Fandom

Wikihammer 40k

Cruzada Insondable

7.591páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Bulldog.png El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!

Khorne medio sin fondo.png

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!

Cruzada Abisal Flota de Los Juzgados.jpg

La flota de Los Juzgados se interna en el Ojo del Terror al inicio de la Cruzada Insondable.

La Cruzada Insondable fue una inmensa campaña militar llevada a cabo en el 321.M37 por el Adeptus Astartes del Imperio de la Humanidad en el interior del infernal territorio conocido como el Ojo del Terror, en el Segmentum Obscurus. El corrupto Santo Imperial Basillius juzgó y halló culpables a 30 Capítulos de Marines Espaciales, y les sentenció a realizar una Cruzada de Penitencia al interior del Ojo del Terror para purgar los mundos robados por el nacimiento del Príncipe del Placer, Slaanesh. Lograron atacar a las fuerzas del Caos en 400 mundos del Ojo, pero sufrieron terribles bajas. Miles de Astartes murieron o fueron corrompidos por el Caos. Tras la Cruzada Insondable, el número de incursiones llevadas a cabo por los Marines Espaciales del Caos contra mundos del espacio Imperial aumentó dramáticamente.

HistoriaEditar

AntecedentesEditar

Tras las Purgas Eclesiarcales del 321.M37, San Basillius el Viejo se colocó al frente del Culto Imperial. Sus "Divisiones Puritas" de los fieles incluyeron a varios Capítulos de Marines Espaciales, cada uno de los cuales era extremadamente fiero en su vigilancia: allí donde se encontró un mutante o un Cultista del Caos, se produjo inmediatamente una ejecución, sin importar su edad, sexo, posición o circunstancias. Por una vez, la Eclesiarquía trabajó en equipo con la Inquisición y con el Adeptus Astartes a lo largo y ancho del Segmentum Solar, haciendo obligatorio para la población informar sobre cualquiera de quien sospecharan que portase la mancha del Caos. El poco control que había sobre las difamaciones entre la ciudadanía imperial se degradó aún más, e incontables acusaciones falsas se produjeron, pero al final la táctica resultó efectiva: el número de insurrecciones contra el Emperador cayó casi hasta cero.

Las mareas del cambioEditar

Este corto periodo de paz no duró, pues más de una docena de Sistemas Estelares fueron pronto engullidos por la Tormenta de Disformidad Dionys, cuyos ecos resonaron por los brazos espirales de la Galaxia mientras rugía por el Empíreo. Los registros de mutación y de actividad de Cultos del Caos se cuadruplicaron de la noche a la mañana. Peor aún, los ciudadanos no fueron los únicos afectados por el repentino influjo del Caos. Muchos de los Capítulos de Marines Espaciales cuyos mundos natales habían sido tocados por la Tormenta de Disformidad descubrieron que las imperfecciones ocultas en su semilla genética se revelaban notoriamente en sus nuevos reclutas, dando lugar a una oleada de perturbadoras manifestaciones físicas y psicológicas.

Cuando la Eclesiarquía se enteró de este siniestro giro de los acontecimientos, San Basillius exigió que todos los Capítulos del Adeptus Astartes cuyos mundos natales hubieran sido alcanzados por la Tormenta de Disformidad se sometiesen a su juicio. Tal era la influencia del anciano sobre los Altos Señores de Terra que en un solo año todos los preparativos estuvieron listos. Tras una serie de estrictos tests y pronósticos, cientos de Capítulos fueron considerados libres del toque de la Disformidad. No menos de treinta fueron hallados impuros. Los Juzgados, como se dio en conocer a estos Capítulos caídos, se presentaron voluntarios para realizar una Cruzada de Penitencia para redimirse. Los más beligerantes de ellos exigían el derecho a purificar su corrupta carne en las llamas de la batalla, para sacar un noble fin de una trágica mala fortuna. Para sorpresa de sus consejeros más cercanos, San Basillius aceptó su propuesta. Veía adecuado enviar a los acusados al Ojo del Terror, llevando la lucha por el futuro del Imperio a los Mundos Demoníacos habitados por los Marines Espaciales del Caos.

Cada uno de los Capítulos condenados envió un representante para celebrar un Concilio de Consternación de emergencia para discutir la Cruzada propuesta. Tras escasas horas de debate, se sometieron a las exigencias de Basillius, pues creían que el martirio era preferible a una existencia de sospechas y dudas. En los últimos días del 321.M37, una solemne procesión de Cruceros de Asalto y Barcazas de Batalla cruzaron la Puerta de Cadia hacia el Ojo del Terror, con los sistemas de transmisión durmientes y los colores heráldicos oscurecidos por negras placas magnéticas. Uno a uno, los Capítulos Juzgados desaparecieron en la iridiscente nebulosa de polvo que rodea el Ojo, desapareciendo del alcance de los Astrópatas de Cadia en una sola noche.

Funesta odiseaEditar

Menos de una hora después de que Los Juzgados hubieran entrado en el Ojo, una flota de guerra de deformes naves de combate incrustadas de símbolos del Caos emergió de las nubes de polvo para interceptarles. Los torpedos desgarraron de cabo a rabo los cascos y reventaron bodegas de amarre, y el fuego de las lanzas crujió a través del éter para atravesar a los leviatanes de la flota imperial. Pronto, la batalla rugía tan ferozmente que se perdió toda cohesión entre las flotas de Los Juzgados. La mera magnitud de la destrucción desatada provocó una gran agitación en la Disformidad, y el tejido del mismo espacio empezó a desgarrarse. Justo cuando la flota del Caos se retiraba, las naves de Los Juzgados fueron dispersadas por los rincones más alejados del Ojo. Los viajes de Los Juzgados llenarían dos veces la Gran Biblioteca Elucidana, y cada una de las historias tuvo un triste final, pues uno no se aventura en el Ojo del Terror sin arriesgarse a sufrir una dolorosa desgracia.

Amarga redenciónEditar

Los Adeptos del Adeptus Administratum niegan tajantemente cualquier relación entre la pérdida de Los Juzgados y el aumento de la frecuencia de los ataques de los Marines Espaciales del Caos desde el Ojo del Terror que le siguió. Todo lo que se sabe es que, casi 800 años estándar después del inicio de la Cruzada Insondable, los restos de algunos de los Capítulos Juzgados regresaron de la Disformidad en el 112.M38, habiendo purgado más de 400 mundos dentro del Ojo. Apenas pudieron contener su furia cuando fueron detenidos por agentes de la Inquisición e investigados en busca de corrupción del Caos. Cuando pasaron todas las pruebas, se hizo visible una horrible verdad. San Basillius aún vivía, y el testimonio de Konvak Lann, el entonces Señor del Capítulo de los Espadas Vorpales, reveló que en realidad era un falso ídolo, culpable de enviar a inocentes a las fauces de la condenación sirviendo a los Dioses Oscuros. Los Espadas Vorpales dirigieron a los otros supervivientes, ardientes de justa furia, en el asalto a las defensas del palacio de Basillius. Encontraron al increíblemente anciano Santo y finalmente revelaron su verdadera naturaleza como apóstol del Caos. En menos de un año, todos los sepulcros y capillas dedicados al falso Santo fueron destruidos. Tras su ejecución por la Inquisición, un Edicto de Obliteración fue llevado a cabo. Los huesos del Santo Hereje, junto con reliquias sin número, libros de doctrina y miles de adoradores vivos fueron embarcados en una Fragata abandonada y lanzados al interior de una estrella cercana, purgando todo resto de Basillius como si nunca hubiese existido. Incluso así, la extensión completa de su corrupción y el alcance de su influencia no han sido descubiertos por completo a pesar de los miles de años transcurridos.

Capítulos declarados Excommunicate TraitorisEditar

Tras la Cruzada Insondable, M37 (apéndice del Grimorio Hereticus del M35).

Nombre original Designación como Excommunicate Traitoris
Lectores de Ixis Oráculos del Cambio
Caballeros Excelsior Mastines de Magma
Invictos Los Impíos
Guardia de Lion Sombras Mortales
Puños Tallados Hojas Retorcidas
Lanzas de Pteros Señores de la Decadencia
Hojas Eternas PENDIENTE
Hermanos del Yunque Traficantes de Muerte
Sigilitas Malhechores
Cónsules Viridianos Los Quebrados
Hermanos del Altar Iconoclastas
Capítulo Venganza Los Señores del Vuelo
Centinelas Hermandad Corpus
Coro de Eltain MARTYR EXTREMIS
Legión Tempestad Las Revelaciones de la Sangre
Gorgonas de Bronce Serpientes Aladas de Cristal
Profetas de Mercurio MARTYR EXTREMIS
Martillos de Argento Garras de Anathrax
Dracos de Hierro Los Muerte Gris
Ilustres El Salmo Negro
Legión de la Perdición Vectores de Viruela
Serpientes de Luz Legión Predator
Lanzas de Olympus Señores de la Sangre
Clérigos de Acero Invocadores
Grifos Estelares Hijos de la Medianoche
Puños de Olchis PERDITA
Justicars Los Fracturados
Sanctores de Terra La Garra Marchita
Cruzados de Dorn Hermandad de Lethe

FuentesEditar

Extraído y traducido de Wikihammer 40K UK.

  • Codex: Marines Espaciales del Caos (6ª Edición).
  • Warhammer 40,000: Reglamento (5ª Edición).

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar