Wikia

Wikihammer 40k

Codex Astartes

Discusión3
5.911páginas en el wiki
Bulldog El Sgt. Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. Pulsa sobre él y te acompañará a la categoría Marines Espaciales.


443px-CodexOrganisation

Organización de Capítulos según el Codex Astartes.

El Codex Astartes describe la organización, las operaciones tácticas y un sin fín de aspectos más de la doctrina de los Marines Espaciales. Los temas de que se ocupa son tan diversos como la instrucción religiosa y los suministros estratégicos, todo ello descrito con sumo detalle en sus miles de holopáginas.

La Franja Este del Imperio del Hombre es un región del espacio muy aislada y peligrosa. Se trata del punto del Imperio más alejado de Terra, ya que se encuentra justo al límite del alcance del sagrado Astronomicón, más allá del cual acecha lo desconocido envuelto en la oscuridad del espacio intergaláctico. Durante los últimos siglos, las Flotas Enjambre Tiránidas han surgido del vacío con el fin de consumirlo todo a su paso.

A pesar del tremendo alcance del Astronomicón , sigue habiendo multitud de regiones del espacio carentes de estrellas.

Estas zonas mantienen aislados unos sistemas de los otros, lo que fomenta el desarrollo de culturas hostiles de forma totalmente desapercibida. Así fue como el Imperio Tau pudo aparecer de la nada y representar una grave amenaza sin que el Imperio se hubiera dado apenas cuenta.

Por otro lado, determinados enemigos llevan un sinfín de siglos existiendo y el mayor de ellos es la inquietante presencia del imperio Orko de Charadon, una zona inexplorada de enormes dimensiones en la que poderosos Kaudillos Orkos luchan entre sí por la supremacía y por el derecho a liderar a la horda Orka en una campaña de conquista y matanza denominada ¡Waaagh!.

Sin embargo, las especies alienígenas no son los únicos peligros. Allí donde haya humanos y servidores del Emperador habrá siempre adoradores de los Poderes Ruinosos, los malditos servidores del Caos, que tratan siempre de corromper y esclavizar en el nombre de sus oscuros señores.

Con todo, a pesar de la multitud de enemigos existentes en la Franja Este , el Imperio los mantiene a raya. La razón de ello es que en el centro de dicha región se alza un bastión tan firme, tan alerta y tan fuerte como incorruptible. Ese bastión es Ultramar, el reino de los Ultramarines, uno de los Capítulos de los Marines Espaciales. Durante incontables años se han ocupado de defender a la Humanidad de todos los peligros que la Franja Este tiene por ofrecer, lo que es prueba irrefutable del éxito de los métodos que su Primarca, Roboute Guilliman, dejó escritos en el Codex Astartes.

La Herejía de HorusEditar sección

Artículo principal: Herejía de Horus.

De los veinte Primarcas originales, Horus fue el más grande, así como el más querido por el Emperador, que lo nombró Señor de la Guerra. Se le asignó todo el frente noreste de la Gran Cruzada y solo Lion El'Jonson y Leman Russ se acercaron a su recuento de victorias. ¿Cómo podía sospechar el Emperador que Horus serviría a un maestro oscuro? Los Dioses del Caos, maléficas entidades procedentes de la Disformidad, habían corrompido a Horus y a sus ejércitos y los habían apartado de la luz del Emperador. Su plan era retorcido y maquiavélico: permitirían que el Emperador poseyera la galaxia, pero solo durante el tiempo que dura un suspiro; le alentarían a extender más y más su Imperio, alejando cada vez más sus fuerzas de Terra hasta que estuviesen dispersas en reducidos grupos a lo largo de la galaxia. Ese sería el momento en que los Dioses Oscuros atacarían para aplastar al Emperador de un solo golpe. Cuando estalló la rebelión, Horus dirigió a más de la mitad de las Legiones de Marines Espaciales en lo que fue la guerra civil más sanguinaria que ha vivido la galaxia en todos los tiempos y asedió el Palacio del Emperador. Se necesitarían demasiadas páginas para describir la Batalla de Terra; baste decir que la guerra terminó cuando el Emperador se teleportó al interior de la nave de guerra de Horus y eliminó al Señor de la Guerra en combate singular. El duelo de titanes dejó al Emperador gravemente malherido; tanto que, desde ese momento, dejó de "vivir" en el sentido tradicional. Rogal Dorn, Primarca de los Puños Imperiales, descubrió el cuerpo agonizante del Emperador y lo llevó de vuelta a Terra, donde fue enterrado en vida en el interior del mecanismo preservador, el Trono Dorado. Desde ese día, hace diez mil años, hasta hoy, el Emperador Inmortal ha gobernado, inmóvil, desde su trono en Terra.

Aunque la Herejía de Horus había terminado por fin, la galaxia estaba en grave peligro una vez más. Los ejércitos del Imperio habían sido destruidos o dispersados y, lo peor de todo, el Emperador ya no podía caminar entre sus guerreros. El liderazgo y la guía que había dado a la Humanidad durante años de repente habían desaparecido. Para liderar a la Humanidad, los doce individuos más poderosos del Imperio formaron un consejo, cuyo papel sería regir el Imperio en representación del Divino Emperador. Se los conoció como los Altos Señores de Terra.

El Codex AstartesEditar sección

M1860532 IndexAstartesP1Mb1
Los recién creados Altos Señores de Terra establecieron la organización del Imperio que conocemos hoy en día. Los primeros Altos Señores establecieron la estructura sobre la que funcionaría el Adeptus Terra y describieron las labores y responsabilidades feudales de los señores planetarios. Uno de sus logros más importantes fue la reorganización de las fuerzas armadas del Imperio.

Después de que Horus fuera derrotado, se decidió reorganizar la estructura de las fuerzas del Imperio para que nunca pudiera tener lugar una catástrofe de tales dimensiones.

Esta tarea fue llevada a cabo de forma prácticamente singular por parte del Primarca de la Legión de los Ultramarines, Roboute Guilliman, que codificó rápida y eficientemente la estructura de la Guardia Imperial, la Flota y los Marines Espaciales . De todas sus obras, la más influyente es la que llamó Codex Astartes, un gran tomo prescriptivo donde se explicaba cómo debía de ser la organización y las tácticas de los nuevos Capítulos de Marines Espaciales. Lo primero que pretendía Guilliman era reorganizar los Capítulos ya existentes y enviarlos cuanto antes a las fronteras, donde la anarquía y las invasiones alienígenas amenazaban muchos planetas.

La Herejía de Horus había revelado debilidades en las semillas genéticas de varias Legiones de Marines Espaciales. Estos defectos habían sido exacerbados por el cultivo acelerado de semillas genéticas necesitadas para mantener las Legiones de Marines Espaciales en su máximo potencial. Los poderes del Caos consistieron en explotar la corrupción física y mental para volver las tropas de Horus contra el Emperador. El primer objetivo del nuevo Codex Astartes fue reorganizar y purgar estas debilidades.

El Codex Astartes decretaba que los Marines Espaciales serían creados y entrenados por la via lenta. Los bancos genéticos utilizados para crear implantes serían cuidadosamente monitorizados. Los órganos cultivados serían sujeto de las pruebas de pureza más estrictas. Jóvenes iniciados llevaron a cabo pruebas de aceptación antes de que fueran aceptados, y solo aquellos con la personalidad más fuerte serían escogidos.

En Terra, los Adeptus prepararon bancos genéticos para producir y almacenar semillas genéticas de los Marines Espaciales. Estos bancos eran utilizados para proporcionar todas las nuevas semillas genéticas para los Marines Espaciales. Con el fin de preveer un cruce de contaminación los stocks genéticos de cada una de las viejas Legiones fueron aislados, y así los nuevos Capítulos de Marines Espaciales recibirían solo la semilla genética de su propio banco de stock.

La semilla genética de las Legiones Traidoras fueron colocadas bajo un sello de éxtasis temporizado, aunque con el tiempo muchos creyeran que estos peligrosos stocks genéticos habían sido destruidos. Al tomar control directo de los stocks genéticos los Adeptus Terra podrían controlar en última instancia a los Marines Espaciales. Ahora solo ellos tienen el poder para destruir o crear ejércitos de Marines Espaciales a voluntad.

El cambio más inmediato de los Marines Espaciales fue la ruptura de las Legiones en fuerzas de combate más pequeñas llamadas Capítulos. Cada Capítulo tiene un número aproximado de un millar de guerreros divivido en diez Compañías de un centenar. Esto nunca fue intencionado para que fuera una regla absoluta pero era una guía que permitía a los Adeptus Terra monitorizar y controlar el tamaño del Capítulo. De hecho, los Capítulos a menudo exceden esta fuerza básica durante periodos de guerra prolongada.

Para crear los nuevos Capítulos las Legiones originales de Marines Espaciales fueron divididas. Cada vieja Legion se convirtió en un Capítulo del mismo nombre más unos nuevos Capítulos. Estos nuevos Capítulos son llamados Segunda Fundación. Cada uno de los Capítulos de la Segunda Fundación se deriva directamente de su Capítulo de la Primera Fundación y de forma inicial comparten su semilla genética. De forma subsecuente, la nueva semilla genética del Capítulo será aislada, formando una nueva línea genética.

No está claro cuantos nuevos Capítulos fueron creados por la Segunda Fundación. La mayoría de grabaciones Imperiales se perdieron durante la última Era de la Apostasía, un periodo de tiempo problemático que se extiende en la historia del Imperio como un velo. Con todo, algunos de los Capítulos creados durante la Segunda Fundación han sido destruidos sin dejar grabación alguna de sus méritos. Otros se han perdido en tiempos más recientes, y sus nombres son ahora lo que se recuerda de ellos. Algunos perduran hasta este día, orgullosos herederos de las tradiciones del Gran Primarca y el Primer Señor de los Ultramarines.

En el Codex Astartes se define el papel táctico, el equipo y los uniformes e insignias que deben llevar los Marines Espaciales. El tomo original se ha ido mejorando a lo largo de los siglos, por lo que la versión actual del Codex Astartes es un tratado militar muy exhaustivo en el que se incluye la sabiduría de cientos de militares de toda la historia. Parte de su contenido, sin embargo, resulta restrictivo, algo poco típico de la mente de un Primarca. Otra parte describe batallas e incluye comentarios tácticos y las decisiones de los comandantes que lucharon en ellas. El Codex Astartes es un texto sagrado que muchos Capítulos siguen al pie de la letra como si lo hubiera escrito el propio Emperador.

Los métodos utilizados por los Marines Espaciales para luchar contra los enemigos de la Humanidad están descritos en el Codex Astartes. De todos los Capítulos de que consta el Adeptus Astartes, son la propia progenie de Guilliman, los Ultramarines, quienes siguen el libro de forma más estricta.

La Herejía de Horus había revelado debilidades en la semilla genética de varias Legiones de Marines Espaciales que se habían exagerado debido a la cosecha acelerada de zigotos que fue necesaria para mantener las enormes Legiones de Marines Espaciales a pleno rendimiento. Los poderes del Caos explotaron esa corrupción física y mental para volver las tropas de Horus contra el Emperador. El objetivo primordial del nuevo Codex Astartes consistía en reconocer y purgar estas debilidades.

El Codex decretó que los Marines Espaciales serían creados a lo largo de periodos controlados de tiempo. Los bancos genéticos utilizados para cultivar los implantes se vigilarían cuidadosamente y los órganos cultivados se someterían a las más rigurosas pruebas de pureza. Los jóvenes iniciados se someterían a duras pruebas de compatibilidad fisiológica y psicológica y solo serían aceptados los aspirantes que obtuvieran los mejores resultados.

Insignium2

Insignium de los Ultramarines según el Codex Astartes

En Terra, el Adeptus Terra creó repositorios genéticos para producir y almacenar las semillas genéticas de los Marines Espaciales. Estos bancos se utilizaban para proveer a todos los Marines Espaciales con semillas genéticas nuevas y para prevenir la posible contaminación por cruces. El material genético de las antiguas Legiones fue aislado. Esta es la causa de que los nuevos Capítulos de Marines Espaciales reciban, desde aquel momento, exclusivamente semillas genéticas procedentes de su propia reserva genética.

La semilla genética de las Legiones Traidoras se encerró en una cámara aislada del tiempo aunque, por aquel entonces, había quien creía que aquellas peligrosas reservas genéticas deberían haber sido destruidas. Al tomar el control directo sobre las reservas genéticas, el Adeptus Terra obtuvo el control definitivo sobre los Marines Espaciales. Ahora tenían en sus manos el poder para destruir o crear ejércitos de Marines Espaciales a voluntad.

La Segunda Fundación de Marines Espaciales fue decretada siete años después de la muerte de Horus. Las Legiones existentes se dividieron y refundaron como formaciones más pequeñas y flexibles. Así como las antiguas Legiones tenían un tamaño ilimitado, las nuevas formaciones se fijaban en torno al millar de combatientes. Esto se correspondía con la antigua unidad denominada Capítulo, por lo que, posteriormente, este fue el nombre utilizado para designar a la formación autónoma estándar de Marines Espaciales. Nunca más volvería un solo hombre a tener el poder sobre una fuerza tan poderosa como una Legión de Marines Espaciales.

Las Legiones de Marines Espaciales existentes se dividieron en Capítulos. Uno de los Capítulos conservó el nombre y los colores de la Legión original, mientras que el resto de Capítulos escogieron nuevos nombres y colores. La mayoría de Legiones no se dividieron en más de cinco Capítulos (los Lobos Espaciales se dividieron en tan solo dos), pero los Ultramarines se dividieron muchas veces. El número exacto de Capítulos creados a partir de los Ultramarines es incierto. La cifra más antigua al respecto está registrada en la copia más antigua conocida del Codex Astartes (conocida como Apócrifo de Skaros), donde se dice que fueron un total de veintitrés, pero no se mencionan sus nombres.

A consecuencia de la Segunda Fundación, la semilla genética de los Ultramarines se convirtió en la opción más favorecida para las fundaciones posteriores. Los nuevos Capítulos creados a partir de los Ultramarines son denominados a menudo los Primogénitos o "Primeros Nacidos". Todos los Capítulos Primogénitos veneran a Roboute Guilliman como padre fundador y patrón.

El Codex Astartes define a fondo los papeles tácticos, las especificaciones técnicas del equipo y las insignias identificativas de los uniformes de los Marines Espaciales. Estas guías básicas han evolucionado a lo largo de los siglos, de manera que el Codex Astartes del 41º Milenio es un tratado altamente desarrollado que combina la sabiduría de cientos de pensadores militares a lo largo de la historia. Algunos de sus contenidos parecen triviales y rigurosos en demasía, asuntos excesivamente simples para una gran mente como la del Primarca. Otros describen batallas reales e incluyen comentarios acerca de las tácticas empleadas en estas y de las decisiones que tomaron los comandantes aquel día. En sí, el Codex Astartes es reverenciado como texto religioso y son muchos los Capítulos que siguen sus recomendaciones como si se tratara de las santas palabras del propio Emperador.

La Segunda FundaciónEditar sección

Artículo principal: Segunda Fundación

No se sabe con certeza cuántos Capítulos nuevos se crearon durante la Segunda Fundación. Muchos informes imperiales se perdieron durante la Era de la Apostasía, un periodo problemático y un enigma impenetrable en la historia del Imperio. Con toda probabilidad, algunos de los Capítulos creados durante la Segunda Fundación deben haber sido destruidos desde entonces, sin dejar constancia escrita de sus hazañas. De otros, desaparecidos en tiempos más recientes, solo nos quedan los nombres.

Fundaciones posterioresEditar sección

La historia del Imperio a partir de la Herejía no es una historia lineal. Ha habido periodos de rebelión y anarquía, periodos en los que el equilibrio de poder cambió repentinamente y en los que la historia, literalmente, se reescribió. Muchas fundaciones posteriores de Marines Espaciales pertenecen a estos tiempos, por lo que resulta prácticamente imposible saber cuándo se crearon algunos Capítulos y ni siquiera cuántos Capítulos se han llegado a crear. Se cree que, en la actualidad, hay cerca de un millar, dispersos por toda la galaxia. De entre todos estos, más de la mitad descienden de los Ultramarines, ya sea por vía directa o como sucesores de uno de los Capítulos Primogénitos de la Segunda Fundación.

Los Capítulos CodexEditar sección

Los Capítulos que cumplen estrictamente las recomendaciones del Codex Astartes son llamados a veces Capítulos Codex. Estos Marines Espaciales se aferran al Codex y a su modelo de organización, de distintivos identificativos y de doctrinas tácticas. De todos los Capítulos Codex, el más famoso es el de los Ultramarines , el Capítulo de Roboute Guilliman. Muchos otros Capítulos Codex descienden de su línea genética.

No obstante, la mayoría de Capítulos no siguen tan rígidamente las indicaciones del Codex en cuanto a estructura, roles tácticos u otros procesos. Muchos Capítulos se organizan en su mayor parte según el Codex, pero los últimos detalles que le dan forma vienen definidos por su mundo natal o su Primarca. Los Ángeles Sangrientos y los Ángeles Oscuros son ejemplos de ello. No obstante, hay un pequeño número de Capítulos que son casi totalmente diferentes a lo que se explica en el Codex y no se basan para nada en éste. El más famoso de estos Capítulos "salvajes" es el de los Lobos Espaciales. Su obstinado Primarca, Leman Russ, modeló el Capítulo a su imagen y semejanza, rehusando cualquier influencia externa.

El Adeptus Terra nunca ha considerado necesario obligar a los Capítulos a cumplir estrictamente el Codex. Sin duda podrían hacerlo, si quisieran. No obstante, en las fundaciones posteriores siempre han favorecido la semilla genética de los Ultramarines creando los nuevos Capítulos a partir de su genotipo. Con el transcurrir del tiempo, algunos de estos Capítulos se han ido alejando de la interpretación estricta del Codex y han introducido nuevas variaciones, pero siempre manteniéndose fieles a los principios determinados por Roboute Guilliman tantos milenios atrás.

Debido a historias inciertas de los Capítulos de Marines Espaciales la lista que se acompaña a continuación puede no estar completa, pero incluye todos los Capítulos conocidos que fueron creados durante la Segunda Fundación.

Listado de Capítulos de la Segunda Fundación
Capítulo Original Capítulos Sucesores
Lobos Espaciales Hermanos Lobo.
Ultramarines Guerreros Águila, Águilas Plateadas, Águilas de la Perdición, Novamarines, Patriarcas de Ulixis, Cónsules Blancos, Cónsules Negros, Libadores, Inceptores, Pretores de Orfeo. Capítulo Génesis, Capítulo Aurora.
Ángeles Oscuros Ángeles de Absolución, Ángeles de Redención, Ángeles Vengadores.
Puños Imperiales Templarios Negros, Puños Carmesíes.
Ángeles Sangrientos Ángeles Encarnados, Ángeles Sanguinarios, Ángeles Bermellón.
Cicatrices Blancas Merodeadores, Señores de la Tormenta, Destructores
Manos de Hierro Garras Rojas, Garras de Bronce
Salamandras No se le conocen Capítulos sucesores
Guardia del Cuervo Guardia Negra, Injuriadores, Aves de Presa

OrganizaciónEditar sección

Organización de los CapítulosEditar sección

Una gran sección del Codex Astartes está dedicada a la organización de los Capítulos. Un Capítulo está formado por diez Compañías de cien Marines Espaciales cada una. Una Compañía está compuesta por diez escuadras de diez hombres, incluido un Sargento. Además de este núcleo de combate básico, cada Compañía tiene su propio Capitán, su Portaestandarte, su Capellán y su Apotecario.

Cada Compañía, a excepción de la Compañía de Exploradores, utiliza transportes Rhino para sus escuadras y sus oficiales. La Primera Compañía, además, está dotada de Land Raiders para el transporte de escuadras de Exterminadores. Es habitual que los Dreadnoughts permanezcan con su Compañía, ya que su aterradora presencia alimenta el espíritu de combate de sus hermanos de batalla.

Un Capítulo incluye, además, una serie de oficiales y especialistas que permanecen al margen de la organización por Compañías. Estos individuos se conocen como Personal del Cuartel General y se asignan a una Compañía en batalla. Entre ellos se encuentran los psíquicos Bibliotecarios del Librarium del Capítulo, así como los Tecnomarines y sus Servidores.

Aunque el Codex describe toda una serie de cargos en la sección de mando y las responsabilidades que les corresponden, solo una pequeña proporción de estos acompañan realmente al Capítulo en una guerra. Muchos son individuos no combatientes de avanzada edad cuya labor es reclutar y entrenar a nuevos miembros o administrar el Capítulo. Algunos de los cargos descritos en el Codex son el Anciano del Capítulo (o Portaestandarte del Capítulo), el Maestro Secretario, el Jefe de Personal, el Maestro Armero del Capítulo, el Comandante de la Flota, los Furrieles, el Comandante de Arsenal, el Comandante de Reclutas y el Comandante de la Guardia.

De las diez Compañías que componen un Capítulo, la 1ª está formada por tropas veteranas y es, invariablemente, la más poderosa. La 1ª Compañía es la única que recibe entrenamiento en el uso de las valiosas Armaduras de Exterminador.

Las Compañías 2ª, 3ª, 4ª y 5ª son las denominadas Compañías de Batalla, compuestas cada una por seis Escuadras Tácticas, dos Escuadras de Asalto y dos de Devastadores. Estas cuatro Compañías forman las líneas de batalla principales y, generalmente, son las que toman parte en la práctica totalidad de las guerras. Las Escuadras de Asalto de las Compañías de Batalla pueden desplegar en escuadrones de Motocicletas o a bordo de Land Speeders.

Las Compañías 6ª y 7ª son Compañías Tácticas, compuestas por diez Escuadras Tácticas. Se pretende que actúen como reserva para reforzar la línea de batalla principal, para lanzar ataques de distracción o para neutralizar los movimientos por el flanco del enemigo. La 6ª Compañía recibe entrenamiento adicional de combate en Motocicleta, así que la Compañía entera puede desplegar en escuadrones de Motocicletas. De manera similar, la 7ª Compañía es entrenada en la lucha en Land Speeder, así que puede combatir como una formación de reserva de vehículos ligeros.

La 8ª Compañía es una Compañía de Asalto, compuesta por diez Escuadras de Asalto. Esta es la Compañía más móvil del Capítulo y, a menudo, es utilizada cuando se necesita una fuerza con gran potencia de combate en el cuerpo a cuerpo.

La 9ª Compañía es una Compañía de Devastadores compuesta por diez Escuadras de Devastadores equipados con armas pesadas. Aseguran las zonas de defensa y proporcionan fuego de apoyo de largo alcance.

La 10ª Compañía de un Capítulo es su Compañía de Exploradores y está formada por varias escuadras de Exploradores. Los Exploradores son jóvenes reclutas parcialmente transformados en Marines Espaciales. Hasta que completan su entrenamiento y su transformación física luchan como Exploradores. La Compañía de Exploradores no tiene límites formales, pues el ritmo de reclutamiento no es fijo.

Organización de las EscuadrasEditar sección

Según el Codex Astartes, los Marines Espaciales se organizan en tres tipos de Escuadras diferentes: Tácticas, de Asalto y de Devastadores. Cada una de estas Escuadras desempeña un papel específico sobre el campo de batalla y ha sido diseñada para operar conjuntamente y proporcionar a las demás el máximo apoyo mutuo y la máxima flexibilidad. Aparte de estos tres tipos de escuadras, la 1ª Compañía (de Veteranos) puede formar en Escuadras de Exterminadores o de Veteranos, mientras que los Exploradores siempre forman en Escuadras de Exploradores.

  • Las Escuadras Tácticas son las más comunes de todo el Capítulo. Una Escuadra Táctica está al mando de un Sargento e incluye otros nueve Marines Espaciales. De estos, siete están equipados con Bólteres, mientras que los dos restantes pueden llevar el mismo equipo o bien uno puede llevar un arma pesada y el otro un arma especial. Esta combinación es la que resulta tácticamente más flexible y ofrece una buena mezcla de posibilidades dentro de la Escuadra.
  • Las Escuadras de Asalto son especialistas en el combate cuerpo a cuerpo. Cada escuadra se compone de un Sargento y nueve Marines Espaciales equipados con retrorreactores y un arma de combate cuerpo a cuerpo en cada mano. El equipo estándar consiste en una Pistola Bólter y una Espada Sierra. Opcionalmente, dos Marines Espaciales pueden llevar Pistolas de Plasma o Lanzallamas. Esta combinación es ideal para acciones de ataque rápido de tropas de asalto especializadas en combate cerrado.
  • Las Escuadras de Devastadores se componen de un Sargento y nueve Marines Espaciales. Hasta cuatro de estos Marines pueden estar equipados con armas pesadas, mientras que el resto lleva Bólteres. Este es el tipo más pesado de Escuadra, así que se despliega en aquellos casos en los que se necesita fuego de apoyo adicional, especialmente cuando el Capítulo se enfrenta a tanques enemigos o a posiciones fortificadas.
  • Las Escuadras de Exterminadores están equipadas con las extremadamente poderosas Armaduras de Exterminador. Estas voluminosas armaduras convierten al Marine Espacial prácticamente en un tanque humano. Cada Capítulo dispone de un número limitado de estas armaduras, cada una de las cuales es un antiguo artefacto fabricado hace muchos miles de años. Los Exterminadores son menos móviles que los demás Marines Espaciales, por lo que se los utiliza, básicamente, en acciones de abordaje o en combates a distancias extremadamente cortas, cuando no se puede utilizar fuego pesado.
  • Las Escuadras de Veteranos se organizan exactamente igual que las Escuadras Tácticas de las Compañías de Batalla. Tanto el Sargento como los nueve Marines restantes son Veteranos. Estas Escuadras rara vez son desplegadas en masa pero, en ocasiones, se las utiliza para reforzar un ataque o para proporcionar al Capítulo unas fuerzas de reserva flexibles y con una gran potencia como tropas de choque.
  • Las Escuadras de Exploradores están compuestas por un Sargento y de cuatro a nueve Exploradores. La función del Sargento es entrenar a los Exploradores y dirigirlos en la batalla. Solo los Sargentos con una experiencia y un estatus considerable son asignados a este puesto.

Todas las Escuadras de Marines Espaciales, a excepción de los Exploradores, están compuestas nominalmente por diez soldados; no obstante, en combate se pueden dividir en dos Escuadras de Batalla independientes. Esto permite a cada unidad un cierto grado de flexibilidad de acción.

Enseñanzas del Codex AstartesEditar sección

Las fuerzas de UltramarEditar sección

"Tan sólo el que ansía ser mártir acapara una batalla"

Volumen XXXIV, Codex Astartes.

Ultramar es más grande que muchos otros reinos o gobiernos estelares. Mientras que la mayoría de dominios de los Capítulos de Marines Espaciales se limitan básicamente a sus Fortalezas-Monasterio, los Ultramarines gobiernan un reino de enorme extensión, lo que acarrea una gran responsabilidad.

Los Ultramarines recelan de invertir todo su potencial en una Cruzada o como respuesta a una llamada de ayuda, ya que eso podría dejar Ultramar sin defensas.

Con todo, al igual que todos los demás aspectos de Ultramar, esta contingencia ya se ha tenido en cuenta y las fuerzas auxiliares de defensa planetaria están excepcionalmente bien entrenadas y motivadas.

Igual que cualquier mundo imperial, se supone que las defensas locales son capaces de resistir cualquier ataque del que puedan ser víctimas hasta que llegue ayuda. Aun así, cuentan con medios limitados para desplazarse por los sistemas que componen Ultramar, por lo que quedarían en una grave desventaja si se vieran obligadas a luchar sin la ayuda de los Ultramarines.

En numerosas ocasiones, es la presencia de los Ultramarines lo que confiere a las fuerzas auxiliares el valor para seguir luchando en circunstancias adversas. A pesar de que la Batalla por Macragge es ampliamente recordada por la heroica defensa a ultranza que efectuó la Primera Compañía de Ultramarines en la fortaleza del polo sur, las fuerzas auxiliares de defensa también lucharon y murieron allí con un coraje casi equiparable al de los Marines.

Las CruzadasEditar sección

"Un Marine Espacial no espera a que el enemigo ataque, sino que hace que sea el enemigo el que deba reaccionar a sus movimientos".

Codex Astartes

Cuando el poder del Imperio se abalanza sobre un enemigo suele ser como parte de una Cruzada imperial.

Los miembros de mayor rango de la Eclesiarquía son los encargados de declarar las Cruzadas, que pueden variar de tamaño y ser desde ataques muy precisos hasta guerras de conquista que se extienden por sistemas enteros. Los Marines Espaciales suelen acudir a menudo a la llamada para luchar en estas campañas y los Ultramarines no son ninguna excepción.

El número de efectivos que se destinan a tales Cruzadas es variable, aunque algunos Capítulos suelen enviar ejércitos pequeños de una Compañía o menos. Todos los Capítulos están entrenados para seguir los principios del Codex Astartes y, por lo tanto, son capaces de combatir de forma unificada sin problemas. Para garantizar que así sea, se selecciona de uno de los contingentes un comandante de la Cruzada que cuente con la experiencia y la reputación necesaria para ganarse el respeto de todos los Marines Espaciales presentes.

Se calcula que casi un 70% de los Capítulos de Marines Espaciales son Capítulos Sucesores directos de los Ultramarines o deben su existencia a la semilla genética Ultramarine. Este hecho, junto con la estima en la que se tiene a Guilliman y a sus obras, hace que los Ultramarines tengan cierta influencia en el trato con otros Capítulos.

La presencia de una pequeña fuerza de Ultramarines en una Cruzada imperial garantiza que muchos otros Capítulos envíen también a sus guerreros.

Esto se hace más evidente cuando uno se fija en la sucesión de Cruzadas que se han lanzado contra el imperio Orko de Charadon.

La política de los Ultramarines, especialmente desde que Marneus Calgar se convirtió en Señor del Capítulo pero también antes, es lanzar frecuentes cruzadas contra Charadon con el fin de desestabilizarlo. Estas cruzadas cuentan con el apoyo de como mínimo media docena de Capítulos y ayudan a impedir que ningún Kaudillo pueda unificar a los clanes de Charadon para crear un gran ¡Waaagh!.

La forma en la que se han planificado estas Cruzadas indica que son los Ultramarines los que informan a la Eclesiarquía del momento propicio para lanzar una Cruzada.

No existe ninguna razón formal por la que la estrategia militar del Imperio en la Franja Este deba estar tan condicionada por un Capítulo del Adeptus Astartes, aunque tal vez los diez milenios que llevan los Ultramarines de servicio hayan dejado a muchos con dudas por contestar.

El EspacioEditar sección

"En la guerra, siempre debes tratar de conquistar y ocupar una posición elevada. Desde ahí pueden verse claramente los movimientos del enemigo y a este le es más difícil llegar hasta ti y mucho más, luchar contra ti. La órbita exterior es la posición más elevada que existe".

Codex Astartes.

Uno no debe olvidar nunca que, en su sentido más literal, los Marines son soldados que luchan desde naves y los Marines Espaciales no son ninguna excepción. Todo Capítulo cuenta con una flota formada por tres Barcazas de Batalla (Octavius, Caesar y Severian, en el caso de los Ultramarines), ocho Cruceros de Asalto y, como mínimo, doce naves de ataque rápido.

La flota de los Ultramarines es capaz de tomar parte en batallas espaciales y, de hecho, así lo ha demostrado en multitud de ocasiones.

No obstante, estos casos se han debido a la conveniencia más que a una decisión consciente, ya que, mientras una nave combate, la gran mayoría de los Marines Espaciales que van a bordo se ven reducidos a meros espectadores, lo que es un desperdicio de su potencial.

Es la Flota Imperial quien debe ocuparse de los combates entre flotas; la misión de una flota Astartes es encargarse de que los Marines Espaciales que transporta lleguen a su destino para poder luchar en tierra.

Existen dos tipos de naves propias de los Marines Espaciales:

  • Barcazas de Batalla: son el equivalente de los Acorazados de la Flota Imperial. Al estar pesadamente protegidas y contar con escudos muy resistentes son capaces de hacer frente a cualquier nave enemiga. También van equipadas con potentes baterías de bombardeo que resultan excepcionales para destruir defensas orbitales y para lanzar aterradores ataques orbitales.
Generalmente, una Barcaza de Batalla transporta tres o cuatro Compañías de Marines Espaciales con todo el equipo de apoyo que requieran. El número exacto de Marines Espaciales asignados a una Barcaza de Batalla depende de la misión y no está en absoluto establecido.
  • Cruceros de Asalto: tienen una masa parecida a la de los Cruceros Ligeros de la Flota Imperial y son más rápidos y están mejor armados que el resto de naves equivalentes. Su armamento es bastante ligero por definición, pero cuentan con una batería de bombardeo que los hace ser más peligrosos en un asalto planetario que en un combate entre flotas.
Un Crucero de Asalto puede transportar una sola Compañía de Marines Espaciales con su equipo de apoyo. El efecto que puede tener una única Compañía de Ultramarines es considerable y a menudo la llegada de un Crucero de Asalto basta para convencer a un oponente de batirse en retirada.

Tanto las Barcazas de Batalla como los Cruceros de Asalto son capaces de lanzar escuadrones de Cañoneras Thunderhawk.

  • Thunderhawk: es una verdadera bestia de carga al servicio de los Ultramarines y de los demas Capítulos. Son capaces de operar tanto en el espacio como dentro de la atmósfera, están equipadas con armamento y blindaje pesados y pueden portar un amplio destacamento de entre treinta y cuarenta Ultramarines.
La función de las Thunderhawk es el desembarco seguro de los Marines Espaciales que transportan. En los combates espaciales, su misión consiste en abordar las naves enemigas, ya que los Marines Espaciales están entrenados para dirigirse rápidamente hacia los objetivos clave de una nave enemiga, como las baterías de cañones, la sala de máquinas o el puente de mando, eliminar al personal, colocar las cargas explosivas e irse.

Los Marines Espaciales son excepcionales en los combates especialmente cruentos que se producen durante los abordajes y sus incursiones suelen dejar a las naves más potentes inutilizadas e inservibles.

En los combates por tierra, la Thunderhawk se abre paso a través de las defensas antiaéreas y desembarca a sus pasajeros directamente sobre el objetivo con una precisión inigualable. Esta táctica permite ignorar toda línea fortificada y deja hasta a las fuerzas acorazadas de movimiento rápido vulnerables a repentinos ataques cuerpo a cuerpo. Los Ultramarines siempre tratan de dirigir asaltos aire-tierra contra la base central enemiga, ya que es la manera más rápida de poner fin a la campaña.

Además de Thunderhawks, las naves de los Marines Espaciales transportan suficientes Cápsulas de Desembarco para permitir que todos los Marines Espaciales puedan efectuar un desembarco de combate simultáneo.

  • Cápsulas de Desembarco: Hay varios tipos de Cápsulas de Desembarco, cada una de las cuales transporta cinco o diez Marines Espaciales, un Dreadnought o el equipo armamentístico de un Ala de Muerte.
En un desembarco, las Alas de Muerte son las primeras en aterrizar. No transportan Marines Espaciales, sino que están guiadas por un espíritu de la máquina y se usan para atraer los disparos del enemigo durante el descenso.
Con todo, no hay muchas oportunidades de atacarlas desde tierra, ya que las Cápsulas de Desembarco viajan a gran velocidad y aterrizan pocos minutos después de ser lanzadas. Cuando las Alas de Muerte tocan suelo, se abren y revelan una multitud de sistemas de armamento, tras lo cual proceden a saturar la zona de aterrizaje con fuego pesado de contención. Las Cápsulas de Desembarco que transportan a los Marines Espaciales aterrizan justo cuando a las Cápsulas Ala de Muerte se les agota la munición.
Segundos después, las escotillas se abren y los Marines Espaciales se colocan en formación y avanzan hacia sus objetivos. En muchas ocasiones, los Ultramarines se han lanzado a por un objetivo clave y han desembarcado una o más Compañías justo encima. Al ser tan repentinos, estos ataques son casi imparables y de ahí que se les suela llamar "la muerte desde los cielos".

Combate por tierraEditar sección

"No esperes que el enemigo caiga derribado tras el primer golpe, hay que estar preparado para seguir golpeando hasta que lo haga".

Codex Astartes

El punto fuerte de un Capítulo de Marines Espaciales son sus Compañías de Batalla. Un Capítulo Codex contará con cuatro Compañías de Batalla formada cada una por seis Escuadras Tácticas, dos Escuadras de Asalto y dos Escuadras de Devastadores.

Excepto en las misiones más especiales, cada fuerza de batalla de los Astartes se compone de como mínimo una Compañía de Batalla. A veces, ésta cuenta con el apoyo de destacamentos del resto de Compañías.

Algunos miembros de la veterana Primera Compañía y los exploradores de la Décima Compañía suelen asignarse a la Compañía de Batalla, al igual que varios hermanos de batalla de la Sexta y de la Séptima, Compañías Tácticas que operan los vehículos de apoyo. Una Compañía de Batalla es una unidad equilibrada provista de armamento variado y que cuenta con los tres tipos de escuadra de los Marines Espaciales. No hay enemigo al que una Escuadra Táctica bien equipada no pueda derrotar.

Gracias a la gran movilidad que proporcionan sus transportes Rhino y Razorback, son capaces de utilizar los disparos o el asalto para cumplir sus objetivos dependiendo de la situación y de los puntos fuertes de sus adversarios.

Las Escuadras de Devastadores son capaces de coordinar una increíble cantidad de disparos con tal de apoyar el avance de los Marines Espaciales o de detener una ofensiva del enemigo. El Codex Astartes recomienda distribuir las Escuadras de Devastadores en subunidades de cinco hombres entre las Escuadras Tácticas de las Compañías de Batalla.

De esta forma se consigue que toda Escuadra Táctica cuente con el apoyo de las armas pesadas cuando lo necesite. La disciplina y la precisión de los Marines Espaciales es tal que los Devastadores pueden volverse a reunir en cualquier momento si hace falta. Las Escuadras de Asalto se reservan para los combates cuerpo a cuerpo y suelen combatir junto a las demás escuadras de las Compañías.

Después de que una Escuadra Táctica o de Devastadores haya disparado contra una posición enemiga, una Escuadra de Asalto de apoyo se lanzará a la refriega antes de que el combate pueda convertirse en una guerra de desgaste.

Por otro lado, después de que el ataque enemigo haya aguantado el acoso de los disparos de los Astartes y esté a punto de alcanzar las líneas de los Marines Espaciales, una Escuadra de Asalto caerá sobre ellos, se hará de nuevo con la iniciativa y destruirá al enemigo totalmente en lugar de limitarse a repelerlo una y otra vez.

Las Compañías de Reserva son justamente lo que su nombre indica, es decir, reservas. Se usan para reemplazar las bajas sufridas por las Compañías de Batalla y por la tripulación de los vehículos. No suelen asignar todos sus efectivos a la batalla. La Primera Compañía tiende a utilizarse en concentraciones del tamaño de una escuadra repartidas entre las Compañías de Batalla. A veces se les ordena entrar en combate como una unidad, normalmente cuando se necesita una gran concentración de Exterminadores.

En principio, toda agrupación de Marines Espaciales luchará unida de forma efectiva. Esto permite a sus Capitanes seleccionar la combinación perfecta de escuadras y vehículos para una misión en concreto. Las unidades enzarzadas en la lucha no tardarán en cooperar para formar una buena defensa en situaciones en las que la Guardia Imperial generalmente se desorganizaría y desmoralizaría.

Cuando los Marines Espaciales entran en combate, el enemigo reconoce sus característicos blasones y la noticia de su llegada se extiende rápidamente sembrando el pánico y la duda. Esta ventaja es una de las razones principales por las que ningún Capítulo de los Marines Espaciales decidirá nunca usar camuflaje para ocultar sus colores e incluso existe un dicho que dice que "el camuflaje es el color de la cobardía". Esto demuestra en parte el orgullo que siente un Marine Espacial hacia su Capítulo, pero también refleja su comprensión del impacto psicológico que un repentino despliegue de Marines Espaciales puede tener en el enemigo.

Los métodos operacionales de los Marines Espaciales están motivados por una necesidad práctica. Un Capítulo completo está formado por tan solo un millar de guerreros y, a menudo, una fuerza de combate típica no será más que una fracción de dicha cantidad. Solo a través de un rápido movimiento y manteniendo la inercia puede una fuerza así esperar sobreponerse al número enormemente superior de enemigos a los que suelen tener que hacer frente.

Cuando se embarcan en una campaña a gran escala, como la Tercera Guerra por Armageddon o la Batalla por Ichar IV, los Ultramarines forman parte de un ejército imperial mucho mayor. Bajo estas circunstancias, lo normal es mantener a los Marines Espaciales en la reserva y dejar que actúen según su propia iniciativa siempre que sea posible.

Los Astartes son una fuerza independiente totalmente aparte de la cadena de mando de la Guardia Imperial. A pesar de que suelen cooperar con los comandantes imperiales, no actúan por completo a sus órdenes. En lugar de eso, las operaciones de los Marines Espaciales las planifican los mejores expertos en sus capacidades, es decir, los propios Marines. Este hecho se hace especialmente patente en el caso de los Ultramarines, cuya gran reputación les asegura el respeto de los oficiales de la Guardia Imperial de mayor rango.

Sin embargo, no existe ninguna misión que los Marines Espaciales no puedan hacer mejor que los soldados normales y es esta flexibilidad la que los hace ser tan valiosos para el Imperio.

Bases de operacionesEditar sección

La guerra no es un pasatiempo, es la razón de tu existencia, así que prepárate bien para ella.

Codex Astartes

Los Ultramarines, como muchos otros capítulos, usan búnkeres prefabricados siguiendo el diseño de la Plantilla de Construcción Estándar.

La rapidez con la que se pueden crear permite establecer bases de operaciones en muy poco tiempo. A menudo se levanta una base falsa en una posición claramente visible, mientras que la base real se emplaza en otro sitio mucho más secreto. Cuando se establece la base, se le asigna una guarnición y provisiones.

En realidad, los Marines Espaciales requieren muy poco apoyo logístico porque son capaces de asimilar la comida indígena, usan vehículos propulsados por un sistema de fusión y tratan de no enzarzarse en largos tiroteos que requieran grandes cantidades de munición. A pesar de todo, siguen teniendo que retirarse del combate de forma periódica para reorganizarse y reabastecerse.

Además de servir de almacén, la base de operaciones también sirve de refugio y como punto de reunión al que los Marines pueden retirarse si el combate no se desarrolla según lo esperado.

Cuando las circunstancias así lo disponen, los Ultramarines construyen bases en territorio enemigo para provocarlo a iniciar el combate. No obstante, se trata de un movimiento peligroso, ya que implica la posibilidad de quedar rodeado y trabado en un combate prolongado. Los Marines Espaciales, como es lógico, son capaces de combatir contra cualquiera, pero son demasiado valiosos como para usarlos de esta forma durante mucho tiempo.

De vez en cuando, la estrategia puede resultar decisiva y, cuando deban hacerlo, los Marines lucharán hasta el final con la firme intención de infligir todo el daño que puedan. Atacar una posición defendida por tales hombres puede parecer suicida y es posible que la moral de los atacantes se agote antes de haber cumplido la misión.

Los asediosEditar sección

Las murallas, las trincheras y las torres no son ningún obstáculo; la falta de imaginación y la falta de voluntad sí.

Codex Astartes

La presencia de Ultramarines en la defensa o en el asalto de una fortificación supone una gran ventaja para el Imperio.

Pese a que los Ultramarines no poseen la experiencia en tácticas de asedio que puedan poseer, por ejemplo, los Puños Imperiales, cuentan con la experiencia de haber participado en miles de operaciones de ese tipo.

En la defensa, representan un cuerpo de tropas que luchará hasta la muerte, sin pánico, sin desesperación y siempre buscando la oportunidad que les permita alcanzar la victoria. Para el atacante que debe derrotarlas, tales tropas son una pesadilla y una garantía de que sufrirá un alto número de bajas.

Los Astartes siempre tratan de ser ellos la parte atacante y cuando defienden una posición fortificada efectúan salidas con las que desorganizan a las fuerzas asediantes, destruyen sus baterías, demuelen sus construcciones de asedio y liquidan a sus líderes.

Las incursiones bien organizadas son difíciles de detener e incluso un pequeño destacamento de Marines Espaciales puede sentar una enorme diferencia.

Cuando las fuerzas asediadoras consiguen finalmente abrir una brecha por la que lanzarse al asalto, pueden esperar encontrarse a los Astartes bloqueándola al llegar. En un espacio tan reducido, la superioridad numérica no cuenta demasiado, así que, a menos que la fuerza de asalto cuente con tropas realmente capaces de vencer a los Marines en un frenético combate a corta distancia, no bastará con una sola brecha.

En el interior de cada fortaleza suele haber una ciudadela, que es básicamente una fortaleza dentro de otra fortaleza y que proporciona un último refugio para los defensores. No es extraño que una ciudadela siga resistiendo mucho tiempo después de que las fortificaciones a su alrededor hayan caído presa del enemigo.

Estos reductos forman el último punto de reunión de los Marines defensores y garantizan que continuarán desafiando a los atacantes durante todo el tiempo que les sea posible.

Es al atacar una fortificación cuando los guerreros de élite como los Marines dan el máximo de sí mismos. Aparte de sus cualidades innatas para el combate, tienen acceso a una amplia variedad de técnicas y de equipo que pueden utilizar para alcanzar su objetivo.

No hay ningún vehículo de asalto en todo el Imperio tan resistente y mortífero como el Land Raider. Es capaz de destruir baterías enemigas con sus cañones láser acoplados Martillo Celestial mientras avanza y de descargar a sus pasajeros justo encima de las defensas.

Igualmente, no hay muro que pueda evitar ser asaltado por los Marines de Asalto equipados con retrorreactores y apoyados por Land Speeders.

Bajo determinadas circunstancias, una fuerza Astartes podría emplear teleportadores, Cápsulas de Desembarco o Thunderhawks para traspasar las defensas directamente.

Una vez una fuerza atacante se ha establecido dentro del perímetro de una fortificación, el peso de su número empezará a cobrar importancia.

Solo hace falta contar con una pequeña fuerza de Marines para conseguirlo, después de lo cual se pueden asignar tropas de apoyo a tal misión para dejar que los Astartes puedan concentrarse en eliminar las plazas fuertes y los centros de mando.

Ni que decir tiene que, cuando atacan directamente una fortificación (por ejemplo, un búnker), los Marines tienen multitud de tácticas que incluyen el uso de Vindicators, lanzallamas, rifles y bombas de fusión, con los que pueden atravesar rápidamente las defensas y abrir el camino para un asalto inmediato. Y, aunque no se cuente con Land Raiders, los Ultramarines montados en Rhinos equipados con palas excavadoras son perfectamente capaces de cumplir su misión.

El truco en los asedios, ya sea como atacante o como defensor, consiste en dejar que los Marines se sitúen en el punto decisivo. No tiene sentido lanzarlos contra defensas sin ninguna brecha para labrarse poco a poco el camino hacia la victoria; ese es el modus operandi de la Guardia Imperial, cuyos efectivos se cuentan en decenas de miles.

Frases célebresEditar sección

"Morir sin motivo no es un servicio al Emperador: es una herejía malgastar las vidas que se te han confiado como oficial imperial. No hay ninguna vergüenza o falta de lealtad en una retirada a tiempo. Pero, al retirarte del enemigo, no le des ninguna ayuda. Lo que no puede salvarse debe ser destruido; no dejes armas, armaduras, transportes, alimentos o agua tras de ti. Abrasa la tierra a tu paso y conviértela en un desierto desolado: esa será tu recompensa por su victoria."

Codex Astartes.

FuentesEditar sección

Games Workshop

  • Codex: Ángeles Oscuros (4ª edición).
  • White Dwarf #300 (edición UK) - "The Ultramarines at War".
  • Codex: Ultramarines (2nd Edition). Games Workshop.

Spotlights de otras wikias
Solicita el tuyo aquí

Wiki aleatorio