FANDOM


Maestro Administratum 3 El Archiescriba Primuscriptor, mascota del Imperio de la Humanidad, ha marcado este artículo como propiedad del Adeptus Terra. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El conocimiento es poder. Guárdalo bien.

Ecle Confesor

Confesor

"Camino por la senda de la Justicia. Aunque esté sembrada de cristales rotos, la recorreré descalzo; aunque cruce ríos de fuego, pasaré sobre ellos; aunque se extiende a lo ancho, la luz del Emperador guía mis pasos."
Confesor Dolan Chirosius. Sermón en el camino hacia Gathalamor


Los Confesores son Predicadores especialmente fanáticos que han sido liberados de sus parroquias por su Cardenal y por tanto pueden deambular por toda la diócesis y predicar entre la población. Son fanáticos evangélicos de la clase más extremista, y los provocadores supremos de las emociones de las masas. Bajo el influjo de un Confesor, enormes multitudes se abalanzarán a confesar sus herejías personales, a revelar mutaciones entre sus parientes y a delatar a sus vecinos como psíquicos u otros desviados peligrosos.

Cada Confesor tiene su propio estilo de oratoria e interrogación. Ambas prácticas no son muy distintas para un Confesor. Mientras que muchos usan discursos perfeccionados y practicados, otros pueden exigir a la multitud que responda a sus preguntas, corrigiendo y alabando sus respuestas. En la cámara de interrogatorios, estos hombres hacen preguntas a los que se confiesan, exigiéndoles que se autoincriminen para ganar la absolución. Otros susurran las palabras adecuadas en los oídos de los Comandantes Imperiales para que ellos mismos pronuncien sus propios sermones, y en la cámara de confesión, un susurro en la oreja y una marca al rojo pueden ser muy persuasivos, guiando al dócil súbdito hacia una conciencia despejada.

Relaciones con otras organizacionesEditar

Los Confesores de la Eclesiarquía suelen acompañar a las Hermanas de Batalla en las Guerras de Fe, dirigiendo a las Fratrías Militantes contra los enemigos del Imperio de la Humanidad. Su fanática devoción al Culto Imperial inspira a todos los que se hallan a su alrededor y ellos mismos combaten de forma igualmente fanática.

Existe un cierto desagrado mutuo entre la Inquisición y la Eclesiarquía, y en especial con los Confesores. Sus papeles se solapan inevitablemente, aunque sus métodos de trabajo no podrían ser más distintos. Los Confesores son fanáticos cuyo entusiasmo raya en la demencia, mientras que los Inquisidores son individuos concienzudos, calculadores y suspicaces. No obstante, muchos Inquisidores reclutan Confesores para que sirvan en su séquito. Tal es el celo con el que se dedican al descubrimiento de la influencia herética que los pocos Confesores que sobreviven a sus misiones con algo de cordura se convierten en Inquisidores también.

Los comandantes de las FDP y la Guardia Imperial a menudo mantienen a un Confesor entre sus consejeros, el cual aplica su retórica y oratoria ante los soldados en la víspera de la batalla. Estos Confesores son el ardiente corazón de la fe de los soldados, animándoles a hacer grandes gestas y templándoles ante terribles situaciones. Consecuentemente, muchos Confesores tienen una esperanza de vida muy corta, ya que dirigen desde el frente y son los primeros en cargar a la lucha, de modo que no es sorprendente que los que sobreviven se ganen reputaciones formidables.

En el sector CalixisEditar

"Hay muchos que necesitan confesar sus transgresiones contra el Dios-Emperador. Este simple acto de admisión de la propia herejía es el primer paso hacia la redención. Es el deber de mis Confesores escuchar los pecados de aquellos que más lo necesitan... los que no quieren decirlos."
Archicardenal Ignato


Con la amenaza siempre presente de la herejía oculta en los corazones de los débiles de voluntad, la Eclesiarquía no puede permitirse que un apóstata sea capaz de engañar a aquellos que tratan de sacar a la luz sus transgresiones. El Archicardenal Ignato del sector Calixis ha establecido muchos santuarios de entrenamiento para preparar a su clero como Confesores. Muchos de los Interrogadores con más talento de la Inquisición proceden de estos lugares sagrados e instituciones.

Los Confesores son veteranos endurecidos de la Eclesiarquía que saben cómo conseguir la información que quieren de forma oportuna. Muchos Inquisidores reclutan Confesores calixianos para que sirvan en su séquito. Tal es el celo con el que se dedican al descubrimiento de la influencia herética que los pocos Confesores que sobreviven a sus misiones con algo de cordura se convierten en Inquisidores también.

Los Confesores están llenos del poder y la furia de la fe. Hay leyendas de Confesores en los mundos santuario del sector Calixis que han hecho huir ejércitos con una palabra o incitado ciudades enteras a rebelarse contra un dictador apóstata. Estos individuos pueden ser encontrados en casi cualquier planeta, ordenando a los siervos leales del Dios-Emperador que busquen a los horribles herejes y los purguen.

La mayoría de los Confesores que operan en el sector Calixis son entrenados en uno de los santuarios especiales del Adeptus Ministorum. El proceso no es muy distinto del entrenamiento de un Arbitrador o de un Sacerdote normal, ya que el Confesor es instruido en el Culto Imperial y en el precio de alejarse de él. Además de su entrenamiento físico, los futuros Confesores aplican su nuevo oficio los unos sobre los otros, tratando de eliminar la debilidad y el pecado del seno de su grupo. Algunos conservan las cicatrices de esta experiencia de por vida, como recordatorio del dolor que deben causar a otros para ofrecerles la oportunidad de ser hombres puros y completos. Aunque muchos clérigos son seleccionados para unirse a las filas de los Confesores directamente desde la Schola Progenium u otros terrenos de reclutamiento de la Eclesiarquía, hay muchos más que acuden a las instalaciones de entrenamiento a instancias de Jueces o Inquisidores. Aquellos que no son educados en uno de los lugares sagrados aprobados por el Adeptus Ministorum son entrenados en privado por Confesores experimentados, a menudo para un propósito específico.

FuentesEditar

  • Codex Imperial (2ª Edición).
  • Codex: Hermanas de Batalla (2ª Edición).
  • Codex: Cazadores de Brujas (3ª Edición).
  • Dark Heresy: Blood of Martyrs (Juego de Rol).
  • Only War: Shield of Humanity (Juego de Rol).

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.