulgrim quedó consternado al darse cuenta de que acababa de matar a su hermano más cercano con sus propias manos y finalmente se entregó a los susurros del Caos, que le hablaban con promesas de aliviar su dolor y de enviarle a un olvido totalmente inexistente. Lamentablemente, cedió a la petición del Demonio encerrado dentro de la hoja, quien poseyó su cuerpo y atrapó a Fulgrim dentro de su propia mente para que viera cómo el Demonio cumplía con la malvada voluntad de Slaanesh, convirtiéndolo en el Príncipe Demonio que es ahora, y por tanto fue este Demonio el que trajo la cabeza mutilada de Ferrus Manus ante Horus. Sin embargo, más adelante Fulgrim lograría recuperar el control de su propio cuerpo y encerrar al Demonio en un retrato suyo para siempre.

ArmamentoEditar

Ferrus Manus vestía una armadura artesanal fabricada por él mismo, el Caparazón Medusano, que incluía multitud de servomecanismos y sistemas (entre ellos, un plasma de asalto, un rifle de gravitones, un arnés de granadas y un lanzallamas pesado) y que serviría de base para futuros modelos de equipamiento Astartes. Durante toda la Gran Cruzada su arma favorita fue Rompeforjas, un martillo forjado para él por su hermano Fulgrim, pero tras enfrentarse a él por intentar atraerle al bando de Horus, el Fénix se lo robó y él reparó a Filo de Fuego, que él había forjado para Fulgrim. Rompeforjas fue entregado por el Señor de la Guerra a Perturabo tras la Masacre del Desembarco en Istvaan V y la muerte de Ferrus, y se desconoce qué fue de Filo de Fuego.

Citas conocidasEditar

"No son mis manos. Este hecho es algo que mis hermanos olvidan, algo inexplicable para mí. Las manos son fuertes, desde luego, y han creado grandes cosas para todos nosotros, pero no son mías. Y eso es algo a tener en cuenta. Olvidan que la plata de mis manos procede de una bestia que yo derroté. Es la marca de un gran mal que yo destruí, y que aun así persiste en mí... Me esforzaría por arrancarla ahora... No arrancaré la plata de mi carne porque he aprendido a depender de ella. El defecto está en mi mente. Dependo de la mejora que me aportan mis guanteletes metálicos, tanto que la carne que hay bajo ellos ya no es más que un viejo recuerdo... Llegará un día en que los arrancaré de mi piel, no sea que ya no pueda dominarme a mí mismo jamás. Ya los guerreros de mi Legión sustituyen sus manos izquierdas por metal en mi honor, y así también empiezan a desconfiar en la fuerza natural de sus cuerpos. Deben ser liberados de esta práctica antes de que se convierta en una manía imborrable en ellos. El odio hacia lo natural, hacia lo humano, es la primera y la mayor de las corrupciones. Así que aquí lo dejo registrado: cuando llegue el momento, me arrancaré esta plata antinatural de mis manos. Instruiré a mi Legión para que abandone su desconfianza hacia la carne. Los apartaré de los dones de la máquina y les haré volver a aprender los misterios de la carne, el hueso y la sangre. Cuando la Cruzada de mi padre acabe, esta será mi sagrada tarea. Cuando la lucha acabe, curaré a mi Legión y a mí mismo. Pues si la lucha es lo único que hay, si nunca podemos detenernos a reflexionar en lo que semejante devoción por la fuerza nos está haciendo, entonces nuestra obsesión solo crecerá."
Rollos de Neimerel, atribuidos a Ferrus Manus.

MiniaturaEditar

  • Forge World.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Wikihammer 40K UK.

  • Manos de Hierro, por Jonathan Green.
  • Ira de Hierro, por Chris Wright.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar