Fandom

Wikihammer 40k

Cronología

8.125páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios0 Compartir

Cronología Interactiva Warhammer 40k wikihammer línea temporal.jpg



El Principio de los Tiempos

Libro necroteuco caos inquisicion.jpg
10,000,000,000,000 A.C. Las estrellas más antiguas comienzan a fusionarse como crudos gigantes gaseosos. Los C'tan pre-sentientes comienzan a formarse. La Disformidad entra en la existencia, pero solo como el tenue eco metafísico del universo físico.


Hacia 80,000,000 A.C. Los dinosaurios dominan Terra. Los Ancestrales han emergido como especie dominante de su mundo natal.


Hacia 65,500,000 A.C. La tecnología de Portales de Disformidad se perfecciona. Los Ancestrales son los amos del 98% de la galaxia y han impuesto sus propias nociones de orden y equilibrio en ella. Los Necrontyr alcanzan la inteligencia como especie.


Hacia 65,490,000 A.C. Los Necrontyr han forjado su propio imperio compuesto por los escasos sistemas estelares situados alrededor de su mundo natal, y declaran la guerra a los Ancestrales. Los Ancestrales expulsan a los Necrontyr al borde galáctico y les abandonan. El primer vórtice de emociones ha comenzado a formarse en la Disformidad.


Hacia 65,485,000 A.C. Los C'tan se personifican en cuerpos físicos a través de los esfuerzos de la increíble tecnología de los Necrontyr. Los C'tan son los amos indiscutibles y dioses de los Necrontyr. Han consumido a la raza entera y nacen los Necrones tal y como son conocidos hoy.


Hacia 65,460,000 B.C. Los C'tan se han expandido por la Galaxia más rápido de lo que los Ancestrales creían posible. Han tomado completo control del escaso 2% de la Galaxia que no está controlado por los Ancestrales. Comienza la Guerra en el Cielo.


65,000,000 A.C. Los C'tan comienzan a volverse unos contra otros. Los Ancestrales como raza comienzan un lento declive a medida que los C'tan lenta pero inexorablemente comienzan a derrotarles y consumirles también. Aunque los Eldars han emergido no están listos aún para luchar contra los C'tan y sus Necrones.


Hacia 60,100,000 A.C. Aunque no más de doce C'tan han sobrevivido a su guerra interna, aún son más que suficientes para destruir a los Slann y sus obras. Guerra entre los Vendichi y los Eldar. Los Ancestrales ayudan a los Eldar a vencer a los Vendichi. Aparecen las entidades Isha, Kurnous y Asuryan.


Hacia 60,099,000 A.C. Los Eldars han desarrollado una cultura muy inteligente, no muy tecnológica, pero de grandes habilidades psíquicas. Comienzan a estudiar el vórtice potencial que un día será Khorne. Así es como nace Khaine, planeado por los Ancestrales como su mayor arma contra los C'tan. Los C'tan declaran la guerra a los Eldar. Por primera vez en millones de años los ejércitos de los C'tan se tambalean.


Hacia 60,092,000 A.C. Los C'tan han comenzado a combatir en serio. Los K'nib se unen a los Eldars en una inestable alianza contra los C'tan. Toman forma los dioses Vaul, Hoeth y Morai-Heg, ninguno es ahora tan poderoso como Khaine. Los Ancestrales se apresuran en la creación de los Krork y los Jokaero.


Hacia 60,080,000 A.C. Millones de años de guerra y adoración como dioses ha comenzado a afectar a las ya inexplicables mentes de los C'tan. Los Eldars son ya la raza mas numerosa de la galaxia. Los vórtices del Inmaterium empiezan a conformar la presciencia de Tzeentch y Khaine es cada día más fuerte debido a la guerra contra los C'tan.


Hacia 60,078,000 A.C. Cuatro C'tan sobreviven. Los Ancestrales siembran Terra. Los dioses de la Disformidad se han vuelto increíblemente poderosos, posiblemente iguales a los C'tan. Eldanesh y Ulthanesh nacen con la habilidad de controlar incluso a los más grandes de entre los dioses de la Disformidad. Vaul forja las Cien Espadas de Khaine.


Hacia 60,070,000 A.C. Cegorach, o bien El Embaucador actuando como él, ha vuelo loco al Extraño. Debido sobre todo al continuo uso de la magia y los portales de Disformidad por los Eldars, muchos demonios y dioses caminan por la galaxia. Los Ancestrales están asediados y su antiquísima civilización está prácticamente destruida. Khaine, manipulado por Mephet'ran, se vuelve contra los Eldars y mata a Eldanesh. Mephet'ran y Khaine vencen al Dragón, el cual supuestamente sigue reposando en su tumba de Marte.

Prehistoria

000.M-59

La organización xenos conocida como la Cábala construye un astropuerto en Eolith (42 Hydra Tertius)


000.M-9

Fin de la 4ª Glaciación: La última Era Glaciar en Terra llega a su fin, comenzando el Neolítico. Se produce la Revolución Agraria en el antiguo Oriente Medio, en la zona conocida como el Creciente Fértil. Los seres humanos comienzan a asentarse en ciudades, dando de lado a sus antiguas costumbres nómadas como cazadores-recolectores.


000.M-8

  • Nacimiento de tres de los Dioses del Caos: En un proceso que se alargará hasta el 400.M2, se produce el nacimiento de los Poderes Ruinosos de la Disformidad conocidos como Nurgle (el señor de las Plagas), Khorne (el Dios de la Sangre) y Tzeentch (el Arquitecto del Destino), en ese orden. Dichas entidades, llamadas coloquialmente los Dioses del Caos, surgieron en el tranquilo Inmaterium y ganaron poder gracias a la impronta psíquica colectiva de la Humanidad y las demás razas inteligentes de la Galaxia de la Vía Lactea. Tras su aparición, la antes tranquila Disformidad se transformó en la pesadilla plagada de demonios que es hoy en día.


  • Comienza la construcción de la Telaraña: Los Eldar aprenden de manos de los Antiguos, quienes los crearan para actuar como una raza guerrera psíquica durante la Guerra en el Cielo, los arcanos secretos de la tecnología de túneles disformes, y comienzan a dar forma a la Telaraña al 'estructurar' ciertas secciones de la Disformidad. El proceso de construcción durará hasta el 400.M2.


  • Aparecen los Hombres de Oro: La Humanidad ("Los Primeros Hombres" o "Los Hombres de Oro", según los estudiosos imperiales) se extienden y multiplican sobre la superficie de la Tierra, y acaban con la anarquía de la naturaleza al comenzar a imponer el orden y la civilización.


  • El Anillo del Emperador: Un anillo de oro, mostrando un centauro arquero, es forjado en Persia el año antes del nacimiento del Emperador. Dicha joya pasará con el tiempo a manos del Emperador, quien se lo entregará posteriormente a Horus.


  • Nacimiento del Emperador: Nace el ser inmortal que, en milenios posteriores, será conocido como el Emperador de la Humanidad en alguna parte de Anatolia Central. Todos los chamanes de la Tierra, los pocos miembros de la especie humana bendecidos, hasta aquel momento de la historia humana, con habilidades psíquicas, se suicidan de forma colectiva y funden sus fuerzas vitales en la Disformidad para dar origen a una única alma que se reencarnará en el cuerpo de un ser humano extraordinario, el psíquico más poderoso de la Vía Láctea, quien se volverá inmortal. El futuro Emperador ayudará a guiar a la Humanidad a lo largo de los milenios siguientes, adoptando en ocasiones la identidad de los más famosos personajes históricos de la historia humana, para poder guiar a la especie por un camino adecuado. No será hasta los terribles años de la Era de los Conflictos, en los que la Humanidad se enfrentó a su extinción, cuando el Emperador decida adoptar un papel más activo en los asuntos humanos para orientar y guiar a la especie a través de los terribles dolores de parto que augurarían su conversión en una especie completamente psíquica.


(A partir de aquí, d.C)

001.M01

Comienzo de la Era Común: Es el punto de arranque del Calendario Imperial y el periodo de la historia humana conocido por los estudiosos imperiales como la Era de Terra o, en ocasiones, la Era del Progreso. La Era de Terra es el periodo que se extiende desde el primer milenio hasta el decimoquinto (M15). En dicho periodo, la Humanidad pasó de ser una cultura preindustrial de la Edad del Hierro a una civilización de la Edad de la Fusión que se extendía a través de las estrellas.Las razones para dar a estos años semejante numeración, basada en el nacimiento del antiguo líder religioso conocido como Jesucristo, fueron olvidadas largo tiempo atrás por la Humanidad, de la cual una aplastante mayoría profesa en la actualidad una única fe -- la profunda creencia en el Dios-Emperador de la Humanidad y en su Culto Imperial.


250.M01

Despertar del Dragón: El C´tan conocido como El Dragón acaba de despertarse tras la gran guerra contra sus hermanos. Se refugia en Terra para alimentarse y recuperar fuerzas en la ciudad de Cyrene, en los territorios de Libia. Tras matar a todos los caballeros de la ciudad, exigió el sacrificio de una doncella hermosa cada dia. El Emperador, por aquel entonces un soldado del Emperador Diocleciano, se enfrentó a él cuando la hija del Rey de Cyrene iba a ser sacrificada. El Emperador derrotó al Dragon dejándolo incapacitado, pero informó a la gente de la ciudad que matarlo estaba más allá de su poder. Se lo llevó encadenado, prometiendo encerrarlo en las profundidades mas oscuras donde permanecerá hasta el fin de los tiempos.


400.M01

Los Eldar aprenden los secretos de la Disformidad de los Slann


786066.M02

Batalla de Hastings: Se produce en el sector noroeste de Terra la Batalla de Hastings, que pondrá en marcha una larga serie de acontecimientos que culminarán en la Revolución Industrial


400.M02

Se extinguen los ancianos Slann. Los Slann advierten a los Eldar de la caída.


500.M02

  • El 'Visconti de Modrone': La baraja de cartas creadas por Visconti-Sforza, conocidas como el "Visconti di Modrone", y que acabarán llegando a manos de Azhek Ahriman, son impresas aproximadamente en estas fechas.



750.M02

Estalla la Revolución Industrial: Se inicia en las regiones occidentales de Terra la llamada Revolución Industrial, la cual se extenderá con el tiempo al resto de las naciones del planeta hasta las primeras décadas del tercer milenio.


920805.M02

Batalla de Austerlitz: Ollanius Pius combate en la Batalla de Austerlitz. Dicha batalla, también conocida como la Batalla de los Tres Emperadores, fue una de las más grandes victorias de Napoleón, ya que en dicha batalla el Imperio Francés aplastó a la Tercera Coalición. El 2 de Diciembre de 1805 (u 11 de Frimario, sehgún el Calendario Revolucionario Francés), un ejército francés con el Emperador Napoleón I a la cabeza derrotó, tras nueve horas de cruenta batalla, al ejército combinado Ruso-Austríaco comandado por el Zar Alejandro I y por el Santo Emperador Romano Francisco II. La batalla tuvo lugar cerca de Austerlitz (Slavkov u Brna), a unos 10 km al suroeste de Brno (Moravia), en aquel tiempo territorio del Imperio Austríaco (hoy día, la República de Checoslovaquia). La batalla fue una auténtica obra maestra de la táctica, a la altura de otras grandes batalla como Gaugamela o Cannae.


572914.M02

1ª Guerra Mundial: Se desencadena la Primera Guerra Mundial, la primera guerra industrializada, que durante 4 años, atenazó a las avanzadas naciones occidentales de Terra.


142916.M02

Batalla de Verdún: Ollanius Pius lucha en la Batalla de Verdún. Dicha batalla, que implicó a fuerzas militares francesas y alemanas, fue una de las batallas más importantes, largas y sangrientas del Frente Occidental durante la Primera Guerra Mundial. Se produjo en las colinas al norte de Verdun-sur-Meuse, y finalizó con una victoria táctica por parte del bando francés, el cual logró recuperar gran parte del territorio perdido con anterioridad, incluido Fort Douaumont, el nexo principal de las defensas de Verdún. Aunque según las estimaciones de la época se produjeron 714.231 muertes (337.231 por parte francesa y 337.000 por parte alemana), estimaciones más modernas sitúan dicha cifra de muertos en unos 976.000. En cualquiera de los casos, la mayoría de dichas bajas en ambos bandos fueron producidas por fuego de artillería.


750939.M02

Estalla la 2ª Guerra Mundial: Con la invasión de Polonia el 1 de Septiembre de 1939 por parte del ejército alemán, dio comienzo el conflicto más sangriento y devastador de la Era de Terra. Conocida como la 2ª Guerra Mundial, duró seis años e implicó a la casi totalidad de las naciones del planeta, entre ellas todas las grandes potencias de la época. Dichas naciones se polarizaron en dos fuerzas opuestas: los Aliados y el Eje. Se trató del conflicto más extenso de la historia hasta el momento, en el que más de 100 millones de soldados, distribuidos en unidades militares procedentes de más de treinta países, fueron movilizados. Enzarzados en un estado de guerra total, los principales implicados en el conflicto dedicaron la totalidad de su capacidad económica, científica e industrial a la causa del esfuerzo bélico, borrando de un plumazo la distinción entre recursos militares y civiles. El conflicto estuvo marcado por las muertes en masa de personal civil (cuyo mayor y más vergonzoso exponente fue el Holocausto) y por haber sido el escenario en el que se produjeron los dos únicos ataques con armas nucleares de la historia hasta entonces. Se estima que las bajas producidas durante el conflicto pudieron ascender a entre 50 y 85 millones de víctimas.


539945.M02

Nace la Era Atómica: Se produjo la explosión de la primera arma de fusión nuclear desarrollada por el género humano. A partir de este momento se inició la que sería llamada Era Nuclear, en la que la energía de fisión nuclear se empleó de forma cada vez más extendida (además de producirse la acumulación de armas basadas en reacción nuclear por parte de varias naciones del mundo).


246951.M02

'UNIVAC I' entra en funcionamiento: La primera computadora digital, llamada UNIVAC I, es puesta en funcionamiento en la desaparecida ciudad de Philladelphia, en Terra.


279961.M02

Primer hombre en el espacio: Yuri Gagarin, coronel de las Fuerzas Armadas de lo que se convertiría en el Estado Tecnobárbaro de Ursh durante las Guerras de Unificación, se convierte en el primer ser humano en cruzar la atmósfera de Terra y orbitar el planeta.


553969.M02

Primer aterrizaje lunar: Tres astronautas procedentes del futuro Estado Tecnobárbaro de Nord Mérica, llegan a la Luna. Dos de ellos se convertirán en los primeros hombres en caminar sobre el satélite natural de Terra.


298961.M02

Primera estación espacial: La primera de las nueve estaciones orbitales del programa 'Salyut' es puesta en órbita sobre Terra. Permaneció en órbita durante 175 días.</p>


990.M02

Proyecto Genoma Humano: Los científicos de Terra inician las investigaciones que, 13 años más tarde, permitirán descifrar las claves del genoma humano, abriendo el camino a descubrimientos significativos en investigación genética.


156991.M02

Batalla de 73 Easting: Ollanius Pius interviene en la Batalla de 73 Easting. La Batalla de 73 Easting due un enfrentamiento decisivo entre tanques producido en la Guerra del Golfo, entre fuerzas blindadas anglo-americanas y las de la Guardia Republicana Iraquí.La batalla tuvo lugar varias horas después de la Batalla de Al Busayyah, y recibió su nombre de la línea divisoria norte-sur establecida en coordenadas Mercator por la que se medían los progresos en la ofensiva. Según algunas fuentes, fue la última gran batalla de blindados del siglo XX.

La Segunda Era

011.M03 Comienzo de la Segunda Era.


100.M03

  • Marte terraformado. En algun momento entre el terraformado y las épocas posteriores, el Emperador lleva al Dragon a Marte y lo encadena dentro de su Tumba- Prision en un lugar conocido como Noctis Labyrinthus. Otorga a un humano la gracia de su poder para que pueda resistir y permanecer como guardián durante siglos, incluso milenios. Después de unos periodos indeterminados, alguien se ve atraído hasta la gruta, tomando el relevo del Guardián, pasando el Poder del emperador al nuevo Candidato. El guardián puede compartir su poder con un acompañante, a menudo un Servidor.


  • Los avances científicos que se producirán entre el tercer y los siguientes milenios de la historia humana aportarán los primeros atisbos de la Disformidad al género humano.


  • La Humanidad comienza a colonizar el Sistema Solar empleando naves subluz convencionales. Se establecen colonias en Marte y en las lunas de Júpiter, Saturno y Neptuno, que representarán la totalidad de los dominios de la Humanidad en la Vía Lactea hasta principios del M15.


  • La Humanidad inicia los planes de utilizar Cilindros Ohnyl (Colonias  Espaciales clase O'Neill) para expandirse, más allá de su propio Sistema Solar, a planetas habitables en los sistemas estelares más cercanos. Sin embargo, dichas tempranas colonias interestelares no establecerán contacto con Terra hasta pasados varios milenios.


200.M03

Marte colonizado. La Presencia del Dragón Durmiente, mediante sus sueños, inspira a los habitantes de Marte que desarrollan la ciencia y tecnología, surgen las primeras maquinas avanzadas y fundan la Organización del Mechanicum. Todo ello planeado por el Emperador desde el día en que derroto al Dragón en Terra.


000.M04

Se descubre la Disformidad.


000.M05

El M5 vio como se producía la mayor parte de la expansión interestelar, a velocidades más lentas que la luz, de la Humanidad, y el establecimiento de las primeras colonias fuera del Sistema Solar. Fue durante este milenio cuando se llevó a cabo la colonización y posterior terraformación, por parte de los primeros colonos extrasolares humanos, del sistema estelar de Alpha Centauri, el más cercano a la Tierra.

La Edad Oscura de la Tecnología

000.M15

  • Nace el Imperio Kinebrach: Esta civilización xenos, que tendría bajo su control los Mundos Fortaleza del Segmentum Pacificus, se expandió y adquirió notoriedad en el periodo comprendido entre el M15 y el M31, momento en el que quedaron subordinados a la civilización Interex.


  • Cénit del Imperio Eldar: Durante cinco mil años, entre el M15 y el M20, las civilizaciones menores de la Galaxia no representaron una amenaza para esta civilización xenos.


  • Comienzo de la Era Oscura de la Tecnología: A pesar de ser conocida en el M41 como la Era Oscura de la Tecnología, desde sus inicios en el M15 hasta su conclusión diez milenios después, en la Era de los Conflictos del M25, dicho periodo será conocido como la Era Dorada de la Tecnología. Se trató de un periodo de rápido desarrollo tanto en el ámbito tecnológico como en el cultural, a medida que la Humanidad fue descubriendo como manipular el Inmaterium para poder realizar viajes más rápidos que la luz y empezar a expandirse por la galaxia a gran velocidad. Al comienzo de esta era, la Humanidad comenzaba a colonizar los sistemas solares cercanos usando primitivas naves de propulsión sub-luz. Al principio el progreso fue lento y las nuevas colonias debían sobrevivir como unidades independientes aisladas de Terra por más de diez generaciones de viaje. El proceso de expansión continuará hasta el M18.


  • Listos para el Éxodo: El descubrimiento por primera vez de mutantes psíquicos humanos (a los que posteriormente, se les conocería como Navegantes), capaces de encontrar caminos a través de la realidad multidimensional de la Disformidad, unido al desarrollo de los Motores de Disformidad impulsan y aceleran la colonización de la Vía Lactea por parte de la Humanidad, quien mapeará y colonizará la Galaxia en menos de mil años estándar.


  • Creación de las PCE: Se desarrollan las primeras tecnologías de PCE (Plantillas de Construcción Estándar) para ayudar a la expansión de la cultura y la base tecnológica de la Humanidad a través de la Galaxia.


  • Comienza la Gran Diáspora: A lo largo de la Edad Oscura de la Tecnología, la Humanidad intentó rehacer la Galaxia a su imagen y semejanza, lo que incluyó sembrar muchos planetas, tanto terraformados como habitables de forma natural, con plantas y animales familiares procedentes de Terra. En muchos casos, dichas formas de vida acabaron por reemplazar los ecosistemas nativos de los mundos colonizados, lo que provocó que las secciones de la Galaxia colonizadas por los humanos mostraran un insólito grado de homogeneidad biológica.


  • Creación de los Primeros Hombres de Hierro: A medida que progresaban las investigaciones que culminarían en el M21 con la creación de los Titanes, los científicos cognitivos humanos desarrollaron las primeros robots con verdaderas inteligencias artificiales, criaturas que posteriormente serían recordados en las leyendas humanas como los Hombres de Hierro. Estos fueron creados con la intención de que sirvieran a la Humanidad en tiempos de paz y guerra, pero acabaron por rebelarse contra sus amos humanos en el M23.


000.M16

  • Hacia la Quietud Olámica: Una de las flotas de éxodo de la Humanidad parte de Terra. Milenios después, estos exploradores darían nacimiento a la Quietud Olámica.


  • Llegan los primeros colonos: Las primeras naves subluz de la Humanidad, lanzadas en el M05, arriban por fin a los sistemas estelares cercanos a Terra y al pequeño grupo señalado para colonización cuando partieron. Dichos intentos de colonización fueron llevados a cabo por naves que transportaban a sus colonos en animación suspendida a lo largo de los siglos necesarios para alcanzar el objetivo fijado a través del espacio real. Algunas eran naves generacionales, lo que permitió a generaciones enteras de tripulantes y colonos el nacer y morir en los confines de la nave de colonización antes de que los descendientes de los colonos iniciales consiguieran arribar a su destino.


000.M18

  • Aparición de psíquicos humanos de gran poder: Poco después del fin del conflicto contra los Hombres de Hierro, aparecieron los primeros psíquicos humanos de gran potencial entre las filas de las poblaciones de muchos mundos. Siendo en muchos casos incapaces de controlar sus poderes, acababan viéndose poseídos por entidades demoníacas de la Disformidad, desencadenándose masivos ataques de demonios en gran cantidad de planetas y devastando sociedades que aún intentaban recuperarse de los enfrentamientos contra los Hombres de Hierro. Este despertar psíquico inicial marcaría para la Humanidad el comienzo de la Era de las Contiendas.


  • Estandarización de los Motores de Disformidad: Se concluye el desarrollo con éxito de lo que se convertiría en el modelo estándar de Motor Disforme, que rápidamente comienza a instalarse en las naves humanas. En poco tiempo, las naves de la Humanidad no conocerán otra forma de viaje más rápido que la luz, lo que desembocará en la creación de imperios y federaciones.


  • Nace Puerto Commorragh: Se establece la ciudad de Commorragh como nodo principal del laberíntico espacio interdimensional de la Telaraña Eldar. Al estar situado fuera de la jurisdicción estándar de los Eldar , pronto atrae a individuos del Imperio Eldar que buscan evitar llamar la atención, en especial aquellos Eldar involucrados en las búsquedas extremas favorecidas por los cultos hedonistas de los excesos y placeres.


  • Nacen los Cultos del Crepúsculo: Aquellos Eldar que encabezan el nuevo paradigma de auto-indulgencia total y la búsqueda del hedonismo crecen en estatus y poder dentro del Imperio Eldar. Esta tendencia irá creciendo hasta el M20, momento en el que conseguirán el suficiente poder e influencia como para separarse completamente de los asentamientos Eldar en el espacio real.


000.M19

  • Se inicia el declive del Panteón Eldar: Comienza a perderse entre los súbditos del Imperio Eldar el tradicional culto a los Dioses Eldar a medida que van apareciendo y creciendo en poder nuevas sectas y sociedades secretas.


  • Ascenso de las Familias Navegantes: Las Familias Navegantes ganan la suficiente fuerza como para independizarse de los cárteles comerciales e industriales, estableciendo el germen de lo que se convertirá en la Navis Nobilite.


186.M19

La Cábala, en Nurth: La organización xenos conocida como la Cábala construye en dieciocho meses un astro-puerto en el planeta Nurth. Cuando lleguen los colonos humanos, estos bautizarán al saturado puerto espacial como Puerto de Mon Lo.


000.M20

Los Cultos del Crepúsculo se independizan de los Eldar: Los Cultos del Crepúsculo obtienen el suficiente poder e influencia como para separarse completamente de los asentamientos Eldar en el espacio real, asentándose de forma definitiva en la Telaraña, desde la cual podrán explorar, sin obstáculos ni limitaciones de los puritanos y los débiles de su propia especie, los abismos de su decadencia, a pesar de las advertencias de los peligros que seguir dichas sendas acarrearán para el futuro de la raza Eldar. Con el tiempo, los estados soberanos que crean dentro de la laberíntica dimensión crecen hasta convertirse en subreinos de la Telaraña, cada uno de los cuales obtendrá su energía de un sol robado del espacio real. Los sistemas estelares arrojados a la oscuridad por el robo de estrellas de los Eldar agonizarán y morirán en el mortal frío del vacío, condenando a millones de especies a muerte, pero los Eldar no se preocuparán para nada del daño que causen.


001.M21

  • Se intensifica la carrera de armamentos de la Humanidad: Una catástrofe desconocida acaecida alrededor de estas fechas provoca que la confederación interestelar de la raza humana incremente su postura militar defensiva y comience a desarrollar nuevas armas y tácticas para enfrentarse a dicha amenaza. Muchos de esos avances tecnológicos serán recuperados posteriormente por las fuerzas del Imperio de la Humanidad durante la Gran Cruzada llevada a cabo en el M30.


  • Desarrollo de los primeros Titanes: Los científicos humanos inventan los Titanes, masivos vehículos robóticos andadores, capaces de movimiento rápido en superficie, que serán empleados tanto para tareas militares como civiles, como la minería en entornos extremos.


  • Edad de la Fundación Squat: Comienza la historia de los Squat. Las colonias mineras de los Mundos Hogar Squat están en constante contacto con Terra y los Squat tienen el mismo estatus que los humanos normales.


000.M22

  • El cénit de las PCE: Se perfeccionan las PCE (Plantillas de Construcción Estándar), lo que conlleva una expansión casi explosiva de la Humanidad a través de las estrellas.


  • Perfeccionamiento de los viajes interestelares: El desarrollo del Gen Navegante permite a los pilotos humanos (los Navegantes) el llevar a cabo a través de la Disformidad 'saltos' de mayor duración y alcance de lo que pensaba con anterioridad. Las grandes Familias Navegantes, libres del control de los cárteles industriales y comerciales, se convierten en potencias por sus propios medios.


  • Principio del Fin de la Era Dorada: En este periodo, al que el Guardián Cripias nombró como el fin de la Era Dorada, la Humanidad continuó con su exploración y colonización de la Galaxia, y sus mundos se cohesionaron política y tecnológicamente para dar comienzo a una era dorada de logros tecnológicos. En este periodo se firmaron pactos de no agresión entre la Humanidad y docenas de razas xenos. Esta Era Dorada de la Humanidad se extendería hasta el M23.


  • Primeras guerras alienígenas: La Humanidad se encuentra por primera vez y entra en combate con los Orkos y los Eldar a lo largo de este milenio. Para entonces, ambas especies xenos son superpotencias en la galaxia, y la Humanidad sufre grandes pérdidas. el ¡Waaagh! Skragjaw casi llega hasta Terra antes de que unos héroes descocidos consigan hacer retroceder a la amenaza pielverde por primera vez en la historia humana. No será la última vez que ocurra.


  • Primeros registros de psíquicos: Aparecen las primeras menciones registradas de psíquicos a lo largo y ancho de los dominios de la Humanidad.


000.M23

  • Descubrimiento de Savia, Metrium y Sodallagain: Se descubren tres nuevos sistemas estelares, que reciben los nombres de Savia, Metrium y Sodallagain. El tercero de ellos, un sistema estelar remoto, es bautizado aparentemente por un explorador bastante aburrido.


  • Los Hombres de Hierro se rebelan: En un conflicto que se propagaría a la totalidad del espacio colonizado por la Humanidad y que tendría un impacto y alcance aún mayor que el de la futura Herejía de Horus, los Hombres de Hierro se enfrentaron a la Humanidad. El conflicto contra las máquinas dejaría tras de sí trillones de muertos, y tras él se declararía ilegal en la totalidad de los mundos humanos el desarrollo de cualquier tipo de inteligencia artificial. La prohibición se mantendrá incólume, apoyada por la religión, en el Imperio de la Humanidad en el M41. El conflicto contra los Hombres de Hierro dañó gravemente la unificada sociedad interestelar humana, que se desarrolló a lo largo de los milenios de la Era Oscura de la Tecnología al causar severas disrupciones en las economías y sociedades de los miles de mundos colonizados por la Humanidad.



000.M24

  • Finaliza el declive del Panteón Eldar: Las Musas Oscuras, muchas de las cuales son sinónimas en la cultura Eldar del vicio sensual y del pecado descontrolado del hedonismo, se convierten en los símbolos e imágenes de culto no oficiales en el nuevo orden.


  • Los Mundos Natales Squat quedan aislados: Los mundos que acabarán por convertirse en los Mundos Natales Squat, situados cerca del centro galáctico, quedan aislados del resto de la sociedad interestelar humana a finales del M24 debido a al aparición de masivas Tormentas Disformes cerca del centro de la galaxia, lo bastante poderosas como para evitar el comercio y la comunicación interestelar. Dichos mundos poseían una gravedad inusualmente alta, pero eran ricos en minerales estratégicos para la confederación interestelar humana de la Era Oscura de la Tecnología. La población de dichos mundos, que permanecerán aislados del resto de la Humanidad durante los próximos 5000 años estándar, se adaptarán a través de métodos naturales e ingeniería genética a las condiciones medioambientales locales de sus mundos, convirtiéndose en los Squats. Las colonias mineras de los Mundos Natales se volvieron autosuficientes, fortalezas independientes. Durante este periodo, el Gremio de Ingenieros derivó en un poder socio-político y las Fortalezas Squats crearon fuertes lazos comerciales y políticos entre ellas que llegaría a convertirse en las Ligas.

La Era de los Conflictos

000.M25

  • Estalla la Era de los Conflictos: Se produce un masivo incremento en el número de humanos nacidos con poderes psíquicos. Muchos de éstos psíquicos carecen de la disciplina mental para hacer un uso correcto de sus poderes y acaban siendo poseídos por entidades demoníacas de la Disformidad, desencadenando una destrucción sin precedentes sobre sus mundos. Muchos de los pobladores de aquellos mundos en los que aparecieron psíquicos comienzan a tratar a todos los psíquicos como a parias que deben ser exterminados de inmediato. El término 'brujo' vuelve a cobrar significado en los idiomas humanos que actuaron como precursores del Gótico Vulgar para referirse a aquellos que manifiestan poderes psíquicos. Terra y todas sus colonias interestelares se ven privadas del viaje y las comunicaciones interestelares debido al comienzo de masivas Tormentas Disformes que engullen la Galaxia. Dicho aislamiento, que durará 5 milenios, unido a las modificaciones genéticas y adaptaciones sencillas a los entornos locales provocan la aparición de las primeras subespecies Abhumanas de la especie humana: Homo Sapiens Giganticus (Ogretes), Rotundus (Squats) y Minimus (Ratlings). Las guerras civiles, las posesiones demoníacas, los progroms y toda clase de discordia y enfrentamiento consumen los mundos de la especie humana. Tanto la comprensión completa del conocimiento contenido en las PCE, la recopilación de las tecnologías humanas más avanzadas desarrolladas en los últimos 25 milenios, así como las bases de datos completas que las contienen desaparecen de todas y cada una de las colonias del género humano. Este periodo de 5000 años de violencia, terror y regresión tecno-cultural recibirán de manos de los estudiosos imperiales el nombre de Era de los Conflictos.


  • Se escribe el Tratado de Horiax: El tratado de Horiax recopila por primera vez las técnicas de alteración genética. El antiguo Tratado de Horiax, un raro fragmento de información superviviente a la Era de los Conflictos, menciona el uso de sofisticadas técnicas de alteración genética perdidas hoy día para la Humanidad.


  • Thule entra en órbita: Thule es puesto en órbita en torno a los astilleros de Júpiter.


  • La llegada de la Oscuridad: La depravación del Imperio Eldar alcanza nuevas cotas. Los cultos del placer y el dolor florecen en los lejanos confines de la Telaraña, e incluso los mundos principales de los Eldar se obsesionan con la búsqueda de actos de exceso cada vez mayores. Mientras las fronteras entre la simple búsqueda de sensaciones y las actividades directamente perversas se diluyen para los Eldar de esta época, una nueva entidad comienza a tomar forma en el Inmaterium. Será en el M30 cuando los Eldar descubran su error... demasiado tarde.


M25 a M29

  • Los Mundos Vírgenes Eldar son poblados.


000.M25.

  • El Culto Mechanicus es fundado en Marte como un mecanismo de supervivencia para mantener la tecnología necesaria para la vida en el planeta. El Culto construye el Gran Altar y sus enormes máquinas de combate conocidas como Titanes. La naves del Mechanicus son incapaces de dejar el Sistema Solar.


  • La Era del Comercio: Una débil calma de las Tormentas Disformes permite el reencuentro entre los Mundos Natales de los Squat y razas alienígenas. Esta era será conocida como la Edad del Comercio. Los Squat usan sus tremendas riquezas minerales para comerciar con armas, alimentos y sistemas de alta tecnología con los Eldar y Orkos. Durante el conflicto entre los Orkos y Eldar, los Squat permanecen neutrales y mantienen el comercio con ambas partes.


014.M26


  • Alcanzar el Límite: Una sonda es enviada desde Terra, su misión es alcanzar los confines del universo (14.000 años después la sonda todavía transita en su viaje de vuelta y muchas de las señales identificadas enviadas por la sonda son de naturaleza Orkoide).


500.M26

  • Marte prepara expediciones masivas de legiones de titanes y miles de servidores para explorar la galaxia. Las colonias sucesivas desarrollan los Mundos Forja y Mundos Fortaleza del Adeptus Mechanicus. Estudiando los patrones de las Tormentas de Disformidad, Marte prepara expediciones masivas que consisten en legiones enteras de Titanes y miles de servidores para explorar la galaxia. Las colonias exitosas pasaron a ser Mundos Forja y Mundos de Caballeros de los Adeptus Mechanicus. Este proceso continua durante la Era de los Conflictos.


000.M28

  • Guerra civil en Terra: Aislada, la Tierra no puede abastecerse, el hambre y las enfermedades diezman a la población. Época feudal de señores de la guerra en luchas intensas continuas.


  • Grunhag el desollador, señor de la guerra orko ataca los Mundos Hogar de los Squat con una enorme flota. Muchas fortalezas son arrasadas por los orkos, la balada épica La Caída de Imbach conmemora una de esas destrucciones. Esto señala el comienzo de las hostilidades Squat hacía los Orkos y la desconfianza hacia los Eldar, quienes permanecieron neutrales en el conflicto. Esto señala el fin de la Era del Comercio y el comienzo de la Era de Guerras entre Squats, Eldars y Orkos.


  • Primeros Mundos Astronave: Algunos Eldar, presintiendo que se aproxima el fin de su civilización y confirmando el destino del que les habían prevenido los Slann, combinan y modifican sus naves estelares convirtiéndolas en Mundos Astronave, gigantescas naves vivientes capaces de acomodar la población completa de Eldars de un planeta. Uno a uno, los Mundos Astronave comienzan a  huir de la mortífera corrupción hedonista que dominaba los mundos capital del Imperio Eldar. Cientos de Mundos Astronave navegan y se internan en las profundidades del espacio en busca de una relativa seguridad contra la catástrofe que sus Videntes pregonan que pronto consumirá a los Eldar. Otros ya habían partido, convirtiéndose en Exoditas.


000.M29

  • Batalla de Heliosa: Las ciudades-estado de Heliosa se unen en la creencia en un dios del trueno para enfrentarse a los invasores xenos.


  • Aparición del Emperador en Terra: En medio de un planeta destrozado y devastado por multitud de jefes guerreros enfrentados, el Emperador revela su auténtica naturaleza pone en marcha sus planes para acabar con la anarquía.


  • Los Guerreros Trueno: Los primeros guerreros modificados genéticamente, ancestros de los Marines Espaciales, ayudan al Emperador a someter a las facciones en guerra en Terra y reclamar el planeta.

La Era del Imperio

125.M30

El error del Grimoire Hereticus: Según el Grimoire Hereticus, escrito en el M35, los Lobos Lunares cambiaron su nombre a Hijos de Horus alrededor del 125.M30. En realidad, esto no ocurriría hasta la lucha contra la civilización Interex, en el 005.M31.


675.M30

Masacre de Gaduare: Un grupo de menos de cinco mil Guerreros Trueno aniquilan a cincuenta mil civiles en menos de una hora en las colinas de Gaduare, en Franc.


700.M30

Nace el Astronomicon: Se funda el Astronomicon, un faro psíquico para la navegación a través de la Disformidad, dirigido por el propio Emperador. Los viajes interestelares se tornan mas fáciles y rápidos.


745.M30

Destrucción de la última iglesia de Terra: El Emperador de la Humanidad destruye la última iglesia de Terra, la Iglesia de la Piedra Relámpago, tras hablar con el último sacerdote.


748.M30

Botadura del "Razón Invencible": La nave "Razón Invencible" inicia su servicio en la Flota Imperial.


750.M30

  • La Caída de los Eldars: La gran civilización interestelar de los Eldars se precipita, debido a su decadencia y depravación, hacia su destrucción en una orgía ritual que desata la mayor explosión de Disformidad en la galaxia. Del reflejo en la Disformidad de sus hedonistas deseos nace el Príncipe Oscuro de los Placeres, Slaanesh, el 4º Dios del Caos. El chillido psíquico de Slaanesh al nacer desgarra el universo y todos los Eldars en miles de años luz son destruidos en un instante. Un enorme agujero negro se abre en el Segmentum Obscurus y los mundos Eldars son consumidos con ellos. Hoy este agujero negro es conocido como el Ojo del Terror. Esta fisura causó tormentas de Disformidad que envolvieron los mundos humanos a través de la galaxia y rompieron su contacto una vez más.
  • Renaciendo de las cenizas: Algunos Eldars consiguen huir de la hecatombe que consume a sus mundos a bordo de los Mundos Astronave, y sufren una masiva reforma social, reteniendo el nombre de Eldars. Los Exiliados sobreviven sin demasiados problemas, ya que sus colonias estaban demasiado lejos del antiguo núcleo de la civilización Eldar. Algunos Eldars logran huir a la Telaraña, reconstruyendo y ampliando Commorragh y convirtiéndose en los Eldars Oscuros. Numerosos psíquicos humanos mueren debido al shock psíquico que engulle la galaxia. Mientras la civilización Eldar es casi destruida, las tormentas Disformes acaban uniéndose en una única tormenta de proporciones titánicas, tras cuyo fin la Disformidad queda en calma.
  • Descubriendo el pasado: La Comerciante Independiente Lady Arica Orpheus explora las Estrellas Mandragoranas en el suroeste galáctico, catalogando incontables mundos muertos y estrellas envejecidas. Los registros de sus viajes hablan de ruinas y monumentos anteriores a la Humanidad.
  • Proyecto Primarca: El Emperador, empleando artes hechiceras aprendidas de los Dioses del Caos, utiliza tanto sortilegios como la avanzada tecnología genética marciana para crear tanto los prototipos de lo que se convertirá en la semilla genética de los Marines Espaciales como a los 20 Primarcas sobrehumanos que los comandarán en los grandes laboratorios genéticos situados en las profundidades de las Montañas Himalazian de Terra (Cordillera del Himalaya), justo bajo lo que se convertirá en el Palacio Imperial. Los poderes del Caos reconocieron su potencial y decidieron actuar. Cuando sus más grandes creaciones estaban a punto de completar los ciclos de gestación, los Dioses del Caos, a pesar de las salvaguardias psíquicas que protegen el lugar,  consiguen penetrar en las entrañas de los laboratorios del Emperador y arrancar a los nacientes Primarcas de los dominios del Emperador. Los embriones, dentro de sus cápsulas de gestación, son dispersados a través de la galaxia. El Emperador percibe que siguen vivos, pero no es capaz de localizarlos o llegar hasta ellos.

780.M30


  • Aparece Lion El'Jonson: Luther halla a un niño salvaje en los bosques de Caliban y le da el nombre Lion El'Jonson (El León, Hijo de los Bosques).


  • Las Guerras de Unificación: Durante la turbulenta era conocida como la Era de los Conflictos, el Sistema Sol y los sistemas estelares cercanos, que habían sido colonizados por la Humanidad durante la Era Oscura de la Tecnología, quedaron aislados de toda forma de viaje o comunicación interestelar debido alas masivas Tormentas Disformes que barrían la Galaxia mientras el Inmaterium rugía por la gestación de mil años de duración del Dios del Caos Slaanesh y la turbulencia que marcó el declive de los Eldar antes de la Caída. Durante estos oscuros tiempos, en ocasiones era Terra la que mantenía el control del Sistema Sol, mientras que en otros casos eran los regentes de Luna o Marte los que mantenían el control. Los diferentes mundos estaban constantemente en guerra. Durante este largo periodo de anarquía, miedo y violencia de 5000 años de duración, el antaño unificado gobierno de la Vieja Tierra se había fragmentado por completo, dividiéndose en docenas de facciones guerreras de los llamados tecno-bárbaros. Los continuos conflictos dominaron la superficie de Terra durante casi 2500 años, comenzando a finales del M27. Quedaba muy poco de la sofisticada civilización del antaño glorioso pasado de la Vieja Tierra como centro de una civilización interestelar humana en expansión que destacaba por su avanzada ciencia, su moderna cultura y sus maravillosas tecnologías. Los señores de la guerra tecnobárbaros y sus hordas guerreras luchaban continuamente por el planeta, que se había convertido en poco más que un gigantesco campo de batalla para sus guerras de desgaste, en las que se emplearon armas de destrucción masiva químicas, bacteriológicas e incluso termonucleares, que poco a poco convirtieron la mayoría de la superficie de la antigua cuna de la Humanidad en un post-apocalíptico páramo arrasado. Fue un oscuro periodo para el pueblo de la Vieja Tierra, que se encontraba dominada por brutales regentes y despóticos tiranos. Fue en este oscuro escenario de opresión, violencia y brutalidad gratuita en donde el Emperador de la Humanidad se reveló por primera vez al pueblo de Terra. En secreto, había estado planeando para este momento durante milenios, desde incluso antes de que el comienzo de la Era de los Conflictos quebrara los que quedaba de la antigua federación humana. Con su masivo ejército de guerreros mejorados genéticamente, que integraban las primeras unidades del Ejército Imperial, y que servirían como los prototipos de los Marines Espaciales, el Emperador comenzó su conquista de Terra con la intención de reunir a las naciones en guerra en un gobierno planetario unificado, tras lo cual emplearía Terra como trampolín desde el que iniciar la reconquista de la Galaxia bajo el blasón de un Imperio de la Humanidad dedicado a la Verdad Imperial de progreso y razón. Algunos de los brutales regentes, como el caudillo Kalagann de Ursh, el Cardenal Tang del Bloque Yndonesico, y el más infame de todos, el genio loco de Nathaniel Dume, el Tirano del Imperio Pan-Pacífico, acabarían aplastados. Una vez desencadenados, los ejércitos del Emperador barrieron todo lo que se les enfrentó, como guadañas que cosecharan trigo, hasta que todos los caudillos tecno-bárbaros fueron conquistados o firmaron acuerdos diplomáticos de paz en los que se comprometían a obedecer a la voluntad del Emperador. Durante esta época el Emperador creó un cierto número de organizaciones militares, como el Ejército Imperial, que se convertirían en el núcleo de las fuerzas armadas que apoyarían a las Legiones Astartes y a su reconquista de la galaxia poblada por la Humanidad. Entre las primeras unidades del Ejército Imperial que vieron acción durante las Guerras de Unificación se encontraban algunos regimientos tan venerables como la Geno Cinco-Dos Chilíada, que se convertiría en uno de los más antiguos y respetados regimientos del Ejército Imperial. Como ocurría en muchos de los primeros regimientos, los geno-soldados eran creados empleando la sofisticada técnicas de ingeniería genética del Emperador, desarrolladas en los laboratorios ubicados bajo las Montañas Himalazian y en la Luna. La élite de esta primera generación de supersoldados mejorados genéticamente eran conocidos como los Guerreros Trueno, hombres físicamente más fuertes y formidables en combate incluso que los Marines Espaciales que llegarían posteriormente, aunque estaban diseñados para convertirse en crueles asesinos que carecían de los aspectos más nobles de los Astartes, así como también carecían de sus tremendamente largas esperanzas de vida. Los Guerreros Trueno fueron creados con la intención de ser un medio para obtener un fin, por lo que nunca se quiso que se pudieran integrar en el nuevo reino del Empeador una vez se alcanzara la Unidad. Los geno-soldados estándar mostraban mediante ingeniería y selección genética muchas de las características del guerrero humano perfecto: eran físicamente más resistentes, fuertes, y podían aguantar mayor cantidad de castigo que cualquiera de sus enemigos tecno-bárbaros no mejorados. Esos primeros regimientos de guerreros mejorados genéticamente del Ejército Imperial continuaron al servicio del Emperador tras la conclusión de las Guerras de Unificación. Dichos regimientos acabarían siendo conocidos como el Viejo Centenar, y conformarían el núcleo de la fuerza militar inicial que se embarcaría en la Gran Cruzada a escala galáctica lanzada por el Emperador a principios del M31 junto a sus recientemente creadas Legiones de Marines Espaciales. El Emperador aceptó con grandes remordimientos las muertes de los muchos inocentes fallecidos como resultado de la conquista de Terra, a pesar de buscar el bien supremo de unificar a la Humanidad y protegerla de las manifiestos ataques de la Disformidad y de los xenos belicosos de la Galaxia. Las inimaginablemente colosales batallas a gran escala que se produjeron durante la campaña por la Unidad se alargaron durante semanas, con recuentos de víctimas que se medían en millones, batallas en las que se aplastaron montañas y se dividieron continentes enteros. Los futuros estudiosos imperiales considerarían posteriormente tales cifras como simples leyendas y exageraciones, negándose a creer que pudieran haberse producido semejantes enfrentamientos, pero desde luego que se produjeron. Las crónicas históricas imperiales hablan de la última batalla de las Guerras de Unificación, conocida como la Batalla del Monte Ararat, que se desarrolló en el Reino de Urartu. Durante dicha batalla final, los restantes Guerreros Trueno fueron eliminados hasta el último hombre. Las crónicas sostienen que el famoso Guerrero Trueno Arik Taranis, conocido como el "Portador del Relámpago", alzó el Estandarte del  Relámpago en la declaración final de la Unidad que estableció el dominio del Emperador de la Humanidad sobre toda Terra antes de morir por las heridas recibidas. El heroico sacrificio de los Guerreros Trueno al luchar y morir uno tras otro para obtener la última y más importante victoria para el Emperador es una muestra de su verdadero valor. Por desgracia, este heroico relato es totalmente falso, ya que no todos los Guerreros Trueno murieron en la batalla final de las Guerras de Unificación. La realidad es que fueron eliminados por completo por los mismos servidores del Emperador, y siguiendo sus órdenes. Lo Guerreros Trueno fueron traicionados por su propio creador, un terrible secreto hábilmente ocultado a los súbditos imperiales durante más de diez milenios. Al finalizar las Guerras de Unificación a finales del M30, el Emperador forjó un nuevo gobierno planetario unificado en Terra, con el como su líder, declarando el nacimiento del Imperio de la Humanidad y colocando a Terra en el centro del Universo Conocido.


  • Liberación de Sa'afrik: El primer enfrentamiento registrado de la Legión XII se produjo durante la Liberación de Sa'afrik durante las Guerras de Unificación, en donde sirvieron como punta de lanza de las tropas de asalto, lanzando ataques directos de aniquilación sobre las fuerzas enemigas, tanto en campo abierto como en posiciones fortificadas. Demostraron ser capaces de llevar a cabo los ataques a pesar de su relativamente pequeño número (por aquel entonces), a base de puro coraje y la furia de la violencia que podían desencadenar. Tras las salvas iniciales del conflicto, parece ser que la naciente Legion XII fue mantenida en reserva por parte del Emperador durante el resto de las Guerras de Unificación.


  • Pacificación de las tierras bajas de Boetia: Cuando la Legión XV (los Mil Hijos) fue creada, se la utilizó para aplastar los pocos focos de resistencia aislada al dominio del Emperador que había en Terra durante las Guerras de Unificación. Boetia era una nación que había existido desde la Era de los Conflictos, conocida principalmente por haberse resistido a la Unificación durante un considerable periodo de tiempo hasta que acabó siendo incorporado a la fuerza en el Imperio recién nacido. La familia regente, los Yeselti, intentó mantenerse testarudamente en el poder, forzando a las fuerzas del Ejército Imperial a invadir la provincia. Finalmente los Astartes de la Legión XV fueron enviados para aplastar cualquier posible resistencia restante en una brillante campaña que duró tan solo seis semanas. Poco después de lograr dicho objetivo, la Legión XV recibió formalmente, de manos del Emperador en persona, el nombre de los Mil Hijos, después de lo cual fue enviada a la galaxia para participa en la Gran Cruzada. Este conflicto en particular tiene la distinción de ser el último enfrentamiento de las Guerras de Unificación, aunque acaeció durante la Gran Cruzada.


  • Pacificación de las Colmenas de Cephic: La Pacificación de las Colmenas de Cephic fue otra de las primeras campañas de la Legión XII durante los últimos días de las Guerras de Unificación. El Emperador en persona bautizó a la Legión XII como los "Perros de la Guerra" como tributo a la manera salvaje y tenaz con la que pacificaron los narco-suburbios de las Colmenas de Cephic.


  • Primera Pacificación de Luna: Esta temprana campaña imperial fue la primera operación organizada con elementos de las recientemente creadas Legiones de Marines Espaciales más allá de los cielos de Terra.  Luna era el bastión de una aglomeración de genocultos resurreccionistas cuyos miembros creían que la naturaleza humana era fractal, fracturada y transcendente. Cada uno de los genocultos selenitas seguía un conjunto propio de arquetipos y reglas, y cada uno de los miembros del culto era producto y creación de los artesanos genéticos selenitas, siguiendo fórmulas creadas en la Era Oscura de la Tecnología. Los selenitas respondieron a cada una de las peticiones de alianza del Imperio con silencio. Al final el Emperador decidió que Luna debería ser pacificada mediante la espada, sus supersticiones deberían doblegarse ante la Verdad Imperial, y sus artes genéticas deberían ser adaptadas a las necesidades del Imperio. Para cumplir con la tarea, el Emperador envió a las Legiones de Marines Espaciales, recientemente creadas, más adaptadas a tal propósito, para cumplir con la que ,muchos estudiosos imperiales consideran que fue la primera batalla verdadera de la Gran Cruzada. La fuerza combinada de las Legiones VII, XIII y XVI (que más tarde recibirían los nombres de Puños ImperialesUltramarines y Lobos Lunares) se elevó sobre la superficie de Terra en un racimo de llamaradas de cohete. La por aquel entonces innominada Legión XVI fue escogida para actuar como la vanguardia de la fuerza de Marines Espaciales, y para ello había desplegado a todas sus fuerzas.  Seis horas después de dispararse el primer tiro, la Luna había sido pacificada y había acatado la Obediencia Imperial, lo que representó la primera conquista extraterrana del Imperio de la Humanidad. Al verse enfrentados a la aniquilación total, los cultistas selenitas supervivientes se arrodillaron y suplicaron al Emperador en su transmisión de rendición que 'retuviera a sus lobos'. Fue por ello que la Legión XVI se ganó su nombre, los Lobos Lunares.


  • Final de la Era de los Conflictos: Al pacificarse la Disformidad tras el nacimiento de Slaanesh, las naves de Terra pueden volver a navegar por el Inmaterium. Después de un milenio, los mundos humanos vuelven a entrar en contacto. La Era de los Conflictos llega a su fin y comienza la Gran Cruzada. Las veinte Legiones de Marines Espaciales, dirigidos al principio por el Emperador, se lanzan desde Terra y expanden el Imperio.


  • Redacción del Liber Doctrina Historicus: Según aparece en el "Liber Doctrina Historicus", la Ascensión del Emperador marca el final de las guerras civiles de la Humanidad y de su declive en el escenario galáctico.


  • Nace el Logistica Corpus: Se crea la organización conocida como Logistica Corpus, posible antepasado del Departmento Munitorum.


801.M30

  • Ajustando los relojes: Los horologs afectados por dilación Disforme indican que la Gran Cruzada comenzó más o menos en estas fechas.


806.M30

  • Comienza el castigo de Antimon: Los asaltos a Antimon por parte de la Cábala del Corazón Aullante de los Eldars Oscuros empiezan sobre estas fechas.

807.M30

Eliminación del 11º de Mohindas: Los Nephritil y los Ayumas acaban con el 11º Regimiento de Mohindas.


810.M30

La Cacería de las Grandes Bestias: Lion El'Jonson dirige a los caballeros de Caliban en una campaña de diez años destinada a exterminar a las grandes bestias que acechan en los bosques. Los Caballeros de Lupus se niegan y son exterminados.


815.M30

Tratado de Marte (Tratado de Olympus): El Emperador de la Humanidad viaja a Marte y hace aterrizar su nave insignia en la caldera del gigantesco volcán marciano llamado Olympus Mons, en donde es recibido como el Omnissiah, la representación viviente y avatar del Dios Máquina del Culto Mechanicus. El emperador convence a los líderes del Mechanicus para forjar una alianza política con el Imperio de la Humanidad en un acuerdo que pasaría ala historia como el Tratado de Marte (o el Tratado de Olympus para el Mechanicus). Como pago por garantizar al Imperio el uso de los masivos manufactorums de Marte, los astilleros orbitales del gigantesco Anillo de Hierro y el poder militar de las Legiones Titánicas y las habilidades tecnológicas y científicas de sus Tecnosacerdotes, el Emperador garantizó que el Mechanicus, ahora conocido como Adeptus Mechanicus, se mantendría políticamente autónomo en sus propios territorios y que quedaría exento de las doctrinas ateas de la Verdad Imperial de forma que el Culto Mechanicus pudiera continuar con su adoración al Dios Máquina. Esto establecería los cimientos del Imperio de la Humanidad al crearse la alianza entre Terra y Marte. El símbolo escogido por el Emperador para el nuevo Imperio, el Aquila, sufrió un cambio para tener dos cabezas, una representando a Terra y la otra representando a Marte.

La Gran Cruzada

820.M30


  • El Lobo y el Emperador: El Emperador llega a Fenris y recluta a Leman Russ para comandar la Legión VI. Los hermanos de espada de Russ insisten en ser iniciados en la Legión a pesar de su avanzada edad. De entre cientos de candidadtos, solo unos pocos sobreviven para convertirse en los "Barbas Grises", la 13ª Compañía.


  • Daños a la semilla genética de la Legión III: Las reservas de semilla genética de la Legión III no llegan a las cámaras de seguridad de Luna, y un patógeno artificial destruye múltiples reservas de semilla genética en Terra, sellando el destino de la Legión III.


  • La Rebelión de Proxima: La Rebelión de Próxima fue una de los primeros enfrentamientos llevados a cabo por la Legión III antes de que recibiera su nombre. Aunque al principio tan solo se asignó a las ceremonias de Acatamiento Imperial y a operar como Guardia de Honor del Emperador en la ascención formal de Proxima al Imperio, una emboscada lanzada por los insurrectos provocó que la XVI Cohorte (Capítulo) de la Legión III luchara y muriera hasta el último de sus guerreros junto con la Legio Custodes, sin perder terreno durante el ataque rebelde a la plaza ceremonial del planeta. Gracias a su sacrificio el herido Emperador, que había sufrido daños por la detonación de un Arma de Vórtice enemiga, consiguiño ganar el suficiente tiempo como para recuperarse y abrirse camino peleando hasta escapar de la trampa. En reconocimiento a su sacrificio, el estandarte del Águila Palatina, por el que tanto habían sufrido y luchado aquel día, fue otorgado por el Emperador en persona a los Astartes de la Legión III como reliquia perenne, junto con el derecho a finalizar la revuelta de Proxima mediante un Exterminatus con el que vengar el derramamiento de sangre infligido. 


  • Llega Fulgrim: El Emperador llega a Chemos y recluta a Fulgrim para comandar la Legión III. Después de que Fulgrim se dirija a los doscientos Astartes supervivientes, el Emperador acepta el nombre que les da, los Hijos del Emperador.



  • Comienza la Gran Cruzada: Se redescubren los Primarcas y pasan a controlar las Legiones de Marines Espaciales creadas a partir de sus genomas. La galaxia poblada por la humanidad es reclamada por las Flotas Expedicionarias del Imperio de la Humanidad. El uso del cultivo genético acelerado de órganos para la semilla genética para cubrir la enorme necesidad de Marines Espaciales conlleva la aparición de defectos genéticos en muchas de las Legiones. Cientos de miles de mundos humanos son reclamados bajo la Pax Imperialis.



  • Conquista de Galaspar: Esta fue la primera acción independiente de importancia llevada a cabo con la recientemente rebautizada Guardia de la Muerte después de que Mortarion se hiciera con el mando de la Legión XIV. La conquista del Mundo Colmena Galaspar, que no acataba el Mandato Imperial, se convirtió e una de las más famosas y brutales victorias de la Gran Cruzada en las frontera interior del Segmentum Pacificus. Galaspar era un Mundo Colmena de importancia situado en el corazón de un pequeño imperio compuesto por 11 estrellas primarias en racimo. Galaspar y sus mundos sátrapas habían estado subordinados desde hacía siglos de una tiranía burocrática conocida tan solo como "La Orden", que reducía a sus ciudadanos a poco más que "unidades trabajadoras" que debían ser eutanizadas cuando ya no tuvieran valor para el sistema, y que dominaba con una mezcla de opresión aplastante y dependencia química forzada. Cuando las naves exploradoras imperiales entraron por primera vez en el Racimo de Galaspar, fueron inmediatamente atacadas, y todas las comunicaciones posteriores fueron respondidas con violencia. La estimación de recursos militares necesarios para retomar el sistema era increíblemente alta, y las fuerzas asignadas al Segmentae Majoris no estaban disponibles en aquel momento para llevar a cabo la operación. El recientemente descubierto Primarca Mortarion solicitó al Emperador la oportunidad de llevar al sistema al Acatamiento Imperial. El Emperador estuvo de acuerdo, y permitió a su recientemente descubierto hijo el cumplir su deseo. La Legión XIV atacó sin previo aviso. Su flota se abrió camino machacando las defensas exteriores del sistema y dirigiéndose directamente contra el mundo objetivo. Sin preocuparse por buscar objetivos secundarios, la Guardia de la Muerte asaltó el Mundo Colmena, llevando la lucha a la superficie del planeta. Mientras sus naves de guerra desencadenaban un huracán de fuego de apoyo, Mortarion descendió a través del fuego y la ceniza hasta llegar a la superficie en una barcaza de asalto especialmente diseñada, llamada "Los Cuatro Jinetes". La barcaza impactó en las estructuras superiores de la fortaleza-colmena primaria, provocando un masivo temblor en la Colmena. Tras la barcaza de asalto la Guardia de la Muerte lanzó una masiva oleada de Cápsulas de DesembarcoCañoneras Storm Eagle, que descendieron a la superficie como una fuerza de la naturaleza: 11000 Marines Espaciales vestidos de gris, con la espectral figura de Mortarión a la cabeza. La Muerte había llegado a Galaspar. Lenta e inexorablemente la Guardia de la Muerte procedió a matar a todos aquellos que alzaran armas contra ellos. Las tropas de la Orden se encontraron retrocediendo aterrorizados ante la avalancha imparable del enemigo en avance. Los generales de la Orden siguieron ordenando neciamente a sus soldados-esclavos drogados que atacaran a los gigantes blindados. La carnicería resultante tuvo una escala inimaginable. No hubo piedad en el implacable castigo que infligió la Guardia de la Muerte. Aunque el enemigo huyera por los apestosos y venenosos sumideros de la Colmena, o atravesando los abrasados páramos radioactivos, ni un solo miembro de la Orden sobrevivió al ataque. Cuando la flota imperial de apoyo llegó se horrorizaron por el resultado de la masacre. El billón de humanos 'liberados' por la Guardia de la Muerte estaban tan ansiosos como niños para aceptar a los servidores del Emperador y adoptar sus costumbres. En la estela de la conquista de Galaspar, el racimo de mundos capitularon con aterrorizada rapidez, ansiosos de rendirse y doblegarse al Acatamiento Imperial con tal de librarse de la guadaña del segador.


  • Acatamiento de Kajor: Durante la Gran Cruzada, la Legión de la Guardia de la Muerte encontró en el planeta Kajor una raza de humanos guerreros hundidos en el barbarismo. La extensa vigilancia orbital no detectó trazas de tecnología avanzada, pero aún así le costó a la Legión XIV casi seis meses someter a Kajor. Aunque los Kajori eran salvajes, y estaban armados con poco más que espadas y bastas carabinas de chispa, esta raza feral fue capaz de hacer sudar a la Guardia de la Muerte y mantener su territorio. Lograron tal hazaña debido al uso de poderes impíos y aliados invisibles. Cada noche criaturas de pesadilla cazaban en las sobras y mataban por el simple goce de matar. Sabuesos de piel rojiza acechaban en la oscuridad de los bosque siguiendo sus salvajes instintos, e imparables criaturas atronadoras que rasgaban y aplastaban las líneas de las formaciones de la Guardia de la Muerte con cada una de sus cargas. Los guerreros de Mortarion se habían enfrentado y habían derrotado a especies xenos de todos los tipos y tamaños, pero las criaturas a las que se enfrentaban ahora no eran de carne y hueso, sino seres invocados a la vida por parte de los hechiceros Kajori. Dichos hechiceros conjuraban el relámpago con sus manos, encendían fuegos con la mente y rasgaban la misma tierra con sus juramentos a voz en grito. Ningún poder puede obtenerse sin pagar un precio, y la Guardia de la Muerte descubrió el verdadero significado de dicha expresión con cada victoria. En el corazón de cada ciudad capturada, los guerreros de la Guardia de la Muerte encontraron vastas estructuras que recibieron el nombre de Santuarios de Sangre, cada uno de los cuales era un matadero recubierto de huesos y muerte. Los Astartes los destruyeron uno detrás de otro, y con la pérdida de cada uno de ellos la fuerza de sus enemigos Kajori se desvanecía un poco más. Al final, la Guardia de la Muerte aniquiló a las desastradas fuerzas que se les enfrentaron. La rendición no estaba en la sangre de los Kajori y murieron hasta el último hombre, mujer y niño, destruidos por una casta regente de hechiceros que no podían soportar el perder su poder. En los momentos más tranquilos, Mortarion siguió pensando con temor en lo ocurrido en Kajor. Tiempo después, Mortarion relataría lo ocurrido en la campaña durante el Concilio de Nikaea como uno de los muchos ejemplos de por qué tenía semejante actitud personal en contra de la hechicería y el uso de habilidades psíquicas.


  • Persecución de Krypt: El Acatamiento de Krypt fue una campaña relativamente corta, llevada a cabo contra los Orkos durante la Gran Cruzada por las fuerzas combinadas de las Legiones de la Guardia de la Muerte y los Lobos Lunares. Tras luchar juntos durante una semana sobre las heladas llanuras del planeta, las Legiones de Marines Espaciales oscurecieron el hielo azulado con la sangre de los xenos. Se sabe que en esta batalla el Capitán de Batalla Nathaniel Garro y su 7ª Gran Compañía pelearon junto al Capitán Garviel Loken y su 10ª Compañía.


  • Insurrección de Cerberus: Los recientemente bautizados Perros de la Guerra fueron asignados, junto con el Regimiento XXII de Dracos del Ejército Imperial, a la tarea de doblegar al asteroide-colonia penal de Cerberus, en el que se había producido una anárquica revuelta que había desembocado en un estado casi constante de motines y violencia de bandas. Los intentos iniciales de las tropas terranas de imponer orden fueron desbandados cuando se descubrió que entre los insurrectos había un grupo renegado de Guerreros Trueno, que se creían desaparecidos hacía mucho tiempo, los cuales se hacían llamar los Dait'Tar. Con muchas de las Legiones de Marines Espaciales ya comprometidas con las primeras Flotas Expedicionarias  y en ruta hacia las estrellas, el Emperador en persona envió a los Perros de la Guerra a Cerberus con instrucciones concretas de reclamar la colonia de Cerberus y llevar la ira del Emperador sobre aquellos que osaran desafiarle. En solo cinco horas, se recibió una señal enviada por el Pretor Comandante Calyb Hax, de la Legión XII. Cerberus-Primary había vuelto a aceptar el Acatamiento Imperial. Cuando el líder de la segunda oleada, que se encontraba a la espera, cuantos prisioneros habría que poner bajo custodia, Hax replicó que no se le habían dado órdenes de hacer ninguno. La segunda oleada, compuesta de tropas del Ejército Imperial, tuvo el doloroso deber de llevar a cabo las operaciones de limpieza tras el asalto de los Perros de la Guerra, atrapando a cualquier superviviente que se hubiera escondido en la conejera de madrigueras y pasajes subterráneos, de los cuales había pocos. Hubo varios informes de encuentros en bastantes casos con los cadáveres de Guerreros Trueno perfectamente equipados, en ocasiones con tres o cuatro veces su número en cadáveres de Astartes, de cuellos de botella y puntos de defensa convertidos en mataderos inundados de sangre y de montones y montones de insurgentes abatidos mientras huían llenos de terror tras abandonar sus armas.



845.M30

  • Nace la "Orgullo del Emperador": La quilla de la Orgullo del Emperador es ensamblada en los astilleros de Júpiter.


  • Fin de la Guerra Civil de Colchis: La guerra civil/cruzada de seis años lanzada por Lorgar acaba con la unificación de todo Colchis bajo su liderazgo.


846.M30



  • Nocturne versus los Eldar: Vulkan dirige a los defensores de Nocturne contra los corsarios Eldar.


850.M30

Reconquista de Karis Cephalon: El planeta Karis Cephalon vuelve a ser colonizado por el Imperio de la Humanidad durante la Gran Cruzada.


900.M30

  • Aparece el Templo del Emperador Salvador: Un oficial muy condecorado del Ejercito Imperial adopta el nombre de "Fatidicus", que significa "profeta", y establece en secreto el Templo del Emperador Salvador en Terra en violación de las doctrinas ateas de la Verdad Imperial. Sus enseñanzas se propagarán por todo el Imperio a través del Ejército Imperial y la Flota Imperial.



  • Campaña de Nove Shendak (Ocho-Dos-Diecisiete): Nove Shendak era un mundo habitado por gusanos: gigantescas criaturas xenos tan inteligentes como odiosas. Sus armas eran filamentos y plumas metálicas incorporadas a sus cuerpos para poder descargar poderosas energías bioeléctricas. La superficie de su planeta estaba recubierta de esos filamentos antes de que los gusanos los emplearan contra los atacantes imperiales. Los filamentos eran tan gruesos como un hombre y tan largos como una persona. Los gusanos de Nove Shendak tenían tres bocas en sus caras y una docena de dientes cristalinos en sus bocas. Hablaban a través del barro empleando gritos sónicos y susurros psíquicos. A principios de la Gran Cruzada, la Legión de los Perros de la Guerra encontraron tres sistemas estelares esclavizados a estos xenos, y procedieron a aniquilarlos en sus nidos colonia, persiguiéndolos hasta hacerlos regresar a su mundo natal. Sin embargo, en el mundo de cría de Nove Shendak, la Legión XII se encontró, para su gran sorpresa, con humanos, desaparecidos del conocimiento de la Humanidad ni se sabe desde hacía cuantos milenios, y que reptaban por la superficie del planeta mientras los gusanos reptaban en los mares pantanosos del planeta, cazando a los humanos y cultivándolos como comida. Los Perros de la Guerra, junto con su Legión Astartes hermana de los Guerreros de Hierro y gran contingente de soldados del Ejército Imperial, recibieron la orden de exterminar a los gusanos y liberar a los humanos de Nove Shendak. Combatir a los gusanos era una tarea casi imposible ya que las mareas lunares arrastraban los océanos de lodo hacia y desde los continentes de rugosa roca, lo que hacía que el terreno fuera increíblemente inestable. Las fuerzas imperiales tuvieron que emplear observadores equipados con rifles láser de alta potencia para poder observar los movimientos del lodo y escuchar como se acercaban los gusanos reptando hacia ellos. Se colocaron explosivos en torno a nuevas excavaciones, permitiendo que se hundieran hasta el nivel en el que excavaban los gusanos. Perturabo se ocupó de que sus Guerreros de Hierro construyeran las excavaciones necesarias, junto con trincheras y diques, cercaron los mares de limo y los drenaron hasta secarlos, lo que permitió a las fuerzas imperiales hacer retroceder a los gusanos y reclamar el terreno para que los desdichados habitantes humanos de Nove Shendak pudieran construir. Cuando los gusanos emergieron para enfrentarse a sus atacantes, se encontraron de bruces con el Emperador y sus Perros de la Guerra. Aunque el número de bajas fue horrendo, los Perros de la Guerra acabaron por triunfar y los gusanos de Nove Shendak se encontraron con su extinción. La población humana heredó el planeta, y acabaron convirtiéndose en fervientes seguidores del Imperio.



907.M30

Acatamiento de Cuarenta-Siete Diez: El planeta Cuarenta-Siete Diez, también conocido como Khur, fue llevado al Acatamiento Imperial por la Legión de los Portadores de la Palabra aproximadamenre un siglo antes de los acontecimientos de Istvaan III, que desencadenarían la Herejía de Horus. La hermosa capital de Khur, llamada Monarchia, y conocida también como la Ciudad Perfecta por los Portadores de la Palabra, fue remozada en una ciudad-templo por las gentes de Khur bajo la dirección y las órdenes de los Portadores de la Palabra para demostrar su fe y devoción al Dios-Emperador.

908.M30

Recuperación de Angron: Angron-Thal'kr desaparece en la víspera de la Batalla del Risco de Desh'elika, teleportado a bordo de la nave insignia del Emperador de la Humanidad. Las fuerzas de Nucerian consideraron que había abandonado el campo de batalla y los compañeros esclavos-gladiadores de Angron fuero aniquilados. Mató a cada uno de los oficiales de los Perros de la Guerra que se reunieron con él en las entrañas del "Resolución Adamantina" hasta que Khârn le convence de que están ahí para servirle. Angron declara que a partir de entonces los Perros de la Guerra serían sus Devoradores de Mundos. La nave insignia recibiría posteriormente el nombre de "Conquistador".


925.M30

  • Genocidio de Keylek: A principios de la Gran Cruzada los Lobos Lunares lucharon contra la hostil especie alienígena reptiliana conocida como los Keylekidos en el planeta Keylek,  y acabaron por eliminar por completo a dicha raza xenos de la faz de la galaxia. Fue una campaña genocida larga, brutal y dolorosa acaecida mucho antes de que Horus recibiera su título de Señor de la Guerra Imperial. En aquel entonces los Astartes de la Legión de Horus tan solo lo llamaban "El Comandante".


  • Carnicería de Golgotha, Asedio de Sarum: El primer objetivo en sufrir la ira de la Legión de los Devoradores de Mundos después de que su Primarca Angron tomara el mando de la Legión XII en algún momento del M30 fue el páramo estelar del Sector Gólgotha, situado en el Segmentum Ultima cerca del núcleo galáctico, en las proximidades de la Fisura Disforme conocida como El Torbellino. Sarum se veía asediado por el Imperio Abhumano conocido como la Hermandad de la Ruina, que buscaba hacerse con los secretos tecnológicos del Adeptus Mechanicus para sí. Los Tecnosacerdotes del Culto Redjack del Mechanicus había resistido en solitario durante años, sujeto a privaciones debido a los incursores y los enemigos que les rodeaban, manteniendo solo contactos ocasionales e intermitentes con el distante Marte y el Mundo Forja de Anvilus, solicitando una ayuda que nunca había conseguido hasta entonces llegar hasta ellos. Los Devoradores de Mundos llegaron como sus salvadores, aplastando el corazón de sus sitiadores. Una vez roto el Asedio de Sarum, el Mechanicus de Redjack hizo a Angron y a su Legión un gran número de juramentos de lealtad, así como múltiples pactos de protección y apoyo mutuo, lo que concedió a los Devoradores de Mundos y a sus Tecnomarines una fuente eficiente de avituallamiento y rearme alejada de la esfera interior del Imperio.


  • Liberación de Alpha Shalish: Fue durante la campaña de la Legión XII en el Sector Golgotha cuando la 203º Flota Expedicionaria se encontraron con el planeta Alpha Shalish, infestado de Lacrymoles. Los rememoradores y los artistas-escribas imperiales registraron los auspiciosos acontecimientos que rodearon la liberación del mundo controlado por xenos de Alpha Shalish. Las fuerzas imperiales, encabezadas por los Marines Espaciales de los Devoradores de Mundos, se abalanzaron con justa ira sobre las ciudades Lacrymole, limpiando de forma despiadada el planeta de su asquerosa ralea antropófaga.


  • El Vaciado de Gorro: Dentro de la Cuenca de Telon existía un imperio orko que rivalizaba con el existente en Ullanor, y en su corazón se encontraba el mundo chatarrero de Gorro. La Tecno-casta orka conocida como los Mekánikoz tenía bajo su control a los Orkos de Gorro, haciéndose por completo con el planeta. El Emperador decretó que Gorro debía ser destruido. Cuando una flota de mil naves de guerra surgió desde la Disformidad y se lanzó hacia Gorro fue el Emperador en persona quien dio la orden de comenzar con el asalto. Horus, ya por entonces su hijo más favorecido, dedicado y querido, se mantuvo al lado del Emperador y presenció como decenas de miles de naves de asalto surgían de la flota. En la vanguardia del ataque estaba el propio Emperador, y junto a él se encontraban Horus y un destacamento de Exterminadores Justaerin vestidos de negro, procedentes de la Primera Compañía de los Lobos Lunares, así como un grupo de guerreros de los Legiones Custodes, vestidos de dorado. Mientras los Marines Espaciales atacaban, la resistencia Orka a la que se enfrentaron fue casi imposible de superar. Los Orkos de Gorro eran enormes y estaban mejorados con implantes biónicos rapiñados. En el cénit de la batalla, la furia de los Orkos separó al Emperador de sus guardias. En solitario, acabó con cientos de ellos hasta que una descarga de un arma de plasma Orka debilitó sus defensas, y uno de los líderes orkos lo derribó. La fuerza de aquella criatura era tal que agarró al Emperador e hizo que su armadura se doblara. Cuando la presa de la criatura estaba a punto de cerrarse para estrangular al Señor de la Humanidad, Horus atravesó el muro de combatientes a la carrera y arrancó los brazos del Orko de un solo golpe. Unidos, padre e hijo dirigieron a sus fuerzas hasta derrotar al gran Imperio Orko de Gorro.


  • El Castigo de Terentius: Cuando las fuerzas de la Gran Cruzada entraron por primera vez en el Cúmulo de Ordoni, se encontraron con el formidable caudillo Vatale Gerron Terentius. Tras observar a las fuerzas que se le oponían, Terentius se vio obligado a seguir la senda de la supervivencia y se rindió al Imperio. El Imperio necesitaba a hombres como Terentius, y la Gran Cruzada le ofreció oportunidades y riquezas que nunca había soñado. Tras serle asignada una pequeña fuerza de naves de guerra y un grupo de regimientos del Ejército Imperial, Terentius aumentó su número de tropas mediante la conquista. Durante cinco décadas creció en poder y reputación, conquistando planetas de las Estrellas del Halo en nombre del Emperador. En la cúspide de su poder, tenía la atención de Malcador el Sigilita y el consentimiento de varios Primarcas. Cuando, finalmente, traicionó al Imperio, muchos se sorprendieron. Terentius comenzó a conquistar mundos ya sometidos. Su contra-cruzada conquistó sistema tras sistema en su propio nombre, en lugar de hacerlo pro el bien de toda la Humanidad. Pronto tuvo bajo su mando flotas completas de naves de guerra, decenas de millones de soldados y la lealtad de un centenar de mundos poblados por humanos. Este imperio humano rebelde, rodeado de Mundos Fortaleza, comenzó a absorber mundos imperiales de la periferia de las Estrellas del Halo. El Imperio respondió enviando a Horus y a su Legión de los Lobos Lunares, no solo para doblegar al renegado, sino para demostrar a todos aquellos dentro de las fuerzas imperiales que tuvieran ideas similares la inevitabilidad de la derrota de los traidores. Horus eligió no solo emplear a su Legión para completar la tarea asignada, sino que envió peticiones personales a sus hermanos Primarcas en busca de apoyo, lo que se vio respondido cuando la fuerza enviada por los Amos de la Noche, los Manos de Hierro y la Legión Alfa se unió al poder de los Lobos Lunares. En poco tiempo los rebeldes del reino de Terentius fueron aniquilados, sus ciudades fueron reducidas a polvo y el mismo aire de sus mundos principales se convirtió en puro veneno. Una vez que la tarea de castigo se dio por concluida, Horus envió el cráneo recubierto de oro de Terentius a Terra con una irónica advertencia en los labios del mensajero que la llevó hasta allí: "Así perecen los traidores".


  • Caída de Reillis: Durante los Primeros treinta años de la Gran Cruzada, en la ciudad fortificada de Reillis, un asentamiento humano reacio a doblegarse a la Obediencia Imperial, los defensores emplearon túneles secretos para infiltrare tras el ejército imperial que les sitiaba. Cientos de tropas de choque enemigas inundaron el campamento de mando imperial. El Emperador y Horus, sin estar preparados ni ataviados, lucharon espalda con espalda hasta que una descarga de plasma aturdió a Horus y lo lanzó tambaleándose al suelo. El Emperador se mantuvo en pie junto al Primarca caído y se negó a perder terreno hasta que llegaron refuerzos que rechazaron a los atacantes. El Emperador había devuelto a su hijo el favor de haberle salvado la vida en el mundo Orko de Gorro. Este incidente ayudó a forjar una relación especialmente cercana entre el Emperador y su hijo genético, más próxima que la existente entre cualquiera de los otros Primarcas y su padre.


  • Masacre de Ghenna: Esta fue una infame campaña llevada a cabo por los Devoradores de Mundos contra el planeta Ghenna, cuya población fue aniquilada por completo en una sola noche de derramamiento de sangre y horror. Los Devoradores de Mundos fueron criticados por el Emperador, y se les ordenó cesar en la implantación de los implantes corticales conocidos como Clavos del Carnicero. Angron hizo caso omiso a los dictados del Emperador y ordenó a los Tecnomarines de su Legión que continuaran con dicha labor hasta que todos sus Astartes hubieran recibido los implantes.


  • La Noche del Lobo: La Noche del Lobo es un incidente poco conocido, ocurrido poco después de la masacre de la población planetaria de Ghenna. El Primarca Leman Russ recibió órdenes del Emperador de llevar a su Legión de los Lobos Espaciales a Ghenna para disciplinar a los Devoradores de Mundos. Las dos Legiones se encontraron en Malkoya, en los campos que rodeaban la ciudad homónima de Ghenna. Los Devoradores de Mundos, magullados y heridos por la campaña para imponer el Acatamiento Imperial sobre Ghenna, formaron en irregulares filas ante la Legión de los Lobos Espaciales puestos en formación. Angron  se negó a reconocer la autoridad de su hermano, y advirtió al Rey Lobo que debería irse antes de que la situación degenerara hacia algo que pudieran lamentar. Russ informó a Angron que deberían finalizar las implantaciones quirúrgicas, ya que el Emperador en persona había considerado necesario acabar con ellas. Las masacres de los planetas humanos recientemente redescubiertos finalizarían con la caída de Ghenna. Los Devoradores de Mundos deberían someterse a la autoridad de Russ, y aceptar a los Lobos Espaciales como escoltas de la Legión para volver a Terra. Y una vez que llegaran al Palacio Imperial, se llevaría acabo todo lo que fuera necesario para retirar los parasitarios Clavos del Carnicero implantados en los Devoradores de Mundos. Angron, por supuesto, no se tomó bien las veladas amenazas de Russ. Nadie sabe quien realizó el primer disparo. En las décadas posteriores, los Devoradores de Mundos siguieron sosteniendo que el proyectil procedió de las líneas de los Lobos Espaciales, y los Lobos Espaciales sostuvieron la misma acusación contra la Legión XII. Sin que ninguno de los dos Primarcas dieran la orden, las dos Legiones de Marines Espaciales se enfrentaron. El enfrentamiento consta en los archivos imperiales como la Purificación de Ghenna, aunque popularmente se conoce como La Noche del Lobo, y en dichos archivos se omite el momento en que los Devoradores de Mundos y los Lobos Espaciales se enfrentaron. Esta batalla es una fuente de orgullo para ambas Legiones, y una fuente de vergüenza secreta. Ambos reclamaron la victoria, aunque ambos temen aceptar que en realidad perdieron, y que la batalla fue sangrienta pero no decidió nada. A pesar de todo, los Devoradores de Mundos no regresaron a Terra, y Angron se negó a detener la colocación de los implantes en sus Astartes.


  • Primera Guerra de Kobolt, Devastación de Thuyela: La 40ª Flota Expedicionaria fue una fuerza exploradora durante la Gran Cruzada que se desplazaba seguida por un destacamento compuesto por Astartes de la 3ª Gran Compañía de los Lobos Espaciales (la Compañía "Tra"). Cuando la 40ª Flota Expedicionaria llegó al espacio de Kobolt se encontró con una raza de xenos humanoides letales y orgullosos, y que no tenían ningún interés en los asuntos humanos. La base de operaciones de los xenos era una gigantesca nave transparente que brillaba como si estuviera hecha de cristal, y que fue apodada por las fuerzas imperiales como "Ciudad Destellante". En realidad la nave era un Mundo Astronave Eldar llamado Thuyela en el lenguaje Eldar. Debido a su caprichosa naturaleza, los Eldar de Thuyela atacaron a la 40ª Flota Expedicionaria sin razón o explicación aparente, y logró detener el avance de la flota imperial. Los comandantes de la flota pidieron ayuda a los Marines Espaciales. Un número desconocido de Astartes de la Gran Compañía de los Lobos Espaciales respondieron a la llamada y pronto aplasatron a los xenos. Mientras la "Ciudad Destellante" quedaba destrozada a su alrededor, los desesperados Eldar se dieron cuenta de que lo perderían todo si continuaban luchando, por lo que los xenos intentaron establecer un acuerdo de rendición con condiciones. Quizá los comandantes imperiales implicados en la operación podrían haberse conformado inocentemente con negociar una simple rendición. Los Lobos Espaciales, por el contrario, no lo hicieron. Thuyela fue saqueada y sus poboladores acabaron siendo masacrados por los Lobos Espaciales. La destrucción provocada fue tan exhaustiva que no quedó nada que las fuerzas imperiales pudieran recuperar o saquear. El destino de los supervivientes de Thuyela, si es que quedó alguno, no consta en ningún registro imperial. Los comandantes del alto mando de la 40ª Flota Expedicionaria quedaron tan horrorizados por el incidente que desde entonces se lo pensaron dos veces antes de volver a requerir de nuevo de los feroces Lobos Espaciales, hasta que se vieron obligados a hacerlo durante el asalto al mundo capital de la Quietud Olámica poco tiempo después.


  • Segunda Guerra de Kobolt, Supression de la Quietud Olámica: Durante la Segunda Guerra de Kobolt, la 40ª Flota Expedicionaria se encontraron con los Lobos Espaciales cerca de Gogmagog Beta, penetrando sin obtener resultado en el territorio de los Abhumanos cibernéticos llamados la Quietud Olámica. Eran una tecnológicamente avanzada civilización humana cibernética fundada durante la Era Oscura de la Tecnología, y que logró sobrevivir a lo largo de los años de la Era de los Conflictos. Durante mil quinientos años estándar, la Quietud logró sobrevivir integrándose tan completamente con su avanzada tecnología, quizá como resultado de una posible influencia xenos, que quedaba poco de ellos que pudiera ser considerado humano. A finales de la Gran Cruzada, poco tiempo antes del Concilio de Nikaea, la 40ª Flota Expedicionaria se encontró con la Quietud. Estos se volvieron inmediatamente hostiles y atacaron a la 40ª Flota en dos acciones separadas, intentando expulsarlos de su espacio. En la segunda de dichas acciones, la Quietud capturó a la tripulación de una de las naves de guerra imperiales. La Quietud ignoró posteriormente un ultimatum imperial para que cesaran las hostilidades y devolvieran a los tripulantes, y en vez de ello les sometieron a torturas y vivisección para obtener información. La Quietud proclamó que la información extraída de aquellos desafortunados sujetos "probó" que el Imperio era solo otro grupo de advenedizos en busca de la herencia de la Humanidad, y que cuando la Era de los Conflictos acabara la Quietud Olámica volvería a la galaxia y adoptaría su justo lugar como los verdaderos herederos del futuro humano. Considerando, por supuesto, inaceptable tal contradicción a la Verdad Imperial, pero equilibrados en lo que a fuerza se refería con las formidables fuerzas de la Quietud, la 40ª Expedición solicitó con renuencia apoyo a las Legiones de Marines Espaciales, representados por la 3ª Gran Compañía de los Lobos Espaciales (la Compañía "Tra") para ayudarles en el asalto al mundo capital de la Quietud. Los Lobos Espaciales iniciaron el ataque al asaltar las instalaciones orbitales sobre el planeta. A pesar de la reputación marcial y la avanzada tecnología de la Quietud, lograron superar con facilidad las formidables defensas, compuestas por gráciles y robustas tropas cibernéticas. Entonces la 40ª Flota Expedicionaria inició un bombardeo orbital contra el planeta, que se probó totalmente inefectivo contra las coberturas gélidas que la Quietud había colocado sobre sus ciudades colmena. Las fuerzas de superficie del Ejército Imperial encontraron más dificultades al aterrizar, a pesar de disponer del apoyo de Titanes y Tanques Superpesados, contra las extrañas armas de energía, similares a faros, acopladas a las torres de defecsa de la Quietud, lo que le pasó una dolorosa factura a las fuerzas imperiales. Tras sufrir graves pérdidas, las fuerzas del Ejército Imperial tuvieron que retirarse a petición de los Lobos Espaciales, lo que enfureció a los altos mandos del Ejército Imperial involucrados en el ataque. En lugar de lanzar otro asalto frontal, los Lobos Espaciales emplearon las vastas instalaciones orbitales que acababan de capturar para lanzar un bombardeo orbital. Sacando la estación espacial de órbita, hicieron que se precipitara a la atmósfera y que impactara contra las ciudades de la Quietud con la fuerza de decenas de miles de armas atómicas, atravesando los escudos de hielo y provocando un daño cataclísmico. Este ataque poco convencional fue seguido por un asalto a gran escala por parte de las fuerzas combinadas de los Astartes y el Ejército Imperial sobre las ciudades incendiadas, que erradicó brutalmente a la Quietud y eliminó toda traza de su presencia de la galaxia. Posteriormente se descubrió que la estación orbital arrojada por los Lobos Espaciales, una instalación que la Quietud había bautizado como "Instrumento", no era una base militar o un arma, sino que sera un vasto archivo que contenía los últimos registros de la totalidad de la cultura y tecnología de la Quietud, con lo que se perdió para siempre para la Humanidad.


  • Pacificación de Necromunda: Los Puños Imperiales consiguieron una gran victoria contra los Orkos en los páramos cenicientos del Mundo Colmena de Necromunda. Los Señores de la Colmena consintieron, en gratitud, que se escogieran reclutas de entre la población, y se consagró como era debido una Fortaleza-Capilla, pero los Puños Imperiales siguieron negándose a aceptar cualquier clase de privilegio en los mundos en los que la Legión reclutaba miembros. A lo largo de la Cruzada se negaron a establecer guarniciones o reclamar diezmos en los mundos recientemente conquistados, optando por seguir siendo una unidad militar con ninguna de las responsabilidades relacionadas con la posesión de un planeta.


  • Subyugación de Sarosh: Poco después de entrar en la Gran Cruzada, la 4ª Flota Expedicionaria de los Ángeles Oscuros entraron en órbita sobre el planeta Sarosh (codificado oficialmente como Sigma Cinco-Uno-Siete), que hasta entonces había estado bajo las órdenes de un oficial de la Legión de los Cicatrices Blancas. Los Saroshi, que estaban regidos por una burocracia, habían mostrado interés en convertirse en parte del Imperio, algo que las fuerzas imperiales estaban ansiosas por permitir, creyendo que estas gentes tenían las mismas creencias seculares que las expresadas por la Verdad Imperial. Sin embargo, los Saroshi (sin habérselo dicho a la expedición imperial) adoraban en secreto a ciertas entidades del Caos de la Disformidad, llamados los Melachim, y veían la postura anti-religiosa pre-Herejía del Imperio como un mal fuera de control. El Alto Lord Exacter, el líder de la burocracia Saroshi, criticó públicamente tanto a Jonson como al Emperador frente al Primarca, y a bordo de la nave insignia de los Ángeles Oscuros. Lion El'Jonson respondió al insulto atravesando con su Espada de Energía el cuerpo del fanático líder Saroshi. Sin que lo supieran los Ángeles Oscuros, los Saroshi habían logrado colar un artefacto nuclear a bordo de la lanzadera con la que habían llegado, pretendiendo asesinar a toda la estructura de mando de la flota, incluyendo a Jonson. Sin embargo, Luther y un joven Bibliotecario llamado Zahariel consiguieron eyectarla al espacio la lanzadera, que solo consiguío causar daños menores al estallar. Tras dicho incidente, Luther, Zaharie y quinientos Ángeles Oscuros fueron enviados de regreso a Caliban, como castigo por haber permitido a un enemigo el hacer llegar un artefacto nuclear a bordo de la nave insignia del Primarca, para controlar el reclutamiento de nuevos Marines Espaciales para la Legión a partir de la población de Caliban.


  • Acatamiento de Byzanthis: Una Flota Expdicionaria de los Ángeles Oscuros, bajo el mando del Señor del Capítulo Merir Astelan, descubrió el lejano mundo de Byzanthis durante su exploración del sistema DX-619. Una señal de radio, débil hasta ser casi inexistente, había atraído a los Ángeles Oscuros, apenas un rumor chisporroteante contra la radiación de fondo del Universo. Otra flota de los Ángeles Oscuros, bajo el mando del Señor del Capítulo Belath, se había unido a la de Astelan apenas dos semanas antes, en el Sistema Calcabrina, tras recibir órdenes del León de que Belath añadiera sus fuerzas a la expedición. Astelan nunca se había encontrado con Belath, pero esto no era raro ni sorprendente. El masivo flujo de guerreros que había entrado en la Legión tras el reescubrimiento de Caliban implicaba que había muchos comandantes que no se habáin encontrado jamás los unos con los otros, al ser lanzados junto con sus fuerzas de combate a las zonas de combate repartidas por toda la galaxia. El que un comandante de Capítulo hubiera sido enviado a ayudar a Astelan resultaba curioso tan solo por el hecho de que no había habido demasiado que hacer para el Capítulo de Astelan, y el hecho de añadir nuevas fuerzas no parecía ir a cambiar eso. Cuandolos dos Señores de Capítulo se encontraron cara a cara, discutieron acerca de sus respectivos enfoques acerca de qué tipo de acción debía ser tomada contra el mundo recién descubierto. Astelan abogaba por realizar un acercamiento pacífico a los habitantes del planeta para cultivar buenas relaciones. Belath insistía en una acción mucho más agresiva, que implicaba someter al planeta mediante la fuerza de las armas. El Señor del Capítulo Astelan previno a Belath que solo debería emplearse la fuerza cuando todas las demás formas de diplomacia se hubieran agotado y fracasado. El Señor del Capítulo más joven no estaba de acuerdo con la valoración del comandante más veterano, pero decidió dejarlo estar y aceptar el cauto curso de acción por el momento. Tras el primer contacto con la población local, la fuerza de desembarco de Astelan se enfrentó con las fuerzas militares locales, quienes sufrieron masivas pérdidas mientras que los Ángeles Oscuros apenas tuvieron que lamentar mínimas pérdidas. Tras recibir un mensaje repetitivo procedente del consejo global del planeta (conocido como el Comité de Naciones),  Astelan intentó hacer concesiones y enmendar el daño causado por el involuntario conflicto comunicándose con el consejo, forzando que los gobiernos estatales trataran con ellos a través del Comité de Naciones, y esperando forjar un destino común para todo el planeta. El Calibanita Señor de Capítulo Belath, mucho más joven que Astelan, no podía permitir que se siguiera semejante curso de acción. El Señor del Capítulo Astelan y uno de sus comandantes estuvieron de acuerdo con encontrarse con el Consejo en su cámara y explicarles sus ideas. Astelan explicó al representante del Consejo los beneficios de convertirse en parte del recientemente forjado Imperio de la Humanidad, bajo la benéfica influencia del Emperador de la Humanidad. Sin embargo, las negociaciones fueron interrumpidas por la inesperada llegada del Señor del Capítulo Belath. Diez masivamente blindados Exterminadores se teleportaron al interior de la cámara y abrieron fuego contra los sorprendidos representantes, masacrando a una buena cantidad de ellos. Belath se dirigió entonces al veterano Astelan y le preguntó si debía ordenar al resto de la flota que atacara, o si deberían teleportarse de vuelta a la órbita. Astelan tenía sentimientos enfrentados de ira e incredulidad. Forzando la mano, Astelan ordenó reluctante el asalto, pero previno a su joven contraparte que la sangre de todos los caídos en Byzanthis mancharía sus manos y que no dejaría que sus acciones escaparan sin castigo. El joven Señor del Capítulo desdeñó las amenazas del comandante veterano e informó a Astelan que ya había enviado un informe a Caliban de lo ocurrido en Byzanthis y que pronto conocería las consecuencias de la desobediencia.


  • Asalto a Dulan: Esta fue una operación conjunta de Acatamiento Imperial llevada a cabo por las Legiones de los Lobos Espaciales y los Ángeles Oscuros. Mientras las Legiones de Marines Espaciales hacían avanzar las fronteras del Imperio, cada Primarca intentaba destacar a ojos del Emperador, y de ellos no había otro que hubiera destacado tanto como Leman Russ, Primarca de los Lobos Espaciales. Solo Horus y Lion El'Jonson podían reclamar más victorias que Russ, lo que no dejaba de ser una frustración constante para él. Fue en el planeta Dulan, en donde los Lobos Espaciales estaban luchando codo con condo con los Ángeles Oscuros, en donde el asunto salió a la luz. El Titano de Durath había insultado personalmente al Emperador al sacrificar a miles de sacerdotes imperiales a su demonio patrón, y tanto Russ como Jonson deseaban el honor de acabar con la vida del hereje. El Tirano de Durath insultó a Russ, lo que hizo que exigiera el derecho a encabezar el ataque a la fortaleza. Johnson le ignoró y lanzó su propio asalto cuidadosamente planeado, matando en persona al Tirano. tras la batalla, Russ se enfrentó a Jonson y le atacó. Ambos lucharon durante un día y una noche. Russ, al final, dejó de atacar al percibir lo humorístico de la situación, momento en el que Jonson le dejó inconsciente, considerando con tal ación que el honor había quedado satisfecho. El derribado Russ fue sacado de la fortaleza por sus hombres y, para cuando volvió en sí, los Ángeles Oscuros ya se habían ido y se dirigían hacia la Campaña de Alisore. Russ juró que vengaría dicha mancha en su honor y, hasta hoy, cada vez que los Lobos Espaciales y los Ángeles Oscuros se encuentran, un miembro de una de las facciones se enfrenta con un miembro de la otra, continuando con el ancestral duelo de sus Primarcas para que el honor quede satisfecho.


  • Asedio de Barrakan: Esta operación de Acatamiento Imperial fue llevada a cabo por los Ángeles Oscuros durante la Gran Cruzada contra los Orkos del planeta Barrakan. Una campaña notable de esta operación de Acatamiento fue la defensa de la Base de Artillería de Endriago. Un Capítulo de los Ángeles Oscuros había quedado aislado por los pieles verdes, quedando atrapado en la base de artillería durante dieciocho meses. Al final, los asediados Astartes acabaron repeliendo los ataques de los alienígenas con los puños desnudos y con piezas de metal afilado recuperados de los fortines bombardeados, pero el Hermano Nemiel no flaqueó ni una sola vez a lo largo de todo ese tiempo. Se había enfrentado a los pieles verdes sin descansar y había exhortado a sus hermanos a acciones cada vez más desafiantes frente a las imposibles probabilidades de éxito. Cuando una basta hacha pielverde le rompió la rodilla, cogió a la bestia por uno de los colmillos y lo pateó hasta matarlo por puro despecho. Cuando la última línea de defensa fue rota, mantuvo su posición frente a un masivo campeón xenos al que se enfrentó en un épico duelo que dio tiempo a su Capítulo a lanzar un contraataque que acabó por fín con la fuerza del enemigo. Al día siguiente, cuando las fuerzas de apoyo consiguieron abrirse paso hasta la base de artillería, se encontarron a Nemiel en las almenas gritando con el resto de sus hermanos. Le costó unos cuantos minutos empesar a sentir las palmadas en su espalda y sus hombros, y se dio cuenta de que el Capítulo no estaba gritando de alegría por la victoria. Le estaban aclamando a él. No mucho después, el Capítulo votó unanimemente para que tomara el lugar del Hermano Redentor Barthiel, quien cayó durante las horas más oscuras del asedio.


  • La Defensa de Tranquility: La Defensa de Tranquility fue un extenso y cruel conflicto, en el que intervinieron los Hijos del Emperador, acaecido en la periferia de la región de la Nebulosa Dalinite durante las primeras fases del avance de la Gran Cruzada dentro de la Franja Este de la galaxia. Bajo el mando supremo de Horus de los Lobos Lunares, varias Flotas Expedicionarias imperiales combinaron sus fuerzas para llevar a cabo una campaña para purificar la Nebulosa Dalinite. Entre dichas fuerzas imperiales estaban los Hijos del Emperador, aunque su número y fuerza militar era bastante limitada al ser solo una Cohorte de apenas 500 guerreros. A pesar de ello, se concedió a los Hijos del Emperador el importante papel de asegurar el planeta Tranquility, en el extremo posterior del avance imperial. Superados por el número de xenos implicados en el asalto, los Hijos del Emperador se vieron forzados a llevar a cabo una retirada táctica hasta el envolvente laberinto de fisuras y acantilados de Tranquility. Sin embargo, a pesar de estar en retirada, los Hijos del Empeerador estaban muy lejos de haber sido derrotados. Al final, la Legión III logró salir triunfante, aniquilando a sus enemigos xenos.


  • Extinción de los Katara: El xenocidio de los alienígenas Katara fue una brutal campaña de exterminio llevada a cabo contra esta insular especie abhumana evolucionada en el Sistema Kenuit en la Era de los Conflictos. El teniente Comadante Abdemon ordenó la invasión del mayor complejo ciudadano de Katara, empezando por un bombardeo orbital. La habilidad con la que los Katara manejaron sus armas resultó sorprendente hasta para los Hijos del Emperador. Los representantes diplomáticos de los Katara volvieron a presentarse después de que cientos de sus guerreros murieran en enloquecidos ataques aparentemente interpretados, y solicitaron volver a reunirse con los representantes imperiales bajo bandera de tregua. Los diplomáticos Kataranos hicieron una propuesta: que el resultado de la guerra fuera decidido por un campeón elegido de cada uno de los bandos. Los Hijos del Emperador emergieron triunfantes del desafío. Los representantes Katara ordenaron que lo que se sabría de aquella guerra es que se enfrentaron a un enemigo en igualdad de honor, pero en inferioridad de habilidad. Una vez dada la orden, los líderes Kataranos se arrojaron sobre sus espadas antes los Hijos del Emperador. A lo largo y ancho de sus dominios, todos y cada uno de los Katara siguió a sus líderes a la muerte, y las ciudades Kataranas se conviertieron en gigantescas tumbas.


  • Acatamiento de Praxil: El Sistema Praxil fue colonizado por la Humanidad en el distante pasado, y se había mantenido aislado durante milenios. Aunque el traer a Praxil al Acatamiento imperial haría que el Imperio recibiera un gran renombre, esta formidable civilización se negó a doblegarse ante la luz de la Verdad Imperial, y por contra se prepararon para luchar para mantener su independencia. Su flota de guerra era formidable, y consiguió repeler los avances iniciales de la  Flota Expedicionaria imperial. Y si las naves de guerra de los praxil eran formidables, sus guerreros resultaron ser letales de necesidad. El Imperio deseaba aplicar las riquezas y recursos de Praxil para cubrir las necesidades de la Gran Cruzada,  por lo que asegurar la posesión de Praxil recayó a una fuerza de los Hijos del Emperador del tamaño de un Cuerpo de Ejército, apoyada por elementos seleccionados del Ejército Imperial  y las fuerzas del Mechanicum. Un representante del Consejo de Guerra de Terra indicó que el Lord Comandante de los Hijos del Emperador, Iddinam, al que se le asignó el mando del Acatamiento de Praxil, nunca admitiría que neceistaba ayuda, por lo que envió una solicitud de refuerzos a Terra. Pronto algunos elementos de la Legión de los Ángeles Sangrientos, bajo el mando del Señor del Capítulo Raldoron y el Mariscal Cazimus de los Puños Imperiales llegaron al sistema para reforzar a las asediadas fuerzas imperiales. A pesar de sus recelos y del daño a su honor personal, el Lord Comandante aceptó la ayuda de sus Legiones hermanas, y pronto desarrolló planes para lanzar una segunda ofensiva contra los Praxil. Empleando las fuerzas de las Legiones de los Ángeles Sangrientos y los Puños Imperiales, los Hijos del Emperador lanzaron una exitosa segunda ofensiva contra los Praxil que pronto concluyó con la victoria imperial. Sin embargo, el Lord Comandante Iddinam rehusó reconocer su papel en lograr el Acatamiento de Praxil, y posteriormente resultó estar implicado en la conspiración de su traicionera Legión durante la Atrocidad de Istvaan III.


  • Acatamiento de Justice Rock: Esta fue la primera campaña de Acatamiento Imperial de los Guerreros de Hierro, y fue llevada a cabo contra el planeta Justice Rock y los heréticos Jueces Negros. Los reclutas Astartes de los Guerreros de Hierro recientemente llegados del mundo natal de la Legión, Olympia, se comportaron increíblemente bien, y su triunfal retorno fue conmemorado en el famoso Fresco de Palimodes, hoy día solo conocido a través de fragmentados holoregistros.


  • Acatamiento de la Espiral de Araaki: Una campaña de Acatamiento Imperial fue desempeñada por las de los Legiones de los Guerreros de Hierro, los Puños Imperiales, los Ángeles Oscuros y los Cicatrices blancas, en una región del espacio conocida como la Espiral Araaki. Los Araakitas estaban muy versados en el arte de la construcción de fortalezas, y sus fortalezas estaban excavadas profundamente en torno a pasos estrechos, colinas remotas y barreras naturales del paisaje. Una vez más, los Guerreros de Hierro fueron enviados a un sistema estelar resistente para llevar a cabo una brutal guerra de asedio contra aquellos formidables constructores de fortalezas. Le costaría bastantes años a la Legión IV el recuperar su antigua fuerza debido a las bajas infligidas durante la fatigosa guerra de desgaste que sus Astartes sufieron en la Espiral Araaki. Tras la inevitable victoria imperial, se compusieron grandes obras de arte y versos heróicos, celebrando el coraje de las otras Legiones de Marines Espaciales, pero la sombría labor de los Guerreros de Hierro pareció no ser merecedora de mención alguna en los montones de poesías y obras de arte.


  • Pacificación de Schravaan: Esta fue una operación conjunta de Acatamiento Imperial llevada a cabo por las Legiones de los Hijos del Emperador, los Guerreros de Hierro, los Puños Imperiales y los Lobos Lunares contra los xenos Badoon del planeta Schravaan. Los Guerreros de Hierro obtuvieron una gran victoria al arrasar el último refugio de los Badoon, atravesando sus defensas y manteniéndolo bajo control mientras las demás Legiones se ocupaban de la ciudad. Duirante el festín de la victoria que siguió, Horus proclamó que Perturabo era el mayor maestro en guerra de asedio de la Gran CruzadaFulgrim le preguntó a su hermano Rogal Dorn si creía que las defensas del Palacio Imperial serían capaces de detener a los Guerreros de Hierro, a lo que Dorn replicó que dichas defensas serían inexpugnables por muy bien que se preparara el asalto. Perturabo montó en cólera y lanzó acusaciones infundadas acerca de su hermano. Después de aquello, Dorn y Perturabo apenas volvieron a cruzar palabra, y sus Legiones no volvieron a colaborar en la misma campaña durante el resto de la Cruzada.



  • Xenocidio de X173 Plural: Esta operación de Acatamiento Imperial fue llevada a cabo de forma conjunta por la Legión de los Cicatrices Blancas y el componente del Ejército Imperial adscrito a la 40ª Flota Expedicionaria, un destacamento compuesto por los soldados geno-mejorados de la  División Kill G9K. Esta campaña contra xenos de tipo desconocido se desarrolló, durante seis largos meses, en el planeta designado como X173 Plural, y durante la operación las tropas de la G9K acabaron por admirar la concentración, dedicación y falta de piedad de los Cicatrices Blancas.



  • Acatamiento de Tarsis: Esta operación de Acatamiento Imperial fue llevado a cabo en el planeta Tarsis por la Legión de los Ultramarines contra unos asaltantes desconocidos. Durante el ataque, el Primarca Roboute Guilliman fue atacado por un asaltante desconocido, pero fue salvado por un soldado originario del planeta. En una suprema muestra de humildad, Guilliman se arrodilló ante el soldado y pronuinció un juramento de guerrero por el cual si el planeta volviera a necesitar ayuda en un futuro, los Ultramarines acudirían sin dudar. En uno de los tiempos de la capital del planeta, Erebus, se creó un mosaico de enormes proporciones, el Frescos de Tarsis. Esta obra fue creada por un artista desconocido que recubrió los muros el techo y hasta el suelo con el mosaico, recubriendo toda la cámara como si fuera un único lienzo. Este fresco mostraba los acontecimientos ocurridos durante la Gran Cruzada. En agradedicimiento a Guilliman y los Ultramarines, el planeta cambió su nombre a Tarsis Ultra en honor de sus salvadores.


  • La Troika Kamenka: Esta campaña de exterminio contra los bárbaros Orkos de la Troika Kamenka se desarrolló casi en la mitad de la Gran Cruzada. El Emperador encomendó a los Mil Hijos, a la Legión Titánica Legio Astorum y a una unidad de Eugénicos Panpacíficos del Ejército Imperial la tarea de expulsar a aquellos salvajes xenos de los tres planetas satélites de Kamenka Ulizarna, un planeta reclamado por el Adeptus Mechanicus de Marte. El salvajismo del conflicto, la carnicería producida y el agotador e ininterrumpido desgaste dejó a decenas de muertos en su estela. Las fuerzas imperiales obtuvieron la victoria tras dos largos años de conflicto, obteniendo gran cantidad de honores para sus estandartes, aunque teniendo que pagar un altísimo precio en vidas, entre ellas las de 873 Hermanos de Batalla de la 5ª Hermandad de los Mil Hijos, lo que eliminó de forma efectiva a tal unidad como elemento militar funcional. Este hecho obligó a Magnus el Rojo a reducir el número de Hermandades de su Legión de las diez existentes a las nueve clásicas Hermandades de la antigüedad de Prospero (el Pesedjet). Otro resultado fue que los Mil Hijos decidieron honrar a la Legio Astorum recuperando los restos del último Titán en caer de la Astorum, el Canis Vertex, reparándolo y transportándolo hasta Prospero para colocarlo en la pirámide del Culto de Pyrae. El Canis Vertex logró volver a caminar casi un siglo después, durante la Batalla de Prospero.



  • Acatamiento de Tethonus: Los Lobos Lunares lucharon contra una amenaza xenos no identificada en los registros imperiales mientras intentaban llevar el Acatamiento Imperial, mediante un largo asedio, a los estados-fortaleza xenos del planeta Tethonus. Horus había encargado a los señores del Mundo Forja de Diamat fabricar máquinas de asedio de tamaño continental: vastas piezas de artillería que pudieran devastar las más poderosas fortificaciones. Sin embargo, a los maestros de forja les costó más de lo planeado el concluir el encargo de máquinas de guerra. Para cuando lo tuvieron listo, la campaña de Tethonus había acabado hacía ya un año y medio estándar, y Horus estaba ya ocupado en otras conquistas. Por ello, las armas fueron depositadas en Diamat a la espera del día en el que se volvieran a hacer necesarias. Cincuenta años estándar después, Horus revelaría su perfidia en Istvaan III, y enviaría a sus fuerzas para recuperar las armas de asedio para poder emplearlas posteriormente en su intento de deponer al Emperador de la Humanidad.


  • Batalla de Gyros-Thravian: La Batalla de Gyros-Thravian fue una masiva acción de Acatamiento llevada a cabo por tres Legiones de Marines Espaciales, los Lobos Lunares, la Guardia de la Muerte y los Puños Imperiales, enfrentándolos contra el masivo poder del Kaudillo Orko Gharkul Blackfang, uno de los más poderosos Kaudillos Orkos encontrados hasta entonces. A pesar de las fuerzas reunidas en contra de la vil amenaza pielverde. fueron las fuerzas imperiales las que estuvieron al borde de la derrota absoluta. Fue entonces cunado el Emperador en persona, a bordo de su nave insignia, la "Bucephalus", acudió en ayuda de Sus hijos, encabezando una fuerza de 1000 Legio Custodes hasta el mismo corazón de la poderosa horda Orka. Blackfang se enfreentó al Emperador y murió sobre el techo de su Gargante, mientras que los Custodios procedieron a aniquilar por completo al resto de los pielesverdes. Los Custodios fueron acreditados con la carnicería de Orkos, acabando con las vidas de casi 10000 de los salvajes xenos, perdiendo tan solo tres Custodios en el proceso. Tras aquella victoria temporal, el Emperador conmemoró el sacrificio de los Custodios grabando el nombre de los tres Custodios caídos en su propia Servoarmadura.


  • Acatamiento de Cinco-Veinte-Nueve: Esta operación de Acatamiento Imperial fue llevada a cabo por la Legión Alfa contra un adversario de origen desconocido en el planeta designado Cinco-Veinte-Nueve.


  • Acatamiento de los Mundos de Ferinus: Esta acción de Acatamiento Imperial fue llevada a cabo por las fuerzas combinadas de la Legión Alfa y un grupo de vigilancia del Ejército Imperial compuesto por el Geno Siete-Sesenta Espartocida. El Siete-Sesenta era un regimiento muy bien entrenado y no se asustaba con facilidad, representando un papel primordial durante el Acatamiento de los Mundos de Ferinus.


  • Acatamiento de Thorium Abominiplex: Esta acción de Acatamiento Imperial fue llevada en conjunto por las Legiones de la Guardia de la Muerte y la Legión Alfa contra un enemigo no identiicado en ningún registro.

935.M30

El Emperador de la Humanidad encuentra a Magnus el Rojo en Prospero y lo reúne con la Legión XV. Magnus les dará el nombre de los Mil Hijos.


945.M30

La 4ª Flota Expedicionaria descubre Sarosh. Harlad Furst es designado como Gobernador Imperial, pero la impenetrable burocracia del planeta evita que pueda llevarse a cabo ninguna acción referente al Acatamiento hasta pasado un año. Los Saroshi intentaron destruir el "Razón Invencible" con un arma nuclear, pero acabaron siendo derrotados.


947.M30

Acatamiento de Davin: El Mundo Salvaje de Davin, codificado como Sesenta y Tres - Ocho (63-8), fue el octavo mundo llevado al acatamiento Imperial por la 63ª Flota Expedicionaria de la Legión XVI unos 60 años estándar antes del comienzo de la Herejía de Horus. Los salvajes guerreros indigenas del planeta intentaron brevemente evitar ser conquistado por el Imperio, pero se vieron forzados a rendirse al verse compeltamente superados militarmente por los Astartes. Se permitió a las tribus guerreras el mantenerse prácticamente intactas, ya que habían impresionado a Horus por su coraje en el campo de batalla y por su voluntad de aprender y adaptarse a la cultura imperial. La campaña militar fue breve, y los Lobos Lunares partieron justo después de la rendición de los Davinitas, llevándose con ellos el concepto de las Logias de Guerreros, que pronto fue adoptado en toda la flota de los Lobos Lunares. Kor Phaeron, de los Portadores de la Palabra, se quedaría atrás para iluminar a los Davinitas. Eugen Temba fue ascendido a Gobernador Planetario. Posteriormente su nave, la "Gloria de Terra", se estrellaría en la luna de Davin.


948.M30




  • Una flota de los Lobos Lunares capitaneada por Horus respondió a la llamada de auxilio de una nave exploradora que se había visto atraída a un campo de minas. Horus descubrió psoteriormente que los atacantes habían abordado la nave y se enfrenta cara a cara con el líder de los intrusos: el último Primarca, Alfarius Omegón. Alfarius permanecería al lado de Horus durante varios meses antes de viajar hasta Terra y encontrarse con el Emperador.


964.M30

Castigo de Khur: Casi seis décadas después de haber sido sometido al Acatamiento Imperial, y unos cuarenta y tres años antes del comienzo de la Herejía de Horus, la Legión XIII, los Ultramarines, casi destruyeron por completo en tan solo siete días la ciudad de Monarchia, en el planeta Khur, obedeciendo órdenes del Emperador como ejemplo tanto para el Primarca Lorgar y su Legión de los Portadores de la Palabra de que no sería permitida ninguna clase de violación de la Verdad Imperial reacionada con estimular el error continuado de la fe religiosa y la dispersión de cualquier forma de doctrina idólatra. Lorgar y los Portadores de la Palabra llegaron dos meses después, y el Emperador obligó al Primarca y a su Legión a arrodillarse ante él y ante Roboute Guilliman en medio de las ruinas de la Ciudad Perfecta y sus asesinados habitantes. Solo hubo siete supervivientes, entre ellos Cyrene Valantion. La destrucción de Monarchia, llevada a cabo contra un monumento de adoración al Dios-Emperador llamado "La Ciudad Perfecta", aplastó la moral de Lorgar y de sus Marines Espaciales, empujándolos a buscar nuevos dioses merecedores de su adoración, a saber, los Poderes Ruinosos del Caos.


966.M30

Peregrinación de Lorgar: La Peregrinación de Lorgar fue la búsqueda espiritual llevada a cabo por el Primarca Lorgar de la Legión de  Marines Espaciales de los Portadores de la Palabra durante la Gran Cruzada. Su objetivo era descubrir si las ancestrales creencias de la Humanidad en las entidades sobrenaturales tenían algo de verdad o si la atea y racional Verdad Imperial de su padrre, el Emperador de la Humanidad, era la filosofía correcta para guiar a la Humanidad hacia su futuro. En el transcurso de su peregrinaje, Lorgar descubrió que el Emperador había mentido y que en verdad existían criaturas sobrenaturales, más concretamente, los Dioses del Caos. Dado que eran los únicos dioses que parecían existir, Lorgar creyó que eran dignos de la adoración de la Humanidad. Lorgar invertiría los siguientes 40 años estándar en intentar convencer a sus hermanos Primarcas para que se entregaran al Caos, y fue el responsable final de poner en marcha los acontecimientos que desembocarían en la cataclísmica Herejía de Horus.


967.M30

Purga de Cuarenta y Siete Dieciseis:  Cuarenta y Siete-Dieciseis fue el primer planeta que los Portadores de la Palabra sometieron al Acatamiento Imperial tras la reprimenda a la que el Emperador les había sometido en Khur. El mundo humano perdido se regocijó al principio de verse unidos de nuevo con sus hermanos largo tiempo atrás perdidos entre las estrellas. Durante cuatro mil años Terranos pensaron que estaban solos en el Universo, algo que cambió cuando llegó la Legión XVII. Recibieron a los Portadores de la Palabra con los brazos abiertos, mirando a los enormes guerreros Astartes vestidos de gris con temor y reverencia. Tras su retorno a las naves en órbita, el Primer Capitán Kor Phaeron comentó que las gentes de Cuarenta y Siete-Dieciseis eran "adoradores irrevocablemente corruptos de una deidad pagana". Los humanos del planeta parecían venerar a un titánico coloso profano conocido como el "Señor de la Tormenta". Debido a que el Emperador había criticado a su Primarca y a la Legión XVII por su lentitud al llevar mundos al Acatamiento y por sus violaciones de la Verdad Imperial, los Portadores de la Palabra se negaron a contrariar de nuevo al Emperador. La Legión XVII no tenía tiempo para convertir a la población de Cuarenta y Siete-Dieciseis a la Verdad Imperial, ydado que sis creencias profanas parecían ser incompatibles con la orden del Imperio, el planeta debería ser purgado. Menos de 24 horas después más de 190 millones de personas, casi el 98% de la población del condenado mundo, habían muerto. Solo sobrevivió una ciudad al bombardeo orbital de 12 horas, en el que continentes enteros desaparecieron en medio de la llamas. Dicha ciudad era la capital , en la que se encontraba asentado el gobierno y en la que se centraba su adoración blasfema. El profano templo-palacio estaba protegido por una burbuja de energía multicolor. Cinco Compañías completas de lso Portadores de la Palabra fueron desplegados en la superficie del planeta para acabar con el exterminio. Tras luchar a través de montañas de máquinas de guerra, dotadas de inteligencia artifcial, el Capitán Sor Talgron y su 34ª Compañía encabezaron el asalto y acabaron por penetrar, sufriendo má spérdidas de las que tenían previstas. Dentro de la cúpula del templo se habían reunido centenares de supervivientes humanos, así como los líderes políticos del planeta Cuarenta y Siete-Dieciseis. Sor Talgron habló con el sacerdote jefe y descubrió, para su sorpresa, que aquella gente adoraba al Emperador como a un Dios, y que deseaban unirse al Imperio. Sor Talgron se sintió culpable por el genocidio cometido por su Legión debido al malentendido. Tras informar al Primarca de lo ocurrido, el Primer Capitán Kor Phaeron y un grupo de 100 Exterminadores se teleportaron a la superficie, materializándose dentro de la cúpula con sus armas apuntadas sobre los adoradores humanos. Entonces fue ciando Lorgar y el Primer Capellán Erebus se materializaron y se hicieron ver. El Primarca pasó por alto el hecho de que los habitantes del planeta adoraran al Emperador como a un Dios, habiéndose hecho además, de alguna forma, con una copia de la "Lectio Divinitatus" escrita por el propio Lorgar. Lorgar informó a Talgron que había comenzado a escribir una nueva obra maestra que haría que todo el mundo olvidara la ya obsoleta "Lectio Divinatus". Dicha obra sería el profano Libro de Lorgar. La gente de Cuarenta y Siete-Diciseis fue condenada, ya que la ignorancia no era excusa para violar la Verdad Imperial. El Primarca explicó al Capitán Talgron que, en ocasiones, era necesario hacer sacrificios. Después, al dar una señal a su Primer Capitán, los supervivientes de Cuarenta y Siete-Dieciseis fueron masacrados en una descarga de proyectiles de Bólter de Asalto. Los Portadores de la Palabra llevaron al Acatamiento al planeta Cuarenta y Siete-Dieciseis al masacrar a cada uno de los habitantes del planeta, aproximadamente unos doscientos millones de personas, en un solo día.

976.M30

Dwell es llevado a la obediencia.


985.M30

Asalto a Dahinta: En el planeta Dahinta, los Lobos Lunares se enfrentaron a una raza de máquinas conscientes que se daban el nombre de los Controladores, y que estaban dirigidos por una inteligencia artificial conocida como el Archidroide. Una de las órdenes más antiguas y duraderas del Emperador era que no debía permitirse existir a ningna clase de máquina pensante, ya que estas casi habían provicado la extinción de la Humanidad al rebelarse contra sus amos humanos durante la Era Oscura de la Tecnología. A pesar de sufrir graves pérdidas, la smáquinas pensantes fueron borradas de la faz de Dahinta por el salvajismo de los Astartes. Solo tras el final de la campaña se conoció toda la verdad Only after the campaign had ended was the full truth learned: los Controladores habían sido creados por unos distante sparientes del género humano que habían colonizado Dahinta, quizá durante la Era de la Tecnología. Los Controladores habían velado por las devastadas ciudades de sus antiguos amos mucho tiempo después de que estos se hubieran extinguido o se hubieran ido de aquel planeta.


992.M30

Acatamiento de Istvaan III: El planeta Istvaan III fue llevado al Acatamiento Imperial por la 27ª Flota Expedicionaria comandada por el Primarca Corax. Las fuerzas militares de los indígenas Istvaanianos eran soldados profesionales qie no se dejaron doblegar fácilmente, incluso enfrentados al poder de los Marines Espaciales. Hubo cierta resistencia, pero los últimos elementos de la agresiva facción acabaron por ser destruidos por la Guardia del Cuervo en el Vallle de Redarth de Istvaaan III. Una delegación Istvaaniana se rindió formalmente ante el Primarca Corax y las 800 Compañías de marines Espaciales de la Guardia del Cuervo que componían la Legión XIX. Se arrodillaron como un enemigo derrotado, pero se les dió la bienvenida como a ciudadanos del Imperio. Aunque habían luchado unos contra otros, la Verdad Imperial se impuso y los Istvaanianos juraron seguir sus enseñanzas. Al demostrar ser hombres y mujeres sabios y civilizados, se les consideró como compañeros válidos de los demás mundos que conformaban el Imperio. La Orden de los Rememoradores todavía no había sido impuesta sobre las Legiones de Marines Espaciales por el Consejo de Terra por aquel entonces, pero se dejó atrás a un importante contingente civil para comenzar con el proceso de integración de la población de Istvaan a la Verdad Imperial. Vardus Praal fue dejado atrás como el Gobernador Imperial del planeta, para dirigir Istvaan III en nombre del Imperio, asegurar la continuidad del proceso de Acatamiento y para comenzar a desmantelar las tradicionales estructuras religiosas que habían definido hasta entonces a la sociedad autóctona del planeta. Sin que Corax y la Guardia del Cuervo lo supieran para entonces, sería necesario regresar quince años estándar más tarde al Sistema Istvaan, en concreto a Istvaan V, para hacer responder al rebelde Horus por sus actos.


996.M30

Los Lobos Lunares hallan un detallado y completo mapa de la antigua Terra en un bunker entrerrado a diez kilómetros de profundidad en un mundo muerto.


998.M30

Supresión de Kernunnos: Esta operación fue una acción de Acatamiento Imperial llevada a cabo por el Señor Lobo Bulveye, de la 13ª Compañía de los Lobos Espaciales y el contingente del Ejército Imperial conocido como los Dragones Arcturanos sobre el planeta Kernunnos del Sector Lammas. Cuando la 954ª Flota Expedicionaria llegó al Sector Lammas, trajeron consigo las buenas influencias y la Verdad Imperial del Emperador. Sin embargo, a pesar del abierto gesto de paz del Señor Lobo, los doce autoproclamados Tiranos regentes de Lammas escupieron sobre el gesto de paz y unidad y rehusaron unirse al Imperio, haciendo que Bulveye jurara no detenerse hasta verlos depuestos. Siete años después, las flotas de los Tiranos estaban destruidas y sus ejércitos se habían dispersado. Los Tiranos fueron depuestos y toda su riqueza fue destinada a ayudar a reparar lo que se había perdido y asegurar que los planetas del Sector Lammas se convirtieran en prosperos y estables miembros del Imperio.


999.M30

Margen de tiempo más temprano en el que el Gobernador Planetario Vardus Praal de Istvaan III pudo haber olvidado sus juramentos de lealtad al Imperio.


000.M31

Las fuerzas militares del Imperio se enfrentan a los Orkos de Charhack en el Sistema Pargor Hith.


001.M31

  • Campaña de Aghoru: El Acatamiento Imperial del planeta Aghoru (codificado oficialmente como 28-16 en los registros imperiales) fue una acción llevada a cabo por las unidades de la Legión de los Mil Hijos, lograda mediante diplomacia, y un éxito completo. No obstante, se produjeron combates secundarios contra una aparente infestación de criaturas de la Disformidad (seres conocidos por la población local como "Elohim") en los pasajes subterraneos de una cima titánica que se alzaba hasta alturas mayores que las del Olympus Mons de Marte. Las fuerzas de los Mil Hijos recibieron apoyo en esta operación por parte de una pequeña unidad procedente de la Legión de los Lobos Espaciales.
  • Cúmulo de Ark Reach: El Cúmulo de Ark Reach fue descubierto por la 47ª Flota Expedicionaria de la Legión de los Portadores de la Palabra. Era un grupo de estrellas binarias ocupadas por un conjunto de imperios planetarios beligerantes que rechazaron la oferta del Imperio de convertirse en parte del creciente territorio del Emperador. Esta acción de Acatamiento Imperial de la Gran Cruzada fue completada a través de los esfuerzos combinados de las Legiones de los Mil Hijos, junto con elementos provenientes de los Lobos Espaciales y los Portadores de la Palabra. Los cuatro primeros sistemas estelares cayeron ante los Portadores de la Palabra y los Lobos Espaciales. Pero para el quinto y el sexto mundo, conocido como Shrike, necesitaron la ayuda de los Mil Hijos. Durante las fases finales de la campaña la Legión XV volvió a sufrir del temido "Cambio de Carne", lo que ayudó a cimentar la eterna enemistad entre los Mil Hijos y los Lobos Espaciales, quienes consideraban como 'impuros' a sus primos.
  • Asalto a Nurth: El Mundo Desértico de Nurth fue descubierto durante la Gran Cruzada por la 670ª Flotya Expedicionaria bajo el mando del Lord Comandante Teng Namitjira. Nurth era un mundo colonial humano perdido. La población se negaba a aceptar la luz de la verdad Imperial, y optaron por no unirse al Imperio de la Humanidad, lo que desembocó en una campaña de acatamiento extensa e interminable que acabaría por acarrera la muerte del planeta. El Primarca Alfarius y un destacamento de su Legión XX, la Legión Alfa, luchó junto con las fuerzas de la 670ª Expedición durante la trágica campaña lanzada para llevar al planeta Nurth al Acatamiento Imperial, pero nunca formó parte de forma oficial del orden de batalla de la 670ª Expedición. El Lord Comandante Namitjira siguió manteniendo el mando de forma oficial durante la operación, pero casi siempre acabó obedeciendo las órdenes del Primarca. Cuando se produjo el primer contacto del Imperio con Nurth, el planeta era un mundo desértico primitivo y preindustrial con detalles geográficos típicos de un entorno tan árido. La excepción a la regla era el puerto de Mon Lo, situado en la ciudad del mismo nombre. Aunque el puerto parecía ser perfectamente natural para el observador casual, era en realidad una construcción artificial de principio a fin, creada 11826 años terranos antes de la llegada al planeta de las fuerzas imperiales por parte de la organización xenos conocida como La Cábala. Antes de que los cambios medioambientales llenaran de agua el puerto de Mon Lo, la bahía había servido como una gigantesca plataforma de aterrizaje o 'estación de paso' para la masiva nave principal de la Cábala. Es por eso que un detallado escanner orbital de Mon Lo mostraba rasgos similares a los hallados en otros mundos en los que existían otras estaciones de paso de la Cábala en las que el cuartel móvil de la Cábala hubiera estado anclada durante un tiempo. Otra ubicación que presentaba rasgos geográficos inusuales era la ciudad de Tel Khat, también conocida como Caras. La llanura que rodeaba la ciudad estaba cubierta con antiguos y desgastados bustos humanos hechos de diorita que variaban en lamaño desde el de un guijarro al de un peñasco. Por razones desconocidas, la superficie de Nurth tenía una curiosa coloración en naranjas y rojos, y el cielo era de un azul inusualmente brillante. Todo ello, unido al brillo del entorno desértico, hacía obligatorio el uso de protección ocular para todas las tropas que operaban en el planeta, para evitar tanto la desorientación como el daño ocular. Nurth acabó siendo destruido por los propios habitantes del planeta ya que, cuando se encontraban a punto de perder la guerra contra las fuerzas imperiales, el Echvehnurth, las fuerzas militares de Nurth, que estaban corrompidas por el Caos, activaron un arma del Caos conocida como Cubo Negro, una antiquísima arma de destrucción planetaria creada eones antes por las primeras razas inteligentes de la galaxia. Este arma, empleando métodos desconocidos, transformó el clima del planeta, convirtiendo el aire en unos vapores nocivos para toda forma de vida y generando vientos tan fuertes que arrancaron el suelo de la roca viva, y elevando la temperatura hasta hacer hervir los océanos. En cuestión de días el proceso concluyó, dejando a Nurth convertido en un Mundo Muerto.
  • Acatamiento de Caldera: Esta fue una campaña inusual de la Gran Cruzada, que implicó llevar al Acatamiento Imperial al planeta 154-4, conocido por sus habitantes como Ibsen. La Legión de los Salamandras, comandada por su Primarca Vulkan, se reunió con las Legiones de la Guardia de la Muerte y los Manos de Hierro, que también iban comandadas por sus respectivos Primarcas. El mundo estaba sin desarrollar, y en su mayoría no era habitable por los humanos, pero disponía de importantes yacimientos mineros. Sin embargo, a la hora de hacerse con el control del planeta las fuerzas imperiales se encontraron con una fuerte resistencia por parte de los Eldars, quienes habían instalado una guarnición en Ibsen. Las fuerzas Eldars, que incluían Videntes, Brujos y otros guerreros psiquicos, no podía esperar derrotar a una sola Legión de Astartes, y ni mucho menos a tres de ellas. El misterio se acrecentó al descubrir que las primitivas tribus de humanos semisalvajes que habitaban el planeta parecían tratar mejor a los Eldars, o al menos, no recibían con gusto a sus supuestos liberadores humanos. Los Salamandras y las demás fuerzas imperiales, como era de esperar, derrotaron con facilidad a los Eldars. Tras la conquista los Salamandras descubrieron que los Eldars habían estado defendiendo una red de menhires que servían como nodos psíquicos y que desembocaban en un enorme arco, en el lugar en el que los xenos y los Astartes habían luchado con mayor fiereza. El arco había sido localizado por un Rememorador adscrito a los Salamandras, con el cual Vulkan sostuvo una enervante conversación justo antes de la batalla. Tras el final de aquella carnicería, Vulkan vio al Rememorador recogiendo algo al lado del arco, y desapareciendo justo después. Siguiéndole, Vulkan y sus Guardias de Pira de élite descendieron a las cámaras que se encontraban bajo él a través de un portal que existía en su base. Allí se encontraron con una cruda ceremonia de protección en pleno desarrollo, dirigida por los primitivos sacerdotes tribales, que se preparaban para sacrificar a una anciana bruja de los Eldars Oscuros. Al final, Vulkan descubrió la verdad: el arco era en realidad una entrada a la Telaraña (aunque nadie en el Imperio, Vulkan incluído, sabía nada de ello por aquel entonces). Vulkan había visto una 'puerta' similar en otra ocasión, en su juventud en Nocturne, que los Eldars Oscuros usaban repetidamente para atacar y saquear el planeta. Los Eldars habían tomado el control del portal al derrotar a sus oscuros primos, y en el proceso habían liberado a la población indígena humana de Ibsen de los horrores de los ataques de los Eldars Oscuros. Era por aquello por lo que los habitantes del planeta veían a los Eldars como a sus libertadores. Aterrorizados por la derrota de sus libertadores ante las fuerzas del Imperio, los nativos habían decidido sacrificar a su cautiva Eldar Oscura en un intento de evitar el retorno inevitable de su raza. El "rememorador", al que no fue posible encontrar después, había sido en realidad el Emperador disfrazado, quien había mostrado un interés particular por la misión, teniendo en cuenta la masiva cantidad de recursos que asignó a ella. Vulkan ordeno que Ibsen y su irremediablemente corrompida población fuera purificada por las llamas. Después de aquello renombró al purificado Mundo Muerto, muy similar a Nocturne, como Caldera. A partir de entonces, el planeta quedó dispuesto para recibir nuevos colonos humanos y ser explotado para beneficio del Imperio.

002.M31

  • Acatamiento de Melchior: La operación de Acatamiento Imperial de Melchior fue una campaña conjunta llevada a cabo por las Legiones de los Lobos Lunares y los Ángeles Sangrientos. El planeta era el último bastión de una especie xenos conocida como los Nephilim, masivas entidades de forma más o menos humanoide lisos como estatuas de esteatita con formas abstactas parecidas a brazos y piernas. Sus cabezas abovedadas y sin cuello surgían directamente de entre sus hombros, y la superficie de sus cráneos estaba rodeada de fisuras olfativas y manchas ópticas. Bajo la luz del día, los Nephilim parecían objetos de cristal soplado cuya piel semitransparente destellaba. Los Nephilim se movían con lentitud y cuidado, como si fueran criaturas marinas vistas a través de las paredes de un acuario. Se movían de forma engañosamente lenta, como si nadaran, pero de desearlo podían moverse con enorme rapidez, corriendo y esquivando, lo que los hacía difíciles de alcanzar con un disparo. Los gigantescos alienígenas, burlándose del gran sueño de la Humanidad de unidad y paz, habían dejado tras de si una estela de destrucción que había reclamado más de un centenar de planetas antes de que se asentaran en Melchior. Sagan, la Espina DeCora, Orpheo Minoris, Beta Rigel II... cada uno de aquellos planetas habían sido despojados de toda vida humana cuando las poblaciones de los mismos fueron agrupados en capillas empáticas tan grandes como montañas, tras lo que fueron lentamente consumidos. Incluso el nombre que escogieron, Nephilim, el nombre de los serafines caídos, era un término tomado de la antigua mitología humana de Terra, Caliban y Barac. El verdadero horror era que los Nephilim empleaban a aquellos que los adoraban como carne de cañón, atando a los dóciles, los solitarios, los temerosos y los afligidos con su ideal de una apoteosis obtenible. Sometían a sus víctimas con historias de una existencia eterna para los fieles y de lamentaciones sin fin para los agnósticos, y eran muy buenos a la hora de convencer a los incrédulos. Puede que los xenos realmente creyeran que lo que estaban haciendo era acercar a sus víctimas a una forma más allá de la carne, a una vida más allá de la vida paradisíaca en un estado celestial eterno. Empleando su avanzada tecnología implantaban partes de sí mismos en sus esclavos para acelerar su comunión. Cortaban su propia carne y hacían máscaras vivientes para marcar a sus devotos. Los Nephilim controlaban sus mentes, tanto a través del poder transmitido de su voluntad como a traves del débil caracter de aquellos que elegían. Eran una afrenta a la esperanza del Emperador de la creación de una galaxia racional y secular que propugnaba la Verdad Imperial. Representaban no solo una ofensa por su corrupción de la pureza del valioso ideal humano, sino también por su insidioso engaño al llevarse con ellos a aquellos que estupidamente les otorgaban su lealtad, porque los alienígenas se alimentaban, según descubrieron e informaron los Marines Exploradores de los Ángeles Sangrientos y los Lobos Lunares, de las vidas de aquellos que los apreciaban. Las capillas vacías estaban inundadas de pilas de cadáveres resecos, cuerpos que habian envejecido años en cuestión de horas al serles absorbida toda la fuerza vital. Los Primarcas de las Legiones quedaron asqueados al descubrir la verdadera naturaleza del enemigo al que se enfrentaban. Los Nephilim se alimentaban de adulación. En el estrategium de su nave insignia, el "Espíritu Vengativo", Horus mostró a su hermano Sanguinius, el Primarca de los Ángeles Sangrientos, el plan que había concebido para doblegar la voluntad de los Nephilim. Horus quería que los Ángeles Sangrientos marcharan hombro con hombro con sus primos, acobardando a los alienígenas con la imagen de un ejército de miles de poderosos Astartes avanzando sin pausa hasta las puertas de su última fortaleza, y después avanzando a través de dichas puertas, sin detenerse, sin pararse a parlamentar o dudar. "Avanzaremos sobre esos alienígenas", dijo Horus, "como el océano del que surgieron esas cosas, los arrastraremos y los ahogaremos". La propia grandilocuencia del plan era su principal fuerza, pero no convenció a Sanguinius. Ese enfoque tosco y de fuerza bruta era más propio de Leman Russ o Angron, hermanos Primarcas que mostraban mayor temperamento. Sanguinius creía que ni él ni Horus podían actuar de una forma tan basta, tan concentrados en la destrucción de su objetivo que no estuvieran atentos a nada más. Sin embargo, acabó por aceptar. Cuando llegó el momento de poner en marcha el audaz plan, Horus y sus Lobos Lunares se encontraron con el ejército xenos en las brillantes llanuras blancas del Desierto de Plata. Antes de que comenzaran las hostilidades, Horus intentó parlamentar por última vez con los Nephilim, pero los excesivamente confiados xenos rehusaron capitular, informando de pasada a los humanos de que no podrían ganar. Horus informó al comandante xenos que eso era un gran error, debido al cual caerían los Nephilim. Los Lobos Lunares serían el yunque contra el que se romperían los xenos, y los Ángeles Sangrientos serían el martillo. Con una velocidad relampagueante, los cielos aullaron mientras una lluvia de cápsulas de desembarco de ceramita rasgaba la atmósfera superior de Melchior, cayendo como ardientes meteoros hacía el Desierto de Plata. Junto a ellas descendieron cañoneras de asalto Stormbird y Thunderhawk que viraron y se desplegaron hacia el gigantesco campamento, transportando compañía tras compañía de miembros de la Legión IX. La velocidad de su asalto era la clave de la victoria, ya que los invasores alienígenas y sus zelotes habían sido sacados a campo abierto para enfrentarse a las masas de soldados de los Lobos Lunares, dejando debilitadas las defensas de los flancos. Sin embargo, los gigantecos xenos no eran lentos de mente, y una vez entendeieron que habían sido engañados intentaron reagruparse y reforzar sus líneas. Por desgracia para ellos, los Ángeles Sangrientos no les dejarían hacerlo. Los Nephilim fueron quebrados y abatidos, y su cohesióin quedó destrozada por el brutal asalto en profundidad. Atrapados en la brutal furia de las dos Legiones de Marines Espaciales que les rodeaban en las brillantes arenas de Melchior, los Nephilim fueron finalmente aniquilados.


  • Campaña de Preaixor: Esta campaña de Acatamiento Imperial fue llevada a cabo conjuntamente por las Legiones de la Guardia de la Muerte y los Hijos del Emperador. Durante dicha campaña, el Capitán Saul Tarvitz de los Hijos del Emperador se ganó la amistad del Capitán de Batalla de la Guardia de la Muerte Nathaniel Garro, demostrándole que a pesar de la reputación de los Astartes de Fulgrim como pavos con exceso de confianza, aín quedaban hombre en las filas de la Legión III que representaban los ideales del Imperio. Los dos se convirtieron en Hermanos de Honor, grabando una pequeña águila en el avambrazo del otro con un cuchillo, una señal de la deuda de combate que ambos se debían el uno al otro. Cuando cogían el abanbrazo del otro en un apretón de manos entre guerreros, ambas águilas se unían para formar el Águila Imperial.


  • Cruzada de Ullanor: La Cruzada de Ullanor fue un vasto asalto imperial lanzado a principios del M31, durante la Gran Cruzada, contra el Imperio Orko del Kaudillo Urrlak Urruk. El mundo capital de este imperio, y el lugar del asalto final, se econtaba en el Sistema Ullanor, en el Sector de Ullanor, que había estado durante mucho timepo bajo el control del pequeño imperio pielverde de Urrlak Urruk. La Cruzada incluyó el despliegue de 100000 Marines Espaciales, 8 millones de soldados del Ejército Imperial, y miles de naves estelares imperiales con personal de apoyo. los Lobos Lunares encabezaron el asalto al corazón de la fortaleza-palacio de Urlakk. En el cénit del ataque, Horus y un grupo de Exterminadores de la 1ª Compañía de élite de los Lobos Lunares se enfrentaron cara a cara con el masivo Kaudillo Orko y con un grupo de 40 Noblez orkos. Horus cargó contra los Noblez, destrozándolos con sus Garras Relámpago hasta que se enfrentó con el Kaudillo Orko en persona. Urlakk no fue un adversario digno para la habilidad y el poder sobrenatural del Primarca. Tras dejar inmovilizado a su enemigo, Horus alzó el quebrado cuerpo de Urlakk hasta el tejado del palacio de los pielesverdes, y lo lanzó gritando desde las almenas hacia la horda de Orkos que seguín asaltando los niveles inferiores. Al ver derrotado a su líder, se produjo una oleada de pánico entre las fuerzas Orkas, que empezaron a retroceder y a alejarse de los Exterminadores. Sin embargo, los Noblez en fuga no tenían a donde huir, ya que los muros exteriores ya habían sido atravesados por los Lobos Lunares, y el día se convirtió en una carnicería. Al regresar a la cámara del cacique, Horus encontró muertos a todos y cada uno de los Orkos y los Exterminadores, excepto al Primer Capitán de la 1ª Compañía, Ezekyle Abaddon, quien se encontraba rodeado por cuerpos aplastados de Orkos y que estaba recubierto de pies a cabeza de entrañas y sangre. La Cruzada de Ullanor representó el cénit del vasto esfuerzo de la Gran Cruzada para reunir a los dispersoso mundos colonizados por la Humanidad. Los Orkos de Ullanor representaron la mayor concentración de Orkos jamás derrotada por las fuerzas militares del Imperio de la Humanidad antes de la Tercera Guerra de Armaggedon, a finales del M41. Tras la derrota de los Orkos de Ullanor, el Emperador de la Humanidad decidió regresar a Terra para comenzar a trabajar en su vasto proyecto para abrir la Telaraña Eldar para uso de la Humanidad. Dejó a cargo de las vastas fuerzas de  la Gran Cruzada a Horus, tras ascenderlo al rango de Señor de la Guerra imperial y darle autoridad y mando sobre el resto de sus compañeros Primarcas y de cada una de las Flotas Expedicionarias de la Gran Cruzada. Sin embargo los Primarcas nunca llegaron a acostumbrarse a la ausencia del Emperador. Sus sentimientos heridos acerca de su aparente abandono de la Gran Cruzada para poder perseguir un proyecto secreto cuyo propósito decidió no revelar a sus hijos sembraron las semillas de corrupción que finalmente acabarían por florecer y dar cuerpo a la Herejía de Horus. Aún así el Emperador envió a Terra la orden de que, en honor de la gran victoria conseguida en Ullanor, los Lobos Lunares serían conocidos a partir de entonces como los Hijos de Horus, en honor a las hazañas individuales de su Primarca, aunque Horus, con su típica humildad, decidió no renombrar por aquel entonces a su Legión.


  • Persecución de Kayvas: Muchas tribus de Orkos, dispersas y sin liderazgo tras el martillazo sufrido en Ullanor durante la Cruzada de Ullanor, habían huído en todas las direcciones de la brújula etérica. Muchas de ellas habían acabado asentándose en el Cinturón de Kayvas, en donde escabaron hasta conseguir crear nuevas avanzadillas en las errantes rocas plagadas de minerales, en donde se lamieron las heridas mientars se rearmaban. Los xenos pielesverdes pronto empezaron a lanzar ataques contra los sistemas estelares imperiales y las colonias derivadas recientemente llevadas al Acatamiento, y acabó siendo responsabilidad de las Legiones de Marines Espaciales el reforzar la lección enseñada en Ullanor. La Legión Alfa los había rastreado hasta sus guaridas y solicitó al Señor de la Guerra Horus los refuerzos necesarios para llevar a cabo su plan de exterminio. Sin embargo, tras la guerra llevada a cabo en el planeta Muerte y el desastroso enfrentamiento con la cvilización conocida como los Interex, los Lobos Lunares se habían mostrado reluctantes a asignar naves a la nueva campaña de Alpharius. Al final fueron los Ángeles Sangrientos los que aceptaron ayudar a sus primos de la Legión XX, con el propio Sanguinius comandando una importante fuerza de intervención para apoyar los esfuerzos de la 88ª Flota Expedicionaria. La misión, según Alfarius, tardaría cinco años en poder ejecutarse. Los Ángeles Sangrientos rechazaron tal premisa, y prometieron que estaría acabada en solo un año, para lo que asignaron naves de todas y cada una de las Flotas Expedicionarias de los Ángeles Sangrientos para la causa. Sanguinius acabó por tener razón, más o menos. Trece meses después del comienzo de la iniciativa de Kayvas, los Orkos casi habían sido aniquilados, pero como animales arrinconados lucharon de forma aún más dura de lo que lo habían hecho anterioremente. La 88ª Flota Expedicionaria agrupó sus naves de guerra y las envió al Cinturón de Kayvas, en donde desaparecieron de los sensores de la flota de la Legión IX, dejando a la espera la flotilla de los Ángeles Sangrientos en el filo del sistema. Pronto quedó claro que la misión para la que Alfarius se había esforzado tanto en conseguir apoyo no pasaba de ser una sencilla misión de piquete. Primero de uno en uno, después en escuadrones y finalmente por flotas, los Orkos empezaron a huir a la carrera del Sistema Kayvas. Cada vez que intentaban abrirse camino en busca de espacio abierto más allá del supergigante del sistema y su cinturón de asteroides, los Ángeles Sangrientos estaban ahí para recibirlos. Las naves espaciales imperiales y los Kruzeros Orkos se enzarzaron en letales juegos del gato y el ratón que duraron semanas, entrando y saliendo de las densas nubes de polvo de la periferia del sistema estelar, cazándose despiadadamente las unas a las otras. Las poderosas naves se enfrentaron una y otra vez, pero los largos meses de extendidas batallas entre naves hicieron que los Hijos de Baal acabaran poniéndose nerviosos. Habían sido creados para enfrentamientos en los que pudieran luchar cara a cara contra el enemigo, no para batallas a larga distancia llevadas a cabo en enormes extensiones de espacio vacío. Sin embargo, la posibilidad de combates cuerpo a cuerpo acabó por llegar. Las pautas de comportamiento de las tripulaciones Orkas comenzaron a cambiar, dando de lado la asticia animal que pudieran tener y comenzaron a cometer errores. En lugar de presentar el brutal y astuto estilo de combate por el que eran conocidos, los xenos mostraban una conducta más cercana al pánico. Corrían riesgos, intentando superar la baqueta del bloqueo de los Ángeles Sangrientos en donde las probabilidades estaban totalmente en su contra. Era casi como si hubiera algo tras ellos a lo que temieran más que a los cañones de las naves de la Legión de Sanguinius. Nadie dentro de la Legión IX sabía qué habría hecho la Legión Alfa para hacer que los Orkos huyeran a la carrera. Lo que si sabían era que la Legión Alfa se manetía en silencio total, solo apareciendo para enviar comunicados regulares a la flota de los Ángeles Sangrientos que apenas contenían nada más que la frase 'mantened la línea'. Al final, Sanguinius se cansó de las costumbres evasivas de Alfarius y envió una fragata más allá de la frontera exterior, en desafío de las reglas de conflicto acordadas por ambas Legiones. Cuando la fragata regresó tras varias semanas, la tripulación informó que no habían encontrado ni rastro de sus aliados, solo los derelictos de las naves Orkas y los cadáveres de los alienígenas muertos. La 88ª Flota Expedicionaria de la Legión Alfa estaba compuesta por cientos de naves de guerra, y no había ni rastro de ellas. El ritmo de la campaña de Kayvas había alcanzado al fin una velocidad terminal. Los últimos restos de las fuerzas Orkas huyeron del cinturón en un éxodo desordenado, y perecieron ante los destellos de las Lanzas y las ráfagas de Torpedos a medida que se aproximaban a la línea de centinelas. Al final las naves de la Legión Alfa aparecieron justo al borde del radio de rastreo, aparentemente moviéndose como una muralla y empujando al enemigo hacia las fronteras del sistema. La Legión Alfa informó de que habán exterminado por completo la infestación alienígena en el Cinturón de Kayvas, y que agradecían a los Ángeles Sangrientos la ayuda prestada. El bloqueo finalizó, y con la destrucción del último y gigantesco derelicto Orko a manos de los Ángeles Sangrientos, la campañá alcanzó una exitosa conclusión, aunque las relaciones entre las Legiones IX y XX permanecieron tensas durante un tiempo.


  • Acatamiento de Uno-Cinco-Cuatro-Cuatro: Poco después de que el Emperador , tras el triunfo de la Cruzada de Ullanor , abandonara la Gran Cruzada , la Legión de los Manos de Hierro tomó parte en una acción conjunta de pacificación, junto con las Legiones de la Guardia de la Muerte y los Salamandras del planeta designado Uno-Cinco-Cuatro-Cuatro, controlado por aquel entonces por los Eldar. La campaña no le fue demasiado bien a las fuerzas imperiales designadas para llevar al Acatamiento Imperial a las regiones desérticas del planeta, debido a que se vieron frenadas por el inhóspito terreno y a que las fluidas tácticas de batalla de los xenos se cobraron un alto precio en las fuerzas de Ferrus Manus, lo que le retrasó bastante dentro del calendario establecido para la purga del planeta. El Primarca se preocupó especialmente por la debilidad y las enfermedades que parecían rodearlo, en especial teniendo en cuenta las dificultades que las fuerzas del Ejército Imperial estaban teniendo para adaptarse y lidiar con las duras condiciones desérticas de aquel condenado planeta, lo que daba fuerza y credibilidad al mantra de los Manos de Hierro, "La carne es débil". Determinado a no quedar en ridículo ante sus hermanos Primarcas Mortarion, de la Guardia de la Muerte, y Vulkan, de los Salamandras, Ferrus decidió abandonar a los regimientos del Ejército Imperial sin no eran capaces de mantener el paso de los Marines Espaciales de su Legión. El Primarca envió a uno de sus hijos, Bion Henricos, para que actuara de enlace con el coronel del regimiento e informara a este de las intenciones del Primarca. Henricos sintió una sorprendente punzada de remordimiento al hacerlo. Entretanto, por razones que el Primarca no podía explicar, era continuamente asaltado por preocupantes sueños. También estaba preocupado por la posibilidad de que la hechicería Eldar pudiera estar provocando que sus Astartes estuvieran rindiendo por debajo de sus posibilidades. El Primarca le confesó todo ello a su Primer Capitán, Gabriel Santor, pero no le reveló su impresión personal de que cuanto antes llegara la campaña a una conclusión exitosa y la Legión X abandonara aquel ignorante planeta, mejor se sentiría. Sin que Ferrus Manus lo supiera, dos Eldar estaban discutiendo su destino. Uno de ellos decidió intervenir, para asegurarse de que Ferrus recorría el más favorable de las dos posibles sendas que se proyectaban hacia su futuro. El otro Eldar estaba en contra de interferir, advirtiendo a su compañero que "la piedra no se doblega, solo se rompe". Los Manos de Hierro avanzaron hacia el desierto profundo y llegaron hasta un sospechoso valle. Por razones que no pudo explicar, el Primarca sintió que aquella área era de una importancia capital, pero no pensaba investigarla en profundidad sin un grupo de Exploradores. Su Legión carecía en aquel momento de tan importante recurso, por lo que el Hermano Henricos sugirió al Primarca que sería mejor si esperaban a la llegada de las fuerzas del Ejército Imperial que se dirigían hacia allí, ya que disponían de las unidades adecuadas para llevar a  cabo tal misión, además de que al emplear a sus exploradores de dicha se ayudaría al regimiento a sentir que estaban cumpliendo con un papel importante en la campaña. Por desgracia, las recomendaciones de Henricos fueron desestimadas por sus superiores. No queriendo esperar ni un minuto más, el Primarca ordenó a los Manos de Hierro que penetraran en el valle. Tan pronto como el grueso de sus fuerzas llegó a la superficie del valle, una misteriosa oscuridad los envolvió, tras lo que el clima empeoró drasticamente. Los guerreros Eldar les habían estado esperando, emboscando con rapidez y enfrentándose en combate cuerpo a cuerpo a los desorientados guerreros. También emplearon una misteriosa arma que tomó el control de los implantes biónicos de los Manos de Hierro, cegando a aquellos que tenían ojos cibernéticos y tomando el control de manos biónicas que se aprestaron a apuntar las armas que empuñaban hacia sus usuarios o hacia sus compañeros Hermanos de Batalla. La fuerza de asalto de los Manos de Hierro tan solo se salvó por la oportuna llegada de la fuerza de retaguardia de Bion Henricos, que acabó con los Brujos Eldar responsables del maléfico ataque psíquico. Los Eldar se vieron obligados a retirarse, dejando a los Manos de Hierro tranquilos por un rato. No obstante, la situación empeoró y tomó un giro inesperado cunado los Astartes descubrieron que Ferrus Manus había desaparecido. Ferrus se encontró en una caverna, en donde se vio bombardeado por una ráfaga de visiones prescientes e imágenes de muerte de su Legión, de sus Astartes e incluso de sí mismo. También pudo ver representaciones metafóricas de sus compañeros y hermanos Primarcas, y se quedó perplejo por la abrasadora sensación de traición que sintió cuando miró hacia una estatua de su hermano más cercano, Fulgrim. Durante toda aquella ordalía, Ferrus se sintió como si estuviera siendo perseguido por una malévola entidad serpentina. Irritado por aquellos místicos trucos de salón, el Primarca avanzó y exploró en profundidad las cuevas. Entretanto, el Primer Capitán Santor destinó a 50 Exterminadores Morlock para ayudar en la búsqueda del perdido Primarca de la Legión X , y asignó a Shadrak Meduson el mando de la Legión para cumplir con la misión original de los Manos de Hierro. Meduson y las unidades del Ejército Imperial fueron capaces al final de encontrar el complejo principal de las fuerzas Eldar, el cual intentaban destruir. Entretanto, el destacamento de Santor descubrió rastros que indicaban que Ferrus Manus había desaparecido de alguna forma. El ataque inicial de la fuerza de asalto de los Manos de Hierro fue temporalmente frenado por un poderoso campo energético de protección que anuló sus esfuerzos mientras que una poderosa fuerza de defensa Eldar conseguía detener a los fieros y taciturnos Manos de Hierro temporalmente. Finalmente regresó el Primer Capitán Santor, quien ayudó a coordinar un plan de ataque. En las abismales cavernas, Ferrus Manus continuaba con su exploración cuando se vió atacado repentinamente por la serpentina criatura que le había estado siguiendo. El masivo dragón de plata demostró ser un mortífero y cruel enemigo, ya que casi consiguió acabar con el Primarca en varias ocasiones. Durante la batalla, el Primarca se vio distraido por una curiosa semnsación de "deja-vu" y el vago sentido de una visión profética relacionada con las palabras "Angel Exterminatus", que aparecieron repentinamente en su mente. Planeando un contraataque contra la masiva criatura, Ferrus se vio inspirado por el recuerdo de su hermano Vulkan y consiguió herir a la serpiente, obligándola a retirarse. En otra parte, los dos Eldar responsables de compartir aquellas visiones con Ferrus Manus lamentaron el haberse permitido penetrar en su refugio a un aspecto del Caos cuando secuestraron al Primarca. En la superficie, Santor puso en marcha su plan de asalto. Al principio, el asalto de fuerzas combinadas resultó bien ya que los Manos de Hierro consiguieron penetrar el campo de energía, hasta que volvió a aparecer aquella extraña brujería que habia afectado anteriormente a sus implantes biónicos, lo que les forzó a emprender una retirada táctica. El Hermano Henricos, una vez más, hizo una petición poco usual y se ofreció voluntario para dirigir un destacamento de tropas del Ejército Imperial hacia el área de ruptura del escudo, para eliminar la amenaza Eldar. Para hacerlo, Henricos desconectó su único implante, su mano biónica, el símbolo mismo de la Legión X. Al principio los Manos de Hierro más veteranos fueron hostiles a dicho plan audaz, ya que iba en contra de sus creencias, que propugnaban que la carne siempre sería más débil que el metal, pero al ver que no había otra opción acabaron por aceptar de mala gana el plan de su subordinado. Entretanto, Ferrus Manus continuaba con su extraño viaje psíquico, alcanzando finalmente un antiguo trono , extrañamente construido, en el que se encontraba sentado un cadaver en descomposición. Enroscado en torno a él estaba el gran dragón serpentino al que se había enfrentado anteriormente. El Primarca de los Manos de Hierro creyó que aquel podría ser el espíritu de Asirnoth, el terrorífico y mortal dragón de Medusa, al que mató mucho tiempo atrás. Al volver a enfrentarse con la masiva criatura, quedó sorprendio y horrorizado al ver como el dragón se transformaba repentinamente y adoptaba los tan familiares rasgos y forma de Fulgrim, quien le dijo que él no era Asirnoth. Furioso, Ferrus mató a la corrupta bestia serpentina/semi-Primarca, antes de arrancar al cadáver del trono y abrir una puerta oculta tras él. El Primarca se enfrentó entonces a sus secuestradores Eldar y exigió que le liberaran, sin prestar oídos a su pretensión de que solo estan intentando prevenirle contra aquel posible futuro. Temerosos pro sus vidas, los Eldar concedieron al Primarca su petición. En la superficie las cosas no iban bien, ya que la fuerza de tropas mortales del Ejército Imperial, carentes de todo implante, había sufrido graves pérdidas y él mismo había resultado gravemente herido en el proceso. A pesar de aquellos reveses, la fuerza de asalto de Henricos consiguió asestar un golpe demoledor contra sus atacantes Eldar. Antes de que fueron completamente barridos del mapa, el Primarca apareció procedente de las cuevas del subsuelo y les ayudó a cambiar el rumbo de la batalla. Con la llegada de Santor y sus pesados refuerzos, los Manos de Hierro consiguieron el éxito. Como señal de respeto, los soldados supervivientes del Ejército Imperial fueron aceptados como los primeros miembros de las fuerzas mortales de los Auxilia de los Manos de Hierro, el Velo de Malla, los hijos adoptivos de Medusa, que serían un recordatorio para los Manos de Hierro de que no toda la carne era débil. Cuando se le preguntó acerca de su paradero, Ferrus Manus rehusó responder a las preguntas acerca de su experiencia, diciendo que no había pasado nada inusitado. Respondiendo a las llamadas de vox procedentes de su hermano Vulkan, Ferrus Manus comandó a sus Manos de Hierro a las regiones de jungla del planeta. En otro lugar, los dos Eldar se lamentaban de su fracaso, pero se consolaron al saber que, aunque el Primarca conocido como la Gorgona pudiera caer, aún quedaba otro que podría servir para sus propósitos.


  • Acatamiento de Fortrea Quintus: El planeta Fortrea Quintus había estado aislado del control imperial desde hacía varios siglos. Cuando la vanguardia de la Gran Cruzada alcanzó la frontera de su sistema estelar, la monarquía gobernante del planeta se mostró poco deseosa de doblegarse ante el Imperio y ejecutaron a los representantes imperiales. Los Portadores de la Palabra eran la Legión más cercana al planeta, aunque se encontraban bastante ocupados en su enfrentamiento contra los Orkos de la Nebulosa de Chairak. Lorgar envió a 2000 Astartes a Fortrea Quintus con órdenes de que el planeta debería ser pacificado en un periodo no superior a tres meses. Los Portadores de la Palabra establecieron rápidamente posiciones fortificadas en el planeta, y encontraron al populacho viviendo en una pobreza abyecta, mientras que sus corruptos y despiadados regentes engordaban gracias al duro trabajo de los primeros. Un ejército bien entrenado y disciplinado, equipado con armamento avanzado y máquinas de guerra con inteligencia artificial, defendía a los regentes del planeta. Bajo el mando del capitán Jarulek , los Portadores de la Palabra hicieron retroceder sin prisa pero sin pausa a sus enemigos, mientras su capitán alzaba al populacho contra sus regentes mediante encendidos discursos y feroz oratoria. Poco a poco, cada vez en mayor cantidad, los habitantes de Fortrea Quintus se unieron a la marcha de Jarulek, hasta que sus fuerzas sumaron casi un millón de integrantes. Un mes después del aterrizaje de los Portadores de la Palabra, el Capitán Jarulek, junto a sus millones de nuevos seguidores, lanzaron su ataque contra el Palacio de la Luz, el último bastión de los regentes del planeta. Las bajas entre el populacho fueron horrendas, muriendo miles de ellos cada minuto mientras cargaban contra las fuertemente defendidas murallas, bastiones acorazados y laberínticas redes de trincheras de las puertas principales armados solo con pistolas y lanzas. Mientras continuaba la carnicería en las puertas principales del palacio, los Portadores de la Palabra atacaron desde otro frente, pillando a los defensores con la guardia baja y atacando el corazón del palacio. Nada podía resistir ante ellos, y jarulek en persona capturó al regente del planeta, arrojándolo a los supervivientes enloquecidos por la sangre que se encontraban en las puertas, quien lo redujeron a sangrientos pedazos. Casi el 90% de la gente que se había unido a la marcha a la batalla de Jarulek había muerto en la batalla para hacerse con las puertas principales, mientras que apenas un puñado de Portadores de la Palabra habían fallecido. Tras la victoria, Jarulek comenzó con el proceso de adoctrinamiento imperial de la población. Cuando los adeptos del Ministorum llegaron para llevar la palabra del Emperador a Fortrea Quintus, quedaron horrorizados por el despreocupado uso que los Portadores de la Palabra habían hecho de la población, pero también descubrieron que los habitantes del planeta estaban tan bien versados en la cultural del Imperio como podría serlo cualquier habitante de un mundo leal. Sin embargo, cuando comenzó la Herejía de Horus, Fortrea Quintus se reveló como un semillero de adoración al Caos plantado en secreto por los Portadores de la Palabra. Tras el final de la Herejía, la Legión de los Ultramarines se vio forzada a purgar el planeta de su enconada corrupción del Caos al tener que exterminar a toda su población.


003.M31

  • Acatamiento de Sesenta y Tres-Dieciseis: La acción de Acatamiento Imperial llevada a cabo en el planeta Sesenta y Tres - Diecinueve (63-19) tuvo lugar en de 203º año de la Gran Cruzada. Al verse desviados de su rumbo a causa de una Tormenta Disforme, la 63ª Flota Expedicionaria de los Lobos Lunares descubrió accidentalmenete un sistema de nueve planetas que orbitaban en torno a un sol amarillo. Tras entrar en el sistema fueron contactados por una civilización humana tecnológicamente avanzada que habitaba en el terecr planeta. Dicho mundo estaba bajo el dominio de un autoproclamado "Emperador de la Humanidad", quien aseguraba ser el regente predestinado de todos y cada uno de los dominios de la Humanidad, fragmentada y dispersa por la Galaxia. Invitó a una delegación de la flota imperial para agasajarlos y que le prestaran lealtad. He invited a delegation from the Imperial fleet to treat and pay fealty to him. El Señor de la Guerra envió a su comandante más apreciado, el Capitán Hastur Sejanus y su Escuadra Gloria, para encontrarse con aquel supuesto "Emperador". Aunque las negociaciones aparentaron comenzar sin problemas, quedarón irresolublemente rotas cuando el Capitán de los Astartes sugirió que existía otro Emperador de la Humanidad, y que aquel era el auténtico. Al considerar aquella afirmación un insulto, el Capitán Sejanus y sus hombres fueron tomados por sorpresa y abatidos por las tropas emboscadas en el supuesto parlamento diplomático. La muerte del hijo favorito de Horus, uno de los miembros del Mournival, abrió una grieta emocional en la mente del Primarca que, posteriormente, sería empleada en el Mundo Salvaje de Davin por el Primer Capellán Erebus, de la Legión de los Portadores de la Palabra, para acelerar la corrupción de Horus por parte del Caos en el Templo de la Logia de la Serpiente. Aunque resultó terriblemente agraviado por la muerte de Sejanus, milagrosamente Horus no lanzó de inmediato un ataque de castigo. En lugar de ello, movilizó una 'punta de lanza' de Astartes para que se preparara para el asalto planetario. Horus intentó establacer de nuevo las negociaciones enviando para ello a Maloghurst y a otro destacamento de los Lobos Lunares, pero aquella misión también acabó en desastre cuando la Stormbird de Maloghurst fue abatida, considerándosele fallecido. Una enorme flota de seiscientas naves de guerra despegó del planeta y se dirigió hacia la posición de la 63ª Flota Expedicionaria, lanzándole un desafío. El Señor de la Guerra respondió con la misma moneda. La gran batalla naval que se desecadenó no fue registrada en gran detalle en los informes de aquella época, pero finalmente la flota imperial acabó alzándose con la victoria. El masivo asalto terrestre encabezado por los Lobos Lunares fue dirigido por el Primer Capitán Ezekyle Abaddon, así como por media docena de Titanes que ofrecieron soporte de tierra mientras que grupos de Naves de Asalto proporcionaban apoyo aéreo de corto alcance. Los Lobos Lunares acabaron por aproximarse y acabar con las defensas de la capital, abriéndose camino hasta el interior del Palacio Imperial hasta enfrentarse al supuesto "Emperador". El falso Emperador ofreció rendirse a las fuerzas imperiales, pero solo si se lo solicitaba en persona el oficial general al mando, y no si lo hacían sus capitanes subordinados. La petición fue transmitida a la flota, pero el Capitán Garviel Loken de la 10ª Compañía pronto se dio cuenta de que tan solo era un truco para atraer a Horus hasta la Sala del Trono para matarlo. El Capitán de la 1ª Compañía, Kalus Ekaddon, comandante de la Escuadra Guadañas Catulanas, acabó con rapide con el hombre que se suponía que era el falso Emperador. Fue entonces cuando el verdadero falso Emperador se manifestó, atacando con fuerza mortífera a aquellos Lobos Lunares que se encontraban presentes. Casi logó neutralizar a Loken, Ekaddon y el resto de los miembros de las Guadañas Catulanas, pero fue detenido por la oportuna intervención del Primarca de los Lobos Lunares, quien se teletransportó directamente a la Sala del Trono y acabó personalmente con el falso Emperador con un único y bien dirigido disparo de Pistola Bólter a la cabeza. La parte principal de la campaña finalizó con la muerte del Falso Emperador, ya que la resistencia principal en el planeta, tras la muerte de su líder, se colapsó, aunque quedaron bolsas de resistencia, compuestas por elementos de las diversas fuerzas militares del planeta, que siguieron luchando una guerra de guerrillas tanto en 63-19 como en otros tres planetas del sistema. Dichos elementos de resistencia acabaron siendo eliminados en los siguientes meses gracias a los esfuerzos del Regimiento de Jenízaros Bizantinos del Ejército Imperial adscrito a la 63ª Flota Expedicionaria. El último nexo importante de resistencia al Acatamiento Imperial se encontraba en la Cordillera de las Cabezas Susurrantes situada en el hemisferio sur. Este último núcleo de resistencia acabaría siendo eliminado por la 10ª Compañía, al mando del Capitán Garviel Loken, durante el transcurso de los siguientes tres meses. Los reductos de rebeldes establecieron su último reducto en una formidable fortaleza excavada en la roca de uno de los picos más altos de la Cordillera. Cuando la 10ª Compañía se abrió camino hasta el interior de la fortaleza montañosa descubrieron lo que aparentaban ser grandes conjuntos de santuarios religiosos de origen primitivo. Los Lobos Lunares supusieron que aquello tenía alguna clase de conexión con la adporción supersticiosa en el área de un ser conocido colo como Samus. Este ser acabó resultando ser una entidad demoníaca menor de la Disformidad que habitaba en el planeta y que había interactuado con los habitantes del mismo a lo largo de milenios. Durante la batalla que siguió, Samus poseyó el cuerpo de uno de los Sargentos de la 10ª Compañía, siendo capaz de eliminar a casi una docena de Astartes, y a cierto número de Rememoradores que acompañaban a los Lobos Lunares, antes de ser abatido por el fuego combinado de Bólter del Capitán Loken y del Sargento Nero Vipus. Los dos Lobos Lunares tuvieron que disparar casi 90 proyectiles de Bólter para acabar con él, y solo estuvieron seguros de ellos después de incinerar los restos con un Lanzallamas. Aquel fue el primer incidente registrado en la historia de las fuerzas militares del Imperio de un encuentro directo con los maléficos poderes del Caos. Por orden del Señor de la Guerra, todo lo relacionado con aquellos acontecimientos fue clasificado como secreto, para ocultar el que un Astartes se había puesto en contra de sus compañeros Hermanos de Batalla y el que era posible que los supuestamente invencibles astartes fueran corrompidos por las malignas habilidades de las criaturas de la Disformidad, cuya existencia era a su vez un secreto bastante protegido en el Imperio. El control gubernamental del planeta, después de que se alcanzara el Acatamiento Imperial, quedó en manos del General Rakris de los Jenízaros Bizantinos, mientras que la reconstrucción de las ciudades e infraestructuras del planeta para adecuarlas a los estándares imperiales quedó a cargo de Peeter Egon Momus. 63-19 fue el primer planeta que los recientemente llegados Rememoradores incluyeron en sus propios registros de las hazañas de los Lobos Lunares.


  • Purificación de Laeran: Poco después del comienzo de su participación por derecho propio en la Gran Cruzada, la 28ª Flota Expedicionaria de los Hijos del Emperador se encontró con una especie alienígena serpentina desconocida hasta el momento, que se autodenominaban los Laer. El análisis de los exploradores y enviados mostró que los Laer estaban concentrados en un único sistema estelar, y dentro de este en un único planeta recubierto por un océano global, al que llamaban Laeran (que fue codificado oficialmente como Veintiocho - Tres). A pesar de ello tenían el potencial de ser un poderoso enemigo. Al igual que en el caso de los mismos Hijos del Emperador, valoraban la perfección en cada aspecto de sus vidas. Empleando un manipulación química contínua tras su nacimiento, cada Laer individual era adaptado a su papel como trabajador, soldado, diplomático e incluso artista, Los observadores del Adeptus Administratum se preguntaron si los Laer podrían ser aceptados como un protectorado del Imperio, ya que la conquista de una especie tan orgullosa y eficiente podría resultar ser una campaña larga y muy costosa. Fulgrim se negó a cualquier noción de cooperacion con los xenos ya que, en su insistente opinión, solo la Humanidad era perfecta, por lo que alegar que los ideales de una especie alienígena podían tan siquiera resultar comparables a los de la Humanidad era una blasfemia de la clase más odiosa, que merecía por tanto la aniquilación absoluta. Ordenó a sus Lores Comandantes que atacaran de inmediato, comenzando con dicha acción una guerra que el Consejo de Terra predijo qu duraría décadas. Tras escuchar tal afirmación, Fulgrim negó con la cabeza y prometió que, en un mes, el Imperio dominaría Laeran. Los Hijos del Emperador, trabajando al unísono con los Regimientos de Palatinos Architas del Ejército Imperial bajo el mando del Lord Comandante Fayle, atacaron a los Laer en el espacio, en la superficie de su planeta, bajo los océanos y sobre los cascos de sus estaciones espaciales. Laeran era un precioso mundo en el que los serpentinos Laer, tras el calentamiento global que había sumergido las masas continentales del planeta, habían empleado tecnología antigravitatoria para hacer flotar sobre su océano masivas plataformas coralinas a las que se habían trasladado y sobre la scuales vivian. Allá donde los Astartes se enfrentaban a sus enemigo se encontraban con que estos estaban adaptados genéticamente a las condiciones en las que operaban. Sus naves de guerra estaban conectadas directamente a las tripulaciones que las comandaban mediante tecnología cibernética. Los guerreros anfibios de los Laer podían respirar bajo el agua empleando agallas implantadas. Sus exploradores eran capaces de moverse casi tan rápido como un Land Speeder. Y sus artilleros tenían vistas tan agudas que eran capaces de apuntar a Marines Espaciales concretos a kilómetros de distancia. Las bajas en ambos bandos eran horrendas. Se estima que, de no haber sido por el excelente trabajo de los Apotecarios de la Legión III, más de la mitad de sus guerreros hubieran muerto a raiz de sus heridas. Los Laer jamás se rendían. Sus últimos guerreros murieron entre las ruinas de su capital defendiendo el templo central dedicado a la adoración al Dios del Caos Slaanesh. Justo un mes después del inicio de las hostilidades, Fulgrim plantó un estandrate que mostraba el Áquila Imperial sobre los cadáveres de los Laer, que fue lo único que quedó intacto en el planeta.. Casi setecientos de sus hombres habían muerto, y más de seis veces esa misma cantidad estaban heridos, pero Fulgrim consideraba que había mantenido su promesa. La Humanidad había demostrado ser mucho más poderosa que los más hábiles guerreros alienígenas jamás encontrados. Por supuesto, la conquista de Laeran representó el comienzo de la condenación de Fulgrim y de toda la Legión III, así como el moemnto en el que empezaron a alejarse de sus ervicio al Emperador de la Humanidad. Aún así, el Sistema Laeran, en los diez mil años que separan aquel momento del actual, han sido el hogar de tres ciudades imperiales y de una docena de colonias mineras, y toda señal de los anteriores habitantes xenos y su corrupción ha desaparecido por completo.


  • Acatamiento de Muerte (Urisarach): El Mundo Letal de Urisarach (codificado oficialmente como Uno-Cuarenta-veinte, pero apodado 'Muerte' de forma no oficial por los Astartes que lucharon allí) fue el vigésimo planeta encontrado por la 140ª Flota Expedicionaria, un contingente de la Legión XI de Astartes, los Ángeles Sangrientos, comandados por el Capitán Khitas Frome. Al ser incapaz de traducir las advertencias provenientes de las balizas orbitales que rodeaban el planeta, colocadas por la avanzada civilización humana conocida como los Interex, que advertían a las naves que se acercaran que se mantuvieran alejadas de Urisarach debido a la presencia en dicho mundo de una peligrosa especie xenos puesta allí en cuarentena, el Capitán Frome ordeó al contingente completo de su flota, tres Compañías, que iniciaran las operaciones de aterrizaje para investigar y llevar al planeta al Acatamiento Imperial. Debido a las extremas turbulencias atmosféricas presentes en el planeta, las naves de asalto de los Ángeles Sangrientos que intentaban aterrizar perdieron sus rumbo y se dispersaron, asislando a los equipos de desembarco imperiales entre sí. La turbulenta atmósfera también afectó a las comunicaciones por vox (radio), lo que dificultó a las fuerzas imperiales el coordinar sus movimientos. Los equipos en tierra pronto comenzaron a enviar confusos mensajes a las naves en órbita, informando que el planeta estaba habitado por una especie inteligente de arácnidos extremadamente hostiles, que recibieron el nombre de Megaarácnidos. Los megaarácnidos eran un antiguo enemigo de la civilización Interex, quienes habían exiliado a los últimos miebros supervivientes de la especie en el planeta que llamaban Urisarach como muestra de piedad en lugar de volcarse en una campaña de xenocidio, lo que era la política estándar del Imperio. Los Interex quitaron a los Megaarácnidos su capacidad de viaje interestelar. Los Megaarácnidos contruyeron por todo el planeta sistemas de control atmosférico, de aspecto similar a enormes 'árboles', que creaban poderosas alteraciones atmosféricas y que interferían con las comunicaciones por radio. A medida que seguían llegando los horrendos informes de combates en la superficie, se concluyó  que los xenos eran demasiado numerosos y formidables para derrotarlos sin ayuda. No mucho tiempo después, los Ángeles Sangrientos lanzaron urgentes llamadas de socorro solicitando de inmediato refuerzos y extracción. La última transmisión recibida por la flota de la 140ª Expedición procedía del propio Capitán Khitas Frome, quien dijo entre sus mandíbulas apretadas, "Este...mundo...es...Muerte'. El nombre caló, convirtiéndose en la nomenclatura no oficial para Urisarach. Poco después una Compañía de Astartes de la Leggión III, los Hijos del Emperador, llegó para responder a las llemadas de socorro de los Ángeles Sangrientos. Durante las fases de aterrizaje cometieron los mismos errores que los Ángeles Sangrientos, por lo que las naves se dispersaron debido a las peligrosas condiciones atmosféricas. La Compañía sufrió graves bajas pero, justo cuando los Hijos del Emperador iban a verse superados, una fierza de apoyo de Astartes de los Lobos Lunares, recién enviados por el Señor de la Guerra Horus desde la 63ª Flota Expedicionaria, comenzaron a aterrizar a través de una brecha en la barrera atmosférica. Los Megaarácnidos que atacaban a los Hijos del Emperador fueron eliminados, tras lo que se desencadenó sobre el hostil mundo de Muerte un asalto a gran escala de Marines Espaciales. Diez Compañías de los Lobos Lunares, los restos de la Compañía de los Hijos del Emperador, decenas de miles de soldados imperiales de los Jenízaros Bizantinos del Ejército Imperial y varios Titanes de la Legio Mortis comenzarón con el proceso de arrasar y derribar vastas extensiones de aquellos bosques, destruyendo todos y cada uno de los 'árboles' alteradores del clima que se encontraron, lo que hizo caer rápidamente la barrera atmosférica que rodeaba Muerte. El Señor de la Guerra Horus, quien comandaba el asalto imperial desde su nave insignia en órbita, la "Espíritu Vengativo", quedó bastante satisfecho con los progresos que se iban consiguiendo. Ahora que ya existía una zona de aterrizaja adecuada desde la que poder evacuar con facilidad a las tropas comenzaron a desarrollarse planes para iniciar una retirada de Muerte, pero los planes se detuvieron en seco por la llegada de un visitante inesperado. El Primarca Sanguinius había llegado a Muerte para descubir qué había pasado con el grupo original de Ángeles Sangrientos que habían descendido y muerto en el planeta antes incluso de iniciarse la operación actual. Sanguinius, con lágrimas en los ojos, preguntó a su hermano Horus si se uniría a él en una campaña de venganza contra aquellos odiosos xenos. El Señor de la Guerra contestó: "Si, mataremos a Muerte". Añadiendo cinco Compañías de Ángeles Sangrientos a las fuerzas de invasión imperiales ya reunidas, Sanguinius luchó codo con codo con el Señor de la Guerra contra los alienígenas. Miles de Megaarácnidos inundaron los cañones y bosques de Muerte en una imparable e infinita ola. A pesar de nunca retroceder ante el asalto imperial, los Megarácnidos no dejaron de perder terreno frente a estos. Para el sexto mes de la campaña parecía que los Megaarácnidos se enfrentarían pronto a su extinción. Fue entonces cuando una flota enviada por los Interex llegó al sistema para determinar qué había pasado y quien había atacado el planeta reserva de los Megaarácnidos. Dado que el contactar con los altamente avanzados humanos de la civilización Interex resultaba ser un asunto de la más alta importancia, el Señor de la Guerra dio por finalizada la campaña contra los xenos de Muerte. Los Megaarácnidos habían sido salvados por su antiguo enemigo, y por segunda vez, de la extinción. Los registro imperiales no indican cual pudo haber sido el destino final de esta salvaje especie una vez comenzó la Herejía de Horus.


  • Acatamiento de los Interex: Los Interex eran una civilización humana altamente avanzada que mantenía alianzas formales y cercanas con varias especies alienígenas, inlcuyendo a los simiescos Kinebrach. Su tecnología era, en muchos sentidos, aún más avanzada que la del Imperio en la cúspide de su poder. Su planeta, Xenobia, fue encontrado por la 63ª Flota Expedicionaria durante la Gran Cruzada. Los Interex estaban dedicados a luchar contra la amenaza del Caos (al que ellos conocían como "Kaos"), por lo que al principio sospecharon de las intenciones del Imperio, ya que creían que los recién llegados de Terra podrían ser servidores del los Poderes Ruinosos. Mientras Horus y su Mournival trataban con los líderes de los Interex, el Primer Capellán Erebus de los Portadores de la Palabra, quien había estado acompañando al Señor de la Guerra como parte de su séquito, y quien ya era de por sí un ferviente devoto de los Dioses del Caos, como muchos otros miembros de la Legión XVII, se infiiltró en la Sala de Artefactos en Xenobia, un museo que contenía varios artefactos y armas procedentes de la historia de los Interex y de sus aliados alienígenas. Su objetivo era robar el valioso y mortífero Anathame Kinebrach, un artefacto del Caos consagrado al Dios de las Enfermedades, Nurgle. Tras llevarse el arma, Erebus colocó explosivos en el edificio para poder escapar de forma plausible. Al sentrise tricionados por las fuerzas imperiales, a las cuales consideraron como agentes del Caos ya que se habían apoderado de un arma del Caos, los soldados Inteerex atacaron a las sorprendidas fuerzas de Horus, iniciando una mortal confrontación. El Señor de la Guerra fuer evacuado por sus Astartes mientras los Lobos Lunares liberaban todo el poder de su furia contra los Interex. El Anathame jugaría un papel capital en la posterior corrupción de Horus por parte de los Dioses del Caos en la luna de Davin. Posteriormente los Interex fueron totalmente destruidos por una campaña imperial, y sus mundos fueron llevados por la fuerza al Acatamiento Imperial. Como nota, fue después de este conflicto cuando los Lobos Lunares cambiaron su nombre a Hijos de Horus.


  • Concilio de Nikaea: El Emperador de la Humanidad convocó un gran cónclave en el planeta Nikaea en el M31, durante el desarrollo de la Gran Cruzada. El cometido de este cónclave era determinar se el uso de la hechicería y los poderes psíquicos representaban un grave riesgo para la Humanidad y el recientemente nacido Imperio en su conjunto, o si por el contrario eran algo beneficioso. Al final se determinó que se permitiría la existencia de psíquicos en el Imperio, pero que se les restringiría severamente y se les pondría bajo el control estricto y centralizado del Imperio, mientras que el potente e indiscriminado uso de habilidades psíquicas que pudieran ser definidas como hechicería fue total y oficialmnete prohibido. El psíquicamente poderoso Primarca Magnus el Rojo y su Legión de Marines Espaciales, los Mil Hijos, siguieron empleando y estudiando dichas capacidades en secreto en su mundo natal de Prospero, lo que acabaría por condenarlos a ser corompidos por el Caos en los primeros días de la Herejía de Horus.


  • Persecución de la Diasporex, Batalla de la Estrella de Corollis: Durante los últimos años de la Gran Cruzada, la 52ª Flota Expedicionaria de la Legión de los Manos de Hierro halló a una civilizacón nómada basada en flota compuesta tanto por humanos como por xenos, que se hacían llamar la Diasporex. Los Manos de Hierro compartieron con ellos la Verdad Imperial del Emperador de la Humanidad, y ofrecieron a los miembros humanos de la Diasporex la oportuidad de separarse de sus aliados alienígenas y unirse al recientemente forjado Imperio, pero declinaron la oferta de los Astartes. Al ver rechazada su oferta, los Manos de Hierro pasaron a la acción y, durante varios meses la flota de los Manos de Hierro intentón aniquilar a los Diasporex, pero estos resultaron ser muy habilidosos y tener bastante experiencia en el campo de la guerra naval, consiguiendo vencer con facilidad en batallas cruciales llegando incluso a dañar de gravedad el Crucero de Asalto "Ferrum" de los Manos de Hierro. Estos últimos pidieron refuerzos, que aparecieron en la forma de la 28ª Flota Expedicionaria de los Hijos del Emperador. Así, una fuerza imperial de asalto combinada compuesta por las fuerzas de los Manos de Hierro y las fuerzas de la Legión III se preparó para lanzar un asato a gran escala contra los astutos Diasporex. Aunque la Diasporex sabía que una poderosa flota de naves de guerra se estaba aparejando para lograr su destrucción, se negaron a abandonar el sector y reubicarse en un lugar más seguro. Las naves de reconocimiento de los Manos de Hierro descubrieron pronto el motivo por el que la Diasporex se había mantenido en el sector: la Diasporex empleaba complejos ocultos de paneles recolectores de energía solar para alimentar sus naves, y dichos complejos se encontraban cerca de la estrella Corollis. Al atacar aquellas vitales estaciones de reabastecimiento, las dos Flotas Expedicionarias imperiales lograron sacar a la flota de la Diasporex a campo abierto, mientras la alianza de humanos y alienigenas buscaba alguna forma de evitar su compelta aniquilación a manos de las fuerzas del Imperio. Durante la masiva batalla naval que se produjo a continuación, la cañonera personal de Fulgrim, la "Pájaro de Fuego", se vio atrapada en un cruce de disparos y pronto se encontró en problemas. Apresurándose a correr en ayuda de su hermano, la nave insignia de Ferrus Manus, la Barcaza de Batalla "Puño de Hierro", se lanzó a toda velocidad al combate para ayudar a su asedida compañera. Para rearar su orgullo herido, Fulgrim dirigió una breve acción de abordaje en la que los Hijos del Emperador infligieron un sangriento castigo a las fuerzas militares de la Diasporex. Sin embargo, la perfecta y definitiva victoria le fue arrancada de las manos cuando el puente de la nave enemiga fue tomado por uno de sus comandantes subordinados. Durante los siguientes meses, Fulgrim se quejaría de las acciones de la Gorgona, incapaz de entender verdaderamente el altruismo de los actos de Ferrus y las pérdidas causadas por este acto desinterresado sobre su propia Legión. Bajo la maligna influencia de la demoníaca espada Laer que llevaba consigo a todas partes y en todo momento, Fulgrim solo podía ver autoengrandecimiento en las acciones de su hermano, en lugar de la heoica hazaña que había sido en realidad. Los comentarios críticos de Ferrus, los hirientes dardos que Fulgrim creía que estaban dirigidos a debilitar su influencia, eran solo bromas para acabar con la prepotencia de Fulgrim y restaurar su humildad. Lo que Fulgrim veía solo como acciones arriesgadas y alardes jactanciosos por parte de Ferrus habían sido auténticas muestras de coraje que maliciosamente deseñó a medida que la influencia del Caos comenzaba a devorar el alma del Fénix.


004.M31

  • Batalla de la Luna de Davin: Sesenta años después de que el planeta Davin fuera llevado al Acatamiento Imperial, Horus fue influenciado por el Primer Capellán Erebus de los Portadores de la Palabra para que volviera al salvaje planeta. Este había informado al Primarca de que el Gobernador Imperial de dicho planeta, Eugan Temba, se había alejado de la luz del Emperador, renegando de sus juramentos de lealtad establecidos con el Imperio. De acuerdo con lo dicho por Erebus, Temba se había encontrado con que los habitantes de la luna de Davin no estaban dispuestos a obedecer las reglas del Imperio, por lo que el Gobernador Planetario había enviado una fuerza de ocupación a dicha luna en un intento de acercar a aquellas salvajes tribus a la luz de la Verdad Imperial. Sin embargo, durante el parlamento con los salvajes, Temba y sus hombres fueron alcanzados y afectados por un ataque de brujería que retorció sus percepciones y les hizo perder su lealtad al Imperio, haciéndoles sucumbir a las tentaciones de poder e inmortalidad ofrecidas por el Caos, y más en concreto por el Dios de las Plagas, Nurgle, quien reclamó la luna de Davin, y a Temba, para sí. Horus encabezó en persona una fuerza de asalto combinada de Lobos Lunares, un regimiento de Jenízaros de Byzant del Ejército Imperial y un destacamento de Titanes de la Legio Mortis, que descendieron sobre la superficie de la luna, en donde pronto descubrieron los restos de la nave insignia de Temba, la "Gloria de Terra", convertida ahora en un arruinado derelicto. La fosa común en la que descansaban los cadáveres putrefactos de la guarnición del Ejército Imperial dejada en Davin fue hallada en un pantano cercano, vistiendo los restos destrozados de sus uniformes de la 63ª Fuerza Expedicionaria. Aquello parecía conformar que tanto Temba como todos sus hombres habían perecido, pero aquello estaba muy lejos de la verdad. Los cadáveres de las tropas del Ejército Imperial fueron reanimados como Zombies de Plaga mediante el corrupto poder de Nurgle, haciéndoles surgir de los pantanos y atacar en masa a las fuerzas imperiales. Los Lobos Lunares y los Jenízaros de Byzant abatieron a los cadáveres reanimados. Tras dicha confrontación, el Señor de la Guerra encabezó una punta de lanza de Astartes hasta el interior de la nave de guerra siniestrada. La hinchada y mutada del Gobernador Planetario corrompido por Nurgle fue descubierta en las entrañas de la putrescente nave por el Capitán Verulam Moy de la 19ª Compañía. Temba intentó convertir al Caos al capitán de los Lobos Lunares, pero Moy rehusó, por lo que el corrupto gobernador tuvo que acabar con él. Horus llegó poco después para enfrentarse a Temba, cuyo cuerpo fallecido largo tiempo atrás había crecido obscenamente, hinchado por la pútrida corpulencia de Nurgle. Durante el enfrentamiento, el Señor de la Guerra descubrió que la corrupta forma de temba era inmune a la mayoría de clases de heridas convencionales. Horus también se dio cuenta de que Temba parecía poseer una preternatural agilidad, casi imposible en un ser tan hinchado y voluminoso, así como una increíble destreza con la espada. Horus luchó como nunca ante lo hubiera hecho, precisando de cada movimiento para poder bloquear y defenderse de los ataques de su oponente. Eugan Temba jamás había sido un espadachín consumado, así que aquella horrendo y súbito nivel de pericia y habilidad debía proceder de una fuente de la que Horus no tenía la más mínima idea. Lo más seguro es que todo aquello estuviera relacionado con el hecho de que Temba estuviera armado con el Anathame Kinebrach robado, el arma xenos del Caos robada en secreto solo escasas semanas antes de la Sala de Artefactos de los Interex, en Xenobia, por el artero Primer Capellán Erebus de los Portadores de la Palabra. El Anathame era un arma artesanal, una espada de metal sentiente dedicada a Nurgle que había sido forjada por los herreros Kinebrach, empleando técnicas prohibidas por los aliados Interex de los Kinebrach. Cuando una de dichas armas era empleada contra un objetivo específico, se convertía en la némesis de dicho objetivo, volviéndose completamente letal para el contrincante a nivel molecular. Durante la cruenta batalla, Temba clavó la hoja maldita en el hombro del Señor de la Guerra en un punto en el que su servoarmadura había resultado dañada. A pesar de la agonía, Horus consiguió finalmente someter a su adversario y herirlo de muerte. Mientras el corruptor poder de Nurgle abandonaba el descompuesto y arrasado cuerpo de Temba, este se vio torturado por la culpa de lo que acababa de hacer. Antes de morir, intentó prevenir a Horus contra el poder de las entidades que vivían en la Disformidad. Temba profetizó que solo Horus podría evitar que llegara un oscuro futuro de guerra sin fin, en el que el Emperador quedaría atrapado en una estado de muerte en vida, y en el que la Humanidad sería atada y condenada a un infierno de pesadilla de burocracia y superstición. La chispa de la vida acabó por apagarse en Eugen Temba, y su alma al morir fue consumida por la Disformidad. El herido Horus fue encontrado y llevado de vuelta por sus Astartes hasta su nave insignia en órbita sobre Davin. En poco tiempo, el Señor de la Guerra enfermó debido a los nocivos efectos del Anathame y resultó afectado por una extraña enfermedad lo bastante virulenta como para afectar incluso a su sobrehumanamente resistente sistema inmunitario. La cura para aquella misteriosa enfermedad parecía estar incluso más allá de las capacidades y saber de los Apotecarios de su Legión, por lo que, debido a la desesperación, Horus fue llevado a la superficie de Davin para ser "sanado" en el Templo de la Logia de la Serpiente. El Primer Capellán Erebus convenció a los Lobos Lunares de que llevaran a su Primarca ante los sacerdotes Davinitas, en directa violación de la Verdad Imperial. La secta secreta que actuaba en Davin era, en realidad, un Culto del Caos, y fue mediante el uso de hechicería, prohibida por el Emperador en el Concilio de Nikaea cómo los cultistas lograron pervertir la mente del Señor de la Guerra para ponerlo en contra del Emperador, jugando con las semillas de celos y resentimiento que sentía por su padre el Emperador plantadas en su corazón cuando este dejó la Gran Cruzada y regresó a Terra. Magnus el Rojo, el Primarca de la Legión de los Mil Hijos, empleó su propio dominio sobre la hechicería para intervenir en el proceso y desenmascarar a Erebus, quien se había infiltrado en la visión disforme de Horus disfrazado como Hastur Sejanus, revelando sus manipulaciones, pero para entonces la corrupción de la mente y corazón de Horus por parte del Caos Absoluto no podía ser detenida al rendirse aquel a sus sentimientos de celos, egoísmo y amargura. El Señor de la Guerra emergió del Delphos del Templo de la Logia de la Serpiente nueve días después de haber entrado en él, completamente curado, pero sutilmente cambiado en cuerpo y mente, ya que ahora estaba infundido por el poder del Caos. Una vez que Horus se recuperó por completo, aceptó la oferta del Emperador de renombrar a los Lobos Lunares, en honor a él, como los Hijos de Horus. Después de aquello comenzó a establecer planes con los Astartes de la logia guerrera de su Legión, ayudado e instigado por Erebus, para deponer al Emperador y purgar a la Legión XVI de los restantes elementos leales al Imperio. Horus pretendía desencadenar la mayor traición en la historia de la humanidad en pos de su propia ambición enloquecida.


  • El error de Magnus: El intento por parte de Magnus el Rojo de avisar al Emperador de la traición de Horus empleando la prohibida hechicería provoca daños en el Trono Dorado y en la infraestructura psíquica de Terra. Posteriormente el Emperador ordenaría a Leman Russ que trajera a Magnus a Terra. Russ inicia los preparativos para reclamar a toda su legión, ordenando que se reunan en Talkara para, posteriormente, viajar hasta Prospero.


  • Batalla de Tarsus: En un punto no detallado de la Gran Cruzada, el Primarca Fulgrim tuvo un encuentro con el famoso Vidente Eldar Eldrad Ulthran del Mundo Astronave Ulthwé en el Mundo Paraíso de Tarsus, en donde el Vidente intentó prevenir a Fulgrim de la corrupción del Señor de la Guerra tras ser herido con una maligna arma del Caos, conocida como el Anathame Kinebrach, a manos del traidor Eugan Temba en la luna corrupta por Nurgle del Mundo Salvaje de Davin. Temba había sido el anterior Gobernador Planetario del planeta Davin, y había sido corrompido por la influencia del Señor de las Plagas, Nurgle. La herida causada por la hoja venenosa había permitido a los Dioses del Caos el asegurar su presa sobre el alma del Señor de la Guerra. Fulgrim reaccionó enfureciéndose ante las falsas acusaciones del Vidente vertidas contra su hermano Horus, ya que el vínculo que le unía al Señor de la Guerra solo era más débil que el que le unía a Ferrus Manus. el Primarca de la Legión X. Su furia se vio incrementada por la corruptora influencia de la Espada Demonio Laer que portaba, la cual influyó malignamente al Primarca para rechazar la verdad dicha por el Eldar y provocó a Fulgrim a lanzar un ataque furioso y no provocado, junto a sus Capitanes de los Hijos del Emperador y sus guaradaespaldas de la Guardia del Fénix, sobre Eldrard y su séquito. En la batalla que se produjo a continuación, los Hijos del Emperador mataron tanto al reverenciado Señor Espectral Eldar Khiraen Yelmodorado como a un poderoso Avatar de Khaine, lo que forzó al Vidente y a las demás fuerzas Eldar Goldhelm a retirarse dolorosamente, ya que se habían dado cuenta de que el Caos había reclamado para sí a otro de aquellos Primarcas "Mon-Keigh". Sin embargo, tuvieron éxito al acabar con la guardia de élite personal de Fulgrim, la Guardia del Fénix, antes de su partida. Creyendo que los Eldar habían demostrado ser una tricionera especie xenos que buscaba dividir y conquistar al Imperio al esparcir semejantes mentiras acerca de sus líderes, Fulgrim, de nuevo bajo la creciente influencia de la Espad Demonio Laer, ordenó la destrucción de otros muchos de los hermosos Mundos Doncella empleando odiosas armas víricas.


  • Batalla de Orbital Profundo DS191: Semanas después, tras la campaña de Tarsus, la flota de Fulgrim recibió órdenes del Consejo de Terra de reunirse con la 63ª Flota Expedicionaria del Señor de la Guerra para entregar informes acerca de su reciente comportamiento y adquirir información acerca de las graves heridas recibidas por Horus en la batalla ocurrida en la luna salvaje de Davin. Lo más extraño fue que el Lord Comandante Vespasian de la Legión III fue excluído de dicha delegación enviada a Horus, lo que demostraba la grieta cada vez mayor entre el Lord Comandante y su Primarca. Tras el envio de la delegación a la 63ª Flota Expedicionaria, Fulgrim anunció a sus comandantes que dirigiría a una pequeña fuerza para unirse a Ferrus Manus y sus Manos de Hierro en Callinedes IV, en el Sistema Callinedes, bajo el pretexto de liberar el palneta de una infestación Orka. El Primarca encabezó el asalto durante la pacificación de Orbital Profundo DS191, dirigiendo a las Compañías 1ª, 2º y 3ª. Durante el asalto, el Capitán Solomon Demeter, comandante de la 2ª Compañía de los Hijos del Emperador, se encontró repentinamente sin apoyo de las Compañías 1ª y 3ª, aunque el plan de batalla preestablecido indicaba lo contrario. Con sus líneas demasiado extendidas y en auténtico peligro de verse interrumpidas y destruídas, la 2ª Compañía sólo evitó su completa aniquilación debido a la imprevista pero afortunada llegada de las Compañías 10ª y 13º bajo el mando de los Capitanes Saul Tarvitz y Lucius, dos jóvenes oficiales que con el propio Demeter se había ido relacionando cada vez más a medida que iba viéndose alejado sistemáticamente del alto mando de la Legión III. Un oscuro sudario colgaba sobre el hombro del Lord Comandante Vespasian tras contemplar dichas acciones sin honor. Se sintió obligado a actuar cuando presenció como la 2ª Compañía de Solomon Demeter se veía abandonada por las Compañías de los Capitanes Kaesoron y Vairosean. Dicha decisión le costaría al honorable Astartes su vida cuando fue asesinado por el propio Fulgrim.


  • Destrucción de la Tecnocracia Auretiana: Poco después de la "milagrosa" recuperación de Horus en el Mundo Salvaje de Davin, los recién renombrados Hijos de Horus se encontraron, mientras perseguían los objetivos de la Gran Cruzada, con la civilización humana de la Tecnocracia Auretiana en el planeta Aureus. Esta sociedad humana había sido fundada durante las primeras exploraciones estelares realizadas por parte de la Humanidad durante la Era Oscura de la Tecnología, y había evolucionado de una forma muy similar al propio Imperio, más particularmente siguiendo los esquemas del Mechanicum de Marte. Horus y un contingente de Astartes de los Hijos de Horus se encontraron con el líder de la tecnocracia, el Cónsul Fabricador, quien representaba al gobierno humano en sus conversaciones diplomáticas con el Imperio. Durante las conversaciones iniciales llevadas a cabo en la cubierta de aterrizaje del "Espíritu Vengativo", Horus descubrió que la Tecnocracia Auretiana hacía uso de las muy deseadas y tiempo atrás desaparecidas tecnologías de Plantillas de Construcción Estándar (PCE). Tras dicho descubrimiento, el Señor de la Guerra apuntó con su Pistola Bólter hacia el Cónsul Fabricador y le ejecutó de forma sumaria. Después ordenó a sus hombres que aniquilaran a la guardia personal del Cónsul fabricador, conocidos como la Hermandad y que hacían uso de servoarmaduras y armas muy similares a las empleadas por los Marines Espaciales. Sin que la mayoría de los Astartes de su Legión lo sospechara, la podredumbre de la corrupción se había empezado a extender a lo largo de la Legión a partir del pacto establecido por Horus con los Poderes Ruinosos. La explicación oficial para las lamentables acciones de la Legión de los Hijos de Horus contra la Tecnocracia sostuvo que el personal traído a bordo por el Cónsul Fabricador a bordo de la nave insignia de la Legión XVI disponía de un arma que pensaban utilizar para asesinar al Señor de la Guerra. Esto provocó que se iniciara un sangriento conflicto con la Tecnocracia Auretiana que duraría seis largos meses. Los Devoradores de Mundos lucharon codo con codo con los Hijos de Horus en el planeta natal de la Tecnocracia, Aureus, y fue el Primarca Angron el que dirigió personalmente el asalto final de las fuerzas imperiales contra la Ciudadela de Hierro defendida por la Hermandad de la Tecnocracia Auretiana. Cuando los sanguinarios y enloquecidos guerreros de las Compañías de Asalto de los Devoradores de Mundos se abalanzaron contra una brecha en las murallas, la Hermandad detonó cargas explosivas que enterraron a los guerreros bajo miles de toneladas de escombros. Angron se abrió camino a la fuerza y aniquiló de forma cruel y sanguinaria a los restantes guerreros de la Hermandad con su monstruosa Alabarda Sierra. Ephraim Guardia, el Preceptor Superior del capítulo de Mando de la Hermandad y Castellano de la Ciudadela de Hierro, murió en los primeros segundos del ataque de Angron, Hektor Varvaras, comandante de las fuerzas de la Guardia Imperial de la 63ª Flota Imperial tambien muere en esta accion. Posteriormente los capitanes Loken y Torgaddon descubren que murio por "fuego amigo", realmente fue mandado a asesinar por órdenes de Horus. La campaña fue brutal, ya que la Hermandad empleaba avanzadas servoarmaduras similares a las empleadas por las Legiones Astartes, pero eventualmente fueron derrotados y su tecnología fue requisada por la Legión XVI. Horus emplearía las bases de datos requisadas de las PCE Auretianas para atraer a su causa a una facción del Adeptus Mechanicus, uniéndolos a su rebelión y haciéndoles traicionar al Emperador. Estos traidores formarían el germen y núcleo de lo que se convertiría en el Mechanicum Oscuro, y su traición desencadenaría la terrible guerra civil dentro del Mechanicum que recibiría en fechas posteriores el nombre de Cisma de Marte.


  • Pacificación de Arkenath: El Capitán Hektor, de la Legión de los Ultramarines, al mando de 500 de sus Hermanos de Batalla, ayudó a continuar la Gran Cruzada del Emperador para llevar la iluminación a la galaxia y repatriar a las colonias perdidas de la Humanidad al luchar contra los Vektates de Arkenath. Los Vektate eran una cultura aberrante, una supermente alienígena que había esclavizado a la población humana de Arkenath. Hektor y sus hermanos guerreros habían destruido el yugo que sometía a sus desafortunados parientes humanos, y al hacerlo habían destruido a los Vektates. La población humana debía lealtad al Imperio, cosa que demostraron con gusto en cuanto estuvieron libres de la tiranía. Fue una lúgubre guerra. La nave del Capitán Hektor, la "Puño de Macragge", había participado en una brutal acción naval contra el enemigo, pero logró ganar la batalla. Las reparaciones se llevaron a cabo en Arkenath, así como también se requirió a un pequeño contingente de tropas, ansiosas de aventurarse entre las estrellas, para reponer los elementos perdidos de la tripulación de la nave. Una vez acabado el conflicto, Hektor y sus Hermanos de Batalla fueron requeridos en el Sistema Calth y a la región del espacio conocida como Ultramar para prepararse para la masiva campaña conjunta que iban a realizar, junto a la Legión XVII de los Devoradores de Mundos, contra los dominios xenos de Ghaslak, una misión común y corriente para los Astartes durante los últimos días de la Gran Cruzada. Sería en Calth en donde Lorgar lanzaría un ataque sorpresa contra los Ultramarines, que sería conocido en épocas posteriores como la Atrocidad de Calth, mientras estos últimos agrupaban fuerzas para lanzarse contra los Orkos de Ghaslask. La Legión XIII fue cogida completamente por sorpresa cuando los Portadores de la Palabra emplearon dicha ventaja para aniquilar por completo a sus rivales. El "Puño de Macragge" no llegó jamás a su destino, ya que fue completamente aniquilado mientras se dirigía hacia Calth por la nave de guerra construída en secreto por los Portadores de la Palabra, la "Abismo Furioso".


005.M31


  • Campaña de Signus: Sumidos en las entrañas de la oscuridad de la Herejía de Horus, los Ángeles Sangrientos nunca desfallecieron, sino que se mantuvieron leales al Emperador. Ya habían demostrado dicha lealtad inconmovible unos años antes, durante los eventos de la Campaña de Signus. Se dice que Horus odiaba y temía a Sanguinius más que a cualquiera otro de sus hermanos, y creó múltiples estrategias para a traparlo en las tinieblas, hacer que se uniera a su bando o asesinarlo, aunque todas ellas fallaron. En un esfuerzo destinado a debilitar y dividir a las tropas leales al imperio, el Señor de la Guerra encargó a la Legión de los Ángeles Sangrientos la ardua tarea de purificar el Cúmulo de Signus, un sistema estelar trinario situado en el Segmentum Ultima, cerca del núcleo galáctico. La Legión de Sanguinius debería purificar los 7 planetas y 15 lunas de Signus de los invasores xenos, liberando en el proceso a los humanos que allí se encontraban de sus captores alienígenas. Sin darse cuenta de la perfidia del Señor de la Guerra, Sanguinius obedeció voluntariamente a su hermano Primarca y se dirigió de inmediato a aquella volátil región del espacio. Sin que lo supieran los Ángeles Sangrientos, estaban dirigiéndose ciegamente hacia una trampa mortal, ya que el Cúmulo de Signus había caído presa de los agentes de los Poderes Ruinosos y se había convertido en un verdadero Reino del Caos, un sistema de infernales Mundos Demoníacos bajo el dominio de un Gran Demonio de Slaanesh conocido como Kyriss el Perverso. Cuando los Ángeles Sangrientos llegaron al interior del sistema, la flota fue emboscada por las malevolentes fuerzas de la Disformidad., que hirieron de gravedad o mataron a muchos de sus Astrópatas y Navegantes en el asalto inicial. Por primera vez los Ángeles Sangrientos se enfrentaron a la furia del Caos. Kyriss envió una imagen de sí mismo a Sanguinius, declarando su dominio sobre el sistema en nombre de Slaanesh y desafiando al Primarca a arrancárselo de las manos. Aunque nunca se habían enfrentado a un enemigo así, los Ángeles Sangrientos prepararon su contraataque, seguros de que vencerían. Listos para superar el desafío del vil Gran Demonio, la Legión de los Ángeles Sangrientos atacó a la congregación demoníaca de Kyriss, lanzando una serie de ataques sobre la sede del poder del demonio, el planeta Signus Prime. Sanguinius se enfrento a las vastas hordas de cultistas humanos y a manadas de monstruosos demonios como un Ángel de la Venganza. Pronto el planeta quedó bañado con la sangre tanto de los Marines Espaciales leales como de los miles de cultistas de Kyriss eliminados. El Primarca encabezó el asalto de los Ángeles Sangrientos contra la sede de poder del Gran Demonio, conocido como la Catedral de la Marca, para enfrentarse a él, destruir a Kyriss y reclamar el planeta en nombre del Emperador. Pero pronto Sanguinius se tuvo que enfrentar a una nueva pesadilla conocida como Ka'Bandha, un Devorador de Almas de Khorne. Dentro del panteón del Dios de la Sangre, Ka'Bandha estaba considerado como uno de sus más prolíficos asesinos. Era una mortífera máquina de destrucción, aniquilando a todo lo que se encontraba en exaltado júbilo por su señor Khorne. El demonio se burló del Primarca, revelando de paso la traición de Horus. Enfurecido por la burla del demonio y temiendo que sus alegaciones fueran ciertas, el angélico Primarca se enfrentó al brutal Gran Demonio en combate singular. Tomando la iniciativa durante el combate, sorprendió al Devorador de Almas con su frenético asalto, atravesando con su espada el torso del demonio, abriendo una enorme herida. La masiva criatura rugió de furia y dolor, lanzando golpes con su látigo a las piernas del Primarca. Sanguinius perdió momentáneamente el equilibrio cuando sus piernas quedaron aprisionadas entre los anillos del látigo. Entonces, el demonio aplastó a Sanguinius contra el suelo empleando el plano de la hoja de su hacha. El héroe alado quedó aturdido e indefenso ante la ira del demonio. Mientras se aclaraba su vista, vio al poderoso monstruo alzándose sobre él. El Gran Demonio se burló de Sanguinius una última vez, soltó un poderoso rugido y se lanzó al ataque atravesando el campo de batalla, acabando con las vidas de 500 Marines Espaciales con grandes barridos de su poderosa hacha. La retroalimentación psíquica causada por las muertes de tantos de sus hijos dejó inconsciente a Sanguinius. No sería hasta los últimos días de la Herejía de Horus que Sanguinius volvería a enfrentarse con el salvaje Señor Demonio durante la Batalla de Terra. Con la caída de su Primarca y la masacre de sus pares, la Legión de los Ángeles Sangrientos se vio consumida por una rabia negra que les hizo entrar en una furia frenética mientras cargaban contra la horda demoníaca, destrozando en su locura a la horda de demonios. Sin embargo, la brutal violencia del demonio Ka'Bahnda liberó algo oscuro dentro de las psiques de los Marines Espaciales, una sed de sangre, que posteriormente recibiría el nombre de la Sed Roja, que no sería saciada hasta que la mancha del Caos hubiera sido completamente purgada del planeta. Incluso el poderoso Kyriss se vio obligado a regresar al Inmaterium. Sólo cuando el planeta fue purificado cedió por fin la rabia de los Ángeles Sangrientos. Aunque Signus fue liberado de su esclavitud por parte de las fuerzas del Caos, el coste de la victoria fue mucho más alto de lo que cualquiera hubiera deseado. La ira asesina experimentada por los Ángeles Sangrientos, conocida como la Rabia Negra, dejó una solemne sombra en sus almas que se manifestaría en los siglos posteriores como la gran maldición que afligiría a los Ángeles Sangrientos y a sus Capítulos Sucesores.


006.M31

  • Pacificación del Sistema Cheraut: Esta fue una operación de Acatamiento Imperial llevada a cabo en los últimos años de la Gran Cruzada de forma conjunta por Astartes de las Legiones de los Hijos del Emperador, los Amos de la Noche y los Puños Imperiales. Después de que el Primarca de los Amos de la Noche sufriera uno de sus violentos ataques, Fulgrim se apresuró en salir en ayuda de Curze. El Acechante Nocturno confió a su hermano las terribles visiones que había tenido: su muerte a manos de su padre, la muerte de muchos de los Primarcas en luchas internas entre ellos, y que la luz que el Emperador había llevado a Nostramo lo destruiría por completo. Preocupado por tales predicciones, Fulgrim habló con su hermano Rogal Dorn. Dorn decidió tomar cartas en el asunto por dicho desliz en nombre del Emperador y se enfrentó a Curze. Poco después, Dorn fue hallado inconsciente y sangrando profundamente, con grandes pedazos de carne arrancados de su torso. Inclinado sobre la caída figura de su hermano estaba la pálida forma del Acechante Nocturno, llorando. Destrozado por el autodesprecio y la culpa, Curze fue puesto bajo custodia y encerrado en sus habitaciones, mientras sus hermanos Primarcas discutían qué deberían hacer con su profundamente perturbado hermano. Horas después, cuando el concilio de Primarcas se desbandó, hallaron que el Acechante Nocturno había desaparecido y que los miembros de la Guardia de Honor de los Puños Imperiales que lo velaban habían sido descuartizados. Para cuando los Primarcas se pusieron a perseguirlo, el Acechante Nocturno ya había desaparecido con su Legión en la Disformidad.


  • Purificación de Ariggata: Esta fue una misión de Acatamiento Imperial llevada a cabo de forma conjunta por las Legiones de los Ultramarines, los Hijos de Horus y los Devoradores de Mundos contra el planeta Ariggata. Este mundo tecnológicamente avanzado había estado aislado del resto de la humanidad durante muchos siglos, y cuando los enviados imperiales llegaron portando noticias del Emperador y de la Verdad Imperial, estos fueron ejecutados en un sangriento gesto de independencia. El potencial militar de Ariggata era formidable, por lo que el honor de la pacificación recayó en el Señor de la Guerra Horus y en otras dos Legiones de Marines Espaciales bajo su mando. Gran parte del planeta fue conquistada con rapidez, exceptuada la masiva fortaleza en la cual se habían escondido la mayoría de los líderes del planeta. Ansioso por ponerse en marcha, Horus ordenó a Angron, Primarca de los Devoradores de Mundos, que conquistara la ciudadela y acabara sólo con los líderes. Angron encabezó el asalto con entusiasmo. Sin embargo, la fortaleza estaba fuertemente defendida y las bajas causadas por el enfrentamiento fueron horrendas: una docena de Devoradores de Mundos caía por cada metro de terreno ganado. Al final una rampa de cadáveres condujo hasta una única brecha en las murallas, a través de la cual se abalanzaron al interior de la fortificación los Astartes de la Legión de los Devoradores de Mundos. Furiosos a causa de sus hermanos caídos, no mostraron piedad. Para cuando llegaron los Ultramarines, la batalla estaba prácticamente acabada. El interior de la fortaleza estaba recubierto por los desmembrados y destrozados cadáveres de los defensores, ya que no se había salvado ni un alma de la vengativa furia de los Devoradores de Mundos. Fue una absoluta carnicería en la que la fortaleza se había convertido en un matadero anegado de sangre humana. Los Ultramarines quedaron tremendamente asqueados por este salvaje comportamiento. Para cuando los horrorizados hijos de Guilliman dejaron la ciudadela, los Lobos Lunares y los Devoradores de Mundos ya se habían ido, dejando a los Ultramarines como guarnición de Ariggata hasta que llegara el Ejército Imperial. Antes de que Guilliman pudiera enfrentarse a sus hermanos Primarcas para pedirles explicaciones por la masacre ocurrida en Ariggata, estalló la Herejía de Horus, en la que tanto Horus como Angron escupieron sobre sus juramentos de lealtad al Emperador, y se confirmaron los peores miedos de Guilliman.


  • La caída del Fénix: Aunque no consta en los registros imperiales el momento exacto de su reunión, se sabe que Fulgrim pronto se encontró con Horus en persona después de que los Eldar le hubieran advertido acerca de la afiliación del Señor de la Guerra con el Caos, por lo que Fulgrim le exigió un informe en persona de sus acciones. En lugar de ello, Horus, empleando hasta el último gramo de su inmenso carisma, fue capaz de atraer a Fulgrim hacia su causa y hacia el servicio de los Poderes Ruinosos. El respeto de Fulgrim hacia Horus permitió que el Caos encontrara un camino hacia el corazón de Fulgrim, destruyendo su antigua lealtad a toda prueba hacia el Emperador, reemplazándolo con el ardiente deseo de destruir al hombre al que ahora creía responsable de alejar a la Humanidad de la perfección que tanto ansiaba Fulgrim y que, según Horus, solo los Dioses del Caos podían proporcionarle de verdad. Fulgrim llegó a creer que solo cuando la Humanidad hubiera aceptado al Caos en su corazón podría conocer la auténtica perfección, y que el Emperador y su falsa Verdad Imperial eran un obstáculo directo en la senda que tanto él como la humanidad seguían para alcanzar tal perfección. Como muestra del respeto y la confianza que Horus ponía en su hermano, le entregó la poderosa arma caótica conocida como el Anatham Kinebrach. Solo ambos hermanos conocían el secreto del verdadero poder de la hoja envenenada, ya que era el arma bendecida por el Dios de las Enfermedades, Nurgle, que casi había acabado con la vida de Horus en la salvaje luna de Davin. Posteriormente, Fulgrim recibió órdenes de Horus de reunirse con Ferrus Manus, el Primarca de la Legión de los Manos de Hierro y el mejor amigo que tenía Fulgrim entre sus hermanos Primarcas, a bordo de su nave insignia, la Barcaza de Batalla Puño de Hierro, con la esperanza de atraerlo a la causa de Horus y de las demás Legiones Traidoras que ahora servían al Caos. Fulgrim envió al grueso de su Legión y de la 28ª Flota Expedicionaria para reunirse con Horus y la 63ª Flota Expedicionaria en el Sistema Istvaan, mientras que él y una pequeña fuerza, apoyados por la 52ª Flota Expedicionaria de los Manos de Hierro, recuperarían el planeta Callinedes IV, en manos de los Orkos. Grandes y poderosos lazos de amistad y hermandad habían existido siempre entre ellos, y Fulgrim se imaginó que podría convencer a Ferrus de la virtud y de la rectitud de la causa de Horus. Fulgrim descubrió que se equivocaba espantosamente, ya que la reunión entre ambos Primarcas llevada a cabo en las cámaras privadas de Ferrus dentro del Anvilarium de su nave insignia no salió bien. Ferrus estaba furioso y avergonzado de que sus propios hermanos fueran capaces de volverse contra su padre, el Emperador. La reunión acabó violentamente cuando la Gorgona demostró al Fénix sus diferencias de opinión acerca de su continua lealtad al Emperador con sus armas, determinado a detener la traición de Fulgrim al Imperio antes de que empezara. Ferrus empleó sus plateadas manos de necrodermis para destruir la Espada de Energía de Fulgrim, la Hoja de Fuego, pero la explosión resultante le dejó fuera de combate. Fulgrim intentó matar a su hermano con su propia arma, el Martillo de Guerra "Rompeforjas", pero no fue capaz de matar a su más antiguo amigo a pesar de la insistencia del Demonio de Slaanesh que ahora ahogaba al alma del Primarca. Cuando Fulgrim salió del santuario de Ferrus, dio una señal a su Guardia del Fénix, quienes inmediatamente decapitaron a todos los Exterminadores Morlocks de los Manos de Hierro, los cuales actuaban como guardia personal de Ferrus Manus con sus Alabardas de Energía. Los Hijos del Emperador, además, casi acabaron con la vida del Primer Capitán de los Manos de Hierro, Gabriel Santar. Fulgrim consiguió escapar con éxito de la flota expedicionaria de los Manos de Hierro a bordo de su nave personal de asalto, la Pájaro de Fuego, al ordenar a su nave insignia, la Barcaza de Batalla Orgullo del Emperador y a sus Naves de Escolta, abrir fuego sobre las naves de la 52ª Flota Expedicionaria. El ataque por sorpresa los dejó inutilizados, creando la distracción que permitió que Fulgrim y las fuerzas de la III Legión huyeran hacia la Disformidad para encontrarse con el resto de la 28ª Flota Expedicionaria en el Sistema Istvaan.


  • Migración Hrud de los Estrechos de Vulpa: El Herrero de Guerra Barabas Dantioch, al mando de la 51ª Flota Expedicionaria, comandó a un gran contingente de Guerreros de Hierro contra una masiva incursión xenos conocida como la Migración Hrud de los Estrechos de Vulpa. Los Hrud se infiltraron en el Mundo Fortaleza de Gholgis y acabaron con la guarnición de los Guerreros de Hierro. Los intensos campos entrópicos generados por los enjambres migratorios Hrud causó el envejecimiento de las rocas y el declive de la carne, convirtiendo a los guerreros Astartes en polvo y huesos, oxidando sus servoarmaduras y atascando sus Bólters mientras la fortaleza de los Guerreros de Hierro se derrumbaba a su alrededor. Solo entonces aquellas bestias surgieron de cada esquina y grieta para atacar, apuñalando y segando con sus garras venenosas. Esto envejeció prematuramente al Herrero de Guerra Dantioch. Muy pocos supervivientes lograron llegar con vida hasta las Stormbirds que recogían a los supervivientes de entre los restos de Gholgis. Muchos de los Astartes murieron de envejecimiento prematuro o quedaron atrapados en cuerpos sobrehumanos pero envejecidos. Tras la Migración Hrud, se perdieron los planetas de Krak Fiorina, Stratopolae y Gholghis. El Herrero de Guerra solicitó al Primarca Perturabo el poder llevar a cabo una campaña de exterminio de los Hrud, lo que causó que media Gran Compañía fuera aniquilada. Poco tiempo después Dantioch fue relevado de su mando sobre la 51ª Flota Expedicionaria y se le dejó acuartelado permanentemente en Damantyne Menor por su presunción.


007.M31

  • Ejecución de los Jorgall: La campaña de Jorgall fue desarrollada durante la Gran Cruzada contra una raza xenos conocida como los Jorgall por la Legión de la Guardia de la Muerte. Los Jorgall poseían una anatomía humanoide básica y su sangre era de un color carmesí oscuro, similar en color a la de los humanos. Sin embargo, su cerebro y sistema nervioso central estaban ubicados dentro de la cavidad del pecho, Casi todos los Jorgall presentaban extensas mejoras físicas de origen cibernético para mejorar sus formas físicas y ampliar sus habilidades de combate: sustituían sus manos por garras letales, cambiaban sus pies por grupos de ruedas para incrementar su movilidad, y disponían de cámaras teleópticas por ojos y armaduras protectoras subdermales. Algunos Jorgall incluso disponían en algunas cavidades de sus cuerpos de armas implantadas similares a armas de agujas. Ocuparon los Sistemas Tasak Beta y Fallon, situados en espacio imperial. Destacamentos compuestos por Astartes de las Grandes Compañías 1ª, 2ª y 7ª, con Mortarion como su comandante, lanzaron un asalto en el mundo cilíndrico principal de los Jorgall, un campo de batalla perfecto para los talentos únicos de la Guardia de la Muerte. Los Jorgall respiraban una mezcla de oxígeno y nitrógeno con grandes concentraciones de cloro, un veneno de acción lenta que los pulmones de un Astartes de la Guardia de la Muerte podían soportar sin problemas. El Primer Capitán Calas Typhon actuó como apoyo para el Primarca, mientras que el Comandante Ignatius Grulgor penetraba en el conjunto de motores y se hacía con el control del centro de potencia motriz del mundo cilíndrico. El Capitán de Batalla Nathaniel Garro, junto con un grupo de élite de las Hermanas del Silencio, neutralizó las zonas de cría del constructo. Tras su compleja victoria, hubo voces de disensión entre el contingente del Adeptus Mechanicus a bordo de la nave de guerra "Espectro de Muerte" que pidieron a Mortarion unos cuantos días para saquear la tecnología de la nave alienígena. El Primarca, tal y como era su prerrogativa, rehusó la petición. La letra de las órdenes procedentes de Malcador el Sigilita, y por extensión del propio Emperador, era que los incursores Jorgall del sector debían ser exterminados, y nada más. El señor de la Guardia de la Muerte claramente no veía ningún motivo para la confusión en dichas órdenes, y no quedó nada de los alienígenas.

La Herejía de Horus

007.M31

  • Inicio de la Herejía de Horus - Mientras el Emperador reunía a sus Primarcas y los comandaba a la gloria durante el transcurso de la Gran Cruzada, los Dioses del Caos extendían susurros de corrupción entre las Legiones de Marines Espaciales. Horus Lupercal, de la Legión de los Lobos Lunares, el más grande de los Primarcas y un estratega maestro, extendió el credo del Caos entre aquellos de sus hermanos Primarcas que consideró susceptibles. Casi la mitad de las Legiones Astartes siguieron a Horus a los brazos del Caos, y la galaxia se precipitó en una guerra civil de que jamás se recuperaría.


  • La caída de Prospero: Tras espiar psíquicamente el proceso de corrupción del Señor de la Guerra Horus a manos de los Poderes Ruinosos del Caos mientras se encontraba herido e inconsciente en el Templo de la Logia de la Serpiente, en el planeta Davin, el Primarca de la Legión de los Mil Hijos, Magnus el Rojo, descubrió que Horus se levantaría en armas contra el Emperador de la Humanidad. Magnus violó los Edictos de Nikaea, relacionados con la limitación de los psíquicos dentro de las filas del Adeptus Astartes, al recurrir a métodos de hechicería psíquica para prevenir al Emperador de la traición de Horus. La señal psíquica interfirió con las delicadas defensas psíquicas que el Emperador había erigido en las entrañas del Palacio Imperial para proteger su proyecto secreto, consistente en crear una extensión, aprovechable por la Humanidad y el Imperio, de la Telaraña Eldar. La retroalimentación acabó con las vidas de miles de Adeptos y Tecnosacerdotes que trabajaban allí por órdenes del Emperador. Una invasión demoniaca, producida por el cataclismo, amenazó a la propia Terra, y el Emperador se vio forzado a utilizar todo el tiempo del que disponía en el amplificador psíquico conocido como el Trono Dorado para evitar que los demonios lograran penetrar a través de la Telaraña y asaltar sin obstáculos el mundo natal de la Humanidad. Furioso tras la violación por parte de Magnus de la promesa expresa de este último de dejar de lado sus prácticas de hechicería, y seguro de que había sido Magnus, y no Horus, el que había resultado ser corrompido por la Disformidad, el Emperador ordenó que una fuerza expedicionaria imperial dirigida por la Legión de los Lobos Espaciales y por su Primarca, Leman Russ, se encaminara hacia el planeta natal de los Mil Hijos, Prospero, para llevar a Magnus hasta Terra con el objeto de obligarle a responder por sus crímenes. Horus engañó a Russ, haciéndole lanzar un asalto sin cuartel sobre Prospero en lugar de escoltar de manera pacífica a Magnus hasta Terra. La magnífica capital de Prospero, Tizca, quedó arrasada en la batalla resultante, y Magnus y los Mil Hijos casi resultaron destruidos por el asalto imperial, salvándose solo cuando Magnus apeló al Dios del Caos de la hechicería, Tzeentch, en busca de auxilio. Tzeentch se llevó de Prospero al gravemente herido Magnus y a los Mil Hijos restantes, depositándolos en el Mundo Demoníaco que en los años venideros sería conocido como el Planeta de los Hechiceros, situado en las profundidades del Ojo del Terror. Amargado por el tratamiento al que le había sometido el Emperador, Magnus y los Astartes supervivientes de su Legión se unieron a Horus y al resto de las Legiones Traidoras. Como colofón, durante la persecución llevada a cabo por los Lobos Espaciales, la 13ª Gran Compañía de los Lobos Espaciales desapareció al sumirse en la Disformidad.


  • Batalla de Calth: La Batalla de Calth, que también recibe el nombre de la Atrocidad de Calth, fue el nombre con el que los eruditos imperiales de tiempos posteriores bautizaron a la traicionera campaña lanzada por orden del Señor de la Guerra Horus en las primeras fases de la Herejía de Horus, en el M31, y llevada a cabo por una de las Legiones Traidoras de Marines Espaciales, la Legión XII, (los Portadores de la Palabra), en contra sus odiados enemigos, la Legión XIII de Marines Espaciales (los Ultramarines). La campaña fue dirigida por el Primarca de los Portadores de la Palabra, Lorgar Aureliano, quien encabezó la invasión de los Portadores de la Palabra del Reino Ultramarine de Ultramar. Esta invasión perseguía dos objetivos: aniquilar de una vez por todas y de un solo golpe a la Legión XIII, y evitar que apoyaran a las demás Legiones Leales mientras las Legiones Traidoras avanzaban sin oposición hacia Terra. El punto de inflexión de dicha campaña se produjo en el Mundo Agrícola de Calth, situado en el Sector Ultramar, en donde los Ultramarines lograron al fin quebrar el ímpetu del asalto por sorpresa de los Portadores de la Palabra tras sufrir un cruel asedio, durante el cual sufrieron terribles pérdidas y en el que quedaron destruidas la atmósfera de Calth y la pujante biosfera del planeta. Como resultado de la devastación provocada por los miembros de la Legión XII durante la Atrocidad de Calth, las futuras generaciones de habitantes de Calth se vieron obligados a vivir en masivas Ciudades Colmena enterradas a gran profundidad bajo la corteza planetaria para escapar de la asfixiante superficie de Calth, abrasada por la radiación y carente de toda traza de atmósfera. Aunque tanto los Ultramarines como su Primarca, Roboute Guilliman lograron sobrevivir al asalto de los Portadores de la Palabra, la campaña tuvo éxito en uno de sus objetivos: evitó que los Ultramarines pudieran intervenir en la Batalla de Terra, tal y como Horus había planeado.


  • Batalla de Istvaan Extremis: La 1ª Compañía de los Hijos del Emperador se enfrentó, luchando codo con codo con la 7ª Compañía de la Legión de la Guardia de la Muerte, bajo el mando del Capitán de Batalla Nathaniel Garro contra las fuerzas traidoras que ocupaban Istvaan Extremis, el planeta que ocupaba la órbita exterior del Sistema Istvaan. Mientras se enfrentaban a un poderoso psíquico de Slaanesh conocido como el Cantor de Guerra, Garro sufrió heridas de gravedad, entre el que destacaba daño por aplastamiento en el torso y el brazo, y la pérdida de su pierna derecha por debajo de la pantorrilla. Solo se salvó de una más que segura muerte por los oportunos cuidados del Apotecario Jefe de los Hijos del Emperador, Fabius Bilis. Haciéndose cargo de la desesperada situación, el Lord Comandante Eidolon hizo uso de una habilidad desconocida hasta aquel momento, un implante traqueal modificado que se encontraba enlazado a sus cuerdas vocales, lo que le permitió producir un grito neuroparalizante similar al empleado por algunas de las castas guerreras de los alienígenas Laer. Gracias a esta poderosa capacidad mató al Cantor de Guerra, y debido a ello los Astartes consiguieron imponerse y salvar el día.


  • Atrocidad de Istvaan III: La terrible campaña que dio inicio a la Herejía de Horus, y que sería conocida por las generaciones posteriores como la Atrocidad de Istvaan III, comenzó cuando el Gobernador Planetario imperial de Istvaan III, Vardus Praal, fue corrompido por el Dios del Caos Slaanesh, cuyos cultistas habían estado activos en el planeta incluso desde antes de que este fuera conquistado por el Imperio. Praal declaró su independencia del Imperio y comenzó a practicar la hechicería prohibida de Slaanesh, por lo que el Consejo de Terra encomendó a Horus la tarea de retomar el planeta, principalmente su capital, Ciudad Coral. Esta orden tan sólo adelantó los planes de Horus de deponer al Emperador. Aunque las cuatro Legiones bajo su mando directo, los Hijos de Horus, los Devoradores de Mundos, la Guardia de la Muerte y los Hijos del Emperador, ya habían renegado se sus juramentos hacia el Emperador y habían abrazado la causa traidora entregando su lealtad al Caos, todavía restaban algunos elementos leales al Imperio dentro de cada una de dichas Legiones, que aproximadamente representaban una tercera parte de cada una de ellas. Muchos de aquellos guerreros eran Marines Espaciales nacidos en Terra que habían sido directamente reclutados en las Legiones Astartes por el Emperador en persona antes de reunirse con sus Primarcas durante la Gran Cruzada. Horus, simulando que se preparaba para neutralizar la rebelión contra la Obediencia Imperial del planeta Istvaan III, comenzó a reunir a sus fuerzas en el Sistema Istvaan. Horus había ideado un plan con el que destruiría a la totalidad de los Leales que quedaban dentro de las Legiones bajo su mando. Tras un bombardeo orbital de gran duración sobre Istvaan III, Horus envió al planeta a todos los Astartes Leales de los que tenía constancia, con el pretexto de devolver a Istvaan III a los brazos del Imperio. Los primeros ataques llevados a cabo en Ciudad Coral lograron eliminar todo sentimiento de inquietud de las fuerzas Leales, ya que la liberación por parte de estos de su ira y dolor en el derramamiento de sangre consiguiente les convencieron de que todo se desarrollaba como debía, y que sus anteriores sospechas no debían preocuparles en lo más mínimo. Sin embargo, el Capitán Saul Tarvitz, de la 10ª Compañía de los Hijos del Emperador, llegó al planeta trayendo consigo un increíble relato de traición y advertencia sobre el ataque que se avecinaba. Muchos se burlaron del aviso de Tarvitz, pero otros muchos descubrieron de inmediato la verdad, esforzándose junto con el Capitán en poner a salvo a sus hermanos y hacerles ver el peligro que les amenazaba. Mientras la monstruosa escala de la traición calaba hondo en sus corazones, las fuerzas Leales de los Hijos de Horus, los Devoradores de Mundos y los Hijos del Emperador corrieron en busca de refugio antes de que la letal carga vírica golpeara el mundo que se convertiría en su tumba. Las fuerzas Leales de la superficie contemplaron con horror como las primeras estelas llameantes iluminaban los cielos, cubiertos por las explosiones en densos estallidos de mortales agentes víricos. Los gritos de la ciudad mientras esta sucumbía les hicieron tambalearse, ya que ni siquiera ellos eran capaces de empezar a imaginar el horror que debía haber llenado las mentes de aquellos que contemplaron como el virus Devorador de Vida desintegraba la carne de sus seres queridos antes de reducirlos a capullos en desintegración de materia muerta en efervescente putrescencia. Muchos miembros de las filas de las fuerzas Leales conocían el poder del Devorador de Vida y hasta qué punto era letal, como también sabían que en pocas horas el planeta se convertiría en un matadero. Entonces llegó la tormenta de fuego, arrasando la superficie y arrancando de ella todo rastro de sus anteriores habitantes, inflamándolos en un segundo y convirtiéndolos en cenicientos copos que flotaban en el viento a medida que la ardiente y aullante onda de choque destruía todo a su paso sobre la superficie de Istvaan III, cubriéndola con un infernal y ondulante manto de llamas. El Primarca de los Devoradores de Mundos, Angron, al darse cuenta de que las bombas víricas no habían sido completamente eficaces a la hora de eliminar a todos los miembros de las fuerzas Leales, entró en furia y se precipitó hacia el planeta a la cabeza de 50 Compañías de Marines Traidores de los Devoradores de Mundos. Dando de lado toda táctica y estrategia, los Devoradores de Mundos traidores entraron en un frenesí de carnicería sin sentido alimentado por su creciente alianza con el Dios de la Sangre, Khorne. Horus se enfureció con Angron al tener que retrasar sus planes, pero se esforzó por convertir el retraso en una victoria al reforzar a las tropas de Angron con guerreros de los Hijos de Horus, la Guardia de la Muerte y los Hijos del Emperador. Por fortuna, un grupo de Astartes Leales encabezados por el Capitán de Batalla Garro consiguió escapar de Istvaan III a bordo de la dañada fragata imperial "Eisenstein", huyendo hacia Terra para prevenir al Emperador de la traición de Horus. Mientras tanto, en Istvaan III, los restantes guerreros de las fuerzas Leales, bajo el mando de los Capitanes Tarvitz, Garviel Loken y Tarik Torgaddon, otro miembro leal de los Hijos de Horus, lucharon con bravura contra sus traidores hermanos. Aún así, a pesar de lograr algunos tempranos éxitos que retrasaron durante tres largos meses los planes de Horus, mientras se desarrollaba la Batalla de Istvaan III, su causa se vio finalmente abocada al fracaso debido a su carencia de apoyo aéreo y de potencia de fuego en forma de Titanes. Durante la batalla, los Capitanes de los Hijos de Horus Ezekyle Abaddon y Horus Aximand fueron enviados para enfrentarse a Loken y Torgaddon, antaño sus hermanos del Mournival. Horus Aximand decapitó a Torgaddon, pero Abaddon no consiguió matar a Loken ya que el edificio en el que ambos luchaban se colapsó. Loken sobrevivió para presenciar el bombardeo orbital final sobre Istvaan III, que dio fin a la desesperada defensa de las fuerzas leales. Para probar su valía y lealtad al Lord Comandante Eidolon de los Hijos del Emperador, y por ende a su Primarca, Fulgrim, el Capitán Lucius de la 13ª Compañía de los Hijos del Emperador, el cual se convertiría en el futuro en el Campeón de Slaanesh conocido como Lucius el Sempiterno, traicionó a las fuerzas Leales junto a las que había luchado para honrar su amistad con Saul Tarvitz. Lucius acabó personalmente con las vidas de muchos de aquellos guerreros, un acto por el que fue aceptado de nuevo entre los miembros de la Legión Traidora de los Hijos del Emperador. Al final, cuando las fuerzas Leales retrocedieron hasta sus últimos bastiones de resistencia, solo quedaban un centenar de Astartes. Cuando Horus acabó por verse hastiado por el conflicto ordenó a sus hombres que abandonaran el planeta, tras lo cual ordenó que los restos de Ciudad Coral fueran acribillados y bombardeados concienzudamente desde la órbita hasta no dejar más que polvo y cenizas.


  • Battle of Phall - During the Horus Heresy, at the command of Horus, a large Iron Warriors contingent was sent to halt the encroaching Imperial Fists fleet that had originally been sent to Istvaan III to reinforce the beleaguered Loyalists. The Traitors could not allow such a strong complement of Astartes to infiltrate their controlled area of space, for they could seriously disrupt preparations for the Traitors' attack on Terra. Commanding over twenty large warships, Perturabo led his fleet in a sudden and devastating attack upon the Imperial Fists fleet in what became known as the Battle of Phall. Over a dozen vessels were ripped apart by the brutal hail of fire from the Traitor vessels. The Imperial Fists fought back, devastating the lead ships of the Iron Warriors' fleet, tearing them apart in a vicious firestorm. The Loyalists gained the initiative in the battle and managed to repel the Traitors' surprise attack, despite severe losses at the start of the engagement. Launching a counterattack, the Imperial Fists drove off the embattled Traitor fleet and managed to break orbit and manoeuvre to their jump points, to enter the Warp and make for Terra.


008.M31

  • Drop Site Massacre of Istvaan V - The world of Istvaan V was the location of the infamous Drop Site Massacre where the Traitor Legions of the Warmaster Horus redeployed following the virus-bombing of the Traitor Legions' own Loyalist members at Istvaan III at the start of the Horus Heresy. Upon learning of the terrible atrocity Horus had committed, the Emperor deployed seven Loyalist Legions of Space Marines to bring Horus to account for his actions. The Iron Hands, Salamanders and Raven Guard made up the first wave of the attack, but were pushed back by the superior tactics of Horus's maddened Chaos Space Marines. The Loyalist reserves were called in, but the four Space Marine Legions comprising them -- the Iron Warriors, the Alpha Legion, the Word Bearers and the Night Lords -- had also secretly betrayed the Emperor and were prepared to follow Horus and swear themselves to Chaos. The three Loyalist Legions were almost annihilated in the resulting crossfire but several thousand survivors from each Legion managed to escape off-world, though they were too decimated to play much of a further role in the defence of the Imperium from Horus' betrayal. During the ensuing slaughter, Fulgrim came face-to-face with his former brother and closest friend, Ferrus Manus. The two Primarchs engaged in a titanic struggle, but in the end The Gorgon was mortally wounded, and with the urging of the Laer daemonblade that he always carried, Fulgrim beheaded the Iron Hands' Primarch. The civil war unleashed at Istvaan V pitched the whole Imperium into anarchy and chaos.


  • Pacificación de Gugann y el Genocidio de Olympia: Los Guerreros de Hierro llevaron a cabo una campaña contra los xenos conocidos como los Hrud en el planeta Gugann. Fue a lo largo del desarrollo de esta campaña que el Señor de la Guerra Horus dio a conocer a Perturabo la noticia de que Olympia se había rebelado. El Gobernador Planetario designado, Dammekos, había muerto, y la población, incitada por demagogos, se había levantado en armas. El pensamiento de ser la única Legión incapaz de mantener bajo control su propio mundo natal horrorizó y enfureció a Perturabo. Para entonces, Horus ya había sido completamente corrompido por el Caos, y quería obtener el máximo resultado de aquella oportunidad. Presentó a Perturabo el martillo Rompeforjas como muestra de respeto, demostrando el pacto entre ambos Primarcas. Existe mucho debate acerca de si el arma era alguna clase de conducto a través del cual los Poderes Ruinosos pudieron manipular al Primarca de los Guerreros de Hierro. La Legión IV suprimió brutalmente a la población de su planeta, cometiendo genocidio contra cinco millones de civiles, acción que sellaría el destino de los Guerreros de Hierro, que resultaron corrompidos por el Caos durante esta campaña y pudieron ser atraídos con facilidad a la causa de Horus.


  • Raven Guard Infiltration - Shortly after the Drop Site Massacre on Istvaan V early in the Horus Heresy, and unbeknownst to Loyalists and Traitors alike, the Alpha Legion managed to infiltrate the remnants of the Raven Guard Legion, surgically altering Alpha operatives to resemble dead Raven Guard Space Marines and then inserting them into the ranks of the XIX Legion during the chaos of the Drop Site Massacre. Acting on information received from the alien organisation known as the Cabal, Alpharius Omegon believed that the XIX Legion was going to eventually receive an extremely valuable, top-secret asset from the Emperor that would prove to be of immense value to the Traitors' cause if it could be secured. In an operation personally overseen by Omegon, the Alpha Legion managed to appropriate the asset, which turned out to be a sample of pure Primarch gene-stock and related information on its genetic manipulation that the Primarch Corax had recovered from the Emperor's gene-laboratories beneath the Himalazian Mountains in the bowels of the Imperial Palace. Playing their typical game of deception and intrigue against all sides, Alpharius Omegon mislead Horus by surrendering tainted information about the pure Primarch gene-stock to the Traitors' chief geneticist, the Emperor's Children's Chief Apothecary Fabius Bile. However, Horus knew that the Alpha Legion might have infiltrated any Legion, and had ordered the Alpha Legion to be put under surveillance by other Traitor forces to prevent any double-dealing. Alpharius Omegon also mislead the Cabal, by not destroying the pure Primarch gene-stock as they had promised to damage the Loyalists' war effort, keeping it for their own benefit. However, the pure gene-stock had been infected by a daemonic virus that had been intended to make it worthless to the Raven Guard. The Alpha Legion had been assured by the Tech-adepts of the Dark Mechanicus that this daemonic taint could be removed once the Primarch gene-stock was in the hands of the Traitors, but whether this assertion proved to be correct remains unknown. A second, major objective of the Raven Guard infiltration by the Alpha Legion was the destruction of the Raven Guard's remaining stocks of gene-seed, thereby eliminating any chance that the XIX Legion could be rebuilt after the massacre on Istvaan V. However the Alpha Legion failed in this objective due to the heroism of the Astartes of the Raven Guard, and the XIX Legion was eventually able to reconstitute itself and play a crucial role in the future history of the Imperium.


  • Destruction of Dwell - Shortly after the infamous campaign on Istvaan V, the Sons of Horus were forced to recoup their losses. Another change, forced on the XVI Legion, was the loss of the Mournival. With the deaths of two of their former brothers, the Loyalists Garviel Loken and Tarik Torgaddon on Istvaan III, there were openings available to those that might be deemed worthy. Captain Horus Aximand approached First Captain Ezekyle Abaddon with the proposition to select two new members to fill the vacancies. They argued over who they thought would be worthy to join a newly reconstituted Mournival. After much debate, they both finally come to an accord, agreeing on suitable replacements. These would be Falkus Kibre, the commander of the Catulan Reaver Squad and Sergeant Grael Noctua. With rumours of the infamy of Horus' actions in the Istvaan System spreading across the nearby systems, a series of ferocious repercussive combats had flared through the Momed, Instar and Oqueth Sectors. The instigator was a leader of the Iron Hands Legion's "Iron Tenth", a warleader of the Sorrgol Clan named Shadrak Meduson. He had marshalled the Loyalists against the approaching Traitors of the 63rd Expeditionary Fleet. The Iron Hands warleader and his formations had come too late to stand with his Primarch Ferrus Manus at Istvaan V. He had gathered 58 full battalions of the Imperial Army about him -- warhosts from the Momed Voidhives, along with a flotilla of siege hulks from Nahan Instar, a half-broken cadre of Salamanders Astartes, some Mechanicus claves, and a White Scars raid-force rerouted from a return voyage to the Chondax war front. The world of Dwell, with its fortified cities, orbital batteries, ship schools, and eight million pinnacle-grade fighting men, would be the cornerstone of Meduson's defensive line. The Iron Hands warleader positioned himself at the Mausolytic Precinct which was situated on a high plateau overlooking Tyjun and the Sea of Enna. The Sons of Horus launched a planetary assault against Dwell, butchering the regular human Loyalist defenders, but were caught by surprise when they encountered the ad hoc Loyalist Astartes force that had secretly fortified the system. When the Sons of Horus assault units breached the fortifications, Horus Aximand slew Meduson's second-in-command, the Iron Hands Lieutenant Bion Henricos but "Little Horus" was then attacked by a White Scars kill-formation disguised as statues. Meduson's co-commander, Captain Hibou Khan of the White Scars, lead the Loyalist counterattack against the Traitors, but they were quickly driven off with the arrival of Sons of Horus reinforcements. One of the White Scars managed to gravely wound Aximand by slicing off his face. The XVI Legion's Apothecaries managed to reattach Aximand's severed face, but the muscle grafting left a wicked scar which made him look more brutal. It set the character of the face differently, altered the seating of the muscles so that his appearance now matched the growing corruption within his heart. Somehow, the wrongness, the imperfection, made him seem even more like Horus, not less.


  • Assault on Iydris - In the wake of the terrible slaughter of Loyalists at the Drop Site Massacre on Istvaan V, a small fleet of Astartes from the ravaged Iron Hands and Raven Guard Legions managed to flee off-world. Among these vessels was the Sisypheum, a Strike Cruiser commanded by the mortally wounded Iron Hands Captain Ulrach Branthan. Determined to continue to strike against the Traitor Legions wherever and whenever they could, the crew of the Sisypheum eventually manged to intercept the encoded communications of the Traitors and learned that the Traitor Primarchs Fulgrim and Perturabo were leading their Emperor's Children and Iron Warriors Traitor Legions, respectively, into the Warp Rift later named the Eye of Terror by Perturabo in search of an unknown Eldar weapon known as the Angel Exterminatus which could decisively tip the balance of the Horus Heresy in favour of the Traitors. The Iron Hands eventually assembled a small fleet of similar Loyalist survivors of the Drop Site Massacre and made their way into the Eye to stop the Traitors from acquiring this weapon. Once within the Eye, Fulgrim led the combined Traitor Legion forces to the ancient Eldar Crone World of Iydris, into the citadel known as Amon ny-shak Kaelis where the Angel Exterminatus was supposedly located. The Traitors were forced to repel countless attacks by the ancient Eldar defense systems and by attacks from Eldar constructs animated by the ountless dead Eldar souls of the Crone World. In truth, the entire quest for the Angel Exterminatus had been a ruse perpetrated upon Perturabo and the Iron Warriors by Fulgrim and the Emperor's Children. Fulgrim, now a Champion of the Chaos God of Pleasure, Slaanesh, sought apoetheosis to become a Daemon Prince of the Prince of Chaos. But he needed the power provided by the life force of a Primarch and the sacred energies of a place like an Eldar Crone World that was sacred to Slaanesh to complete his ascension to daemonhood. Fulgrim had given to Perturabo a cloak, to which was affixed a skull-shaped pin carrying a relic known as a maugetar stone. As long as Perturabo was within the confines of the Eldar citadel the stone slowly absorbed his life force and fed these energies to Fulgrim. Once Perturabo discovered his brother's perfidy, the Iron Warriors launched an assault upon the Emperor's Children, and a three-way battle soon developed as the Iron Hands from the Sisypheum and its small flotilla of Loyalists entered the fray against both Traitor forces, unaware of what was truly happening. In the course of the combat that followed, Perturabo slew Fulgrim's mortal body with the great warhammer Forgebreaker, which ironically had originally been forged for Fulgrim by Ferrus Manus. But this action was only the final component in Fulgrim's ritual of apoetheosis, and his body remade itself into the twisted, serpentine form of a Slaaneshi Daemon Prince. Fulgrim became the first of the Traitor Primarchs to ascend to daemonhood, but he would not be the last. His goal achieved, Fulgrim had teleported his Emperor's Children away from Iydris and the Crone World began to collapse as the potent life forces of the dead that had long sustained it were drained away by Fulgrim's ascension. The Iron Hands and Perturabo's Iron Warriors successfully fled the crumbling planet, though Perturabo escaped by taking his fleet deeper into the black hole that lay at the centre of the Eye of Terror. For the first time, one of the Traitor Legions had turned on another, a situation that was to become all too common as the Dark Gods of Chaos tightened their grip on Horus' followers.


009.M31

  • Battle of Tallarn - To this day the largest tank battle ever conducted in Imperial history remains the Battle of Tallarn. During the Horus Heresy, the Iron Warriors Traitor Legion launched a massive assault on the world of Tallarn. To soften up the Loyalist resistance, the Iron Warriors virus-bombed the former Agri-world, and the Life-Eater virus turned the once lush and productive breadbasket world into a wasteland of endless desert in short order. The few surviving Imperial citizens emerged from underground shelters to oppose the Iron Warriors' attack and soon reinforcements landed on the Desert World for both sides. Elements from the Iron Hands and Imperial Fists Legions arrived to oppose the invasion but the now-hazardous environment forced both sides to fight within the environment-sealed confines of their battle tanks. Both the Loyalists and Traitors committed armoured fighting vehicles of all sizes and configurations to the conflict in numbers never before seen in a single battle. The resulting fighting was fierce and merciless with both sides taking horrendous casualties. Eventually the Iron Warriors were forced from the planet by the Loyalist counter-attack. Al final el Imperio es vencedor aunque las bajas son enormes, sobre todo entre los Ultramarines sobreviviendo solo 1 de cada 10. In the aftermath of the fighting, over a million wrecked tanks littered the surface of Tallarn, rusting in the endless dunes and wasting sands of the devastated planet. The ruination of Tallarn is a slight against the Imperium the Iron Hands and Imperial Fists have never forgotten. It was not until many centuries later that the people of Tallarn learned to their horror why the Iron Warriors had invaded their world—they had come seeking the Cursus of Alganar, an ancient Chaotic artefact that acted as a gateway into the Realm of Chaos within the Warp.


010.M31

  • Cruzada de Thramas: Durante la Herejía de Horus, el Señor de la Guerra Horus envió al Acechante Nocturno y su Legión VIII en una campaña de genocidio contra las fortificaciones imperiales de Heroldar y Thramas, en el Subsector Aegis de la Franja Este, protegiendo de esa forma el flanco de Horus y evitando a la Legión de los Ángeles Oscuros el poder reforzar a las fuerzas Leales. Esta amargamente disputada campaña duró casi tres años estándar. En un intento de atraer a su hermano Lion El'Jonson a la causa de Horus, el Acechante Nocturno dejó una baliza de espacio profundo en la senda de patrulla de una de las naves de vanguardia de los Ángeles Oscuros. La baliza estaba fijada para transmitir coordenadas, de forma que ambos Primarcas pudieran encontrarse y parlamentar en el planeta Tsagualsa. El Acechante buscaba quebrar a su hermano ya fuera mental o físicamente, preferiblemente las dos cosas, para cumplir sus objetivos. Los Primarcas estuvieron acompañados durante el parlamento por dos guerreros pertenecientes a sus respectivas Guardias de Honor. La reunión comenzó de una forma lo bastante amistosa como para que ambas partes pudieran hablar de forma relativamente civilizada. Sin embargo esta amistad solo duró hasta que el Acechante Nocturno calumnió a El'Jonson, lo que provocó que el León golpeara a su hermano. Esta pelea degeneró en una lucha sin cuartel por parte de ambos bandos. Cuando el Acechante Nocturno estuvo a punto de estrangular a El'Jonson, uno de los miembros de la Guardia de Honor de los Ángeles Oscuros atravesó con su espada la espalda del Acechante Nocturno, salvando así la vida de su Primarca. Eventualmente ambas Legiones enviaron refuerzos en respuesta al incidente. Cada bando retiró a su respectivo Primarca del campo de batalla, y ambos sobrevivieron a esta brutal confrontación continuando posteriormente la puja existente entre ambas Legiones por el control del Subsector Aegis. La siguiente vez que se enfrentaron, los Ángeles Oscuros ejecutaron una emboscada meticulosamente planeada contra la flota del Acechante Nocturno mientras estaba de camino a través del Subsector, cuyo resultado fue quebrar la columna de la Legión de los Amos de la Noche, así como que su Primarca resultara mortalmente herido tras enfrentarse a su hermano El'Jonson una vez más en combate mortal. Gracias a la hábil coordinación y a la soberbia ejecución del León, la flota de los Amos de la Noche quedó devastada, perdiendo docenas de naves de importancia y casi una cuarta parte de la flota de la Legión ante el asalto de los Ángeles Oscuros. Por desgracia, el resto de la flota de los Amos de la Noche escapó de la ira de los Ángeles Oscuros, mientras que el recientemente recobrado Acechante Nocturno, el Primer Capitán Sevatarion y los Exterminadores Atramentar de los Amos de la Noche dirigieron una desesperada acción de abordaje y asalto contra la nave insignia de los Ángeles Oscuros. Esta acción tuvo como resultado la muerte de casi todos los Atramentar, excepto una docena de supervivientes, y la captura de Sevatarion y el resto de supervivientes. Konrad Curze escapó de la ira de El'Jonson, evadiéndose de los Ángeles Oscuros durante meses, acechando en las sobras existentes en las entrañas de la poderosa nave insignia. De algún modo, los restantes Amos de la Noche consiguieron escaparse y huyeron a través del vacío.


  • El campeón de los Devoradores de mundos "Scyrak el carnicero" asesina al Bibliotecario jefe de la legión, sellando la traición de la legión de Angron y entregandose la misma a la devoción a Khorne.

012.M31

  • Siege of Lesser Damantyne - Commanding the 51st Expeditionary Fleet, Warsmith Barabas Dantioch led a large Iron Warriors detachment in bringing the world of Lesser Damantyne into Imperial Compliance. The Warsmith would later be laid low during a massive Hrud infestation on the world of Gholghis which left him prematurely aged and crippled by the attack of those foul xenos. Warsmith Dantioch left the 51st Expedition to garrison the world of Lesser Damantyne, becoming the planner and architect of the superbly fortified Schadenhold fortress. During the many months the small Iron Warriors detachment had garrisoned the planet, they heard disturbing rumours of the galaxy being conquered by the Traitor forces of the Warmaster Horus. Dantioch suspected that the bulk of the IV Legion had willingly joined the Warmaster's cause. When Warsmith Krendl arrived at Lesser Damantyne with the 51st Expeditionary Fleet, he came to the Schadenhold with new orders for the Iron Warriors garrison. They were ordered by their Primarch to prepare for the Traitors' offensive against Terra. Lesser Damantyne would be used as a resupply point for Horus' forces. Dantioch refused to acquiesce to his Primarch's orders for the Iron Warriors on Lesser Damantyne remained Loyalists and would not share in their traitorous brethren's damnation. Krendl vowed to destroy Dantioch's beloved fortress in the name of Horus. Dantioch commanded his meagre forces against the entire might of the 51st Expeditionary Fleet and the 14th Grand Company of the Iron Warriors for 366 standard days, until the Traitors deployed an Imperator-class Titan to destroy the Schadenhold. Just before the fortress fell, Dantioch and the surviving Loyalist Iron Warriors teleported aboard the Traitor's flagship and commandeered it. The Warsmith then set course towards Terra with the aim of helping to fortify and defend the Emperor's Imperial Palace against the forces of the Traitor Legions. Dantioch's ultimate fate remains unrecorded in Imperial records at this time.


  • La Batalla de Molech: Tres Legiones de Titanes y mas de 100 regimientos de Guardia Imperial junto a la Caballería de Molech defienden Molech contra el señor de la guerra Horus y su ejercito. El príncipe de la Casa reinante "Casea Devine" es seducido por Slaanesh durante los primeros enfrentamientos, y traiciona las fuerzas Imperiales durante el principal asalto del Caos. Solo 1 de cada 100 soldados imperiales sobrevive a la batalla, el futuro Príncipe Demonio de las máquinas de guerra de Slaanesh procede de la casa Devine.


014.M31

  • Battle of Terra - As the events of the Horus Heresy neared their tragic conclusion seven years after the fateful betrayal at Istvaan III, those Loyalist Legions not committed to the defence of Terra raced through the Warp, converging on the homeworld of Mankind. The Traitor Legions also massed above Terra to assault the Imperial Palace. The Battle of Terra was the final confrontation of the Horus Heresy that raged on Terra itself between the Forces of Chaos led by the Warmaster Horus and the Loyalist armies of the Imperium of Man led by the Emperor of Mankind himself. The Loyalist forces ultimately proved victorious in their defence of the Imperial Palace, though only just barely, and Horus was ultimately slain by the full psychic powers unleashed by the Emperor on the deck of his massive Battle Barge the Vengeful Spirit, though the Master of Mankind was mortally wounded and had to be interred within the cybernetic life support mechanisms of the advanced psychic augmentation technology known as the Golden Throne. The outcome of the Battle of Terra shaped the destiny of humanity for the next 10,000 standard years. The Traitor hosts began their fighting withdrawal, and in the anarchy and confusion Horus' body was recovered by his Legion from his flagship. Having fought their way clear of the Sol System the XVI Legion fled for the Eye of Terror where the Sons of Horus established a world that was at once the tomb of their lost Primarch and a fortress from which they would launch further attacks both upon their fellow Traitor Legions and against the smouldering Imperium. Thus began the Long War of the Forces of Chaos to overthrow the "Corpse Emperor." With Horus slain, First Captain Ezekyle Abaddon emerged as the Warmaster's heir, commanding both the Sons of Horus and what remained of the splintering Forces of Chaos. Soon known as Abaddon the Despoiler, he renames the Sons of Horus the "Black Legion" and declares himself the new Warmaster of Chaos Undivided. Highly favoured by the Chaos Gods, Abaddon intends to complete the task begun by Horus and see the Emperor slain and the Imperium ground beneath the boots of the XVI Legion.


M31.015


014.M31 a 021.M31


  • Battle of Skalathrax - On the Daemon World of Skalathrax in the Eye of Terror, shortly after the Horus Heresy, the World Eaters and the Emperor's Children fought. Amid the World Eaters was the Champion of Khorne named Khârn. After a full day of vicious fighting in what would become known as the infamous Battle of Skalathrax, the terriblly frigid Skalathrax night began. Horrified, Emperor's Children and World Eaters alike ran to their shelters, for the freezing night would kill even a Chaos Space Marine in a matter of moments. Khârn raged over being delayed from slaughter for even a single night. Filled with anger when he saw that his brother Chaos Marines were creeping back to the shelters, he took up a flamer and burned them down, slaying with his chainaxe Gorechild any who tried to stop him. The night was filled with the screams of the dying and the freezing as Khârn strode the streets of the dead city of black stone, killing Emperor's Children and World Eaters alike, burning any shelters he found. The night was lit by flames as the Emperor's Children and the World Eaters fought each other and themselves for the few remaining shelters. By morning, most of the World Eaters were dead, the survivors split into small warbands, the shattered remnants of the once great Companies of the Legion. The Legion would never reunite and would remain scattered in warbands for the next ten millennia.


  • Battle of Eskrador - After the death of Horus at the end of the Horus Heresy during the Great Scouring, the Alpha Legion and the Ultramarines Legion met in battle on the world of Eskrador, where Roboute Guilliman faced his hated brother Primarch in bitterly contested close combat. Both struck one another in an instant, each power sword making a single stroke. For a second the two Primarchs stood facing one another, than Alpharius slumped to the ground. Exalted by their Primarch's victory the Ultramarines renewed their attack and cut down every last Alpha Legionnaire. But their exaltation was short lived, as over the next few days the Ultramarines were harried from all sides by the Eskandor natives as well as remnants of Alpha Legionnaires hiding throughout the mountains. After another week of futile combat against their shadowy opponents, Guilliman ordered his Ultramarines to evacuate the planet's surface. He then used his Legion's ships to bombard the traitors from orbit. Despite Guilliman's protests that he had no wish to fight such dishonourable foes, it seems hard to dispute the fact that the Ultramarines were soundly beaten by the Alpha Legion at every turn, despite the loss of Alpharius.


  • Eastern Fringe Genocide - Following the death of Horus during the Battle of Terra, the Traitor Legions were driven into the Eye of Terror. Unlike the other Traitor Legions, after their defeat in the Thramas Crisade, the Night Lords did not splinter into separate warbands and flee like the rest of their fellow Traitors. Instead, the Night Lords conducted a massive campaign of genocide and terror against the Imperium across the Eastern Fringe of the galaxy, the likes of which has never been seen before, or since. The Legion betrays the growth of the increasing sense of self-destruction which drives its Astartes, much as it drives their Primarch. The Night Lords' rampage is only stopped by the assassination of Konrad Curze at the hands of the Callidus Assassin M'Shen.


  • Fall of Caliban - In the aftermath of the Horus Heresy, the surviving Loyalists rallied the reeling Imperium. The Dark Angels took a significant part in these battles, which later came to be called the Great Scouring. As they pursued the rebels, the I Legion diverted to nearby Caliban, which had been enshrouded by Warp Storms since Horus' betrayal. For Lion El'Jonson, one final act of treachery remained to be discovered. Upon the Dark Angels' arrival in orbit, they were fired upon from the surface. Pulling back the Legion fleet, El'Jonson tried to find out what had happened, and discovered that Luther -- who had become embittered by what he perceived as El'Jonson always taking all the glory -- had poisoned the minds of the Dark Angels garrison and the new recruits that had been left on the planet against their Primarch. Correctly believing that Luther and the planet-side Dark Angels had actually been tainted by Chaos, an infuriated Jonson ordered that Caliban be bombarded from orbit, destroying the planet's defences. El'Jonson then led his forces to the surface and assaulted the Order's fortress-monastery, where he confronted Luther in single combat. Luther, transformed into a Chaos Champion by the power of the Chaos Gods, was now evenly matched in strength with the enraged Primarch. The battle between the two levelled the Order's fortress-monastery as the planet was coming apart around them, the orbital bombardment taking a heavy toll on the surface. El'Jonson managed to wound Luther, but could not bring himself to kill the man who had been his brother and mentor. Luther lashed out with a powerful sorcerous attack that mortally wounded the Primarch. As he saw what he had done, Luther felt a veil lift from his eyes, and the Chaos Gods -- seeing that once again their chosen Champion had failed to defeat the lackeys of the Emperor of Mankind -- lashed out with the powers of the Warp. The Fallen Angels were scattered throughout space and time, and Caliban tore itself apart under the strain of the Ruinous Powers' assault. The only portion of the planet remaining intact was the rock on which stood the fortress-monastery in which Luther and the Lion had duelled. The Dark Angels entered the shattered monastery and captured the broken Luther; of El'Jonson himself, however, there was no sign. It was believed that Jonson was thrown into the maelstrom of space and time by the Chaos Gods along with the Fallen. The truth was that the Lion still lived, though he had been placed into a coma and had reemerged into realspace with the aid of the Watchers in the Dark in a secret chamber deep beneath the fortress-monastery which even his brethren did not know existed. Only the Emperor of Mankind, sitting silent on the Golden Throne from which he sees all, and the Watchers themselves, know this greatest secret of the Dark Angels. Even the Supreme Grand Master of the Chapter is not privy to this truth. However, legends soon spread throughout the Chapter that the Lion would find his way back to the Dark Angels on that grim day when they went to war in defence of the Imperium for the final time.


  • Battle of the Iron Cage - Upon the world of Sebastus IV the traitorous Iron Warriors, bitter archenemies of the Imperial Fists, laid an ingenious trap to ensnare Rogal Dorn and his Legion. Heedless of the inherent danger, the Primarch ordered the Imperial Fists to attack the Iron Warriors' Eternal Fortress -- later referred to as the "Iron Cage" by the surviving Astartes of the VII Legion. The battle should have favoured the treacherous trench-fighters of the Iron Warriors, but the Imperial Fists endured. For all their skill and ferocity, as devotees of Chaos, the Iron Warriors lacked the faith required to make the ultimate sacrifice that victory -- and the Ruinous Powers -- demanded. While they paused, the UltramarinesLegion intervened; Roboute Guilliman had decided that Perturabo's destruction was not worth the loss of Rogal Dorn and had brought his Astartes to drive off the Iron Warriors


  • First Battle of Garm - In the aftermath of the Horus Heresy, the Thousand Sons attacked the Space Wolves' Shrine World of Garm, which was named for a famous Wolf Lord from the earliest days of the Space Wolves Legion who had given his life defending the Primarch Leman Russ from an attack by Magnus the Red. Leman Russ raised a cairn to Garm upon the place of his death and placed the Spear of Russ, the mighty weapon gifted to him by the Emperor Himself which had wounded the Traitor Magnus, atop Garm's tomb. The Space Wolves were able to fight off the Thousand Sons Traitor Legion and drive them from the world.


021.M31

  • El Codex Astartes queda completado - El Primarca de los Ultramarines Roboute Guilliman completa su Codex Astartes, un volumen en el que se definen las nuevas doctrinas organizativas y tácticas para los Capítulos de Marines Espaciales Leales presentes y futuros.
  • The Second Founding - The remaining Loyalist Space Marine Legions are broken into Chapters comprised of only 1,000 warriors each so that one man may never again command the full power of an entire Legion of Astartes. Twenty-three new Space Marine Chapters are created in this manner, whilst the 9 existing Loyalist Legions are reshaped into smaller Chapters that continue to bear the original names of their Legions. The Grey Knights, a special Space Marine Chapter comprised entirely of psykers that will eventually evolve into the Chamber Militant of the Ordo Malleus of the Inquisition, is secretly created by Malcador the Sigillite, the Regent of Terra and chief aide of the Emperor, on the moon of Saturn called Titan, which serves as the eventual headquarters for the Ordo Malleus, the branch of the Inquisition dedicated to protecting the people of the Imperium from the daemonic forces and temptations of Chaos. The newborn Inquisition takes as its eventual symbol Malcador's personal sigil.
  • Haciendo caso omiso del Codex Astartes, Russ conserva casi intacta su Legión y sólo la divide una vez para crear el Capítulo de los Hermanos de Manada.


084.M31

120.M31

  • Dark Angels Search for Recruiting Worlds - Necessity demands that the Dark Angels find a new recruiting world after the destruction of Caliban, but at this date, a conscious decision is made instead by the Chapter to establish many. This plan is agreed to by the High Lords of Terra as it allows for contingencies and preserves the Chapter's genetic diversity. For the Dark Angels, it allows the preservation of a mantle of secrecy, for no one is entirely sure of the number of the Chapter's recruiting worlds or of how many Aspirants are taken into The Rock.


211.M31

  • Desaparición de Leman Russ: El Primarca Leman Russ de los Lobos Espaciales reúne a sus mejores sirvientes en la 197ª Fiesta de la Ascensión del Emperador y parte hacia el Ojo del Terror sin dar más explicaciones. Nunca volvió a ser visto o se tuvo noticias de él excepto en visiones. Su armadura se descubrió durante la segunda Gran Cacería en el templo de Horus de Rudra, un mundo demoníaco en el Ojo del Terror.


218.M31

  • La ascensión de Bjorn: Los Señores Lobo de los Lobos Espaciales eligen a Bjorn Garra Implacable para el puesto de Gran Lobo, único miembro de la compañía de Russ que había quedado en Fenris. Bjorn congregó a todo el Capítulo y anunció La Gran Cacería intentando encontrar a Leman Russ. La Gran Cacería finalizó sin éxito.


014.M31 hasta 350.M31

  • In the aftermath of the Horus Heresy, countless prophets and visionaries preach the Emperor is, and always has been, the one, true God of Mankind. The most influential of these cults of Emeperor-worship is the Temple of the Saviour Emperor, whose doctrine will eventually be adopted as the orthodox theology of the Imperial Cult centuries later.


372.M31

El primer prototipo de vehículo blindado cerrado de apoyo Vindicator es descubierto durante la tercera pacificación de Rothern 1, por los Tecnomarines de los Ultramarines.


580.M31 a 632.M32

  • The Forgotten Wars - Rumours lead the Dark Angels, with two of their Unforgiven Successor Chapters, to embark upon a harrowing campaign. In hindsight it is easy to see that the Ruinous Powers baited the Dark Angels, luring them into the swirling edge of the Eye of Terror. Only the Dark Angels' irrepressible resolve allows them to escape, and they pay a high price in casualties.

742.M32

  • Primera Batalla del Colmillo: Magnus el Rojo se aparece en visiones al Gran Lobo Harek Ironhelm. Acosado por esos sueños, decide presentar batalla a los Mil Hijos y acabar lo que los Lobos Espaciales empezaron en Prospero más de un milenio antes. Tras haber recibido noticias de que los traidores se reúnen en el mundo de Gangava, Ironhelm lanza un ataque a gran escala sin titubear, haciendo combatir a once Grandes Compañías. Magnus el Rojo, que lleva siglos urdiendo su plan, llega a Fenris con el resto de tropas de su Legión. Solo queda una Gran Compañía para defender el Colmillo y se despierta a Bjorn Garra Implacable de su letargo para que capitanee una guerra de guerrillas contra los traidores. Los Mil Hijos penetran en las grandes puertas del Colmillo, pero no antes de que el Explorador Haakon Blackwing consiga escapar del asedio y dar la alerta al resto del Capítulo. Los Lobos Espaciales regresan en pleno y expulsan a sus odiados enemigos de su planeta natal. Harek Ironhelm se enfrenta a Magnus en duelo, pero resulta muerto antes de que el poderoso Bjorn ponga en fuga al Primarca.

781.M31

  • The 1st Black Crusade Begins - Abaddon the Despoiler, the self-appointed heir of Horus and the new Warmaster of Chaos Undivided after Horus' death, recupera en Uralan recupera la espada demonio Drach'nyen tras abrirse paso por un laberinto encantado que lleva a la gran cámara een la que dicha arma ha permanecido reposando durante milenios. Su filo aullante contiene la esencia de una peligrosa entidad de la Disformidad con el poder de desgarrar la realidad cada vez que golpea. Tras hacerse con la maléfica espada, el poder de Abaddon alcanza cotas inhumanas. Tras asentar la base de su poder, makes his first attempt to launch a new offensive against the Imperium of Man following the Horus Heresy when his forces initiate the First Battle of Cadia. This attempt fails and the Forces of Chaos are unable to penetrate the Cadian Gate that will allow them to take control of the only truly navigable pathway out of the Eye of Terror and into Imperial space. For the next 10,000 standard years, Abaddon will bend all of his efforts to finding a way to complete what Horus began and launch a Chaotic war that will conquer Terra and eliminate the Corpse Emperor. These massive assaults become known as "Black Crusades" to the people of the Imperium.

934.M31

  • La heróica carrera de Bjorn acaba trágicamente durante la Rebelión de Próxima. Bjorn llevó a cabo una incursión para liberar a sus hermanos de batalla atrapados en la Fortaleza Dreadsun, pero sufre heridas tan terribles que para salvar su vida sepultan su cuerpo mutilado en un Dreadnought. Sabedor de que, como Dreadnought, no puede cumplir con sus responsabilidades como Señor del Capítulo, abdica del cargo de Gran Lobo.

988.M31 a 899.M32

  • La Purificación de Omegath: Tzeentch otorga a Ix'thar'ganix, el Señor de la Transformación conocido como Matadestinos, una imagen de un recién nacido del planeta de Omegath, que madurará hasta convertirse en un poderoso oráculo. Ix'thar'ganix aúna el poder de este niño y usa su magia para abrir una grieta en la Disformidad en Omegath. Durante veinte días, las legiones demoníacas que ha reunido, buscan al futuro oráculo de Omegadi. Los Demonios desaparecen misteriosamente tras atacar una pequeña granja comuna en los campos de viento. Sin saberlo los líderes locales, Ix'thar'ganix ya ha encontrado lo que buscaba y ha robado los poderes adivinatorios al niño. The broken populace of Omegath are left ignorant of what has befallen them, save that when the Warp rift receded, nearly a thousand standard years has passed in realspace.


000.M32



  • All Loyalist Primarchs feared Dead or Lost - All of the surviving Loyalist Primarchs have reportedly died or disappeared by the start of the 32nd Millennium.


  • Lasgun Comes into Common Use by Imperial Guard - The Imperial Guard Autogun is replaced as the standard-issue weapon for Guardsmen by the Lasgun due to advances in laser technology during the 32nd Millennium. The Lasgun is still the standard weapon of the Imperial Guard nearly 10,000 Terran years later in the 41st Millennium. A few Imperial Guard regiments still prefer the Autogun. Traitor Guardsmen kept alive from the time of the Great Crusade into the present by the time-warping effects of the Immaterium also continue to make use of it.


  • First War of Faith - The First War of Faith is conducted against the Confederation of Light. All but a handful of the Heretics are slain, and the remainder flee into the ruins of their homeworld of Dimmamar.


  • Foundation of the Jericho Sector - After an interregnum lasting over 1200 standard years and often riven with bloodshed, the Imperium of Man's hold over the Jericho Reach is finally fully cemented, and it is re-designated the Jericho Sector in the great Imperium Universalis. The sector capital is the Hive World of Verronus which once served as a Great Crusade way-station and has maintained its likes to the wider human domains in the preceding centuries, while the Shrine World of Eleusis gains prominence some centuries later for its native saint and because, legend claims, it was blessed with the tread of the Emperor’s own foot. The foundation of the sector is not without incident, however, as a suppression campaign must be fought against shadowy xenos forces who have begun to prey upon the stars of the southern zone around the star system of Oertha. The menace is driven off, and the [CENSORED], one of the Fleet-based Space Marine Chapters who take part in the campaign, claim title and right to the Feral World of [CENSORED] as one of their recruiting grounds, binding them in part to the defence of the Jericho Sector.


001.M32


100.M32

  • The Cursus of Alganar - Upon the Desert World of Tallarn, a dark stone is unearthed covered in strange carvings. Shortly after, the Eldar of Craftworld Biel-Tan attack the desert raiders of the planet in forces. As the battle rages, a full-scale daemon invasion erupts from the location of the stone, known as the Cursus to its discoverers. The Imperial Guard regiments of Tallarn, the Tallarn Desert Raiders, and the Eldar of Biel-Tan combine forces against the daemon legions, banishing them from the planet in a last-distch assault. The Cursus is subsequently buried deep beneath a rockcrete barrier.


161.M32

  • The Ravening Storm - The Imperial mining colonies of Ichtar IX are cut off from the rest of the Imperium for nine Terran centuries by turbulence in the Immaterium. When the Warp Storm recedes, nothing remains of the 20,000,000 miners who had lived there. The planet is devoid of all intelligent life; naught attests to the unimaginable agonies the populace endured whilst imprisoned by the daemonic legions of Chaos.

La Era de la Apostasía

200.M32


243.M32


400.M32

  • Plaga de Perturabo. El Primarca Demonio Perturabo pervierte los ocho rituales de la posesión, volviendolos contra sus enemigos. Invocando a Nurgle, Perturabo imbuye su maldición con una plaga extremadamente contagiosa, que libera en los sistemas mecánicos de Arduo, un mundo forja vasallo. La oleada de Caos puro se extiende por todas las máquinas, y los manufactorums empiezan a experimentar cambios. Al octavo día, cables gigantes aparecen del suelo agitándose como tentáculos, máquinas demoníacas dan caza a los vivos y catedrales de múltiples patas recorren el paisaje. Todos los seres de carne y hueso del planeta acaban sucumbiendo.



500.M32

544.M32

  • La mayor invasión Orka hasta la fecha amenaza con doblegar a la Humanidad. Las fuerzas combinadas del Adeptus Astartes logran contenerla, a un elevado coste en bajas.


546.M32

  • The Beheading - The internecine politics of the imperium take a calamitious turn when the High Lords of Terra are slain to a man on the orders of Drakan Vangorich, the Grandmaster of the Officio Assassinorum. A Space marine retribution force drawn from the Halo Brethren, Imperial Fists and Sable Swords Chapters track the Grand master to an Assassinorum temple. The Commander of the strike force is assassinated as soon as he makes planetfall, but the Brother Marines commence their attack nevertheless. Within the temple they are assailed by a hundred Eversor Assassins. A single Space Marine survives to reach the Grand Master and deliver the Emperor's Judgement with his Bolter .


580.M32

  • Falsos rumores llevan a los Angeles Oscuros, junto a dos de sus Capítulos Sucesores, a embarcarse en una campaña desastrosa. Mirando en retrospectiva, es fácil ver que han sido engañados por los Poderes Ruinosos, que los han atraído hasta las cercanías del Ojo del Terror. Solo la indomable decisión de los Ángeles Oscuros les permitirá escapar a la trampa, aunque pagarán un precio terrible en cuanto a bajas.


632.M32

  • Fin de las Guerras Olvidadas.

646.M32

  • Un período de anarquía de cien años acaba con la intervención de los Marines Espaciales. Agnathio, Señor del Capítulo de los Ultramarines, une a más de 50 capítulos, llega a Terra y celebra un consejo privado con sus gobernantes. Se desconoce lo que ocurre allí dentro, pero cuando las flotas de Marines Espaciales regresan a sus planetas natales, se ha restablecido el gobierno de los doce Altos Señores de Terra y la unidad del Imperio.

909.M32

  • Se lanza la 3ª Cruzada Negra: The 3rd Black Crusade emerges from the Eye of Terror and assaults the worlds of the Imperium and it is recorded in Imperial records as the Host of Tallomine. The Daemon Prince Tallomin leads the Black Crusade that is ultimately crushed by the actions of the Space Wolves.


932.M32

  • El Administratum condena al Coronel Van Dyson por publicar "El Eldar Oscuro: Sus métodos y como derrotarlos, Por uno que lo hizo".


Finales del M32

  • Every world in the Imperium apart from those claimed by the Space Marines or the Adeptus Mechanicus boasts a grand cathedral, and billions of shrines have been built to the Emperor's glory.
  • Comienza la Era Dorada de Jericho - With the wider Imperium swelling to a peak of power and influence, the Jericho Sector is but one of many that bloom into a renaissance of power and achievement as scores of Imperial worlds of every type are raised up from the rubble of past failures and the un-trodden soil of alien worlds in Mankind’s name. The Jericho Sector becomes both a bastion and exemplar of Imperial civilisation and majesty carved from the cold wilderness of space with a burgeoning population that quickly soars into the hundred of billions. The Jericho Sector is a hub of Imperial commerce and industry with its bloody past all but forgotten, a realm of piety and devotion whose renown is such that it is spoken of on Terra as a gem of Humanity’s domains. Its goods are sought after as far afield as blessed Ultramar and distant Espandor. With the passage of millennia the power and fortunes of the Imperium wax and wane, but the Jericho Sector manages to remain strong and prosperous despite the vicissitudes of war, invasion, and petty disaster. However, the dawning of the 35th Millennium heralds both a darkening of the sector’s fate and the coming of the Deathwatch into the known histories of the Jericho Reach.


000.M33

  • El Apócrifo de Davio, un documento sagrado pero incompleto, describe los capítulos de la Segunda Fundación. Durante esta época tienen lugar muchas Fundaciones de Marines Espaciales; pero los Altos Señores de Terra no usan la semilla genética de los Ángeles Oscuros en ninguna de ellas.


077.M33


112.M33

  • Mientras excava en el mundo salvaje de Aggaros, el Adeptus Mechanicus se enzarza en lo que en principio parece una batalla ridículamente favorable, hasta que los primitivos nativos ponen en liza a sus chamanes escupe-fuegos. Las tropas del Adeptus Mechanicus son súbitamente calcinadas desde sus entrañas, o aplastadas por fuerzas invisibles. Los tecnosacerdotes se baten en retirada y deciden cobrarse un viejo favor que les debían los Despojadores, pidiendo su ayuda para poder contraatacar. Cuatro días más tarde, la 3ª Compañía de los Despojadores se abre camino a través de un infierno de apabullante pirotécnia psíquica para alcanzar la ciudad secreta de las tribus nativas. Todos sus caminos están flanqueados por estatuas de tierra dedicadas a los Mil Hijos encaradas hacia una colosal efigio de Ahriman situada sobre una pirámide de obsidiana. El Capitán Excorius ordena derruir la efigie, pero cuando sus hombres intentan hacerlo las estatuas de los Mil Hijos vuelven a la vida, sacudiendose el polvo tras siglos de inactividad, y abriendo fuego en tromba. No sobrevive ni uno solo de los Despojadores, ni de los miembros del Adeptus Mechanicus.

265.M33

  • El Almirante Usurs es desterrado por los Altos Señores de Terra. Es demasiado poderoso para ejercutarlo, pues ocasionaría una guerra civil, así que es enviado a una misión de exploración al golfo galáctico más lejano. Durante los diez años siguientes, llegan informes a Terra se detalla la conquista de múltiples sistemas estelares por parte del Almirante. Tras dos décadas, cesan las comunicaciones, y nunca se envían flotas para contactar con los sistemas conquistados por Usurs.


454.M33

  • El comerciante independiente Apollyon Maestrich-Nova halla una luna distante con grandes riquezas naturales. Apollyon organiza una operación de extracción al frente de su flota. De las rocas glaciares se extraen diamantes que destellan como el fuego y otros elementos preciosos que se venden al Sistema Reubic. Apollyon se enriquece tanto que construye una segunda flota espacial, seguida de una tercera. En cuestión de una década, el Sistema Reubic se hace inmensamente rico. Apollyon, corrompido por el poder que ha amasado, se convierte a Slaanesh. Solo cuando sus monedas corruptas hayan circulado por todos los planetas del Sistema Reubic, sabrá cuál es el designio del dios. La luna de Apollyon eclipsa el sol de Reubia, y todos los que han compartido su codicia se ven asaltados por un hambre insaciable y caníbal, sucumbiendo a la posesión demoníaca. El Imperio recibe un grito astropático pidiendo ayuda y envía a un contingente de Caballeros Grises para salvar a Reubic de los ejércitos de los que en otro tiempo fueron invasores humanos. El resto del sistema cae en la anarquía y Slaanesh reclama lo que le corresponde.

615.M33

  • El crucero anterior a la Herejía, la Espada del Infinito, emerge de la disformidad, veinte mil años después de su partida.

831.M33

  • Los muertos honorables se levantan para derrotar a los terrores de la disformidad.


000.M34

  • Informe del Inquisidor Damne. Desviación en la cepa genética de los Angeles Sangrientos y sus sucesores, la Sed Roja y la Rabia Negra.

001.M34

  • Cuarta Cruzada Negra de Abaddon. Abaddon lidera la carga contra las puertas de adamantium de la (teóricamente inexpugnable) Ciudadela del Kromarca, en El'Phanor. Solo uno de cada diez integrantes de la punta de lanza de Abaddon sobreviven a la lluvia de fuego de bólter y llegan hasta las puertas, que aunque son más duras que el diamante se parten como el corcho ante el primer golpe de Abaddon. Esa misma noche, los Marines Espaciales del Caos y sus aliados demoníacos se deleitarán devorando al Kromarca y los suyos.

401.M34

456.M34

  • El Inquisidor Halleck, después de muchas décadas buscando renegados en el espacio, captura a un misterioso hereje conocido como el Angel de la Verdad. La última emisión de la nave de Halleck dice que el prisionero ha hablado y ha revelado una herejía profundamente arraigada. Mientras vuelve a Terra con sus revelaciones, el Inquisidor es atacado por un enemigo desconocido. La única fuerza imperial cerca es el crucero de ataque de los Angeles Oscuros, La Espada Negra de Venganza. No tuvieron noticias del Inquisidor, ni de la nave, ni del prisionero.

666.M34

  • Cuando una tormenta de Disformidad de proporciones titánicas irrumpe procedente del Ojo del Terror, se avistan las primeras Estrellas Disformes, unas anomalías estelares cuya fuerza gravitatoria atrae a naves e incluso planetas pequeños hacia su abrazo demoníaco.

722.M34

  • El contrabandista Dausen contacta con el Mundo Hogar Squat, Terlaken B3 Svyz, y lo notifica al Imperium. Envío de un equipo de investigación de la Inquisición. El siguiente periodo de la Historia es conocida por los Squat como la Era del Redescubrimiento.

730.M34

  • 13ª Fundación, la fundación oscura. Un número desconocido de Capítulos se pierden en esta fundación.

764.M34

  • El mundo astronave Lugganath es víctima de un salvaje ataque por parte de una flota de Hijos del Emperador protegidos psíquicamente. Las naves Eldars destruyen la primera oleada de cazas, pero el vasto número de cápsulas de desembarco acaba por abrir brecha en las defensas del mundo astronave. Tras una disputada y sangrienta acción de desembarco, instalan una baliza de teleportación en la Plaza de la Reflexión, y los Hijos del Emperador comienzan a desplegarse allí en masa. Los Eldars logran sellar la brecha con precisión quirurgica pero se dan cuenta demasiado tarde de cuáles son las verdaderas intenciones de su enemigo. En el corazón de la plaza, varios centenares de Marines Ruidosos combinan sus armas sónicas para causar una explosión psíquica que atraviesa la arquitectura psico-plástica de Lugganath, llenando el aire de gritos y agrietando las altas torres del mundo astronave, que se derrumban directamente sobre el campo de batalla.

000.M35

  • El mundo forja de Tigrus es arrasado y saqueado por el Señor de la Guerra Orko Arrgard el Archiprofanador, perdiéndose con él la tecnología neceseria para replicar el Cañón de Batalla Vanquisher.
  • El Adeptus Mechanicus se hace trizas por los conflictos y la división interna. El Adeptus Astartes no es inmune a esta situación, y los Manos de Hierro son los más afectados.

200.M35

  • Por orden del eclesiarca Benedin IV El Sínodo sagrado abandona la tierra y se traslada Ophelia VII, el poder del Ministorum se extiende.

334.M35

  • Planeta Angelis inspeccionado por el Imperio.

437.M35

  • El Amanecer Rojo de Iriad IV Iriad IV, un mundo industrial fortificado en el borde del Ojo del Terror, es invadido por una oleada de los Devoradores de Mundos. El Capitán Revellion, del Capítulo Caballeros de Ebano, lidera a sus hombres contra sus primos Traidores en una amarga guerra con un índice de bajas que se dispara muy rápido. La batalla asóla el planeta hasta que no queda en liza ni siquiera una compañía de guerreros por bando. Mientras que a los Devoradores de Mundos no les preocupa que muchos de los suyos hayan caído, el Capitán Revellion es presa de la desesperación por la pérdida de tantos de sus hombres, y lanza una plegaria hacia la noche. Horas después, sale de las sombras cubierto en sangre de pies a cabeza y portando una espada sierra en cada mano. Sus hombres gritan de fiero júbilo al ver que ha caído el último de los Devoradores de Mundos, pero su sensación de victoria pronto quedará reducida a cenizas, pues el Capitán Revellion, imparable y fuera de sí, se abre un camino de muerte a través de los Caballeros de Ébano restantes. Y no se detiene ahí, sino que sigue atacando a todo lo que se mueve, incluso a su propio reflejo. Distrito tras distrito de Iriad IV es asolado por el pacto de Revellion con Khorne, hasta que la poca población que aún queda con vida es evacuada y el planeta es declarado perdilas.

500.M35

512.M35

  • El Adeptus Ministorum completa su vuelta a la Tierra.

789.M35

  • El rifle Láser M-Galaxy se convierte en el estándar de la Guardia Imperial.

867.M35

  • En el mundo Exodita Eldar de Menimshemash, los Demonios del Caos entran a través del "espíritu del mundo". Esta red psíquica cristalina cruza el mundo, uniendo a todos los asentamientos Exoditas y albergando las almas de los muertos de los últimos cinco mil años. El reino de Tzeentch impregna el espíritu del mundo y entra en erupción desde sus vías más profundas; monstruosas serpientes cristalinas escupen oleadas de Demonios. El mundo arde con el fuego del cambio antes de la salida de la próxima luna.

977.M35

  • La barcaza de batalla Excelsior de los Ultramarines se ve envuelta en una batalla, cuando su campo Geller falla en la traslación desde la Disformidad al espacio real. El metal bendecido de la titánica nave-fortaleza se vuelve permeable, y en poco tiempo, una marea de innumerables Demonios irrumpe por las paredes, el suelo y el techo para abalanzarse sobre los Ultramarines. La Excelsior nunca vuelve a materializarse en la realidad.

980.M35

  • Los Ángeles Oscuros participan en la limpieza de las diferentes plagas de Hrud que estallan por todo el imperio. Con dos de sus tres sectores limpios, la Roca desaparece cuando los Ángeles Oscuros dejan la campaña para perseguir sus propios objetivos. El Señor del Capítulo de los Ultramarines presenta una queja a los Altos Señores de Terra, aunque no se toma ninguna acción al respecto.

000.M36

  • Se publica el "Mythos Angelica Mortis" que detalla la historia y mitos de los Adeptus Astartes.

000.M36

  • Cruzada de la liberación certera: Los Puños Carmesíes reconquistan 84 mundos. La cruzada ha durado 300 años y el capítulo se ha reducido a 128 marines. El señor del capítulo Kordoba declara el final de la cruzada en el asedio de Barenthal en Excelsiva II. Desde entonces la primera compañia o compañia de la cruzada siempre se compone de 128 guerreros.

104.M36

  • La Guerra de la Recuperación: Debido a los rumores que hablaban de las maravillas tecnológicas perdidas que se decía que habían sido vistas en los planetas de la Cadena Mortuam, el Adeptus Mechanicus decidió lanzar una expedición, con la esperanza de recuperar cualquier PCE que pudiera existir en dicho sector. Dicha expedición acabó desencadenando una guerra que se prolongaría durante casi un siglo, conflicto que recibiría el nombre de Guerra de la Recuperación. Las fuerzas del Mechanicum, apoyadas por las armas que lograron recuperar, consiguieron liberar a los colonos de la Cadena Mortuam de la ocupación xenos, pudiendo llevar de vuelta a Marte un gran número de copias de PCE de primera generación para su estudio y evaluzación en la sede del Culto Mechanicus.


215.M36

282.M36

  • Las puntas de lanza del Capítulo Aurora logran acabar con la invasión orka de Grylos.

288.M36

  • En las luchas anárquicas de Vandire, muere el señor del Oficio Asesinorum a manos de uno de sus agentes. A partir de entonces los Grandes Señores de Terra tuvieron un cuidado especial en controlar el Oficio Asesinorum.

288.M36

  • A la muerte del Alto Señor Vandire, Sebastian Thor se convierte en el 292 Eclesiarca después de dos meses de juicio a manos de los Altos Señores de Terra. Thor comienza la reforma del Adeptus Ministorum, incluyendo puntos tales como el decree pasive prohibiendo a la Eclesiarquia que mantuviese una fuerza de hombres armados. La Hermandad Templaria fue debidamente disuelta y sustituida por Las Hijas del Emperador.

310-334.M36

  • Habiendo reunido un vasto ejército de fanáticos a su causa, el Cardenal Apóstata, Bucharis de Gathalamor, lleva su cruzada impía hacia Terra. Tras pasar muchos años abriéndose camino por la galaxia, Bucharis pone sitio al planeta natal de los Lobos Espaciales para asegurarse una ruta segura hasta el corazón del Imperio. Bucharis confía en que las fuerzas que tiene a su disposición, aparentemente inagotables, le darán una pronta victoria. Sin embargo, después de tres años de un asedio extenuante, en los que las fuerzas renegadas sufren abundantes pérdidas, el Señor Lobo Kyrl Grimblood vuelve a Fenris habiendo concluído su campaña en el Ojo del Terror y golpea por sorpresa la retaguardia de los traidores. La flota de Bucharis, atrapada entre las defensas impenetrables del Colmillo y la flota de Grimblood, se ve forzada a retirarse de Fenris, abandonando a su suerte a gran parte de sus efectivos.

314.M36

  • Los Ángeles Oscuros empiezan una campaña de dos décadas en la que son partícipes de muchas batallas para aniquilar al Hermano Machius, un antiguo lugarteniente del Cardenal Bucharis. A pesar de varias emboscadas por parte de la legión Traidora de los Amos de la Noche, los Ángeles Oscuros prevalecen: el Ala de Cuervo localiza a Machius en el planeta desgarrado por la plaga de Gronmoth, y lo capturan en la Batalla de la Muerte Negra.

368.M36

  • El Eclesiarca Alexis XXII separa cada uno de los conventos de las Adepta Sororitas en dos órdenes, fundando las Ordenes Militantes del Caliz de Ebano, Corazón Valeroso, Corazón Fiero y el Sudario de Plata.

437.M36

  • Partidas de guerra de Orkos infectados invaden Sanctia, un mundo de la eclesiarquía, sumiéndolo en la barbarie. Los pieles verdes consumen a los defensores del planeta por completo, devorando por igual a los vivos y a los muertos, como dominados por un hambre demoníaca. Los Orkos se hinchan hasta convertirse en monstruosidades que solo pueden moverse arrastrándose. Desconcertadas por este extraño comportamiento, las Adepta Sororitas exterminan sistemáticamente a los Orkos con lanzallamas y bólteres. Es entonces cuando aparecen Mortarion y su Guardia de la Muerte. El esquelético Primarca Demonio cruza por entre los cuerpos de los Orkos mientras se dirige sigilosamente a la primera línea del frente. A medida que pasa, cada Orko estalla en una lluvia de repugnantes fluidos, y de su interior surgen docenas de Nurgletes que de inmediato empiezan a seguir a su maestro. Apenas veinte horas después Sanctia sucumbe a la Muerte Verde, y la plaga se extiende por todo el sistema controlado por la Eclesiarquía a ritmo imparable.

453.M36

522.M36

  • Con la muerte del Gran Mariscal Sigenandus termina la cruzada de Terra contra los Apostatas.

565.M36

  • La sequía de Gaero Alphus empeora a medida que la órbita elíptica del planeta lo atrae más cerca de sus estrellas. Los recursos de las tribus industriales de Gaero son cada vez más limitados y se extiende la desnutrición. Se sacrifican animales para alimentar el hambre voraz de las tribus. El calor lleva a las tribus a orar implorando ayuda divina. Bailan antiguas danzas de la lluvia y sacrifican a su propia gente con la esperanza de acabar con la sequía. Nurgle, en su benevolencia, se apiada de ellos y les concede su deseo. La lluvia gloriosa llega en abundancia. Pero las nubes se espesan y se vuelven más amenazantes. Los desiertos se convienen en lagos, las tierras de cultivo se anegan y poblaciones enteras se ahogan o sucumben a la enfermedad. Al octavo día, Epidemius, el Archivista de Nurgle, se abre camino por el lodo para evaluar la catástrofe. El azote de la lluvia constante obliga a los supervivientes de las tribus a tomar las armas para luchar contra Epidemius y sus hordas de Portadores de Plaga, pero su debilidad les hace caer fácilmente. Una semana después, Gaero Alphus desaparece de los registros imperiales.

694.M36

  • El Jefe Artesano Tilius comienza la búsqueda de PCEs.

836.M36

  • Tras la violencia extrema de la genocida Campaña Quietus , el Capítulo de los Aniquiladores acaba por sucumbir a la psicosis sangrienta. Aquellos de sus miembros que aun son capaces de actuar racionalmente se reúnen en su fortaleza-monasterio con la esperanza de encontrar la absolución. Sin embargo, en vez de redimir sus pecados, sus corruptos Capellanes organizan un rito ancestral que abre por completo sus almas a la influencia demoníaca. Hasta el ultimo miembro del Capitulo resulta poseído a lo largo de una única noche, todos quedando transformados en monstruosidades medio-demoniacas enfundadas en armaduras de Marine Espacial. Renombrándose a sí mismos como Bestias de la Aniquilación, vuelven a ir a la guerra, aunque en este caso será el Imperio el enemigo que alimente su ira.

989.M36

  • Las corrientes de la Disformidad siguen oscureciendo la luz del Emperador. Los guardianes del Trono Dorado exigen que el número de psíquicos imperiales sacrificados al Astronomicón se cuadruplique y que aumente el número de Naves Negras acorde a ello.

994.M36

  • La PCE del Razorback es descubierta por Tilius.

000.M37

  • El Inquisidor Horst publica su estudio sobre los Lobos Espaciales. Los Lobos Espaciales fomentan la desviación genética y muestran tendencias poco ortodoxas en sus tácticas y organización.

000.M37

  • El Liber Astartes establece que la Legión de los Ultramarines es origen de cerca de las 3/5 partes de la semilla genética de los actuales Capítulos de Marines Espaciales.

241.M37

321.M37

  • Inicio de la Cruzada Insondable . La Tormenta de Disformidad Dionys avanza por la galaxia mientras sus fantasmagóricas energías contaminan un gran abanico de sistemas estelares. Además de billones de ciudadanos Imperiales, no menos de treinta Capítulos de Marines Espaciales son declarados corruptos por el carismatico San Basillius. Este Señor de la Eclesiarquía da a los juzgados la posibilidad de elegir: buscar la redención en el Ojo del Terror, o ser exterminados. Todos, sin excepción, eligen embarcarse en una cruzada redentora con el objetivo de purgar los mundos demoníacos del Ojo del Terror. Algunos de los Capítulos enviados a aquella gran brecha de la Disformidad se pierden o se destruyen para siempre, y unos pocos se hacen renegados a fin de sobrevivir.

563.M37

  • Urhua Thereaux, Asesino del templo de Venenum es enviado a asesinar al Gobernador renegado Yawell de Morisha. La nave espacial de Urhua es capturada en una tormenta de disformidad, manteniendo el navío en extasis durante 698 años.

576.M37

  • La variante del Land Speeder, el Typhoon (LST) es introducida gracias al descubrimiento de la recuperada información A98726J.LST de una PCE en Thronton IV.

772.M37

  • Atraído por promesas de poder, Sevastos Molochai, el Gobernador planetario sediento de poder de Urskas Sol Tetra, se pone en contacto con un aquelarre de Portadores de la Palabra. A las ocho semanas, su planeta pasa de ser un próspero mundo industrial a una pesadilla infestada de Demonios.

798.M37

811.M37

  • Séptima Cruzada Negra de Abaddon. Durante el curso de la Guerra Espectral, los Ángeles Sangrientos se unen a la batalla contra la horda de Abaddon en el mundo de Mackan. El Saqueador aniquila sin piedad a los Hijos de Sanguinius, liderando personalmente a una banda de Bersérkeres de Khorne en un salvaje asalto contra las posiciones de los Devastadores de los Angeles Sangrientos. Aunque solo un puñado de los traidores sobrevive al fuego de las fuerzas leales al Emperador, las tropas de asalto de los Ángeles Sangrientos no pueden recuperar los cuerpos de sus hermanos caídos, que son profanados por la enloquecida hueste del Saqueador.



112.M38

  • Los más resueltos de los capítulos enviados a la Cruzada Insondable regresan al Imperio casi 800 años más tarde, y descubren que su acusador, el mismísimo San Basillius, es un sirviente del Caos. La muerte del santo corrupto es rápida y sangrienta.

143.M38

  • Una asesina Callidus se infiltra en la Comandancia Imperial Brassika de la corte de Orlenza donde han permitido con engaños que dos regimientos de Guardia Imperial sean manejado por fuerzas renegadas. La Callidus elimina al Comandante Imperial y escapa.

261.M38

  • Ignorante a su situación, Urhua Thereaux llega a Morisha para encontrar a Yawell ya muerto y sustituido por un democrático comité anti-Imperial de cerca de 1.000 miembros. Para completar su misión Thereaux asesina todos los miembros del comité después de emplear tres días en envenenar las butacas del Auditorium antes de la reunión del comité al completo.

463.M38

  • El Coronel Brin de la Guardia Imperial es ejecutado como hereje debido a su comparación de los Eldar con la Guardia Imperial.

573.M38

  • Novena Cruzada Negra de Abaddon Tratando de destruir la fortaleza naval Cancephalus, Abaddon lidera su 9ª Cruzada Negra contra la tumultuosa población del cercano Antecanis. La vanguardia de Abaddon asedia la ciudad colmena de Monarchive, donde se encuentra el trono de mando del Comandante Imperial de Antecanis. Los Legionarios Negros se abren paso a sangre y fuego hasta los niveles inferiores, mientras que Abaddon asalta el sancta-sanctorum del complejo. Poco a poco la población de la ciudad colmena es diezmada. Para cuando la Guardia Imperial de Cancephalus logra reforzar a los desesperados supervivientes, Abaddon y sus Legionarios ya han abandonado la órbita del planeta, dejando caer doce cabezas nucleares ciclónicas sobre las ruinas de la Colmena Monarc. La guerra de diecisiete años de duración que seguirá a esta batalla priva tanto a Antecanis como a Cancephalus de su más preciado recurso: la mano de obra. Sin las Flotas de Cancephalus para detenerle, Abaddon asola a voluntad el resto del sector

733.M38

  • El Señor de la Guerra Demetrius inicia la Cruzada Salónika

846.M38

  • El Tecno-Ingeniero Pilamist investiga los restos de un tanque gravitatorio prisma tras una batalla entre los Eldar y el Capitulo de Marines Espaciales Los Provocadores del Dolor en la tercera luna del mundo de Vida.

848.M38

  • El Tecno-Ingeniero Pilamist transmite un informe de una puerta de Disformidad encontrada en el sector Troyano.

860.M38


376.M39

  • El Genetor-Major Xabriol investiga las especies Orkoides.

745.M39

  • El Regimiento Lobezno, condecorado tras su participación en el derrocamiento de la tiranía Jyokoroi.

763.M39

  • Amadeus Kreutz escribe Sumario de los Mitos, Leyendas y Creencias de la Raza Eldar.

789.M39

  • Lord Kegarin, Gobernador Planetario de Salamander V, aumenta su paranoia contra de los planetas vecinos Salamander IV y Salamander VI. Cree que ansían la riqueza mineral de su mundo, Kegarin construye el Cañón del día de la Condenación y declara su sistema soberano. El lanzamiento del proyecto Apocalipsis, desencadena una guerra devastadora en el sistema.

985.M39

  • Guerra civil Squat. La Liga de Thor lucha contra la Liga de Grindel debido a la exploración de la fortaleza perdida de Dargon. Se crean los cíclopes Squat.

999.M39

  • La flota del contrabandista Lukurius Vanlessa parte hacia la franja este.

999.M39

  • Por efecto de una tormenta de disformidad la flota de Vanlessa regresa a Terra con un desfase adelanto de 400 años. Su capitan, Iñigo Portfell, atraca con un navio lleno de descubrimientos. La nave misma es ahora parte del palacio del Paternova en Terra.

198.M40

  • Durante más de una docena de generaciones los agentes de la Legión Alfa se infiltran en los suburbios colmena de Ghorstangrad, mundo natal de los Espadas del Emperador. Mediante sutiles manipulaciones de las sectas y bandas dominantes, la Legión Alfa planta en los potenciales aspirantes a futuros Marines Espaciales la semilla de todo tipo de filosofías desviadas y comportamientos inconscientes. Aunque la mayoría de estos jóvenes con el cerebro lavado serán rechazados por los Bibliotecarios y Capellanes, algunos sí que acaban siendo reclutados por el Capítulo, convirtiendose en una amenaza secreta (hasta para ellos mismos). Casi tres siglos después, la Legión Alfa organiza una invasión a gran escala en Ghorstangrad. Se enfrenta en batalla a campo abierto contra los Espadas del Emperador. La Legión Alfa emplea ataques psíquicos hipnóticos y desorientadores, que activan las pautas implantadas en los reclutas infiltrados entre los hermanos de batalla. En cosa de horas, el Capítulo se desintegra en una marabunta de facciones luchando entre sí, algunas de las cuales unen fuerzas con los invasores. El Capítulo leal de los Espadas del Emperador es destruido por completo, sus reservas de semilla genética son robadas, y Ghorstangrad es arrasado. La Legión Alfa se retira a la Franja Este, su número multiplicado gracias a los nuevos renegados aún bañados en la sangre de sus ex-compañeros.

561.M40

  • Exculpacion de NexxasLos Hijos del Emperador son derrotados por un conjunto de ejércitos Imperiales. Como continuación de la victoria, una nave de guerra del Ordo Malleus destruye los ejércitos Imperiales mediante un bombardeo orbital. Los archivos son alterados para responsabilizar de lo ocurrido a fuerzas renegadas Eldar .

728.M40

745.M40

  • Una vez finalizada la Cruzada de Vortigern, el mundo de Rynn es concedido a Los Puños Carmesí como su Mundo Hogar. Su Monasterio Fortaleza se establece en las inhóspitas montañas de la Cuchilla Infernal del continente meridional.

757.M40

  • Balthazar van Heppel, Enviado del Ministorum, clasifica su investigación Investigación de las Creencias Religiosas, Rituales y Practicas de los Legionarios Astartes.

970.M40

  • El Crucero de Asalto Escudo de Valor se pierde en la Disformidad, llevándose consigo al Capitán Lysander y a un cuerpo de guardaespaldas de la 1ª Compañía de Veteranos.

978.M40

982.M40

  • Los tecno-sacerdotes de Abaddon comienzan la construcción de un navío estelar enorme dentro del Ojo del Terror, usando información descubierta por las fuerzas de Abaddon en el mundo halo de Lanamorgstein.

990.M40

  • El asesor de Abaddon, Zaraphiston, guía a Abaddon al mundo Demoniaco de Spawndeath. Abaddon vuelve e impulsa a sus tecno-sacerdotes a incrementar sus esfuerzos para finalizar la construcción de una nueva Asesina de Mundos.

999.M40

015.M41

  • Los agentes de Abaddon y sus fuerzas buscan rumores que le permitan localizar el artefacto arcano conocido como la Mano de la Oscuridad en el Ojo de la Noche. Abaddon ordena a sus fuerzas que capturen esos objetos a cualquier costa.

016.M41

  • En el conclave de Gathalamor cerca de 800 Señores de Capítulos de los Marines Espaciales refuerzan sus juramentos de lealtad en la tumba del Gran Confesor. Terra y Marte forjan sus alianzas en el tratado de Ceres. El Señor Comandante Solar Macharius comienza su Cruzada. Durante esta Cruzada la alta tecnología del mundo de Adantris V es finalmente dominada cuando un cometa es redirigido contra él.

016.M41

  • Después de la muerte de Macharius, el señor comandante Solar, las conquistas estallaron en guerra civil. El 3º Regimiento de Tallarn (Los Tigres del Desierto) destruyeron prácticamente las fuerzas del Señor de la Guerra Solon durante la Herejía Machariana.

091.M41

  • El recopilador Atreax enumera los nombres de los sucesores de los Ultramarines, Apocrypha de Davio como Novamarines, Patriarcas de Ulixis, Consules Blancos, Consules Negros, Libadores, Precursores, Pretorianos de Orpheus, Capítulo Génesis. Aunque la referencia se basa en la Apocrypha de Skaros la cual enumera 23 capítulos fundados en la Segunda Fundación, esta se equivocaba al nombrarlos.

139.M41

  • Las visiones de Zaraphiston muestran a Abaddon la brecha de Arx, una ruta estable fuera de El Ojo del Terror, que sobrepasa las pesadas defensas de La Puerta de Cadia. Abaddon comienza su novena Cruzada Negra con el envío de una flota de vanguardia que destruya la estación espacial monitorizadora de Arx. El asalto de Arx borra las defensas de la Guardia Imperial y la tripulación de la estación. La Fragata exploradora Ascensión recibe una petición de ayuda. Cuatro meses después, los refuerzos no encontraron supervivientes ni señal de los responsables. El Inquisidor Horst investiga. Se finaliza la construcción de La Asesina de Mundos y se recluta la ingente tripulación necesaria para ponerla en marcha. Zaraphiston ata diversos demonios al enorme navío, reduciendo el personal necesario para hacerlo funcionar. Como las tormentas de Disformidad comienzan a envolver el Sector Gótico, Abaddon dirige sus serviles Señores de la Guerra para iniciar la Cruzada Negra.

140.M41

  • Abaddon deja el Ojo del Terror a través de la ahora limpia brecha de Arx, ordenando a sus tecno-sacerdotes que le sigan una vez La Asesina de Mundos este operativa. Varias patrulleras en el Sector Athena encuentran un numero de naves Imperiales a la deriva. Las tripulaciones están todas muertas, los cadáveres con síntomas de enfermedades. Xebal Astolax, el Magos Biologis registra la evidencia de ampollas, llagas y brotes de hongos como causa de la muerte. Comienzan los rumores de una epidemia. Los puestos de vigilancia alrededor de la Puerta de Cadia se ponen en alerta y las patrullas se incrementan alrededor de Cadia. Los Cultistas del Caos incrementan su actividad en el Segmentum Obscurus. Ataque al Mundo Colmena de Morganghast. Un ataque del Caos en el mundo Imperial de Purgatory finaliza con la desaparición de un artefacto conocido como La Mano de la Oscuridad. Otro ataque del Caos en el mundo Ratling de Ornsworld finaliza con el robo de El Ojo de la Noche, un artefacto con conexiones místicas con la Mano de la Oscuridad, y la muerte de millones de Ratlings.

141.M41

  • El Subsector Lysades del Sector Gótico es practicamente invadido por completo por el Caos. Una flotilla patrullera Imperial se tropieza con La Asesina de Mundos que acaba de dejar el espacio disforme, entrando en el Sistema Corain. Atacan inmediatamente antes de que el resto de la flota de Abaddon pueda llegar. Después de causar un daño considerable, la flota Imperial es ahuyentada por el inmenso arsenal de la estación espacial. Las fuerzas de Abaddon invaden Corain VI y dominan sus minas. Los luchadores de la guerrilla Leal informan que grandes cantidades de cristal trikali son embarcados en orbita, donde la estación espacial esta estacionado. El cristal de Trikali se usa fundamentalmente en los campos anti-magnéticos contenedores de los generadores de Disformidad y en los reactores de plasma.

142.M41

  • Una onda expansiva cataclísmica atraviesa la Disformidad engullendo el Sector Gótico y aislándolo del resto del Imperium. El Gobernador Planetario y el Comandante del ejercito imperial del 3º Regimiento de Vorradion en Bradur IV declaran su independencia del Imperio. Menos de 100 días después de que comenzara la rebelión, el palacio del Gobernador es asaltado por Marines del Capítulo de Los Bebedores de Sangre con ordenes de no tomar prisioneros y no aceptar términos de rendición. Bradur IV es devuelto al imperio.

143.M41

  • Abaddon entra en el Sector Gótico, usando La Mano de la Oscuridad para capturar la Fortaleza Negra de Rebo V. Luego se encuentra con La Asesina de mundos y lo convierte en su nave insignia. Su primer blanco es el Mundo Cardenalicio de Savaven, con una población de 14 billones. El Cardenal Klien ordena al Comandante Imperial que rehuse las demandas de rendición incondicional de Abaddon. Abaddon usa Savaven como una diana de prueba para la Asesina de Mundos, destruyendo el planeta y su población en menos de una hora. La Cruzada Negra de Abaddon ha comenzado.
  • La Cábala de la Libación Carmesí provoca la furia de los Ultramarines, los Grifos Aullantes y los Hijos de Orar. Los Eldars Oscuros son derrotados, por Armand Titus, Capellán de los Grifos Aullantes, sucumbe al veneno y es sepultado en el interior de un Dreadnought.

144.M41

  • La asesina de Mundos llega a Saviour, un sistema altamente poblado en el Sub Sector Lysades. Abaddon demanda que los muelles orbitales de Saviour sigan produciendo naves para la flota del caos. La vida de 11 billones de personas estaba en juego. Bajo la amenaza de la Asesina de Mundos, cada vez mas sistemas de El Sector Gótico se rindieron. El Comandante de Brinaga, en el Sistema Brigia recibe el aviso de que Abaddon le va a atacar pronto, en un intento por capturar la Fortaleza Negra VI. Todas las comunicaciones se cortan con Brinaga. Al poco después, una patrullera informa que no se puede confirmar que siga existiendo Brinaga. Abaddon conduce el Destructor de Planetas a Fularis, donde la Fortaleza Negra I orbita en Fularis II. Abaddon destruye Fularis II con esta fortaleza mientras dirige su flota contra el Grupo de Batalla Merlin que protege el sistema. La asesina de mundos destruye la Segunda luna de Fularis III, cobijo habitual de piratas Eldar.

146.M41

  • El Asesino de Mundos ataca Stranivar en Bhein Morr. El bloqueo dura dos semanas, una flota imperial de investigación descubre que la mayoría del mundo colmena ha sido devastado por meteoritos producto de la destrucción de las 3 lunas del planeta.

148.M41

  • Abaddon invade el sistema Drakulu y esclaviza los dos millones de habitantes del planeta principal del sistema, un mundo agrícola. Se cree que la mayoría de ellos acabaron sacrificados por los brujos de Zaraphiston, el resto fue obligado a servir como tripulación de La Asesina de Mundos y otros navíos.

150.M41

  • Abaddon envía su flota de guerra acompañada de las tres Fortalezas Negras pata intentar frenar los refuerzos Imperiales que se reagrupan en el Sistema Tarantis. La fuerza combinada de las Fortalezas Negras convierten el sol del sistema en una supernova para intentar prevenir que el Imperio use el punto de salto. Abaddon conduce a la Asesina de Mundos a las cercanías de Boeti. Utilizando su poder, elimina los Adeptus Astra Telepathica que estaban disponibles en el cinturón de asteroides de Boetia, cortando la señal de navegación que podría ayudar a cualquier nave Imperial durante el salto a través de las tormentas de Disformidad.

151.M41

  • Como predijo Zaraphiston, las tormentas de disformidad en el Sector Gótico comenzaron a aplacarse y los refuerzos Imperiales llegaron del Sistema Tamahl junto con varios Capítulos de Marines Espaciales conduciendo una nueva ofensiva Imperial. Cooperando con los Eldar, Lord Ravensburg liderando una flota mas maniobrable que la de Abaddon, llegando a Schindlegeist cinco días antes que Abaddon. Como las Fortalezas Negras se movían hacia la estrella de Schindlegeist, el crucero de batalla Llama de la Pureza se interpuso entre las convergentes ondas de energía expulsadas por el poder de las Fortalezas, poniendo en fuga a Abaddon dos de las fortalezas dejando la tercera para oponerse al ataque de Los Angeles de Redención. La Asesina de Mundos bajo la comandancia del Señor de la Guerra Malefica Arkham ataca Arimaspia como distracción ante la derrota de Abaddon Schindlegeist. La Asesina de Mundos logra destruir dos de los cinco planetas que forman el sistema de Arimaspia. Abandonado por Abaddon, Malefica Arkham intenta usar la fortaleza para forjar un Imperio propio. El mundo de Gonnacrash en el Estrecho de Quinrox le jura obediencia, pero al aproximarse a Kharlos II, Arkham es descubierto por el Escuadrón Omega, recientemente llegado de fuera del Sector Gótico. Sin navíos de soporte, Arkham decide atacar, pero la fortaleza finalmente destruida por las continuas salvas de torpedos de cuatro cruceros clase Lunar.

152.M41

  • El reconquistar el Sector Gótico lleva ocho años. Los Altos Señores de Terra recompensan a los miembros de la flota de batalla Gótica con un monolito de construcción especial que lleva sus nombres en la Cámara de los Héroes en el Palacio Imperial.

156.M41

  • Una expedición liderada por el Inquisidor Horst intenta recuperar el pecio de La Asesina de Mundos para su estudio por los Adeptus Mechanicus. No se encuentra ningún rastro de él.

M41.195.M41

  • El mundo colmena de Terrus salvado de un ataque Tiránido por Marines Espaciales con armaduras decoradas con calaveras y llamas.

220.M41

273.M41

298.M41

373.M41

  • Algunos Inquisidores son misteriosamente asesinados y el planeta Sabulord es incinerado. Durante este periodo, el Inquisidor Drako asalta la Librería Negra de Los Eldar, pero más tarde es asesinado dentro de la Telaraña.

374.M41

  • El Magos Biologis Rastex informa en el Diseños del desarrollo de los Orkos en sociedades alternativas encuentra que en prolongados periodos de conflictos y mayor población, resulta en Orkos más grandes con un mayor ratio de masa muscular.

399-469.M41

  • Tras la muerte del Comandante Solar Macharius, los territorios que conquistó se ven sacudidos por las guerras. Setenta años después, la guerra termina gracias a los esfuerzos combinados de un centenar de Capítulos de Marines Espaciales, que restauran el orden en muchos sectores.

424.M41

  • Batalla del Bajo Corridor. Severas pérdidas de la Guardia Imperial.

433.M41

  • El Escriba Aldolphus Neld publica Informe Sumario de las Legiones Traidoras de los Marines Espaciales del Caos es compilado a instancias del Inquisidor M. Horst.

443.M41

444.M41

497.M41

  • Un equipo de Adeptus Exploradores en Cobol II son atacados por guerreros maquinas. Los supervivientes son ayudados por misteriosos Marines Espaciales con Armadura Negra. No se encontraron evidencias de ambas fuerzas. El equipo de Exploración es retenido para testificar.

589.M41

  • La estación de investigación Imperial en Genhemor III es atacada por incursores del Caos. Los Supervivientes insisten en que han sido salvados por Marines Espaciales que aparecieron de ninguna parte y luego se desvanecieron. Los supervivientes fueron retenidos para interrogatoiro.

698.M41

  • La cruzada Corinthia - Marneus Calgar es elegido líder de una fuerza combinada de Marines Espaciales de Ultramarines, Lamentadores, Marines Errantes, Angeles de Absolución, Calaveras Plateadas y 50 regimientos de la Guardia Imperial en una cruzada de siete años contra el Imperio Orko de Charadon. Esto retardo la invasión del Waaagh Argluk por lo menos treinta años.

701.M41

704.M41

737.M41

  • Valos informa sobre los despojadores de la vida (Tiránidos).

738.M41

  • Fundación 26ª Marines espaciales, Última fundación registrada

739.M41

  • La descomunal nave insignia del ¡Waaagh! Pizoteadiozez emerge de las profundidades del espacio disforme en una nebulosa localizada de ectoplasma verde. El Señor Lobo Finn Goresson desvía el rumbo de su flota para ir al encuentro del pecio inmediatamente. Sin embargo, pese a los triunfos iniciales, cuando aparece El Aplaztaeztrellaz, sus naves parecen encogerse y sufren severas pérdidas debido a su gran potencia de fuego. Finn lleva a su Gran Compañía a un abordaje prolongado contra la horda pielverde en su interior, que se prolonga seis meses; hasta que Finn consigue la cabeza cercenada de Pizoteadiozez colgando del cinto como trofeo.

742.M41

744.M41

  • Taggarath, el Vidente de Corinto proclama el Fin de los Tiempos. Profetiza un tiempo de caos sin precedentes, en el cual incluso la luz del Emperador es tragada por la oscuridad. Taggarath es ejecutado rápidamente por hereje.
  • Retorno del Rey Silente. Tras haberse encontrado con los Tiránidos en medio del vacío intergaláctico, se ha dado cuenta de la grave amenaza que dicha raza representa para la apoteosis Necrona: si los Tiránidos devoran toda la vida de la Galaxia, los Necrones nunca encontrarán cuerpos vivos en los que alojar su consciencia. Empieza un peregrinaje por toda la Galaxia, despertando a los Mundos Necrópolis que siguen dormidos y ayudando a acelerar la recuperación de aquellos que ya están despiertos.

745.M41

  • Los Tiránidos entran en la galaxia y dan paso a las Guerras Tiránidas. La Flota Enjambre Behemoth destruye el planeta Tyran y subsecuentemente el sistema Tandros. 
  • Batalla de Macragge. La flota enjambre Behemoth ataca a los Ultramarines en su Mundo Hogar de Macragge. La flota de Ultramar junto con dos Flotas de Batalla Imperiales, lideradas por Marneus Calgar contratacan. Los Tiránidos son derrotados pero con un gran coste, toda la primera Compañía de los Ultramarines es aniquilada. Los Comandantes Imperiales a lo largo del Segmentum Ultima vigilan sus fronteras con temor.

746.M41

  • Rebelión de Constantinus - Los Hijos de Guilliman liberan Nova Terra de un ataque Tiránido. Tras esto, la Escuadra Constantinus da caza a los restos de la Flota Enjambre, descubriendo un culto Genestealer en el seno de las familias nobles de la capital. Toda la clase dirigente es ejecutada, lo cual provocó ultrajada población se alce en armas contra sus salvadores Marines Espaciales. Al Sargento Constantinus se le agota la paciencia y culpa al Imperio por haberle convertido en un asesino monstruoso. Jura llevar a la ciudadanía a un futuro mejor, y su convicción es tal que se contagia enseguida. El antiguo orden es depuesto y en su lugar se alzan estatuas de Constantinus el Liberador. Numerosos servidores del Caos se ven atraídos hacia toda esta anarquía y derramamiento de sangre. La megalomanía del Sargento rebelde sigue aumentando hasta sumir a todo el sector en una guerra abierta. La rebelión en masa solo finaliza con el asesinato de Constantinus a manos del Oficio Asesinorum.

748.M41

749.M41

  • 102º Festival de Espadas. Los doce Capítulos en competición asisten a esta edición, que tiene lugar una vez cada cien años. El campeón de los Caballeros de Hierro, Hervald Storm, se alza vencedor tras derrotar de manera ajustada a Demitrius Valor, el campeón de los Puños Imperiales, en un duelo ritual.

753.M41

754.M41

  • La 2ª Compañía de Salamandras limpia con fuego todos los trazos de la infestación de Genestealers de la luna de Ymgarl.

755.M41

  • Cruzada de los Mundos de Sabbat. Los Cicatrices Blancas y los Septientes de Hierro se unieron a los ejércitos Imperiales en una larga campaña contra las fuerzas del Caos.

757.M41

  • Se registra el primer incidente de la Plaga Zombie en Hydra Minoris. Una cuarentena es impuesta dejando atrapados a 23 mil millones de ciudadanos imperiales no infectados junto con la ola creciente de no muertos.

759.M41

760.M41

  • Frente al ¡Waaagh! Grimfist, el Concilio de Hierro reasigna al Padre de Hierro Kardan Stronos para que lidere al Capítulo durante trescientos años consecutivos, haciendo que sea el líder con más años de servicio entre los Manos de Hierro desde el mismísimo Ferrus Manus. El ¡Waaagh! Grimfist es brutalmente aniquilado por Stronos, con menos bajas de las previstas.

765.M41

  • Se estiman entre 989 y 1021 Capítulos de Marines Espaciales. Las perdidas consisten en 13 Capítulos perdidos en la disformidad; 21 perdidas de batalla irrecuperables; 9 Semillas Genéticas fallidas; 4 Purgas Inquisitoriales; y 16 perdidos por otras circunstancias. (63 en Total).

766.M41

  • Varios puestos de vigilancia en el Sistema Catachan y Ryza son atacados por piratas Eldar bajo el mando del Principe Yriel.

772.M41

  • El Padre Forjador Vulkan He'stan recupera el Guantelete de la Forja tras derrotar a la hueste del pirata Eldar Iath Bloodweaver.

783.M41

  • Eldrad Ulthran, el Vidente de Ulthwé, predice que una Flota Exploradora Imperial despertará, sin saberlo, un complejo tumba Necrón en el mundo muerto de Maedrax. Los Eldar destruyen rápidamente a las naves imperiales antes de bajar al mundo muerto y eliminar la amenaza necrón. Mientras se retiran, los Eldar entran en conflicto con el capítulo de los Ángeles Sangrientos enviados a investigar la misteriosa desaparición de la flota.

795.M41

  • Una revuelta en el Sistema Kandor es aplastada por el 23vo Regimiento Cadiano.

797.M41

  • El Asedio de Zalatrhas. Marneus Calgar defiende solo las puertas de la ciudad durante un día y una noche de la amenaza Orka.

799.M41

  • Los Ultramarines comienzan a fortificar los límites orientales de su reino ante la potencia emergente del Imperio Tau

802.M41

  • El campeón de los Devoradores de Mundos, Varlag el Carnicero, desafía a Kardan Stronos a un combate personal durante la defensa de Ciudad Parathen. Aunque Stronos calculó que la forma más eficiente de acabar con su oponente era dispararle a la cabeza, respondió al desafío de Varlag con su propio grito de batalla antes de decapitar al Traidor con un único golpe del Hacha de Medusa.

807.M41

  • Purga de Jhanna – Dos Compañías de Ultramarines lideradas por Calgar retoman las ciudades oceánicas rebeldes de Omon y Vorlencia de las manos de los Marines del Caos.

810.M41

  • Los Manos de Hierro rechazan participar en el banquete en honor al heroísmo de los astartes tras la victoria contra los orkos en el Sistema Kelldar. El motivo, que hicieron público, fue su desagrado a sentarse en la misma mesa que los miembros de la Guardia del Cuervo.

812.M41

  • Purga de Contqual: El Alto Gobernador de Contqual sucumbe a las promesas de Slaanesh y en un mes todo el subesctor queda corrompido por el Caos. Pese a sufrir bajas muy importantes, los Manos de Hierro logran purgar a un sinnúmero de demonios y cerrar la grieta disforme. Tras eso, no muestran piedad ante quienes han dejado que semejante corrupción sorprendiera su mundo. Todos los habitantes del mundo colmena de Shardenus son ejecutados a lo largo de un año, sin oír ninguna petición de clemencia.

813.M41

  • Los Escorpiones Rojos y los Cazadores Rojos luchan por recuperar el mundo armería de Vraks. Tras diecisiete años de guerra consiguen expulsar a los Demonios y Renegados, pero Vraks queda reducido a un mundo muerto, pues toda la población ha perecido en la contienda.

830.M41

  • Campaña del Golfo de Tyros: Vladimir Pugh, Señor del Capítulo de los Puños Imperiales, lidera a dos tercios de sus hombres hacia el Golfo de Tyros a fin de recuperar varios planetas conquistados por Rogal Dorn durante la Gran Cruzada, y luego perdidos durante la Herejía de Horus. Illic Lanzanocturna, un eldar del Mundo Astronave Alaitoc, lanza un ataque sorpresa contra los Puños Imperiales en el mundo de Lobas. Pugh se salva de morir por el balazo de un francotirador gracias a que el Campeón del Capítulo, Demitrius Valor, se sacrifica heróicamente para impedirlo. Poco después los Eldars se ven forzados a retirarse ante el despliegue de la 6ª Compañía mediante Stormravens.

833.M41

  • La Purga de Lithon: Más de cien mil millones de ciudadanos imperiales mueren o son capturados por Eldars Oscuros en el sistema Lithon. Los Injuriadores pasan meses purgando a los xenos del sistema, y juran vengarse de los que huyen a la Telaraña.
  • Durante la Cruzada de Vinculus, los Templarios Negros se unieron a las Adeptas Sororitas de la orden de la Rosa Ensangrentada para purgar los cultos de guerreros heréticos de la Nebulosa Peleregon. Juntos hicieron retroceder a las fuerzas del caos hasta su bastión pero fueron asaltados por Demonios de piel sangrienta durante su ataque final en el Templo de la Luz desacralizado. Los guerreros del Emperador se vieron presionados pero el coraje inspirador de un joven Iniciado llamado Grimaldus inspiró a los fieles a mantenerse firmes hasta que la barcaza de batalla Sigismund destruyó el templo con un bombardeo orbital. Impresionado por la fuerza de la devoción del Iniciado, el Gran Capellán Mordred le admite en el Reclusiam.

837.M41

  • Durante las Guerras Eclipse, los Lobos Espaciales combaten junto a los Ángeles Vindicantes y los Desgarradores en el mundo santuario de Lucid Prime. Con una carga feroz de los Marines de Asalto de los Desgarradores, las fuerzas Imperiales hacen retroceder a los Marines del Caos que aterrorizan la colmena Ratspire. Los Desgarradores siguen matando indiscriminadamente una vez que los renegados ya han sido expulsados. Pese a la insistencia del Señor del Capítulo Seth de que sus hombres no hacen más que purgar a los corruptos por la presencia del Caos, los Lobos Espaciales se enfurecen y atacan a los Desgarradores. La batalla enfrenta a los hermanos y se corba muchas vidas en ambos bandos. Este terrible suceso se recordará siempre como el Fin del Honor.

841.M41

  • La fuerza operacional de la 1ª Compañía de los Ultramarines rebasa el 50% por primera vez desde la Batalla por Macragge.

849.M41

  • 103er Festival de Espadas. Pese a haber sufrido graves heridas durante la Cruzada de Vinculus, Hervald Storm vuelve a vencer. Nunca antes un Capítulo, y mucho menos un campeón, había prevalecido en dos Festivales de Espadas sucesivos.

852.M41

  • El Capítulo de los Irruptores ataca el mundo astronave de Idharae. Aunque los Marines Espaciales sufren severas pérdidas, dejan el mundo astronave convertido en un pecio desolado.

853.M41

855.M41

  • Asalto a Black Reach. El Capitán Cato Sicarius y la 2ª Compañía de Ultramarines vencen a los orkos del ¡Waaagh! Zanzag.

857.M41

  • El Bloqueo de Lazar: La flota de Cráneos Plateados bloquea el sistema Lazar. No ofrecen explicación a su presencia ya que su misión secreta consiste en purgar a los Necrones del sistema. Destruyen el mundo necrópolis principal, pero entonces cobran vida bases secundarias en todo el sistema. Los Cráneos Plateados sufren muchas bajas y se ven obligados a retirarse de Lazar. Nadie sabe aún hoy lo que ocurrió allí. NOTA: Este sería uno de los contactos no oficialmente reconocidos entre el Imperio y los Necrones antes de los hechos sucedidos en Santuario 101 en 897.M41

861.M41

865.M41

  • Los Eldars Oscuros de la Cábala del Filo Negro caen sobre la ciudad de Heraclad, con la intención de saquearla. Pero en vez de eso, se encuentran que la ciudad ha sido evacuada y que las compañías 1ª y 6ª de la Guardia del Cuervo les esperan emboscadas. Al amanecer, la Cábala al completo ha sido destruída.

867.M41

  • El Capitán Cortez y la 4ª Compañía de Batalla de los Puños Carmesíes se enfrentan a los Eldars del mundo astronave Iyanden en el planeta Hellabore. A pesar de sufrir graves heridas, incluída una puñalada en uno de sus corazones, Cortez lidera el asalto final que expulsa a los Eldars de Hellabore.

871.M41

877.M41

  • La Gran Compañía de Engir Kraken se halla en las inmediaciones de una gran anomalía que surge de la puerta de Disformidad Sloth. La entidad, de doce mil millas de carne retorcida, desafía cualquier clasificación hasta que una xenobióloga se da cuenta de que la anomalía había sido una ballena del vacío, deformada por las mareas antinaturales de la Disformidad. Cuando la monstruosidad se dispone a engullir la fortaleza espacial de Perillia, los Lobos Espaciales la abordan por medio de torpedos equipados con puntas perforadoras. Peleando entre branquias abismales, Engir y sus hombres se enfrentan a un ecosistema hostil hasta llegar a colocar cargas termales dentro de los órganos vitales del ser. Consiguen escapar segundos antes de que el mastodonte se desintegre en medio de una nube de sangre contaminada. Sus restos forman el Cinturón de Gas de Perillian.

878.M41

  • El Padre Forjador He'stan derrota a Trazyn el Infinito en combate personal, después de que intente arrancar la Lanza de Vulkan para su colección.

879.M41

886.M41

  • Un quórum de oficiales de la Eclesiarquía se aproxima a Fenris con la intención de inspeccionar y evaluar a los Lobos Espaciales tras haber oído rumores de adoración a falsos dioses. Inesperadamente, los Lobos Espaciales abren fuego sobre la Eclesiarquía tan pronto como están al alcance de los cañones del Colmillo. Un año después, la Eclesiarquía y tres órdenes de Adepta Sororitas intentan entrar por la fuerza en el espacio fenrisiano. La guerra resultante dura tres semanas antes de que la Eclesiarquía opte por dejar estar las cosas y retire sus fuerzas.

888.M41

  • Batalla del Sepulcro de Orar. Marneus Calgar, a la cabeza de todo el Capítulo de los Ultramarines, defiende el sepulcro de Orar frente a los mundos astronave de Alaitoc e Iyanden.
  • Los Templarios Negros infligen grandes pérdidas en los Portadores de la Palabra, reclamando varios sistemas estelares cercanos al Torbellino. La lucha es especialmente encarnizada en el mundo santuario de Benevolencia, donde las fuerzas del Caos han cubierto el planeta con templos a los Dioses Oscuros. Los Templarios Negros eliminan a todos los traidores.

890.M41

  • Tras una misión infructuosa de búsqueda y destrucción contra las fuerzas de la Guardia del Cuervo, los Portadores de la Palabra del Apóstol Oscuro Erelek vuelven a la Fortaleza de la Perdición para reabastecerse, y se la encuentran en poder de los Exploradores de la Guardia del Cuervo. Enfrentados a la potencia de fuego del bastión, los Portadores de la Palabra intentan retirarse, pero su ruta de escape queda cortada por numerosas Stormraven. Pillados por sorpresa a campo abierto, los Traidores son aniquilados en un despiadado fuego cruzado.

891.M41

  • La Larga Media Noche. Los mundos del Sector Persya sufren incontables ataques de los piratas Eldar. Usando tecnología antigua, los piratas atrapan a sus victimas en la oscuridad para después saquear y asesinar todo lo que quieren. Las incursiones continuan hasta medio año despues cuando la Patrulla Imperial Praxion llega para dar caza a los piratas. 

 

  • Eldars y Lobos Espaciales de la Gran Compañía de Egil Lobo de Hierro colaboran de manera inesperada para frenar el ¡Waaagh! de Kolmillo Hiervezangre en el sector Athelaq. Cuando la batalla acaba, el Autarca Elenduil visita la sala del trono de Egil para llevarle respetuosamente los cuerpos recuperados de los Lobos Espaciales caídos. Por desgracia, lo que debía ser un parlamento para un regalo de despedida se tuerce debido a una mala interpretación. Se intercambian insultos y se alzan espadas, siguiendo una terrible destrucción cuando todo el sector cae en una guerra total a tres bandas.

897.M41

  • El Convento-Fortaleza de Sanctuary 101 y todas las Hermanas de Batalla dentro de el, son destruidas por los Necrones. No hay sobrevivientes y solo pocas pruebas tangibles de los perpetradores.

900.M41

  • Kardan Stronos lidera toda la fuerza de los Capítulos de los Manos de Hierro y los Garras de Bronce contra la dinastía Necrona del Rey Carmesí. Stronos rechaza retirarse frente a un enorme contraataque y junto a la compañía del Clan Garrsak logra abrirse camino para dar un golpe mortal al Rey Carmesí y destrozar la estructura de mando de los Necrones.

901.M41

  • Guerra de Badab. El Señor de los Garras de Tigre (mas tarde conocidos como Garras Astrales), Lufgt Huron, niega a entregar el diezmo de su semilla genética al Administratum y ordena la destrucción de una flota de investigación Imperial que orbitaba Badab. A continuación Huron se declara a si mismo el Tirano de Badab y anuncia su secesión del Imperio. Le siguen once años de guerra en el sistema que involucran a más de doce capítulos de Marines Espaciales. Huron es derrotado, pero logra escapar al Torbellino. La 2ª Compañía de Salamandras bajo el mando del Capitán Mir'san, se une a la lucha contra los renegados.

903.M41

  • Rebelión del cuarto Cuadrante. Después de la resistencia de los Garras de Tigre dos fuerzas expedicionarias de los Capítulos de Lamentadores, Guerreros Mantis, y Ejecutores se unen a la revuelta. Las comunicaciones se pierden con los mundos Squat de la Liga Kapellan. Tras una serie de victorias iniciales, Ghazghkull Thraka se muestra incapaz de conquistar la Fortaleza de Golgotha Prime.

904.M41

906.M41

907.M41

912.M41

  • Aproximadamente 200 Garras de Tigre escapan del bloqueo imperial de Babab y desaparecen en El Torbellino. Se desconoce el paradero de Huron.
  • Discípulos del Hechicero del Caos Ahriman saquean el Librarium en Jollana.

917.M41

  • Azrael es nombrado señor del Ala de Muerte.

920.M41

  • El Imperio Tau se expande hasta territorio desconocido, esperando atraer a su seno a nuevos pueblos. Los diplomáticos Tau forjan una inestable paz en el planeta Ur-Clernait , mundo que lleva siglos sumido en la guerra civil, simplemente a base de proporcionar armamento de alta tecnología a una de las dos facciones enfrentadas. Aunque la mayoría de la población parece satisfecha con la pacificación forzosa impuesta por los Tau, los ancianos sacerdotes de la vieja fe se muestran consternados e insisten en que debe seguirse pagando el tradicional Diezmo de Sangre. Algunos sacerdotes tratan de incitar la rebelión contra los xenos mientras que otros les atacan directamente, golpeando débilmente sus armaduras o incluso autoinmolándose ante ellos en espectaculares demostraciones de martirio.
  • Los desconcertados Tau signen adelante con su mision de absorción y asimilación, pero antes del final del año los Portadores de la Palabra llegan para asegurar que reanude el pago del Diezmo de Sangre. Atacan Ur-Clernait con gran fuerza, aniquilando a humanos y xenos sin distinciones, mientras elevan cánticos de adoracion a Dioses Oscuros. La Casta del Fuego Tau decide hacer frente a la invasión, y el planeta queda sumido en una contienda mucho mas sangrienta que el propio Diezmo de Sangre por culpa del cual han empezado a batallar ambos bandos.

921.M41

925.M41

  • Se pierde contacto con los dieciocho planetas del Sector Vidar, incluyendo el Mundo Forja de Lentrel Prime. El Motor del Mundo Necrón es el causante de esta destrucción. Es destruído al borde del sistema Doranno, gracias al noble sacrificio del Capítulo de los Caballeros Astrales.

926.M41

  • Los genocídios Vaxhallianos. En menos de un mes, renegados del Caos, conocidos como "La Purga", masacran a catorce mil millones de ciudadanos imperiales.

928.M41

928.M41

  • Un equipo Arqueológico descubre Titanes antiguos en éxtasis en Volistad. Los Titanes formaban parte de la misión original de terraformación y habían permanecido en éxtasis los últimos 7.000 años.

930.M41

  • Los Necrones emboscan a los Templarios Negros en cuanto tocan tierra en Schrodinger VII, e Imotekh desafía a un combate personal a su Mariscal, el Capitán Helbrecht. Helbrecht impacta al Líder Supremo una docena de golpes pero el cuerpo de su enemigo se autorrepara en cada ocasión. Sucumbiendo a sus propias heridas, Helbrecht se derrumba y encomienda su alma al Emperador. Imotekh le perdona la vida pero le corta la mano derecha para recordarle su derrota. Los Templarios Negros supervivientes alcanzan a Helbrecht y cubren su retirada

934.M41

  • Los Puños Carmesíes derrotan a la horda del Señor del Caos Sathash el Dorado.

935.M41

  • Tras una cruzada de cinco años de penitencia para expiar su derrota, Helbrecht peregrina hasta Phalanx, el monasterio fortaleza de los Puños Imperiales, para rezar frente a la Mano de Dorn. Helbrecht se da cuenta de que la pérdida de su mano es un símbolo del sacrificio de su Primarca y un signo del Emperador. Helbrecht regresa con el fuego de la fe ardiente en su interior como un infierno.

936.M41

  • El mundo astronave Alaitoc lanza un ataque devastador sobre el Planeta del Capítulo de los Invasores. Solo tres Compañías escapan del desastre, aunque pierden su fortaleza monasterio. Desde entonces, los Invasores son un Capítulo que vaga por las estrellas.

937.M41

  • El Inquisidor Pranix lidera a cinco compañías del capítulo de los Lobos Espaciales junto con el 301 Cadiano y el 14º de Tallarn, en un intento de reclamar los nueve mundos del Halo de las garras de Huron Blackheart y los traicioneros Corsarios Rojos. La mayoría del ejército imperial es destruído y las fuerzas invasoras se ven obligadas a retirarse.

938.M41

939.M41

  • Azrael es nombrado Señor supremo de los Ángeles Oscuros
  • Batalla de la Estrella Negra: A la luz tenue de la estrella Antillas, los Cazadores Oscuros atacan la fortaleza de los Castigadores, acabando con más de la mitad de las vidas de los traidores.

940.M41

941.M41

942.M41

  • El Comandante Eldar Yriel de la flota de Iyanden es despojado de su mando después de dejar Iyanden presa de una flota del Caos mientras lideraba un ataque dentro del Ojo del Terror. Enfurecido y desterrado Yriel junto con miembros de su vieja tripulación, forma los Incursores de Yriel.

943.M41

  • Trazyn el Infinito anuncia haber descubierto la Canción de la Entropía, uno de los artefactos perdidos de Vulkan, instigando una guerra de una década de duración entre los Salamandras y los Necrones de Solemnace. Durante el asalto de Tochran, el anuncio de Trazyn prueba ser una mentira para atraer a He'stan a una trampa, para matarle y hacerse con la Lanza de Vulkan. Cuarenta hermanos de batalla caen durante el combate, pero He'stan vuelve a vencer finalmente a Trazyn.

944.M41

945.M41

949.M41

  • 104º Festival de Espadas. Los estragos de la guerra dictan que solo ocho Capítulos asistan a esta edición. Se produce un empate por la supremacía entre los Puños Imperiales y los Puños Carmesíes, cuando sus respectivos campeones atraviesan de manera simultánea con sus espadas el corazón primario de su oponente, en un duelo muy igualado.

955.M41

  • Pese a haber recibido órdenes directas de no hacerlo, los Garras de Bronce se sumergen en el Ojo del Terror. Sus últimas transmisiones indican que el Capítulo se ha enfrentado a una flota de Guerreros de Hierro.
  • Las Compañías 4ª y 9ª de los Puños Imperiales ponen bajo asedio la megafortaleza Orka de Fuerte Morko, y son casi aniquilados cuando miles de Orkos salen por todos los accesos para hacerles frente. Como un solo hombre, los Puños Imperiales apuntan sus armas y les responden con una lluvia de fuego, en la que casi cada disparo abate a un orko. La horda se acaba desmoronando tras tres días de lanzarse infructuosamente contra las líneas imperiales, y acaba de ser masacrada por el fuego combinado de una docena de Cañones Thunderfire.

956.M41

  • Tras emitir una llamada de socorro a la mayoría de Capítulos, los Cráneos Plateados resisten a duras penas un ataque en su planeta natal de la horda demoníaca "Fauces del Alma"

960.M41

  • Los Devoradores de Mundos lanzan un devastador ataque sorpresa sobre la remota guarnición del mundo de Portrein. El mundo se considera perdido.
  • La Gran Compañía de Logan se topa con un Dreadnought salvaje de los Lobos Espaciales abriendose paso a tajos entre los Marines Espaciales del Caos del mundo infernal de Omnicide. Congelan la máquina asesina y la llevan al Colmillo.

962.M41

  • Una base militar Imperial en Buca III es aniquilada por misiles disparados por una base Orka oculta en un asteroide.

963.M41

  • Los Ultramarines se enfrentan a una fuerza expedicionaria Tau sobre el planeta maldito de Malbede. Cuando el conflicto despierta a las tumbas Necronas ocultas en el subsuelo de Malbede, Ultramarines y Tau unen sus fuerzas para derrotar a los Necrones. A consecuencia de la batalla, Marneus Calgar ordena un Exterminatus en Malbede, pero permite que los Tau evacúen el lugar antes.
  • La nave Escudo de Valor de los Puños Imperiales vuelve al espacio real tras haber estado perdida en la Disformidad durante casi un milenio, solo para verse desbordada por los disparos de tres fortalezas orbitales de los Guerreros de Hierro, cerca del planeta Malodrax. El Primer Capitán Lysander y su guardia personal son capturados, llevados a la fortaleza de los Guerreros de Hierro y torturados por las fuerzas del Caos. Pasarán varios meses antes de que Lysander y sus camaradas logren escapar y volver al Capítulo, que ya les daba por muertos. Lysander se pasa casi un año superando implacables pruebas para demostrar su identidad y su pureza, hasta que es readmitido como Capitán de la 1ª Compañía. Su primer acto tras recuperar el mando es liderar a los Puños Imperiales hasta Malodrax y exterminar a los Guerreros de Hierro que hay allí.
  • Los Lobos Espaciales y los Manos de Hierro llegan a las manos durante la batalla de la Luna Fellcore después de que la crítica lógica del Capitán Telavech respecto a la impetuosa actuación de Ragnar Blackmane sea tomada como un insulto.

966.M41

  • El Imperio Tau construye cúpulas y corredores en el fondo del océano del mundo de Kvariam Alpha. Las fuerzas de la Guardia Imperial son incapaces de luchar contra los Tau a esa profundidad, por lo que se llama a los Lobos Espaciales. Estos se lanzan a un asalto blindado contra las profundidades, usando sus Land Raiders para protegerse de la terrible presión. Los Tau oponen equipos de armaduras de combate equipadas con hélices dorsales, y tiene lugar una desesperada y silenciosa batalla en el silencio del fondo marino. Los Lobos Espaciales logran destruir las cúpulas Tau y el mar se llena de cadáveres antes de que los Tau se batan en retirada.

967.M41

969.M41

  • Se reporta la aparición de la Nave plaga "Terminus Est" en el Sistema Cando. La Plaga Zombie se dispersa por todo el sistema en los meses siguientes.

970.M41

  • Desastre de Bellicas: El Capítulo Espadas del Emperador es erradicado cuando una Necrópolis Necrona despierta a la vida en las cavernas de Bellicas, el planeta del Capítulo.

971.M41

972.M41

974.M41

  • Incidente de Damnos. Un mundo necrópolis despierta en Damnos y la 2ª Compañía de Ultramarines, junto al Bibliotecario Jefe Tigurius, acuden en su defensa. El Capitán Sicarius es herido gravemente y apenas 40 marines espaciales consiguen sobrerevivir y retirarse.

975.M41

  • El Devorador de Almas Skarbrand se materializa el planeta Fortaleza Cadiano de Lutoris Epsilon. El puesto es rápidamente infectado y pronto las fortalezas caen de rodillas mientras los soldados de la Guardia se despedazan unos a otros en una locura sangrienta.
  • Las legiones de Demonios de Despojacráneos arrollan Ghallamore. La 2ª Compañía de los Puños Imperiales une fuerzas con el Hermano Capitán Stern y su hermandad de Caballeros Grises para liberar al planeta de la mancha demoníaca.
  • La mayor parte de unidades del Capítulo de Salamandras defienden Nocturne y Prometheus de una hueste de Marines Espaciales del Caos denominados Guerreros Dragón.

976.M41

  • Los Ultramarines detectan la entrada en la galaxia de La Flota Enjambre Perusus.

977.M41

981.M41

982.M41

  • Último encuentro con la Flota Enjambre Perusus. Sale de la galaxia.

983.M41

983.M41

  • El Administratum lanza un decreto de reclutación para apoyar la Tercera Guerra Araklionide.

984.M41

  • El 7º Regimiento de Mordia enviado a pacificar el mundo feudal de Flotis III. Infestado de Orkos que han esclavizado a los nativos.

985.M41

  • Rumores circulan por los niveles menores de las colmenas de Cathoria II, concernientes a guerreros misteriosos que secuestran pandillas y familias. Armas Eldar son encontradas. El incidente alcanza los niveles más altos de la colmena y una fuerza punitiva de cientos soldados de la guardia personal del Comandante Imperial es enviada a combatir a los evasivos invasores. Ninguno de ellos regresa.
  • El mariscal Helbrecht lidera una acción de abordaje contra el Conquistador inevitable, la nave insignia de Imotekh. Ambos vuelven a enfrentarse pero la fe fortalecida del Mariscal le da fuerzas y el Señor de la Tormenta se da cuenta de que la batalla está perdida, y se teleporta a lugar seguro tras felicitar a Helbrecht por "igualar el marcador de victorias". Helbrecht se enfada debido a la retirada de su adversario pero se consuela destruyendo la querida nave sepulcro de Imotekh para recordarle su derrota.

986.M41

  • Una patrulla imperial nota misteriosas escenas de devastación en el Sector Orko de Jakor-Tal causadas por misteriosas figuras con armadura. El Adeptus Prefectus Primus Wilhelm Franz envía un informe en el entorno planetario de Volistad. El crucero de batalla imperial La Vía Radiante y sus escoltas, se pierden en un repentino ataque de piratas Orkos, bajo el liderazgo de Ghazghkull. El Imperio responde con dureza pero descubren que los Orkos han desaparecido.

987.M41

  • La 519 cruzada de los Lobos Espaciales finaliza en la Rueda de Fuego .
  • Los Orkos comandados por Gordal Luggub atacan a los Marines de los Puños Carmesíes en el mundo de Rynn.
  • Eliminación de una fuerza Eldar que atacó Xenthorp Menor por parte del 23º Regimiento de Bruttia.

989.M41

  • El el Waaagh! de Snagrod se abre camino através del Sector Loki, culminando en la Invasión del planeta Rynn que deja al capítulo de los Puños Carmesíes destrozado y agotado, pero resuelto a reconstruirse.
  • Tras la muerte del Gran Mariscal Kordhel, Helbrecht lidera a los Templarios Negros y, siguiendo la tradición, declara una nueva cruzada inmediatamente, una que limpie las Estrellas Necrófago de sus misteriosos habitantes alienígenas.

990.M41

991.M41

992.M41

993.M41

994.M41

  • El Adeptus Cronevald juzga a Cripias por herético. El trabajo de Cripias es incautado y precintado.
  • Los Garras de Bronce, que parecían destruídos, resurgen cerca de Cadia para seguir combatiendo en su larga guerra contra el Caos.

995.M41

  • Naves de la flota Tau atacan el mundo santuario de Ghola.
  • Batalla de Korsk II. el Señor Vorlak lidera una rebelión que es aplastada por Marines Espaciales.
  • La Legión de los Mentores informa de una nueva variedad de Genestealer a bordo de un pecio a la deriva en la franja este. Los cruceros de asalto Martirio Amado y Sacrificio Final de los Mentores son enviados para capturar muestras genéticas. La mitad de la 1ª Compañía de los Mentores es exterminada por los Tiránidos. El pecio aún con potencia, se sumerge en la disformidad antes que los Mentores puedan contraatacar; como resultado la mitad de los trajes de exterminador del Capítulo se pierden.
  • Los Marines Espaciales del Capítulo de Los Lamentadores sufren severas bajas en la campaña contra la flota enjambre Kraken. Asalto en Ikkyo, un pequeño planeta agrícola cerca de Ultramar. Tiránidos procedentes de la flota enjambre Kraken atacan la fuerza defensiva de Iyanden, Los Eldar y un pequeño destacamento de Ultramarines de la 4ª Compañia consiguen eliminar la amenaza. El Inquisidor Carrax lidera la fuerza de choque Damacles contra una fuerza procedente de la flota enjambre Kraken sufriendo una derrota terrible.
  • El capítulo de los Señores de la Ira, en cooperación con el 23º Regimiento de Bruttia, da caza a Decius Mus, más conocido como el Archihereje de Auscum.
  • Piratas miembros de los Corsarios Rojos capturan el crucero de los Lobos Espaciales Lobo de Fenris.
  • Los tentáculos de la Flota Enjambre Jormungandr alcanzan el nordeste del Imperio. Los Espectros de Muerte y los Hijos del Honor lideran el contraataque.

996.M41

997.M41

  • Los Inquisidores Fortex, Credo y Alexio, junto con el Capítulo de los Salamandras eliminan el Templo del Niño Estelar en Levilnor IV, que se piensa que estaba dedicado al culto secreto de Tzeentch.
  • Los tentáculos gemelos de la Flota Enjambre Leviathan se introducen en el Imperio, trayendo destrucción en su paso por el Segmentum Tempestus, Ultima y Solar. El Inquisidor Kryptman detecta una nueva pauta que surje de la Flota Enjambre Leviathan. Elementos de los Ultramarines y los Mortificadores le hacen frente a la Flota Enjambre Leviathan en el mundo de Tarsis Ultra. Los defensores vencen esta incursión con una plaga biológica, pero el resto de la Flota alienígena sigue su camino. También el Primer Capitán Lysander intercepta un tentáculo de Leviathan en el planeta Miral II. Establecen fortificaciones y aguantan con firmeza el ataque constante de un enemigo tremendamente superior en número. Aunque los tácticos del Imperio habían predicho que los Puños Imperiales no aguantarían el embate más de seis días, resisten estoicamente hasta el séptimo, cuando cae el último de los Tiránidos.
  • Incursores de los Eldars Oscuros masacran a los refugiados de Golghota en la luna de Jagdor.

998.M41

  • El sistema Volistad es aislado por inexplicables tormentas de disformidad. El mundo imperial de Volistad IV es saqueado por fuerzas Orkas bajo el control del Señor de la Guerra Khorga Skroll.
  • Se descubren ruinas Necrotyr en el mundo desierto de Hydrax IV.
  • Los Capítulos Génesis y Ultramarines combaten y derrotan al poderoso ¡Waaagh! Irontoof.
  • Los Cráneos Plateados destruyen una fuerza de Corsarios Rojos. Los renegados supervivientes escapan a varios mundos del sistema Gildar, pero los Cráneos Plateados purgan la amenaza en cuestión de semanas.
  • El Herrero de Guerra Shon'tu, antiguo comandante de Malodrax, aborda con su partida de guerra la fortaleza estelar Fuerza de Voluntad, de los Puños Imperiales. Estos consiguen rechazarles pese a terribles bajas, y Shon'tu huye jurando venganza.
  • Los Templarios Negros luchan junto a los Ángeles Oscuros aunque una disputa sobre un prisionero causa que se enfrenten brevemente. El Gran Mariscal Helbrecht llama a cada Templario Negro disponible para crear una cruzada que libere el mundo en guerra de Armageddon del ¡Waaagh! Ghazghkull.
  • Una flota tiránida escindida se cierne sobre el remoto mundo helado de Shadrac. La guarnición de Guardias Imperiales, ateridos de frío, necesitan un milagro para sobrevivir. Sin embargo, aparece de la nada una manada de Lobos Espaciales que se une a los supervivientes en una lucha desesperada. Solo consigue escapar un puñado de guerreros, dejando que gran parte de la horda sea aniquilada en una explosión devastadora. Shadrac cae ante los Tiránidos.
  • Inicio de la Tercera Guerra por Armageddon. Ghazghkull Thraka regresa a Armageddon a la cabeza de uno de los mayores ¡Waaagh! de la historia. Los Salamandras son uno de los primeros Capítulos que responde, con Tu'shan liderando personalmente seis compañías completas. Los Salamandras tratan de defender a los civiles, y el propio Tu'shan llega a las manos con el Primer Capitán de los Marines Malevolentes por bombardear un campo de refugiados para destruir una patrulla de comandos orkos.
  • Al regresar de su guerra contra los Enclaves O'Shovah de los Tau en Fall'yth, Kardan Stronos cede el mando del Capítulo al Concilio de Hierro y es reasignado de inmediato para enfrentarse a la Flota Enjambre Leviathan, a pesar de las objeciones de muchos Padres de Hierro veteranos.

999.M41

  • El Comisario Yarrick y el Kaudillo Ghazghkull Mag Uruk Thraka finalmente se enfrentan en los campos de batalla de Golgotha. Yarrick es capturado, pero inmediatamente es liberado porque el Kaudillo esta planeando una nueva invasión a Armageddon y quiere una buena batalla. Ghazghkull Mag Uruk Thraka vuelve a Armageddon a la cabeza de un ¡Waaagh! mucho más grande. Los Comandantes Imperiales, habiendo aprendido de las invasiones previas, reclutan un número más grande de tropas para esta nueva batalla por Armageddon. Después de meses de asedio, Ghazghkull se aburre del punto muerto de la batalla y deja a sus generales a cargo para comenzar la conquista de los mundos cercanos. Cuando se sabe de la partida del Kaudillo, el Comisario Yarrick se une a una cruzada de los Templarios Negros para terminar finalmente con la amenaza de Ghazghkull.
  • La flota del caos de Huron Blackheart emerge del Torbellino y pone bajo asedio varios sistemas, incluyendo Chogoris. Los Cicatrices Blancas se retiran de Armageddon para enfrentarse a esta amenaza directa a su mundo natal
  • La Flota Enjambre Leviathan invade el Imperio Orko en el Sistema Octavius. La guerra entre los Tiránidos y los pieles verde no parece tener fin. Se tienen dudas acerca si el vencedor de cualquiera de las dos razas emergerá más fuerte que nunca y se convertirá en una amenaza mucho más seria hacia el Imperio.
  • El Gran Despertar. Una ola de actividad psíquica pasa através de todo el Imperio, despertando los poderes de psíquicos latentes. El resultado son innumerables vórtices de Disformidad y miles de mundos se pierden en incursiones demoníacas.
  • Los Necrónes atacan el Sistema Cypra Segentus. Es la primera actividad de este tipo a 2.000 años luz de Terra.
  • El Imperio Tau comienza su tercera fase de expansión. Capturan una gran cantidad de mundos Imperiales en la Franja Este y no muestran signos de detenerse.
  • La Noche de las Mil Rebeliones. Revueltas y descontentos surgen en incontables planetas a lo largo del Imperio, incluyendo los mundos de Enceladus, Darkhold y Minisotira. Se pierde contacto con muchas regiones del Segmentum Pacificus.
  • El Capítulo de los Exorcistas se enfrenta a las incursiones demoníacas alrededor del sol Sirie.
  • Los Cuchillas del Emperador emergen de la sombra oscura de la Flota Enjambre Kraken y anuncian el renacimiento de su Capítulo.

Nueva Era

001.M42

  • Tras varios meses de luchas constantes finalmente se da por concluida la 3ª Batalla de Armageddon al abandonar la lucha el caudillo orko Ghazghkull. En ella los Orkos han sido derrotados, pero no han sido expulsados todavía del planeta. Las luchas continuarán indefinidamente hasta que los orkos desaparezcan, desgastando para ello el poderio militar Imperial que podría emplearse en otras cosas. Al acabar la campaña por Armageddon, el Coronel Mosh Kar-dhu obtiene la mayor victoria Imperial en toda la campaña de Armageddon, las tropas de Volcanus no sólo resistieron el empuje orko, sino que lo contraatacaron, exterminado a los orkos y finalmente expulsandolos del mayor territorio controlado por la colonia. A pesar de todo, la colmena sigue asediada y presionada por el norte por los orkos de la Colmena conquistada de Tempestora, por el este por los orkos que surgen de la Jungla Ecuatorial y al sur por los orkos provenientes de la Llanura de Anthrand. En el último asedio imperial a la Colonia Tempestora, el Capitán Erasmus Tycho se unió a la Compañía de la Muerte y encabezó el asalto suicida que debia retrasar a los orkos hasta que llegasen refuerzos de los Ángeles Sangrientos. En esta batalla Tycho encontró la muerte a manos de un noble orko desconocido.
  • La Flota Enjambre Leviathan y las demás flotas escindidas de las anteriores invasiones de la Galaxia de la Vía Lactea llevadas a cabo por las Flotas Enjambre BehemothKraken continúan asaltando millares de mundos imperiales, avanzando de forma lenta pero inexorable hacia Terra y el Astronomicón, la brillante baliza psíquica que les atrae como polillas a la llama. Algunos informes procedentes de mundos asolados alertan de que la Flota Enjambre Leviathan tambien está entrando por el Segmentum Solar, atacando perpendicularmente al plano galáctico y esquivando de esta forma cualquier tipo de defensa organizada existente. El mundo Imperial Boisfeur, mundo de descanso y entrenamiento de las Tropas de Catachán, informa de que tienen una alerta de infestación tiránida de nivel 4. El planeta será prontamente consumido por los tiránidos. Los Lobos Espaciales localizan una pequeña Flota Enjambre a la que denominan Grendel. Las tropas de la Guardia Imperial cosiguen resistir lo suficiente como para evacuar a los humanos del planeta, pero pese a todos los esfuerzos combinados de los Lobos Espaciales, Ultramarines y Templarios Negros, la Flota Enjambre aún no ha sido eliminada. Los Marines Espaciales del capítulo de los Puños Carmesies tienen también un enfrentamiento con los tiránidos. En una base avanzada de observación en Courah, los Puños Carmesies se vieron obligados a retroceder hasta la ciudad de Keisel. Aunque la población es evacuada muchas vidas se pierden en el campo de batalla y finalmente el planeta es consumido por los tiránidos.
  • Marines Espaciales del Capítulo de los Puños Imperiales son enviados al Segmentun Pacificus, a las Puertas de Varl que dan acceso a los Mundos del Saharduin, y que contienen el avance de los C'tan. En el planeta de Narenda IV tendrá lugar la confrontación entre los ejército de Tiránidos y Marines Espaciales, de esta lucha depende el que las fuerzas Imepriales mantengan el paso cerrado y que no se extiendan de nuevo las tropas de lo necrones.
  • El mundo imperial de Malvolión pierde contacto con el Imperio cuando la Flota Enjambre Leviathan le ataca. Pese a que en su superficie se encuentra el XVº Regimiento de la Guardia de Hierro de Mordia, el IVº Regimiento Mecanizado de Phyrus y una Compañía Blindada de Tanques de Paladia, los tiránidos atacan con fiereza exterminando a todos los humanos existentes. Fue enviada una de las 3 compañías restantes de marines espaciales del capítulo de los Lamentadores, pero también se ha cortado el contacto con ellos. Todo el planeta y las unidades implicadas se dan por perdidas.
  • Las Fuerzas del Caos, que resultaron parcialmente victoriosas durante la 13ª Cruzada Negra de Abaddon el Saqueador, ocurrida en el 999.M41, se hacen con el control de la mayoría de la superficie del planeta Cadia en el Segmentum Obscurus, el portal desde el que asaltar el resto del espacio del Imperio. Solo las superioridad aérea y naval de las fuerzas imperiales allí acuarteladas protegen al Imperio de la mayor invasión del Caos desde la Herejía de Horus de hace diez milenios.
  • Los Necrones siguen despertándose en los Mundos Necrópolis existentes por toda la Galaxia a un ritmo cada vez más rápido, y se preparan para reconstruir su ancestral imperio interestelar y borrar del mapa a todas las "razas menores" que se encuentren en su camino.
  • Finalizan las Incursiones de Jolis: El Imperio pierde la mitad de los planetas habitados del Sector Nuevo Trieste frente a los ataques de piratas Orkos y los avances del Imperio Tau.

005.M42

  • Se publica "Para Servir al Emperador": El libro escrito por el Comisario Ciaphas Cain, "Para servir al Emperador: La vida de un comisario", es publicado. La redacción de sus memorias le espoleó a reunir y escribir un archivo completo de su gloriosa carrera. Sin embargo, sus memorias, mucho más inocentes, nunca llegarán a ver la luz del día al ser puestas en cuarentena permanente con el sello inquisitorial por orden de la Inquisidora Amberley Vail, al contener el archivo demasiada información clasificada, secreta y restringida. La Inquisidora reorganizó el archivo, bautizándolo como el Archivo de Caín, dejando que se publique "solo para Inquisidores". Un gran número de Inquisidores consiguen leer el libro. Vail incluso llegó a ser persuadida de expandir el archivo de forma considerable, convirtiendo el relato en un bestseller entre la Inquisición.


006.M42


027.M42

  • Operación Storm Hawk: Tras veinte años de preparación se lanza la Operación Storm Hawk para recuperar Jolis.


037.M42

  • Se publica "El retorno del Liberador": Orten Bassit escribe y publica "El retorno del liberador: Ciaphas Cain y el Segundo Asedio de Perlia", del que Amberley Vail empleará un extracto para el Archivo de Caín.


085.M42

  • Se publica "¡Purgad al culpable!": Stententious Logar escribe y publica "¡Purgad al culpable! Un relato imparcial de la liberación de Gravalax", del que Amberley Vail empleará un extracto para el Archivo de Caín.


087.M42

  • Se publica "Solo de Visita": Nelson Lawford escribe y publica una biografía del Comodoro retirado de la Flota Imperial Hubert Visiter, con el título "Solo de visita: La vida de un heroe naval.". Amberley Vail empleará un extracto del libro para el Archivo de Caín.


095.M42

  • Se publica "La Abominable Quitina": Arten Burrar escribe y publica "La abominable quitina: Una concisa historia de las Guerras Tiránidas.". Amberley Vail empleará un extracto del libro para el Archivo de Caín.


097.M42


101.M42

  • Se publica "El Fénix emprende el vuelo": La Lady General (retirada) Jenit Sulla "El Fénix emprende el vuelo: Las primeras campañas y gloriosas victorias del 597º Valhallano.". Amberley Vail empleará múltiples extractos de la obra para el Archivo de Caín.


127.M42

  • Se publica "En la noche más oscura": Ayjaepi Clothier escribe y publica "En la noche más oscura: Las Guerras del Milenio". Amberley Vail empleará un extracto del libro para el Archivo de Caín.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar