FANDOM


Mascota eldar wikihammer 40k La Vidente Lolai te pondrá dos runas negras si no sigues leyendo. Pulsa sobre su imagen para acceder a la sabiduría de los Eldars.

Aquel que lee su propio artículo puede evitar su propia perdición. Aquel que lee los artículos de otros puede provocársela.

Eldrad Ulthran

Eldrad Ulthran fue el Vidente más poderoso y longevo del Mundo Astronave Eldar de Ulthwé. Fue quizás el psíquico más dotado jamás nacido entre los Eldars, y su increíble previsión ha salvado muchos miles de vidas Eldars.

Entre los logros de Eldrad se cree que se encuentran: provocar la Segunda Guerra de Armageddon para salvar las vidas de 10.000 Eldars, así como la Purga de Sanapan, la Aniquilación de Mortis y la Tercera Venida de Orian; y advertir al Imperio de la inminente traición de Horus y a los Eldars de Iyanden de la llegada de los Tiránidos. Creó y llevó consigo al combate el Báculo de Ulthamar, y su resistencia y su poder han sido una inspiración constante para la decadente raza Eldar. 

HistoriaEditar

Eldrad Ulthran color

Antes de su muerte en el 999.M41, Eldrad ya tenía más de diez milenios terranos de edad, y fue el primero en advertir al Imperio de la Humanidad de la traición del Señor de la Guerra Horus. Sin embargo, fue al Primarca Fulgrim de la Legión de los Hijos del Emperador, y no al Emperador mismo, a quien advirtió. Se dio cuenta del terrible error que había cometido cuando descubrió durante su encuentro en el Mundo Virgen de Tarsus que ya había sido corrompido por un Gran Demonio de Slaanesh.

Fue por las predicciones de Eldrad que los eldars empezaron una serie de incursiones contra varios mundos Orkos, culminando en el alzamiento de Ghazghkull Thraka como el Kaudillo más poderoso de la Galaxia, y en la redirección de su ¡Waaagh! hacia el Mundo Colmena de Armageddon en vez de hacia los Mundos Astronave. Eldrad instigó deliberadamente el conflicto que acabó por convertirse en la Segunda Guerra de Armageddon, costando al Imperio millones de vidas humanas, para salvar las de diez mil eldars. Eldrad creía que semejante sacrificio estaba justificado, ya que los eldars están extinguiéndose y cada vida eldar es más valiosa que las arremolinadas masas de trillones de humanos que aún habitan la Galaxia. Asimismo, de no ser por su advertencia, el Mundo Astronave Iyanden habría estado totalmente indefenso ante el ataque de la Flota Enjambre Kraken.

Las predicciones de Eldrad fueron clave también para cerrar la Fisura Disforme abierta sobre el mundo Exodita de Haran. Durante muchos meses, grandes ejércitos Eldars, apoyados por los poderosos Señores Fénix y dirigidos por el propio Eldrad, lanzaron una gran campaña contra las fuerzas del Caos. Al final, lograron cerrar la fisura, pero al precio de muchas vidas Eldars. Esto ha hecho que el planeta se conozca como Haranshemash, El Mundo de Sangre y Lágrimas.

En el mundo de Andante IV, Abaddon el Saqueador maquinó un enfrentamiento personal entre él y Eldrad atacando un portal a la Telaraña que llevaba hasta Ulthwé. Su objetivo final era eliminar al Consejo de Videntes, y muchas muertes Eldars ocurrieron antes de que Eldrad y Abaddon chocasen finalmente. Abaddon escapó al final, pero no antes de que Eldrad descubriese que su propio fin estaba cerca.

Mascarada de MuerteEditar

"Todas las sendas del destino nos han llevado aquí. Golpeamos ahora, no por la venganza, sino por una esperanza desconocida hasta que perdimos todas las demás. Los vigilantes negros intentarán detenernos, pero no seremos derrotados. Cegorach reirá el último, y para siempre. Marchamos a Demesnus."
Eldrad Ulthran

Eldrad Ulthran, el más hábil de todos los Videntes Eldars y uno de los psíquicos más poderosos de la galaxia, puso en marcha una serie de eventos increíbles en esta campaña.  

Pese a que muchos Videntes Aeldari sintieron la naciente presencia de Ynnead en los circuitos infinitos, fue Eldrad quien puso en marcha la audaz labor para despertar al durmiente Dios de la Muerte. Tiempo atrás y disponiendo de la ayuda de los Arlequines de la Mascarada del Pesar de Medianoche, Eldrad robó los videntes fosilizados en estatuas de cristal de diferentes mundos astronave.  Tras acudir a la superficie del planeta Port Demesnus con estos objetos, esperaba combinar su poder latente con las arenas de cristal que cubrían la luna de Coheria para producir una llamarada psíquica lo suficientemente brillante como para despertar a Ynnead.  Allí se enfrentó al Capitán de la Guardia Artemis de los Guardianes de la Muerte y su fuerza de asalto y si bien el Dios de la Muerte no despertó, se agitó en su sueño. Incluso siendo consciente de su fracaso, Eldrad puso en marcha la cadena de acontecimientos que terminarían por causar que Yvraine obtuviera el poder sobre la muerte y se convirtiera en la nueva profeta del Dios Susurrante.

Eldrad previó el advenimiento de los Ynnari, y por orden suya Yvraine y sus seguidores fueron salvados del abordaje del Caos a Biel-Tan que resultó de la fractura del mundo astronave y los puso a salvo en Ulthwé. El coste de tal hazaña fue alto pues tres de los mejores videntes se convirtieron en cristal durante el ritual que abrió el portal a través del cual los Ynnari consiguieron escapar. Por estos actos y por la arrogancia que mostró robando a los consagrados antepasados para sus ritos en Coheria, Eldrad fue desterrado de Ulthwé por su Consejo de Videntes.

Pese a estar próximo al final de su vida, y al lento proceso por el que sus huesos tornan en cristal, muchos de los habitantes de Ulthwé han elegido abandonar el mundo astronave y han puesto sus esperanzas, como siempre lo hicieron, en el Alto Vidente. Durante algún tiempo, Eldrad y sus fieles seguidores compartieron camino con los Ynnari, antes de que sus visiones los condujeran por caminos diferentes. Sobreviviendo de forma similar a una flota de corsarios, Eldrad y sus renegados siguen los menguantes hilos del destino que mantienen el Rhana Dandra a raya, ofreciendo a menudo su sapiencia y conocimientos o apoyo táctico a aquellos que luchan contra las abrumadoras fuerzas del Caos en la galaxia.

Destino finalEditar

Fortaleza Blackstone

Fortaleza Negra (o Talismán de Vaul para los Eldars).

Durante la 13ª Cruzada Negra, los Eldars de Ulthwé lucharon contra las fuerzas del Caos, y Eldrad estuvo de nuevo en el frente, sabiendo que no viviría para ver el final del conflicto.

La mayoría de los Eldars y de los eruditos humanos creen que Eldrad pereció en dicho conflicto, cuando fue atrapado en una Fortaleza Negra poseída, la cual estaba intentando liberar para evitar que destruyera el vital Mundo Fortaleza imperial de Cadia. Este, al estar cubierto por monolitos Necrones, mantenía a raya las Tormentas Disformes del Ojo del Terror e impedía que se extendieran y amenazasen a varios Mundos Astronave cercanos. Cuando el Vidente intentó comulgar con el corrupto espíritu del Talismán de Vaul y detenerlo, descubrió que no había sido poseído por un simple Demonio, sino por la esencia del mismísimo Dios del Caos Slaanesh. Eldrad intentó en vano destrabarse de la batalla mental con el espíritu de la Fortaleza Negra, hasta que Slaanesh le derrotó y arrastró su alma entre aullidos al oscuro núcleo del bastión. Su situación actual es desconocida.

Sin embargo, aún queda una chispa de esperanza para Eldrad, pues incluso después de que se creyera que su alma se había perdido a manos de Slaanesh, casi todas sus Joyas Espirituales se extinguieron y apagaron, excepto un puñado. Algunos creen que mientras al menos una de ellas siga brillando, el alma de Eldrad seguirá resistiendo en algún lugar de la Disformidad, buscando liberarse o ser rescatado.

La Traición de la VisiónEditar

Eldar eldrad ulthran conjuro

Eldrad despliega sus poderes.

La Traición de la Visión es un texto escrito por el Vidente Eldrad Ulthran del Mundo Astronave Ulthwé. Esta serie de escrituras hablan del inicio de la existencia y de cómo se formó el universo. Dentro de estos textos, Eldrad también habló de los Ancestrales así como de su Guerra en el Cielo contra el Antiguo Enemigo que había emergido de los corazones de mil soles. Por tanto, habló del tiempo en que los C'tan recibieron formas físicas y libraron una guerra contra los Ancestrales. Además, también habló de cómo los Ancestrales obtuvieron energía del Inmaterium para combatir a ese enemigo. Según La Traición de la Visión, fue durante ese antiquísimo conflicto entre los Ancestrales y los C'tan cuando surgieron los primeros Demonios. Eldrad también dijo que había oído que había Eldars más antiguos aún que Asurmen, nacidos en esta época y que se alimentaban del poder de la Disformidad extraído por los Ancestrales.

Este texto también habla de la Biblioteca Negra y de cómo los conocimientos más arcanos son guardados por los Arlequines, los cuales portan la impronta de los mismos Ancestrales. Eldrad escribió que había visto los códices de esos saberes, y los describió como exquisitos. Asimismo, dijo que si los C'tan y los Necrones retornaban, sería la señal de que su Gran Obra estaría a punto de ser concluida: la Disformidad quedaría sellada, los Hijos de Asuryan quedarían aislados de su fuente de poder, y el Ojo del Terror se apagaría y se cerraría. Al no tener almas, los Necrones y sus Dioses Estelares no tenían miedo de cortar la conexión entre el Materium y el Inmaterium. Por último, el Vidente afirmó que había sido el profundo pozo de deseo de la raza Eldar lo que había causado la primera manifestación de los Demonios en el Espacio Real.

MiniaturasEditar

  • 7ª Edición (Death Masque).
  • 2ª Edición.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Wikihammer 40K UK.

  • Citadel Journal nº 17.
  • Codex: Eldars (Ediciones 2ª, 4ª y 8ª).
  • White Dwarf 172, 227 y 286 (Edición estadounidense).
  • Ómnibus de Dawn of War, por C. S. Goto.