FANDOM


Khorne medio sin fondo

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!


El misterioso planeta de Eidolon es un Mundo demoníaco que originalmente formaba parte del antiguo Imperio Eldar.

HistoriaEditar

Este antiguo mundo virgen actualmente se encuentra oculto en las profundidades del corazón del Ojo del Terror. Incluso dentro del mismo, Eidolon es único. Un mundo entero donde todo lo que hay en él que existe únicamente como pocos más que meros premios para los que luchan por los poderes del caos. Durante la Caída de los Eldars fue envuelto por la explosión disforme instigada por el nacimiento de Slaanesh, y la energía de la disformidad ha retorcido al planeta más allá de todo reconocimiento. Al igual que el estado mismo del Caos, la masa terrestre del Mundo Demoníaco está sometida a un constante estado de flujo y cambio. Lo que una vez fuera un bello mundo de los Eldar, ha cambiado tan irrevocablemente que no existe ningún rastro real de su antigua gloria, aunque se supone que el planeta es el hogar final de muchos artefactos antiguos de gran valor que se remontan a la época de la Caída de los Eldars.

Iluminado por un sol negro, Eidolon está dividido en cuatro territorios controlados por un poder de caos diferente, y cada territorio está gobernado por un príncipes demonios, campeones elegidos de cada uno de los Dioses del Caos, y estos campeones mantienen guerras interminables unos contra otros por conquistar el territorio de los demás. Sus paisajes cambiantes desafían toda razón, ya que la propia faz del planeta se retuerce y transforma constantemente para representar los territorios conquistados y perdidos por sus señores. Las zonas de batalla de Eidolon presentan una panoplia de extrañas y horrendas maneras de morir. Sin embargo, los señores del Caos se aburren de luchar siempre contra los mismos enemigos. Así que los poderes de la disformidad atraen a nuevos “participantes” desde el exterior del planeta, para que puedan ofrecerles nuevas diversiones que puedan entretenerlos.

El planeta fuera visitado por Leonatos y sus exiliados hermanos de los Ángeles Sangrientos, que habían emprendido una búsqueda para recuperar la Espada Encarmine, una reliquia sagrada de la orden, blandida por el primer Señor del Capítulo, Belarius, pérdida por Leonatos.

LocalizacionesEditar

Mar de SangreEditar

El Mar de Sangre marca el inicio de los territorios dominado por Khorne y está gobernada por un Príncipe Demonio del Dios de la Sangre. Se trata de un extenso océano rojo, en el que hay numerosos puertos a lo largo de su costa, desde donde parten numerosas flotas de buques de guerra donde los Campeones del Caos luchan eternamente entre sí por la supremacía y la gloria, no dejando nunca de atacarse, ya sea disparando, embistiendo o abordando los barcos de los campeones rivales. Las aguas enrojecidas están plagadas de criaturas y monstruos tentaculados, ansiosos por reclamar a todos los desafortunados supervivientes de los barcos hundidos o los perdedores que son arrojados sin contemplaciones por la borda.

El anónimo príncipe demonio observa toda esta matanza indiferente, sin preocuparse en absoluto de que sus subalternos y seguidores se maten entre sí con la esperanza de llamar su atención. Todo lo que importa es que los supervivientes, los elegidos de Khorne, se hacen más fuertes y que su amo del dios del caos recibe su debido tributo: las almas de los derrotados. En ocasiones, el príncipe demonio también participa cuando un guerrero le llama su atención lo suficiente para desafiarlo y reclamar su alma.

EbolisEditar

La Ciudad de la Plaga de Ebolis es la capital de los territorios controlado por el dios del caos de Nurgle en Eidolon, y está gobernada por su pestilente campeón, el príncipe demonio Bubonnikus. Ebolis es una enorme ciudadela de aspecto endemoniadamente industrial, está envuelta en humo contaminante y niebla tóxica. Aquí, la muerte estaba por todas partes, como una nube invisible de decadencia y corrupción que toca todo en este lugar. Un mal sin forma que rodea a todos los que caminan por sus calles pero nunca revelándose completamente. Grandes torres industriales y chimeneas lanzan constantemente gases enfermizos al aire, y los habitantes de los edificios se han visto reducidos a seres enajenado completamente infectados y mutados.

Las afueras de los muros de la ciudad están llenas de cuerpos crucificados y de cadáveres podridos, que sirven de alimento para las criaturas y mutantes repugnantes que viven aquí. Una vez atravesadas sus puertas, a primera vista, las calles de la ciudad parecen estar completamente desiertas, con las puertas y ventanas de los edificios tapiados, sin embargo, sus enfermizos habitantes se escabullen acechan en la oscuridad ante la presencia de extraños, esperando el momento adecuado para salir. En ocasiones, Bubonnikus se presenta ante los visitantes. Mientras una nube de moscas habla por él, y ofrece paso seguro a través de los territorios controlados, aunque el pago exigido puede ser el alma y la condenación eterna.

VadaEditar

Un vasto desierto marca los dominios controlado por Slaneesh, el príncipe oscuro del caos. El extenso yermo es recorrido por kilométricas caravanas de peregrinos del placer, en su camino para rendir homenaje a sus demoníacos señores y campeones de este planeta, trayendo con ellos un suministro de esclavos para alimentar los depravados apetitos de sus amos. Inevitablemente, estos grupos se acaban encontrándose con otros grupos de peregrinos. Miles de ellos, decenas de miles, procedentes de todas las direcciones a través de las tierras baldías y convergiendo en el mismo destino final: Vada, ciudad de los Placeres Prohibidos y gobernada por la elegida princesa demonio de Slaanesh de este mundo.

Vada, ciudadela principal del poder del caos de Slaanesh en el Mundo Demoníaco de Eidolon, y el lugar donde se reúnen los fieles del Príncipe del Placer. Vada es una ciudad esclavista, y cada día, diez mil prisioneros y cautivos pasan por sus puertas para alimentar los apetitos de sus habitantes y donde se dice que una nueva forma de placer prohibido es descubierta cada hora. La ciudad está llena de comerciantes y traficantes de esclavos que ofrecen placeres prohibidos en muchas formas decadentes. La ciudadela está regentada por una Princesa Demonio anónima que vive en un gran palacio, y siempre está rodeada por lo que ella se refiere como sus "juguetes", un harem de Diablillas y devotos sirvientes.

Aquellos no devotos de Slaanesh que recorren sus bulliciosas calles cierran sus mentes a las depravadas conductas de los ciudadanos de Vada. Sin embargo, Vada también es conocida como la Ciudad de la Tentación, y se dice que siempre hay algo aquí entre la miríada de placeres y pecados que se ofrecen que es capaz de seducir incluso al alma más fuerte, pues los zarcillos invisibles de Slaanesh están por todas partes, explorando las debilidades o tentaciones que puede convertir a cualquier ser en un nuevo juguete para el dios del placer.


El LaberintoEditar

El ser más poderoso en Eidolon, un Príncipe Demonio de Tzeentch, vive dentro de la cuarta área. La superficie de su parte del planeta está cubierta en un laberinto sin fin, una manifestación física del poder de El Que Cambia Las Cosas. Pero para llegar a él, primero hay que atravesar los Pantanos del Alumbramiento, que rodean los territorios de Tzeentch, y donde se puede ver la cara del caos en su forma más cruda. Los boscosos pantanos cambian constantemente de forma, y el cuerpo de innumerables seres se combinan bajos sus aguas en una enorme masa sin forma del que surgen criaturas indescriptibles y engendros del Caos, que atacan a quienes recorren el lugar.

Atravesado este lugar, solo queda recorrer el Laberinto de Tzeentch, en cuyo centro se alza una imponente estructura. El laberinto nunca es el mismo para los que se atreven a entrar, sino que los recorridos y amenazas presentes se van adaptando a la particular mente, pensamiento e inseguridades de todos aquellos que recorren sus incontables pasillos. Los visitantes son propensos a presenciar alucinaciones e ilusiones, deberán enfrentarse a las manifestaciones de sus miedos e inquietudes, y los caminos acaben tomando mientras están dentro con toda probabilidad terminará afectando a sus futuros y eventuales destinos, eso si es que logran superar la prueba, pues es muy fácil perderse por sus volubles y mutables caminos.

Aquellos que demuestran la fortaleza y entereza suficiente, tendrán derecho a llegar al corazón del laberinto, el edificio donde reside el Príncipe Demonio elegido por Tzeentch para que gobierne sus dominios en Eidolon. El príncipe demonio puede elegir cualquier aspecto que quiera y adaptar la apariencia del templo según le plazca, pero generalmente serán aquellos que guarden relación con el visitante que haya conseguido llegar al lugar.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum Inglés.

  • Bloodquest (Serie de Novelas Gráficas).

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar