Wikia

Wikihammer 40k

Exoditas

7.324páginas en
la wikia
Comentarios0
Mascota eldar wikihammer 40k.png La Vidente Lolai te pondrá dos runas negras si no sigues leyendo. Pulsa sobre su imagen para acceder a la sabiduría de los Eldars.

Aquel que lee su propio artículo puede evitar su propia perdición. Aquel que lee los artículos de otros puede provocársela.


Los Exoditas o Exiliados son una de las estirpes supervivientes de los Eldars, junto con los habitantes de los Mundos Astronave, los Arlequines y los Eldars Oscuros. Viven en mundos vírgenes alejados del Ojo del Terror, y su modo de vida es rústico y sufrido para alejarse de las tentaciones que crearon a Slaanesh.

HistoriaEditar sección

Eldar exodites.png

Mundo Exodita (por John Blanche).

En el transcurso de la Caída de los Eldars, algunos Eldars presentaron resistencia a la degeneración de su raza. Algunos, los más previsores, empezaron a criticar abiertamente la relajación de sus compatriotas y a advertir contra los efectos de los cultos al placer. Estos Eldars fueron mayoritariamente ignorados o tratados como cobardes de mente estrecha, o simplemente como fanáticos. El colapso general de la sociedad pronto convenció hasta a los más decididos de ellos de que el reinado de muerte y depravación no terminaría. Algunos decidieron abandonar los Mundos Ancestrales Eldars y asentarse en nuevos planetas libres de corrupción. Estos eran los que todavía no habían sido corrompidos por el toque del Caos, que en esos momentos eran ya muy pocos.

Estos Eldars se conocen en la actualidad como Exoditas o Exiliados. De toda la raza Eldar, estos fueron los únicos previsores. En una raza de naturaleza indulgente y hedonista, estos Eldars fueron vilipiendiados como fanáticos obstinados, obsesionados con la miseria y el sacrificio personal. Había algunos cuyas terribles premoniciones quizás fueran una nueva forma de locura, simplemente una vanidad más llevada hasta extremos inhumanos. Otros eran supervivientes auténticos, que prefirieron el exilio a la degradación y la destrucción. Los Exoditas abandonaron sus hogares en una gran variedad de astronaves. Muchos murieron en las profundidades del espacio. Algunos llegaron a nuevos mundos pero fueron aniquilados por invasores Orkos o depredadores naturales. Muchos más lograron sobrevivir. La mayoría viajaron hacia el Este, alejándose tanto como pudieron de la concentración principal de mundos Eldars.

Los Exiliados edificaron sus nuevos hogares en los límites de la galaxia. Los mundos que colonizaron eran salvajes y la vida en ellos era muy dura para un pueblo que no estaba acostumbrado al trabajo físico y al sacrificio diario. Cuando tuvo lugar el cataclismo final, la mayoría de los mundos Exoditas estaban muy lejos del epicentro psíquico y sobrevivieron. La implosión psíquica resultante eliminó al resto de la raza Eldar y dejó un gran agujero en el tejido espacial, conocido como el Ojo del Terror, pero en los bordes de la galaxia, los Exiliados estaban a salvo. Muchos Mundos Astronave escaparon de la onda de choque psíquica y pudieron sobrevivir, pero los Exoditas ya habían colonizado lugares seguros, o perecieron con el resto de su raza y han sido olvidados.

SociedadEditar sección

Forma de vidaEditar sección

Eldar exodita.jpg

Exodita con un dragón menor

Los mundos Exoditas no han cambiado demasiado desde que fueron colonizados por primera vez. Los Eldars que habitan en ellos han aprendido a cultivar sus alimentos y explotar otros recursos naturales. Los materiales psicoplásticos necesarios en la tecnología Eldar son raros y preciosos en estos planetas remotos, por lo que los Exiliados utilizan otras sustancias, empleando métodos más sencillos y su trabajo físico. Los Eldars de los Mundos Astronave consideran que los Exoditas son rústicos y primitivos, vigorosos y salvajes de una forma bastante impropia a sus introvertidas sociedades. Los habitantes de los Mundos Astronave y los Exiliados viajan entre sus dominios, pero su diferente punto de vista mental y su forma de vivir demuestran que ambas sociedades tienen preocupaciones diferentes.

La Senda de los Eldars determina la forma de vida en todos los Mundos Astronave, pero no la de los Exoditas. Por esto parecen individualistas y salvajes en comparación con los demás Eldars, con una mentalidad más independiente y aventurera que sus primos lejanos. Los Exiliados pueden sobrevivir de esta forma porque están muy alejados del Ojo del Terror, el agujero en el tejido espacial que todavía actúa como foco psíquico para la destructora influencia de Slaanesh. Esto no es suficiente para protegerles, pero sí es un factor importante. Lo más importante es que las sociedades Exoditas son más rigurosas y físicas que las de los Mundos Astronave. Mientras los Mundos Astronave se adhieren al pasado e intentan preservar todo lo que pueden de su destruida civilización, los Exiliados han abandonado sus antiguas tradiciones para seguir una forma de vida más sencilla y dura. Sus mentes son más resistentes y previsoras, pero no tan sutiles y definitivamente menos poderosas que las de los Eldars de los Mundos Astronave. Sin embargo, han sobrevivido, y de todos los Eldars, son los que más posibilidades tienen de seguir haciéndolo.

Los mundos Exoditas son planetas salvajes y a menudo peligrosos. Los ríos rugen libremente sobre sus llanuras de aluvión. Grandes bosques cubren miles de kilómetros de tierra virgen. Los pocos y pequeños asentamientos coexisten con bestias salvajes de todo tipo. Los Exiliados son demasiado poco numerosos como para interferir en el equilibrio natural. Sus asentamientos son pequeños y muy dispersos. Muchos están habitados tan solo durante unos pocos meses al año, ya que en muchos mundos los Exoditas son nómadas, moviéndose de un lugar a otro siguiendo las estaciones y los rebaños. Calculan sus migraciones para poder llegar a los campamentos al final del verano y así cosechar los cultivos plantados en primavera, permaneciendo en ellos hasta el momento de plantar los cultivos del siguiente año y volver a desplazarse.

Las criaturas salvajes que viven en estos mundos son numerosas y variadas. La mayoría de ellos son el hogar de grandes rebaños de Megadones y otras bestias gigantescas que los Exiliados denominan dragones. Es posible que estas criaturas fueran antaño originarias de una única región en concreto, pero los primeros colonos las extendieron por todos sus planetas y ahora son muy comunes. Los Exoditas siguen los rebaños de dragones mientras estos pastan en los infinitos prados de las grandes llanuras. Conduciendo adecuadamente los rebaños, los Eldars pueden vivir de ellos, comiendo su carne e incluso bebiendo su sangre, y utilizando su piel para confeccionar ropas y cuerpo. Incluso los huesos y cuernos son útiles. Estos materiales sustituyen parcialmente a las sustancias psicoplásticas utilizadas en los Mundos Astronave Eldars. Aunque este estilo de vida es primitivo en muchos aspectos, los Exiliados cuentan con muchos artefactos de tecnología avanzada y están familiarizados con todos los materiales sofisticados utilizados en los Mundos Astronave. Son ellos los que han elegido vivir así, y esta forma de vida ha resultado ser tan adecuada como la de los demás Eldars.

Existen muchos tipos diferentes de dragones; algunos solo existen en mundos específicos, y son utilizados de forma diferente según su tamaño y tipo. Los Megadones son grandes herbívoros, estúpidos y fáciles de manejar, aunque muy peligrosos si están asustados o son maltratados. Estas criaturas suministran la mayor parte de los recursos materiales de los Exoditas, y los más pequeños acostumbran a utilizarse como bestias de carga y monta para recorrer las grandes llanuras. Un Megadón grande puede llevar una gran estructura sobre sus espaldas, acarreando grandes pesos sin fatigarse. Los dragones carnívoros más pequeños son montados por los Caballeros Dragoneros, y utilizados para controlar y dirigir a los rebaños de Megadones. Estos guerreros prácticamente nacen en la alta silla de un dragón, y utilizan sus largas lanzas con una consumada habilidad. Un golpe de lanza puede hacer girar o detener a un Megadón sin causarle daño alguno, pero el mismo golpe podría matar al Eldar más resistente. Los guerreros son importantes en las sociedades Exoditas, pues su función es proteger a cada comunidad y alejar a sus bestias de los depredadores.

Los Exiliados son un pueblo tribal. Cada tribu obedece a la tribu dominante de la zona, que a su vez obedece al rey del planeta y a su tribu real. Puesto que existen relativamente pocos Eldars, casi no hay disputas territoriales. Las tribus viven en grandes áreas que sirven a sus necesidades de pasto y cultivos. Las guerras entre tribus son muy poco habituales, pero las escaramuzas entre jóvenes Caballeros Dragoneros rivales son más frecuentes. Aunque no son abiertamente belicosos, los Exoditas son un pueblo valiente, seguro de sí mismo y que conserva el legendario orgullo de la raza Eldar. Los Caballeros normalmente intentan robar las bestias del rival, o conducir sus rebaños por los pastos de otras tribus. Estas actuaciones forman parte del entrenamiento de un Caballero, y el riesgo de morir o quedar gravemente herido es aceptado como parte de la vida de un joven guerrero. Estas incursiones y las muertes ocasionales no preocupan a las tribus. Cabe señalar que independientemente de lo violenta que sea una disputa, ningún Eldar saqueará o robará las cosechas de una tribu rival, aunque esta permaneza sin protección durante meses.

GuerraEditar sección

Legionario Salamandras vs. Guerrero Dragón Exodita Eldar.jpg

Marine Espacial de los Salamandras luchando contra un Caballero Dragonero Exodita durante la Gran Cruzada (por Neil Roberts).

Las guerras y las batallas no son raras en los mundos Exoditas. Las incursiones Orkas son una amenaza constante, y los colonos humanos no respetan los territorios dominados por los Eldars. Entre sus enemigos más persistentes pueden encontrarse los humanos de los Mundos Caballeros, que están muy relacionados con los planetas de los Exiliados. Los Caballeros Imperiales son agresivos y belicosos, y su resuelta independencia hace que ni el Imperio pueda controlarlos por completo. Como los Exoditas, son descendientes de antiguos colonos, criados entre peligros constantes y el orgullo por su independencia. Sus temibles máquinas de guerra pueden verse fácilmente en los mundos Exoditas. Las batallas entre gigantescos Caballeros Imperiales y valientes Caballeros Dragoneros siempre son violentas y destructivas. Pero los Eldars también son capaces de atacar. Utilizan la Telaraña para llegar a los Mundos Caballeros, donde sus ataques acostumbran a ser tan destructivos que los planetas quedan posteriormente abandonados.

Puesto que sus mundos son el hogar de los espíritus de sus muertos y su refugio contra la depredación del Caos, los Exiliados luchan ferozmente por proteger sus planetas. Abandonar uno de estos mundos es como abandonar las almas de sus antepasados a la Disformidad, ya que sin la constante renovación del Espíritu del Mundo, este iría decreciendo lentamente, haciéndose vulnerable. Igual que el Circuito Infinito de hueso espectral de un Mundo Astronave puede albergar involuntariamente una inteligencia demoníaca, los menhires pueden servir a un Demonio para abandonar la Disformidad si las sendas psíquicas quedan sin vigilancia. Si un ejército demoníaco surgiera de entre los túmulos y los menhires de los Exoditas, se habría materializado la peor de sus pesadillas. Esto ya ha sucedido en el pasado y actualmente sigue siendo un riesgo siempre presente.

El Espíritu del MundoEditar sección

Artículo principal: Espíritu del Mundo.

El núcleo de hueso espectral de cada Mundo Astronave actúa como depositario y conductor de la energía psíquica. También es el refugio final de los espíritus de sus habitantes después de morir. Cada mundo Exodita tiene su propio equivalente al Circuito Infinito, denominado Espíritu del Mundo. Es un inmenso almacén de energía psíquica en el que las mentes de los Eldars están a salvo para siempre. Los Exiliados también llevan joyas espirituales, y al morir son enterrados bajo tierra en uno de los grandes túmulos tribales. Allí pueden descansar; sus joyas espirituales se rompen sobre los altares del Espíritu del Mundo.

Cada Espíritu del Mundo es un complicado entramado de energía psíquica que abarca todo el planeta, extendiéndose entre los túmulos tribales, los círculos de piedra y los menhires. En estos lugares significativos, el Espíritu del Mundo y el mundo material pueden interaccionar. Es aquí donde los espíritus de los muertos pueden confluir, y donde los vivos pueden hablar con los muertos si tienen el poder necesario.

Relación con los Mundos AstronaveEditar sección

Los ProscritosEditar sección

Exploradores Eldars 6ª Edición ilustración.jpg

Exploradores Proscritos Eldars.

Muchos Eldars toman la Senda de los Proscritos en algún momento de sus vidas, dejando sus Mundos Astronave y buscando aventuras a lo largo y ancho del universo. Estos Proscritos viajan entre las estrellas a bordo de pequeñas naves. Buscan mundos vírgenes para asentarse, y visitan los mundos Exoditas donde viven sus primos lejanos.

Los Proscritos son bastante comunes en los mundos Exoditas, a menudo buscando el patrocinio de una de las tribus Eldars. A cambio, luchan junto a los guerreros de la tribu y, durante un tiempo al menos, disfrutan de una libertad de pensamiento que no pueden permitirse en un Mundo Astronave. A veces los Proscritos se asientan definitivamente entre los Exoditas, o en algún mundo deshabitado, convirtiéndose en los pioneros de una nueva colonia Eldar. Para los Exoditas los Proscritos son enigmáticas figuras románticas, señores de unos conocimientos secretos y una forma de vida arcana y arcaica. Poseen habilidades que los Exoditas valoran mucho, y siempre son bienvenidos en las cortes de los Eldars tribales.

Biel-TanEditar sección

Batalla Eldars Biel-Tan vs Guardia Imperial Valhalla.jpg

Los Eldars de Biel-Tan asaltan las posiciones de las Tropas Árticas de Valhalla.

Los Eldars de Biel-Tan están convencidos de que llegará el momento de que su raza reclame de nuevo lo que es suyo por derecho, y los paradisíacos mundos vírgenes y los planetas de los Exoditas serán los primeros objetivos de conquista para las tropas de este Mundo Astronave. Por ello, consideran cualquier intento de colonización por parte de otras razas como una amenaza a la futura expansión Eldar. A menudo los incautos exploradores del Imperio de la Humanidad han descendido a un mundo Exodita y no se les ha vuelto a ver. Cuando se ha mandado una nueva expedición, solo han descubierto los cadáveres de sus predecesores hechos pedazos y devorados por la fauna carroñera local.

Conflicto de canonEditar sección

Al menos en las Ediciones 2ª y 4ª del Codex: Eldars, a esta estirpe Eldar se la conocía por el nombre de "Exiliados". En 6ª Edición el Codex ya los llama Exoditas, traduciendo literalmente el término inglés "Exodites", pero en la pág. 48 vuelve a llamarlos Exiliados. Hemos optado por mantener ambos nombres como igualmente válidos.

FuentesEditar sección

  • Codex: Eldars (Ediciones 2ª, 4ª y 6ª).

Spotlights de otras wikias
Solicita el tuyo aquí

Wikia aleatoria