Fandom

Wikihammer 40k

Fenris

7.594páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Bulldog.png El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!

Fenris
Imperio de la Humanidad
Fenris.png
Detalles
Segmentum Obscurus
Sector Desconocido.
Subsector Desconocido.
Sistema Fenris
Tipo Mundo Letal / Mundo Natal de Capítulo de Marines Espaciales
Población Desconocida.
"Fenris engendra héroes al igual que borrachos en una taberna: fuertes, orgullosos y en busca de una buena pelea."
Belial, Señor del Ala de Muerte de los Ángeles Oscuros

Fenris es un mundo letal localizado en el Segmentum Obscurus. Es el mundo natal y el centro de reclutamiento del Capítulo de Marines Espaciales de los Lobos Espaciales y de su Primarca Leman Russ. Fenris toma su nombre del mítico lobo nórdico hijo de Loki, dios de los tramposos, que asaltaría a los dioses nórdicos durante la Batalla Final del Ragnarok. La mayoría de nombres de accidentes geográficos de Fenris proceden también de la mitología nórdica y las lenguas de la Vieja Tierra. Fenris se encuentra en el sur galáctico del Segmentum Obscurus, al final de la fisura disforme conocida como el Ojo del Terror, desde la cual salen las Fuerzas del Caos para atacar y saquear. Así, Fenris se encuentra en la primera línea de defensa del Imperio contra el Caos. Los Lobos Espaciales mantienen la vigilia, que comenzó hace muchos milenios a finales de la Herejía de Horus, y vigilan otros cien mundos. Sus dominios se extienden a lo ancho y largo de las estrellas que rodean el Sistema Estelar de Fenris, pero es al amargamente frío Mundo Letal que hay en su corazón al que los Lobos Espaciales llaman con orgullo su hogar.

Condiciones ambientalesEditar

Un planeta de fuego y hielo, dominado por los extremos del clima, Fenris es listado en el Apócrifo de Skaros como uno de los tres planetas más letales y turbulentos de la Galaxia. Su superficie está mayoritariamente cubierta de agua, y sus diminutas masas de tierra no son más que islas dispersas sobre el siempre agitado mar. El único continente de buen tamaño, Asaheim, se encuentra en la región polar septentrional del planeta.

Durante el invierno, el sol aparece como un pequeño orbe pálido mientras que durante el verano, el sol es un descomunal orbe de fuego de luz dorada, llamado el Ojo de Russ, que permanece completamente abierto, supervisando a sus gentes elegidas mientras se endurecían ante los terrores del largo y duro verano.

Fenris sigue una órbita muy elíptica alrededor de su pálido sol de clase K, llamado el Ojo del Lobo o Ojo de Russ, que le lleva aproximadamente unos 2 años estándar terranos completar. Este período de tiempo es conocido como un "Gran Año" entre las gentes de Fenris. Durante gran parte del Gran Año, el planeta está lejos de esta débil estrella, y su superficie queda profundamente congelada. Los océanos se congelan a medida que Fenris se aleja de su sol, y en su punto más alejado incluso los mares ecuatoriales quedan cubiertos de hielo, haciendo parecer al planeta una bola de nieve helada desde la órbita. La actividad volcánica de las inhóspitas montañas que salpican las aguas es aquietada hasta tal punto que en el punto álgido el invierno fenrisiano un hombre puede caminar entre las muchas islas sobre las que habitan los fenrisianos. Hacia finales del Gran Año, a medida que el planeta avanza de nuevo hacia su sol, el Ojo del Lobo crece en el cielo y la breve primavera caldea la superficie. Durante este período, el hielo retrocede a los polos, y los gargantuescos habitantes de las aguas profundas emergen para disfrutar del botín de plancton que sube a alimentarse de la luz solar, peces cuchilla y otra fauna acuática de corta vida. Cuando Fenris alcanza el punto máximo de su aproximación a su sol, el paso del planeta junto a la estrella genera fuerzas de marea que rompen y retuercen la corteza oceánica, exponiendo el manto fundido de Fenris a las frígidas aguas. Es entonces cuando llega la hora del fuego y el agua.

Con violencia explosiva, el mundo es desgarrado en dos. Islas ardientes surgen desde el mar hirviente escupiendo llamas, con lava derramándose por sus laderas. Bajo la superficie las aguas hierven hasta evaporarse envolviendo Fenris con sus humos sulfurosos. Grandes olas de marea arrasan las costas de Asaheim y las islas. Las islas creadas en los agitamientos de años anteriores son sacudidas por esta transformación global. Algunas resisten, pero muchas son rotas o tragadas por los mares, engullidas por las revueltas aguas y arrojando a sus desafortunados habitantes a las profundidades. Pero el gran bloque de granito sólido que los hombres de las tribus de Fenris conocen como Asaheim siempre resiste: un único continente inmutable en un mundo de fuego, hielo, ruina y tormento. Esta geografía extrema ha generado una población formada principalmente por tribus primitivas y nómadas. Las tribus buscan constantemente territorio seguro, y como consecuencia las escaramuzas y luchas por la tierra entre tribus rivales son comunes. La gente está endurecida frente a los cambios de temperatura y los extremos ambientales, y también lo está la fauna.

Formas de vidaEditar

FloraEditar

Fenris tiene poca flora natural, al ser un mundo definido por sus inmensamente fríos inviernos y sus veranos volcánicamente destructivos.

FaunaEditar

Muchos estudios llevados a cabo por el Adeptus Mechanicus han determinado que la vida animal de Fenris es la más peligrosa que puede encontrarse en todo el Imperio, incluida la de Catachán. Las especies animales más peligrosas de Fenris incluyen:

  • Dragones - Son grandes reptiles voladores que recuerdan a las criaturas de la antigua leyenda terrana. Suelen cazar utilizando las corrientes de aire caliente generadas por las erupciones volcánicas y los flujos de lava.
  • Alce fenrisiano - Son enormes cuadrúpedos mamíferos que pueden llegar a medir tres metros cuyas imponentes cornamentas están afiladas como cuchillas y pueden cortar a un hombre en pedazos en cuestión de segundos.
  • Konungur - Cuadrúpedos de cuatro toneladas, dos pares de pulmones, de dos metros de altura hasta la cruz, cuernos y espina dorsal curvos, similares a bueyes almizcleros.
  • Mamut fenrisiano - Es un cuadrúpedo lanudo gigantesco parecido en su evolución al antiguo y extinto Mastodonte terrano. Puede aplastar a un hombre bajo sus enormes pies almohadillados, o destriparlo con sus largos colmillos de marfil.
  • Lobos de Fenris - El Lobo fenrisiano es un carnívoro semi inteligente parecido al lobo terrano, que puede alcanzar un tamaño entre el de un caballo pequeño y el de un vehículo blindado imperial. Está considerado uno de los depredadores más inteligentes y letales de la Galaxia, y utiliza estrategias de caza en manada terroríficamente eficientes. Se dice que el Primarca Leman Russ fue criado de niño por una Loba de Fenris, y que mantuvo a dos de los más grandes miembros de la especie, Freki y Geri, como sus compañeros.
  • Grandes Osos Blancos - Son monstruosos carnívoros parecidos al oso polar terrano, con un tamaño suficiente para atacar edificios humanos.
  • Kraken - Un Kraken es una enorme criatura marina carnívora parecida a un calamar gigante terrano, que algunos Tecnosacerdotes han sugerido que podría haber evolucionado de un biomorfo Tiránido salvaje adaptado al combate subacuático que perdió su conexión con la Mente Enjambre.
  • Pez Destripador - Es un pez carnívoro parecido a una barracuda, pero de mucho mayor tamaño, que puede arrancar la carne de los huesos de un hombre en cuestión de segundos.
  • Dragón Marino - Es un depredador reptiliano monstruosamente grande que vive en el Mar del Mundo o también llamado Mar de los Dragones de Fenris. Del tamaño de un barco, su rostro de pesadilla con dientes largos como dagas. Es cazado por las tribus bárbaras por su piel, que se utiliza en la construcción de barcos y casas.
  • Diablo del Hielo de Fenris - Es un primate carnívoro bípedo, de gran tamaño y pelaje blanco, muy parecido a la criatura conocida como Yeti en los antiguos cuentos de Terra. Tiene aproximadamente la misma altura que un Astartes (más de 2 metros), y se sabe que su sangre es extremadamente ácida.
  • Trolls de Nieve - Los Trolls de Nieve son parientes incluso más grandes del Diablo del Hielo que habitan en el continente de Asaheim y son semiinteligentes. Representan un peligro constante para cualquiera que se mueva abiertamente por los glaciares del continente septentrional, incluso para los Astartes y Neófitos de los Lobos Espaciales.
  • Gusano de Hielo - Es un reptil enorme, blanco y cubierto de pelaje parecido a una serpiente gigantesca, que hace su guarida muy por debajo de los glaciares de Asaheim. Emerge del hielo para atacar a cualquiera que sienta caminar sobre su frígido hogar.

Asaheim y el ColmilloEditar

Los nativos de Fenris están acostumbrados al patrón destructivo que engulle su planeta cada Gran Año, y han aprendido a amar la interminable mutabilidad de sus tierras con un fiero orgullo guerrero. Sólo en el continente polar septentrional de Asaheim se encuentran protegidos del extremo clima.

AsaheimEditar

Artículo principal: Asaheim

Asaheim es conocida como la Isla de los Maestros del Hierro por las tribus bárbaras que habitan Fenris. Es la única masa de tierra de cierto tamaño de Fenris, y la única que no se ve alterada por los destructivos cambios climáticos que produce la elíptica órbita de Fenris en torno a su sol.

Asaheim es la única zona de Fenris frecuentada por los Lobos Espaciales. Este continente es evitado por todas las gentes de los mares a excepción de la época de la primavera, pues se dice que es el hogar de los dioses. Está rodeada de enormes acantilados y en ella viven criaturas enormes que no frecuentan ningún otro lugar del planeta.

El ColmilloEditar

Artículo principal: El Colmillo

La Fortaleza-Monasterio de los Lobos Espaciales, conocida comúnmente como el Colmillo, Volda Hamarrki o Aett por sus habitantes, es una gigantesca ciudadela levantada sobre la montaña más alta de Asaheim. Esta montaña es conocida por muchos nombres, entre los que destacan El Hombro Del Padre De Todas Las Cosas y Volda Hammarki, el Espinazo del Mundo. El Colmillo es el hogar de los Lobos Espaciales y se extiende por la cordillera circundante y por la órbita, tomando energía de la fuente geotérmica del núcleo fundido del planeta.

El complejo incluye enormes Armas Láser de defensa orbital tierra-órbita, ocultos como si fueran picos cercanos, muelles en la cima para las Barcazas de Batalla y los Cruceros de Asalto de los Lobos Espaciales, numerosos santuarios al Emperador por las laderas inferiores, e inmensos reactores de fusión y geotérmicos muy por debajo de la superficie. Aparte de la Sagrada Terra, el Colmillo es considerado una de las fortalezas más inexpugnables en la Galaxia entera, construido por el Adeptus Mechanicus durante la Gran Cruzada utilizando tecnología que hace mucho que ya está perdida. Nunca ha sido conquistado, aunque la Legión Traidora de los Mil Hijos, los enemigos más odiados de los Lobos Espaciales, lograron ocupar brevemente las laderas exteriores del Colmillo después de alejar al grueso de las fuerzas de los Lobos Espaciales hacia un objetivo falso.

El Mar del MundoEditar

La mayoría de las criaturas de Fenris viven dentro del único océano global del planeta, llamado el Mar del Mundo por los fenrisianos, y es sobre este vasto océano donde deben vivir y luchar los fenrisianos si quieren sobrevivir. No es una vida fácil ni en el mejor de los casos. Muchas criaturas letales habitan el Mar del Mundo, bestias reptilianas antiguas y escamosas tan grandes como islas pequeñas que pueden tragar un barco fenrisiano de un solo bocado. Otras son largas y serpentinas, con sangre ácida e hirviente y escamas que brillan como perlas al sol. Estos monstruos marinos arrancarán de vez en cuando a un marino de la cubierta de su barco y lo arrastrarán hasta su muerte en las profundas y frías aguas.

Otras son demasiado extrañas para ser descritas fiablemente, pues son monstruosidades de muchos tentáculos con picos afilados como cuchillas y fríos ojos negros, que se ocultan en las profundidades hasta que suben a la superficie para alimentarse. Es a estas criaturas a las que se enfrentan los guerreros de Fenris, y aquellos que emergen triunfantes se vuelven inmortales en las leyendas orales de su tribu.

Para sobrevivir en semejante mundo, los fenrisianos deben ser guerreros desde su nacimiento hasta su muerte. Esta es la razón por la que tanto a niños como a niñas se les regala siempre un hacha y por la que aquellos infantes que no son capaces de agarrarla son expulsados para morir rápidamente en los gélidos mares. Su supervivencia, y la supervivencia de sus compañeros, depende de su astucia y determinación tanto como de su habilidad con la espada, la lanza y el hacha. Debido a que su mundo está casi completamente cubierto de agua, los fenrisianos deben ser maestros de las olas, capaces de luchar, de navegar y de resistir tormentas de hielo y borrascas tropicales.

Durante buena parte de cada Gran Año, las tribus deben aguantar una salvaje existencia sobre las aguas que a menudo termina en una muerte húmeda o en combate contra las monstruosas criaturas de las profundidades. La competición por la comida es grande, y las tribus a menudo se ven abocadas al conflicto por los preciosos recursos del planeta.

Las tribus fenrisianasEditar

De los recursos disponibles en Fenris, el más valioso es la propia tierra. Ningún hombre sabe cuánto cambiará la tierra con el paso del Gran Año. En ocasiones islas viejas sobreviven a las estaciones de cambio y la buena suerte puede preservar el territorio de una tribu durante muchos Grandes Años, pero es más probable que los archipiélagos sean rotos y destruidos, sumergidos bajo los océanos por las terribles agitaciones de la corteza de Fenris.

Cuando esto ocurre, se desatan crueles guerras entre tribus, y sólo los que tienen éxito en encontrar nuevas tierras y en establecerse en ellas sobrevivirán. Una vez ha pasado el tiempo del fuego y el agua, los fenrisianos deben asentarse rápidamente en las nuevas tierras, pues pronto se agotarán sus suministros. Si no pueden encontrar ninguna nueva tierra, deben reanudar sus guerras por los territorios de otras tribus. Así, la vida de un fenrisiano es una de constante migración marina y guerras.

Clan del Puño de TruenoEditar

Son un clan bárbaro de pescadores. El afamado Ragnar Blackmane es originario de este clan. Los niños, desde que saben andar, ya van en los navíos de sus padres. Sus navíos están fabricados con pieles curtidas de Dragón Marino. Para su cultura tribal, morir ahogado es la peor de las muertes, pues significa hundirse simplemente en los dominios de los demonios del mar, donde sus almas estarían condenadas a una eternidad de servidumbre. No habría pues posibilidad de ganarse un puesto entre los Elegidos. No obtendrían gloria en su muerte ni lugar en el Salón de Héroes de las Montañas de los Dioses.

En los días de lluvia llevan capas hechas con piel de Dragón Marino, que les aíslan completamente del agua.

La nave del clan de más renombre es la Lanza de Russ, cuyo capitán era el padre de Ragnar Blackmane. Tiene en su proa los colmillos de Dragón Marino que perforan las olas como si de cuchillos se tratase. Las velas están hechas de tripas de Dragón Marino, y pueden soportar todo tipo de tormentas e inclemencias del tiempo.

Algunos de sus miembros más famosos son el difunto Yorvik el Arponero, el escaldo Imogrim, y el ya mencionado Ragnar Blackmane, que llegó a ser el Señor Lobo más joven de los Lobos Espaciales.

MitologíaEditar

Los guerreros de Fenris se crían oyendo cuentos sobre monstruos y héroes, lobos que se extienden por todo el firmamento y bestias marinas que abarcan todo el planeta. Los fenrisianos cuentan con una orgullosa tradición de contar historias, y las valoran casi tanto como un buen combate. La mitología de Fenris está llena de hazañas de héroes, y muchos de los relatos de dichas hazañas implican a los legendarios lobos de Fenris.

De acuerdo con una antigua leyenda, Leman Russ combatió a las grandes manadas de lobos de Asaheim hasta domarlas. Derrotó al dios-lobo de dos cabezas, Morkai, y lo convirtió en guardián de las puertas de la muerte, una tarea a la que Morkai se ha entregado desde entonces. Tras eso, Russ luchó uno a uno contra los lugartetientes de Morkai. El más temible de ellos era Pelonegro, una terrorífica criatura de pelaje del color del ébano, cuyos largos aullidos podían convocar desde sus tumbas a las almas de los guerreros muertos. Russ desafió a Pelonegro y lo mató, haciéndose con su pellejo una capa mágica que le permitía cruzar al reino de los muertos.

Estas creencias son vistas con desdén por la Eclesiarquía, pero los Hijos de Russ se niegan a renunciar a sus tradiciones. La superstición corre rampante entre los Lobos Espaciales, que siempre van a la batalla cargados de totems y talismanes de buena suerte y de protección contra los espíritus malignos. Sus figuras más reverenciadas son Leman Russ y el Emperador, a quien se refieren como "el Gran Padre". Para ellos, Russ es más que un simple hombre, y le ofrecen los tributos de un dios. Los Lobos Espaciales tienen a sus héroes en la más alta estima; pero ninguno está por encima de su primarca, que según cuentan volverá un día para luchar junto a ellos en el final de todas las cosas, la Hora del Lobo.

Los Guerreros del CieloEditar

A pesar de la dureza que define sus vidas, los fenrisianos se consideran a sí mismos bendecidos, pues sólo los guerreros forjados por esas ordalías pueden convertirse en los mayores de los guerreros del Emperador y de los defensores del Imperio. Es de entre estos duros hombres fenrisianos de donde los Lobos Espaciales reclutan a todos sus efectivos.

Esperando la batalla.jpg

Lobos Espaciales

Aunque Fenris es el mundo natal de los Lobos Espaciales, y ellos lo mantienen como un feudo propio dentro del Imperio, el Capítulo sólo ocupa el continente insular de Asaheim, que se alza como un pilar continental sobre los océanos polares, crudo y envuelto en espesas nubes blancas. El resto de Fenris es dejado en su estado salvaje y asilvestrado, y la gente sobrevive como mejor puede entre las batallas constantes sobre el fuego y el hielo.

Los Lobos Espaciales mantienen una cuidadosa vigilancia sobre sus hermanos tribales, pero nunca aparecen abiertamente entre las tribus guerreras. Para los fenrisianos no iniciados, los Lobos Espaciales son conocidos sólo como los "Guerreros del Cielo", vistos sólo de lejos y de vez en cuando, poseedores de poderes tanto mágicos como divinos. Para ellos, los Guerreros del Cielo son los guerreros del mito, los compañeros de Leman Russ que lucharán junto al legendario Primarca en la batalla final en el fin de los tiempos. Para ellos, las tierras de Asaheim son dominio vedado de lo divino, a donde sus tradiciones nativas les prohíben entrar sin permiso. Sólo un guerrero elegido por los dioses puede entrar en la fortaleza de Russ en el pico de Asaheim. Así, los Fenrisianos se han acostumbrado a que los más valientes de sus jóvenes guerreros se ganen un lugar junto a los dioses, desvaneciéndose del mundo del día a día y yendo a vivir en el alto reino de Asaheim. Así ha sido siempre para el pueblo de Fenris. Así será por siempre mientras el Emperador de la Humanidad siga sentado en el Trono Dorado de Terra.

Ritos de iniciaciónEditar

Desde la perspectiva fenrisiana, los posibles candidatos son elegidos principalmente entre los grandes guerreros que cayeron en combate (aunque algunos hombres estaban vivos cuando fueron elegidos). Para ellos, si los guerreros elegidos están muertos (aunque en realidad sólo están casi muerto), son recuperados, y restaurados por las pociones curativas de un Sacerdote Lobo, y traídos al Colmillo.

Los elegidos se entrenan como aspirantes en campamentos de aspirantes (aprendiendo habilidades como arponeo, rastreo y lucha) dispersos alrededor de Asaheim. Cada campamento está dirigido por un Lobo Espacial de pleno derecho, como el Sargento Hakon del campamento Russvik. Cuando los aspirantes demuestran que han aprendido todo lo que pueden del campamento, son llevados al Colmillo para ser entrenados a un nivel superior. Después de volver a demostrar su valía (pero esta vez ante los Sacerdotes Lobo), deben cruzar las Puertas de Morkai, donde los Sacerdotes Lobo los examinan concienzudamente en busca de cualquier corrupción del Caos. Una vez iniciados en los Lobos Espaciales, son arrojados lejos del Colmillo: deben sobrevivir al duro frío y las rocosas montañas para volver al Colmillo, demostrando ser dignos de ser Marines Espaciales.

Ataques o invasionesEditar

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum inglés y Wikihammer 40K UK.

  • Warhammer 40,000 Compilation (1ª Edición).
  • Reglamento Warhammer 40,000 (6ª Edición).
  • Codex: Lobos Espaciales (Ediciones 5ª y 7ª).
  • Codex: Marines Espaciales (Ediciones 4ª y 5ª).
  • La Batalla del Colmillo, por Chris Wraight.
  • Lobo Espacial, por William King.
  • Suplemento Lobos Espaciales: Champions of Fenris (7ª Edición).
  • Deathwatch: First Founding (Juego de Rol).
  • Index Astartes II..
  • White Dwarf nº 156 y 388 (Edición estadounidense).
  • Prospero en Llamas, de Dan Abnett.
  • Cuentos de la Herejía (Antología).
  • Legends of the Space Marines (Antología).
  • The Emperor's Gift (Novela), de Aaron Dembski-Bowden.
  • Thunder from Fenris (Audiolibro).
  • Logan Grimnar: Defender of Honour (Relato corto), de Cavan Scott.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar