Fandom

Wikihammer 40k

Certus Menor

7.596páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Mecanicus.png

El Adepto Sabiondus, mascota del Imperio del Hombre, protege este saber; pues es parte del Omnissiah. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El Omnissiah sabe todo, comprende todo. Tus visitas honran al Dios Máquina.

Certus Menor
Imperio de la Humanidad
No se disponen de pictocapturas orbitales
Detalles
Segmentum Obscurus
Sector Desconocido.
Subsector Praga
Sistema Desconocido.
Tipo Mundo Cementerio
Población Desconocida.


Certus Menor es un Mundo Cementerio del Adeptus Ministorum ubicado en el Subsector Praga en el Segmentum Obscurus.

Se convirtió en un lugar muy popular para el entierro de las personalidades del Imperio tras la construcción del Mausoleo Memorial de Umberto II, dedicado al antiguo y piadoso Eclesiarca y Alto Señor de Terra, Umberto II.  La capital administrativa de Certus Menor, Ciudad de Obsequa, estaba habitada solo por los Sacerdotes de la Eclesiarquía, los siervos, los sirvientes asalariados y demás personal necesarios para mantener los monumentos funerarios y enterrar a los muertos recién llegados en el vasto necrocomplejo que se extendía por todo el planeta. 

Este mundo de los muertos fue el lugar de una gran batalla entre la 5ª Compañía del Capítulo de Marines Espaciales de los Excoriadores y la Cruzada de Sangre del Colerocausto, una vasta legión de traidores, herejes y demonios dedicados al Dios de la Sangre Khorne que surgió del Ojo del Terror siguiendo el camino del carmesí Cometa Keeler cada 10.000 años terranos. El Colerocausto seguía una ruta directa hacia el sagrado suelo de Terra, hasta que fue detenido por los Excoriadores con la inesperada y milagrosa ayuda de los Astartes resucitados de la Legión de los Condenados.

GeografíaEditar

La superficie de Certus-Menor era una visión de torres, campanarios y chapiteles. Vidrio tintado y rococemento, oscurecidos por el tiempo, se alzaban hacia el cielo con reverente majestuosidad. Con casi cada metro cuadrado de tierra en Certus Menor dedicado a los muertos, incluso la capital era considerada una extravagancia. Como una diminuta y eclesiástica Ciudad Colmena, Ciudad de Obsequa comprendía basílicas y catedrales construidas altas y estrechas. Los estrechos callejones y pasajes estaban empedrados y eran empinados, llevando hasta el monumento supremo (el corazón de la ciudad en un sentido tan espiritual como físico), el Mausoleo Memorial de Umberto II. Enclavado en el corazón de la arquitectura devocional y adornando la metrópolis como una corona, se alzaba la enorme cúpula de la sagrada cripta que dominaba el horizonte de la ciudad: era el edificio más grande y más alto en Obsequa. Una colosal arcada-barbacana decoraba la entrada al mausoleo memorial. Los pilares del majestuoso sepulcro eran gruesos y altos, y la sombra del umbral atraía a peregrinos imperiales y clérigos por igual.

Ciudad de Obsequa Wikihammer 40K.jpg

Mapa de la ciudad de Obsequa.

La belleza fúnebre del Mausoleo era sorprendente: el intrincado movimiento en los confines de las paredes; las letras de plata que adornaban las losas del piso, registrando los nombres de los últimos Pontífices y Cardenales de la Eclesiarquía; soportes de logias y pilares esculpidos en altorrelieve llegaban hasta el detalle exquisito de la cúpula del Mausoleo, en la que cada ilustración pintada a mano era una representación de la larga y espiritualmente productiva vida de Umberto II. Velas e incienso ardían desde mil arbotantes suspendidos, y severas estatuas de Eclesiarcas ya elevados a la santidad por el Culto Imperial adornaban el espacio del sepulcro en un anillo alrededor de una sencilla cripta-bloque de ladrillos de obsidiana. Un ascensor plateado era utilizado para transportar a los clérigos y Adepta Sororitas guardianas muy por debajo del sepulcro a un pequeño complejo de criptas de ambiente controlado localizadas tras una gruesa puerta. En el interior, expuestos para el peregrinaje privado y la oración, se encontraban los restos supervivientes de Umberto II, Eclesiarca del Adeptus Ministorum y Alto Señor de Terra. Una galería circular ascendía en espiral en torno al exterior del sepulcro, compuesta por escalones y rellanos de mármol, proporcionando acceso a los compartimentos, criptas y pisos superiores del Mausoleo.

Los transportes mortuorios imperiales traían un suministro interminable de los muertos nobles del Imperio desde los necrocargueros hasta la superficie de Certus Menor. El prestigio de pasar solo un siglo en la misma preciada tierra que Umberto II atraía cadáveres a años luz de distancia. Oficiales superiores de la Guardia Imperial, la Flota Imperial, miembros de las Casas Nobles de los Mundos Colmena, poderosos señores mercantes, Navegantes, otros nobles planetarios y miembros devotos de la propia Eclesiarquía eran enterrados en el sagrado suelo de Certus Menor. Los ataúdes y sarcófagos eran exhumados para volver a sus familias después de la expiración de los contratos de arrendamiento en un ciclo interminable de inhumación y exhumación a escala planetaria.

HistoriaEditar

Umberto II fue el Eclesiarca del Adeptus Ministorum y un Alto Señor de Terra durante su vida. Bajo el liderazgo de Umberto, los fieles comunes del Imperio de la Humanidad se alzaron y llevaron la lucha contra los seguidores de la corrupción de los Poderes Ruinosos, hombro con hombro con sus hermanos y hermanas de la Guardia Imperial y los Marines Espaciales. Antiguos eruditos de Terra atribuyeron los cerca de dos mil años estándar de precaria paz entre la 11ª Cruzada Negra (301.M39) y la Guerra Gótica (139.M41) principalmente al legado de los esfuerzos y las Guerras de Fe de Umberto II en el Segmentum Obscurus.

Cuando Umberto II murió, su cuerpo fue enterrado en el planeta de su nacimiento, el Mundo Cementerio de la Eclesiarquía de Certus Menor ubicado en el Subsector Praga. Lápidas, tumbas y estatuas de todas las tradiciones artesanales, construidas casi una encima de la otra, llenaban el paisaje con apenas un pedazo de preciada tierra entre ellas. Bóvedas, mausoleos y criptas privadas brotabn del suelo mortuario, eclipsados sólo por las tumbas ancestrales y las necrópolis de poderosas familias nobles. Fue el último deseo del Eclesiarca que su cuerpo fuese devuelto allí después de su muerte. Un terreno fúnebre tan prestigioso escaseaba y fue asegurado por los grandes y buenos del Imperio. Umberto II fue enterrado con todos los honores y ceremonia imperiales en la hermosa y barroca metrópolis de los muertos conocida como Ciudad de Obsequa dentro de su propio mausoleo.

Defensa de Certus MenorEditar

Meta Keeler Wikihammer 40K.jpg

Trayectoria del Cometa Keeler.

La totalidad de la 5ª Compañía del Capítulo de Marines Espaciales de los Excoriadores se perdió guarneciendo Certus Menor contra la depredación de la Caótica Cruzada de Sangre del Colerocausto. Certus Menor se encontraba directamente en la trayectoria del Cometa Keeler, un antiguo cometa de color sangre cuya extraña trayectoria fuera del Ojo del Terror encarnaba la voluntad del Dios del Caos Khorne, llevando a los Traidores, herejes y Demonios del Colerocausto a través de las estrellas en una celebración de la masacre para el Dios de la Sangre. Eso fue así hasta que el cometa apareció en los cielos del pequeño Mundo Cementerio de la Eclesiarquía en el Subsector Praga. La 5ª Compañía hizo una petición de refuerzos al resto del Capítulo, pero tenía pocas expectativas de que llegasen a tiempo para marcar una diferencia. La 5ª Compañía envió mensajes astropáticos de larga distancia a los Regimientos de la Legión Víbora de la Guardia Imperial en Hellionii Reticuli, a la 2ª Compañía del Capítulo de Marines Espaciales de los Novamarines estacionada en Belis Quora y al Capítulo de los Ángeles Erradicadores en Port Kreel.

Incluso enviaron un mensaje al Cordón Vanaheim donde las fuerzas imperiales se habían reunido para enfrentar el avance del Colerocausto, sabiendo perfectamente que era inútil, pues los Puños Imperiales, Exorcistas y Caballeros Grises estacionados allí no abandonarían la línea de defensa por miedo a que el Cometa Keeler y la Cruzada del Colerocausto reanudase su avance en dirección a Terra. Los contingentes del Adeptus Astartes estacionados en Vanaheim nunca dejarían el sagrado suelo de Terra abierto al ataque para ayudar a defender un diminuto Mundo Cementerio. La Barcaza de Batalla Certius de los Excoriadores intentó llegar al Mundo Cementerio para responder a la llamada de sus Hermanos de Batalla y detener el avance del Colerocausto, pero fue retrasada por extrañas corrientes Disformes causadas por el carmesí Cometa Keeler.

Para gran consternación de la 5ª Compañía, su oficial al mando, el Capitán caído en desgracia Zachariah Kersh, les ordenó que hicieran una desafiante última defensa contra los invasores, y atrapó a sus fuerzas en el planeta enviando a su Apotecario y a su dañado Crucero de Asalto Angelica Mortis a un Mundo Forja cercano fuera de la ruta del cometa y de la hueste de la Cruzada de Sangre, llevándose con ellos la preciada semilla genética de la 5ª Compañía para que fuera usada para crear futuras generaciones de Excoriadores después de que hubieran muerto. Kersh comandaba menos de la mitad de una Compañía completa de Astartes, así como el Regimiento de la Guardia del Osario Certusiana de la Guardia Imperial contra una legión de Traidores del Caos, Desangradores y Bersérkeres de Khorne. A pesar de su inferioridad, Kersh formuló un plan digno de los antepasados de su Capítulo que habían defendido el Palacio Imperial en la Batalla de Terra, y dirigió una audaz última resistencia con los defensores imperiales en la necrópolis capital de Certus Menor de Ciudad de Obsequa.

El grupeso del asalto de los adoradores de Khorne superó incluso las estimaciones de Kersh, y las cosas comenzaron a tornarse sombrías para las fuerzas imperiales. La condenada 5ª Compañía se enfrentaba a su inevitable muerte a manos de las fuerzas del Caos, en su desesperación elevaron una última plegaria al Emperador de la Humanidad en busca de cualquier tipo de ayuda. De un milagro. Más allá de toda esperanza, sus oraciones fueron respondidas. Los masacradores del Dios de la Sangre pronto se convirtieron en los masacrados cuando fueron completamente barridos por la oportuna intervención de los misteriosos Astartes que se llamaban a sí mismos la Legión de los Condenados, cuya misteriosa nave (más que probablemente, la antigua Fortaleza del Vacío Rapturous Rex de los Halcones de Fuego) llegó inesperadamente para destruir el cometa Keeler, que se llevó consigo gran parte de la flota de guerra del Colerocausto. Sin embargo, el precio a pagar fue alto, ya que todos los Marines Espaciales de la 5ª Compañía perdieron valientemente sus vidas en el esfuerzo, a excepción de su comandante en jefe, el Capitán-Corpus Zachariah Kersh. Kersh llegaría a convertirse en el Señor del Capítulo de los Excoriadores después de esta pírrica victoria.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Wikihammer 40K UK.

  • La Legión de los Condenados, por Rob Sanders.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar